Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
25 abril 2011 1 25 /04 /abril /2011 23:00

Ya conocemos la buena fama que el Presidente americano John F. Kennedy tuvo, y no vamos aquí a ponerla en cuestión. Efectivamente, y aún con sus rarezas, representó durante el poco tiempo que estuvo al frente del país a uno de los presidentes estadounidenses más moderados, generosos e inteligentes que ha dado la historia de norteamérica. Como sabemos, corría el mes de octubre de 1963 cuando fue asesinado, produciéndose una gran crisis en el Partido Demócrata, siendo elegido como sucesor Lyndon B. Johnson, que presidió USA hasta 1969, y que fue el antecesor del famoso presidente Nixon. Y antes de Kennedy tuvimos a Eisenhower, buen referente también de los mejores presidentes americanos durante todo el período de la llamada guerra fría.

 

Pues bien, traigo aquí a colación al Presidente Kennedy por una de sus famosas frases, que además han llegado hasta nosotros cubierta de una cierta aureola de bondad y de sensatez, pero que yo voy a poner en cuestión en las siguientes líneas. Bien, la frase concreta es la que Kennedy expresó de la siguiente forma:

 

"No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país".

 

kennedy.jpgFrase interesante donde las haya, pero creo, a mi modesto enteder, que un poquito (o bastante) equivocada. De todos modos, es una frase que puede ser examinada desde muchos puntos de vista, y por tanto sujeta a diversas interpretaciones, por lo cual yo voy a exponer aquí la mía, y espero que los lectores que lo deseen me expresen sus comentarios al respecto, o bien aporten otros puntos de vista. Vamos a ver: presupongo (como el valor al soldado) que todo ciudadano de cualquier país lo ama mínimamente, unos se identificarán más que otros con su tierra, pero le presuponemos de entrada a todo el mundo un cierto cariño, una cierta atracción por su país, por sus gentes, por la tierra que lo vió nacer.

 

Por otra parte, si entendemos el país como la entidad más grande, madura y formada (y por tanto con mayores posibilidades), y al individuo como la entidad en formación, la que desea realizarse en su país, la que pretende madurar y ser útil a su nación y a los suyos, convendremos en que es el país el que tiene INICIALMENTE que cuidar a sus conciudadanos. El país (entendido como la estructura del Estado, la maquinaria del Gobierno y de la Administración Pública) es el que tiene que ofrecer, es el que tiene que dotar de oportunidades a sus nacionales, es el que tiene que poder dar garantías de estabilidad, libertad y realización a sus compatriotas, y no al contrario. El individuo siempre será la entidad débil, y el Estado la entidad fuerte.

 

Siguiendo con el argumento, cada cual debe preguntarse (y creo que por ahí también iría Kennedy) cómo puede ser más útil a su país, cómo puede servirlo, y creo que aquí la respuesta está clara: dando lo mejor de sí mismo, formándose para luego dedicarse por entero a la profesión que más le guste, en aquél trabajo que mejor se le dé, en aquélla actividad donde pueda destacar más...Creo que no hay mejor forma de servir a un país, e indirectamente de servirse a uno mismo. Pero para que los individuos puedan conseguir esto, es el país quien tiene que dotar a los individuos de los medios y de las oportunidades, es el que tiene que quererlos y mimarlos, y es el que tiene, en última instancia, que procurar que todos sus ciudadanos puedan ejercer libremente todas sus libertades y responsabilidades. Si esto ocurre, y los ciudadanos lo perciben desde que son niños, luego jóvenes, y por fin adultos, las personas se sentirán bien tratadas, se sentirán queridas por su país, y responderán de igual modo. En caso contrario, si las personas no sienten que su país les quiere, les mima, les cuida, vela por ellos, les protege, les garantiza sus derechos y libertades, y les provee de las mejores oportunidades, quizá ese sentimiento de identidad y de pertenencia a un país y a una sociedad se vaya debilitando, y no consigamos que la gente dé lo mejor de sí misma para su patria.

 

Si hacemos el símil con la familia, para entenderlo mejor, es más lógico pensar que sean los padres los que cuiden, amen y protejan a sus hijos, y les den todas las oportunidades para que puedan realizarse de adultos, que no al contrario, ¿verdad? Pues el país son los padres, y los ciudadanos serían los hijos, de acuerdo con este símil. Por tanto, y para concluir, yo daría la vuelta a la famosa frase de John F. Kennedy, y cargaría siempre mucho más la responsabilidad al país que a la persona, al Estado que a los ciudadanos, a la nación que a sus nacionales, porque creo que la correspondencia vendrá dada enseguida. Por tanto, me gusta más la forma en la que lo expresó el guionista de la segunda entrega de Rambo, donde Sylvester Stallone decía lo siguiente:

 

"Yo quiero lo que todo ciudadano quiere, lo que cualquiera que viniera aquí a trabajar y a dejarse la piel, quiere: que su país lo quiera tanto como nosotros lo queremos a él".

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

J
en mi punto de vista . el país es de nosotros , nosotros lo debemos de cuidar , lo debemos de defender y es nuestra responsabilidad cuidarlo. como? siendo buenos ciudadanos ( en toda la extensión de la palabra) Responsabilízate por las cosas que pasan a tu alrededor., [participar en servicios a la comunidad, ayudar a cuidar el medio ambiente , ser buen vecino,. tratar a los demás con respeto y dignidad no tomar sobornos , mantener la ley y el orden etc. etc. etc... eso para mi es pensar por mi pais y poner mi grano de arena por mi pais. nosotros somos los padres de nuestro pais y lo debemos de cuidar
Responder
C
Hola, a mi parecer el mensaje se dirigía inclusive a sí mismo y a todo su partido; porque inclusive ellos eran ciudadanos que tenían que preguntarse lo que tienen que hacer por su país, pues un país está formado por todos los ciudadanos sin excepción, no por unos cuantos que gobiernan; aunque ellos representen a un país... es mi opinión,
Responder
M
Creo que la frase es una expresión correcta y que al ver A ese pais podemos ver una poderosa nación. Tienes razón en todo lo que dices, pero a mi modo de ver lo estas viendo muy latinamente donde tristemente el ciudadano quiere ser un hijo mantenido y mal criado por un estado que procura saciar gran parte de sus necesidades para disponer de su conciencia y manipular los votos. A parte tengamos en cuenta que en Sur América al estado no le combiné que el ciudadano suba en la pirámides de Kelsen para siempre ser ellos padres manipuladores. Para mi opinión e ignorancia Kennedy quería evitar que la mentalidad de sus conciudadanos estuviera predispuesta a siempre esperar todo de la nación pues un país no son los políticos y poderes. Un país es Su gente y si su gente no trabaja por su país ... bueno vivo y tristes ejemplo lo pasa aqui en sur América. Pues lo que nos diferencia de los países desarrollados es que su gente trabaja para engrandecer su nación y no que la nación los engrandece. Pues a la final ese pensar solo promueve la corrupción parasitaria de grupestes que terminan acumulando el poder para manipular las masas. Pero no difiero de tu opinión tienen toda la razón la nación debe aportar herramientas necesarias para el desarrollo de sus ciudadanos.

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías