Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
24 febrero 2014 1 24 /02 /febrero /2014 00:00

"Todo lo que necesitamos es una gran crisis, y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial"

(David Rockefeller)

 

 

 

 

capitalismo271.jpgEsta cita del gran magnate norteamericano es bastante ilustrativa del pensamiento global de la clase capitalista, que además, como en el ejemplo que hemos puesto, se cree con toda la autoridad moral para imponer sus tesis, sobre todo cuando sus tesis van evidentemente a favor de sus intereses. Pero estamos analizando el perfil del capitalismo español, ya en el artículo anterior de esta serie realizamos un intento de clasificación de los grandes grupos capitalistas, e incluso adelantamos la gran estructura actual de la clase trabajadora española, que continuaremos analizando con más detenimiento. Vamos a detenernos antes en echar un vistazo a los más grandes capitalistas españoles, a nuestros grandes ricos. Extraigo la información de los últimos informes publicados por la revista Forbes, así como de diversas Agencias de Información, que el lector puede consultar fácilmente en Internet.

  

capitalismo272.jpgLa idea clave es, de nuevo, y como ya sabemos, la tremenda desigualdad. Un total de 30 familias se reparten gran parte del capital en España (porque en España las grandes fortunas son asunto de familia), acumulando entre todos sus miembros un total estimado de 32.000 millones de euros. El círculo del poder familiar se estrecha todavía más entre los muy poderosos, ya que tenemos tres familias que acumulan más de 11.200 millones de euros, y que se encuentran en el selecto grupo de las 10 primeras fortunas del país. El sector textil, la venta de inmuebles, el mundo de las inversiones, de las finanzas bursátiles o de la alimentación, entre otros, son algunos de los nichos de negocio en los que las ricas familias españolas han conseguido amasar su fortuna. La edad media de los millonarios españoles que figuran entre los 100 bolsillos más acaudalados se sitúa en los 66,5 años, y sólo 9 personas tienen menos de 50 años.

 

capitalismo273.jpgLa lista de ricos españoles, que se ha configurado sobre la base de un corte de 300 millones de euros, recoge 11 fortunas femeninas, y muchas más ocultas en los complejos árboles familiares, o bien compartidos con sus respectivas parejas. La revista Forbes señala, sin embargo, que prácticamente todas ellas son legadas y heredadas, fruto del reparto de bienes tras la muerte del fundador o heredero varón, o en las de origen más tardío, de la separación de bienes tras un divorcio. En la edición mundial de la revista, sólo figuran 5 mujeres españolas: la ex mujer de Amancio Ortega, Rosalía Mera (fallecida recientemente), las hermanas Alicia y Esther Koplowitz, Elena Revoredo, viuda del fundador de Prosegur, y María del Pino y Calvo Sotelo (hija del fundador de Ferrovial).

 

La edad media de las más acaudaladas del país gira en torno a los 63 años, y el capital acumulado por las 11 más poderosas asciende a 22.000 millones de euros. Al parecer, otro de los rasgos característicos de las grandes fortunas españolas es que recelan de que se hable de ellos. Suelen invertir en la tierra como valor refugio, bien sea en fincas, dehesas, viñedos o ganaderías, y la mayoría de ellos han salvado sus ganancias durante la crisis gracias a la internacionalización de sus empresas, como por otra parte han hecho casi todos los grandes empresarios del país, incluída la gran banca privada. Holanda, Luxemburgo y Suiza son los tres países predilectos para llevar a cabo la internacionalización de sus bienes. Los dos primeros, porque ofrecen una fiscalidad muy atractiva y son plataformas para distribuir el dinero por todo el mundo, y el tercero porque sigue albergando los bancos más opacos del mundo, refugiados tras el secreto bancario (aunque Suiza dejó de estar catalogada oficialmente como paraíso fiscal desde 1993). Pero cada vez salen a la luz nuevos personajes con dinero en bancos suizos, el último ha sido el senador del PP y ex Consejero de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados.

 

capitalismo274.jpgLa clasificación sigue liderada por el cofundador de Inditex, Amancio Ortega, la tercera fortuna del planeta, sólo superado por dos pesos pesados mundiales, como el magnate mejicano de la comunicación Carlos Slim y el norteamericano de la tecnología, Bill Gates. Son 20 las fortunas españolas que aparecen en la lista de los 100 primeros millonarios del planeta. Entre ellos, Juan Roig (Mercadona, e implicado también en los famosos "Papeles de Bárcenas"), Isak Andic y familia (Mango), Manuel Jové, Rafael del Pino (Ferrovial), Juan Abelló, Florentino Pérez (ACS), Gabriel Escarrer (Meliá), Enrique Bañuelos o Alberto Cortina. ¿Y cuál es el tratamiento fiscal para estas personas? Pues el del Gobierno del PP (iniciado antes por el PSOE) consiste en toda suerte de amnistías fiscales, para que puedan regularizar su dinero mediante un ridículo gravamen, subvenciones fiscales de todo tipo por si se les ocurre contratar a algún trabajador por ahí perdido, sistemas tributarios especiales como las SICAV (Sociedades de Inversión de Capital Variable, que llegan a tributar hasta al 1%), reducción del Impuesto de Sociedades para sus grandes empresas, y políticas de despido progresivo para los Inspectores de Hacienda que tengan que investigar sus fraudes fiscales.

 

capitalismo275.jpgY a todo ello le sumamos que la Justicia suele estar para su defensa, esto es, para la defensa de los más poderosos, en las diversas instancias judiciales, sobre todo las superiores (Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo, etc.), y, por supuesto, la guinda del pastel, que consiste en que si alguno/a de ellos/as resulta condenado/a en algún proceso judicial, ya se encargará el Gobierno de turno de indultarlo/a. Como vemos, un sistema muy bien diseñado para que la clase capitalista sea la clase dominante, por los siglos de los siglos. La tónica general, como hemos comentado más arriba, es que el capital español se transforma cada vez en un capital más transnacional (de ahí los constantes viajes con el Rey, que resulta ser el mayor embajador de las empresas españolas), capacidad que es evidentemente una de sus mayores fortalezas. Sólo hay que observar la tendencia en las grandes empresas españolas (la gran banca privada, las grandes constructoras, las grandes compañías eléctricas) para darse cuenta de que ésta es la estrategia a seguir, para continuar aumentando sus beneficios, mientras la clase trabajadora española continúa sumida en niveles de paro, pobreza y exclusión social cada vez más alarmantes. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
21 febrero 2014 5 21 /02 /febrero /2014 00:00

"Si hay un país que ha cometido atrocidades indecibles en el mundo, son los Estados Unidos de América"

(Nelson Mandela)   

 

 

 

 

 

estado_guerra21.jpgContinuando a partir de la exposición del artículo anterior, es fácil concluir que los imperialistas estadounidenses necesitan de la guerra porque es la única dialéctica para repartirse indefinidamente el mundo, y asegurarse el monopolio sobre los mercados, las fuentes de materias primas, de recursos naturales, la ciencia, la tecnología, los medios masivos de comunicación, la biodiversidad, el petróleo, el gas, el agua, armamentos, áreas rentables de inversión de capital y regiones geoestratégicas. Tal dialéctica belicista patentiza el carácter reaccionario del imperialismo norteamericano, así como la imposibilidad de resolver por la vía pacífica sus contradicciones con el resto de monopolios transnacionales y multinacionales rivales, a pesar de ser de la misma naturaleza. Las contradicciones intra e interimperialistas inherentes a la complejidad capitalista son las causas verdaderas de todas las guerras coloniales, regionales y locales, así como de las conflagraciones mundiales.

 

estado_guerra22.jpgPero la hostilidad hacia el resto del mundo se materializa de muchas otras formas. Véase el caso actual de Venezuela, donde no cejan en su empeño de derrocar al líder socialista bolivariano Nicolás Maduro, elegido democráticamente, mediante todo tipo de revueltas y altercados populares, hostigamiento masivo al Gobierno legítimo, y políticas de desestabilización económica del país. El belicismo estadounidense es una constante que subyace en sus relaciones imperialistas, cuyas guerras de exterminio masivo son hechas para sojuzgar y expoliar. Todas ellas son en esencia guerras reaccionarias de pillaje y rapiña colonial, pese a sus sofisticadas formas de simulación o a las sutiles máscaras que puedan utilizar. Por ello, sus alianzas (imperialistas o ultraimperialistas), que defienden con tanta pasión sus ideólogos, son coaliciones imperialistas, o bien una coalición imperialista contra otra coalición imperialista. Por lo mismo, los períodos de paz que instaura el imperialismo norteamericano, en realidad sólo son treguas entre una guerra y otra, pero nunca el fin de las mismas. Se puede comprobar realizando una cronología de los conflictos bélicos patrocinados por USA.

 

estado_guerra23.jpgConsecuentemente, sus alianzas imperialistas no son duraderas, son transitorias y se dan en el marco de las pugnas interimperialistas, y según la correlación de fuerzas con las demás fracciones imperiales, o responden al peligro que entraña para el sistema yanqui las insurgencias sociales y armadas de los trabajadores de los pueblos de la Tierra, porque éstas son en esencia las alianzas de las clases explotadas y oprimidas contra las alianzas de las clases dominantes imperialistas, unidas por la defensa del sistema capitalista de explotación y dominación mundial, no obstante sus disputas y sus fronteras. Las guerras del imperialismo de EE.UU. en el presente siglo son inevitables, tienen un carácter de clase, se corresponden con las lógicas de sus procesos de imperialización y acumulación transnacional, ponen de relieve sus contradicciones esenciales y a la vez, las contradicciones interimperialistas, evidencian la razón instrumental y el declive sistémico.

 

estado_guerra24.jpgAsímismo, estas guerras son desaguaderos de sus crisis estructurales, son fuentes de sus truculentos negocios bélicos y la destrucción sistémica de millones de seres humanos y de la propia naturaleza. Los oligarcas yanquis, lejos de desarmarse como sueñan los social-pacifistas y los promotores del fin de la historia, por el contrario, durante el siglo XXI intensifican su carrera armamentista en proporciones cada vez más inimaginables, preparan las próximas conflagraciones, y las nuevas reestructuraciones del mapa global, y todo ello con el beneplácito y la complicidad servil de sus países aliados. Han multiplicado y multiplican sus guerras de recolonización o "guerras humanitarias". El número de guerras y conflictos coloniales en el planeta se triplicó, ascendiendo de 6 guerras y 161 conflictos armados en 2010, a 20 guerras y 166 conflictos en 2011, cuyos mayores escenarios han sido (y son) África, Oriente Medio y el Cáucaso.

 

estado_guerra25.jpgAnte estas tendencias imparables, la devoción por el desarme, la distensión y la "paz global", son ingenuas fantasías con espolones atómicos. El ejército de científicos y los estrategas del imperialismo estadounidense trabajan a toda máquina no sólo para el empleo de la poderosa bomba MOP contra Irán y Corea del Norte, el despliegue y desarrollo global de la guerra de robots, basada en los aviones no tripulados o drones (como Predator, Reaper, Raven), vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés, que han sido las principales armas en las guerras coloniales contra Afganistán, Irak, Libia, Pakistán y otros países), sino también en la creación de las armas finales para aniquilar a sus enemigos, a la vez que inundan el mundo con sus operaciones de fuerzas especiales. Con razón el Imperio destinó 662.000 millones de dólares para los gastos de Defensa durante 2012, y 613.000 millones de dólares en su presupuesto militar para el año 2013.

 

Pese a su evidente declive, pero aún dueño de abundantes recursos imperiales, EE.UU. sigue blandiendo sus armas por todas partes, y cada Administración imperial de turno (da igual si se trata de Demócratas o Republicanos, la filosofía imperial es compartida, y la auténtica democracia ausente) se propone mantener en el siglo XXI la superioridad militar de EE.UU., particularmente en la región Asia-Pacífico, "crucial región", pero también en África, América Latina y El Caribe, regiones de disputa colonial para el imperialismo yanqui, sobre todo Nuestra América, su patio trasero, ahora transformada en una región de ruidosa y silenciosa disputa intra e interimperialista, evidenciada por los desencuentros geoestratégicos y geopolíticos, particularmente del grupo de los denominados países emergentes, que responden al acrónimo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
20 febrero 2014 4 20 /02 /febrero /2014 00:00

"No hay cambio real de sociedad sin cambio radical de cultura"

(Joaquín Miras y Joan Tafalla)

 

 

 

 

Las fórmulas del éxito social se expresan en términos como "llevarse por delante", "ambición" (que no es más que una dosis excesiva de deseo), "agresividad", "competitividad", que se estampan en el envoltorio de la personalidad del supuesto "triunfador". La familia, el club, las vinculaciones, las influencias, son importantes requisitos que conforman los ingredientes básicos del personaje en cuestión. La religión y su práctica activa también pueden colaborar en el momento de incrementar las posibilidades de éxito. El hombre convertido en mercancía puede mostrar la etiqueta que le permita destacarse en el mostrador y hacerse merecedor de un alto precio, pero si a pesar de todo el esfuerzo no resultara elegido, quedará pensando que es inferior y que carece de méritos, no importa que sus cualidades humanas sean muy altas, porque tal vez simplemente se encuentre pasado de moda. La televisión, el cine, las revistas, muestran los ejemplos a seguir y convocan a emular a dichos paradigmas, que son en última instancia la expresión del mercado.

 

De esta manera, el éxito en el capitalismo necesita de la aprobación de los demás, pero si no logramos el respaldo buscado nos veremos sumidos en la inseguridad en cuanto a nuestras potencialidades, perdiendo en el camino nuestra identidad mientras nos embarcábamos en esa orientación mercantilista. Si el mayor valor humano es el éxito y no el amor, la justicia y la verdad, se dejará de prestarle atención a éstas últimas, y no se luchará por ellas porque lo que vale la pena se encuentra en otro lado. En esta carrera el ser humano quedará vaciado interiormente, y deberá recurrir a algún cobijo, que a veces es la religión, en ese intento por llenar semejante vacío, como ha ocurrido a algunos personajes del espectáculo durante las últimas décadas.

 

Por consiguiente, el éxito resulta en un puro artificio, en un producto de marketing, propio para dar dinero a muchos y ser el reflejo de las ilusiones de muchos otros. En uno de los episodios de la fantástica serie Verano Azul, titulado "El Ídolo", se nos presentaba a un joven cantante de éxito que realizaba galas y giras sin cesar, siendo uno de los artistas más venerados por las jovencitas de la época. Pero en realidad, la historia nos retrataba las contradicciones y luchas internas de un chico de barrio, al que habían descubierto en una discoteca de tercera fila, pero al que habían adornado bajo una aureola de campañas de marketing agresivo, para ofrecer un producto de consumo directo para el público de ciertas edades, tomándolo como referencia para modas en cuanto a peinado, vestimenta, comportamiento, y todo tipo de perfiles. Pero en realidad, bajo todo ese andamiaje, se encontraba la tímida personalidad de un joven que jamás quiso representar nada de la imagen que de él se ofrecía.

 

Muchos de los males que padecemos son el producto de verificar que la vida se nos escapa y que el final nos encontrará sin haber vivido realmente, ya que es posible vivir en medio de la abundancia que supone haber obtenido el "éxito", pero aún así se puede carecer de alegría. La idea de clasificar a las personas en ganadores y perdedores implica visualizar a los semejantes como competidores, y por lo tanto queda excluída cualquier posibilidad de solidaridad, estableciéndose en este contexto un marco de relaciones marcadas por el egoísmo, la competencia y la agresividad que se convierten en los valores más elevados y que constituyen los principios esenciales en que se apoya la supervivencia, quedando establecido una especie de darwinismo en las relaciones entre los seres humanos.

 

El actor norteamericano Michael Douglas protagonizó la película "Wall Street", dirigida por Oliver Stone, donde interpretaba a un financiero llamado Gordon Gekko que hacía dinero sin reparar en medios, por ejemplo dejar en la calle a miles de trabajadores. Preguntado ante el estreno de la segunda parte de la película, Douglas se mostraba sorprendido porque muchos estudiantes de finanzas le habían comentado que para elegir la carrera se habían basado en su personaje. Este sencillo ejemplo muestra, además del estado mental de una sociedad, que esos estudiantes sólo habían podido ver el éxito de Gekko sin importarles las consecuencias de sus decisiones. De esta forma, el éxito social se mide única y exclusivamente en la capacidad de despertar admiración y reconocimiento en los semejantes, sin importar cómo se llega a dicha situación.

 

Si toda la organización social y económica está concebida en la búsqueda de ventajas para uno mismo, si está regida por el principio del egoísmo, se hace muy difícil explicar cómo es posible experimentar sentimientos como el amor. Eric Fromm lo explicaba de manera contundente: "El principio sobre el que se basa la sociedad capitalista y el principio del amor son incompatibles". Aún cuando existan sociedades capitalistas que permitan una buena medida de disconformidad y libertad personal, la gente con capacidad de amar es muy escasa, por eso señalaba que: "El amor es inevitablemente un fenómeno marginal en la sociedad occidental contemporánea". En este punto, Fromm no se refiere a la posibilidad de amar a una o algunas personas más o menos cercanas, sino a la disposición que nos permite acercarnos y respetar al prójimo aún cuando sea un extraño. Precisamente por eso sentenciaba que: "...la indiferencia por el destino del prójimo caracterizó las relaciones en el mundo burgués". Finalizaremos en la tercera entrega.

Compartir este post
Repost0
19 febrero 2014 3 19 /02 /febrero /2014 00:00

La

Humanidad ha elegido el camino equivocado en algún momento de

la Historia

(José Saramago)

 

   

revolucion1.jpgBasándonos en el último documento de trabajo presentado a la militancia para su debate por Izquierda Unida, partimos de la base de que necesitamos como mínimo dos grandes revoluciones en nuestra sociedad, complementarias la una de la otra. Ambas de carácter anticapitalista, pero en el camino para acabar con dicho sistema, tenemos que atacar dos grandes frentes: el económico y el político. Como idea-fuerza básica la premisa de que el capitalismo ha de ser erradicado, de que ello es posible, que no es una utopía, y que el capitalismo es el último responsable de haber llegado a una sociedad injusta, cruel e inhumana como la que tenemos.

 

revolucion2.jpgSabemos que al capitalismo le sobran los Derechos Humanos, que sólo le interesa el mercado, y que desprecia la democracia. No es un problema por tanto de reformar, de adaptar o de refundar el capitalismo, sino de abolirlo, de erradicarlo, de transformar nuestra sociedad en otra más justa y democrática. Frente a las “reformas estructurales” del tándem PP-PSOE, que sólo esconden recortes sociales a nuestros derechos fundamentales y a nuestros servicios públicos, nosotros apostamos por las “transformaciones fundamentales” que nos llevarán a otra sociedad, fundamentada en la garantía a los Derechos Humanos y a la protección y respaldo por parte del Estado del conjunto de servicios y recursos públicos que garanticen un vida digna.

 

revolucion3.jpgEn primer lugar, tenemos la Revolución Económica: aquí encuadraríamos un conjunto de medidas encaminadas a generar un entorno económico más justo y democrático. Entre otras, incluiríamos un proceso de Auditoría Ciudadana de la Deuda, que evalúe nuestro montante de deuda pública, y proceda a calificar aquélla parte de la misma que sea ilegítima, para denunciarla y repudiarla. Para la parte restante, negociar un nuevo marco de demora en el pago de la misma. Recordamos que sólo en intereses de dicha deuda, en 2013 hemos pagado 38.500 millones de euros de los PGE. En la misma línea, anular la modificación al Artículo 135 de nuestra Constitución, y por tanto, anular el actual dictado que nos obliga, a instancias de la Troika, a proceder al pago de todos nuestros acreedores, antes que al pago de cualquier servicio social o gasto público. La auténtica prioridad ha de establecerse en el gasto social, y en la protección a las personas.

 

revolucion4.jpgEn este contexto, incidir en las políticas de generación activa de empleo, que no serán posibles hasta que se cumplan una serie de circunstancias, entre ellas que el Estado vuelva a erigirse en el agente empleador por excelencia, que el crédito vuelva a fluir para empresas y familias, y que alcancemos un  nuevo modelo productivo basado, entre otros pilares, en la penalización de la política de bajos salarios y precarización del empleo, en un proceso de reindustrialización, de revaloración de la I+D+i, de la ciencia y de la cultura, y en la migración hacia un nuevo modelo energético. En todo ello deberán influir los procesos de nacionalización de las grandes empresas estratégicas de nuestra economía (telecomunicaciones, energía, agua, transportes, etc.), de creación de un polo de Banca Pública, de reforma fiscal progresiva, de lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida, y de una reforma del sector agroindustrial y alimentario.

 

revolucion5.jpgPor otra parte, otro gran grupo de medidas se encuadrarían en lo que pudiéramos denominar la Revolución Democrática, que consistiría en la implementación de transformaciones políticas encaminadas a instaurar un auténtico y pleno sistema democrático en nuestro país. El estatus del cargo público, la creación de la figura del revocatorio, la transparencia y rendición permanente de cuentas y decisiones, la política de sueldos públicos, la eliminación de las puertas giratorias entre lo público y lo privado, las medidas de democracia local y participativa, los referéndums y las Iniciativas Legislativas Populares (ILP), la estricta y escrupulosa separación entre los poderes del Estado, la reforma de la Ley Electoral, de la financiación de los partidos políticos, la instauración del pleno derecho a la información, la democratización de los medios de comunicación y la reforma del reglamento de las Cortes Generales y de los Parlamentos autonómicos se encuadrarían en todo este grupo.

 

Por último, desde un sector crítico importante de la izquierda seguimos haciendo un llamamiento a romper con la actual Unión Europea y con el marco del Euro, bajo cuyos parámetros económicos, políticos y sociales será imposible canalizar un mínimo de medidas que puedan caminar hacia el cumplimiento de los objetivos marcados anteriormente. Necesitamos recuperar la soberanía monetaria, y con ella la soberanía económica y política, bajo las cuales, no sin las dificultades derivadas de dicha ruptura, podremos vislumbrar un horizonte más justo desde los puntos de vista humano, social y medioambiental.

Compartir este post
Repost0
18 febrero 2014 2 18 /02 /febrero /2014 00:00

"El sistema energético español es irracional, consumimos más energía por unidad de PIB que la mayoría de países occidentales"

(Manuel Garí)

  

 

 

 

Desde nuestra última entrega de esta serie de artículos, la noticia más relevante ha sido la desaparición de la subasta eléctrica para establecer el precio de la energía, y su sustitución por otro nuevo sistema que valorará el precio real de mercado, pero que constituye un sistema muy complicado, y que necesita de contadores especializados al efecto. En una palabra, una nueva pifia del Gobierno. Nos basamos para la exposición siguiente en datos aparecidos en el libro de la serie "Qué hacemos" (http://www.quehacemos.org), publicado al respecto del tema energético. Y tenemos que comenzar reconociendo nuestra enorme dependencia exterior, del orden del 80% de los recursos consumidos. El carbón se trae de Ucrania, Rusia, Sudáfrica y China. Más del 55% del petróleo lo compramos a los países de la OPEP, particularmente a Arabia Saudí, Irán y Nigeria, más del 15% a Rusia y un 12% a México. En el caso del gas, nuestros principales proveedores son Argelia, Nigeria, Catar, Noruega y Egipto. De ello se deduce que cualquier tensión política o comercial, derivada por ejemplo de una crisis bélica, en dichas regiones productoras, aumentará la debilidad de nuestro sistema energético.

 

cultura_energetica31.jpgTenemos por tanto razones suficientes para desarrollar por nosotros mismos una independencia energética del resto de países. Pero la pregunta es: ¿basado en qué tipos de energía? El Gobierno ha dado luz verde a los intentos de inspección en aguas de Canarias y de Baleares para la empresa Repsol, en busca de petróleo autóctono, pero evidentemente, resultaría en un "más de lo mismo", es decir, comenzar una nueva vuelta de tuerca en las prácticas depredadoras de la naturaleza, que deben salvaguardarse en primer lugar. Las protestas sociales no se han hecho esperar, las redes sociales han estallado ante tamañas muestras de estupidez política, y hasta los propios gobiernos regionales se han mostrado en contra de dichas iniciativas. Por otra parte, sabemos a ciencia cierta que estamos viviendo el fin de la era petrolera, y que debemos renunciar por razones de eficiencia y de medio ambiente a continuar por esa senda extractivista.

 

cultura_energetica32.jpgHemos de comenzar, por tanto, por desmontar el mito del crecimiento económico como panacea de la creación de empleo, riqueza y bienestar para cualquier sociedad. No es éste el fundamental argumento, que además lo dejaremos para otra serie de artículos, pero es evidente que dicho paradigma responde a los fundamentos del sistema capitalista, pero no a los principios de la racionalidad humana ni natural. El crecimiento del PIB no comporta automáticamente un reparto justo de bienes y servicios en la sociedad. Según en qué sectores se crezca y en cuáles se decrezca el resultado será más o menos favorable a la mayoría social, y al sostenimiento medioambiental. La revolución industrial en primer lugar, y la financiarización de la economía después, han multiplicado la capacidad de acumulación monetaria y de crecimiento anual medido en términos del PIB, desorbitando el culto a un indicador que se presenta a todas luces imperfecto e incompleto. Porque el PIB no puede informarnos sobre las condiciones sociales y ecológicas de producción, ni sobre los valores de uso producidos, ni sobre su redistribución. Tampoco obedece a los índices de crecimiento del empleo, ni del bienestar y la protección social.

 

cultura_energetica33.jpgDe hecho, puede haber crecimiento económico (del PIB) manteniendo enormes cifras de desempleo, incremento de las desigualdades y destrucción ambiental. Incluso el BBVA advierte en su último informe de que esto es lo que seguramente se va a producir en España durante los próximos meses y años. Si continuamos por esta senda, la gran crisis que se avecina, como afirma George Soros, es la que puede derivarse de la catástrofe climática y medioambiental, inducida por la forma de producir, consumir y desplazarnos. Se pueden destruir fuentes de riqueza y empleo en dimensiones nunca vistas por la Humanidad. No es sólo un debate energético ni económico, sino civilizatorio. En palabras de Manuel Garí: "Hoy el dilema no es crecimiento y empleo versus Naturaleza, sino crecimiento capitalista versus Naturaleza y empleo". No le falta razón. Véase también a este respecto la serie de artículos que estamos dedicando a los "Fundamentos del Ecosocialismo".

 

cultura_energetica34.jpgPor tanto, y volviendo al tema energético, frente al paradigma de las fuentes clásicas de energía, enfrentémonos valientemente al mundo de las energías renovables. Las experiencias demuestran que el proceso de reconversión del aparato productivo en términos ecológicos, comenzando por el modelo energético, es intensivo en trabajo humano por un lado, y por otro, implica una importante movilización de recursos e inversiones generadoras de riqueza, y que a la vez son sostenibles desde el punto de vista medioambiental. De entrada, las energías renovables generan 2,7 veces más empleo por unidad de PIB que la media del sector energético. Diversos informes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) corroboran el enorme potencial de creación de empleo que contienen las fuentes renovables de energía, y la introducción de criterios de eficiencia energética en la producción y en los servicios. Y además, si a ese cambio de paradigma productivo le sumáramos una profunda reestructuración del tiempo de trabajo, mediante una drástica reducción de la jornada laboral (sin disminución de salarios, claro está), conseguiríamos el doble objetivo: creación de nuevos puestos de trabajo, y reparto de los mismos, para conseguir reducir la tasa de paro.

 

cultura_energetica35.jpgDe esta forma, un cambio en nuestro modelo energético no sólo redundaría en nuevos avances tecnológicos, sino en una reestructuración de nuestro modelo productivo, en un aumento de la riqueza en puestos de trabajo, y en una mayor sostenibilidad ambiental. Los argumentos para abandonar los parámetros energéticos clásicos son ya abrumadores. En el caso de la energía nuclear, existen fuertes intereses económicos de las grandes compañías energéticas propietarias de centrales atómicas (en España y otros países) y de fabricantes de reactores y constructores de plantas que continúan promoviendo su ideología pronuclear (y también petrolera) que asocia progreso con centrales nucleares, ninguna e ignora los riesgos, y desprecia las energías renovables. En nuestro país, tenemos insignes representantes de ese pensamiento reaccionario e inculto en materia energética, donde el PP y sus dirigentes brillan con luz propia.

 

Los pronucleares defienden su opción mediante la divulgación de cinco mentiras: que la energía nuclear es imprescindible como energía base de respaldo, que es más barata, que es limpia, que es segura y que hay reservas ilimitadas de combustible. Pero la realidad ha desmontado una por una esas interesadas e ignorantes afirmaciones: poderosas economías no tienen centrales nucleares y su sistema energético funciona, el Kw nuclear resulta más caro dados los altos costes iniciales, los residuos radiactivos no pueden esconderse bajo la alfombra, los incidentes devienen en accidentes y éstos en tragedias, catástrofes y desastres de ámbito mundial, el uranio existente en el planeta es finito y no puede alimentar a las actuales centrales más allá de 50 años, mucho menos tiempo si se continúan construyendo nuevas centrales. Este es el panorama, que ellos intentan ocultar constante y premeditadamente. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
17 febrero 2014 1 17 /02 /febrero /2014 00:00

"El desarrollo del capitalismo ha sido una continua crisis, esto es, un rapidísimo movimiento de elementos que se equilibraban y se inmunizaban"

(Antonio Gramsci)

 

 

 

 

capitalismo261.jpgContinuando desde el artículo anterior, donde comenzamos a hablar sobre el capitalismo español y nuestras clases sociales, diremos que la composición del bloque de poder en nuestro país queda definida por:

 

1.- Un núcleo central sustentado en el sector bancario, el cual se desliga de las actividades industriales nacionales, para convertirse en un grupo fuertemente internacionalizado y especializado en actividades financieras y especulativas, y que a su vez han jugado un papel fundamental en la expansión del sector inmobiliario (del cual hablaremos más a fondo en su momento). Es con diferencia el sector más potente y despótico de todos. A él se han dedicado el grueso de las políticas de "rescate" que se han implementado desde la Unión Europea, lo cual ha contribuido al crecimiento de nuestra deuda pública, a base de un proceso de socialización de las pérdidas y de privatización de las ganancias.

 

2.- Un sector relacionado con el turismo y la construcción, verdadero motor del frágil crecimiento económico español desde mediados de la década de los noventa del siglo pasado al 2007. Se trata de un sector aliado del anterior en el objetivo de extensión de la construcción a través del endeudamiento creciente de la población. En el caso del capital relacionado con la construcción, destaca la presencia de potentes grupos empresariales relacionados con la obra pública, que han desplegado una fuerte presión política dirigida al objetivo de imponer, controlar y corromper las políticas de gasto e inversión públicas, como se está demostrando con los llamados "papeles de Bárcenas". Junto al empresariado hostelero, el eje turístico-constructor ha orientado las sucesivas reformas laborales e instigado las políticas de ajuste salarial. La crisis del sector le lleva a estrategias de diversificación que se dirigen al control del sector eléctrico o a la profundización de políticas privatizadoras que apuntan a los servicios públicos.

 

capitalismo262.jpg3.- Los sectores empresariales relacionados con la prestación de servicios, fruto del proceso de externalización o subcontratación de actividades antes dependientes del sector público, tales como servicios de limpieza, mantenimiento o recogida de residuos. Fracción ésta del capital muy relacionada con el empresariado de la construcción, que aprovecha la crisis para protagonizar una ofensiva política centrada en la privatización de dichos servicios y empresas públicas, como el suministro de agua, control de hospitales, de los servicios sociales o la educación, o en el caso de las grandes constructoras, del control de los puertos y aeropuertos más rentables.

 

4.- Fracciones del capital que han generado una alianza de clase entre el sector financiero-prestación de servicios-construcción, a los que hay que sumar el nuevo sector de distribución comercial, con empresas tan potentes como El Corte Inglés o Inditex, y el cada vez más importante sector alimentario. Todos ellos forman el núcleo central del capitalismo español que conforma el bloque de poder en España, que en unión con el capital financiero internacional y las grandes empresas transnacionales del automóvil y de la química, componen la alianza de clase dominante en nuestro país, con la complicidad de las políticas antiobreras de quienes han gobernado desde hace más de treinta años.

 

capitalismo263.jpg5.- Por último, un quinto bloque lo constituye el resto del empresariado no incluido en los puntos anteriores, con empleados/as, que se mueve alrededor del 5% de la población, y que difiere bastante de las condiciones en que se mueve esa fracción hegemónica, y desde luego forman un conjunto bastante heterogéneo, desde medianos y grandes empresarios/as (con incluso más de 2.000 empleados/as), hasta pequeños tenderos/as, artesanos/as y profesionales con 1-2 asalariados/as, cuyos planteamientos son mayoritariamente conservadores en política, y antiobreros en economía.

 

También es importante analizar el papel de los falsos autónomos en la estructuración de clases en nuestro país, ya que éstos han sufrido un proceso de desclasamiento, y por tanto, desde la izquierda debemos tratar de atraerlos a posiciones que permitan su incorporación en la lucha por sus intereses, trabajando sobre todo el aumento de su conciencia de clase como grupo. El caso más típico son los autónomos unipersonales, sin personal contratado, que además dependen en su inmensa mayoría de trabajos de la contratación de otra empresa superior. La conciencia de clase trabajadora, de forma muy evidente, debe primar en todo este grupo.

 

capitalismo264.jpgPor su parte, la clase trabajadora en España está enormemente fragmentada: una primera diferenciación se puede establecer entre personas con un trabajo no precario, precario y sumergido, en una proporción aproximada para cada grupo (la foto no es fija) de un 32%-48%-20%. Existe aún (aunque en progresivo desmontaje) un núcleo central de trabajadores con derechos, salarios relativamente buenos y condiciones de trabajo decentes (al menos en términos relativos) que puede estar en torno al 30% de los asalariados/as, el resto está en situación de precariedad en mayor o menor medida. La clase trabajadora en España desarrolla su actividad mayoritariamente en el sector servicios, después del proceso de progresiva desindustrialización que llevamos sufriendo durante las últimas décadas. En este sector trabajan aproximadamente dos de cada tres trabajadores/as, uno de cada tres está entre industria y construcción, y una minoría lo hace en la agricultura.

 

capitalismo265.jpgLa característica básica de la clase trabajadora española es la precariedad laboral, con una tasa de actividad no alta, del 60%, una tasa de paro en plena crisis que supera el 26%, y una tasa de temporalidad por encima del 30%. Veáse el artículo titulado "El verdadero efecto de la Reforma Laboral" para una exposición más completa sobre la evolución última del mercado de trabajo. La salarización es alta, más de 4 de cada 5 dependen de un salario, una tasa de trabajo a tiempo parcial nada despreciable y en continuo aumento, superando el 15% en un país en el que esa forma de contratación es impuesta al trabajador/a, no deseada, un importante nivel de subempleo, del 12,5%, y una mano de obra en la economía sumergida equivalente al 20-25%. Esto lleva a que entre 6-7 trabajadores de cada diez estén en situación de precariedad en el trabajo.

 

A estas dos características, una clase empleada mayoritariamente en el sector terciario, viviendo y trabajando en la precariedad, se añade una tercera, su extraordinaria diversidad, compuesta por diferentes grupos, de los cuales ninguno aparece como el cuantitativamente mayoritario y mucho menos como el nucleador o aglutinador del conjunto, grupos entre los que existen, por lo tanto, enormes diferencias de todo tipo. Así, junto a los restos, cuantitativa y cualitativamente importantes, de lo que se podría denominar la "clase obrera tradicional", apenas un 25% del total, que ha perdido por completo su status quo de grupo hegemónico dentro de la clase, se pueden destacar a los cuatro colectivos que mayor crecimiento han experimentado en las últimas décadas, como son las mujeres (el 45% de los activos), la juventud menor de 30 años (el 20%), los y las  inmigrantes (el 15%), y los trabajadores/as intelectuales (por encima del 30%). Estos grupos, junto con los trabajadores/as de la construcción y de las actividades dependientes de la misma, son precisamente los que más han sufrido el embate de los primeros cinco años de la crisis, que ahora ya está afectando a todos los grupos casi por igual. En las siguientes entregas haremos un somero repaso a dichos grupos que hemos mencionado.

Compartir este post
Repost0
14 febrero 2014 5 14 /02 /febrero /2014 00:00

"En este momento estamos en la descomposición del capitalismo hacia una situación de barbarie"

(José Luis Sampedro, 2010)   

 

 

 

 

marchas22m1.jpg¿Qué son las Marchas por la Dignidad? Básicamente, son una iniciativa del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que pretenden hacer confluir en Madrid el 22 de Marzo a columnas de trabajadores y parados que partirán desde diferentes ciudades del Estado Español. El motivo de las marchas se resume en tres consignas: "NO AL PAGO DE LA DEUDA", "TRABAJO DIGNO (O RENTA BÁSICA)", y "CASA Y SERVICIOS PÚBLICOS PARA TODOS". Se han sumado a esta convocatoria, entre otras organizaciones y/o colectivos de ámbito estatal, Alternativas desde Abajo, CGT, Comité Confederal de CNT-AIT, Confederación Intersindical, Construyendo la Izquierda, Frente Cívico "Somos Mayoría", Izquierda Unida, Izquierda Anticapitalista, Izquierda Castellana, Rebelion.org, Cronicapopular.es, Red de Solidaridad Popular, Red Roja, Socialismo 21 y la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE). Lo que presentamos a continuación es el Manifiesto, que puede encontrarse, entre otras fuentes, en esta página.

 

marchas22m2.jpg"En 2014 nos encontramos en una situación extremadamente difícil, una situación límite, de emergencia social, que nos convoca a dar una respuesta colectiva y masiva de la clase trabajadora, la ciudadanía y los pueblos. Millones de trabajadores y trabajadoras se encuentran sin empleo. Tener unas manos para trabajar, tener una carrera terminada, disponer de tu capacidad tanto manual como intelectual y no encontrar un trabajo digno es humillante. Se está desperdiciando el talento colectivo de una sociedad, hipotecando indefinidamente su futuro. Los trabajadores y trabajadoras no se merecen este atropello a nuestra dignidad colectiva.

 

marchas22m3.jpgCientos de miles de familias han perdido su casa. No hay nada más inhumano que desalojar a una familia de su hogar, sólo para alimentar la voracidad insaciable de unos banqueros sin escrúpulos. Banqueros a los que los Estados siervos de la Troika alimentan a costa de empobrecer aún más a la clase trabajadora y a las personas más indefensas. Mientras, la Patronal, aprovechando el drama del paro masivo, aprieta las tuercas a la baja de los salarios y de las condiciones de trabajo a las personas que aún tienen un empleo. Trabajadores y trabajadoras que, ante la difícil situación, no pueden ni siquiera cuestionar su papel de meros explotados/as por el capital. El sistema intenta obligarnos a mostrar agradecimiento a los empresarios/as, convertidos por el sistema en benefactores de la sociedad. Es hora de repartir el trabajo y la riqueza, y que las personas trabajadoras puedan sentirse dueñas de su futuro.

 

marchas22m4.jpgNuestra juventud no tiene posibilidad de forjar un proyecto de vida digno con las actuales políticas y se ve abocada a buscarse la vida en el extranjero como antes hicieron nuestros padres y abuelos. Decimos NO a un sistema patriarcal que nos arrastra a épocas del pasado, quitándonos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, negándonos la capacidad para decidir sobre si queremos o no ser madres, provocando la vuelta a los hogares para dedicarnos a la crianza. Estamos sufriendo las políticas ejecutadas por el Gobierno del PP al dictado de la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), consistentes en el robo de derechos y el empobrecimiento generalizado de la mayoría social. Estas políticas que se fundamentan en el pago de una deuda ilegítima que no han contraído los ciudadanos y ciudadanas, son producto de la especulación bancaria y los excesos de los distintos gobiernos.

 

marchas22m5.jpgPrivatizan lo rentable mientras nos recortan el presupuesto en salud, educación, dependencia, transportes públicos, agua, energía, comunicaciones, servicios sociales, etc., lo que redunda negativamente en nuestros derechos ciudadanos. Se ríen de nuestros mayores que sufren una enorme pérdida de su poder adquisitivo, mientras ven cómo sus ahorros de toda la vida están secuestrados por la estafa bancaria de las preferentes y otros productos financieros delictivos. El Gobierno del PSOE, con el apoyo del PP, modificó el Artículo 135 de la Constitución para que se priorice el pago de la deuda frente a los derechos y necesidades de las personas. Lo justificaron diciendo que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades y que había que ser austeros, y por tanto, era imperativo recortar el déficit. Sin embargo, no ha habido ningún recorte a la hora de inyectar decenas de miles de millones de euros para salvar a los bancos y especuladores.

 

marchas22m6.jpgEstán aprovechando la crisis para recortar derechos. Estas políticas de recorte están causando sufrimiento, pobreza, hambre e incluso muertes, y todo para que la banca y los poderes económicos sigan teniendo grandes beneficios a costa de nuestras vidas. Porque nos han robado la libertad. Al capitalismo le sobran las libertades y los derechos de la mayoría social. Es un sistema que busca exclusivamente el beneficio privado de unos pocos, y que nos lleva inexorablemente a una catástrofe medioambiental y social de alcance incalculable. Para la mayoría social esta crisis-estafa está significando un gigantesco drama humano. Sin embargo, para una insignificante minoría supone un gran negocio. Y cuando se protesta, siempre obtenemos la misma respuesta: la represión y criminalización del sindicalismo de clase y de los movimientos sociales. Es un sistema que necesita la represión para mantenerse y que debe ser superado con la lucha en la calle.

 

marchas22m7.jpgLa descomposición del Régimen surgido de la Constitución del 78 se hace evidente debido a los mismos elementos presentes en su nacimiento, el cual tuvo lugar en contra del pueblo, está corroído por la corrupción y no tiene ninguna legitimidad. Los derechos y libertades nos han sido robados para favorecer los intereses de una minoría y asegurar sus beneficios, los mismos que nos han llevado a este estado de excepción social, a base de desmantelar la educación y la sanidad públicas, de reducir drásticamente las pensiones de nuestros mayores, de apoderarse de nuestras viviendas y de cerrar empresas, y despedir a miles de trabajadores y trabajadoras. Los distintos Gobiernos se sitúan fuera de la legalidad, convierten en negocios los derechos que tanto costaron conquistar y sustentan la corrupción, un hecho generalizado pero no independiente del sistema económico, que forma parte de la estructura misma de esta sociedad y es indispensable para su desarrollo. Tanto los corruptores como los que se dejan corromper forman parte de este sistema injusto de producción y distribución de la riqueza.

 

marchas22m8.jpgLlamamos a los pueblos a que ejerzan su soberanía, alzando su voz de abajo arriba, democráticamente, para construir un Proceso Constituyente que garantice realmente las libertades democráticas, el derecho a decidir y los derechos fundamentales de las personas. Desde la MARCHA DE LA DIGNIDAD 22M, consideramos que es importante articular una movilización unitaria, masiva y contundente contra las políticas que atentan contra los Derechos Humanos y la justicia social. Una movilización contra el pago de la deuda, por el empleo digno, por la renta básica, por los derechos sociales, por las libertades democráticas, contra los recortes, la represión y la corrupción, por una sociedad de hombres y mujeres libres, una movilización contra un sistema, un régimen y unos gobiernos que nos agreden y no nos representan. Exigimos, por tanto, que se vayan. Que se vaya el Gobierno del PP, y también, todos los Gobiernos que recortan derechos sociales básicos, todos los Gobiernos que colaboran con las políticas de la Troika. Por eso hacemos un llamamiento a llenar de dignidad y rebeldía la capital del Estado Español, Madrid, el próximo 22 de Marzo. Ese día llegaremos columnas de todas las latitudes de la Península a Madrid, y convocamos a los madrileños y madrileñas a salir a la calle e incorporarse a esa gran movilización de la mayoría social".

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2014 4 13 /02 /febrero /2014 00:00

"Los que manejan el miedo manejan el mundo"

(Pedro Ruiz)

 

"Los grandes acontecimientos someten infaliblemente a prueba las ideas, las organizaciones y los hombres"

(León Trotsky)

 

"El poder y la sumisión son la cara y la cruz de sociedades como la nuestra, empapadas en una locura colectiva que camina de forma convulsa y sin rumbo"

(Antonio José Gil Padilla)

 

"El capitalismo ha aburguesado a la mayor parte de la población, ha  echado raíces en las conciencias de la mayoría de las personas"

(José López)

   

 

 

Decididamente, una sociedad donde un banquero cobra 5,2 millones de euros anuales (como Francisco González, Presidente del BBVA), mientras existen millones de personas en el umbral de la pobreza, en paro, sin prestaciones, o con trabajos precarios, es una sociedad enferma. Pero no obstante, aún no se contempla un estallido social de cierta importancia. Existen, como no puede ser de otra manera, ciertos colectivos implicados en la defensa de sus derechos, que llevan organizando mareas, movilizaciones, huelgas, protestas y concentraciones más o menos ruidosas, con el correspondiente eco mediático. Y cuando los grandes delincuentes económicos son detenidos, lo más que ocurre es la concentración de algunos cientos de personas a las puertas de los Juzgados, para proceder a increparlo/a.

 

crimen_economico1.jpgCreo personalmente que la base del problema es que no tenemos conciencia, en nuestra sociedad actual, del crimen económico. No tenemos ese registro ni la gravedad del mismo en nuestro imaginario colectivo, no lo tenemos asociado a los grandes delitos que se pueden cometer contra la Humanidad. Por supuesto que en nuestro Código Penal están la estafa, la apropiación indebida, el fraude, la falsedad documental, y un montón más de delitos económicos, pero tenemos una asociación mental de ellos hacia los pequeños delitos, pero ...¿cómo valoramos socialmente la figura, por ejemplo, de un Miguel Blesa, que roba, estafa, engaña, manipula y vive a todo lujo como un auténtico parásito social a costa del ahorro y del sufrimiento de miles y miles de personas, a las que despoja de todos los ahorros de su vida?

 

Cuando el saqueo económico, la expropiación a la clase trabajadora y la corrupción del sistema se institucionalizan, tenemos un grave problema social. Mario Dragui, actual Presidente del BCE, en unas recientes declaraciones a The Wall Street Journal, reconoció que la Europa Social había finalizado, que no era sostenible. Esto se ha ido confirmando poco a poco, pues los Estados del Bienestar han ido disminuyendo de peso, y el empobrecimiento masivo se ha instalado como endémico en nuestra población. Por su parte, Intermon Oxfam, en su último Informe, ante la escalada de las desigualdades, advierte de que "a menos que se adopten soluciones políticas valientes que pongan freno a la influencia de la riqueza en la política, los gobiernos trabajarán en favor de los intereses de los ricos y las desigualdades seguirán aumentando". Y como consecuencia de esta política neoliberal europea, la Eurozona se ha consolidado como un espacio económico asimétrico de acumulación de capitales, donde las economías periféricas, como la de España, se verán condenadas a largos períodos sin crecimiento.

 

crimen_economico2.jpgLas políticas de austeridad desarrolladas por las élites europeas demuestran la hegemonía respecto al mundo del trabajo, que ha permitido romper las condiciones bajo las que se había creado el Estado del Bienestar. Como podemos comprobar un día si y otro también, la Eurozona no avanza en un proyecto político federal ni de cohesión social, y se mantiene únicamente en el terreno monetario, que junto a la libertad de capitales, bienes y servicios, configuran un gran mercado que facilita la dominación de unas clases sobre otras, además todo ello taimado bajo la aparente neutralidad de los mercados. Y bajo este caldo de cultivo, surgen iniciativas como la comercialización por parte de los banqueros de productos engañosos y fraudulentos, que están destinados únicamente a desposeer de recursos a la clase trabajadora, y aumentar el capital circulante para las élites financieras. Y esto es porque, a pesar de que continuamente estamos informados por los medios de comunicación de actos y decisiones contra los intereses de los más débiles y desfavorecidos, no tenemos realmente conciencia de la gravedad de los mismos.

 

Se nos mueve la conciencia ante, por ejemplo, una pequeña expropiación de productos en un supermercado, en una gran superficie que gana diariamente miles de millones en beneficios, que explota a su personal, y cuyos dirigentes aparecen también en los papeles de Bárcenas (véase cómo la complicidad de la clase dominante es casi perfecta). Pues nos escandalizamos ante esto, ante un simple acto de expropiación simbólica de un carrito de comida, de productos de primera necesidad, o de material escolar, para donarlo a personas necesitadas, pero en cambio no se nos mueve la conciencia ante el avieso despilfarro que la clase dominante ejerce de forma continua. Nos rasgamos las vestiduras si nos informan de asesinatos, secuestros, extorsiones, etc., pero en cambio vemos como "tolerable socialmente" (incluso democrático) todo el plantel de decisiones, reglamentos y decretos que están minando la vida de millones de personas en nuestro país, pues recortan nuestros derechos sociales, laborales, económicos, civiles y políticos.

 

crimen_economico3.jpgEl perfecto ejemplo lo tenemos en la práctica del escrache, donde muchas personas se escandalizaban ante la "violencia" de abordar a personajes públicos en su domicilio o en algún establecimiento, pero en cambio asistíamos con cierta complacencia o "normalidad democrática" a las criminales y crueles decisiones que dichas personas tomaban desde su escaño. Hemos llegado a la perversión social de considerar más grave sacar un carro de comida sin pagarlo de un supermercado, que una familia sea desalojada de su casa. Pero los ejemplos no acaban aquí, ya que nuestra legislación y nuestros gobiernos títeres del gran capital, permiten por ejemplo que empresas con pingües beneficios, como actualmente sucede con Coca-Cola, estén planteando el ERE y la deslocalización de parte de sus fábricas. Hemos de recuperar la visión social de la justicia, de la igualdad, de la cohesión social, que la crisis (mejor dicho, el capitalismo) también nos ha hecho perder el norte sobre esto.

 

Necesitamos recortar la distancia ética que existe, que tenemos como sociedad, entre un crimen que consiste en quitar, sesgar, mutilar, secuestrar la vida de otra persona, con respecto a aquél otro crimen que consiste en impedir que dicha persona pueda vivir con un mínimo de dignidad humana, privándole y eliminando paulatinamente todos los recursos a su alcance. Ambos crímenes son igualmente execrables. ¿Cómo es posible que se juzgue y condene a una persona por "enaltecimiento del terrorismo" si declara abiertamente la necesidad de emprender acciones violentas contra la clase dominante, pero en cambio no se considere delito verter opiniones y expresiones como que, por ejemplo, los salarios de los trabajadores/as deben ser recortados un 10%? Máxime teniendo en cuenta que quienes lo proponen, cobran como mínimo del orden de 50, 100 ó mil veces más que el promedio de la clase trabajadora.

 

crimen_economico4.jpgTodo ello ocurre porque no tenemos conciencia del crimen económico. Un crimen tan brutal como cualquier otro. Un crimen que se perpetra contra la Humanidad, a través de su progresiva desposesión, amparada en crueles e inhumanas leyes que degradan la vida humana hasta sus últimas consecuencias. Hemos de elevar el listón de lo que se conoce socialmente como crimen económico, y comenzar a catalogar ciertas decisiones políticas, así como cierto tipo de declaraciones, como pertenecientes a la categoría de "crimen económico", para así comenzar a dotarnos de la conciencia sobre la gravedad del camino a donde nos conducen las políticas que actualmente se están desarrollando, que constituyen velados atropellos contra la dignidad de la existencia humana. Hemos, en definitiva, de perfilar y definir perfectamente los límites del crimen económico, sus supuestos y condenas, e incluir todo ello en el Código Penal.

 

De esta forma, los dirigentes de la OCDE, del FMI, de la Comisión Europea, y de todos sus gobiernos títeres, estarían en la cárcel por crímenes de este tipo. En sentido general, por crimen económico debe entenderse cualquier acción que resulte en menoscabo de los derechos fundamentales y de la protección social de las personas, incluyendo las posibles manifestaciones que declaren abiertamente su apología. Sabemos que están recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el Pacto Europeo de Derechos Económicos y Sociales, y en la Carta Social Europea, entre otros muchos solemnes documentos, pero a la hora de la verdad, son papel mojado. Por cierto, lo mismo que nuestra Constitución.

Compartir este post
Repost0
12 febrero 2014 3 12 /02 /febrero /2014 00:00

"La guerra es ocupación más propia de bestias que de hombres"

(Juan Luis Vives, Humanista y Filósofo español, 1492-1540)

 

 

 

 

Iniciamos aquí esta serie de artículos, que va a estar dedicada, como su nombre deja intuir, a la filosofía agresiva e imperialista subyacente en la política de los Estados Unidos de América, considerado el país más poderoso del planeta, así como la primera potencia económica mundial (aunque ese ránking ya comienza a estar en declive). Como siempre, vamos a basarnos en distintas fuentes, que se irán citando en su momento, y bajo las cuales perfilaremos el dominio imperialista norteamericano, y la necesidad de huir de su yugo, de su ámbito de actuación, del grupo de sus "aliados", y de toda su influencia. Mucho ha llovido ya desde los tiempos de la llamada Guerra Fría, período de varias décadas que continuó a la Segunda Guerra Mundial, donde lejos de procederse a un cuidadoso y lento desarme mundial, fue utilizada por ambos bloques militares (la OTAN y el ya desaparecido Pacto de Varsovia) para endurecer la política espacial y armamentista. Y hoy en día, no sólo el poderío militar de EE.UU. es gigantesco, sino que lleva su filosofía colonialista e imperialista por todo el mundo, mediante el instrumento fundamental de la guerra.

 

eeuu11.jpgReproduciendo en escala ampliada esta dialéctica de violencia y barbarie coloniales, USA hoy en día asola a los pueblos del mundo, equipado con una gigantesca parafernalia imperial de Ejércitos, mercenarios, bases militares, bases navales, aviones, drones, arsenales químico-bacteriológicos, nucleares, sísmicos, genéticos, procónsules y gobiernos títeres. En palabras de James Petras: "El principio organizador de la barbarie imperialista es el concepto de guerra total. Total en el sentido de que 1) se aplican todas las armas de destrucción masiva; 2) toda la sociedad se convierte en objetivo; 3) se desmantelan, completamente, los aparatos civil y militar del Estado invadido, y se reemplazan por funcionarios coloniales, mercenarios y sátrapas corruptos y sin escrúpulos (...). Se pulverizan todas las organizaciones existentes de la sociedad civil y se las reemplaza con compinches del saqueo vinculados con el régimen colonial. Se desarticula la economía entera mientras se bombardean las infraestructuras elementales, tales como las referidas al agua, electricidad, gas, carreteras y sistemas de saneamiento, junto con las fábricas, las oficinas, los lugares del patrimonio cultural, los campos cultivados y los mercados".

 

eeuu12.jpgEsta barbarie corporativa actual es una espiral irreversible del capitalismo mundial que se traduce en las actuales oleadas de miseria, exclusión social de pueblos enteros, desempleo, violencia en todas sus modalidades, enajenación, destrucción ambiental, corrupción, narcotráfico y desarrollo de mafias capitalistas con intereses geopolíticos; terrorismo transnacional de Estado, sofisticadas estructuras de espionaje (a las que nos referiremos en su momento con más profundidad), cárceles clandestinas diseminadas por todo el planeta, legalización de la tortura, tráfico de seres humanos y de sus órganos, armamentismo, "intervenciones humanitarias", guerras de recolonización como las de Iraq, Afganistán, Palestina y Libia, entre otras muchas; uso de armas químicas y bacteriológicas, despotismo, neofascismo y procesos crecientes de racismo, xenofobia, fundamentalismo, dictadura mediática, prepotencia política, oscurantismo sistémico y absoluta mercantilización material y espiritual, tanto en las metrópolis capitalistas como en los países recolonizados...¿cree el lector que exageramos?

 

eeuu13.jpgBajo el predominio de esta civilización de la barbarie, mayormente de EE.UU., de sus socios y sus satélites, se viene desplegando durante el siglo XXI una de sus formas más agresivas y crueles: el complejo terrorismo trasnacional de Estado contra los seres humanos (trabajadores, pueblos, mujeres, grupos étnicos y sociales minoritarios) y la Naturaleza, y bajo la falsa coartada de la "lucha contra el terrorismo internacional" (del que ellos son los primeros instigadores), han instaurado Estados policiales cuyas políticas fascistoides están dirigidas a acabar con las resistencias, rebeliones y disidencias populares y proletarias. Como fiel perro guardián del capitalismo mundial, se creen con derecho a desplegar todo tipo de injerencias en los países soberanos que intentan derrocarlo, e implantar otros sistemas sociales y económicos más justos y humanos. Por lo mismo, la mayor estupidez es decir que EE.UU. es la mayor democracia de la tierra, siendo en realidad una democracia bárbara fascistoide donde la plutocracia de dos partidos de las corporaciones transnacionales ejercen un dominio férreo sobre el sistema político estadounidense, y donde los neoconservadores con el actual Presidente, Barack Obama, administran la decadencia del Imperio norteamericano, y son testigos de cómo ésta "abotargada bestia de movimientos torpes, ebria de su propia propaganda de superioridad moral, espiritual, militar, social y material, se precipita hacia el abismo".

 

eeuu14.jpgEn este contexto, en la democracia imperialista, particularmente la estadounidense, la situación de los Derechos Humanos es crítica, porque están regidos por principios y políticas de corte fascista, y por el terrorismo de Estado interno y externo (como la aplicación de leyes extraterritoriales, violaciones constantes del Derecho Internacional, amparo a la práctica de las torturas y de los crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad, criminalización de los movimientos y resistencias sociales, militarización de la vida ciudadana, control policíaco de la sociedad, golpes de Estado, guerra química, bacteriológica, sísmica, genómica, genocidio y ecocidio, o crimen contra la Naturaleza). Curiosamente, USA es el país que más beligerancia y acoso practica con los países que se han enfrentado al sistema capitalista, y han intentado una migración al socialismo real. Sin ir más lejos, continúa el criminal bloqueo económico contra Cuba desde hace más de medio siglo, y está detrás de todos los cómplices ataques a las democracias socialistas de Venezuela, Ecuador o Bolivia, entre otros países. Pero sólo hemos esbozado el tema. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
11 febrero 2014 2 11 /02 /febrero /2014 00:00

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa en los acontecimientos políticos, no sabe que el costo de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de las decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece...diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos, que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales"

(Bertolt Brecht)

 

 

 

 

 

republica41.jpgUna vertiente importantísima de la República, como ya avanzábamos en el artículo anterior, es la que tiene que ver con la maximización de la Democracia. Si nos remontamos a períodos anteriores de nuestra Historia reciente, veremos cómo efectivamente los períodos republicanos han sido los períodos de una democracia más avanzada, aunque esto sea negado continuamente por la derecha política, social y mediática que nos gobierna. Y es que la Democracia ha de ser integral, real, completa, acabada, en una palabra y como solemos decir en Andalucía: cabal. Y la democracia real no puede prescindir del pluripartidismo, del sufragio universal, de la libertad de opinión, de la libertad de prensa, de la libertad de manifestación, de reunión y de asociación, pero tampoco puede prescindir del cumplimiento estricto de los programas electorales, de la revocabilidad de los cargos públicos, de los referéndums populares, de las iniciativas legislativas, de las leyes electorales justas, de la separación efectiva de todos los poderes, y sobre todo, de la elegibilidad de todos los cargos, comenzando por el del propio Jefe del Estado.

 

republica42.jpgNo es posible una República Democrática sin el control de los gobernantes por parte del pueblo, donde únicamente se vote cada x años, donde los votos populares se conviertan en un cheque en blanco para dirigir la política hacia donde convenga a los gobernantes. En palabras de José López: "La democracia real dará la máxima prioridad posible a la democracia directa, maximizará el poder popular, el cual deberá aumentar continuamente con el tiempo. La democracia real se realimentará a sí misma. En una democracia real se alejará el fantasma de la involución. La humanidad avanzará (incluso acelerará su evolución) no sólo tecnológicamente, no sólo científicamente, no sólo materialmente, sino que sobre todo socialmente, políticamente, económicamente, moralmente. Pero la democracia real no caerá del cielo, las clases populares deberán conquistarla". Queremos por tanto traer una República Democrática.

 

republica43.jpgEn el nuevo Proceso Constituyente que estamos planteando desde la izquierda, que nos llevará a la Tercera República, surgen como corolarios del carácter republicano del Estado, toda una serie de elementos que deben ser contemplados expresamente en la nueva Carta Magna Republicana, en la nueva Ley de Leyes, es decir, en la nueva Constitución Federal de la República Española. Y se trataría, como ya hemos venido comentando, de explicitar en esa nueva Constitución todos los derechos de la ciudadanía, entendidos en el sentido más rico del nuevo constitucionalismo posterior a la Segunda Guerra Mundial: derechos políticos, derechos civiles y derechos sociales (Titmus). Sin ánimo de ser exhaustivos, reseñamos a continuación algunos de los que nos parecen más destacables, quizá por su carácter novedoso o porque pretenden resolver problemas planteados a lo largo de este último período "democrático". Son los siguientes:

 

1.- La Paridad. Los derechos de las mujeres no se garantizarán de manera efectiva si no se establece la obligación constitucional de respetar escrupulosamente la paridad en la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos, de forma que se garantice su cumplimiento en el acceso a las funciones y cargos públicos. Los poderes públicos deberán adoptar para ello las oportunas medidas de acción positiva.

 

republica44.jpg2.- Reforma de la Ley Electoral. La democracia representativa requiere toda una serie de cambios para empezar a ser creíble y respetada por los ciudadanos/as.     Los lectores interesados en profundizar en este tema, pueden consultar el artículo "Reforma de la Ley Electoral" en este mismo Blog, así como el documento de Reforma Electoral propuesta por Izquierda Unida. Proponemos a continuación algunos de los cambios que deberían recogerse en torno a esto:  

 

2.1.- Erradicación del Transfuguismo. El/la representante que haya sido elegido/a para el ejercicio del cargo público en cualquier Institución por los votos de los ciudadanos/as a una determinada fuerza política, y durante el mandato cambia de opción, deberá ser revocado, pues los electores tienen el derecho a no ser defraudados. En este sentido deberá arbitrarse algún mecanismo corrector de la prohibición del mandato imperativo y de la imposibilidad de desposeer al representante de su escaño aunque abandone la formación política por la cual salió elegido. A tal efecto, pensamos que podría plantearse la revocación del mandato mediante iniciativa popular, o bien la previsión legal de las circunstancias en que un representante elegido puede verse privado de su escaño.

 

2.2.- Voto de los inmigrantes. Los ciudadanos/as residentes de forma estable en España, al margen de su nacionalidad de origen, deben tener derecho al ejercicio del voto en todos los ámbitos, desde el local al federal. Si tienen la obligación de pagar impuestos y estar sujetos a las leyes en función de su criterio de residencia, también debe ser este criterio y no el de su nacionalidad el que deba ser tenido en cuenta a la hora del ejercicio del derecho político de participar mediante el voto en las convocatorias electorales, tanto a título de elector como de elegible.

 

republica45.jpg2.3.- Reparto proporcional de los escaños. La proporcionalidad directa debe ser garantía del escrupuloso respeto a la voluntad popular y del pluralismo político en el ámbito institucional. Apostamos, en este sentido, por la abolición del actual Sistema D'Hont (fórmula que calcula y asigna actualmente el reparto de escaños en función del número de votos de cada formación política), y su sustitución por otro sistema más justo y democrático. Quizás podría establecerse un sistema como el Hare, que no penaliza a las formaciones de ámbito estatal más pequeñas, así como un sistema de atribución de escaños por resto de votos, para evitar que existan votos que no cuenten en el sistema.  

 

2.4.- Cambio de la circunscripción electoral. Pensamos que la provincia no debe ser el ámbito de la circunscripción electoral, como lo es actualmente. En la medida en que la nueva Constitución decida abolirla como realidad territorial, debe atribuirse a las comarcas y/o a las organizaciones territoriales federadas el carácter de circunscripción electoral para los representantes en las Cortes Generales (Congreso y Senado). Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías