Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 diciembre 2012 2 18 /12 /diciembre /2012 00:00

Volvemos a escribir sobre este asunto, sobre todo para concienciar sobre uno de los argumentos (quizá el principal) que se están esgrimiendo desde las Instituciones, en el sentido de privatizar (parte de) la Sanidad Pública. Por básico y elemental que nos parezca, parece ser que todavía hay que difundir estos mensajes, porque hay gente que no es capaz de rebartirlos, incluso de dejarse influir por las corrientes privatizadoras. Antes que nada, quiero rebatir también otro argumento de los que típicamente se utilizan, tal como el siguiente: "No estamos privatizando la Sanidad, sólo su gestión". Esto es una perogrullada como un camello, y una absoluta falacia, pues si lo hacen así (en los casos donde sea verdad que lo hacen así) no es porque no quieran privatizarlo todo, sino simplemente porque esto va por etapas, en una primera etapa se privatiza la gestión, para luego acabar por privatizarlo todo.

 

sanidad_privada1.jpgBien, vamos al argumento en cuestión, que se manifiesta de varias maneras: "¿Porqué la Sanidad tiene que ser de gestión pública?", o bien "No está demostrado que la gestión privada sea peor", etc. Como decimos, de varias formas se puede manifestar este argumento, pero todos intentan llevar a la opinión pública al mismo sitio, que no es otro que plantearle dudas acerca de si una Sanidad privada pudiera ser más eficiente que una pública. A su favor, juegan con el argumento de lo mal que han gestionado los políticos la cosa pública en otras facetas, lo cual les ayuda a extender la mala imagen de la gestión pública en todos los ámbitos. Extrapolandolo a otros temas, y después del estropicio que han montado con la fusión de las Cajas de Ahorros, véase cómo ahora se empeñan en desviar la responsabilidad a los políticos que estaban en sus Consejos de Administración, en vez de reconocer el auténtico motivo de todo ese plan, que no era otro que bancarizar las Cajas, es decir, ponerlas a disposición de los grandes bancos, para sanear sus balances. 

 

sanidad_privada2.jpgPero volviendo a la Sanidad, que es ahora el tema que nos ocupa, lo que tenemos que dejar bien sentado es el diferente enfoque que una empresa o servicio público tiene frente a una empresa privada. En efecto, la empresa privada (salvo excepciones de rigor) se crea bajo ánimo de lucro, es decir, el beneficio y la rentabilidad son su norte fundamental, su razón de existir, y a ella sacrifica todo lo demás. Una empresa o servicio público no funciona bajo ese prisma, no necesita ser rentable, por tanto puede dedicar su tarea a satisfacer otros objetivos. Su empeño es cumplir una función social, para todas las personas, y a ello puede dedicar todos sus recursos humanos y materiales, sin ningun pretexto, bajo ninguna presión. 

 

sanidad_privada3.jpgFrente a esto, como decimos, una gestión privada de un determinado servicio, o una empresa privada está sujeta al fin último de su rentabilidad, y a él sacrifica sus recursos, sus actividades, su tiempo y su dedicación. Desde este enfoque, su política prima los resultados sobre cualquier otro objetivo a satisfacer, que queda no sólo relegado, sino recortado o ignorado si no se cumple el objetivo principal de la rentabilidad económica. En realidad, el empresario que meta sus zarpas en la Sanidad, no es porque le interese la salud de las personas, sino porque le interesa el dinero que pueda obtener con ese negocio. E igual lo podemos aplicar a la Educación, a la Dependencia, a la Alimentación, a la Vivienda, o a cualquier otro aspecto de vertiente social. Precisamente esta vertiente social es ignorada por la empresa, no le interesa para nada, la desprecia, la coloca en un segundo, tercer o cuarto plano, la relega y posterga a una posición que para nada tiene que ver con los objetivos empresariales. 

 

sanidad_privada4.jpgEsto es lo que la ciudadanía tiene que tener claro, y lo demás son monsergas, mentiras que nos cuentan para ver si pueden convencernos de que una empresa privada que gestione un servicio público sería mejor que una pública. En estos tiempos se apoyan además en el consabido argumento del ahorro, de la necesidad de ahorrar en "gasto público", bajo la premura de tener que cumplir con los objetivos de reducción del déficit público. No nos dejemos engañar. Todo son trampas, todo son mentiras para intentar llevarnos a su terreno, y que sembremos "dudas razonables" sobre si la gestión privada podría ser mejor. No caigamos en su barata demagogia. NUNCA UNA EMPRESA PRIVADA GESTIONARÁ MEJOR UN SERVICIO PÚBLICO QUE LA PROPIA ADMINISTRACIÓN. Y no debemos tener dudas en esto jamás. Otra cosa será que dicha gestión pública pueda ser mejorada, controlada, racionalizada, democratizada, puesto que estamos hablando de que se administra con los recursos de todos los ciudadanos/as.

 

sanidad_privada5.jpgLos efectos en cuanto una empresa privada entra en el ámbito público están clarísimos: como su objetivo es la máxima rentabilidad, entran en juego los planes de "ajuste", "reestructuración", palabras que sólo esconden recortes de personal, reducción de sueldos y precarización de condiciones laborales, para hacer más "sostenible" el servicio público de que se trate, mientras que los Directivos de la compañía en cuestión se llevan a casa sueldos millonarios. Esta es la fórmula, y está inventada hace mucho tiempo. En el tema que nos ocupa de la Sanidad, se materializa en el cierre de servicios, camas, urgencias, quirófanos, plantas, etc., y por otro lado, en el despido de miles de trabajadores/as sanitarios. Por tanto, lo que está ocurriendo es un auténtico expolio, donde el ánimo de lucro está en este caso reñido con la calidad asistencial, y sus características de gratuidad y universalidad. Y ahí tenemos a los Gobiernos del PP (Central y autonómicos), con la complicidad de CIU en Cataluña, atacando en todos los flancos, para conseguir una Sanidad totalmente privada.

 

sanidad_privada6.jpgEn perfecta sintonía, el Gobierno Central, mediante el Real Decreto Ley 16/2012, sustituye la sanidad universal y gratuita en el momento del uso por un modelo de aseguramiento que excluye de la atención sanitaria a diversos colectivos, aumenta a todas las personas las tasas para los medicamentos, y deja de financiar algunas prestaciones. Más tarde, mediante otro Decreto, retira 450 medicamentos de la financiación de la Seguridad Social, sin ofrecer alternativas. Por su lado, a través de la legislación de la Comunidad de Madrid, el PP continúa la desintegración del sistema público sanitario con el llamado, paradójicamente, “Plan de Garantía para la Sostenibilidad del Sistema Sanitario” contemplado en los Presupuestos de 2013. Como colofón, implantan también el euro por receta, donde Cataluña es pionera.

   

sanidad_privada7.jpgEsta transformación culminaría el cambio iniciado por la anterior Presidenta de la CM, Esperanza Aguirre, para convertir Madrid en estandarte de lo que el PP considera su modelo sanitario. Primero esgrimen una cuestión ideológica : “la salud es un problema individual”, y por lo tanto el Estado no tiene porqué hacerse cargo del cuidado de la salud de las personas. Sólo en caso de “necesidad” se cubrirían unas “prestaciones básicas”. Segundo, no se puede excluir a las empresas de un sector como el de la sanidad, además éstas “son más eficientes que el sector público”. Tercero, la crisis – antes aludían al Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE- hace que la administración tenga que “cumplir los criterios de déficit” impuestos por las políticas de austeridad, sin poder recurrir a la deuda. Toda una estrategia planificada desde hace mucho tiempo, para hacer entrar a las grandes aseguradoras privadas en el negocio de la salud pública.  



sanidad_privada8.jpgEn palabras de Carmen San José Pérez, en su artículo de Viento Sur: " Podríamos decir que nos enfrentamos a dos problemas en uno. Primero se cambia el modelo sanitario para poder apuntalar cambios que consolidan la idea de que la sanidad es para quien la paga. Y eso que, aunque la mayor parte de la financiación proceda de los impuestos directos, otra parte proviene de los indirectos -como el IVA- luego todas y todos, tengamos “papeles” o no, contribuimos a su financiación. Pero esta idea se va extendiendo creando un cierto grado de inseguridad en la población, enfrentando a unos contra otros, y aumentando la insolidaridad. Ya no tenemos un sistema universal que atiende a aquel que lo necesite, en lo que necesite, esté donde esté. Segundo, se hacen las transformaciones necesarias para expoliar el patrimonio público que constituyen los servicios de salud. El resultado de este robo va directamente a aumentar el capital de empresas relacionadas con los mismos políticos, familiares y amistades que no dudan en pregonar que lo que teníamos “no nos lo podemos permitir” -, y que ahora el sistema funcionará mejor, será más eficiente y sostenible".



sanidad_privada9.jpgRecomiendo la lectura de este extraordinario artículo, que además de explicar, como hemos visto en ese fragmento, toda la lógica que subyace al plan de privatización de la Sanidad Pública, nos cuenta con detalle todo el entramado empresarial que está detrás de estas operaciones, con nombres y apellidos, para que tengamos un poquito más claro cuál es la estrategia. Ellos serán los beneficiados de todo este Plan, y los más perjudicados, además de los propios trabajadores/as del sector sanitario, la población más vulnerable, que verá cómo se deteriora aún más su salud. Enfrentémonos a toda esta política, si no queremos vernos como en Estados Unidos, donde existen 50 millones de personas sin ningún tipo de cobertura sanitaria, y 250 millones con seguro médico privado, que cuando necesitan de tratamiento, muchas veces les es negado. ¿Este es el panorama que queremos para nuestro país? Sigamos en la lucha, ya hemos comprobado que esta deriva privatizadora se puede parar.   

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías