Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 abril 2012 2 03 /04 /abril /2012 23:00

Desde que el PSOE perdió las últimas Elecciones Generales en noviembre pasado, consiguiendo su grupo parlamentario de 110 escaños y por tanto siendo el grupo más numeroso y principal de la oposición, se está produciendo un fenómeno de todo punto lógico y natural, dada la trayectoria política de este partido durante sus últimos 8 años de Gobierno (aunque podríamos retrotraernos a las legislaturas de Felipe González, pues en realidad las políticas no variaban mucho).

 

rubalcaba.jpgLa crisis económica puso de manifiesto la auténtica ideología y las verdaderas capacidades del PSOE, un partido que a pesar de haber estado gobernando muchos años (y haber conseguido algunas cosas buenas, que desde la izquierda valoramos, sobre todo en cuestión de derechos sociales), no supo encauzar las políticas de izquierda ante una creciente oleada europea de gobiernos y tratados neoliberales, que consagraban las políticas de apoyo al capital financiero, y de desprecio al sector público y a las clases trabajadoras.

 

No entro en la cuestión de hasta qué punto no supo o no pudo o no quiso, que de todo habrá un poco, pero lo cierto es que el descontento hasta en el propio electorado clásico del PSOE fue evidente, razón por la cual, aunque sea como hemos dicho el grupo principal de la oposición, no dispone de la credibilidad suficiente como para plantar cara a las agresivas políticas del Gobierno del Partido Popular.

 

Esta situación se comprueba casi diariamente en el Congreso de los Diputados, y sobre todo cuando hay sesiones plenarias o de Control al Gobierno, donde el espectáculo es ciertamente lamentable. Sin querer por supuesto darle ninguna razón al PP, lo cierto es que los argumentos del PSOE son desmontados por sistema por los miembros del Partido Popular (siempre con las excepciones de rigor) cuando se refieren a temas económicos, tales como el apoyo al saneamiento de las cuentas públicas, o las sucesivas reformas que se han planteado, tales como la reforma del sector financiero o la más agresiva de todas, la reforma laboral.

 

Y todo ello se resume como decimos en una premisa básica: los anteriores gobiernos del PSOE iniciaron las líneas donde ahora está abundando el PP, comenzaron las políticas que ahora el Partido Popular complementa, endurece o insiste, dándoles mayor virulencia y mayor agresividad. Los ejemplos son innumerables: reforma de las pensiones, apoyo al sector bancario, consolidación fiscal, reducción del déficit por la vía injusta del ajuste duro, reformas laborales, abaratamiento del despido, consagración de todas estas políticas neoliberales en la Constitución, etc., fueron todas ellas medidas que el Gobierno del PSOE impulsó, y que ahora el Gobierno del PP continúa ahondando, completando y profundizando.

 

Por todo lo cual, el PSOE no tiene ninguna credibilidad para oponerse a ellas, por mucho que nos quieran hacer ver matices entre sus leyes y las del PP, porque lo cierto es que ambos están en la misma línea, todos van en la misma dirección, pues todos creen al final en lo mismo, ninguno apuesta de verdad por una revolución de las actuales políticas para invertir el escenario, y dar más protección y protagonismo a las clases trabajadoras. A cada nueva crítica que el PSOE realiza a las medidas del PP, ahonda en su descrédito y en su falta de argumentos, que vienen precisamente de quien ha tenido la oportunidad de poder hacer frente a esas políticas, y no lo ha hecho.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías