Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 agosto 2013 4 01 /08 /agosto /2013 23:00

Se ha publicado una Carta Abierta que un sacerdote afincado en Roma ha dirigido al diputado Gaspar Llamazares, del Grupo de la Izquierda Plural. El nombre del religioso trinitario español es Pedro Aliaga, y por supuesto, la carta ha sido remitida para su publicación a uno de los diarios más reaccionarios, como es el ABC. Desde aquí, vamos a contestar a este cura, independientemente de la respuesta que pueda darle su destinatario, porque entendemos que la Carta, aunque tenga un destinatario concreto, ha sido remitida en general a todas las personas que pensamos igual (en este aspecto) que el señor Llamazares. No he podido encontrar la página en el Diario ABC, por lo que remito a los lectores interesados en su lectura completa, al enlace siguiente: http://www.slideshare.net/xolisimo/carta-de-un-cura.

 

La carta parte de la solicitud que ha cursado IU de retirar los crucifijos y otra simbología religiosa de los actos de juramento de los cargos públicos, así como del contexto de las escuelas y colegios públicos. A partir de ahí, nuestro sacerdote va haciendo una serie de preguntas a nuestro diputado, todas ellas provistas de una inmensa dosis de demagogia, pero que vamos a ir contestando desde aquí. Por ejemplo, le pregunta si va a pedir la retirada de nuestros museos de los cuadros de Cristos de Velázquez o Vírgenes de Murillo. Le pregunta si va a acudir a su escaño en Navidad, si se va a aupar a la Torre de la Catedral de Toledo para tapar sus cruces, si va a pedir también la retirada de la imagen impresa en los billetes de 20 euros por representar la ventana gótica de una catedral europea, y también le pregunta si va a solicitar que se prohíba la Semana Santa, o la Romería del Rocío.

 

Continúa este sacerdote preguntándose si pediremos también la retirada de nuestras bibliotecas estatales de las obras de Gonzalo de Berceo o de Lope de Vega, o si solicitaremos cambiar los nombres de los pueblos con reminiscencias religiosas (que hay muchos) de nuestro país, o si comenzaremos una cruzada para eliminar o cambiar las fiestas populares que hacen referencia a algún santo (como San Fermín), y también bromea con el nombre de Gaspar Llamazares, por llamarse como uno de los tres Reyes Magos. El señor Aliaga, como decimos, juega con trampa, además de mezclar asuntos de la cultura de nuestro país de muy diversa índole.

 

La trampa consiste en jugar con al menos 20 siglos de ventaja, que son (en la era Cristiana) todos los que la religión lleva instalándose en nuestras vidas. Por tanto, es lógico y natural que durante todo este tiempo todas o casi todas las manifestaciones culturales y artísticas de un país (el nuestro, en este caso) se hayan impregnado de la simbología religiosa. ¿Queremos acabar con todas ellas? La respuesta es NO, porque no tiene sentido, como nuestro sacerdote plantea, ignorar una obra de arte de tamaño calibre como una Virgen de Murillo. Lo cual no quita para que, a medida que el Estado se va alejando de las religiones, respetando a todas por igual, pero sin permitir que ninguna de ellas ocupe el plano público, las manifestaciones religiosas llevadas a cualquier ámbito cultural o artístico irán desapareciendo. En el fondo lo que subyace en los demagógicos planteamientos de este sacerdote es mezclar churras con merinas, y no entender en absoluto lo que significa un Estado Laico. Pero no se preocupe, señor Aliaga, que se lo vamos a explicar.

 

Los que defendemos un Estado Laico no queremos acabar con la existencia de las religiones, porque con eso se acaba desde la educación, el conocimiento y la cultura. Lo que queremos es que la religión no ocupe ninguna manifestación de ámbito público, llevada a cualquier terreno. Por tanto, lo que queremos es la que la religión (cualquiera de ellas) sea cultivada únicamente en los ámbitos privados de las personas y de las familias creyentes. ¿Es esto tan difícil de entender para una persona cultivada como usted? Lo que queremos, señor Aliaga, es que la religión no continúe dictando su retrógrada moral a toda la población desde púlpitos sufragados con dinero público, porque gracias al poderío y a la influencia de la religión, se han cometido los crímenes más atroces contra la humanidad, y se ha embrutecido a las personas durante siglos. Queremos a las religiones únicamente en el ámbito privado, sufragada con fondos privados, procedentes de sus fieles, y cuando consigamos esto total y absolutamente, lo demás irá cayendo por su propio peso. Un comentario final, señor Aliaga: el partido al que pertenece el señor Llamazares no sólo no va a desaparecer, sino que, por si no se ha enterado usted, está llamado a convertirse en fuerza política mayoritaria en el Congreso. Así que vamos a dar la batalla.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías