Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
16 diciembre 2013 1 16 /12 /diciembre /2013 00:00

"Lo que estamos viviendo es una guerra civil de clases, no declarada, de los de arriba contra los de abajo, sin que éstos últimos, que son la mayoría poblacional y productiva, lo sepan"

(Rafael Cid)

 

 

Abundando en los conceptos de clase, desigualdad y lucha de clases, desde el número anterior, tenemos que aclarar que, para comprenderlo, quizá debamos abandonar los enfoques academicistas y de "sentido común" que nos quieren hacer ver. En ellos se considera la estructura social como una escalera, donde en sus peldaños, los diferentes grupos sociales tienen una posición, por encima o por debajo del resto de grupos, según su estatus, ocupación o ingresos (conceptos ya discutidos en la entrega anterior). El marxista estadounidense Erik Olin Wright sostiene que los conceptos de clase que se basan en estas “detalladas diferenciaciones son ‘estáticos’”. Wright agrega que: “Tales conceptos pueden servir para clasificar a las personas en términos de la distribución de las recompensas materiales que reciben, pero no son válidos para identificar a las fuerzas sociales dinámicas que determinan y transforman esa distribución”.

 

capitalismo231.jpgLa teoría marxista de las clases sociales, por el contrario, es parte de un intento más amplio dirigido a entender los procesos a través de los cuales los seres humanos construyen y transforman las sociedades en las que viven. Los cambios históricos dependen del desarrollo de las fuerzas productivas, de los medios materiales de producción y del elemento humano que las pone en marcha para satisfacer las necesidades sociales. Las relaciones de producción y las relaciones sociales que los seres humanos establecen a partir de ellas estimulan o restringen el crecimiento del poder productivo de las personas. La sociedad de clases surge cuando una minoría adquiere un control suficiente sobre los medios de producción como para obligar a los productores directos (esclavos, campesinos o trabajadores) a trabajar no sólo para sí mismos, sino también para la minoría explotadora.

 

Y de esta concepción de la historia se desprende que la posición de clase de las personas está determinada por el lugar que ocupan en las relaciones de producción. La mejor definición de clase que adopta este enfoque es la del historiador marxista Geoffrey de Ste Croix: "La clase (que es esencialmente una relación), es la expresión colectiva de la explotación, de la manera en que la explotación está enraizada en una estructura social. La explotación es la apropiación por parte de unos de una porción del producto del trabajo de otros (...). Una clase (una clase específica) es un grupo humano que dentro de una comunidad se identifica por la posición que ocupa en el sistema general de producción social. Este grupo se define, sobre todo, por su relación con las condiciones de producción (fundamentalmente por su grado de propiedad o de control de los medios de producción y del trabajo productivo) y por su relación con las otras clases".

 

capitalismo232.jpgLa definición marxista de la clase social tiene una serie de características que la diferencian de otras definiciones. En primer lugar, se define a la clase social como una relación. La posición de clase del individuo depende de su relación, como miembro de un grupo social, con los otros grupos sociales y no, como sugieren los conceptos de sentido común mencionados anteriormente que se basan en otros factores (en el estatus, la ocupación, etc.), de la posición que ocupe el individuo en la jerarquía social. En segundo lugar, esta relación es antagónica: la clase dominante minoritaria que controla los medios de producción se beneficia de la plusvalía del trabajo de los productores directos. Por consiguiente, el concepto de clase es inseparable del de lucha de clases, una lucha que enfrenta a explotadores y explotados. En tercer lugar, la relación antagónica se desarrolla en el proceso de producción: la explotación y la lucha de clases son el resultado de los intentos realizados por la clase dominante para controlar los medios de producción y el trabajo mismo de los productores directos.

 

capitalismo233.jpgPor último, la clase es una relación objetiva. Al contrario de lo que sostienen quienes se valen del estatus para definir la clase social, ésta no depende de actitudes subjetivas por parte del individuo. La clase depende de la posición que ocupe el individuo en las relaciones de producción, independientemente de sus opiniones al respecto. Aunque un obrero de la industria automovilística considere que pertenece a la clase media, no deja de ser un asalariado explotado por el capital. Wright lo resume así: “las clases en la teoría marxista (...) se definen por la posición que ocupan en las relaciones sociales de producción, y la producción se considera, sobre todo, un sistema de explotación”. Con esta definición de clase social se pueden analizar mejor los procesos mediante los cuales los seres humanos transforman la sociedad. En otras palabras, la concepción marxista de las clases forma parte de una teoría dinámica. Su objetivo no es etiquetar las posiciones existentes en unas jerarquías sociales inmutables, sino comprender como las relaciones que mantienen grupos humanos con las fuerzas productivas y con otros grupos, les otorgan el poder para, colectivamente, escribir la historia.

 

El antagonismo fundamental que rige las relaciones entre las clases en la sociedad capitalista es el que existe entre el capital y el trabajo asalariado. Este antagonismo se deriva de la extracción de la plusvalía del trabajador en el proceso de producción. En "El Capital", Marx explica que la clase trabajadora está compuesta por aquellos que, al carecer del control de los medios de producción, se ven obligados a vender su fuerza de trabajo a la clase capitalista que es la que posee los medios de producción. Ahora bien, en la práctica, una cosa es la esfera formal, la que estamos intentando delimitar, y otra es la esfera, digamos "sentimental", es decir, una cosa es lo que realmente somos y otra lo que creemos o pensamos que somos. Parte de la lucha de clases, como ya hemos venido contando, consiste en difuminar el "sentimiento" o la "conciencia de clase", con lo cual hoy en día, nos podemos encontrar trabajadores (incluso manuales) que no se consideren clase obrera, y dueños de grandes empresas que sí se consideren parte de ella. La propaganda política, mediática e institucional ha creado esas falsas impresiones, que desde la izquierda debemos contribuir a aclarar.

 

capitalismo234.jpgPero la historia del capitalismo y de sus crisis nos lo demuestra. La clase trabajadora nunca ha tenido una estructura ocupacional fija, sino que ésta ha cambiado conforme han cambiado las necesidades de la acumulación de capital. Las crisis pueden considerarse períodos de reorganización y de reestructuración durante los que se abandonan los sectores ineficientes, se absorben y los capitales más eficientes ocupan su lugar. La clase trabajadora misma participa en este proceso en el que desaparecen ciertos trabajos y se crean otros. Con frecuencia, se deduce que estos cambios significan la destrucción de la clase obrera, en lugar de interpretarlos como una reorganización que responde a los cambios producidos en el sistema capitalista. En la crisis actual únicamente se ha producido una nueva reorganización de la clase trabajadora. Es particularmente importante acabar con el mito, ampliamente propagado por comentaristas burgueses de los que incluso se hacen eco ciertos sectores de la izquierda, de que una brecha profunda e irreversible está abriéndose entre un “núcleo” de trabajadores permanentes y privilegiados y una “periferia” de trabajadores eventuales y a tiempo parcial, identificados como el "precariado". No debemos confundirnos, pues la actual tendencia en la que los capitalistas perseveran, consiste en que todos los trabajadores formemos parte de dicho precariado.

 

Muchas veces podemos pecar de ingenuos, sobre todo si nos comparamos con las generaciones anteriores, nuestros padres y abuelos. Quizá ellos nunca tuvieron un coche, ni casas tan equipadas y completas como podemos tener en la actualidad. Pero dichos signos externos no deben confundirnos. Tampoco tuvieron nunca un ordenador personal, pero no por ello, el que nosotros lo poseamos nos sitúa en otra clase diferente. Debemos realizar un ejercicio de abstracción mental, eliminar de nuestro razonamiento todos aquéllos factores que puedan confundirnos, y analizar nuestra situación (y la de los demás) en función a los parámetros que hemos comentado. La mezcla de engaño publicitario y de autocomplacencia nos pueden llevar a conclusiones erróneas. Desde que existe el capitalismo, siempre ha ocurrido así.  Ahora se dice que los temas de conversación son las acciones en tal o cual compañía en Bolsa, mientras en los años 50, los sociólogos y el ala derechista del partido laborista británico dieron gran importancia a la compras a plazos y al incremento en el número de coches en propiedad. La “aristocracia obrera” (como se llamó a los mecánicos cualificados de la era victoriana en Inglaterra), se transformó a principios del siglo XX en la vanguardia del movimiento obrero organizado y militante. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
13 diciembre 2013 5 13 /12 /diciembre /2013 00:00
En política es importantísima la Pedagogía, esto es, explicar bien, y hacerlo constantemente, a todos los niveles, las causas, los motivos y las consecuencias de las políticas que se estén implementando. Un Gobierno o una fuerza política que no practique la pedagogía para con sus ciudadanos/as, está condenado al fracaso más tarde o más temprano. Pero no podemos olvidar la parte de responsabilidad que la propia ciudadanía tiene en todo ello, pues si vota constantemente a opciones políticas poco responsables o poco consecuentes con este principio, también la ciudadanía, con su ejercicio del derecho al voto, es corresponsable de los destinos de su ciudad, de su comunidad, de su país o nación.  La pedagogía es, por tanto, junto a la honestidad y a la coherencia de que han hacer gala los cargos públicos, un principio fundamental de la acción política.
 
ana_botella.jpgHemos comenzado diciendo esto porque si hay un partido que sea absolutamente incompetente en su comunicación, farragoso, mentiroso, cansino y estúpido, diríamos incluso nulo, a la hora de comunicar sus decisiones, o de dar las oportunas explicaciones de los hechos que le conciernen, ese es sin duda alguna el Partido Popular. Debe ser que cuando no se tiene nada que decir, o bien no se quiere decir nada, es justamente cuando la gente del PP despliega sus mejores armas. Con ayuda de un artículo de Koldo Campos, al cual he añadido algunas cosas de mi cosecha, vamos a intentar poner en escena una recopilación de las infamias, mentiras, enredos, embustes, inconsistencias, incoherencias y medias verdades en las declaraciones de los altos dirigentes del PP. Comentaremos algunas de ellas, para ponerlas en situación, pero la verdad es que creo que se comentan y se descalifican por sí solas.
 
gobierno_pp.jpgLa frase, a cargo de la Alcaldesa de Madrid, batió récords de audiencia y estupor. También de carcajadas. Tuvo el infortunio de elegir el peor escenario para soltarla aunque sabido es que nunca ha conocido un escenario bueno y que, como siempre, se mostró generosa a la hora de quedar en evidencia. Aunque algunos todavía lo pongan en duda, Ana Botella estaba defendiendo en Brasil la candidatura de su ciudad para unos Juegos Olímpicos. Apeló al inglés, su mejor aliado para hacer el ridículo: “Relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”.  Un día antes, la Alcaldesa se las ingenió, todo en la misma rueda de prensa, para no responder a lo que se le preguntaba (sobre el paro en el Estado Español) y ofrecer además, sintaxis al margen, cifras contradictorias: “Tenemos el 90% de las infraestructuras hechas. Son unas infraestructuras de gran calidad. Tenemos instalaciones deportivas de gran… (en este punto la señora Botella respinga, boquea, busca desesperadamente un adjetivo nuevo antes de darse por vencida) …calidad. Y eso creemos que puede ser una nueva forma de ser candidato una ciudad con el 80% de las infraestructuras hechas".  
jorge_fernandez_diaz.jpgEn la siguiente frase, junto al clásico cretinismo, Rajoy también manejó otros ingredientes, como el cinismo y la desvergüenza cuando afirmó: “No he cumplido con mis promesas pero he cumplido con mi deber.” Y nosotros nos preguntamos: ¿acaso tenía algún otro deber el Presidente que no fuera cumplir sus promesas? En esa misma entrevista radiofónica, y abundando en lo mismo, declaró lo siguiente: "Voy a hacer todas las cosas que tenga que hacer, aunque haya dicho antes que nunca las haría". Viva la confianza que despliega nuestro Presidente del Gobierno. Deben entender los cargos políticos como la Iglesia nos pide que entendamos a Dios, es decir, como un acto de fe. A Mariano Rajoy también le endosamos la frase que pronunció en rueda de prensa, que resulta una salsera mezcolanza de imbecilismo agudo e ingenioso cinismo y que tuvo lugar en plena ebullición pública de los papeles de Bárcenas: “¡Todo es falso… salvo alguna cosa!”.
 
montoro.jpgLa siguiente frase, y que conste que no es nada personal, también es de la autoría de Ana Botella. Días después de que, cual Cruella de Vil envuelta en un abrigo de pieles y patinando sobre altos tacones negros, inspeccionara la basura acumulada en las calles de la capital, para entonces ex candidata olímpica, la Alcaldesa de Madrid creyó llegado el momento de condensar en una sola frase su más profunda convicción, su más antológica demostración de vida neuronal, y así cerrar la boca de un ingrato concejal que reclamaba explicaciones sobre la huelga. Naturalmente, como es norma en ella, volvió a elegir para tan insólita deflagración un pleno del Ayuntamiento que gobierna y en el que no suelen faltar micrófonos y cámaras. Lo peor, sin embargo, fue el énfasis de su evacuación o, lo que es lo mismo, el tamaño de la boñiga y el entusiasmo con que la aderezó: “La reforma laboral del Partido Popular es la ideología que ha traído mayor progreso a la Historia de la Humanidad… y si no, hagan ustedes un recorrido por el mundo”.
 
rajoy2.jpgLa marianada, ese género que se caracteriza por afirmar o negar lo contrario de lo que se niega o afirma, de manera que nadie entienda nunca nada y que también se conoce como “arte de hablar mierda”, no es exclusiva del Presidente del Gobierno aunque sea Mariano Rajoy, a quien debe su nombre, quien más se esmere en difundirla. En la pasada cosecha Rajoy nos dejó tres marianadas brillantes (“Haré cualquier cosa aunque dijera que no la iba a hacer”, “Haré todo lo posible para que Europa haga todo lo posible” o “Hemos decidido no pedir el rescate pero eso no significa que no lo pidamos”) y para esta cosecha también ha hecho sus aportes en este género. A destacar, en relación a la instalación de cuchillas (concertinas) en las alambradas de Melilla, su cínica ingenuidad: “ No sé si pueden producir efectos que afecten a las personas, no hemos tomado una decisión sobre este asunto pero está en estudio". Pero no acaban aquí las hipócritas declaraciones del Presidente, ya que estamos omitiendo las que últimamente ha dedicado a Nelson Mandela tras su fallecimiento ("Mandela marcó el rumbo que éste y otros países deberán seguir en el futuro", y también las que dedicó a la Constitución el pasado 6 de Diciembre ("la Constitución es el sitio donde los derechos de la ciudadanía encuentran su amparo")...Desde aquí afirmamos que el señor Rajoy representa la quintaesencia de la hipocresía política...¿de verdad este hombre podrá dormir por las noches, después de pronunciar tantas falsedades? Claro que Rajoy no es el único intérprete de marianadas con que cuenta el gobierno español. Otro de sus más virtuosos ejecutores, José Manuel Soria, Ministro de Industria, disipaba cualquier duda: “El gobierno ni sube ni baja la luz". Le faltó apostillar: sólo obedece lo que digan las empresas eléctricas.
  
soraya1.jpgDolores de Cospedal, que cultiva todos los géneros, también es una experta en marianadas y a esta especie corresponden dos de sus conclusiones más juiciosas: “Todo el mundo lo sabe porque lo sabe todo el mundo" y “Alguien hace un chantaje cuando tiene algo con lo que hacer un chantaje… y si alguien puede hacer un chantaje… él sabrá”. Donde Dolores de Cospedal sentó cátedra con una pieza inolvidable que ya es parte de la historia de la retórica española, fue durante una rueda prensa en la que la portavoz del Partido Popular trataba de explicar cómo se resolvieron los vínculos contables entre Bárcenas y su partido. Su célebre monólogo “Indemnización en diferido” ya es un clásico del humor: "La indemnización que se pactó fue una indemnización en diferido… y como fue una indemnización indifi... en diferido, en forma, efectivamente, de simulación, de... simulación, o de... lo que hubiera sido en diferido en partes de una... de lo que antes era una retribución, tenía que tener la retención a la Seguridad Social". Ahí queda eso. Yo creo que no lo hubiera superado ni ensayándolo. No me resisto a transcribir los chascarrillos que le regala Koldo Campos: "Consta que no estaba ebria ni eran las tres de la mañana de un sábado loco a las puertas de un bar. Y, peor todavía, también consta que la Presidenta de Castilla-La Mancha es o era la portavoz –léase bien- ¡portavoz! del Partido Popular. En algunas escuelas del Tercer Mundo tienen esta pieza como refuerzo audiovisual emocional para que el alumnado recupere su confianza y autoestima. A ello se ha debido, probablemente, que se haya podido frenar la deserción escolar".
 
cospedal2.jpgPero no abandonamos a la Cospedal, que da para un rato largo. Preguntada en rueda de prensa en la sede de Génova, después de las explosivas declaraciones del ex Presidente José María Aznar, sobre quién creía ella que había sido el mejor Presidente, espetó lo siguiente: "Creo que José María Aznar fue un gran Presidente de España, pero creo que el mejor Presidente de España que tenemos es Mariano Rajoy...así de claro se lo digo...". Olé la gracia. Pero volviendo a Rajoy, del cual podríamos escribir un auténtico Tratado de los Despropósitos Verbales, preguntado en entrevista radiofónica sobre su intención de regular el derecho de huelga, respondió lo siguiente: "Tenemos que hacer conciliar dos derechos: el derecho de huelga, reconocido en nuestra Consitución, y el derecho que tiene la gente a que se la respete". Debe ser un derecho nuevo que han incluido en la Constitución, el derecho al respeto de la gente. Yo había oído hablar del derecho al trabajo, a la vivienda, a la educación, a la sanidad, precisamente todos esos que ellos no garantizan, pero ¿el derecho al respeto? Debe ser que Rajoy todavía no se ha enterado que las huelgas se hacen precisamente para fastidiar, porque si no, ¿qué sentido tienen? Otra salida característica suya es cuando responde al ser preguntado sobre la posible reforma de la Constitución:"La reforma de la Constitución es posible, pero ha de tener un amplio consenso". O sea, que como no te quiero responder que no, te lo voy a adornar de esta manera. Es la forma elegante y disuasoria de responder: no se reformará mientras nosotros estemos en contra, y como siempre vamos a estar en contra...

 

gallardon.jpgUn impresentable habitual en el género Cinismo-XXL es el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. A él corresponde otra de las frases del año: "Los salarios no están bajando en España, están creciendo moderadamente". Y otro de los personajes más siniestros de la política española es el Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz. Ningún pendón como el Ministro para hermanar en un solo entrecejo la legión española y la virgen del Pilar. De ahí que haya días en que se levanta en trance, bajo la inspiración de Monseñor Escrivá y nos viene con presagios del tipo de: “El matrimonio gay no garantiza la pervivencia de la especie” o “El aborto tiene algo que ver con ETA”; como hay días en que se despierta camorrista y nos sale con chuscas amenazas: “¡El marcador de la ilegalización se ha puesto en marcha!” o con nostálgicos reproches a las autonomías: “Les aseguro que si fuera el Cuerpo Nacional de Policía o la Guardia Civil (alude a la Ertzaintza) eso no se habría producido… porque la profesionalidad del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Cicil está plenamente acreditada. Cumplen órdenes y las saben cumplir muy bien”. El “eso” al que se refería el Ministro era la supuesta exaltación del terrorismo en el que incurren los familiares de un preso vasco cuando lo abrazan al quedar en libertad.      

 

wert.jpgTodavía tenemos más dirigentes que causan perplejidad por sus declaraciones. Uno de los más prolíficos es Carlos Floriano, que no hay una sola vez que hable que no pare la circulación. Destaquemos una de sus últimas perlas: después de conocerse la sentencia que condenaba a Carlos Fabra a cuatro años de prisión, y preguntado por ella, al dirigente del PP no se le ocurrió otra cosa que responder lo siguiente: "La presunción de inocencia la tiene todo el mundo en nuestro país". Nos dejó sin entender cómo se puede tener tan poca vergüenza. Por último, Soraya Sáenz de Santamaría tampoco ha querido dejar pasar el año sin hacerse sentir. Numerosas memeces de su autoría han sido candidatas a este breve anuario: por problemas de espacio les dejo tres que podrían catalogarse como exploraciones suicidas: “No se puede mantener lo que no funciona”, “Ya se ha acabado el tiempo de no hacer nada” y “Esto no se va a parar”. Y cerramos con otra reciente marianada, pronunciada por el Presidente ante el auditorio de la 68 Asamblea General de la ONU: "España ha vuelto para quedarse". Pues ahí queda eso. Como pueden comprobar, todo un rosario de sandeces, de palabras huecas y vacías, cuando no de solemnes estupideces, por no irme a mayores, constituyen las declaraciones típicas de los dirigentes de este Partido Popular. Juzguen ustedes mismos. Pero no se preocupen, que vendrán más en el futuro.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
12 diciembre 2013 4 12 /12 /diciembre /2013 00:00

Muchas veces se ha usado el término "violencia de género estructural". Cuando se dice de algo que es estructural, lo que pretende decirse es que afecta a la misma raíz de la estructura de la sociedad donde está inmerso, es decir, que es parte de su estructura. Pero la violencia machista sobre las mujeres, con resultado de muerte o heridas, es sólo un aspecto (podríamos llamarlo violencia directa, que es la terminología que utiliza Pedro Honrubia) de la violencia estructural que el mundo masculino ejerce sobre el feminino: la existencia de una brecha salarial de género, las condiciones de precariedad laboral, el trabajo subcualificado, los nichos laborales feminizados, la tendencia a reproducir socialmente las causas que generan la feminización de la pobreza y/o las desigualdades en el reparto del trabajo no remunerado en el seno del hogar, son algunos ejemplos de ella.

 

violencia_genero1.jpgY en cuanto a los modelos de relación afectivo-sexual dominantes se refiere, nuestra estructura es, continúa siendo por desgracia, el Patriarcado. Y el patriarcado impone sus modos, formas y leyes en todo lo que tiene que ver con el mundo del sexo, del amor, de la relación entre los cónyugues, de la vida íntima y social que se organiza en torno a ellos. Porque quizá pocas cosas existan hoy en día tan influídas y determinadas por los patrones socio-culturales impuestos, como el amor. Pedro Honrubia nos dice: "El amor romántico es simplemente una más de las manifestaciones de la cultura occidental, una más de las muchas manifestaciones de ésta que nace, crece y se desarrolla al amparo de la mitología social, los cánones y los estereotipos enraizados en ella y trasmitidos al sujeto a través de la tradición. Nos socializan para amar de una determinada manera, para sentir el amor de una determinada manera y no de otra, igual que nos socializan para vestir de una determinada manera, comer una determinada comida, o rezar a un determinado Dios y no a otro. El amor es tan cultural como puede serlo cualquier otra vivencia social del ser humano".

 

violencia_genero2.jpgEstos días se ha hablado mucho del libro cuyo expresivo título ha causado rechazo y estupor en muchas personas: "Cásate y sé sumisa", de una periodista católica italiana (Constanza Miriano), y puede ser un fiel y perfecto reflejo de cómo se entiende el amor desde la perspectiva patriarcal, la estructura que sustenta la violencia de género en nuestra actual sociedad occidental. El amor entendido como juego de roles, como posesión, como sumisión, como propiedad privada y exclusiva, el amor como compromiso de fidelidad eterna, el amor como vínculo inquebrantable entre dos personas que se prometen el uno al otro hasta que la muerte los separe, es el modelo representado por la Iglesia Católica, y que muchos fieles a ella practican y representan. Y ahí está el incesante goteo de casos de asesinato de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, fenómeno que constituye una lacra social de macabros tintes, y que todavía tardará algún tiempo en erradicarse. Podríamos decir que este execrable fenómeno marca el cénit de dicha estructura de relación patriarcal, y de todos los valores contenidos en ella. Porque toda expresión social del patriarcado, sea directa, estructural, cultural o simbólica, es violencia de género, y nuestra sociedad no podría funcionar, de la forma que lo hace, sin la existencia de esta violencia cotidiana y sistemática sobre las mujeres.

 

violencia_genero3.jpgEsta violencia machista es la cara más cruel de la estructura del patriarcado, pero quizá esto nunca se reconoce abiertamente por los poderes públicos, que hasta ahora se han limitado a limar las asperezas culturales que nos han llevado a esta situación. El tema educacional es fundamental, pues sin atacar este frente, difícilmente podremos abolir la violencia de género, asentada en valores culturales a lo largo de muchos siglos. Además de la relación de sumisión y de dependencia económica y servil que se propugna hacia la mujer con respecto del hombre, la violencia de género es la expresión más patente del sometimiento y anulación de la mujer desde la influencia masculina. De ahí que todos los ingredientes hayan sido ya detectados y denunciados: insultos, amenazas, celos, poder, sumisión, dominación, desconfianza, control, desprecio, humillación, desmotivación, ridiculización del otro, atropello a su dignidad, infravaloración personal, todo ello es violencia de género. Pero los pilares de esta violencia de género están fuertemente asentados sobre ese patriarcado estructural instaurado desde tiempos inmemoriales, que se fundamenta en ese modelo de dominación cultural del hombre sobre la mujer. La Ley actual, en su exposición de motivos, ya deja patente el sustrato cultural del problema, denunciando que la violencia de género es una manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y la relación de poder de los hombres sobre las mujeres.

 

violencia_genero4.jpgPero decíamos al principio que los valores culturales no sólo afectan a la relación de sumisión de la mujer con respecto al hombre, sino que el patriarcado abarca también las relaciones amorosas, la sexualidad y la vida reproductiva. Este marco de convivencia y de relaciones también debe ser estudiado y aplicado al fenómeno de la violencia de género. Hay que entender por tanto al patriarcado como un todo antropológico-cultural, donde se imbrican las relaciones de amor-odio, de dependencia, de sumisión, de sexualidad, de roles culturales, de fidelidad, de economía, de reproducción, y en general, todos los parámetros que guían las relaciones de pareja. Porque precisamente la manifestación más trágica de dicha violencia de género (el asesinato de las mujeres) se vincula exclusivamente a la relación amorosa de las parejas o ex-parejas. Y ello básicamente porque se entiende como prototipo de la relación amorosa la relación de propiedad. Es decir, el paradigma que guía en el fondo una gran parte de las relaciones de pareja que se basan fielmente en modelos patriarcales, entienden a la mujer como propiedad privada del hombre. De este modo, entendemos la pareja, sexual, emocional y amorosamente hablando, como nuestra propiedad, no pudiendo ser compartida, ni aceptando por tanto la idea de que esa "posesión" nuestra pueda estar, aunque sea sólo temporalmente, en manos de otra persona.

 

violencia_genero5.jpgSe va extendiendo la idea irracional de que la pareja es nuestra, sólo nuestra, y con ella establecemos una relación de dependencia integral. Desde este punto de vista, la posible pérdida de esa posesión sentimental llevaría implícita la pérdida de una propiedad privada, como nuestra casa o nuestro coche. Se extrapolaría también a la pérdida de una parte de nuestras vidas de la cual depende nuestra realización social, nuestra comodidad y protección, en última instancia nuestra felicidad, e incluso la pérdida de una parte de nuestro honor. El resto de los roles impuestos por el patriarcado se ponen en marcha como resortes, y se disparan los riesgos de entender el problema como un abuso de la autoridad de la mujer con respecto del hombre, lo cual no se puede permitir. Dichos pensamientos han sido construidos desde la infancia, en nuestra casa, con nuestros hermanos, con nuestros padres, en nuestro colegio, con nuestros compañeros, en todos los planos nos han bombardeado subliminalmente bajo los parámetros de la sociedad patriarcal. En los casos más graves saltan todos los mecanismos, y llegamos a la situación explosiva, produciéndose la muerte de la mujer como el culmen de la violencia machista, de la violencia estructural, de esa violencia de género presente en la sociedad patriarcal.

 

Concluye Pedro Honrubia en su artículo en los siguientes términos: "Si el hombre es percibido culturalmente, de forma general, como un ser superior a la mujer, si cualquier actividad vinculada directamente a la mujer es a su vez percibida como inferior, si además es la mujer la que en ningún caso debe ser promiscua si quieres ser una mujer "digna",y, además, el amor es asimismo percibido culturalmente, como lo es en nuestra sociedad, como una relación de posesión mutua, algo así como una relación sustentada en la propiedad privada respecto de la sexualidad del otro elemento de la pareja –fidelidad sexual-, finalmente se abre la puerta de par en par para una macabra lógica cultural que puede llevar fácilmente a la conclusión sentida y vivida por el hombre de que la mujer es una posesión suya y solo suya. Amor como propiedad privada y patriarcado son entonces las dos caras de una misma manera con trágico resultado: la violencia de género en sus versiones más trágicas y horripilantes".

 

Son, como vemos, múltiples caras de una misma moneda: el patriarcado. Desde el sermón en la Iglesia hasta las conversaciones íntimas de nuestros padres, todos hemos sido educados en los valores de dicha sociedad. La solución, por tanto, es abolir el patriarcado, y comenzar a virar nuestra sociedad hacia el cultivo de otros valores, valores que han de ser inculcados desde la infancia, para que las situaciones de violencia machista no puedan volver a darse jamás en las nuevas generaciones. Debemos entender el amor no como la relación de posesión mutua entre dos personas, no como un mutuo compromiso de fidelidad sexual, no como la anulación de la voluntad del otro, o de la limitación de su libertad. Abrir el concepto, destapar la relación amorosa, despojarla de sus tintes patriarcales, y verla como una auténtica relación libre entre iguales, entre personas que se complementan y se quieren, se aman y se desean en todos los frentes. Hay que entender el amor bajo un compromiso libre y mutuo entre las personas, rompiendo las cadenas mentales que nos atan a atávicos instintos que tienen su antropológica razón de ser en la cultura del patriarcado. Dicho modelo patriarcal nos ha impuesto durante siglos su modelo para el amor, cambiemos nosotros dicho modelo. Para muchas mujeres, les irá en ello su vida.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
11 diciembre 2013 3 11 /12 /diciembre /2013 00:00

Poca información nos ha llegado hasta ahora sobre el Acuerdo Transpacífico, pues las negociaciones se están llevando con bastante secreto. Pero inspeccionando algunos medios que han filtrado alguna información, en este artículo vamos a presentar las intenciones y peligros del llamado Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP, por sus siglas en inglés) entre los dos actores principales, como son los Estados Unidos y la Unión Europea. Hemos de comenzar constatando que Washington ha perdido influencia económica en Asia (ante el avance de China, país emergente del grupo de los BRICS), y ello quizá sea un motivo fundamental para la creación de esta contraofensiva a múltiples bandas en el tablero internacional. Se cuentan ya por cientos las reuniones bilaterales que se han celebrado, y la inmensa mayoría de ellas han tenido como interlocutores a grandes empresas y sus grupos de presión. Este Acuerdo de Libre Comercio entró en vigor en enero de 2006 para Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur. Otros ocho países se sumaron luego y están negociando su incorporación: Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.

 

tpp1.jpgLa Alianza Trans-Pacífico (TPP) liderada por EE.UU. ha expandido sus socios entre los países andinos: Chile, Perú y Colombia. Esto funciona como un trampolín para debilitar los bloques de intercambio comercial en la región como MERCOSUR y ALBA, que excluyen a Washington. Mientras tanto, la CIA, el Departamento de Estado y las ONGs aliadas impulsan todo tipo de sabotajes económicos y campañas de desestabilización política para debilitar al gobierno socialista de Venezuela. Los banqueros y capitalistas pro-EE.UU. siguen trabajando para sabotear su economía, generar inflación (50%), desabastecimiento de artículos básicos de consumo y apagones eléctricos. El control que ejercen sobre los medios de prensa de Venezuela les ha permitido explotar el descontento popular echándole la culpa de la inestabilidad económica a la "ineficiencia del gobierno". El TPP emerge entonces como un nuevo Acuerdo Comercial Occidental, en una clara estrategia ofensiva de EE.UU. y la Unión Europea hacia sus principales competidores.

 

tpp2.jpgPero lo más increíble es que casi nadie ha oído hablar del TPP. Las charlas son tan secretas que sólo los negociadores directos y el grupo de lobbistas conocen los detalles de las negociaciones ni las implicaciones en juego. Ni siquiera nuestros Parlamentos nacionales, ni el Parlamento Europeo, conocen los detalles de su contenido completo. Y los pocos documentos filtrados, han conseguido que algunos países implicados en la negociación hayan puesto el grito en el cielo, ante tamaño atropello y secuestro corporativo. Pero nos enfrentamos a Estados Unidos, que está decidido a finiquitar el asunto antes de que se conozcan todas las consecuencias del malévolo y demencial Tratado. Porque lo cierto es que el TPP, si llega a aprobarse definitivamente en toda su extensión, nos afectará a todos. Viola nuestros derechos en todos los frentes, y representa un golpe a la ya débil democracia que sufrimos, tan sólo para proteger las cuentas de resultados de las grandes empresas.

 

tpp3.jpgRegulaciones ambientales, normas alimentarias o sobre protección de datos, parecen ser los grandes caballos de batalla que se han de librar. Lo poco que se ha publicado oficialmente sobre el tema es muy engañoso, lógicamente para no descubrir las inmensas influencias que dicho Acuerdo va a representar sobre los referidos ámbitos. Como decimos, grandes reuniones al más alto nivel con el mundo empresarial han constituido la mayoría de los eventos celebrados hasta el momento, donde han estado representados los lobbys de la industria automovilística, armamentística, la banca, las empresas de alta tecnología médica, la industria alimentaria, la farmacéutica, y la química. No hay ni un sólo participantante no empresarial, que represente a la sociedad civil, a los consumidores, a las ONG's o a los sindicatos, en estos grupos consultivos. De entrada, por tanto, nula representación de los intereses de la ciudadanía, únicamente de las grandes empresas. Y como es bien sabido, la falta de información, la opacidad, el sesgo y el secretismo no son buenos consejeros en procesos de este tipo, máxime en aquéllos que implican tan diferentes intereses. La explicación de todo ello es bien clara: si la población europea conociera los impactos y consecuencias potenciales de este Acuerdo, seguramente protagonizaría una generalizada oposición al mismo.

 

tpp4.jpgY por supuesto, los estudios independientes de impacto que guían las negociaciones, son en realidad estudios escritos por la propia Comisión Europea, así como por los gigantes empresariales, precisamente aquéllos que tienen tremendos intereses en juego en el Acuerdo Comercial Transpacífico. Y ante la poca fuerza institucional que posee el Parlamento Europeo, la transparencia en este asunto brilla por su ausencia. Por otra parte, y según algunos expertos independientes consultados, el TPP proporcionará a la Unión Europea unos beneficios económicos mínimos, en el mejor de los casos. Pero ya sabemos la complicidad que practica la UE con las grandes empresas. Sólo hay que fijarse en la multa impuesta a seis de los grandes bancos internacionales, por prácticas ilegales y abusivas en los acuerdos de manipulación sobre el euríbor: 1.700 millones de euros, cifra que no supone ni el 1% de sus declarados beneficios. En realidad, y como se ve, la Comisión Europea está negociando para sí misma, en favor de sus propias compañías transnacionales, pero claramente en contra de los intereses de toda la población europea. Nada nuevo bajo el sol, ya que sabemos perfectamente que la política europea está dirigida desde los despachos de tecnócratas no elegidos por la población europea, que únicamente creen en las bondades del neoliberalismo económico.

 

tpp5.jpgEl panorama está bien claro: el nuevo Acuerdo Comercial Transpacífico, cuando llegue a funcionar, dará más poder a las grandes corporaciones, y hundirá más nuestra ya débil democracia. El capítulo de Propiedad Intelectual establece provisiones para instituir un régimen legal y de vigilancia y control transnacional de gran trascendencia, que modifica o reemplaza leyes existentes en los Estados miembros del TPP. Las subsecciones del Capítulo incluyen acuerdos relacionados con patentes (que pueden producir bienes o medicamentos), derechos de autor (que pueden transmitir información), marcas registradas (que pueden describir información o bienes como auténticos) y diseño industrial. Y de los 29 capítulos actualmente en negociación, los de propiedad intelectual, inversiones y compras gubernamentales contienen propuestas, impulsadas sobre todo por Estados Unidos, para limitar el desarrollo de medicamentos genéricos, que se venden con el nombre de su principio activo y pueden elaborarse una vez que ha vencido la patente del fármaco original de marca. Los más afectados serían los pacientes, las organizaciones proveedoras, los ministerios de salud y economía, los países en desarrollo y las empresas que producen genéricos. Las 29 mesas de trabajo actuales tratan asuntos como agricultura, propiedad intelectual, medioambiente, servicios, telecomunicaciones e inversiones, entre otros. Otras medidas sobre la mesa son la imposición de patentes a procedimientos diagnósticos, terapéuticos y clínicos,  y la creación de un Tribunal Supranacional para solucionar las posibles disputas entre los Estados miembros del TPP y las Corporaciones.

 

tpp6.jpgEn cuanto a la soberanía alimentaria, se abren igualmente más sombras que luces. El negociador agrícola jefe de EE.UU. es el ex lobista de Monsanto (la criminal multinacional de la alimentación), Islam Siddique. Si fuera ratificado el TPP impondría regulaciones escarmentadoras que concederían a las corporaciones multinacionales derechos sin precedentes para exigir compensaciones con fondos públicos por políticas que las corporaciones consideran como una barrera a sus beneficios. Y por la información que tenemos, todo apunta a que están creando cuidadosamente el TPP para asegurarse de que los ciudadanos de los países involucrados no tengan ningún control sobre la seguridad alimentaria, sobre lo que coman, sobre lo que es cultivado, sobre las condiciones bajo las cuales los alimentos son cultivados y el uso de herbicidas y pesticidas. La seguridad alimentaria es solo uno de los muchos derechos y protecciones que pueden sucumbir ante esta súper-arma de control corporativo internacional.

 

tpp7.jpgLas opiniones de algunos técnicos, científicos y críticos no se han hecho esperar. En una entrevista publicada en abril de 2013 a The Real News Network, Kevin Zeese calificó al TPP como un “Golpe Corporativo Global”, entre otros calificativos. Advirtió cosas como que "No importa cuál tema tratemos –sean salarios, puestos de trabajo, la protección del medioambiente -- este Acuerdo lo va a afectar negativamente (…). Si un país da un paso para tratar de regular la industria financiera o establecer un banco público para representar el interés público, puede ser demandado...". Y en palabras de Julian Assange, Editor Jefe de Wikileaks: "Si es instituido el régimen de Propiedad Intelectual del TPP pisotearía los derechos individuales y la libre expresión, y no respetaría las áreas públicas intelectuales y creativas. Si lees, escribes, publicas, piensas, escuchas, bailas, cantas o inventas; si cultivas o consumes alimentos; si estás enfermo ahora o puedes estarlo algún día, el TPP te tiene en el punto de mira".

 

tpp8.jpgEn el sitio de Avaaz.org existe una petición que llega con este texto: "Toda esta maquinación es una locura, pero aún podemos evitar el pacto -- 3 países están dudando y, si se retiran ahora, el acuerdo entero podría venirse abajo. Si los líderes de Chile, Nueva Zelanda y Australia reciben un aluvión de apoyo público que les pida que den la cara por los ciudadanos, podemos hacer que esta invasión corporativa salte por los aires antes de que Monsanto descorche el champán de la victoria". Y más adelante continúa: "Los borradores filtrados sobre el TPP parecen la lista de la compra de las súper empresas mundiales. De aprobarse, la imposición de la voluntad de las corporaciones sobre los gobiernos se establecería como norma a nivel mundial gracias a un sistema de tribunales opacos. Cortes judiciales de esta naturaleza podrán limitar el acceso a medicinas genéricas más baratas en favor de los medicamentos de marca, e incluso permitir que las compañías tabacaleras demanden a los gobiernos por normas de salud pública que amenacen sus beneficios. Casi es demasiado absurdo para ser verdad".

 

tpp9.jpgEn definitiva, podemos decir que el TPP es el mayor Tratado Económico y Comercial de todos los tiempos, al incluir naciones que representan más del 40% del PIB mundial. Las negociaciones del TPP se encuentran actualmente en una etapa crítica. El gobierno de Obama se prepara a pasar el Tratado TPP por la "vía rápida", esto es, de una manera que impedirá que el Congreso de EE.UU. discuta o modifique alguna parte del mismo. Numerosos Jefes de Estado y altas personalidades del gobierno, incluyendo al Presidente Obama, han declarado su intención de firmar y ratificar el TPP antes del fin de 2013. Los actuales Estados miembros del TPP son EE.UU., Japón, México, Canadá, Australia, Malasia, Chile, Singapur, Perú, Vietnam, Nueva Zelanda y Brunei. En realidad, el TPP es el precursor del igualmente secreto pacto EE.UU.-UE, Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP), para el cual el Presidente Obama inició negociaciones entre EE.UU. y la UE desde enero de 2013. Juntos, el TPP y el TTIP cubrirán más de un 60% del PIB global. Ambos pactos excluyen a China. Se acercan las Elecciones Europeas de 2014, y tenemos que instar a nuestros representantes públicos en el Parlamento Europeo a que voten NO al TPP, ya que nuestra salud, nuestras finanzas, nuestra sobernía alimentaria y nuestro medioambiente están en juego con este macabro y demoledor tratado.

 

Petición Avaaz:

http://www.avaaz.org/es/no_champagne_for_monsanto_loc/?bJBaKeb&v=32179     

 

El peligro del TPP (La Jornada)

http://www.jornada.unam.mx/2013/11/13/politica/004a1pol
   

Acuerdo Secreto de la Asociación Trans-Pacífico (TPP) (Wikileaks) https://wikileaks.org/tpp/index-es.html
   

Comce alerta a México sobre “puntos rojos” en TPP (El Economista) http://eleconomista.com.mx/industrias/2013/11/21/comce-alerta-mexico-sobre-puntos-rojos-ttp
   

TPP, un acuerdo sin beneficios claros (Animal Político) http://www.animalpolitico.com/blogueros-riguroso-remix/2013/11/20/tpp-un-acuerdo-sin-beneficios-claros/#axzz2mb9gi9rl

TPP: Más que un acuerdo comercial (Los Andes) http://www.losandes.com.pe/Opinion/20131205/76868.html
 

Monsanto, el TPP y la dominación global de los alimentos (piensaChile.com) http://piensachile.com/2013/12/monsanto-el-tpp-y-la-dominacion-global-de-los-alimentos/

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
10 diciembre 2013 2 10 /12 /diciembre /2013 00:00

La crisis financiera y económica en la que nos vemos inmersos, tiene como objetivo el desmantelamiento del estado social en el que hemos vivido y con ello la destrucción de los derechos y libertades conquistados a lo largo de décadas.

 

Nuestros gobernantes han usurpado la soberanía del Pueblo y se afanan con rapidez en desmontar los pilares fundamentales de la democracia: la libertad, la igualdad, la justicia y la solidaridad, estando al servicio del poder financiero, económico y de las grandes corporaciones para llevarnos a una sociedad de ricos y pobres, que está privatizando los servicios públicos sociales básicos como son la sanidad y la educación, para convertirlos en lucrativos negocios.

 

Son estos mismos gobernantes y políticos los que dicen y repiten ser nuestros representantes, los representantes del Pueblo y los defensores y garantes de nuestros derechos.

 

Pero tras estos años de crisis, muchos ciudadanos nos estamos dando cuenta de que nuestros gobernantes y legisladores no defienden ni garantizan nuestros derechos, muy al contrario, comprobamos día tras día que el trabajo se precariza, que los jóvenes no pueden organizar sus vidas, que la gente sin trabajo es desalojada de sus casas, que los servicios de salud se deterioran, que las aulas de las escuelas públicas se saturan de alumnos, que las pequeñas empresas y negocios familiares quiebran, que los científicos tienen que emigrar, que salir a la calle a protestar por estas situaciones injustas es cada día más arriesgado por la brutalidad de la policía y por el apresurado decreto de leyes represoras.

 

Nos damos cuenta, en fin, de que este sistema político vacía de contenido los escasos avances sociales de la Constitución del 78 y no es capaz de protegernos de los abusos de poder, que permite tomar decisiones injustas sobre nuestras vidas y que, por lo tanto, no podemos ni debemos aceptarlo en silencio.

 

Muchos ciudadanos nos preguntamos si es posible hacer algo para reaccionar ante esta situación. Claramente la solución está en nuestras manos, somos la mayoría, los poderes económico y político dependen de nuestro trabajo, de nuestra aceptación o rechazo ante sus abusos y mentiras, ante su decisión de que seamos nosotros quienes paguemos su corrupción y su pésima gestión de nuestros recursos.

 

Para salir de esta situación injusta debemos empoderarnos, recuperar la soberanía del Pueblo, esa que reconoce el artículo 1.2 de la Constitución: “LA SOBERANÍA RESIDE EN EL PUEBLO, del que emanan los poderes del Estado”, debemos hacer realidad este artículo y ejercerlo.

 

El camino para ello es la redacción de una NUEVA CONSTITUCIÓN que garantice nuestra vida en un verdadero Estado democrático, en el que todos los ciudadanos vivamos en condiciones de libertad, justicia y solidaridad, con completa garantía de derechos e igualdad de oportunidades.

 

Para ello tenemos que impulsar un PROCESO CONSTITUYENTE democrático desde abajo, que culmine en una ASAMBLEA CONSTITUYENTE a través de la que todos decidamos las reglas del juego de nuestra convivencia.

 

En el movimiento CONSTITUYENTES trabajamos para conseguirlo.

 

Participa, decide tu propio futuro. Indignarse no es suficiente, únete a nosotros porque todos somos necesarios y juntos podemos cambiar las cosas.

 

CONSTITUYENTES VALENCIA

(Martes, 3 de Diciembre de 2013)

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
9 diciembre 2013 1 09 /12 /diciembre /2013 00:00

"He luchado contra la dominación blanca y contra la dominación negra. He perseguido el ideal de una sociedad libre y democrática donde todas las personas vivan juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir y conseguir. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir"

(Nelson Mandela, de su Alegato en el Juicio de Rivonia, 20 de Abril de 1964)

 

 

 

mandela1.jpgDe pocas personalidades a lo largo de la Historia podemos decir que su muerte haya causado tanto dolor internacional. Dirigentes de todos los países, de todas las naciones, de todos los continentes del mundo, de todas las ideologías, manifestaban sus muestras de pésame y dolor por la muerte de Madiba. La noticia nos llegaba el jueves pasado sobre la media noche: Nelson Rohlihla Mandela, "Tata Madiba", como le llamaban cariñosamente los suyos, el padre de todos los africanos, uno de los mayores líderes mundiales de toda la Historia, moría a los 95 años de edad, en su casa del barrio de Soweto de la capital de Sudáfrica, Johannesburgo. La "sonrisa de África" se había apagado. Alguien dijo de él, con plena razón, que quizá fuera el mejor candidato para ser "el Presidente de la Humanidad". Y en efecto, al lado de un Che Guevara, de un Ghandi, de un Yasser Arafat, de un Martin Luther King, de un Hugo Chávez, y de tantos otros grandes libertadores de sus respectivos pueblos, Mandela fue quizá el último gigante que nos quedaba. El último gigante en generosidad, en sabiduría, en carisma, en bondad, en inteligencia, en calidad humana.

 

mandela2.jpgRecojo las magníficas palabras de Manuel Tapial, en su artículo "La victoria moral y política de la resistencia", cuando afirma: "Ha existido una historia oficial a cada momento histórico que se ha encargado de hacernos creer que el terrorismo se vestía de negro en Sudafrica, con Kufiya en Palestina, con la hoz y el martillo en Cuba o tras el cuadro de Bolivar en Venezuela. Una historia oficial que ha tratado de manera humillante a estos rebeldes con causa en los momentos de su auge político, y que quienes la han escrito, no han dudado en cada circustancia de usar cualquiera de las herramientas a su alcance para deshacerse de aquellos que se oponian a sus intereses. Cada lider que ha dado la resistencia, catalogado por las élites dominantes en sus inicios como terroristas o amigos del terrorismo, ha terminado siendo un punto de referencia en ética y valores respetados hasta por sus más feroces enemigos". La Historia lo demuestra, y a ella nos remitimos.

 

mandela3.jpgNacido en 1918 en una aldea de la provincia oriental del Cabo, Mandela salió de un entorno pobre y rural para desafiar el poder del Gobierno opresor de la minoría blanca, llegando a ser una de las autoridades más respetadas, veneradas y amadas de todo el siglo XX, una especie de rey natural de su raza. Como un joven abogado, comenzó en 1944 a militar en el Congreso Nacional Africano, organización que luchaba contra la segregación racial en su país, en un clima donde el racismo, el odio y la violencia campaban a sus anchas. Violentos y sangrientos enfrentamientos dominaban el paisaje local, y él, gran admirador de Ghandi, eligió en primer lugar el camino de la no violencia, de la desobediencia civil y de la resistencia pacífica. Pero después se vio obligado a recurrir a las armas, por lo que fue encarcelado en el "Alcatraz de Sudáfrica", como ha sido llamada la Prisión de Robben Island, donde fue encarcelado bajo el famoso número 46664. Fue uno de los primeros en abogar por la resistencia armada al Apartheid en 1960, pero 30 años más tarde, cuando la minoría blanca del país comenzó a perder poder, defendió la reconciliación y el perdón, lo que le auparía al poder como una de las grandes figuras de la Historia.

 

mandela4.jpgMandela, que pasó 27 años en prisión (1963-1990), fue elegido Presidente de Sudáfrica (el primer presidente negro) en una histórica votación en 1994, en la que pudieron participar todos los sudafricanos, y estuvo en el cargo hasta 1999. Reconocido en infinidad de foros mundiales, querido y respetado por todos los líderes internacionales, el mensaje de Mandela caló no solamente entre los suyos, sino que se convirtió en una proclama internacional contra la intolerancia y contra el racismo. Su carácter carismático, bromista, cálido, cercano y solemne, le otorgaba las características de un líder natural. Su humildad, la pasión por sus ideales, y su eterna humanidad, le hicieron granjearse el cariño y el respeto de todos. Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1993. Como Presidente, Mandela tuvo que lidiar con el gigantesco desafío de forjar una nueva nación desde las profundas injusticias raciales que quedaron de los rescoldos del sistema del Apartheid, y podemos afirmar que lo consiguió. Creó durante sus años en el gobierno la llamada Comisión de la Verdad y la Reconciliación, que juzgó los delitos de los dos bandos en la época del Apartheid, tratando de curar las heridas que aún pervivían en la memoria colectiva de los sudafricanos.

 

mandela5.jpgNelson Mandela fue un modelo a seguir, en toda su dimensión, y en todos los sentidos del término. No obstante, llama mucho la atención la tremenda hipocresía de los actuales líderes, que además de dedicar tan bellas palabras a Mandela, podrían aprender un poquito de él, y eliminar tantas desigualdades sociales como existen en los llamados países avanzados, desarrollados, u occidentales. En 1999, protagonizó una retirada voluntaria de forma natural y poco común, citada como ejemplo para todos los gobernantes africanos. Ya retirado, Mandela dedicó todos sus esfuerzos a luchar contra el sida en su país, una batalla que le afectó personalmente, cuando su único hijo falleció a consecuencia de la enfermedad en 2005. Mandela fue todo un artífice y un símbolo de tenacidad y de lucha por la libertad, los derechos humanos y la igualdad racial. Múltiples son las enseñanzas que podemos extraer del gran Madiba. La protesta y la crítica a la desigualdad social del sistema colonial y del capitalismo constituyen el eje rector y transversal desde el que Mandela construyó su referencia para todos los pueblos del mundo. Vivió y murió por el ideal de conseguir una sociedad donde nadie fuera explotado, oprimido o desposeído por otro. Y al igual que comenzamos por una cita de Mandela, vamos a finalizar con otra, que aparece en su autobiografía "El largo camino hacia la libertad" (1994): "Nadie nace odiando al otro por el color de su piel, su procedencia o su religión. La gente aprende a odiar, y si pueden aprender a odiar, también pueden aprender a amar".

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
6 diciembre 2013 5 06 /12 /diciembre /2013 00:00

La pasada semana, después de muchos y frustrados intentos de que el Ministro Wert retirara su ilegítima Ley de Educación, y de que dimitiera de su cargo, la LOMCE fue finalmente aprobada en el Congreso de los Diputados, poniéndose de manifesto de nuevo el gran rechazo parlamentario que ha suscitado. Sólo vamos a dar un detalle: incluso el único diputado de UPN, el incombustible Carlos Salvador, fiel e histórico aliado del PP, se abstuvo en la votación final. Con eso creo que está todo dicho. Pero la Ley Wert al final fue aprobada, aunque vaya a ser una ley muerta, como afirmamos en el título. En realidad, las iniciales de la LOMCE no responden a Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad de la Educación, sino a Ley Orgánica Muerta Cadáver Enterrada. Todos los grupos políticos han expresado en la Cámara su intención de derogarla en cuanto cambie la actual mayoría parlamentaria, y de momento, de no aplicarla en sus respectivas Comunidades Autónomas, así como de recurrirla al Tribunal Constitucional.

 

Ya hemos hablado en muchos de nuestros artículos de la LOMCE, así que en éste, tomando las palabras de Enrique Javier Díez Gutiérrez, Profesor de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de León, y Coordinador del Área Federal de Educación de Izquierda Unida, vamos a resumir las maldades de la Ley en los siguientes quince puntos:

 

lomce_muerta1.jpg1. Es un proyecto de ley sin base científica pedagógica seria y contrastada. No se ha realizado una aproximación contrastada a las causas reales que provocan las deficiencias del sistema. Frente a ello, se parte de postulados ideológicos que se afirman sin datos concretos que los respalden científicamente.

 

2. Es un proyecto de ley impuesto sin debate ni consenso. Se ha impuesto de espaldas a la comunidad educativa y a los expertos y expertas en el campo de la educación, desde una mayoría absoluta cada vez más deslegitimada. El anunciado diálogo con los grupos parlamentarios y con las organizaciones representativas de la comunidad educativa se ha limitado a exponer los inamovibles principios de su reforma.

 

3. Esta es una ley con una filosofía mercantilista que se refleja a lo largo de su articulado. Concibe la Educación no como un derecho fundamental que debe ser garantizado por los poderes públicos mediante una red escolar de centros públicos, sino como “un bien” particular que deberá estar especialmente al servicio del sistema productivo, de la competitividad y de la empleabilidad. Hacer una reforma educativa con la idea de formar trabajadores competitivos en el mercado local y global, no es simplemente una forma estrecha de entender la educación, sino que es una inversión completa de los principios y valores en que se fundamenta nuestro sistema educativo: formarse como profesional es algo necesario pero subordinado a la prioridad fundamental de cualquier sistema educativo, formarse como persona y ciudadano o ciudadana crítica para aprender, desarrollarse y avanzar en la construcción de una sociedad más sabia, justa y cohesionada.

 

4. Esta es una ley profundamente privatizadora porque introduce una nueva definición del Sistema Educativo Español que supone la consagración de las corporaciones empresariales y los grupos religiosos como parte del Sistema Educativo, en pie de igualdad con el sector público educativo . Además suprime la obligación de las Administraciones educativas de garantizar plazas “públicas” suficientes. Al eliminar el término “públicas” de la redacción no sólo suprime la naturaleza pública de las plazas que se creen, sino que en consecuencia, abre la posibilidad de creación de centros privados con dinero público, estableciendo que las administraciones garantizarán la existencia de plazas en las zonas de nueva población, en función de la “demanda social”, que cada administración podrá interpretar de acuerdo con su orientación ideológica determinada.

 

lomce_muerta2.jpgEn una novedosa concesión a la patronal de los centros privados introduce la “libertad de enseñanza” entre los principios y los fines de la educación que establece la ley. Además, con la excusa de “españolizar” a los estudiantes de Autonomías con lenguas propias, obliga a las Administraciones educativas a costear con dinero público los gastos de escolarización en centros privados. Es más, la enseñanza privada ha resultado altamente favorecida por esta reforma, no sólo porque les da garantías de recibir fondos sea cual sea su carácter y su ideario, sino porque además amplía los años de duración mínima de los conciertos dando tranquilidad a la empresa titular de los centros concertados ante la disminución de la población escolar.

 

5. Es una ley que potencia el adoctrinamiento católico en la escuela. Esta ley, tras eliminar la Educación para la Ciudadanía, aduciendo que dicha materia adoctrina ideológicamente, sigue manteniendo el auténtico adoctrinamiento ideológico de la Religión y la financiación de los centros católicos que ya dispuso la LOE, dando rol profesional de profesores a los catequistas designados por la jerarquía católica. Incluso introduce una alternativa con calificación a la asignatura de Religión para evitar la fuga del alumnado de religión.

 

6. Es una ley segregadora. Bajo el paraguas de la existencia de diferentes “talentos” en el alumnado, lo que se pretende realmente, mediante vías paralelas e itinerarios cerrados, es romper el actual tronco común en la escolaridad básica y obligatoria, desviando y segregando al alumnado con mayores dificultades hacía vías devaluadas e itinerarios segregadores.

 

7. Es una ley recentralizadora y controladora del curriculum. Las materias pasan a estar clasificadas en un ranking que establece su importancia. Las materiales troncales, la mayoría y más sustantivas, las fija el Gobierno, tanto en sus contenidos como en el horario mínimo, y las Administraciones educativas el resto. Lo cual significa que elimina la autonomía pedagógica de los centros y muestra una clara desconfianza en la capacidad profesional del profesorado y de las comunidades educativas. Además el Gobierno se reserva el derecho a fijar los “estándares y criterios de evaluación” que “ señalizarán de forma clara al conjunto de la comunidad educativa cuáles son los niveles de exigencia” .

 

8. Es una ley que recorta y reduce el currículum . Esta contrarreforma pretende concentrar la carga lectiva en unas asignaturas instrumentales, centradas en contenidos considerados “útiles” para el futuro laboral , reduciendo o suprimiendo enseñanzas artísticas, clásicas, de economía, geografía, tecnología o de humanidades que se consideran de segunda categoría o prescindibles. Se trata así de sacrificar áreas creativas e innovadoras del conocimiento, contenidos abiertos, globales y complejos, para centrarse en preparar futura mano de obra laboral, dotada con meros conocimientos instrumentales básicos.

 

lomce_muerta3.jpg9. Es una ley que devalúa la Formación Profesional. La selección temprana en la secundaria obligatoria devalúa la Formación Profesional volviendo a considerarse como opción para los que no son capaces de seguir. La aplicación del modelo de FP dual, sabiendo que las posibilidades de formación en el empleo dependen de la oferta laboral que, en nuestro país, es inexistente, puede convertirse en una nueva vía para deteriorar aún más nuestro mercado de trabajo, utilizando como mano de obra barata a los estudiantes de Formación Profesional.

 

10. Es una ley que introduce en el sistema educativo la competitividad darwinista estableciendo pruebas externas a nivel nacional, para ofrecer una clasificación de colegios según sus resultados en rankings públicos donde se ordenarán, como si de una liga de fútbol se tratara, en centros con buenos, regulares o malos resultados. Además, l a ley liga la propuesta de autonomía escolar a esta especialización competitiva de los centros y a los resultados académicos en función de los cuales llegarán recursos diferenciados. Es el llamado “pago por resultados” propio del mundo empresarial. Se darán incentivos a los centros, no en función de las necesidades de su alumnado, sino según puesto en el ranking.

 

Lógicamente, en este mercado competitivo las escuelas se harán más selectivas , tendiendo a rechazar al alumnado que presente mayores dificultades y que pueda hacer descender su posición en el ranking de centros. Los centros reaccionarán buscando estar en la parte más alta del ranking, dedicando el tiempo escolar a preparar las reválidas para que los resultados del alumnado les permitan estar en “primera división”.

 

11. Es una ley que convierte la educación en una carrera de obstáculos. El modelo de evaluación que contempla la LOMCE pivota sobre la profusión de pruebas individualizadas externas. Apuesta así por un modelo de enseñanza basado en la presión del examen , frente a un modelo educativo más centrado en las necesidades y motivaciones del alumnado. En vez de buscar estrategias y formas de motivar y entusiasmar al alumnado por el conocimiento y el aprendizaje. Quienes no aprueben las reválidas de secundaria serán expulsados del sistema educativo invalidando el trabajo hecho en años de escolarización .

 

lomce_muerta4.jpgTodas estas evaluaciones serán pruebas externas, aplicadas y evaluadas por profesorado o especialistas ajenos al centro, desconocedores del alumnado, de su realidad. Lo cual supone una merma de la autoridad del profesorado del propio centro respecto al alumnado y un menosprecio a su capacidad profesional para valorar su proceso educativo. Tras la reválida de 2º de Bachillerato, cada Universidad podrá hacer pruebas de acceso para seleccionar a su alumnado. Este sistema de evaluación selectiva de las Universidades supondrá la sustitución de un sistema de acceso objetivo e igualitario, por otro que permitirá la selección con criterios dispares, no homogéneos y propicios a todo tipo de disfunciones.

 

12. Es una ley profundamente antidemocrática. El Consejo Escolar queda relegado a funciones meramente consultivas y no decisorias , lo que conlleva arruinar la poca “democracia participativa” que quedaba en los centros de enseñanza, mientras que las funciones decisorias pasan a ser competencia de un director o directora, nombrado directamente por la Administración y no de forma democrática por su comunidad educativa. Este modelo rompe con la cultura de colaboración y participación necesarias con las familias y la comunidad educativa.

 

13. Es una ley que apuesta por la gestión privada de tipo empresarial en la educación pública. Propone gestionar los centros públicos según las recetas de la empresa privada , mediante una mayor autonomía financiera que requiera de fuentes de financiación privadas, ante la insuficiencia de la financiación pública. Financiación externa de patrocinadores que imponen sus logotipos y exigencias, introduciendo los intereses privados y mercantiles en la educación pública. A ello se añade la especialización de los centros para ofrecer una oferta competitiva y “diferenciada” a la clientela. Gestión jerarquizada de una dirección unipersonal y no colegiada, que podrá seleccionar al profesorado en los centros especializados, rompiendo los procedimientos de transparencia, mérito e igualdad en la conformación de las plantillas docentes.

 

14. Es una ley que retrocede en la igualdad. Da cobertura legal asegurando el concierto a los centros de educación diferenciada por sexos. Incluso el texto incumple la Ley Orgánica de Igualdad que determina que la Administración pública debe mantener en sus publicaciones un lenguaje que no discrimine por razón de sexo y que fomente y persiga la igualdad.

 

15. Es una ley que quiebra los principios de igualdad, mérito y capacidad en la selección del profesorado en la educación pública, introduciendo la posibilidad de contratar profesorado bilingüe o plurilingüe al margen de los procedimientos normativos establecidos.

 

Para los lectores que quieran profundizar más en ella, les recomiendo nuestra serie de artículos titulada "LOMCE: un enfoque crítico", así como otros muchos que hemos publicado en este mismo Blog donde hemos expuesto aspectos concretos de dicha Ley. Lo dicho: ojalá no tengamos que contemplar nunca en vigor esta monstruosa ley educativa. Nuestras propuestas alternativas las estamos desarrollando en la serie "Por una Educación Pública a todos los niveles", donde vamos a entrar ya en la recta final de sus artículos, abordando el mundo de la educación universitaria. A ella os emplazo.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
5 diciembre 2013 4 05 /12 /diciembre /2013 00:00

Quizá los dirigentes de Izquierda Unida Federal hayan tomado esta decisión sin calibrar demasiado su encaje y sus consecuencias, y por supuesto, con la mejor intención, pero creo que han vuelto a meter la pata. Nos estamos refiriendo a la decisión de participar, junto a PP, PSOE, CIU y PNV en la renovación del máximo órgano de gobierno de los jueces, el Consejo General de Poder Judicial (CGPJ). En última instancia, como vamos a explicar a continuación, pensamos que mediante decisiones de este tipo lo único que se consigue es dar alas a un Partido Popular cada vez más acosado en todos los frentes (popular, judicial, mediático y político). Tenemos que partir para comprenderlo, de la reciente reforma del mes de junio pasado de la Ley Orgáncia del CGPJ, llevada a cabo por el Ministro Gallardón.

 

Tal como nos explica Raúl Camargo, tras dicha reforma se permite renovar a los miembros elegidos por una de las cámaras (Congreso y Senado) con independencia de lo que pase en la otra. Antes tenían que renovarse los veinte miembros del CGPJ a la vez, diez por el Congreso y diez por el Senado, por mayoría de 3/5 en cada cámara. Si no había acuerdo en una de ellas, no se renovaba ninguno. Con la nueva Ley, el PP, que tiene mayoría de 3/5 en el Senado, podría haber renovado a los diez de esta Cámara sin pacto alguno. Sin duda, este ha sido un factor de presión extra para someter al PSOE y al resto, bajo amenaza de nombrar a los diez del Senado sin acuerdo y tener mayoría aplastante en el Consejo. Mediante esta operación, el PP va a ir consiguiendo poner al frente de todas las altas instancias judiciales a jueces claramente proclives a su línea ideológica, justo cuando está más acosado por los diversos casos de corrupción que le acechan (Gürtel, Bárcenas, recursos interpuestos ante algunas leyes, etc.).

 

Que el PSOE y la derecha nacionalista hayan decidido sumarse al acuerdo, era cosa totalmente previsible. Los nacionalistas (CIU, PNV) porque está en su misma "estrategia de acuerdos de Estado" clásica, y el PSOE porque también está acosado por grandes temas de corrupción (ERE andaluces, por ejemplo), y porque al fin y al cabo, bajo los cimientos del bipartidismo aún reinante, es mejor repartirse los trozos de la tarta entre las dos grandes fuerzas políticas. El PSOE estaba muy interesado en meter a IU en el pacto, para no quedarse solo con el PP en este negocio y acentuar así su desgaste, y le ofreció uno de los que le tocaba por la parte de los ocho miembros elegidos que no deben ser jueces. IU no aceptó al principio, pero una llamada de Gallardón a Lara, desbloqueó la situación e IU firmó el pacto de renovación, incorporando a una secretaria judicial, Concepción Sáez Rodríguez, de la plataforma "Otro derecho penal es posible”, con la ingenua intención y el falaz mensaje de introducir un poco más de "pluralismo" en el órgano de gobierno de los jueces.

 

Como decíamos, el único ganador con todas estas estrategias va a ser el Partido Popular, que a partir de ahora va a controlar de forma mayoritaria casi todas las instancias del Poder Judicial, y así poder despachar a gusto todos los casos de corrupción que le acechan. Justo en el mejor momento para su acorralamiento político y judicial, el PP sale reforzado con este acuerdo, proporcionándosele un balón de oxígeno que le garantice la impunidad en los diferentes procesos que tiene abiertos. Que el PSOE participe en este juego trucado e intencionado, no es ninguna novedad, ya que siempre lo ha hecho. Pero que lo haga Izquierda Unida, sólo puede entenderse como un error garrafal, un error de bulto que contribuye a su desprestigio y dificulta su credibilidad, justo en un momento donde las encuestas le son muy favorables.

 

Y es que como ocurre en otros frentes (su participación junto al PSOE-A en el Gobierno de la Junta de Andalucía), Izquierda Unida no acaba de ser coherente en algunos de sus planteamientos. No acaba de ver claro que la participación y el sumarse en la entrada a las Instituciones, lejos de contribuir a ganar poder e influencia, sólo sirve para desacreditar su ideario, para introducir una tremenda contradicción entre lo que pregona en su programa, y lo que después lleva a cabo. En este caso, avalar este juego de reparto del poder judicial, con los agravantes que hemos comentado, sólo sirve para reforzar el bipartidismo, y para dar a los ciudadanos una incoherente imagen de complicidad con las Instituciones del sistema, aquél que afirma querer combatir. Lo que se debería haber hecho es denunciar todo este proceso, impugnarlo ante el Tribunal Constitucional, e instar a la movilización social en su contra.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
4 diciembre 2013 3 04 /12 /diciembre /2013 00:00

Parece ser que es la última moda, el último grito en ex Presidentes, en ex políticos en general. Consiste en que, por lo visto, como cuando te retiran del cargo dispones de mucho tiempo libre y gran sueldo para poder dedicarte a la vida contemplativa, pues no se les ocurre otra cosa que ponerse a escribir sus memorias. Incluso hay algunos que tienen tantas memorias que tienen que editar varios volúmenes, como el ex Presidente Aznar. No me guía para nada la intención de hacerles publicidad de sus libros en el presente artículo, sino más bien poner sobre la palestra algunas inquietudes que tengo sobre los mismos, y sobre los actos de presentación de los mismos. Tengo que confesar que no he leido (ni tengo intención de hacerlo) ninguno de ellos, pero ello no obsta para plantear aquí los siguientes comentarios.

 

libros_ex_presidentes1.jpgPara empezar, tenemos donde elegir, pues son ya varios los volúmenes presentados. Una cosa que me llama la atención es la exquisitez de sus títulos y subtítulos, porque algunos no tienen desperdicio. José Bono por ejemplo nos dice "Les voy a contar" (las batallitas y chascarrillos de este hombre son interminables, es el abuelo cebolleta de la política), Pedro Solbes subtitula "40 años de servicio público" (será para que no dudemos de que se puede jubilar con la pensión completa), José María Aznar en su segundo volumen subtitula con el rimbombante "El compromiso del poder" (el egocentrismo y la soberbia de este hombre no tienen límites), y José Luis Rodríguez Zapatero titula "El Dilema" (más bien parecería una novela de intriga), y para que no tengamos ninguna duda subtitula "600 días de vértigo" (donde parecería más bien que relata su secuestro, en vez de su presidencia del gobierno). Como vemos, pues, hay donde elegir.

 

libros_ex_presidentes2.jpgLos actos de presentación, como decíamos, tampoco tienen desperdicio. Sobre todo, por los acompañantes que los protagonistas invitan al acto. Por ejemplo, en el acto de presentación del segundo volumen de las Memorias de Aznar (las del solemne "compromiso del poder") estuvo en la mesa el ex dirigente de Comisiones Obreras, José María Fidalgo. Sí, como lo han leído, no es ningún error ni distracción. José María Fidalgo, quien fuera líder del sindicato de "izquierdas" CC.OO., sentado junto a su tocayo el ex Presidente Aznar. Por lo visto, son muy amigos, lo cual da idea del nivel de nuestro sindicalismo "de clase". O por ejemplo en el acto de presentación del libro de José Luis Rodríguez Zapatero, estuvo nada más y nada menos que ¡Tony Blair! En efecto, el ex líder laborista británico, aquél de la foto de las Azores, en los tiempos de la guerra de Iraq, junto al ex Presidente norteamericano George W. Bush y el ex Presidente Aznar. Por si no lo recuerdan, formaban la alianza de los que estaban "convencidos" de que Saddam Hussein poseía grandes arsenales de armas de destrucción masiva. Las únicas armas de destrucción masiva eran ellos tres. Con este deleznable camaraderío, nos explicamos perfectamente cómo es que la política y los políticos en general sufran tanto descrédito, desconfianza y apatía por parte de toda la ciudadanía.

 

libros ex presidentes4Bueno, pues vayamos a los contenidos. Como digo, no he leído los libros, pero albergo algunas esperanzas de poder entender ciertas cosas, aunque algo dentro de mi (creo que se llama sentido común) me dice que fracasaré en el intento. Sí, porque claro, pretendo entender muchas cosas que ocurrieron en el pasado, durantes sus respectivos Gobiernos, que no están muy claras. Por ejemplo, pretendo comprender cómo Aznar nos decía que España iba bien, cuando se estaba gestando la mayor burbuja inmobiliaria de la historia, gracias a sus políticas de liberalización del suelo público, y de sus permisivas políticas hacia el negocio hipotecario de los bancos. O pretendo entender cómo entonces había que ser generoso con la política penitenciaria con respecto a los etarras, mientras que ahora se pone el grito en el cielo porque los jueces suelten a estos presos, en un acto de simple obediencia a la sentencia del Tribunal de Estrasburgo. En el caso de Felipe González, entre otras muchas cosas, pretendo que nos explique la traicionera campaña para nuestra entrada en la OTAN, o la firma del Tratado de Maastricht, que nos puso en bandeja la aceptación de la política neoliberal que nos ha conducido hasta esta situación. Pero también supongo que nos explicará en su libro los entresijos de la guerra sucia contra ETA, los tremendos escándalos de corrupción en su partido, y la traición a los postulados del movimiento obrero, que tanto habían defendido.

 

libros_ex_presidentes3-copia-1.jpgY luego tenemos el caso de Zapatero, que tampoco se queda atrás. Por lo visto ha declarado que se hizo el valiente con Merkel, rechazando hasta en tres ocasiones el rescate a nuestro país, aunque lo que también supongo que contará es cómo al final se bajó los pantalones ante la Canciller alemana (según dice él tenía que elegir entre eso o la imposición de un Gobierno tecnocrático), e implementó las famosas medidas de recorte de Mayo de 2010, que sentaron precedente para todas las demás que vinieron luego. Sí, esas medidas relatadas en aquél discurso que terminaba diciendo: "Las vamos a tomar cueste lo que cueste, y me cueste lo que me cueste". Y en efecto, le costó. Le costó (a su partido) perder las Elecciones Generales de Noviembre de 2011, y le costó que su partido entrara definitivamente en caída libre, de la cual no se va a recuperar en mucho tiempo, si es que alguna vez se recupera. Demostró ser una vez más un Presidente mediocre, con poca valentía y firmeza en la defensa de sus ideales y de su pueblo, y demostró definitivamente que no se puede confiar en el PSOE. Por supuesto, hay que reconocerle a su Gobierno algunas tímidas medidas en la buena dirección, como por ejemplo la ley del matrimonio homosexual, la retirada de las tropas de Iraq, o la ley de la dependencia. Pero el balance general fue tremendamente negativo. Porque si a todo ello le unimos, entre otras cosas, el proceso de fusión y bancarización de las antiguas Cajas de Ahorros (proceso encubierto para conceder todo el poder a los grandes bancos), el acuerdo con la OTAN para la instalación del escudo antimisiles, y sobre todo el acuerdo con el PP para modificar el artículo 135 de nuestra Constitución, en aras a definir el pago de la deuda como prioridad sobre la inversión y el gasto social, unido todo ello a los recortes practicados en la última etapa de su Gobierno, el panorama es desolador.

     

libros_ex_presidentes5.jpgBueno, pues ya puestos, y como a Rajoy (esperémoslo) sólo le quedan dos años al frente del Gobierno, me pregunto si tendremos también la "suerte" de que nos obsequie no dentro de mucho con un libro sobre sus memorias. Y supongo que entonces nos explicará el gran sentido del honor y de la responsabilidad que está ejerciendo, renunciando al cumplimiento de su Programa Electoral, para cumplir con su "deber" de sacar a España de la crisis, y nos explicará también la razón de muchas de sus decisiones, tales como rescatar a los bancos, hundir el consumo, empobrecer a los pensionistas, elevar el paro, conseguir que nuestros jóvenes tengan que irse de su país, desmantelar la sanidad pública, privatizar todos los organismos públicos, permitir que se cierre la televisión valenciana, retrotraernos a la educación franquista, reprimir las manifestaciones populares, poner precio a la justicia, dar cancha y protección a los evasores fiscales, o hundir la ciencia y la cultura, entre otros muchos. Sí, la verdad es que tengo curiosidad por ver cómo lo explica. Yo le puedo proponer un subtítulo para su libro: MARIANO RAJOY. CAMINA O REVIENTA.

 

libros_ex_presidentes6.jpgY otras memorias que también han de ser muy interesantes son las de ese personaje de sonrisa falsa, inglés grotesco y torpes argumentos, incapaz de hilar un simple discurso, para más señas Alcaldesa de Madrid, de nombre Ana Botella, esposa del ex Presidente Aznar, esa misma que se jacta, por ejemplo, de que el reciente acuerdo que puso fin a la huelga de basuras en Madrid se haya conseguido sin despidos, gracias a la reforma laboral del actual Gobierno. Sí, tengo mucho interés en sus memorias, a ver si nos explica cómo es que su ideología, según ella, ha sido la que ha traído el mayor progreso durante toda la Historia de la Humanidad. Eso sí que habrá que leerlo. Y al igual que para Rajoy, podemos proponerle a la señora Botella un título para sus memorias: AYUNTAMIENTO DE MADRID: MEDALLERO OLÍMPICO DE LA BASURA.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
3 diciembre 2013 2 03 /12 /diciembre /2013 00:00

"Lucha por tu clase, no por tu país"

(Pintada aparecida en un muro de Granada, en marzo de 2008)   

 

 

Se usa familiarmente la expresión "sindicalismo de clase", sobre todo por parte de la izquierda política de este país, en mi opinión, con bastante ligereza, pues automáticamente se piensa en los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO. Lo primero que tenemos que denunciar, para dichos sindicatos, es una ya vieja campaña de acoso y derribo, que pretende desprestigiar a los sindicatos, diríamos más bien a todos los representantes de los trabajadores. Dicha campaña viene orquestándose desde la derecha política y mediática de este país, y centrándose, como decimos, en los dos sindicatos mayoritarios, y consiste en el constante desprestigio de los mismos, con medidas que van desde la eliminación de los liberados sindicales en las empresas y los organismos públicos, pasando por auténticas cruzadas insidiosas contra los mismos, finalizando con amenazas de proceder a una regulación sobre el derecho a la huelga.

 

sindicalismo_clase1.jpgDesde la izquierda crítica, transformadora, lo primero que tenemos que hacer es denunciar dichas campañas de ataque a la acción de las organizaciones sindicales, pero precisamente desde nuestra postura crítica, poner en cuestión si tal vez los pilares del auténtico sindicalismo de clase no se están perdiendo, al menos en los sindicatos mayoritarios. Coincidimos por ejemplo con la visión que sobre este tema nos ofrece Manuel Cañada, quien afirma que el movimiento obrero representa bastante más que el movimiento sindical. Del movimiento obrero formarían parte, además de sindicatos y partidos, ateneos, publicaciones, cooperativas, organizaciones de apoyo mutuo y todo tipo de instituciones y espacios donde se expresa la existencia autónoma de la clase obrera, así como su lucha, y la aspiración a una sociedad sin clases. Por tanto, no todo sindicalismo es movimiento obrero, y hoy más que nunca tenemos infinidad de ejemplos para demostrar esto. No existe por tanto movimiento obrero si éste no va ligado a conciencia de clase obrera, la pertenencia a ella, su identificación, su defensa y su lucha.

 

sindicalismo_clase2.jpgY en la actualidad, una parte del sindicalismo existente en modo alguno promueve la conciencia obrera, ni los valores alternativos al capitalismo. Más bien podríamos hablar de sindicatos corporativos o de corporativismo sindical. En dicha figura existe únicamente la identificación y la defensa de los intereses de cierto colectivo, pero sin una expresa identificación con la clase obrera. Como nos sugiere Manuel Cañada, a este sindicalismo le cuadraría a la perfección lo que Lukács escribía a propósito del oportunismo en su obra "Historia y conciencia de clase". Este autor afirmaba: "El oportunismo tiende a impedir el ulterior desarrollo de la conciencia proletaria (...) tiende a rebajar la conciencia de clase del proletariado al nivel de su inmediatez psicológica". Es un tipo de organización que no sólo acepta, sino que se ofrece como garante de la separación entre lucha económica y lucha política. Contrariamente a lo que se cree, y a lo que pregonan los voceros de este indigno capitalismo, la conciencia obrera no es cosa de otros tiempos. Recuperando de nuevo las palabras de Lukács: "La permanencia de una conciencia de clase oscura, es un presupuesto necesario de la subsistencia del régimen burgués".

 

sindicalismo_clase3.jpgPodemos afirmar por tanto que sólo tendremos un auténtico sindicalismo de clase cuando recuperemos la conciencia de clase, abandonando la fantasía colectiva de que todos somos clase media, que viene pregonando el capitalismo en esta última fase, para diluir el concepto clasista. Hay que desalojar al capitalista que se aloja en cada cabeza, para volver a recuperar la conciencia de clase obrera. Y en esta tarea, el papel destacado del sindicalismo de clase es primordial. Quizá ningún actor como éste para profundizar y volver a crear un imaginario colectivo de identificación para la clase obrera. Y lo que tenemos actualmente, siguiendo de nuevo a Manuel Cañada, puede designarse como "sindicalismo de concertación", un sindicalismo amable, más bien poco guerrero y reivindicativo, amigo de los acuerdos y de la conciliación con sus enemigos de clase. Con este término (sindicalismo de concertación) hacemos referencia a lo que hoy tenemos al menos en los sindicatos mayoritarios, que han convertido el Pacto Social permanente en su práctica continua y en su programa de máximos. Es el tipo de sindicalismo que organiza una Huelga General, y a las pocas semanas o meses está firmando una nueva Reforma Laboral (como la que plasmó el Gobierno Zapatero), o un nuevo pensionazo.

 

sindicalismo_clase4.jpgEs el mismo sindicalismo que presenta la desmovilización de la clase obrera como una contribución responsable para la salida de la crisis, como ya hicieran en los tiempos de la Transición, con los llamados Pactos de la Moncloa. Es el mismo que sale a la calle con la Cumbre Social, y al poco tiempo comparte cartel y auditorio (incluso mesa y mantel si se tercia) para aplaudir las medidas del Gobierno Rajoy. Que incluso invita a sus Congresos a la plana mayor de los dirigentes del PSOE, del PP o de la Gran Patronal. Este sindicalismo no nos sirve, porque es tremendamente negativo, confuso y destructor de la conciencia obrera. Es un sindicalismo abrazado al poder, cooptado por él, que convierte expresiones como "Diálogo Social", "Crecimiento económico" o "Competitividad" en palabras amigas de su diccionario habitual, convirtiéndose en aliado del capital por la puerta de atrás, en su cómplice indirecto, pero necesario. Es un tipo de práctica sindical que puede calificarse sin lugar a dudas como "pro-capitalista", amiga del régimen y del sistema, que ha puesto en desuso conceptos clásicos del auténtico sindicalismo de clase.

 

sindicalismo_clase5.jpgPor contra, el sindicalismo que pretendemos que vuelva a existir desde la izquierda crítica es aquél que replantea sus relaciones con el resto de actores sociales e institucionales, recuperando su papel de lucha en la acción sindical. Un tipo de sindicalismo que se caracterizaría en primer lugar por su democracia, por la primacía del movimiento asambleario frente a las inercias de la burocratización y reproducción de los aparatos. Y sobre todo, un sindicalismo pegado a la tierra, pegado a la gente, multidisciplinar en lo que se refiere a la defensa de toda la clase obrera, desde los trabajadores fijos o temporales hasta los parados, desde los que cobran prestación hasta los que están desprotegidos, desde los trabajadores de empresas públicas hasta los de empresas privadas, desde los funcionarios o cooperativistas, hasta el personal laboral, pasando por el personal contratado en organismos oficiales, y llegando hasta los trabajadores más precarios del sistema, hasta los jóvenes que tienen que emigrar para buscar su puesto de trabajo. Hoy sabemos que los prototipos clásicos que representaban a la clase obrera han cambiado, pero no por ello el sindicalismo de clase ha de caer en las trampas de ese mismo sistema que intenta disfrazar esas diferencias.

 

sindicalismo_clase6.jpgNecesitamos por tanto un sindicalismo capaz de pensar en la globalidad, de sacudirse los corporativismos, de pensar simultáneamente en la clase y la especie, de cuestionar no sólo cómo se produce, sino además qué se produce. Capaz de impugnar el consumismo desmedido de nuestra sociedad, de denunciar la dictadura del mercantilismo. No tenemos desgraciadamente este panorama en el sindicalismo mayoritario actual, que normalmente es un sindicalismo prudente, acomodado y oficialista. Quizá lo encontremos en algunas formaciones sindicales minoritarias, tales como CGT, CNT, COBAS, Solidaridad Obrera, SAT, Corriente Sindical de Izquierdas, CSC, Intersindical, o en los sindicatos vascos, como ELA y LAB. Quizá el mejor referente de todos ellos sea el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), que con sus aproximadamente 20.000 afiliados, destaca por ser uno de los sindicatos más combativos, en la organización de acciones directas que pongan de manifiesto la defensa de los intereses de los trabajadores, y que denuncien la injusticia y las desigualdades sociales. Un sindicato por tanto que no sólo tiene las ideas muy claras, sino que es profundamente valiente y combativo, y que no se amilana ante los constantes desafíos y amenazas del poder, que ya ha efectuado contra el SAT y sus dirigentes una campaña de criminalización muy significativa.

 

Como consecuencia de todo ello, podemos decir que el SAT es el sindicato más represaliado de toda Europa, sobre el que pesan actualmente más de 500.000 euros en multas, y peticiones, en total, de más de 150 años de cárcel. Más de 500 militantes del sindicato tienen frentes judiciales abiertos, y todos sus dirigentes han sido multados o han pasado por los calabozos. Pues bien, este es el tipo de sindicalismo que necesitamos, un sindicalismo incómodo para el poder, y que por ello lo acosa y lo denuncia constantemente. Recojo las palabras de Josep Bel en su artículo "El capital contra los trabajadores", cuando indica que "La burocracia sindical hace tiempo que se ha convertido en una oficina más del departamento de personal en las empresas, y mendiga continuamente nuevas negociaciones que le permitan adjudicarse algún éxito, que frene su decadencia. Cuida mucho que las escasas movilizaciones que impulsa no se le escapen de las manos, y prefiere evitar cualquier tipo de continuidad. Mientras tanto participa en el negocio de los fondos de pensiones con la banca, o siguen firmando ERE's en las Cajas de Ahorros, como si nada. Los sectores de la Patronal más retardatarios han empezado a cuestionar el papel de una burocracia sindical en decadencia, que cada vez tiene menos que vender, aireando las corruptelas en las que se encuentra implicada (ERE's, los cursos de formación, subvenciones...), a través de la caverna mediática".

 

sindicalismo_clase7.jpgY es que efectivamente, toda esta imagen sindical (que hemos comenzado diciendo que también se debe a una orquestada y malintencionada campaña de desprestigio) no hace sino dañar los intereses de la clase trabajadora, diluyendo aún más si cabe la claridad de acción que ha de tener su escrupulosa y diligente defensa. ¿Qué hay que hacer, pues? Hay que construir poder desde abajo, dentro de la clase trabajadora. Hay que construir una red solidaria de Asambleas o Comités Obreros, en las empresas de todo tipo, y en los barrios de las ciudades y los pueblos que, partiendo de las necesidades de la gente, al igual que procuran los movimientos sociales, organice conjuntamente a los trabajadores de todo tipo y a los parados. Es fundamental igualmente la creación de Oficinas de Defensa de los derechos sociales, que son útiles para llegar a las pequeñas y medianas empresas, donde apenas existe representación sindical, ni tan siquiera representación de los trabajadores en Comités de Empresa, para animarles a defender sus derechos y fomentar la autoorganización, y la adscripción a los pequeños sindicatos de clase.

 

En el caso de cierre de las fábricas, de organismos, de servicios públicos o de grandes empresas, hay que fomentar (como hace el SAT con las tierras en Andalucía) su ocupación por parte de los trabajadores, y la puesta en marcha de un régimen autogestionario de los mismos trabajadores, en defensa de sus puestos de trabajo. En definitiva, sólo ese sindicalismo será capaz de provocar la tan ansiada reforma empresarial que necesitamos para empoderar a la clase obrera. Porque sin la centralidad y la fuerza del mundo del trabajo, nunca se han conseguido ni se conseguirán avances en la lucha por los derechos sociales. Es prioritario por tanto abandonar el actual sindicalismo mayoritario de concertación, aunque ello pueda implicar también el riesgo a perder una serie de ayudas y subvenciones, y ayudar a que la clase trabajadora se articule con el resto de movimientos sociales actuales, potenciando que la clase obrera vuelva a ser el eje troncal y transversal de las tendencias ecologistas, feministas, antirracistas, anticapitalistas e internacionalistas. Y en el centro de todas ellas, el mundo obrero.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías