Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
3 junio 2013 1 03 /06 /junio /2013 23:00

Nos encontramos ahora, dentro de la estrategia neoliberal de acoso y derribo a todas nuestras conquistas sociales, con la que le toca al Sistema Público de Pensiones (en adelante, SPP). No es ni mucho menos el primer ataque que sufre éste, pues en las distintas reformas laborales que se han venido aprobando últimamente, así como en las diferentes reformas que ha sufrido el SPP bajo el "consenso" del llamado Pacto de Toledo, ya podemos decir que ha sufrido varias embestidas graves. Pero como sabemos, el gran ogro neoliberal no se va a quedar tranquilo hasta que aniquile totalmente el SPP, y obligue a la clase trabajadora, si es que quiere "disfrutar" de pensiones en el futuro, a entrar por sus objetivos, que no son otros que desmantelarlo, y que existan únicamente los planes privados de pensiones, esos que ofrecen las entidades financieras y aseguradoras.

 

spp1.jpgPero centrémonos en el Informe que se está preparando en la actualidad, a ver si podemos desde aquí desmontarlo, y ayudar a que el rechazo social a estas medidas que nos quieren llevar al pasado pueda impedir que se ejecuten. En el susodicho Informe que el Gobierno ha encargado a un grupo de "expertos", para su posterior debate parlamentario y en el seno del Pacto de Toledo, se hace insistencia en algunas recomendaciones, viejas conocidas por otra parte, pues el frente neoliberal de Bruselas, con el Comisario Olli Rhen a la cabeza, viene insistiendo desde hace mucho tiempo en que las adoptemos. Se basan, sobre todo, en los siguientes frentes tácticos:

 

1.- Relacionar la edad de jubilación no con un valor fijo, sino atendiendo a la esperanza de vida de las nuevas generaciones. A mayor esperanza de vida, se retrasará más la edad de jubilación.

 

2.- Desligar su actualización al incremento del IPC, para pasar a relacionarlo con el estado de cuentas de la Administración de la Seguridad Social. Ello redundará en una pérdida progresiva del poder adquisitivo de los pensionistas.

 

3.- Promover una política de aceptación y difusión de los Planes de Jubilación privados, aumentando el negocio de banqueros y aseguradoras privadas.

 

spp2.jpgComo se ve, todo un atropello a los derechos y conquistas sociales de la clase trabajadora en lo que se refiere al campo de la jubilación, y una burla a los actuales y futuros pensionistas, a los que se quiere hacer pasar, en expresión literal, "del trabajo al cementerio". De entrada, tenemos que decir que de los 12 "expertos" encargados de elaborar el Informe sobre la Sostenibilidad del Sistema de Pensiones, 8 están al servicio de la banca privada y de las grandes empresas aseguradoras, y por tanto, no es muy difícil adivinar que sus conclusiones irán en la línea de engordar el suculento negocio que para ellos representan los planes privados de pensiones.

 

spp3.jpgHay que recordar que el SPP afecta a más de 9 millones de pensionistas españoles, y al sector de mediana edad de la población, de más de 50 años, que ya ven próxima su pensión, y que temen ver, con razón, cómo caerá en picado su nivel de vida. Un nuevo atentado a las clases más desfavorecidas, para que continúen pagando la crisis aquéllos que no la han provocado. Ya se ha filtrado que el Instituto de Estudios Fiscales, perteneciente al Ministerio de Hacienda, estima que tendremos que bajar hasta un 40% el importe de las pensiones públicas, lo cual supondría acabar con uno de los puntales donde se sostiene la economía de muchas familias actualmente, que cuentan con la pensión de sus mayores para poder subsistir. Por otra parte, no es cierto que España dedique muchos recursos al SPP, bien al contrario, es de los que menos dedica a este capítulo de la UE, y nos remitimos a los datos: según el Informe de la OCDE de 2011, España gastaba en pensiones el 8% del PIB, Alemania el 10,7%, Francia el 12,5%, Italia el 14,1%, Portugal el 10,8%.

 

La doctrina neoliberal que inspira a los Organismos nacionales e internacionales que sostienen la tesis de la inviabilidad del SPP se basa en una economía orientada a lo privado, y autoregulada por el propio mercado. Con la experiencia que tenemos, ¿creemos que podemos dejar la seguridad de las pensiones de los mayores cimentada en estos pilares? Por tanto, una y mil veces más, hay que constatar que el SPP es perfectamente sostenible. Que es mentira que tenga que modificarse a la baja, y que son una falacia los motivos que se basan en la demografía, en la esperanza de vida, y en terceros factores externos. El SPP necesita, a nuestro entender, un giro en los siguientes puntos:

 

spp4.jpg1.- Mayor volumen de cotizantes. Es evidente, ya que si aumenta el número de beneficiarios del SPP y no aumenta el número de cotizantes, es decir, el número de nuevos trabajadores/as que se incorporan al sistema, sí que se volvería un sistema insostenible. Es el más frecuente criterio que aducen los que van en contra del SPP, a los cuales hay que decirle que si los Gobiernos crearan empleo público (y privado), además de descender el paro, aumentaría el número de cotizantes que sostendrían nuestros pensionistas de hoy y del futuro.

 

2.- Aumentar la cuantía de la pensión mímina. En efecto, tanto el SMI como la pensión mínima debían tener una cuantía no inferior a los 1.000 euros, lo cual redundaría también en el aumento del consumo familiar, contribuyendo a reactivar la economía.

 

spp5.jpg3.- Adelantar la edad de jubilación. Para que, entre otras cosas, el mercado laboral pueda ir reconfigurándose con la entrada de personas jóvenes al mismo, cuyas cotizaciones ayudan a sostener a la población jubilada. Nuestra propuesta es volver a situar la edad de jubilación a los 65 años, incluso reducirla progresivamente a los 60 de forma voluntaria.

 

En resumidas cuentas, el SPP no presenta ningún problema de sostenibilidad, ni siquiera de envergadura económica, y todo el alboroto actual respecto al mismo sólo responde a situarlo en el siguiente punto de mira, en el nuevo objetivo a batir, en la nueva conquista a derribar, siempre bajo la estrategia general de expoliar todo lo público, para darle primacía a lo privado. El SPP es la garantía de que nuestros mayores, y todos lo seremos algún día, puedan continuar disfrutando de una vida digna, y puedan entrar en la cultura del ocio, que se la tienen bien ganada. No sucumbamos a los facilones argumentos demográficos de la derecha neoliberal, proporcionándoles un nuevo negocio a especuladores y corruptos banqueros, a los cuales les importa bien poco la seguridad y el bienestar de nuestros mayores. A las pruebas me remito. Véase lo que ha pasado con las preferentes.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías