Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 marzo 2014 4 20 /03 /marzo /2014 00:00

"A menudo las noticias que recibimos de Estados Unidos tienen que ver con los múltiples frentes de guerra abiertos por el Imperio, el fanatismo religioso de la derecha evangélica, la comida basura, los escándalos sexuales de la vida pública, su puritanismo regresivo, la estulticia de sus series de televisión, su papel autoasignado de policía global o su insistencia en perpetuar un sistema capitalista global de explotación y destrucción del planeta"

(Luis Martín Cabrera)

 

 

 

 

estado_guerra31.jpgAsímismo, mantiene a plenitud sus presiones brutales y atropellos reiterados a los Derechos Humanos, con la misma facilidad que enarbola su bandera cuando se trata de atacar a sus contrarios. Bajo la raída bandera fascista del anticomunismo (y ahora también del terrorismo internacional), ha logrado agrupar a toda la reacción mundial para enfrentar al comunismo revolucionario y ha desatado contra los más diversos movimientos sociales e insurgentes amplias cruzadas neofascistas y macartistas, perpetuando a la vez su terrorismo estatal transnacional (que sitúa en el primer lugar con 20.000 casos denunciados según los Informes de Naciones Unidas), como el que ejecuta en la ilegal Base Naval en la Bahía de Guantánamo de Cuba, y el perpetrado en Abu Ghraib (Irak), entre otros campos de concentración. En esta misma dirección, el imperialismo norteamericano armó y arma coaliciones imperiales para invadir y someter a pueblos enteros. Hoy explota y domina a la mayoría de los pueblos de América Latina y El Caribe, África, Asia, y a los pueblos del ex campo socialista. EE.UU., tras la destrucción de las potencias fascistas y el derrumbe del socialismo soviético, estableció su dominio planetario y construyó una cárcel de pueblos. Es el mayor pirata de la recolonización imperialista del siglo XXI.

 

estado_guerra32.jpgPor otra parte, su miedo atroz a la democracia es palpable, y se deja entrever continuamente, como ocurre ahora con su actitud prepotente e intimidatoria hacia la celebración del reciente referéndum en Crimea, por parte de Rusia. Bajo el pretexto del respeto a la legalidad internacional, solo respeta aquéllos procesos que le interesan, declarando una cruzada contra ellos, en caso contrario. Todo ello, por supuesto, y no lo podemos olvidar, con la criminal complicidad de la Unión Europea, su mejor bufón internacional. Su volumen armamentista es demoledor. El Instituto Internacional de Investigación sobre la Paz, con sede en Estocolmo (SIPRI, http://www.sipri.org, por sus siglas en inglés, Stockholm International Peace Research Institute), informó en el año 2003 que el gasto mundial en armamento fue de 956.000 millones de dólares, y la mitad de esa cantidad recayó en Estados Unidos. Pero hemos llegado a un punto en que desde algunas instancias se legitima el hecho de que nuestra sociedad elimine, periódicamente, y por circunstancias económicas, a millones de seres humanos. En la obra "El Informe Lugano", de Susan George, ante la imposibilidad de resolver los problemas globales, los responsables del informe aconsejan a las naciones capitalistas, el exterminio de más de la mitad de la población.

 

estado_guerra33.jpgEl imperialismo de EE.UU. se ha convertido en la matriz de más del 50% de las corporaciones industriales y financieras transnacionales, en la mayor potencia militar de corte fascista, en el bastón burgués del oscurantismo fundamentalista, en el santuario del terrorismo de Estado y en la cabeza de las bárbaras conquistas planetarias del imperialismo occidental. Heredero del viejo colonialismo, lo reproduce en escala ampliada por la vía de la compleja imperialización geopolítica que pone al desnudo la decadencia sistémica y la descomposición social y moral del orden burgués estadounidense. Con esta biblia ideológica colonial los gobiernos y los ejércitos del imperio estadounidense han perpetrado durante siglos contra los pueblos del mundo: subversiones, invasiones, ocupaciones, pillajes, barbaries, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra, 328 golpes de Estado entre 1902 y 2009 (que instalaron dictaduras militares o civil-militares en América Latina y El Caribe, África, Medio Oriente y Asia Sudoccidental), violaciones de derechos humanos, terrorismo transnacional de Estado, genocidios, etnocidios y ecocidios, en muchos casos con la complicidad de las NN.UU. e incluso instrumentado por el Consejo (colonial) de Seguridad. Ante este currículum, es evidente que USA representa un gran peligro mundial.

 

estado_guerra34.jpgDurante los siglos XIX y XX, el imperialismo yanqui ha consumado más de 320 agresiones e invasiones armadas. Más de 150 agresiones coloniales perpetró en el siglo XIX para expandir sus dominios territoriales e imponer su hegemonía; de éstas, más de 90 fueron contra pequeños países de América Latina y El Caribe. Durante el siglo XX, sus guerras coloniales fueron más de 170, de las cuales 96 se ejecutaron en América Latina y El Caribe, 39 en Asia, 16 en África y 11 en Europa. En el siglo XXI, USA despliega su compleja imperialización a través de las nuevas guerras, del terrorismo transnacional y de las múltiples barbaries en curso. Y en cuanto a sus bases militares, estudios independientes llevados a cabo en 2012 constatan que el imperialismo yanqui poseía la mayor colección de bases militares de toda la Historia: más de 1.000 fuera de los 50 Estados y de Washington. Las tropas yanquis mediante estas bases tienen presencia en 150 países del mundo y gastan más de 250.000 millones de dólares anuales en mantener tropas y bases en el exterior. El ejemplo más reciente que podemos poner se refiere a nuestro territorio andaluz, donde se está comenzando a poblar el dispositivo militar que necesita el nuevo Escudo Antimisiles de la OTAN.

 

estado_guerra35.jpgSe consideran en estas cifras bases antiguas como las de Alemania y Japón, así como las novísimas bases de drones diseminadas en Etiopía, en las Islas Seychelles (Océano Índico) y en algunos balnearios militares de Italia y Corea del Sur. No obstante, este número está muy por debajo de las cifras reales si se consideran las 450 bases instaladas en Afganistán (además de su colosal embajada base) y otras tantas en Irak, las invisibles de América Latina y El Caribe, así como la "cartera de propiedades 2006" del Departamento de Defensa, que alcanza un total de 3.731 terrenos, de los que cerca del 80% con 11,7 millones de hectáreas se encuentran en territorio estadounidense y más del 20% con 287.000 hectáreas están situadas fuera de EE.UU. Visto lo visto, se puede concluir que USA ha establecido en el mundo su imperio de bases militares. Como se puede advertir, el Departamento de Defensa imperialista, con cerca de 225.000 empleados militares (el Pentágono y las Fuerzas Armadas) y 300.000 viviendas en todo el mundo, es dueño de todas estas inmensas extensiones de tierra en el planeta, hecho que lo identifica como uno de los mayores terratenientes del siglo XXI. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías