Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 febrero 2015 5 20 /02 /febrero /2015 00:00

En fin, creo que ya hemos analizado casi todas las perspectivas donde se está manifestando el acoso y derribo que están sufriendo nuestras Universidades Públicas por parte del Gobierno del Partido Popular. El ataque neoliberal del Ministro Wert es implacable, y llevará al sector de la Educación Superior a la bancarrota, si no se corrigen sus políticas de saqueo y de asfixia presupuestaria. Como nos cuenta Eduardo Muriel en La Marea, las Universidades Públicas han perdido en los últimos cuatro años más de 1.500 millones de euros de financiación, de modo que el nivel de gasto se ha situado en las mismas cotas que en el año 2006. Según un estudio realizado por la Federación de Enseñanza de CC.OO., esto implica que el porcentaje de gasto de las Universidades en función del PIB ha caído del 0,97% al 0,83%, lo cual nos aleja todavía más de la media europea.

 

educacion_publica_todos_niveles291.jpgY a esta brusca caída de la financiación se le añade un recorte de 75 millones de euros en becas solamente durante el último curso, lo cual, unido a un endurecimiento de los requisitos de acceso a las mismas, definen un panorama desolador en cuanto a las posibilidades de realizar estudios superiores para las clases trabajadoras. Actualmente, sólo el 27% de los estudiantes españoles de formación superior recibe becas y ayudas, frente al 47% de Irlanda, el 76% de Holanda o el 100% en los casos de Finlandia o Luxemburgo. España, con estas cifras, se sitúa al mismo nivel que Eslovenia y ligeramente por encima de Polonia, Portugal o Hungría. Todo esto está provocando, como venimos denunciando insistemente en la presente serie de artículos, un riesgo para la equidad y la igualdad de oportunidades. Un modelo desigual que fomenta el PP, donde todo el trasvase de fondos y recursos está dirigido a potenciar la Universidad privada.

 

educacion_publica_todos_niveles292.jpgPero el ataque no cesa. El equipo del Ministro Wert continúa proponiendo, con noctunidad y alevosía, y tratando de que trascienda lo menos posible a la opinión pública, tres borradores de Real Decreto que, de salir adelante, cambiarán sustancialmente a peor, aspectos fundamentales de la enseñanza universitaria, y sobre todo de la Universidad Pública. El primero propone reducir la duración de los grados (3 años en lugar de 4), pasando a ser obligatoriamente los Másteres de dos años, que con los actuales precios provocaría un mayor sesgo clasista en el acceso a la Universidad, e imposibilitaría aún más que los estudiantes de humildes recursos pudieran cursar sus estudios. El segundo Decreto pretende implantar un sistema de selección del profesorado menos objetivo, transparente e imparcial que el actual, y sobre todo que continúe minusvalorando la actividad docente, convirtiéndola casi en un castigo con el que se cargará a quienes tengan menores resultados en las publicaciones, la investigación y las patentes. Decididamente, no se quiere que existan buenos profesores en la Universidad Pública. Y el tercero, profundiza en flexibilizar aún más las condiciones para la creación de nuevos Campus privados, que llevan profilerando desde 1997, pasando de 13 a 32, fomentando con ello la tan ansiada privatización de la Educación Superior y multiplicando las titulaciones privadas, a pesar de que el Gobierno habla insistentemente de la necesidad de reducir lo que considera un número excesivo de titulaciones y centros. Pensamos que con estas estrategias queda perfectamente constatado el modelo de Universidad al que quieren conducirnos.

 

educacion_publica_todos_niveles293.jpgNos basamos en datos que nos cuenta el diario Tercera Información, que recoge las declaraciones del Sindicato de Estudiantes, afirmando que tales decisiones representan un ataque que expulsará de la Universidad Pública a cientos de miles de estudiantes, que devaluará las titulaciones existentes y que devolverá la Universidad a los tiempos en los que sólo una minoría privilegiada podía acceder a ella. De esta forma, después de unos recortes presupuestarios y un incremento de las tasas de matrículas que han expulsado de las Universidades Públicas a 45.000 estudiantes en los dos últimos años, según datos oficiales, los nuevos ajustes se presentarán como una barrera económica insalvable para los hijos e hijas de la clase trabajadora. Por ejemplo, el coste de los Másteres de un año en la Universidad Complutense de Madrid, la primera en número de alumnos, oscila entre 4.000 y 7.000 euros anuales. A partir de la entrada en vigor del nuevo Decreto, para el curso 2015-2016, los estudiantes tendrán que afrontar el pago de dos años de Másteres para poder obtener un título universitario que sea reconocido en el mercado laboral. De esta forma, está claro que será tan sólo una minoría privilegiada la que pueda costearse los estudios universitarios que podrán ascender, con toda seguridad, a más de 20.000 euros.

 

educacion_publica_todos_niveles294.jpgSi a ello le unimos el paro, la precariedad laboral, el endurecimiento de los requisitos para obtener subsidios por desempleo, y toda la exclusión social que ello genera, tenemos el cóctel al completo que nos ofrece la perfecta imagen de lo que el PP quiere hacer con la clase trabajadora: despojarla de todos sus recursos, derechos y conquistas, para llevarla al estado de continua precariedad, asegurándose y perpetuando un paranoma de tremenda desigualdad social. Y la Educación es también pieza clave para conseguir dicho escenario. La otra cara de esta reforma viene expresada por medio de despidos masivos de profesores universitarios, con el hecho de haber reducido los años para conseguir el grado superior. Queda patente, desde todos los puntos de vista, y a tenor de todo lo que venimos contando en esta serie de artículos, de la cual ya estamos en su recta final, que el Partido Popular no quiere que la Educación Pública Superior sea un derecho, pues todas las contrarreformas y decretos que están aprobando van en la línea de convertirla en un negocio para que unos pocos, sus amigos empresarios, se hagan más ricos de lo que ya son. Y como no podía ser de otra forma, las Universidades privadas ya se están frotando las manos con estas propuestas.

 

educacion_publica_todos_niveles295.jpgSi actualmente el 38% de las enseñanzas de postgrado ya se imparten en Universidades privadas, con este nuevo ataque a la Universidad Pública los bolsillos de los "patrocinadores" y "mecenas" de las privadas se engordarán aún más. Para el PP, y ya lo dijo su Ministro en multitud de ocasiones, sobran estudiantes, y sobran profesores (al igual que sobran funcionarios en sentido general, porque sobran servicios públicos que hay que desmantelar). Quieren expulsar a los estudiantes al mercado laboral lo antes posible, sin acabar su preparación, sin obtener la cualificación, gastando lo menos posible en la Educación Superior, para someter con más garantías a la futura clase trabajadora a la explotación más salvaje en las empresas, que además controlarán todavía más el cotarro de la Educación. Quieren consagrar la precariedad más absoluta, en todos los niveles y facetas de la vida, engrosar las listas del paro crónico o empujar a la gente al exilio laboral, como en los años 60 del siglo pasado. El escenario franquista vuelve a estar servido con el PP. La siguente entrega, la número 30, será la última de esta serie.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías