Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
10 julio 2011 7 10 /07 /julio /2011 23:00

Se aprobó recientemente, dentro de las Propuestas de Resolución para el Debate del Estado de la Nación, una primera medida sensible con las personas hipotecadas que no pueden hacer frente a sus pagos. Sí, por fin una medida de este tipo, que vaya en la dirección de aliviar la ya penosa situación de las personas que, por estar sufriendo las consecuencias de esta brutal crisis económica, se han de quedar sin su vivienda, renunciando a uno de los más básicos y humanos derechos constitucionales.

 

Pues bien, la medida en cuestión sólo consiste en subir la cantidad llamada "inembargable", es decir, el mínimo a partir del cual las Entidades no pueden embargar, sino que lo tienen que dejar para que la familia satisfaga sus necesidades básicas. Esta cantidad, que estaba anteriormente un poco más baja que el SMI (Sueldo Mínimo Interprofesional), rondaba los 600 euros, y después de esta medida ha subido a casi 1.000 euros para las personas que no tienen cargas familiares, y a casi 1.300 para las que sí las tienen. En cualquier caso, una medida que llega muy tarde y que se queda tremendamente insuficiente, además de ir en la línea de seguir defendiendo los intereses del sistema financiero.

 

hipotecas.jpgAl sector financiero le ha sentado como una auténtica botetada, incluso hubo declaraciones de algún Consejero Delegado del BBVA diciendo más o menos que "el Gobierno no debería ceder a las presiones de tipo populista, en contra de la solidez de un sistema hipotecario que es referencia internacional". A estas personas que tanto defienden (porque les paga, y les paga muy bien, demasiado bien) el sistema hipotecario debiéramos someterlas también a la situación de que tuvieran que entregar su casa al Banco, a ver qué tal les parecía la experiencia, y si seguían pensando lo mismo.

 

A ello hay que unir (no se puede tener menos vergüenza) que más o menos al mismo tiempo que estas medidas se debatían en el Congreso, salía a Bolsa por primera vez Bankia, una de las Entidades Financieras surgidas en la última oleada de conversión de antiguas Cajas de Ahorros en Bancos, presidida por Rodrigo Rato, el ex Vicepresidente Económico con los gobiernos de José María Aznar, que luego fuera también Director Gerente del Fondo Monetario Internacional, precisamente esa Institución que tanto tuvo que prever la crisis que se avecinaba, y no hizo absolutamente nada por evitarlo, ni siquiera por comunicarlo. Pues como digo, después de la constitución de la nueva Bankia, nos enteramos de que entre el presidente Rodrigo Rato, y un par de Consejeros Delegados, se van a repartir la tremenda suma anual de 10 millones de euros en sueldos y primas. Pero en fin, ya sabemos que la crisis no va con ellos. Me parece totalmente reprochable, condenable y obsceno el comportamiento de estos banqueros, así como el sistema político que se lo permite, que es también el mismo que los ha rescatado a base de inyecciones multimillonarias de dinero público, precisamente de todos estos contribuyentes que ahora no pueden pagar sus hipotecas. 

 

Pero como decíamos, entendemos que la medida tomada en resolución se queda muy corta para las familias que lo están pasando muy mal, por lo cual apostamos desde la izquierda por que se adopte la fórmula que se ha venido en llamar de la "dación en pago" (que además existe ya en otros países de nuestro entorno, como Alemania, Francia o Reino Unido), es decir, la cesión de la vivienda (siempre que sea familiar y residencia habitual, y los clientes sean deudores de buena fe) en pago de la totalidad de la deuda hipotecaria. Es decir, que la entrega de la vivienda al Banco deje la deuda hipotecaria completamente saldada, impidiendo que dichas familias no lleguen todavía a situaciones más dramáticas que las que han provocado dicha situación de impago.

 

Pero es más, nuestro eurodiputado y responsable de Política Internacional de Izquierda Unida, Willy Meyer, ha solicitado a la Unión Europea la regulación a nivel comunitario de esta medida y de esta situación, incluso con efectos retroactivos, para evitar que, como ocurre actualmente (pues la cifra de evolución de los deshaucios ha sido vertiginosa), millones de ciudadanos europeos sean condenados a la exclusión social y económica. Rescatando las palabras textuales de Meyer: "En España, solo durante los tres últimos años, han sido condenadas a la clandestinidad económica permanente, la economía sumergida y la exclusión social cientos de miles de personas que, aún habiendo entregado al banco la vivienda por la que contrajeron la deuda hipotecaria, siendo además ésta, en muchos de los casos, la única residencia del núcleo familiar, deben seguir pagando injustamente la deuda hipotecaria y, al no poder hacerlo, son incluidos en listas de morosos que dificultan gravemente el ejercicio de derechos tan básicos como el acceso a la vivienda, incluso en régimen de alquiler, o la consecución de un trabajo". Pues ahí queda la propuesta. Esperemos conseguirla próximamente, e ir derrotando sucesivamente con pequeñas batallas a nuestro Golliath actual, que son los mercados, la Banca y los grandes intereses económicos, y por supuesto todos los partidos y los gobiernos que les apoyan.

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías