Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
10 mayo 2012 4 10 /05 /mayo /2012 23:00

Voy a hacerme eco en este artículo de otro de igual título publicado por Carlos Ruano y Julien Toyer, de la Agencia Reuters, y publicado en Yahoo, que describe bastante bien la realidad valenciana, a tenor de todo lo ocurrido últimamente. El enlace original al mismo está aquí. Efectivamente, si alguna Comunidad Autónoma puede declararse como el paradigma de la corrupción, los despropósitos, la mala gestión, las obras faraónicas y el despilfarro, ésa es sin duda ninguna la Comunidad Valenciana (así como su hermana pequeña, la Comunidad Balear, donde Matas y Urdangarines hacen de las suyas). Pero lo peor de todo ello es que sigue el mismo partido en su Gobierno, los mismos perros con diferentes collares, y ahora están sometiendo a la ciudadanía al plan más salvaje de austeridad y privatizaciones de todo el país.

 

valencia1.jpgEn el artículo comentan muy bien los autores (no sin alguna dosis de dogmatismo, también hay que decirlo) el cúmulo de barbaridades llevadas a cabo por la Generalitat Valenciana y algunos otros Ayuntamientos y por sus dirigentes, que han llevado a la completa ruina a toda la Comunidad, y a sus ciudadanos al conjunto más brutal de recortes, para poder hacer frente a los desmanes de sus gobernantes. Comenzando por el Aeródromo de Castellón, y continuando con el deficitario Parque de Atracciones Terra Mítica de Benidorm, la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, cuyo coste el Tribunal de Cuentas regional cifró en 1.300 millones de euros, y el "Hollywood" alicantino de Ciudad de la Luz. Todas ellas consideradas infraestructuras a día de hoy infrautilizadas y con elevados costes de mantenimiento.

 

Durante todos estos años, la gestión de lo público por parte de la Generalitat ha sido temeraria, indecente y lamentable. No hay más que volver a escuchar las conversaciones telefónicas que el ex Presidente Camps y Ricardo Costa tenían con los cabecillas de la trama Gürtel, para darse cuenta del ambiente de amiguismo y de corruptelas que rodeaban la gestión de la Comunidad. Y no sólo ellos, sino que hay un montón de políticos de la región inculpados por presuntos delitos fiscales, tráfico de influencias, cohecho, etc., ilustrando una cultura y un modo de entender la política que durante la última década alimentó tremendos excesos y millones de folios en investigaciones por supuestas ilegalidades.

 

valencia2Como muy bien comentan los autores del artículo, la misma región que hasta hace poco presumía de ser un referente de modernidad y prosperidad, que albergó orgullosa la exclusiva Copa América de Vela o que es vista en todo el mundo por el costoso circuito urbano de Fórmula Uno, pasa frío en aulas públicas sin calefacción por falta de pago, acumula retrasos multimillonarios en el pago a proveedores, y ahora tiene la indecencia de  aplicar las más duras recetas de austeridad y recortes a la ciudadanía, y se  ve obligada a dejar obras inacabadas. Todo un desatino político, llevado a sus últimas consecuencias.

 

Aprovechando el festival de crédito bancario y el boom constructor y económico que permitió a la España de sol y playa soñar con superar la media de renta per cápita europea, y con una política de endeudamiento cuando menos irreflexiva, la región más endeudada de la piel de toro ha pasado en pocos años de una etílica fiesta con barra libre a estar virtualmente rescatada por el Estado. Con una nueva Ley Presupuestaria que otorga al Estado la posibilidad de intervenir las finanzas regionales, la Comunidad gobernada desde hace diecisiete años por el conservador Partido Popular cerró 2011 con un déficit fiscal del 3,68 por ciento del PIB y ostenta el primer puesto en otro de los grandes problemas del país - las deudas a empresas -,  al tener pendientes de pago casi 600.000 facturas por importe superior a los 4.000 millones de euros.

 

valencia3.jpgUna vez acabada la fiesta, desde el Gobierno regional se han aplicado impopulares medidas de austeridad fundamentalmente en las competencias transferidas de Educación y Sanidad (que ha pasado a estar completamente privatizada, en lo que se refiere a su gestión), y se ha anunciado un brusco recorte de empresas y empleo público mediante fusiones, cierres o privatizaciones. Mientras, en Educación, la región ha sufrido retrasos de un año en los gastos de funcionamiento de los centros públicos en 2012 que han provocado puntuales casos de impago a proveedores, amenazas de suspensión de servicios y multitudinarias manifestaciones y jornadas de paro, violentamente reprimidas por la Policía.

 

Con tres de los cuatro pilares industriales de la región - calzado, textil y juguete - en estado mortecino, sólo la industria regional de la cerámica resiste la crisis y la competencia de otros mercados más baratos, mientras el sistema financiero local ha quedado prácticamente sepultado por el exceso del ladrillo que dibuja el perfil de localidades costeras como el "Manhattan español" de Benidorm. La quiebra e intervención estatal de dos de las entidades de crédito de la región, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y Banco de Valencia, que durante décadas alimentaron generosamente las desmesuradas ansias de crecimiento, también ha contribuido notablemente a las dificultades de financiación.

 

valencia4.jpgLas dos entidades, una de las cuales, la CAM, mereció el calificativo de "lo peor de lo peor" por parte del Gobernador del Banco de España, mostraban un agujero patrimonial y de liquidez inicialmente estimado en más de 8.000 millones de euros. Y en el capítulo de la corrupción, además de lo ya citado, y entre los casos abiertos de mayor repercusión, destaca la investigación de casi una treintena de delitos en torno a Emarsa, la empresa pública que gestionaba la depuradora de la ciudad de Valencia y que supuestamente gastó cantidades millonarias en servicios nunca prestados, regalos de lujo, comidas o "traductoras rumanas" que acompañaban a políticos y empresarios en los viajes...Suma y sigue, no sabemos cómo acabará esto...

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
9 mayo 2012 3 09 /05 /mayo /2012 23:00

Comenzaba el famoso prólogo del no menos famoso cómic de Goscinny y Uderzo de esta forma: "Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos...¿Toda? ¡No! Una pequeña aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor...". Así comenzaban todos los cómics de la colección de Asterix y Obélix, los dos héroes galos más famosos del mundo, que celebraron precisamente en 2009 su 50 Aniversario. Pues bien, vamos a tomarlos como referencia para entender por dónde debe ir la política andaluza, o mejor dicho, qué debe representar Andalucía en la política nacional, e incluso en la europea.

 

asterix_obelix.jpgPartimos de la base de que el nuevo Gobierno Andaluz que acaba de constituirse es (debe serlo) radicalmente distinto al de ninguna otra Comunidad Autónoma. Sin apartar las posturas críticas, que nunca deben ser apartadas, hemos de reconocer que la coalición de Gobierno entre PSOE-A e IU-LV-CA representa una bocanada de aire nuevo, de aire fresco que debe inundar hasta el último rincón del despacho más interno del Palacio de San Telmo. Nuevas personas, nuevas ideas, nuevas ganas, nuevas ilusiones, nuevas esperanzas, bajo el paraguas de un Acuerdo Político-Programático en pro de Andalucía deben guiar este nuevo rumbo andaluz, este nuevo compromiso por nuestra tierra. Pero como ya sabemos, una cosa son las declaraciones de intenciones, y otra cosa bien distinta la realidad. Ahí es donde los que nos consideramos de izquierdas debemos ser tremendamente críticos con lo que se hace, y cómo se hace.

 

Andalucía no puede conformarse con ser parapeto de la política nacional, dominada por la ideología conservadora y neoliberal, representada tanto por el PP en gran parte del territorio nacional, como por CIU en Cataluña. Si de verdad queremos que la credibilidad de Izquierda Unida se potencie, y se convierta en una alternativa real de gobierno en solitario en otras Comunidades, tenemos que demostrar que las cosas se pueden y se deben hacer de otra manera, que otras alternativas son posibles, que otra política es posible. Esto evidentemente no es nada fácil, y más ocupando tres Consejerías y la Vicepresidencia de la Junta, compartidas con un Gobierno del PSOE, partido que ha sido el causante de que hayamos llegado a esta situación, junto con el PP. ¿Cómo conseguirlo, pues? No existen varitas mágicas que nos hagan milagros, ni profetas que nos enseñen el camino.

 

izquierda1.jpgEse camino debe recorrerse arriesgando mucho, haciendo cumplir el Acuerdo con el PSOE-A a rajatabla, para que nuestros votantes y simpatizantes puedan comprobar que hemos cumplido lo que hemos prometido, dentro de nuestras posibilidades reales. Y que hemos conseguido "amarrarle los machos" al PSOE para que no vuelva a hacer de las suyas, y sea fiel con la izquierda en un Gobierno conjunto donde no valen los engaños, los chanchullos y las falsas "llamadas a la responsabilidad". Izquierda Unida tiene que recorrer su propio camino, tiene que hacerse valer y respetar como fuerza de izquierda solvente, y para ello, sólo tiene un camino: ser fiel consigo misma, ser fiel con la izquierda, con el voto rebelde, con el voto discordante, con el voto de protesta contra el sistema, con el voto insumiso, con el voto de la clase trabajadora, con el voto de los de abajo.

 

No puede escudarse en la burocracia, en la responsabilidad de los gobernantes, en lo imprescindible de las medidas, en la lealtad institucional, en la presión del Gobierno Central, en la imposición de su socio de Gobierno, y en un montón más de pretextos que típicamente se usan cuando no queremos o no podemos aplicar las políticas prometidas. El principio de la coherencia y de la honestidad (con nostros mismos, y con los que nos votan) tiene que estar por encima de todo, si pretendemos que nos sigan votando en el futuro. Siempre he sostenido que ninguna medida tomada por un gobernante debe ser impopular, si es así, es porque estamos tomando medidas equivocadas.

 

izquierda2.jpgLuego por tanto, la única salida es practicar políticas de izquierda sin complejos, política para las personas, tales como las políticas de inversión pública, las de empleo público, las que nos lleven a un nuevo modelo de crecimiento económico sostenible, las que se centren en los derechos a la vivienda, a la salud, a la educación, las que impulsen los sectores estratégicos de nuestra tierra, las que creen un sistema de Banca Pública, las que contribuyan a un sistema fiscal justo, las que avancen en la democracia representativa y participativa, las que persigan y combatan la corrupción, las que potencien los servicios públicos, las que garanticen la no discriminación por ninguna razón en la población andaluza, las que protejan el medio ambiente, y en fin, las que rechacen completamente los intentos de recortar el ya maltrecho Estado del Bienestar, y garanticen su recuperación y ampliación.

 

tormenta_ideas.jpgPero incluso todo esto sería la parte fácil del desafío, tenemos una parte más difícil, que es resistir las embestidas de la oleada ultraliberal del Gobierno de Rajoy, y de sus socios europeos, para lo cual debemos declararnos en rebeldía e insumisión, y no permitir que Andalucía secunde dichas políticas, ni aunque sea "por imperativo legal", como manifestaba Diego Valderas en la tribuna del Parlamento Andaluz en la investidura del Presidente Griñán. Debemos declararnos en rebeldía, y no dejar aplicar en nuestra tierra aberrantes Decretos, como el de la última Reforma Laboral, o el de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, así como renunciar a la política de reducción del déficit público, mientras todo lo demás no se haya conseguido. Antes, hemos de conseguir implantar herramientas de solidaridad y de cohesión social, tales como la Renta Básica Andaluza, o el frenazo de los deshaucios de andaluces que no tengan recursos para pagar sus viviendas.

 

Sólo así, por fin, podremos ser como aquélla "irreductible aldea gala" de nuestros héroes Asterix y Obelix, sólo así podremos ser distintos, creíbles, honestos, participativos, valientes, arriesgados, solidarios, consecuentes, sensibles, coherentes e íntegros. Sólo así habrá tenido sentido el voto de los andaluces que no quisieron un Gobierno del PP, ni el seguidismo de nuestra tierra en las políticas de derecha, conservadoras y neoliberales, en las políticas indecentes de Rajoy. Sólo así marcaremos distancias con el Gobierno Central, y podremos seguir despertando la confianza en las alternativas de izquierdas. Sólo así podremos demostrar que somos de verdad la "irreductible aldea ibérica" que se llama Andalucía, y que resistimos al capitalismo invasor...¡¡y por siempre!!

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
8 mayo 2012 2 08 /05 /mayo /2012 23:00

Voy a profundizar en este artículo sobre el Rey, el sistema de Monarquía Parlamentaria que tenemos en España, sus limitaciones, sus implicaciones, y sobre todo, sus anacronismos, puesto que creo que tenemos que partir de la base de que en pleno Siglo XXI, una Institución como la Monarquía, por muy moderna que sea ésta, está totalmente fuera de lugar. Por supuesto que no quiero ser ofensivo ni para la figura del Rey Juan Carlos, ni para su familia, ni tampoco para esos monárquicos (o juancarlistas) empedernidos, que se declaran fervientes partidarios de la existencia de la Corona, pero como digo, creo que el mundo, los continentes, los países y sus habitantes, los pueblos en general, hemos avanzado mucho desde, por poner un ejemplo, el Reinado de Luis XIV en Francia.

 

rey1.jpgYo calificaría el hecho de ser republicano, siguiendo a José Antonio Barroso (ex Alcalde de Puerto Real, y miembro de IU), como "una posición ética que tiene traslación política". Por tanto, lo raro y extravagante en nuestra época es declararse monárquico, cuando hace más de 200 años, y como consecuencia del movimiento político y social de la Ilustración, de tipo sobre todo romántico (de ahí que tuviera plasmaciones sobre todo en el mundo artístico), tuvo lugar la Revolución Francesa, que consagró los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, que luego tuvieron también continuación con una pléyade de Organismos Internacionales que sirvieron para darle un marco normativo, tales como la ONU y todos sus Organismos vinculados. Tomemos por ejemplo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, promulgada en 1948, ¿no nos parece contradictorio con un sistema monárquico? ¿No deberíamos ser todos iguales ante la Ley? ¿Qué sentido tienen pues los Reyes, con ese halo de superioridad, como pontífices y sumos representantes de los países, como figuras inviolables y de rango superior?

 

rey2.jpgLuego por tanto, si están materializados el contrato social, y forjados lo que pudiéramos llamar cimientos de la convivencia en democracia, en libertad y en igualdad, ¿qué sentido tienen las Monarquías? Hablo de la española, como ciudadano español que soy, pero lo puedo extrapolar a cualquier país del mundo. Desde entonces, desde los últimos Reyes de los siglos XVIII y XIX, las sociedades han ido avanzando, con altibajos y retrocesos, con luces y sombras, las cuales darían lugar a otro debate, pero con una clara tendencia a sacudirse los rescoldos, a mejorar en la convivencia y en las normas que la rigen, a eliminar recuerdos y símbolos de los antiguos regímenes absolutistas, sus limitaciones, sus injusticias, sus contradicciones, sus desigualdades, sus anacronismos.

 

Desde ese punto de vista, no nos cansaremos de proclamar la evidencia de que las personas que nos declaramos republicanas no lo somos en función de las circunstancias particulares que rodean a la figura de un Rey en concreto, sino en función de valores y principios de igualdad esencial entre los seres humanos y ante la Ley. Dicho de otro modo, no estamos contra este Rey, sino contra la propia Institución Monárquica. Los republicanos no vamos contra nadie, solo queremos eliminar una Institución completamente anacrónica en nuestros días, una Institución que entendemos caduca, deplorable, y carente del más mínimo sentido lógico y democrático. Efectivamente, ahora que se habla tanto de los supuestos "lujos" que nos podemos o no permitir en épocas de crisis, los republicanos decimos alto y claro que el único lujo que no nos podemos permitir es la Casa y la Familia Real.

 

rey3.jpgY resulta que todavía hoy, tenemos que soportar un sistema monárquico (impuesto además por el dictador Franco), que no sólo contradice la más elemental lógica y reglas básicas del juego democrático, sino que incluso va en contra del propio Título Preliminar de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, al considerar que hay una persona (Caya Lara se refería a este hecho en una reciente entrevista radiofónica) con derechos de nacimiento que está por encima de los demás. Ofende a la dignidad y es un insulto a la inteligencia del más común de los mortales, el hecho de tener que aceptar que una persona de nuestro país hereda una dignidad que le sitúa por encima de los demás, y que además esto se garantiza por derechos de sangre. De sangre real, claro, que ya sabemos que es azul, como nos contaban en los cuentos infantiles.

 

Y en relación a los que defienden a la monarquía porque defienden la figura de nuestro Rey Juan Carlos, y su ejemplaridad a lo largo de su reinado, hemos de decirles que hacen gala de la hipocresía oportunista de quiénes, como no se atreven a desafiar los argumentos de la razón y de la historia, esconden sus carencias debajo de la alfombra de la oportunidad política, es decir, del aquí y del ahora, y suelen ser los mismos que alaban el proceso de la transición política española hacia la democracia, cuando saben perfectamente que todo eso se hizo a costa de mantener en el poder a unos estamentos que procedían de los rudimentos más profundos del franquismo (léase Ejército, Iglesia, Banca).

 

rey4.jpgDe hecho, no es cierto que el Rey fuese el mediador para la instauración de la democracia, sino que fue una herencia del dictador, una imposición "post mortem", una condición exigida bajo la amenaza de desatar a los poderes fácticos instalados en furia contra el proceso democrático, si no se aceptaba la figura del Rey Juan Carlos como Jefe del Estado vitalicio y hereditario. Estos son los hechos, por más que algunos medios de comunicación quieran cambiar la historia, y darnos otra visión de ella. En este contexto, también somos republicanos porque no queremos seguir siendo "rehenes" de la dictadura.

 

Pero al menos tendríamos algo que decir en positivo, si la Institución de la Corona fuera totalmente transparente, característica que no ha comenzado hasta que ha habido un auténtico clamor popular al respecto. Desde hace muchos años que los Grupos Parlamentarios de Izquierda Unida han interrogado en el Parlamento sobre las cuentas públicas en relación a la Casa Real, a las actividades del Rey, y a las asignaciones a su propia familia, preguntas que han sido sistemáticamente rechazadas por los grupos mayoritarios, representados por PP y PSOE, auténticos paladines de la Monarquía más recalcitrante, y de la supuesta figura "inviolable" e "irresponsable" del Rey.

 

rey5.jpgY si a todo ello le unimos los últimos escándalos ligados a la Familia Real, tales como el fraude y evasión de capitales de Iñaki Urdangarín, o la indecente cacería del Rey en Botswana, el panorama es cuando menos incómodo. En resumen, debemos iniciar el camino hacia un  proceso constituyente para la implantación de la III República Española, eliminar la Institución Monárquica y todo lo que tiene que ver con ella, instaurar la elección del Jefe del Estado mediante sufragio universal por el pueblo español, esto es, el Presidente de la República, y evolucionar por tanto hacia un régimen político de auténtica democracia, libertad e igualdad. Sólo de esta forma, y con el reconocimiento estatal y la reparación a las víctimas del franquismo, mediante la Recuperación de la Memoria Histórica, habremos eliminado todos los rescoldos que nos unían a esas épocas oscuras de nuestro pasado.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
7 mayo 2012 1 07 /05 /mayo /2012 23:00

Siguiendo las directrices de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, que ha manifestado varias veces que no todos los tramos educativos deberían ser gratuitos, los nuevos recortes puestos en marcha por el Gobierno del PP en relación a las Universidades Públicas implican el desmantelamiento progresivo de las mismas,  y una profundización de su privatización y mercantilización. De nuevo sin ninguna explicación ni justificación, desde el Ministerio de Educación, este Ministro de la Wertgüenza nos impone nuevos recortes en lo que desde siempre ha sido la cima del sistema educativo, la Educación Superior, la más alta tribuna educativa, que contribuye como ninguna otra a formar a personas cultas y libres.

recortes_universidad1.jpgEste último "decretazo", realizado sin ninguna consulta ni contacto previo con las Universidades ni con sus legítimos representantes, no solo ahonda en los recortes que viene haciendo el PP desde que gobierna, añadidos a los sufridos en años anteriores durante el Gobierno del PSOE, sino que modifica la estructura del sistema universitario, pues introduce cambios legales que afectan sustancialmente al modelo de universidad como servicio público, sustituyéndolo por un modelo elitista. A la vez, supone una pérdida sustancial de derechos y que miles de profesores/as e investigadores/as universitarios se vean abocados/as al desempleo.

El incremento general de las tasas por matrícula implica un retroceso sin precedentes que atenta contra el concepto mismo de Universidad Pública, en la que debe primar el principio de igualdad de oportunidades en el acceso de la ciudadanía a la Educación Superior, previsto tanto en la exposición de motivos como en el articulado de la propia Ley Orgánica de Universidades. Saben perfectamente que atentar contra el sistema educativo es atentar contra el corazón mismo de una sociedad libre y avanzada, pues supone coartar las posibilidades de formar a individuos que sean capaces de responder y de plantar cara al sistema, tal y como está establecido. Lo único que les interesa es seguir formando a borregos del sistema, a personas que no sean capaces de analizar los últimos fundamentos del mismo, ni a enfrentarse a ellos cuestionándolos y diseñando posibles alternativas.

recortes_universidad2.jpgLas matrículas pasarán a costar, como mínimo, un 66% más que hasta ahora, lo que supondrá hasta 540 euros más al año para el estudiante recién llegado, y se elevarán las penalizaciones a los repetidores, que podrían tener que asumir el 100% del coste de una plaza, entre 5.000 y 7.000 euros. Si a ello le sumamos el reciente recorte de 166 millones de euros en el Programa de Becas y Ayudas al Estudio en los Presupuestos Generales del Estado para 2012, en un futuro cercano la Educación Superior sólo estará al alcance de quienes puedan pagarla. En efecto, la subida de tasas unida a la reducción de becas constituyen una barrera en el acceso a la Universidad Pública para los estudiantes con rentas más bajas, que expulsará a miles de personas del sistema universitario, atentando contra el derecho universal a la educación.

A nadie se le escapa que, con un aumento tan desmesurado de los precios públicos, se acabarán cerrando muchos títulos, sobre todo de Másters, dada la situación económica del país y los bajos salarios de muchas familias, que no se lo podrán permitir. En Europa, los países con mejores resultados académicos son los que tienen tasas muy bajas, casi de gratuidad total, y que además cuentan con un amplio sistema de becas para sus estudiantes universitarios: Finlandia, Suecia, Noruega, Dinamarca… Otro grupo de países, con tasas caras, disponen simultáneamente de ayudas importantes en becas y préstamos públicos para los estudiantes. A su vez, el conjunto de países en el que se encontraba el nuestro hasta ahora, proporcionan escasos recursos a las ayudas al estudio, pero mantienen precios reducidos en las tasas de matrícula (Italia o España hasta la llegada del PP con sus brutales recortes).

recortes_universidad3.jpgRespecto a la dedicación del profesorado universitario a tareas docentes y de investigación, el gobierno ha impuesto el aumento de las horas lectivas hasta en un 50% a los profesores investigadores que no tengan sexenios vivos. El profesorado ve así cómo se merman sus condiciones laborales y se le modifica unilateralmente el régimen de dedicación. Todo parece indicar que el verdadero objetivo de esta medida es un aumento de las horas de docencia de la mayor parte del profesorado, lo cual supondrá que no se van a abrir nuevas plazas, por lo que los nuevos docentes/investigadores, que son fundamentales para la renovación del sistema, van a quedar excluidos.

Este enfoque no sólo constituye un golpe demoledor al sistema investigador universitario, sino que convierte la docencia en una categoría secundaria, al convertirla en el “castigo” que se impone a “quienes no investigan”. El problema añadido es que el PP está en el inicio del inicio de esta contrarreforma universitaria, en lo que ellos denominan "kilómetro 0" de los recortes, como se recoge en el artículo 68.3 de este Decreto, donde se nos advierte de que solo es el comienzo, que los recortes de verdad todavía están por llegar. Parece que no se van a quedar tranquilos hasta que no aniquilen todos los pilares básicos de nuestra sociedad, todos los puntales donde descansa el Bienestar y la Cultura de nuestro país.
 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
6 mayo 2012 7 06 /05 /mayo /2012 23:00

Como ya hemos venido avanzando, vamos a relatar, comentar y reflexionar en esta serie de artículos sobre el Acuerdo Político-Programático que han suscrito el PSOE de Andalucía y nuestra formación de izquierdas, Izquierda Unida-Los Verdes-Convocatoria por Andalucía, para la gobernabilidad de nuestra Comunidad Autónoma, lo cual además se va a materializar en un Gobierno Conjunto entre los dos partidos, según refrendaron las bases de IU Andalucía en la consulta a la militancia que se realizó el pasado día 24 de Abril. Ya expresé en un artículo anterior ("Sobre la participación de IU en el Gobierno Andaluz") mi opinión al respecto de dicho proceso de Referéndum y mi postura al respecto del Gobierno de Coalición, así que no insistiré más en ello.

 

El documento de 75 páginas donde se refleja el Acuerdo Programático entre ambas fuerzas políticas ha sufrido también críticas entre algunos sectores dentro de IU, tales como el CUT-BAI, que lidera Sánchez Gordillo, y otros. Las críticas fundamentales que se le hacen es que se trata de un documento abstracto e inconcreto, que no plasma medidas en presupuestos ni en plazos, y por tanto que se queda en una declaración de buenas intenciones, pareciéndose más bien a un programa electoral que a un acuerdo de gobierno. Bien, partiendo de dichas críticas, teniéndolas en cuenta, pero dándole valor al documento en sí, a lo que recoge en el mismo, lo que nos interesa sobre todo es que efectivamente desde el Gobierno de Coalición sean capaces de implementar, concretar y desarrollar estas medidas en la práctica, pues nos estamos jugando mucho con todo esto, no sólo la propia gobernabilidad de Andalucía y por tanto la estabilidad de dicho Gobierno conjunto, sino también la propia credibilidad de IU como fuerza de izquierda solvente.

 

Vamos a presentar en este primer artículo de la serie el documento a vista de pájaro, es decir, sus puntos fundamentales, su estructura y divisiones, para poder entrar ya en materia desde el artículo siguiente de esta serie. El documento, además de una primera introducción general en torno al objetivo en sí del mismo, y su razón de ser, es decir, la puesta en escena y el contexto de su desarrollo, se estructura en 11 grandes bloques generales, que son los siguientes:

 

1.- El empleo, prioridad de la política andaluza. Este punto se subdivide en un Acuerdo Económico y Social por el Empleo, un Impulso a las Políticas Activas de Empleo, y una Apuesta por la Formación para el Empleo.

 

2.- Renovación de nuestra economía: hacia un modelo de desarrollo más sostenible y solidario. Aquí se dan las siguientes subdivisiones: Impulso de sectores estratégicos (Agroalimentario, Energías Renovables, Industria Aeroespacial, Biotecnología, Construcción sostenible, Turismo). Políticas para la mejora del Tejido Productivo (Innovación, Internacionalización, Cultura emprendedora). Creación de una Entidad Financiera Pública, Social y Ética que contribuya a mejorar la financiación de las PYMES. Un Sistema Fiscal Justo. Unas cuentas públicas responsables con la creación de empleo y el Estado del Bienestar.

 

3.- Avanzar en Democracia. A su vez, este punto aborda los temas de Transparencia, Participación Ciudadana y Ética en el ejercicio de lo público. Igualdad de género. Modernización de la Administración Pública para unos Servicios Públicos de calidad. Justicia, un Servicio Público ágil y de calidad. Ciudadanía Responsable. Tercer sector y voluntariado. Medios de comunicación.

 

4.- Sostenibilidad y Cohesión Territorial. Este cuarto punto se divide en: Medio Ambiente, Ordenación del Territorio, Desarrollo Rural e Infraestructuras.

 

5.- Educación Pública, Democrática y de Calidad. Este punto se desglosa en: Una educación para todas las personas: el cimiento del futuro. El alumnado, eje del sistema. El profesorado, base del éxito. Universidad.

 

6.- Defensa de nuestro Sistema Público de Salud. Dividimos aquí en: Profesionales Sanitarios. Orientación hacia la ciudadanía. Eficiencia y Sosteniblidad.

 

7.- Andalucía Diversa, Inclusiva e Integradora. Este punto se divide en los aspectos de Inclusión Social, Dependencia, Igualdad en la Diversidad y Cooperacion al Desarrollo.

 

8.- Andalucía para todas las personas en igualdad de oportunidades. Este punto trata los aspectos siguientes: Infancia. Juventud. Mayores. Personas con Discapacidad. Vivienda. Cultura. Consumo. Deporte. Seguridad.

 

9.- Andalucía: diálogo corresponsable, serio y activo con el Gobierno de España desde la defensa del Estatuto de Autonomía de Andalucía.

 

10.- Andalucía, una región fuerte en Europa.

 

11.- Compromisos Legislativos.

 

Pues bien, hasta aquí el sumario del documento, que iremos desgranando con más detalle en siguientes artículos de esta serie. Lo vamos a dejar aquí, no sin antes hacer algún comentario en relación a una especie de prólogo general de declaración de contexto y de buenas intenciones que guían el Acuerdo Programático entre ambas formaciones políticas. En efecto, hasta la página 12 del documento asistimos como digo a esta introducción general, pero ya hay algunos factores preocupantes en su exposición, por ejemplo cuando se dice que "las fuerzas políticas firmantes de este Acuerdo consideran imprescindible la participación de las Comunidades Autónomas en el objetivo de déficit público impuesto por el Gobierno de la Nación y por la UE, de una forma proporcional a su peso en el gasto público y que atienda a las particularidades de cada Comunidad Autónoma, con incentivos positivos, para que quien mejor gestionó en época de bonanza (menores déficits y deuda por habitante) pueda tener mayores márgenes de actuación en épocas de dificultad como las actuales".

 

No me resisto a hacer una crítica de entrada a dicho párrafo, situado como digo al inicio del documento, pero que ya comienza a moverse en un terreno peligroso, pues como literalmente dice, acata y acepta el cumplimiento del objetivo de reducción del déficit público de la Comunidad Andaluza impuesto por el Gobierno de España. Bien, pues niego la mayor. Si somos coherentes con nuestros planteamientos desde la izquierda, debemos declararnos en rebeldía en relación a este asunto, en insumisión, es decir, declarar abiertamente que Andalucía no va a cumplir con los objetivos de déficit público establecidos, mientras una gran parte de la población de esta Comunidad siga en desempleo, cuando no en riesgo de exclusión social, e incluso en los límites de la pobreza. Mal empezamos, si vamos a partir de la base de hacer concesiones de este tipo, que son precisamente las que nos han traído a la situación que tenemos.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
3 mayo 2012 4 03 /05 /mayo /2012 23:00

Ya hemos comentado que vamos a realizar próximamente una exposición del contenido (con sus críticas correspondientes) del Acuerdo Político-Programático que alcanzaron el PSOE de Andalucía e Izquierda Unida-Los Verdes-Convocatoria por Andalucía, fruto del cual se aprobó por parte de la militancia (en un polémico Referéndum, como ya hemos comentado en anteriores artículos) la entrada de IU en un Gobierno conjunto con el PSOE-A.

 

Pues bien, se editó también por parte de la Dirección de IU Andalucía un documento comparativo, para analizar las semejanzas, distancias y proximidades de dicho Acuerdo con otro documento, que fue el Contrato con el Pueblo Andaluz firmado ante Notario por nuestro Coordinador General, Diego Valderas, el 16 de marzo pasado. Me ha parecido interesante, para tener más elementos de juicio y de análisis de cara a la ciudadanía, exponer el contenido de dicho Contrato, para poder ser examinado y comparado con el Acuerdo Político-Programático que supuestamente se va a aplicar en Andalucía durante los próximos 4 años.

 

diego_valderas.jpgEl Contrato con el Pueblo Andaluz reza textualmente así: "Dicen que se acabó la edad de los sueños. Pero en Izquierda Unida pensamos que lo que debería terminar es la era de las pesadillas. Cuando empezamos a construir esta democracia y esta autonomía, las tribunas electorales se llenaban de grandes promesas frecuentemente incumplidas. Ahora, lo único que prometen los malabaristas de las mayorías relativas o absolutas, son grandes recortes. Así que vuelve a ser hora de cambiar sus tijeras por hoces y martillos, por escalpelos y ordenadores portátiles, por palustres y microchips.

 

Eso es lo que propone Izquierda Unida: trabajo, sudor y justicia. La cultura del esfuerzo que no puede ser estrangulada en sus legítimas aspiraciones personales y colectivas, por la cultura de la timba, del espejismo barato y del ladrillo caro.

 

Así que buscamos ejercer ese derecho llamado Andalucía, esa forma de ser, esa costumbre milenaria que no tiene nada que ver con la corrupción y el latrocinio, con las corruptelas y el amiguismo, con el miedo y la sumisión.

 

Para ello, el Grupo Parlamentario de IU-LV-CA trabajará durante la próxima Legislatura para sacar adelante los siguientes compromisos con la ciudadanía andaluza:

 

PRIMERO: Defenderemos el autogobierno conquistado por el pueblo andaluz con la movilización del 4 de Diciembre de 1978 y el Referéndum del 28 de Febrero de 1980. Cumpliremos y desarrollaremos el Estatuto de 2007, para que Andalucía siga estando en pie de igualdad con las demás nacionalidades históricas. Para ello, propondremos al Parlamento 24 leyes e impulsaremos 10 Planes de Actuación.

 

SEGUNDO: En un Gobierno de IU-LV-CA las políticas corruptas serán erradicadas y los políticos corruptos apartados de la vida pública. Elaboraremos un Código Ético que obligue a todos los cargos públicos, tanto electos como no electos, y su cumplimiento será seguido por un Observatorio de Ética Política vinculado al Parlamento de Andalucía. Reformaremos el Reglamento de éste para que nadie pueda vetar una Comisión de Investigación en su seno. Además, la Cámara de Cuentas de Andalucía tendrá un mayor poder de intervención en el control de las cuentas de todas las Instituciones andaluzas.

 

TERCERO: La política económica de IU-LV-CA estará guiada por el artículo 156 del Estatuto, que subordina toda la riqueza, sea cual sea su titularidad, al servicio del interés general, y por el artículo 157.1, que plantea la planificación y la intervención del Estado en la actividad económica como fundamentos de la actuación de los poderes públicos en el ámbito económico. Consideramos plenamente vigente el pleno empleo como objetivo básico de la política económica, según lo establecido en los artículos 10 y 157.3 del Estatuto.

 

CUARTO: Impulsaremos un Acuerdo Económico y Social, con la participación de todas las organizaciones más representativas de Andalucía, con tres objetivos:

 

1.- Un nuevo modelo de desarrollo económico solidario y sostenible.

 

2.- Creación de empleo.

 

3.- Acabar con la pobreza y la desigualdad social en Andalucía, poniendo en marcha una Ley de Renta Básica e Inclusión Social.

 

contrato_iu.jpgQUINTO: IU-LV-CA mantendrá el firme compromiso de considerar como sectores estratégicos de la economía andaluza a los siguientes:

 

1.- Sector Agroalimentario, con una Ley Integral de Agricultura y Soberanía Alimentaria.

 

2.- Turismo de nuestra tierra, con una Ley de Turismo Sostenible.

 

3.- Energías Alternativas, con una Ley de Ordenación de las Energías Renovables.

 

4.- Unos Servicios Públicos esenciales de calidad, que contribuyan al bienestar social y creen empleo.

 

SEXTO: Crearemos una  Banca Pública, Social y Ética de Andalucía, que ofrezca créditos a las pequeñas empresas, autónomos y cooperativas, que son quienes de verdad crean empleo en Andalucía.

 

SÉPTIMO: Nos comprometemos a una Reforma Fiscal justa. Reforzaremos la Agencia Tributaria Andaluza con el objetivo de perseguir el fraude fiscal, hacer florecer la economía sumergida y acabar con la evasión de capitales. Defenderemos un nuevo Modelo de Financiación Autonómica.

 

OCTAVO: Mantendremos los servicios fundamentales con un carácter público, universal y gratuito. Para ello, impulsaremos la modificación del Estatuto de Autonomía para impedir cualquier tipo de recortes en Sanidad, Educación, Dependencia y Servicios Sociales.

 

NOVENO: Propondremos la aprobación como Ley de la "Carta de Derechos de la Ciudadanía", que concrete como derechos subjetivos, exigibles ante las Administraciones Públicas, los derechos políticos, cívicos, sociales y económicos establecidos en el Estatuto. La sociedad andaluza sólo puede ser de iguales y no de desiguales en clase, género y diversidad.

 

DÉCIMO: Con una Ley de Participación de la Ciudadanía facilitaremos la consulta en los temas de interés general y la Iniciativa Legislativa Popular, e impulsaremos Planes de Evaluación Participativa de la gestión de las distintas Consejerías. Asímismo, reformaremos la Ley Electoral para que sea justa.

 

En defensa de los derechos de Andalucía, de su mayoría social, trabajadora y honesta, me comprometo con mi firma, en nombre de la militancia, y de todos los candidatos y candidatas de IU-LV-CA, a todo lo anterior".

 

Pues bien, hasta aquí el contenido de dicho Contrato, que representa, como hemos comentado, unas bases mínimas e irrenunciables, unas líneas rojas que IU no debía estar dispuesta a sobrepasar si llegaba a tener responsabilidades de gobierno en Andalucía. Como ese hecho se ha producido, y a la luz del contenido del Acuerdo Programático firmado con el PSOE-A, y durante la marcha de la próxima legislatura, iremos comentando qué grado de aplicación va teniendo este Contrato y el propio Acuerdo en la acción de gobierno.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
2 mayo 2012 3 02 /05 /mayo /2012 23:00

Habíamos finalizado el artículo anterior de esta serie comentando cómo se computaban a efectos económicos sólo las actividades que pudieran cuantificarse y valorarse en su valor monetario, y habíamos puesto varios ejemplos de ello. Y como nada que no tenga expresión monetaria se registra a la hora de valorar la actividad económica, resulta que no se toman en cuenta ni la destrucción del medio ambiente, ni el despilfarro en forma de residuos que no se usan pero que gastan energía o recursos naturales, ni la desaparición de especies de nuestra flora y nuestra fauna, algunas de ellas protegidas por encontrarse en claro peligro de extinción, ni por supuesto lo que pueda conllevar un valor puramente sentimental o vital, como la pérdida del horizonte, o la belleza de un paisaje.

 

politica_personas51.jpgLa consecuencia principal de no tener nada de esto en cuenta es que la producción y el consumo se incrementan de manera extraordinaria como si fueran mucho menos costosos, y así se genera una utilización de recursos excesiva que es muy rentable desde el punto de vista monetario, pero materialmente insostenible. Los economistas convencionales, por ejemplo, sólo se fijan en el Producto Interior Bruto (PIB), que registra el valor monetario de toda la actividad económica que se realiza en un país.

 

Y hacen todo lo que está en su mano para que dicho indicador aumente lo más posible y cuanto antes, pues entienden que de ello depende que haya empleo, beneficios e incluso bienestar. Pero si no tienen en cuenta otros factores, tales como el gasto real de energía, de residuos, en suma, de naturaleza, que lleva consigo ese crecimiento, realizan unas cuentas que son extraordinariamente engañosas (y peligrosas, todo hay que decirlo), porque incentivan o promueven la producción y el consumo en cantidades que no son posibles de soportar sobre la base natural donde se explotan y se llevan a cabo.

 

politica_personas52.jpgSi tenemos en cuenta el concepto novedoso e interesante (que la economía convencional no considera) de la "huella virtual", resulta que si con él se calcula no sólo el agua que gastamos directamente, sino también la que ha sido necesaria para producir lo que consumimos, a cada persona le corresponde entre 2.000 y 5.000 litros de agua por día de media (teniendo en cuenta, por ejemplo, que sólo en el acto de comerse una hamburguesa gastamos unos 2.400 litros de agua), una cantidad a todas luces insostenible. La economía tampoco contabiliza, por ejemplo, el coste de energía que lleva consigo producir, transportar o preparar los bienes y servicios que, en el caso de los alimentos que consumimos, significa un valor seis veces más grande del que suele expresar su valor monetario.

 

politica_personas53.jpgLo cual no es de extrañar si tenemos en cuenta que los alimentos que comemos conllevan un transporte, por término medio, de 4.000 kilómetros. Y sin tener en cuenta esas cosas, la economía convencional tampoco puede percatarse de que la biocapacidad global de España, es decir, el área de la que disponemos para mantener el consumo de los recursos naturales y absorber las emisiones de dióxido de carbono que requiere nuestra actividad económica, se ha superado ya casi tres veces y media. O dicho de otro modo, que para satisfacer nuestro nivel de producción y consumo actual de bienes y servicios necesitaríamos casi 3,5 veces España.

 

Como eso es evidentemente imposible, lo que significa en la práctica es que, como otros países ricos del mundo, estamos colonizando ambientalmente otras superficies del planeta. Pero es de igual manera evidente que eso es imposible que lo puedan hacer todos los países, y que en cualquier caso, nos llevaría a una vía sin salida, a una situación sin retorno, a un punto insostenible. Si por el contrario somos realistas y tenemos en cuenta esas limitaciones ambientales, resulta que no podemos aspirar a satisfacer nuestras necesidades, a crear empleo e ingresos simplemente incrementando la dimensión monetaria de la actividad económica, porque ya hemos demostrado que eso sólo conduce al borde del precipicio.

 

politica_personas54.jpgO lo que es lo mismo, no podemos seguir considerando como objetivo de la actividad económica sólo el crecimiento de las actividades con expresión monetaria, lo que ahora llamamos "crecimiento económico" medio a través del PIB y lo que él representa. La conclusión, que iremos desarrollando con más calma en siguientes artículos de esta serie, es que hay que dar prioridad al incremento de la producción local y de proximidad, a la ecológica y a la ahorradora en energía, transporte y materiales.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 23:00

rtve1.jpgUna de las últimas medidas tomadas recientemente en Consejo de Ministros ha sido la de cambiar las reglas de juego en lo que se refiere a la forma de elección del Presidente de la entidad Radio Televisión Española, permitiendo que, en vez de una mayoría de dos tercios, como antes era requerida, sea suficiente con una mayoría simple, con lo que el PP garantiza, con su mayoría absoluta actual, que pueda ser elegido por el partido en el Gobierno. Otra vergonzante decisión tomada autoritariamente, y que se une a todas las demás tomadas anteriormente en deterioro de la democracia, de los procesos participativos, y en este caso, de la garantía de la neutralidad e independencia en los medios de comunicación públicos.

No sólo esto, sino que también ha reformado el nombramiento y el número de Consejeros del ente público de la RTVE, haciendo desaparecer los dos Consejeros que representaban a los sindicatos mayoritarios. Volveremos de esta forma a la época del ex Presidente Aznar, a los tiempos de la ridícula portavocía de Miguel Ángel Rodríguez, a la etapa de los informativos alineados con las posturas del Gobierno, para que sean completo eco de su gestión y medios de difusión de su propaganda política. Se trata del control político de la RTVE, de un asalto a la democracia en los medios audiovisuales, y de otro ataque más contra la pluralidad política de este país. El Partido Popular vuelve a hacer de las suyas, en otro ejercicio de imposición antidemocrática para el control de los medios de comunicación.

 

rtve2.jpgTomando las palabras del Coordinador Federal de IU, Cayo Lara, “el Gobierno da otra vuelta de tuerca más para acentuar la involución democrática en la que parece estar decidido. Con esta decisión recupera la figura del ‘comisario político’ para controlar con mano de hierro a RTVE y a los profesionales que trabajan en ella, cuya independencia parece que le molesta”. Mariano Rajoy acaba con el tan ansiado consenso que tantas veces había pedido a otras fuerzas políticas, sobre todo al PSOE, para el nombramiento de los altos responsables de los Organismos e Instituciones Públicas.

 

No sabemos hasta dónde va a llegar este ejercicio de "ordeno y mando porque tengo mayoría" del Gobierno del PP, que se pasa la Democracia por el Arco del Triunfo, desoyendo no sólo al resto de fuerzas políticas, sino a la propia sociedad, que lleva pidiendo, a través de movimientos sociales y organizaciones como el 15M, más procesos participativos y democráticos en nuestro país. Nada más alejado de ello, pues cada viernes nos topamos con un Consejo de Ministros que revuelve sin despeinarse todos los acuerdos y cimientos democráticos de este país, sin hablar de los derechos que roba permanentemente a la ciudadanía en general y a los trabajadores en particular. Véanse si no los ejemplos de la Reforma Laboral, de los Presupuestos Generales del Estado, o de los recientes recortes en la Sanidad y Educación Públicas.

 

rtve4.jpgPor si todo ello fuera poco, además del cambio en el proceso para el nombramiento del Presidente de RTVE, el Gobierno abre la puerta a los procesos de absorción, desaparición o privatización de los canales públicos autonómicos de televisión, es decir, de las televisiones públicas de todas las Autonomías. Ya veníamos oyendo desde hace tiempo a algunos dirigentes del PP, como la señora De Cospedal, poner en cuestión el sentido, la rentabilidad y la utilidad de algunas televisiones autonómicas, como la de su misma Comunidad. Pues bien, ya se ha abordado también esta cuestión. Llega también la privatización a las televisiones autonómicas, lo cual nos traerá, como estamos acostumbrados a comprobar en el resto de canales privados, peor calidad, más publicidad, menos respeto a los telespectadores, y en general, un aumento de la "telebasura", además de incidir negativamente en los puestos de trabajo.

 

rtve3.jpgDesde la izquierda expresamos nuestro más firme rechazo y oposición a todos estos procesos de involución democrática y de privatizaciones del sector público audiovisual, y continuaremos realizando una apuesta decidida por un conjunto de televisiones y radios públicas en nuestro país que garantizen la plena independencia de sus profesionales y trabajadores, algo que el Partido Popular lleva atacando y despreciando desde siempre. Simplemente, la derecha de este país no soporta que haya unos medios públicos que no le rindan palio, que no sean altavoz de sus propios dogmatismos, o bien que ellos no puedan controlar.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
30 abril 2012 1 30 /04 /abril /2012 23:00

En este Primero de Mayo de 2012 nos enfrentamos al ataque más brutal y antidemocrático que hayan sufrido los derechos de trabajadores y trabajadoras en mucho tiempo. Se presentan como medidas contra la crisis lo que solamente es un redoblado intento de rapiña sobre los salarios, las conquistas de la clase obrera y los derechos sociales de la inmensa mayoría de la población. No importan las personas y su derecho al trabajo digno y estable, sino el beneficio de los bancos y las multinacionales.

Llevamos casi cinco años de agudización de la crisis y también de recortes de todo lo público, pero ni uno sólo de los países que ha aplicado esas medidas ha mejorado su situación económica y social. Ni uno sólo. Al contrario, sigue aumentando el paro, crece la deuda exterior, y estamos en una segunda ola de recesión económica.

Lo que se nos intenta vender como la única salida de la crisis es una mera estafa que ahonda más la injusticia y el sufrimiento, incrementa el paro y la pobreza, desprotege a los más débiles y pretende convertir en mercancía y negocio la educación y la salud.

Pero la salida real de la crisis viene de la mano de la lucha y la movilización. Quieren que nos encerremos en nuestras casas con el miedo al desempleo y la precariedad y con la pesadilla de un futuro peor que el pasado, pero no lo conseguirán. La salida social de la crisis, favorable a la inmensa mayoría, está en nosotros y nosotras.

La reciente Huelga General ha mostrado el camino. La derecha decía que no serviría para nada y el Gobierno que no estaba dispuesto a mover una coma de su reforma laboral. Hoy ya preparan enmiendas a sus propios textos, pero esta reforma laboral no es reformable y debe ser retirada. Además de esta consecuencia, la Huelga General ha fortalecido la conciencia y la organización del mundo del trabajo y ha mellado los ataques contra el sindicalismo de clase.

Manifiesto_Mayo.jpgLa ofensiva contra la educación y la sanidad públicas está encontrando cumplida respuesta en una creciente movilización ciudadana. El intento para hacer retroceder los derechos y libertades democráticas que el Gobierno quiere impulsar desde su mayoría absoluta encuentra una importante oposición.

Es el modelo económico, político y social asentado desde la transición el que está desmoronándose y son las políticas neoliberales (última expresión del sistema capitalista) las que aparecen, cada vez de forma más clara, como irreconciliables no solamente con los derechos del mundo del trabajo, sino también con el progreso económico, la sostenibilidad medioambiental y el bienestar de la inmensa mayoría de la ciudadanía.

Hace ahora 122 años que se celebró en España por primera vez el 1 de Mayo, "Día Internacional del Trabajo", y es necesario subrayar en esta ocasión el carácter internacionalista de esta fiesta y su contenido solidario que nos lleva, especialmente, a expresar nuestra solidaridad con el pueblo argentino, que tiene todo el derecho a decidir soberanamente sobre sus recursos naturales, como en su día lo harán los pueblos de España, y nuestra coincidencia en la lucha con todos los pueblos de la Unión Europea que se movilizan contra las políticas de recortes. Deseamos el éxito de los candidatos de la izquierda alternativa en las próximas elecciones de Francia y Grecia que pueden comenzar a abrir un horizonte nuevo en las políticas de la Unión Europea. Nos solidarizamos, como siempre, con la lucha del pueblo palestino que se agudiza en Gaza y con las reivindicaciones del pueblo saharaui.

La crisis tiene salida, el Gobierno no

Las políticas neoliberales de recortes, debilitamiento de lo público y retroceso de los derechos laborales, que inició el PSOE y ha profundizado el PP han fracasado.

No obstante, el Gobierno presenta unos Presupuestos Generales del Estado que son una auténtica declaración de guerra contra la mayoría del pueblo. Unos presupuestos que van a generar más paro, estancar la economía, y deteriorar la educación, la salud y otros servicios sociales y que estimulan el fraude fiscal mediante una amnistía para los defraudadores.

Izquierda Unida subraya que hay salida para la crisis y ha aportado propuestas positivas para hacerlo en beneficio de la mayoría.

  • Con una mayor justicia fiscal que lleve hasta una contribución fiscal equivalente a la media de la Unión Europea hay recursos suficientes para crear empleo, impulsar la economía real y, con ello, reducir el déficit.

 

  • Con una lucha firme contra el fraude fiscal y la economía sumergida, mediante los cambios legales necesarios y el reforzamiento de la Agencia Tributaria, habría ingresos para mejorar la educación y la sanidad públicas y atender la Ley de Dependencia. Hacer aflorar de trabajos sin contrato y exigir la igualdad de salarios entre hombres y mujeres, además de ser de justicia, permitiría sanear la Seguridad Social y mejorar las pensiones.

 

  • Con una política decidida de apoyar la creación de empleo desde lo público es posible crear cientos de miles de empleos verdes (reforestación y mantenimiento de zonas verdes, rehabilitación sostenible de viviendas, agricultura ecológica, energías renovables), sociales (aplicación de la Ley de Dependencia, escolarización de 0 a 6 años) y de interés estratégico (infraestructuras de proximidad, desarrollo de un sector público en la economía).

 

  • Con la creación de una Banca Pública, a partir de la nacionalización de las Cajas de Ahorro que han sido entregadas al capital financiero, sería posible que el crédito fluyera hacia las pequeñas empresas y las familias.

 

  • Con la implantación de un nuevo modelo productivo, que incluya más democracia en la sociedad y en la empresa, un sector público poderoso y el apoyo a la economía social, una apuesta por el desarrollo sostenible y el pleno empleo de calidad, la mejora de la educación, el esfuerzo a favor de la I+D+i civil, y un cambio progresista en las relaciones laborales.

 

Nuestra lucha es la lucha por el empleo

   

El objetivo central de cualquier política de izquierdas para salir de la crisis es la creación de empleo. Izquierda Unida defiende un empleo estable, digno y de calidad y, en consecuencia se opone a cualquier medida de abaratamiento del despido y de reducción de los costes salariales. No han sido esas, ni mucho menos, las causas de la crisis y no está ahí la solución. Por ese camino sólo se trata de asegurar de nuevo los beneficios de quienes ha generado esta situación, a costa de los trabajadores.

Crear empleo no puede ser considerado como un gasto porque sólo el trabajo humano genera la riqueza socialmente útil.

Izquierda Unida reivindica el reparto del trabajo para que puedan trabajar más personas, reduciendo la jornada a 35 horas semanales, sin pérdida de retribución, y bajando progresivamente la edad de jubilación

Por un 1 de Mayo de movilización

   

Izquierda Unida llama a todos los trabajadores y trabajadoras, a toda la ciudadanía a participar en los actos, concentraciones y movilizaciones convocadas por CCOO y UGT.

Izquierda Unida considera que este 1 de Mayo debe dejar claro que no estamos dispuestos a aceptar una salida de la crisis que no vaya a favor de la mayoría social de este país. Es precisa una auténtica rebelión ciudadana por nuestros derechos.

Izquierda Unida llama a extender y profundizar la movilización hoy y en los meses próximos por una salida social de la crisis, por el empleo, la defensa de lo público (comenzando por una educación y una sanidad públicas y de calidad), el derecho a la vivienda, la igualdad y la no discriminación.

 

¡¡Viva el 1 de Mayo de lucha y solidaridad!! 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
29 abril 2012 7 29 /04 /abril /2012 23:00

Se celebró el pasado 24 de abril el proceso de referéndum, de consulta abierta a las bases, a toda la militancia (más de 7.000) de Izquierda Unida-Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (IU-LV-CA), para que éstas se pronunciaran sobre dos cuestiones principales. Por una parte, si aceptamos o no, si damos o no conformidad al Acuerdo Político-Programático alcanzado en el trabajo de la Comisión de Diálogo entre el PSOE-A e IU-LV-CA. Y en caso afirmativo, una segunda cuestión crucial, los militantes nos pronunciamos sobre si la colaboración de Izquierda Unida de Andalucía con el PSOE Andaluz debe plasmarse en un Acuerdo de Legislatura, o bien se debe participar activamente en un Gobierno de Coalición.

 

referendum_iu1.jpgEfectivamente, tras los últimos resultados electorales del 25-M, se constituyó una Comisión de Diálogo entre ambos partidos, nombrada al efecto de poder llegar a un Acuerdo Programático para la gobernabilidad de Andalucía. Dicho proceso llegó a buen puerto, finalizándose dicho Acuerdo 6 días antes de la celebración del citado Referéndum, para que las bases pudieran conocerlo y estudiarlo con detalle antes de pronunciarse. Incluso se ha editado desde Izquierda Unida de Andalucía un documento comparativo, analizando las distancias y proximidades entre el Programa Electoral propio de IU-LV-CA, y los acuerdos alcanzados con el PSOE-A, y expresados en dicho documento. Al propósito de su difusión y conocimiento para los lectores interesados, abordaré próximamente en este Blog una serie de artículos desgranando el contenido del Acuerdo Programático, consistente básicamente en 250 medidas y 28 leyes.

 

referendum_iu2.jpgLa participación final en el Referéndum fue del 80,29% del censo de la militancia andaluza, actualizado para tal fin, y los resultados han arrojado un respaldo del 84,5% de los votos para la opción de formación de un Gobierno de Coalición, mientras que el 16,12%  optó por la posibilidad de un Pacto de Legislatura. Por su parte, el Acuerdo Programático ha sido avalado por el 87,4% del electorado, siendo rechazado por el 13,95% restante.

 

Ahora bien, mi posición es algo crítica en lo que se refiere a las formas y al fondo de la cuestión, esto es, la convocatoria de este Referéndum en los términos celebrados. Una primera crítica se refiere al propio ámbito de participación, que entiendo se debería haber abierto no sólo a la militancia, sino también a todos los votantes y simpatizantes de nuestra Organización, pues ellos también nos han dado su apoyo en las urnas, y deben tener derecho a decidir, ante la tesitura de alcanzar los 12 diputados de representación parlamentaria, cómo debe reflejarse la fuerza de nuestra opción política. Y una segunda crítica la extiendo a las propias preguntas del Referéndum, haciendo referencia sólo a dos de las cuatro posibilidades existentes.

 

En efecto, la consulta preguntaba a la militancia para que se pronunciara únicamente sobre dos cuestiones, sólo sobre dos posibilidades, cuando el rango de situaciones posibles es más amplio. Parece como si desde la Dirección Andaluza de IU se quisiera haber acotado la situación a dichas dos posibilidades, dejando anuladas y fuera de combate la opinión de quienes pensamos que otras alternativas eran posibles. De menor a mayor implicación, las cuatro posibilidades eran:

 

1.- No apoyar a nadie, ni al PP ni al PSOE, y abstenerse en la votación de investidura, como ya hicieron nuestros compañeros de IU de Extremadura, en un claro proceso de coherencia política y de acuerdo con nuestra experiencia y con nuestra historia. Es cierto que esta opción hubiese dejado en Andalucía un Gobierno del PP, pero ha sido la opción más votada por los andaluces. No caigamos en el tópico de que "vamos a tener un gobierno de izquierdas" en Andalucía, vamos a tener un gobierno de alianza entre una fuerza de izquierdas (IU) y una fuerza conservadora (PSOE). El resultado de dicho gobierno en la práctica va a depender de la presión que sea capaz de ejercer IU sobre el PSOE para que desarrolle el programa acordado. Si esto no tiene éxito, nos vemos seguramente celebrando elecciones anticipadas.

 

2.- Apoyar la investidura del candidato del PSOE, para impedir un Gobierno del PP. Lógicamente, esto debía hacerse no gratuitamente, sino desarrollando, como se ha hecho, un Acuerdo Programático que garantizase mínimamente que nuestro apoyo a la investidura estaba en función de que el PSOE desarrollara las políticas alcanzadas en dicho Acuerdo. Ésta creo que hubiera sido la opción más inteligente (así lo planteé en mi artículo "La sabia elección del pueblo andaluz"), de tal manera que, aun marcando las diferencias con el PSOE (y por tanto no alineándonos con ellos), contribuimos con nuestra modesta fuerza parlamentaria a que Andalucía lleve a cabo políticas de izquierda, y no se sumerja también en la marea ultraliberal y conservadora del Gobierno de España.

 

3.- Apoyar un Pacto de Legislatura con el PSOE, desde la base de un documento, de un Acuerdo Programático, que se debería desarrollar por un Gobierno sólo del PSOE, es decir, sin participación de IU, pero obligado a desarrollar el contenido y las políticas referidas en dicho Acuerdo. Ésta es la primera de las dos opciones que se preguntaban en el Referéndum, y me parece más peligrosa, pues condiciona y proyecta un apoyo de IU durante toda la Legislatura. No tendríamos compromisos de Gobierno, pero igualmente seríamos cómplices de la política desarrollada.

 

4.- Por último, la posibilidad preguntada en segundo lugar y aceptada mayoritariamente, la de plasmar el compromiso del Acuerdo Programático en un Gobierno de Coalición, participando activamente en un gobierno conjunto con el PSOE. Es la opción más arriesgada, pues no solo vamos a ser cómplices de la política desarrollada, sino que vamos a participar de pleno en su desarrollo, su implementación y su gestión. Vamos a tener que hilar muy fino, porque toda nuestra credibilidad y nuestras posibilidades de ulteriores gobiernos en solitario pueden verse seriamente afectados si no hacemos llegar a buen puerto no sólo los Acuerdos conseguidos, sino la percepción de cara a la ciudadanía de un cambio radical, de un completo giro en la política andaluza de todas las anteriores legislaturas.

 

Mi opinión por tanto es coincidente en lo que se refiere a la aprobación y el apoyo al Acuerdo Programático (aunque con mis críticas al respecto, que ya iré comentando sobre la marcha de su contenido), pero contraria en lo que se refiere a la participación activa de IU en un Gobierno de Coalición. Creo, como ya he desarrollado más arriba, que el Referéndum debería haber preguntado sobre las cuatro cuestiones (en vez de sólo por las dos últimas), y me decanto personalmente por la segunda opción (apoyar únicamente la investidura del candidato del PSOE, previo desarrollo y aprobación de un Acuerdo Programático).

 

Parto de la base y absoluta premisa de que el PSOE no es una fuerza política de izquierdas. Es una fuerza política que se sitúa a caballo entre la socialdemocracia y las posturas neoliberales aplicadas a la economía de mercado, por lo cual estamos acostumbrados a escucharles discursos de izquierda, sobre todo cuando están en la oposición, y a llevar a cabo políticas conservadoras cuando gobiernan. Además de todo esto, no han tenido nunca con Izquierda Unida un comportamiento respetuoso, más allá de cuando nos necesitan, como en este caso, para que actuemos como su muleta de apoyo, y demos nuestro respaldo a su gobierno.

 

referendum_iu3.jpgLa prueba más evidente de lo que digo es que nunca han modificado la Ley Electoral para que los votos de IU puedan tener el mismo peso representativo que el de las fuerzas políticas mayoritarias, y poder deshacer así el bipartidismo reinante en nuestro país. Por todo lo cual, un Gobierno de Coalición no se entiende desde mi punto de vista, pues sólo nos lleva a colocar en ciertos puestos (Direcciones, Consejerías, etc.) a nuestra gente, dando la imagen y la impresión de que somos hermanos de leche, cuando el mensaje que tenemos que dar es radicalmente distinto.

 

Sé que muchos dirigentes, militantes y simpatizantes opinan que precisamente por esto tenemos que participar en el Gobierno, para tener más responsabilidades directas en la propia gestión de las medidas que se vayan a llevar a cabo, pero eso también se puede realizar desde fuera, con un Pacto de Legislatura, que aproveche los Acuerdos Programáticos alcanzados, y obligue al PSOE a su estricto cumplimiento, o a romper en su caso dicho Pacto. Otros muchos militantes, dirigentes y simpatizantes también opinan que debemos demostrar con esta oportunidad que somos una opción de gobierno real, que no somos gente que nos quedamos en la teoría, en la crítica y en la protesta. Pero este argumento creo que se cae por su propio peso, pues cualquiera que conozca la trayectoria de nuestra coalición, sabe perfectamente que tenemos y hemos tenido cargos en los diferentes ámbitos de la Administración Pública, a todos los niveles, demostrando nuestra capacidad real de gestión.

 

Y otra opinión que posee una parte de la militancia se refiere a la posibilidad de que si conseguimos que el PSOE gire a la izquierda y la ciudadanía lo nota, al final quedarán ellos como la opción a la que hay que votar, como protagonistras de ese cambio, en vez de IU. Mi respuesta ante este argumento es que, llegado ese caso, nos debería dar igual, porque más que la consecución del poder, más que la acumulación de cargos, lo que nos debe importar sobremanera es la aplicación en nuestra tierra de las auténticas políticas de izquierda, y creo que la mayoría de los ciudadanos, al menos los que nos votan, saben perfectamente que éstas sólo están representadas por Izquierda Unida. Creo, para terminar, que los que han apostado por la participación activa en un Gobierno de Coalición lo han hecho también mirando al pasado, para que no se reproduzca la época histórica (años 1994-1996) de la llamada "pinza", que no era tal, sino que se quiso vender como que el PP e IU se ponían de acuerdo para fastidiarle la vida al PSOE. Nada más alejado de la realidad, pues la oposición de PP y de IU era siempre diametralmente opuesta.

 

referendum_iu4.jpgPero una vez expresada mi opinión, que también avancé en el artículo "La sabia elección del pueblo andaluz", y como no puede ser de otra manera, no sólo respeto y acato lo que la mayoría de la militancia ha expresado en el citado Referéndum, sino que deseo fervientemente que dicha experiencia de gobierno conjunto para los próximos cuatro años fructifique, tenga completo éxito, y consiga su objetivo fundamental, que es llevar a cabo en Andalucía auténticas políticas de izquierda, y conseguir que nuestra tierra actúe como dique de contención de la oleada conservadora y neoliberal no ya sólo del resto de España, sino de la inmensa mayoría de la Unión Europea. Emplazo a los lectores interesados a la serie de artículos donde expondré el contenido del Acuerdo Programático que deberá ser llevado a cabo en la próxima Legislatura andaluza.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías