Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 octubre 2014 2 14 /10 /octubre /2014 23:00

"Es importante que la ONU investigue a Israel por crímenes de guerra en Gaza. Pero no es suficiente. Si hubiera una voluntad de frenar el genocidio de palestinos, la comunidad internacional y los mismos ciudadanos estadounidenses deberían penalizar al Gobierno de EE.UU. por su responsabilidad en alimentar la infernal maquinaria bélica de Israel, que siembra muerte y destrucción en Palestina. Y esto no hace falta investigarlo, se puede leer en la prensa estadounidense puesto que el propio Gobierno lo admite públicamente, para el que lo quiera oír"

(Silvia Arana)

 

 

 

 

 

 

Y es que Estados Unidos exportó a Israel una cantidad sustancial de los mismos tipos de armas que Israel está usando para matar gazatíes, según los análisis de datos de exportación de armas de la Oficina del Censo de EE.UU. Por ejemplo, en 2013, Estados Unidos envió a Israel por lo menos 196 millones de dólares en partes para aviones y helicópteros militares, una categoría que incluye cazas F-16 y helicópteros Apache, que están siendo utilizados para atacar casas, escuelas, oficinas y granjas en Gaza. Entre enero y mayo del presente año, EE.UU. ya había exportado 92 millones de dólares en piezas de aviones y helicópteros militares. Pero además, en ese mismo período, también exportó 39 millones de dólares en piezas de vehículos blindados de combate, y más de 9 millones de dólares en cartuchos de munición.

 

usa_guerra_permanente121.jpgTienen el inmenso cinismo para, mientras afirma que quiere servir de intermediario para un alto el fuego, seguir facilitando exportaciones de armas a Israel. Como ya hemos indicado, la ayuda militar oficial de EE.UU. a Israel es de unos 3.000 millones de dólares, pero esta cifra no incluye los 504 millones de dólares para financiación dedicados a la defensa de misiles. Y tampoco se incluye en dichas cifras la financiación para el entrenamiento, el mantenimiento, las reparaciones y los respuestos, el apoyo para investigación y desarrollo, el armamento para acciones especiales, los pagos destinados para operaciones clandestinas, o la financiación para la seguridad interior. Pero no acaban aquí los privilegios y los tratos de favor. De hecho, Israel es el único país al que se le permite que utilice la ayuda militar de EE.UU. para construir su propia industria militar, un privilegio que incluye el desarrollo de sistemas propios de armas basados en ingeniería estadounidense. Además, fondos estadounidenses adicionales se gastan en investigación y producción militar conjunta. Israel también goza del estatus de "vía rápida" para ventas de armas, lo que significa que puede cerrar contratos directamente con fabricantes en EE.UU. sin tener que pasar por el Pentágono.

 

usa_guerra_permanente122.jpgComo puede apreciarse, se trata de todo un complot especial por parte de ambos gobiernos para el suministro rápido, directo e intenso de material militar y asesoramiento integral, que luego Israel explota contra el pueblo palestino, a sangre y fuego. La criminal complicidad con el gobierno asesino de Israel está clara. Cualquier otro gobierno responsable y decidido a acabar con la masacre (y en esto incluimos también a los gobiernos títere de la Unión Europea), en vez de continuar suministrando armas, impondría un fuerte embargo de armas y comercial contra Israel, así como una fuerte campaña de hostigamiento diplomático. Pero nada de esto se hace. Y mientras los serviles gobiernos de la OTAN se "lamentan por las víctimas de ambas partes", reconocen el "derecho de Israel a defenderse", y hacen un "llamamiento a un alto el fuego duradero y volver al diálogo para alcanzar la paz", entre otras sandeces y falacias, el gobierno asesino de Israel se ve fortalecido ante la inacción y pasividad de la comunidad internacional, seguidista de la política de Washington.

 

usa_guerra_permanente123.jpgResulta por tanto inocultable la doble moral del gobierno norteamericano. Por un lado, la Casa Blanca (esté habitada por republicanos o demócratas) habla de ayudar a la paz, mientras despacha envíos masivos de armas a Israel; por el otro, invierte astronómicas sumas de dinero en sistemas de interceptación para cohetes rudimentarios carentes de valor militar y con una capacidad destructiva casi simbólica, que son sistemáticamente presentados en los medios occidentales como una grave amenaza para los habitantes del Estado judío, a la vez que dota al régimen terrorista de Tel Aviv de modernas aeronaves y de todo un arsenal de material bélico con tecnología punta y un poder devastador, que además Israel utiliza de forma indiscriminada, abatiendo no sólo lugares estratégicos, sino focos masivos de población palestina, donde mueren inocentes adultos, mayores, mujeres y niños. Creemos que queda demostrado, a todas luces, y bajo todos los puntos de vista, que el Gobierno de Estados Unidos es corresponsable y cómplice de los crímenes de guerra que se están cometiendo contra la población palestina, y no tiene autoridad moral alguna para presentarse ante la comunidad internacional como promotor de paz en un conflicto en el que es, de hecho, parte beligerante, y en el cual los agresores realizan una permanente siembra de rencores y de odios. Es el estado de guerra permanente. Son los actores de la guerra perpetua. Son los instigadores a mayor escala de todos los conflictos internacionales de toda la Historia contemporánea del planeta.

 

Y como afirmaba un reciente editorial del diario "La Jornada": "Con estos hechos en mente, no deja de resultar paradójico que en ocasiones los funcionarios de Washington se muestren sorprendidos por la virulencia antiestadounidense que adquieren diversas organizaciones fundamentalistas árabes e islámicas, cuando esa virulencia ha sido sistemáticamente alimentada durante décadas por la propia superpotencia". El Estado Islámico (ISIS o EI) es la última manifestación de dichos grupos radicales, que emplean el terror a gran escala, y que suponen una clara amenaza no sólo al Gobierno de Estados Unidos, sino también al conjunto de sus serviles países "aliados". Hubo un tiempo en que el Islam representaba arte, cultura y sabiduría por todo el mundo, y debiéramos preguntarnos las razones para esta extensión del fundamentalismo islámico en gran parte del mundo árabe. Debiéramos preguntarnos sus auténticos motivos, su génesis, la explicación de sus orígenes, en vez de obedecer a la visión dominante, sesgada, manipulada e interesada que nos ofrecen todos los medios de comunicación occidentales. Abramos nuestra mente, pensemos con claridad, analicemos los datos y la historia, y pongamos a cada actor en su sitio. Seguramente obtendremos una visión más justa y cercana a la realidad, además de comprender muchas cosas que ocurren en nuestro desquiciado mundo. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías