Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 febrero 2014 5 21 /02 /febrero /2014 00:00

"Si hay un país que ha cometido atrocidades indecibles en el mundo, son los Estados Unidos de América"

(Nelson Mandela)   

 

 

 

 

 

estado_guerra21.jpgContinuando a partir de la exposición del artículo anterior, es fácil concluir que los imperialistas estadounidenses necesitan de la guerra porque es la única dialéctica para repartirse indefinidamente el mundo, y asegurarse el monopolio sobre los mercados, las fuentes de materias primas, de recursos naturales, la ciencia, la tecnología, los medios masivos de comunicación, la biodiversidad, el petróleo, el gas, el agua, armamentos, áreas rentables de inversión de capital y regiones geoestratégicas. Tal dialéctica belicista patentiza el carácter reaccionario del imperialismo norteamericano, así como la imposibilidad de resolver por la vía pacífica sus contradicciones con el resto de monopolios transnacionales y multinacionales rivales, a pesar de ser de la misma naturaleza. Las contradicciones intra e interimperialistas inherentes a la complejidad capitalista son las causas verdaderas de todas las guerras coloniales, regionales y locales, así como de las conflagraciones mundiales.

 

estado_guerra22.jpgPero la hostilidad hacia el resto del mundo se materializa de muchas otras formas. Véase el caso actual de Venezuela, donde no cejan en su empeño de derrocar al líder socialista bolivariano Nicolás Maduro, elegido democráticamente, mediante todo tipo de revueltas y altercados populares, hostigamiento masivo al Gobierno legítimo, y políticas de desestabilización económica del país. El belicismo estadounidense es una constante que subyace en sus relaciones imperialistas, cuyas guerras de exterminio masivo son hechas para sojuzgar y expoliar. Todas ellas son en esencia guerras reaccionarias de pillaje y rapiña colonial, pese a sus sofisticadas formas de simulación o a las sutiles máscaras que puedan utilizar. Por ello, sus alianzas (imperialistas o ultraimperialistas), que defienden con tanta pasión sus ideólogos, son coaliciones imperialistas, o bien una coalición imperialista contra otra coalición imperialista. Por lo mismo, los períodos de paz que instaura el imperialismo norteamericano, en realidad sólo son treguas entre una guerra y otra, pero nunca el fin de las mismas. Se puede comprobar realizando una cronología de los conflictos bélicos patrocinados por USA.

 

estado_guerra23.jpgConsecuentemente, sus alianzas imperialistas no son duraderas, son transitorias y se dan en el marco de las pugnas interimperialistas, y según la correlación de fuerzas con las demás fracciones imperiales, o responden al peligro que entraña para el sistema yanqui las insurgencias sociales y armadas de los trabajadores de los pueblos de la Tierra, porque éstas son en esencia las alianzas de las clases explotadas y oprimidas contra las alianzas de las clases dominantes imperialistas, unidas por la defensa del sistema capitalista de explotación y dominación mundial, no obstante sus disputas y sus fronteras. Las guerras del imperialismo de EE.UU. en el presente siglo son inevitables, tienen un carácter de clase, se corresponden con las lógicas de sus procesos de imperialización y acumulación transnacional, ponen de relieve sus contradicciones esenciales y a la vez, las contradicciones interimperialistas, evidencian la razón instrumental y el declive sistémico.

 

estado_guerra24.jpgAsímismo, estas guerras son desaguaderos de sus crisis estructurales, son fuentes de sus truculentos negocios bélicos y la destrucción sistémica de millones de seres humanos y de la propia naturaleza. Los oligarcas yanquis, lejos de desarmarse como sueñan los social-pacifistas y los promotores del fin de la historia, por el contrario, durante el siglo XXI intensifican su carrera armamentista en proporciones cada vez más inimaginables, preparan las próximas conflagraciones, y las nuevas reestructuraciones del mapa global, y todo ello con el beneplácito y la complicidad servil de sus países aliados. Han multiplicado y multiplican sus guerras de recolonización o "guerras humanitarias". El número de guerras y conflictos coloniales en el planeta se triplicó, ascendiendo de 6 guerras y 161 conflictos armados en 2010, a 20 guerras y 166 conflictos en 2011, cuyos mayores escenarios han sido (y son) África, Oriente Medio y el Cáucaso.

 

estado_guerra25.jpgAnte estas tendencias imparables, la devoción por el desarme, la distensión y la "paz global", son ingenuas fantasías con espolones atómicos. El ejército de científicos y los estrategas del imperialismo estadounidense trabajan a toda máquina no sólo para el empleo de la poderosa bomba MOP contra Irán y Corea del Norte, el despliegue y desarrollo global de la guerra de robots, basada en los aviones no tripulados o drones (como Predator, Reaper, Raven), vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés, que han sido las principales armas en las guerras coloniales contra Afganistán, Irak, Libia, Pakistán y otros países), sino también en la creación de las armas finales para aniquilar a sus enemigos, a la vez que inundan el mundo con sus operaciones de fuerzas especiales. Con razón el Imperio destinó 662.000 millones de dólares para los gastos de Defensa durante 2012, y 613.000 millones de dólares en su presupuesto militar para el año 2013.

 

Pese a su evidente declive, pero aún dueño de abundantes recursos imperiales, EE.UU. sigue blandiendo sus armas por todas partes, y cada Administración imperial de turno (da igual si se trata de Demócratas o Republicanos, la filosofía imperial es compartida, y la auténtica democracia ausente) se propone mantener en el siglo XXI la superioridad militar de EE.UU., particularmente en la región Asia-Pacífico, "crucial región", pero también en África, América Latina y El Caribe, regiones de disputa colonial para el imperialismo yanqui, sobre todo Nuestra América, su patio trasero, ahora transformada en una región de ruidosa y silenciosa disputa intra e interimperialista, evidenciada por los desencuentros geoestratégicos y geopolíticos, particularmente del grupo de los denominados países emergentes, que responden al acrónimo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías