Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
30 julio 2012 1 30 /07 /julio /2012 23:00

Parece tonta la pregunta, ¿verdad? Pero sin embargo, ¿hemos pensado en ello? Ayer visité una sucursal bancaria (no daré más detalles). Dispone de un conjunto de asientos a modo de reclinatorios (sin respaldo), supongo que para que no estés muy cómodo del todo durante el tiempo que te toque esperar, a ver si puedes aburrirte, y hacer tu gestión desde los Cajeros Automáticos, que para eso hoy la tecnología avanza que es una barbaridad. Pues como digo, los asientos son muy incómodos. Pero en cambio el panel donde se muestran los números que se van llamando es muy sofisticado. Sí, veréis, entráis en la sucursal y lo primero que tenéis que hacer es pedir un número de orden para que os atiendan. Os ponéis cómodos (es un decir) y esperáis a que vuestro número salga en el panelito electrónico.

 

bancos1.jpgHasta aquí parece que nada nuevo o que se salga de lo normal, ¿no? El panel como digo es muy curioso, yo creo que está puesto con aviesa intención. Porque mientras los números llamados van saliendo en pantalla, todo un cúmulo de anuncios y pasatiempos van apareciendo en los monitores, a modo de distracción. Y claro, si comienzas a fijarte, te das cuenta de que en realidad es un montaje para atraer tu atención. ¿Hacia dónde? Hacia el propio Banco. Porque enseguida comienzan a aparecer una serie de vídeos en cadena, contándote las bondades de sus servicios, las estupendas personas que pueden atenderte, y sobre todo, el numerosísimo catálogo de "productos" que el banco ofrece. Y aquí es donde comienza el auténtico espectáculo. Lo mismo te ofrecen un pack de cacerolas que un viaje a las Islas Caimán. O bien te ofrecen una vivienda maravillosa como el que te ofrece un caramelo para tu bebé.

 

bancos2.jpgEn efecto, una sucesión de pantallas te van informando de todas las actividades a las que tu banco se dedica para solucionarte la vida, tales como cambiar de vivienda, contratar con ellos un viaje, o una sesión de compras. Los bancos han dejado de ser lo que eran. La verdad es que nunca fueron gran cosa. Mejor dicho, han sido siempre lo peor de lo peor. Básicamente, un grupo de mafiosos y usureros a los que les confías tu dinero o tus ahorros, y ellos se encargan de sacar la mayor tajada posible. Con el cuento de las domiciliaciones de nóminas, recibos, hipotecas, ventajas de los cajeros, etc., se van adueñando de tu vida, de tal forma que cuando quieres echar cuenta, no hay gestión económica que quieras hacer en tu vida que no pase por el control de un banco. Pero además de todo ello, nos han impuesto a todos un modelo económico basado en el endeudamiento creciente, que lleva consigo pérdida de ingresos, empleo cada vez más escaso y precario, y hasta la completa y total ruina del Estado si no le ponemos freno a la situación de impunidad que gozan.

 

bancos3.jpgY a partir de que ya te tienen controlado, comienzan los abusos. De entrada, los bancos siempre han sido los negocios más improductivos de todos los existentes, pues se limitan a jugar con el dinero de los demás. Pero se han querido pasar de rosca. Y los hemos dejado pasarse de rosca. De forma tal que del uso se ha pasado al abuso. No les ha bastado ser el eje central de toda la actividad económica, sino que lejos de agradecer a la sociedad la confianza que ésta depositaba en ellos, se han dedicado durante décadas a la usura, la estafa, el engaño, la manipulación y la crueldad con sus clientes. Hoy un banco representa el escaparate más perverso de la economía de mercado, el ejemplo más típico de la extorsión empresarial.

 

A continuación y para dar cuerpo a mis palabras, recojo de un artículo de Juan Torres publicado en Rebelión, de forma resumida, el catálogo de estafas más típicas ejecutadas por nuestros banqueros:

 

1.- Participaciones preferentes. Los Bancos españoles colocaron 30.000 millones de euros en preferentes entre 1999 y 2011, y se calcula que los titulares pueden haber perdido, en muchos casos, hasta el 90% del valor suscrito. Esta estafa la podemos extrapolar también a otros productos financieros oscuros, engañosos o incomprensibles para los clientes.

 

bancos4.jpg2.- Manipulación del EURÍBOR. Se tienen ya fundadas sospechas de que dicha manipulación ha existido, pues muchos usuarios han comenzado ya a presentar denuncias. Si se confirma, estaríamos hablando de cientos de miles de millones de euros que han ido a parar indebidamente desde el bolsillo de los hipotecados a las carteras de los banqueros.

 

3.- Cobros indebidos o fraudulentos por situaciones variadas (por comisiones de descubierto, por cuentas que se creían canceladas y no lo estaban, etc).

 

4.- Inclusión de la llamada "Cláusula Suelo", que fija los intereses mínimos que el banco cobrará en las hipotecas.

 

5.- Prohibición o incluso cobro en ocasiones por cancelación de cuentas en sucursales distintas a las de su apertura.

 

6.- Limitación de los horarios y fechas para efectuar pagos de recibos no domiciliados por ventanilla.

 

7.- Girar sucesivamente recibos inatendidos por el cliente para generar gastos múltiples de reclamación por la misma deuda.

 

bancos5.jpg8.- Exigir nuevas tasaciones de los inmuebles, cuando ya han sido tasados por otra entidad, alegando que no son tasaciones homologadas, para que la empresa de tasación del Banco vuelva a cobrar a los clientes. Igual ocurre con los seguros de vida, de hogar, etc.

 

9.- Negativa a hacerse cargo de los importes sustraídos por uso fraudulento de tarjetas bancarias, aduciendo para ello razones inapropiadas o simplemente aprovechándose de la ignorancia y/o buena fe de los clientes.

 

10.- Incluir a los deudores directamente en las listas de morosos, sin presentar previamente la debida reclamación.

 

11.- Embargo, sin respetar las limitaciones impuestas por la Ley, de saldos en cuentas que sirven habitualmente para el abono de sueldos, salarios o pensiones.

 

12.- Envío de tarjetas de crédito que no han sido solicitadas por los clientes, así como reclamación de comisiones de emisión, renovación o mantenimiento si los clientes tratan de rechazarlas.

 

13.- Hacer cargar a los clientes con gastos de correo excesivos, o abusivas comisiones por cualquier tipo de transacción.

 

14.- Sustitución de las Hojas de Reclamaciones oficiales por otras sin sello ni validez.

 

15.- Modificación, sin el consentimiento de los clientes, de condiciones de contratos relativos, sobre todo, a tarjetas o mantenimiento de cuentas.

 

16.- Sustracción de dinero de cuentas con varias personas como titulares, por deudas de alguna de ellas.

 

17.- Ignorar expresamente las órdenes de los clientes.

 

18.- Redondeo al alza de los tipos de interés.

 

bancos6.jpgY hemos dejado para el final la más sangrante de todas las estafas, que es la que suponen los miles de deshaucios que se practican anualmente por los Bancos, a gente cuyo único delito ha sido perder su puesto de trabajo, y por tanto no poder seguir pagando su hipoteca. Estos indeseables banqueros, ante esta situación, han procedido a echar a la gente de sus casas, y aumentar su stock de viviendas vacías, esperando salir a subasta al mejor postor...¿puede haber práctica empresarial más rastrera y ruín? Curiosamente, y como no conceden crédito, resulta que se da la paradoja de que aunque las Instituciones concedan vivienda protegida a personas sin grandes recursos, el Banco, al negarse a formalizar con los clientes la hipoteca, les impide poder disfrutar de la vivienda. Es el colmo de la indignidad. Si tuvieran un mínimo de vergüenza, los banqueros no se atreverían ni a salir a la calle.

 

En fin, después de todo lo dicho, e intentando responder a la pregunta inicial del artículo, ¿qué podríamos decir que es un Banco en la actualidad? Visto lo visto, un Banco representa hoy en día el negocio más repulsivo que existe, un negocio que vive de forma parásita de los demás, de chupar la sangre a los demás, de forma cruel y macabra, que se ríe de nosostros y nos estafa cada vez que quiere, porque además el sistema se lo permite, y además los apoya y los rescata cuando tiene problemas. Los banqueros son gente despreciable, buitres empresarios que viven del robo y el engaño, a los que el sistema capitalista ha encumbrado en lo más alto del poder y de la gloria. Sus deseos son órdenes para los cobardes e indignos políticos que hemos tenido y que seguimos teniendo, que en una actitud completamente servil, los representan y se alinean con sus intereses, en vez de con los del pueblo. Aprovecháos, sucios banqueros, porque llegará el momento en que cambien las tornas, y se os acabe el chollo que tenéis en la actualidad.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías