Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
11 junio 2013 2 11 /06 /junio /2013 23:00

En este artículo vamos a analizar, desde un punto de vista crítico, la última propuesta de Plan de Empleo lanzada por el Grupo Parlamentario de la Izquierda Plural, cuyo grupo mayoritario es Izquierda Unida, de donde surge la propuesta. De entrada y para ser justos, vaya por delante nuestra felicitación a los compañeros de IU que lo han elaborado, pues al menos, es un plan original, valiente e insumiso contra muchos de los principios que inspiran a la Troika, y al propio Gobierno del PP. El plan presentado por IU, con un horizonte de tres años, tendría como objetivo sacar del paro en ese tiempo a 3,4 millones de personas. Como se puede deducir a simple vista, se condena a continuar en el paro a los 3 millones restantes.

 

plan_empleo_iu1.jpgEntre las medidas que propone estarían: un "plan de empleo-formación" en colaboración con los Ayuntamientos, para contratar temporalmente a los parados de larga duración sin ingresos. Esta medida costaría 30.000 millones, la mitad del presupuesto del plan. También hay un programa de "empleos verdes", con planes de reforestación y aprovechamiento forestal y fomento de los techos solares. Desarrollarían asimismo la Ley de Dependencia, contratarían 30.000 maestros de infantil y 20.000 sanitarios y darían subvenciones para rehabilitar viviendas. Otro eje del plan es el apoyo a la pequeña empresa y autónomos, con una línea de crédito de 40.000 millones, que saldría de préstamos tomados del Banco Central Europeo (BCE) por las cajas rescatadas aún en manos del gobierno.

 

El texto del plan, más allá de la creación de empleo, recuperaría derechos perdidos y traería mejoras sociales, como derogar la reforma laboral, subir el SMI y la pensión mínima a 1.100 euros, medidas en favor de una vivienda digna y el establecimiento de una "Garantía de Seguridad Profesional" (que garantizaría a todos un trabajo, una prestación, formación remunerada o una renta básica). El Plan menciona también, sin concretar absolutamente nada, la necesidad de "políticas de reparto del trabajo (...) hasta lograr una disminución sustantiva de la jornada (35 horas)". También se refiere, tan sólo en el ámbito de las buenas intenciones, a que hace falta "una política de reindustrialización con criterios de diversificación e impulso de la producción de media y alta tecnología". Desde el sector más crítico pensamos que como está el patio, las declaraciones de intenciones sirven para bien poco, las medidas hay que concretarlas, y obligar a todos los agentes sociales implicados a una puesta en práctica de las mismas, aunque esto nos suponga el riesgo de perder votos.

 

plan_empleo_iu2.jpgY aunque, como decimos, es un plan constructivo, real, factible y deseable, argumentado presupuestariamente hablando, pensamos que no incide en los graves factores de los que adolece nuestra economía. Esto se refleja en el hecho de que los tipos de empleos que se proponen tienen un carácter temporal, y lo que necesitamos, si de verdad queremos romper la tendencia, son cambios estructurales, que garanticen un empleo digno para toda la sociedad. Y si todo esto se hace para "contentar" a la Troika, se nos va a escapar el tiro por la culata, porque no podemos supeditar la supuesta "vialibidad" de nuestras políticas a los dogmas impuestos por la Troika. No nos engañemos. El FMI, la CE y el BCE, aunque de cara a la galería puedan incluso reconocer sus errores (errores que dejan en la estacada a millones de personas, destrozando sus vidas...¿a quién se le piden luego responsabilidades?), lo cierto es que no se conforman con nada. Los supuestos favores ampliando el plazo para la reducción del déficit público llevan fuertes condicionamientos políticos como contrapartida, y dentro del marco y del contexto de la actual UE, no se nos va a dejar que implementemos las políticas de IU.

 

plan_empleo_iu3.jpgComo consecuencia de todo ello, el Plan de Empleo de IU no es viable sin romper con la actual estructura del euro y de los Tratados de la Unión Europea. La única salida posible, aunque nos reste votos para las próximas Elecciones Generales, será intentar difundir la idea de que tenemos que romper con dicho marco si de verdad queremos cambiar la orientación de las políticas de empleo. Hay que enfrentarse y cuestionar los principios dogmáticos establecidos por la Troika, como la reducción del déficit público, hay que plantear una revisión de la deuda, reestructurar el pago y repudiar la deuda ilegítima, y hay que proceder a una expropiación de la banca privada (que sigue sin hacer fluir el crédito), hacia un sistema de banca pública. Por otra parte, para que los empleos que se creen no sean temporales, sino estructurales, hay que proceder a una nacionalización paulatina de todos los grandes sectores estratégicos de nuestra economía, nacionalizando las grandes empresas (responsables de la inmensa mayoría del fraude fiscal), y tender hacia un sistema de control democrático de los grandes sectores de producción. Sólo de esta forma las medidas que se intuyen en cuanto a reparto del trabajo, reindustrialización, etc., serán posibles.

 

Hay que romper con el principio de moderación salarial, que tanto se proclama (mientras sigue habiendo directivos de grandes empresas públicas y privadas cobrando millones de euros), hay que derogar la reforma laboral, la reforma de las pensiones, y situar el SMI y la pensión mínima en valores dignos. Pero frente a todo ello, el Gobierno, con su reciente Informe de los "expertos", pretende acabar con el Sistema Público de Pensiones, en pequeñas dosis, para ir migrando a los planes privados de jubilación, favoreciendo de nuevo a banqueros ladrones y especuladores. Por todo ello, un Plan de Empleo completo y fiable, debe incorporar medidas de regeneración de nuestro tejido industrial, detener las privatizaciones en Sanidad y Educación, instaurar una Renta Básica de Ciudadanía (universal, individual e incondicional), etc. En definitiva, sin acabar con la Reforma Laboral y el pensionazo, sin dejar de pagar la deuda de los banqueros, sin nacionalizar la banca y las industrias clave, sin romper con esa indigna Unión Europea, sin enfrentarse a la Troika, no habrá forma de crear empleo. Todo lo demás serán parches, que tarde o temprano acabarán por romperse, dejando al aire de nuevo todas nuestras miserias.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías