Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 febrero 2014 2 11 /02 /febrero /2014 00:00

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa en los acontecimientos políticos, no sabe que el costo de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de las decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece...diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos, que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales"

(Bertolt Brecht)

 

 

 

 

 

republica41.jpgUna vertiente importantísima de la República, como ya avanzábamos en el artículo anterior, es la que tiene que ver con la maximización de la Democracia. Si nos remontamos a períodos anteriores de nuestra Historia reciente, veremos cómo efectivamente los períodos republicanos han sido los períodos de una democracia más avanzada, aunque esto sea negado continuamente por la derecha política, social y mediática que nos gobierna. Y es que la Democracia ha de ser integral, real, completa, acabada, en una palabra y como solemos decir en Andalucía: cabal. Y la democracia real no puede prescindir del pluripartidismo, del sufragio universal, de la libertad de opinión, de la libertad de prensa, de la libertad de manifestación, de reunión y de asociación, pero tampoco puede prescindir del cumplimiento estricto de los programas electorales, de la revocabilidad de los cargos públicos, de los referéndums populares, de las iniciativas legislativas, de las leyes electorales justas, de la separación efectiva de todos los poderes, y sobre todo, de la elegibilidad de todos los cargos, comenzando por el del propio Jefe del Estado.

 

republica42.jpgNo es posible una República Democrática sin el control de los gobernantes por parte del pueblo, donde únicamente se vote cada x años, donde los votos populares se conviertan en un cheque en blanco para dirigir la política hacia donde convenga a los gobernantes. En palabras de José López: "La democracia real dará la máxima prioridad posible a la democracia directa, maximizará el poder popular, el cual deberá aumentar continuamente con el tiempo. La democracia real se realimentará a sí misma. En una democracia real se alejará el fantasma de la involución. La humanidad avanzará (incluso acelerará su evolución) no sólo tecnológicamente, no sólo científicamente, no sólo materialmente, sino que sobre todo socialmente, políticamente, económicamente, moralmente. Pero la democracia real no caerá del cielo, las clases populares deberán conquistarla". Queremos por tanto traer una República Democrática.

 

republica43.jpgEn el nuevo Proceso Constituyente que estamos planteando desde la izquierda, que nos llevará a la Tercera República, surgen como corolarios del carácter republicano del Estado, toda una serie de elementos que deben ser contemplados expresamente en la nueva Carta Magna Republicana, en la nueva Ley de Leyes, es decir, en la nueva Constitución Federal de la República Española. Y se trataría, como ya hemos venido comentando, de explicitar en esa nueva Constitución todos los derechos de la ciudadanía, entendidos en el sentido más rico del nuevo constitucionalismo posterior a la Segunda Guerra Mundial: derechos políticos, derechos civiles y derechos sociales (Titmus). Sin ánimo de ser exhaustivos, reseñamos a continuación algunos de los que nos parecen más destacables, quizá por su carácter novedoso o porque pretenden resolver problemas planteados a lo largo de este último período "democrático". Son los siguientes:

 

1.- La Paridad. Los derechos de las mujeres no se garantizarán de manera efectiva si no se establece la obligación constitucional de respetar escrupulosamente la paridad en la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos, de forma que se garantice su cumplimiento en el acceso a las funciones y cargos públicos. Los poderes públicos deberán adoptar para ello las oportunas medidas de acción positiva.

 

republica44.jpg2.- Reforma de la Ley Electoral. La democracia representativa requiere toda una serie de cambios para empezar a ser creíble y respetada por los ciudadanos/as.     Los lectores interesados en profundizar en este tema, pueden consultar el artículo "Reforma de la Ley Electoral" en este mismo Blog, así como el documento de Reforma Electoral propuesta por Izquierda Unida. Proponemos a continuación algunos de los cambios que deberían recogerse en torno a esto:  

 

2.1.- Erradicación del Transfuguismo. El/la representante que haya sido elegido/a para el ejercicio del cargo público en cualquier Institución por los votos de los ciudadanos/as a una determinada fuerza política, y durante el mandato cambia de opción, deberá ser revocado, pues los electores tienen el derecho a no ser defraudados. En este sentido deberá arbitrarse algún mecanismo corrector de la prohibición del mandato imperativo y de la imposibilidad de desposeer al representante de su escaño aunque abandone la formación política por la cual salió elegido. A tal efecto, pensamos que podría plantearse la revocación del mandato mediante iniciativa popular, o bien la previsión legal de las circunstancias en que un representante elegido puede verse privado de su escaño.

 

2.2.- Voto de los inmigrantes. Los ciudadanos/as residentes de forma estable en España, al margen de su nacionalidad de origen, deben tener derecho al ejercicio del voto en todos los ámbitos, desde el local al federal. Si tienen la obligación de pagar impuestos y estar sujetos a las leyes en función de su criterio de residencia, también debe ser este criterio y no el de su nacionalidad el que deba ser tenido en cuenta a la hora del ejercicio del derecho político de participar mediante el voto en las convocatorias electorales, tanto a título de elector como de elegible.

 

republica45.jpg2.3.- Reparto proporcional de los escaños. La proporcionalidad directa debe ser garantía del escrupuloso respeto a la voluntad popular y del pluralismo político en el ámbito institucional. Apostamos, en este sentido, por la abolición del actual Sistema D'Hont (fórmula que calcula y asigna actualmente el reparto de escaños en función del número de votos de cada formación política), y su sustitución por otro sistema más justo y democrático. Quizás podría establecerse un sistema como el Hare, que no penaliza a las formaciones de ámbito estatal más pequeñas, así como un sistema de atribución de escaños por resto de votos, para evitar que existan votos que no cuenten en el sistema.  

 

2.4.- Cambio de la circunscripción electoral. Pensamos que la provincia no debe ser el ámbito de la circunscripción electoral, como lo es actualmente. En la medida en que la nueva Constitución decida abolirla como realidad territorial, debe atribuirse a las comarcas y/o a las organizaciones territoriales federadas el carácter de circunscripción electoral para los representantes en las Cortes Generales (Congreso y Senado). Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías