Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
25 marzo 2012 7 25 /03 /marzo /2012 23:00

Me inspiro para el presente artículo en otro escrito en Mundo Obrero por Dolores de Redondo, que podéis consultar en este enlace. Efectivamente, la autora nos cuenta sus graciosas peripecias en un supuesto mundo al revés, donde las escalas de valores, la correlación de poderes y de fuerzas y los servicios públicos tuvieran un cariz contrario al actual, mucho más justo, equitativo y racional. Yo también voy a simular aquí ese "mundo al revés" que ella soñara, pues sería algo totalmente genial.

 

Las ganas de que esa inalcanzable utopía se transforme en realidad me llevaron una noche a soñar con una sociedad y un país donde los empresarios tuvieran que movilizarse para defender sus derechos, en contra de una clase trabajadora que monopolizaba los medios de producción. Un constante aumento del Sueldo Mínimo Interprofesional estaría poniendo en grave riesgo los beneficios empresariales, pues las brechas sociales estarían cada vez más difusas. Esa reforma empresarial tan anhelada haría estragos en los Directivos y Consejeros de las grandes empresas, que se codearían con fontaneros, profesores o administrativos.

 

En mi sueño teníamos una Banca Pública procedente de un conjunto de Cajas de Ahorros nacionalizadas, los banqueros habrían perdido gran parte de su negocio, pero es que además las prácticas ilícitas de especulación y los productos financieros tóxicos estaban expresamente prohibidos, así que al fin la Banca protestaba e iba en contra de la clase política, a la que acusaba de haber dilapidado sus privilegios de tantos años. Pero por contra el paro era residual, los jóvenes tenían salida laboral y a la gente no se la echaba de sus casas.

 

Por su parte, los principales partidos políticos, los dos mayoritarios, habían perdido el miedo a la sinceridad, de tal manera que el PP perdía afiliados y votantes sin cesar simplemente porque no escondía sus medidas en los programas electorales, y al PSOE le pasaba tres cuartos de lo mismo, pero por declararse abiertamente de ideología neoliberal, y pedir perdón por haber estado engañando a su electorado durante tanto tiempo. Ya llevábamos siete legislaturas transformando nuestra sociedad hacia un sistema político republicano y federal, con más justicia social, con más reparto y redistribución de la riqueza, y los ricos (que cada vez eran menos) estaban muy ilusionados con invertir en nuestro país, y con colaborar en la creación de mayor riqueza nacional.

 

Durante este tiempo, en mi sueño habíamos conseguido no sólo nacionalizar las grandes empresas de servicios básicos, sino también recuperar para el herario público todo el dinero procedente de la corrupción de los políticos del PP-SOE, y disfrutábamos de una enseñanza pública de calidad, con un profesorado bien valorado y estimulado, y con unos índices de fracaso escolar bajísimos, aparte de ser un país muy destacado en los Informes Pisa. Todas las enfermedades estaban recogidas en el amplísimo catálogo de la Sanidad Pública, que además se actualizaba permanentemente, y nos remitía a unos profesionales de la salud cada vez más implicados en su tarea.

 

Hombres y mujeres eran valorados por igual, no había discriminaciones de sueldo, e incluso algunas mujeres acaparaban profesiones y cobraban más que sus homólogos masculinos. Ya estaba muy superado el tema de la violencia de género, y los homosexuales estaban totalmente integrados, de tal forma que había chicos en la clase de mi hija que declaraban abiertamente tener dos padres, o dos madres. Habíamos pasado página del franquismo, pues se habían reconocido todas las atrocidades del régimen, y todos los familiares de los muertos y desaparecidos se habían reconciliado con su memoria, pues la sociedad les había devuelto ese reconocimiento y esa justicia.

 

Casi no existían las mediciones sobre el número de gente en el umbral de la pobreza, pues aquélla estadística ya era totalmente anacrónica,  y las fuentes de energía eran limpias y renovables, pues hacía tiempo que le habíamos declarado la guerra a las petroleras y a las Centrales Nucleares, que cada vez encontraban menos espacio en el mundo industrial para desarrollar sus negocios. El aire se podía respirar, los coches eran eléctricos y no entraban a las ciudades, donde todo el mundo paseaba o utilizaba los medios de transporte públicos y colectivos, y también se habían convertido en enormes parques o bosques los terrenos donde antiguamente se encontraban las bases militares norteamericanas de la OTAN en nuestro país.

 

Pero me despertaron en el mejor momento de mi sueño, justo en el momento en que la Iglesia se había quedado sin privilegios en España, los Concordatos y Acuerdos con la Santa Sede habían sido derogados, en ningún colegio público se enseñaba religión, y los católicos tenían que pagar de su bolsillo los eventos que sus respectivas diócesis querían organizar. Aunque la verdad es que cada vez salían menos católicos en las encuestas del CIS, pues la gente renegaba de todas las religiones y se declaraban ateos o agnósticos.

 

¡¡Qué lástima!! Sonó el despertador y me devolvió a mi cruda realidad, pero al menos por un rato, mi mente pudo volar, abstraerse del mundanal ruido, como dijo el poeta, y disfrutar de un mundo al revés. Por cierto, ojalá las nuevas generaciones disfruten algún día del mundo que yo soñé, y el mundo al revés sea lo que vivimos hoy. De esa forma y emulando cierta fábula oriental, no se sepa si la dama soñó que era una rana, o la rana soñó que era una dama.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías