Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 junio 2014 4 26 /06 /junio /2014 23:00

Desgraciadamente, el mundo educativo, sobre todo el universitario, está entrando en una especie de "subasta social", donde la caridad, la solidaridad, el mecenazgo, las donaciones filantrópicas y las prácticas de apadrinamiento comienzan a obtener cierto protagonismo, ante la imposibilidad de que gran número de estudiantes puedan sufragar los gastos de su permanencia en la Universidad. Y bajo la presión gubernamental en cuanto a recortes, anulación de becas y ayudas, encarecimiento de las matrículas, paro juvenil galopante, y un largo etcétera, dichas prácticas de "solidaridad social" comienzan a verse como alternativas "razonables" y justificadas, que contribuyen incluso al buen nombre de cualquier empresa, particular u organización que las ponga en marcha.

 

Por tanto, ante la destrucción y el desmantelamiento que vive hoy en día el mundo de la Universidad Pública, y ante las agresivas políticas sociales que justifican nuestros empresarios y gobernantes, las prácticas de "apoyo social" a los estudiantes que no pueden mantener su situación comienza a verse como una salida legítima, síntoma evidente de que se legitima una situación donde algunas capas sociales poderosas desempeñan funciones de protección y respaldo social que debieran corresponder al Gobierno. En algunas Universidades españolas, como la de Málaga o la Complutense, comienzan a extenderse las prácticas de crear bolsas de caridad, captando donaciones de empresas y/o particulares para costear los estudios de una capa del alumnado sin recursos, pero dichas prácticas no hacen en realidad sino profundizar en los efectos de una desastrosa política neoliberal, que nos está llevando al abismo.

 

Y de esta forma, se legitiman estas prácticas llevadas a cabo por generosos "padrinos", que otorgarán a algunos afortunados elegidos la posibilidad de ser rescatados de su hundimiento, pudiendo continuar sus estudios, mientras todos los demás continúan sumidos en la oleada de recortes sociales. Curiosamente, casi los mismos que el Gobierno favorece con sus medidas son los que ejecutan estas prácticas caritativas, quedando además como buenos "samaritanos sociales", cuando justamente son los principales actores que nos han traído a esta situación de crisis (bancos, grandes fortunas y grandes empresas, fundamentalmente). Se pierde de este modo la independencia y la función social de agentes como la Universidad Pública, que pasan a convertirse en una especie de ONG que piden apadrinar a sus estudiantes, situación que consolida además la visión social de la anulación de los grandes derechos conquistados por la clase trabajadora.

 

Parece que volvemos a la situación de antaño, donde únicamente aquéllos que estaban respaldados por grandes mecenas podían desarrollar su carrera y obtener éxito en sus proyectos, en su vida y en su profesión, consagrando el famoso refrán que reza que "quien no tiene padrino, no se bautiza". Y al igual que los carteles de los indigentes nos anuncian su terrible situación, estos nuevos estudiantes podrán llevar un carte que diga "SE BUSCA PADRINO PARA ESTUDIANTE POBRE", como advierte Enrique Díez en su artículo. Cada vez nos sumergimos más en esta filosofía de la mezquindad, donde se justifica la posibilidad de que no todo el mundo tiene derecho a ciertas cosas, y de que todo puede depender de que la Diosa Fortuna te toque con su varita mágica. Las Comunidades Autónomas deben a las Universidades 1.000 millones de euros, y desde el año 2010, el Gobierno del Partido Popular ha recortado la friolera de 1.200 millones de euros al mundo universitario. Claro, era dinero que servía para que algunos estudiaran por encima de sus posibilidades, y había que devolverlo a su sitio, es decir, la banca y los grandes empresarios.

 

Se han encarecido las matrículas, y se han recortado becas y ayudas al estudio como mínimo en un 22%, y se han endurecido los requisitos para mantener dichas ayudas. Por su parte, más de 13.000 puestos de trabajo han sido rescindidos del conjunto de las Universidades Públicas españolas, mientras que el número de estudiantes creció casi en 90.000, llegando a una situación crítica, que podríamos definir como un estrangulamiento hasta casi la asfixia del sector. La otra cara de la moneda está muy clara: como quien paga manda en el mundo capitalista, son los patrocinadores, padrinos y donantes los que establecen las políticas, los contenidos, los Másteres y las orientaciones de las Universidades. Y hoy en día ya es raro ver a cualquier proyecto universitario de gran envergadura, que no sustente por detrás (se ve muy claro en las ruedas de prensa) los logotipos de las diferentes empresas que patrocinan dichos proyectos. El Consejo Social Universitario está dominado por el mundo empresarial, que impone sus formas, sus modos y sus objetivos.

 

Se genera de esta forma un peligrosísimo círculo vicioso, que concede al mundo empresarial privado la potestad no sólo del mayor poderío económico, sino de gestionar sus inversiones en negocios surgidos al amparo de la privatización de los derechos fundamentales de la ciudadanía. Las instalaciones, las cátedras, los Másteres y los planes de estudios se ponen al servicio de la empresa privada, de estos mecenas universitarios, que ahora dominan el mundo de lo que se estudia en la Educación Superior. Se vuelven a bautizar los edificios y las cátedras universitarias, los nombres de las paradas de autobús y de metro, que también exhiben los logos de las empresas, y  lógicamente, todo este entramado no hace más que responder a los intereses privados de estos grandes "agentes sociales". Se cierra así este círculo demencial, que orbita en círculos concéntricos en cada vez más sectores y actividades de nuestra economía, y que está poniendo en grave riesgo la supervivencia de millones de personas. En palabras de Enrique Díez: "Se apela al altruísmo frente al derecho, a la caridad volátil y discrecional de los donantes privados, frente a la responsabilidad de los poderes públicos". Y aún querrán convencernos de que estamos en un Estado Social y de Derecho. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías