Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 junio 2014 4 05 /06 /junio /2014 23:00

"Hoy, el capitalismo transnacional norteamericano es un complejo imperio militar inflado y parasitario en manos de una parásita clase de financieros, compradores y especuladores"

(Camilo Valqui)

 

 

 

usa_guerra_permanente71.jpgReproduzco a continuación un pasaje del texto "La decadencia de EE.UU.", donde Pablo A. Pozzi y Fabio G. Nigra exponen lo siguiente: "De hecho la nación que es considerada el parangón de la democracia, ha sido una de las más bárbaras del planeta desde la época colonial. La primera guerra biológica la ejercieron los colonos en América del Norte cuando entregaron mantas infectadas con viruelas a las poblaciones indígenas; la primera "limpieza étnica" del continente americano fue la "remoción" de los Cherokees en 1829; los primeros campos de concentración en la historia de la humanidad los estrenó el ejército norteamericano durante las huelgas de mineros de 1892; la frase "los salvamos aniquilándolos" fue hecha por un oficial norteamericano durante la guerra de Filipinas en 1900; la única potencia que utilizó la bomba atómica, no una sino dos veces, fue Estados Unidos; el principal impulsor y sostén de dictaduras a través de la historia ha sido el gobierno norteamericano; el fundamentalismo religioso, el racismo y el antisemitismo son parte integral de la cultura de su ciudadanía; el gobierno ha llevado adelante numerosos experimentos con su propia población dignos del Dr. Mengele; sus gobernantes le mienten cotidiana y abiertamente a su población; está comprobado el fraude electoral tanto en 1876, 1960 y 2000; y su sistema electoral contiene tantas irregularidades que no sería considerado como transparente por ningún observador objetivo".

 

usa_guerra_permanente72.jpgY concluyen: "Y sin embargo su población (y de hecho muchísima gente a través del mundo) consideran a Estados Unidos como una democracia ejemplar, protectora de las libertades y defensora de los derechos humanos. La contradicción entre sus prácticas y su discurso es flagrante e ignorada por gran parte de su población. Stalin sacrificó a millones de seres humanos con sus políticas socioeconómicas, cierto. ¿Cuántos millones han muerto y mueren como resultado de las políticas impuestas por el poderío norteamericano?". Y es que el capitalismo y sus voceros, gobiernos y medios de comunicación occidentales, no tienen ningún complejo en difundir continuamente versiones falseadas y edulcoradas de la Historia, y no tienen problemas en acallar o silenciar los hechos que puedan ser molestos. Y de todos modos, la cuestión ideológica está muy arraigada en los anales del pueblo norteamericano. Su ideal de lo que ellos denominan como "el sueño americano" les ha servido para creerse como los paladines de la libertad, y bajo este extraño dogma han sacrificado buena parte de sus políticas. De hecho, el norteamericano medio es ignorante de su propia historia, así como la del resto del mundo. Pero aún peor, tienden a considerarse como la única nación "civilizada" y "libre" del planeta, por lo que para ellos y según su visión, el resto de los pueblos de la humanidad son salvajes o inferiores a ellos. Y bajo estos parámetros, se ha generado una mentalidad o una cultura de sitio a partir de la "democracia del deseo". Según su punto de vista, todos los pueblos del orbe desean lo que ellos tienen, y por ello los envidian, por lo que hay que defenderse de esta situación a cualquier costo.

 

usa_guerra_permanente73.jpgDe toda esta visión como sociedad, de sus miedos y sus complejos, vienen las posibles explicaciones que podemos dar a su culto a las armas, y por ende, al culto a sus Fuerzas Armadas y a su dominio en el mundo. Su propia sociedad es cautiva y víctima de esta situación, pues los atentados civiles están en EE.UU. a la orden del día. En el artículo "EE.UU., las armas y el capitalismo: una sociedad en decadencia", explicábamos las causas de dicho comportamiento. Afirmábamos allí que el deficiente, laxo y permisivo control civil de armas es el principal responsable de que se produzcan estos hechos, y la existencia del grupo social de los llamados "preparacionistas", en el sentido de acumular víveres, dinero y armas en su propia casa, para estar prevenidos ante un hipotético caos económico y social en el país. Ello desarrolla a menudo el perfil del ciudadano/a que odia al mundo, que tiene bastantes posibilidades de ejecutar una supuesta "venganza" contra él. El miedo endémico de la sociedad estadounidense la vuelve también proclive a la posesión de armas de fuego, para defensa personal, sin apenas realizar un control psicológico sobre el perfil de las personas que las poseen. De esta forma, comprar y poseer armas se considera algo completamente natural y justificado.

 

usa_guerra_permanente74.jpgLa psicosis nacional está servida, y llega a extremos completamente patéticos en algunos casos. La posesión de armas se ha convertido en todo un despropósito, fiel reflejo de una sociedad en continua decadencia. La contradicción y la extravagancia son tales, que si por una parte la Asociación Nacional del Rifle, tras cada asesinato, asegura estar rota y dispuesta a aportar todo de su parte para evitar nuevas matanzas, hay Congresistas Republicanos que argumentan que la mejor forma de evitarlas es precisamente aumentando la posesión de armas de la población civil, para poder defenderse mejor de los indiscriminados ataques. En realidad, todo ello obedece en el fondo, sobre todo, a que la sociedad estadounidense representa la cima del capitalismo más despiadado. Su cultura del individualismo, del "sálvese quien pueda", llevadas a sus más crueles extremos, es típica de aquélla sociedad. Curiosamente, el país más poderoso de la Tierra en algunos aspectos, es uno de los más pobres en esquemas de protección social. Allí está instalada la cultura de las "oportunidades", a la vez que hacen gala de una sociedad tremendamente egoísta, rancia y conservadora. Su visión del mundo, de las desigualdades y de la justicia social es muy estrecha, y justifican una política que desprecia a sus ciudadanos desde las instancias públicas, una política que los hace responsables de su destino, que les echa la culpa de su éxito o de su fracaso, que les inculca una conciencia de ser ellos mismos los únicos responsables de todo lo que poseen en la vida. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías