Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 enero 2015 5 30 /01 /enero /2015 00:00

"Es especialmente lamentable que el abordaje adoctrinador tenga lugar en la Institución donde más debe primar la razón que la duda frente al dogmatismo crédulo, donde lo que se dice no debe ir a misa, sino someterse a escrutinio escéptico"

(Juan Antonio Aguilera Mochón)

 

 

 

 

 

Y continuando con las aberraciones hacia donde tiende la Universidad Pública en la actualidad, bajo las directrices de nuestros gobiernos neoliberales, hay que hablar también del aspecto religioso, que hasta aquí se cuela, como en tantas otras facetas de nuestra vida. Ya se han dado varios casos de "cursillos" realizados por varias parroquias locales, donde en la sección de organizadores, patrocinadores o intervinientes, han figurado profesores de la Universidad, o la propia Universidad misma. Y es que la presencia religiosa en la Universidad siempre ha existido, pero últimamente, parece que al contrario, también. La presencia de las capillas universitarias es un clásico, como las 8 con que cuenta la UCM, o las 4 de la USE. De esta forma, los actos y oficios religiosos ante determinadas fechas, casuísticas o celebraciones son cosa común en las instituciones de la Educación Superior.

 

educacion_publica_todos_niveles281.jpgPor su parte, las Universidades mantienen acuerdos con la Iglesia Católica, para facilitar el culto y el apostolado. Otra manifestación más en contra de los preceptos de un Estado y de una Educación Pública laicos. Se proporciona espacio y medios a las Pastorales, o a los oficios de carácter religioso. La tradición de celebración de sus "santos patronos" también es costumbre y folklore universitario. Pero lo peor y más peligroso de todo, como decimos, es que se presenten, como es la tendencia, actividades confesionales o religiosas como si fueran foros culturales, científicos o académicos, concediendo incluso créditos en algunos casos. Lectura de textos religiosos, actos litúrgicos o conferencias de asociaciones o foros de carácter religioso (de ideología reaccionaria y ultraconservadora, típicamente) conforman el menú de actividades "académicas" que alberga la Universidad. Ayudados por lo difícil que parece poner "frontera" a los aspectos sociales (científicos) frente a las creencias o ideologías, tenemos el peligro en bandeja.

 

Todo ello tiene su culmen en la creación de Cátedras de Teología Católica. Existen Facultades de Teología que pertenecen a la Iglesia, y tenemos también la Universidad Loyola Andalucía, gobernada por los jesuitas. De hecho, y como nos recuerda Juan Antonio Aguilera, los estudios de Teología desaparecieron de la Universidad Pública española en 1868, y ha habido que esperar a 2011 para que vuelvan a aparecer en la Universidad de Granada en forma de una Cátedra en manos de la Compañía de Jesús. Después surgió una Cátedra similar en La Laguna, y ya se ha firmado un acuerdo para la creación de la tercera, en la Universidad de Almería. A tenor del presente panorama, ¿nos extrañaría que otras religiones, como la musulmana por ejemplo, comenzaran a exigir una presencia en la Universidad Pública como la que disfruta la Iglesia Católica? Pues estos son los peligros de vivir en un Estado laico proclamado formalmente, pero inexistente en la práctica.

 

educacion_publica_todos_niveles282.jpgPorque lo auténticamente peligroso, es que las enseñanzas con tintes religiosos, se impartan disfrazadas con tintes académicos o científicos, que es el factor que más contribuye a tanta difusión del pensamiento adoctrinador de la Iglesia. Las creencias religiosas se imparten en la Universidad disfrazadas de ciencia, que es el mayor efecto que el pensamiento dominante puede conseguir. Y no incluye esta práctica sólo a la Teología, sino que actualmente, la tendencia es a la celebración de conferencias, jornadas, cursos, ciclos y enseñanzas de auténticos personajes que colocan una aureola científica a sus engañosas disciplinas (por llamarlas de alguna manera), como la homeopatía, el ocultismo o la reflexología, y otras prácticas de esta guisa. Bajo el paraguas del oficialismo y el academicismo que proclama la Universidad, se envuelven estas disciplinas en un paquete de seriedad y de rigor absolutamente escandalosos. La Universidad Pública no debería albergar en su seno la presencia de estos farsantes, ni la celebración de jornadas que exalten estos pseudoconocimientos.

 

De esta forma, de la mano de la palabrería barata, de los charlatanes de turno, de la creencia disfrazada de ciencia, del dogmatismo religioso al uso, completados con buenas dosis de irracionalidad, alienación y pensamiento mágico, se vierten bajo el amparo de lo público un conjunto de creencias sin someterse al más mínimo escrutinio científico, lo que va calando y provocando una extensión de dichas disciplinas, que van en la dirección contraria a la que debe dirigir la Universidad Pública, cuyas banderas deben ser la laicidad, la racionalidad y la ciencia. La más alta institución de Educación Superior no puede dar cabida a estos charlatanes, que lo único que pretenden es cubrir bajo el manto de la ciencia y la oficialidad sus aberrantes disciplinas, más aún, en una sociedad democrática, la Universidad Pública debería no sólo no darles amparo, sino denunciar cualesquiera experiencias, jornadas o celebraciones que tengan cualquier matiz o carácter pseudocientífico, disfrazado de rigurosa disciplina. De lo contrario, continuaremos fomentando el pensamiento irracional, oscuro, mágico y religioso con tanta validez social como el pensamiento científico, técnico, o histórico. Continaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías