Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
25 septiembre 2013 3 25 /09 /septiembre /2013 23:00

Comenzamos aquí una breve serie de artículos, donde como indica su nombre, vamos a ocuparnos del tema de las pensiones, sobre todo, intentando desmontar las medias verdades, mentiras completas y absurdas falacias que se han vertido sobre este tema por parte de la derecha política y mediática de este país. Además de nuestras propias impresiones, y de variada documentación publicada en diferentes medios, nos vamos a basar en un reciente informe publicado por 25 de nuestros mejores economistas críticos, que se puede consultar en este enlace, y donde participa gente tan valiosa como Juan Francisco Martín Seco, Jose Luis Monereo, Vicenç Navarro, Adoración Guamán, Juan Torres López, Héctor Illueca, o Alberto Garzón, entre otros muchos.

 

pensiones11.jpgY como decimos, vamos a desmontar todo el argumentario propuesto por el informe de expertos delegados por el Gobierno del PP para estudiar y realizar propuestas sobre este tema, y donde el Ministerio de Empleo está basándose para implantar su reforma de las pensiones. Pues bien, lo primero que se viene argumentando desde hace mucho tiempo, al igual que para otras muchas materias que quieren abolir, es que el Sistema Público de Pensiones (en adelante, SPP), tal como está enfocado actualmente, es insostenible. Y desde ese punto de vista, utilizan términos como "ahorro", y otros que pretenden inculcar en la ciudadanía que el SPP es una carga para la sociedad, y que no podemos mantenerlo. Y lo primero que tiene que tener claro la ciudadanía es que reducir las pensiones no es una medida que sirva para combatir la crisis económica (al igual que reducir los salarios, por ejemplo), sino que implica un paso más en el progresivo desmantelamiento que se está realizando al ya maltrecho y nunca bien ponderado Estado del Bienestar.

 

pensiones12.jpgDesde este punto de vista, afirmamos que la sostenibilidad del SPP es un problema de voluntad política, no es un problema económico. Y esto es importante, no sólo porque ya intencionadamente se vierte sobre la ciudadanía un prejuicio sobre el tema, sino porque además, el enfoque para la solución del mismo depende de cómo realicemos el planteamiento. Se nos intenta proyectar e infundir la idea de que detrás de la supuesta insostenibilidad de las pensiones sólo hay un problema técnico, cuando el verdadero problema es político, concretamente, de falta de voluntad política para encararlo y darle una solución. Detrás por tanto de los planteamientos demográficos,  de la necesidad de ahorro, y de los indicadores poblacionales, sólo hay mentiras y falacias para justificar la necesidad de actuar como pretenden. Con esto no queremos decir que el SPP haya de ser intocable, pues todo es mejorable y reformable con el tiempo, nuestras sociedades son dinámicas y deben adaptarse a los tiempos, pero sin perder de vista el necesario componente de justicia social y de redistribución de la riqueza, que es lo que ellos quieren anular.

 

pensiones13.jpgSe pretende enfocar el tema como una insuficiencia de medios y recursos para poder sostenerlo en el tiempo, enfocando el problema sólo en los productores y en los beneficiarios, sin tener en cuenta otros factores. A ellos les aplican curiosas leyes demográficas, que por supuesto no están demostradas, para obtener la conclusión de que el SPP es insostenible en el tiempo tal y como lo disfrutamos ahora, por lo cual y bajo la bandera de su no congelación (esto lo promete un gobierno que tiene la credibilidad por los suelos), proponen una ínfima subida del 0,25% constante, desligándola de las posibles subidas del IPC (Indice de Precios al Consumo), y creando una serie de indicadores nuevos, que iremos comentando, para tener en cuenta también y proyectar la esperanza de vida de los ciudadanos y su relación con el SPP. Ya no les valen las medidas que se han tomado para retrasar la edad de jubilación, y aumentar los tiempos de cotización, que son injustas por sí mismas, pues en muchos casos convierten en imposibles el disfrute de la pensión completa a una buena parte de la ciudadanía. También nos cuentan la milonga de que no es posible que con esperanzas de vida crecientes en todos los países occidentales, incluído el nuestro, la proyección del SPP se mantenga constante, con niveles y tasas de población activa que no se proyectan en el tiempo de igual forma, y que por todo ello, no hay recursos para mantenerlo en el tiempo.

 

pensiones14.jpgBajo planteamientos aparentemente técnicos, intentan disfrazar las auténticas motivaciones ideológicas que justifican sus propuestas. No hay ni una sola verdad en lo que nos cuentan, salvo que la esperanza de vida aumenta con el tiempo, afortunadamente, lo cual es señal de que conseguimos vivir más tiempo por los avances de la medicina, y el cultivo de la civilización del ocio en nuestros mayores. Todo lo demás son patrañas que nos cuentan para hacernos desviar la mirada a factores engañosos. El auténtico problema está en la distribución de la renta (factor de reparto social) y en cuánto se produce (factor de reparto generacional). Pero los intentos de destruir el SPP vienen de muy lejos, pues las entidades financieras y similares intentan sacar provecho del suculento pastel que les ofrecen los Sistemas Privados de Pensiones. De hecho, hace ya muchos años que se vierten numerosos informes, patrocinados por las Fundaciones de Estudios de la gran banca privada (Santander, BBVA, etc.) para intentar demostrar sus argumentos, y meter el miedo a la sociedad, sobre todo a las personas de edad madura,  para que vayan corriendo a firmar planes de jubilación privados.

 

pensiones15.jpgEl caso más paradigmático de dichos informes lo tenemos en uno que se publicó a mediados de la década de los años 90 del siglo pasado, cuando la Fundación BBVA contrató a 34 sabios, expertos economistas, y técnicos en diferentes materias (siempre a su servicio, claro está, es decir, en la defensa de los intereses de la gran banca), para que elaboraran un informe lo más convincente posible sobre el supuesto problema, y sus posibles soluciones. Querían que quedara muy clara la inviabilidad del SPP. Trabajaron durante 20 meses para llegar a la conclusión de la imposibilidad de sostener el SPP si no se reformaba. El resultado de sus cálculos consistía en el pronóstico de que para el año 2000 el desajuste entre ingresos y gastos de la Seguridad Social habría aumentado en una cantidad equivalente al 2% del PIB. ¿Cataclismo?, ¿Quiebra de la Seguridad Social? Lo cierto es que el año 2000 llegó y no se produjo prácticamente nada de lo que pronosticaron. De hecho, se registró un superávit del 0,4%. Al igual que el FMI, la OCDE y el resto de Organismos Internacionales que lo jalearon, quedaron en el más absoluto ridículo.

 

Se pueden citar muchos más ejemplos, prácticamente cada pocos meses encargan uno nuevo, que demuestan las falacias de sus premisas, y de sus conclusiones. La argumentación de todos estos informes era similar: el incremento de la esperanza de vida y la baja tasa de natalidad dibujaban una pirámide de población que haría inviable en el futuro el sistema público de pensiones. Vaticinaban que en un determinado número de años se produciría la quiebra de la Seguridad Social. El tiempo ha ido transcurriendo y hemos llegado a las fechas fijadas sin que se cumpliese ninguno de sus pronósticos, lo que parece natural ya que no tuvieron en cuenta determinados factores tales como la incorporación de más mujeres al mercado laboral, o el incremento en el número de inmigrantes. El estrecho encuadre de las proyecciones demográficas y el hecho de considerar solo la población total no pueden constreñir el complejo problema de la viabilidad de las pensiones. Hay que tener en cuenta otros muchos factores, que iremos desgranando en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
24 septiembre 2013 2 24 /09 /septiembre /2013 23:00

Después de tantas y tantas entregas de esta serie de artículos, cada vez debemos tener más claras las razones para lanzar un nuevo Proceso Constituyente. Pero continuamos aportando más. Durante un largo período que va desde 1978 hasta principios de este siglo XXI, la Constitución Española ha sido considerada un tótem sagrado, intocable, y fuente ineludible de solución para todos los problemas que se presentaran en el país. Se ha venido practicando, podemos decir, una especie de fundamentalismo constitucionalista, pese al cual, los dos partidos gobernantes en el Estado Español, PP y PSOE, no han tenido inconveniente en pactar reformas parciales, tales como la practicada en 1992 para satisfacer las exigencias del Tratado de Maastricht, o la del cambio del Art. 135, realizada en 2011, para introducir la prioridad del pago de la deuda frente a cualquier otro gasto social.

 

proceso_constituyente141.jpgLa imagen que se da es que para los asuntos que se adaptan a su filosofía neoliberal, la Constitución es cambiada sin ningún problema y rápidamente. En cambio, la blindan ante cualquier propuesta que pueda suponer avances y progresos sociales, así como las que se refieren al modelo de Estado y territorial. La Constitución se ha convertido en el pretexto perfecto para echar por tierra todas las reivindicaciones de las minorías, con aquello del famoso consenso necesario para poder cambiarla. Y así llevamos más de tres décadas. Es obsceno que hablen del “marco de convivencia que nos hemos dado entre todos” para referirse a una Constitución que es papel mojado, pues su articulado principal no se cumple, así como excusa principal para el inmovilismo político. Y ha sido precisamente la movilización en la calle, cuando la gente se ha dado cuenta de que son los Gobiernos los que se sitúan en la clara ilegalidad, al incumplir de cara a la ciudadanía los derechos que se le otorgan a ésta en la propia Carta Magna.

 

proceso_constituyente142.jpgHa sido la nueva rebelión de los estudiantes indignados, de los parados, de los pensionistas, de las mujeres, de los jóvenes con empleos precarios, de los empleados públicos, etc., hartos de las actuaciones especulativas y corruptas de los gobernantes y los banqueros, la que ha manifestado la necesidad imperiosa de acabar con la gran estafa perpetrada por el capital contra los trabajadores y los ciudadanos en general, cuando se amparan en una Constitución que proclama derechos democráticos para luego conculcarlos en la práctica diaria. Se reclama desde esta ciudadanía harta la necesidad de alumbrar un nuevo proyecto político construido desde abajo, con su activa participación, que tenga como objetivo impedir a los de arriba seguir cometiendo las gravísimas agresiones sociales que el sistema capitalista viene realizando sin escrúpulos contra países, pueblos y personas.

 

proceso_constituyente143.jpgPero ya no nos basta la insuficiente vía reformista de la Constitución. Desde las fuerzas del bipartidismo pretenden hacernos creer que con cambiar un par de artículos de la misma, y reforzar el papel y la financiación de las Autonomías, ya estará el problema arreglado. No debemos dejarnos engañar. El problema es de agotamiento del propio sistema, del marco jurídico-normativo que se queda estrecho para cumplir con los derechos sociales y laborales, y a la vez servir de instrumento al capital en esta nueva agresión que representa la actual crisis. La Constitución ya no sirve, ya ha dejado de ser un instrumento útil, y además, no fue votada por gran parte de la población española que aún no era mayor de edad en 1978. Ya basta de fáciles pretextos y vanas excusas, no queremos esta Constitución, queremos y necesitamos una nueva Constitución, que defina un nuevo Modelo de Estado (Republicano) y un nuevo Modelo Territorial (Federal).

 

proceso_constituyente144.jpgPero no habrá cambio de sistema sin la configuración de una nueva mayoría social que defina una nueva correlación de fuerzas favorable a los intereses de las clases populares, de la clase obrera, dispuesta a configurarse como sujeto político y protagonista colectivo para elaborar, aprobar y defender desde abajo un nuevo orden político y social plasmado en un nuevo ordenamiento jurídico cuya piedra angular sea la nueva Constitución. Actualmente, la crisis económica y todas sus manifestaciones, el retroceso en la consecución del Estado del Bienestar, el descrédito de la actividad política por su alejamiento de las preocupaciones reales del pueblo, y los múltiples casos de corrupción en general, y de la Institución Monárquica en particular, así como de la radicalización de los nacionalismos, tanto los periféricos como el españolista, han precipitado las cosas, de forma que se impone dirigir todos nuestros esfuerzos para converger en el nuevo Proceso Constituyente, y migrar hacia un auténtico Estado Federal, con las características de republicano, plurinacional y solidario.

 

proceso_constituyente145.jpgPorque la España de hoy ya no es la de 1978, se han ido produciendo nuevos y graves fenómenos, tales como: la incorporación de España a la Unión Europea, el fenómeno masivo de la inmigración, la globalización del dominio capitalista e imperialista, la configuración de derechos de tercera generación, las crecientes demandas de participación ciudadana, nuestra adhesión al Euro como moneda común, los innumerables casos de corrupción política y empresarial descubiertos a lo largo de este largo período, y la actual crisis multifacética (económica-social-política-territorial-energética-ecológica-alimentaria), que ha acabado con el espejismo de la abundancia proporcionada por el capitalismo popular, y ha precipitado el descrédito y la inoperancia de un sistema incapaz de ofrecer otra salida que no sea la de imponer a los ciudadanos un ajuste durísimo, en aras del eufemismo de la famosa austeridad, y como consecuencia de todo ello, un paro masivo, crónico e insufrible, una precariedad laboral y vital generalizadas, fenómenos amplios de pobreza y exclusión social, desahucios, incremento de las desigualdades sociales, y la expropiación de los bienes, derechos y servicios públicos.

 

Además, el pueblo español está viviendo cada vez con mayor claridad su pérdida de soberanía en todos los aspectos, a favor de la oligarquía político-financiera personificada por la Unión Europea y sus Organismos y representantes, pero en verdad liderada por Alemania y el Bundesbank, que son quienes realmente toman las decisiones importantes, y nos las imponen a través de los gobiernos de turno, que actúan como imprescindibles correas de transmisión de sus postulados y dogmas neoliberales. Sólo mediante la ambiciosa propuesta del Proceso Constituyente, de la visión clara y concisa de la recuperación de la soberanía popular, se podrá ir generando una nueva hegemonía social, un empoderamiento ciudadano, una alternativa popular, un nuevo sujeto político mayoritario, que sea portador de un nuevo e ilusionante proyecto político que nos lleve por fin a buen puerto. Continuaremos en siguientes entregas. 

Compartir este post
Repost0
23 septiembre 2013 1 23 /09 /septiembre /2013 23:00

Como muy bien ha dicho nuestro compañero Julio Anguita en una de sus últimas conferencias en torno a la III República, “…La República no vendrá sola…tenemos que traerla…¿pero qué República queremos?”. Con la perspicacia que le caracteriza, nuestro compañero nos pide que desde todos los segmentos y fuerzas que representamos a la izquierda política y social en nuestro país, y a toda la ciudadanía que se rebela ante la situación actual, reflexionemos en torno a qué proyecto político queremos, a su alcance y su dimensión, y a no quedarnos únicamente en que queremos “la república”. En caso contrario, y parafraseando a Anguita, “…corremos el riesgo de que nos la traigan…”. En el presente artículo vamos a reflexionar un poco al hilo de esta cuestión.

 

En efecto, mucho hemos discutido en artículos nuestros y de otros blogs afines, proclamando la necesidad de una nueva Constitución Federal, guiada por ese Proceso Constituyente que lleve a buen puerto las aspiraciones de soberanía, dignidad, libertad y justicia social de nuestro pueblo. Y hemos hablado de Federalismo, y de Republicanismo. Hasta aquí no hay, al parecer, ninguna duda. Pero no debemos quedarnos en la superficie. También hemos proclamado muchas veces que sólo con tener una nueva Constitución Federal y Republicana no se nos garantizará que el sistema vele y haga cumplir todos los derechos humanos, sociales, laborales, políticos y culturales, objetivos y subjetivos, colectivos e individuales, de la ciudadanía. Necesitamos mecanismos que permitan cumplir dichos objetivos, mecanismos formales descritos en la propia Constitución, y sobre todo, necesitamos un cambio en nuestro repertorio de valores.

 

El capitalismo neoliberal, sobre todo en sus más agudas fases, como la que estamos viviendo desde hace más de un lustro, nos inocula poco a poco una serie de valores a los que hace falta renunciar, para construir nuevos valores que se inserten en nuestro imaginario colectivo, y nos hagan pensar, actuar, producir, trabajar y consumir de otro modo. Valores de la izquierda clásica, mezclados con valores de más reciente aparición, deben formar un nuevo mosaico de conductas, prácticas y creencias situadas en la vanguardia del Socialismo del siglo XXI. De este modo, el Feminismo, la Democracia Económica, el Pacifismo, la Ecología, el Cooperativismo, la Democracia Participativa, el Desarrollo Sostenible, la Ética Empresarial, el Respeto a lo Público, entre otros muchos, deben ser valores a considerar para el nuevo sistema político y social a que aspiramos.

 

Vamos a recoger a continuación las principales dicotomías que debemos tener en cuenta en la nueva escala de valores:

 

1.- Frente a Individualismo, Solidaridad. Frente al demencial y egoísta cultivo al individualismo, y a la creencia del destino y responsabilidad sólo sobre nosotros mismos, debemos cultivar el respeto a lo público, a lo colectivo, a lo de todos. Y debemos volver a dotar al Estado del tamaño y la capacidad para ser el garante fundamental para cumplir y hacer cumplir los derechos fundamentales y libertades públicas de toda la ciudadanía.

 

2.- Frente a Competividad, Cooperación. Debemos desterrar todo lo relacionado con la competitividad, tanto personal como empresarial, y centrarnos en realizar cada uno de nosotros aquello para lo que está más capacitado, y no aquello que puede dejarnos una mayor rentabilidad económica. Debemos abandonar los criterios de competitividad en todas las actividades humanas, desde la Educación básica hasta los ambientes en los centros de trabajo. La competitividad es insana e indecente. Impide que el ser humano se concentre y disfrute de aquéllas actividades que realmente le proporcionan sus necesidades básicas, o simplemente el placer de llevarlas a cabo.

 

3.- Frente a Supremacía del Capital, Bienestar y Dignidad en el trabajo. Esto es, política de sueldos mínimos, pensiones mínimas y sueldos máximos decentes, tanto en el ámbito público como en el privado. Impedir la explotación y la precariedad laboral. Con ello también se reactiva el consumo, que a su vez actúa como correa de transmisión para reactivar el empleo y la riqueza colectiva. Reparto del trabajo y redistribución de la riqueza son valores en sintonía con lo que estamos argumentando.

 

4.- Frente a Patriarcado, Igualdad y Paridad. Frente a la filosofía que ataca a la mujer durante siglos, que la considera un instrumento al servicio del sistema patriarcal y heterosexual, debemos cultivar los valores del feminismo transversal, aplicado a todos los ámbitos de nuestra vida. Renunciar al patriarcado, fomentar la igualdad entre sexos, reconocer todos los derechos al mundo homosexual, incorporando además a la mujer en todos los ámbitos de decisión, son valores en este sentido.

 

5.- Frente a Acumulación de Capital y Crecimiento Económico, Desarrollo Sostenible y Democracia Económica. Es decir, frente al paradigma del crecimiento desmedido, mirando únicamente al PIB y a la renta per cápita nacional, sin tener en cuenta otros factores, y por tanto fomentando las desigualdades sociales, debemos introducir el valor de la sostenibilidad en todos los ámbitos, esto es, en los ámbitos económico, humano y medioambiental. Hoy en día, no podemos separar la Economía de la Ecología, ni pensar en modelos productivos que no tengan en cuenta el desarrollo sostenible, o el respeto a los recursos naturales.

 

6.- Frente a Guerra, Paz y Entendimiento de todos los pueblos. El valor de la guerra y del imperialismo como instrumento para solucionar los conflictos nacionales e internacionales debe ser desechado, fomentando los valores de la solidaridad, de la cooperación, de la diplomacia, del entendimiento, y de una organización más democrática del mundo actual. La reconversión de la ONU, la desaparición de la OTAN y de todas las bases militares norteamericanas deben estar en el horizonte para alcanzar dichos objetivos. Habremos conseguido un mundo más seguro, más humano y más justo.

Compartir este post
Repost0
18 septiembre 2013 3 18 /09 /septiembre /2013 23:00

De entre todas las iniciativas solidarias que se han creado recientemente, a la luz de la devastadora crisis económica y social que padecemos, traemos aquí una que nos parece muy especial. Se trata de la Asociación "Ángeles Malagueños de la Noche", definida pura y simplemente como "Asociación de Ayuda al Necesitado", y de cuya página web oficial (www.angelesdemalaga.org) vamos a rescatar la información que presentamos aquí. Se definen como una Asociación (ONG) apolítica, no confesional y sin ánimo de lucro, lo cual ya nos está diciendo bastante sobre sus principios. Constituida a finales de 2007, atiende cada día aproximadamente a unas 1.500 personas, sin que tengan que entregar ningún documento, que se encuentran bajo el umbral de la pobreza, suministrándoles alimentos básicos, y repartiendo desayunos, almuerzos y cenas durante todos los días del año.

 

angeles_noche1.jpgSu lema es "Para todo ser humano sin distinción, una alimentación digna", y en ello han puesto su empeño, gracias a la inestimable ayuda y colaboración de un montón de socios, colaboradores, voluntarios (más de 200), protectores y personas anónimas que contactan con esta Asociación. Inscrita en la Federación Andaluza de Asociaciones, y en la Plataforma del Voluntariado, dispone de un convenio de colaboración con la Universidad de Málaga (UMA), pero no está subvencionada por ninguna entidad oficial. Diariamente atienden a personas que por lo general viven en la calle, o bien en condiciones muy precarias. Actualmente, los pequeños comercios de la ciudad son los que abastecen mayoritariamente de alimentos diversos a esta Asociación, para que pueda llevar a cabo su cometido: panaderías, confiterías, almacenistas, empresas del ramo de la alimentación en general, el Banco de Alimentos (BancoSol), el F.E.G.A. (alimentos proporcionados por la Unión Europea), pero sobre todo, gente anónima que se acerca a las dependencias de esta Asociación, y dona altruistamente los alimentos que terceras personas necesitan.

 

angeles_noche2.jpgLa Asociación Ángeles Malagueños de la Noche, tiene como misión y objetivos los siguientes:


1.- Proporcionar una comida digna a los más necesitados.

   

2.- Crear una despensa de alimentos para dar solución a familias sin recursos económicos que no pueden comprar o acceder a los productos alimenticios básicos de primera necesidad.
   

3.- Promover campañas de sensibilización dirigidas a la opinión pública a través de los medios de comunicación para que conozcan y colaboren con la Asociación.
   

4.- Participar en la organización de actividades o eventos que permitan obtener el mayor número de donaciones con objeto de mantener la logística y reserva de alimentos y menajes.

 

angeles_noche3.jpgGrandes empresas como Lepanto, Prolongo o Cruz Roja Española son colaboradoras de este proyecto, y como hemos indicado, muchas empresas del pequeño comercio malagueño. En definitiva, una Asociación de ayuda a los más débiles y necesitados, pero a la antigua usanza, que en tiempos como los actuales vuelven a ser tan útiles (quizá nunca han dejado de serlo) como las mayores, y que mediante la experiencia del voluntariado, da la oportunidad a toda persona de sentirse útil para los demás, y de practicar una experiencia llena de valores, enriquecedora por estrechar lazos de amistad, fomentar la cercanía personal y ciudadana, intercambiar sentimientos y llevar a la práctica el concepto de solidaridad al más puro estilo, que consiste simplemente en el amor al prójimo sin considerandos ni distingos de raza, color ni credo. Básicamente, poner en práctica esa Ley Natural que reza así: "Cuando se tiene, se da. Cuando se necesita, se pide".

Compartir este post
Repost0
17 septiembre 2013 2 17 /09 /septiembre /2013 23:00

España ha perdido unos cuantos puestos (del número 22 del anterior Informe al 38 actual) en el Informe sobre Felicidad Mundial cuya segunda edición acaba de publicar Naciones Unidas. Este Informe mide el grado de bienestar y de felicidad de 156 naciones del mundo, con el supuesto objetivo de servir como guía y tendencia para las políticas públicas de sus respectivos Gobiernos. Este ranking mide para su realización seis variantes: el producto interior bruto per cápita, las posibilidades de llevar una vida saludable, el respaldo social, la libertad personal para tomar decisiones vitales, la ausencia de corrupción y la generosidad. Como señala el Informe, la Felicidad es importante no sólo por sí misma, sino porque garantiza una mayor esperanza de vida, ser más productivos, tener sueldos más altos y ser mejores ciudadanos. En términos generales, y según este Informe y sus indicadores, la Felicidad media del planeta se encuentra en un modesto 5,1 sobre 10.

 

informe_felicidad4.jpgParece que el capitalismo, como sistema económico dominante en el mundo, es también incompatible con la Felicidad. ¿Y quiénes son los más felices del mundo según este Informe? Pues como era de esperar, en esta segunda edición continúan los primeros en el ránking los países nórdicos (Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia, etc.). Curiosamente, los Estados Unidos han pasado del puesto 23 al 17. En general, los PIIGS europeos estamos cada vez peor, y en ese grupo, Grecia ha sido el país que ha experimentado una mayor bajada en el ránking, seguida por España, Italia y Portugal. ¿Hay alguien que se sorprenda de este hecho? En la cola de la lista figuran, sobre todo, países africanos. Debemos decir en primer lugar que esto de la supuesta "medición" de la Felicidad es algo muy complicado, porque ante todo, la Felicidad es una actitud vital del ser humano.

 

informe_felicidad3.jpgRecomiendo a mis lectores el artículo publicado en este mismo Blog en la Sección de Psicología, que se titula "La Felicidad como un destino: el falso concepto". Allí explicamos básicamente cómo la Felicidad no puede entenderse como un recorrido, como una meta a alcanzar, porque siempre habrá "piedras" en ese camino que nos harán perder o retrasar la consecución de la misma. La Felicidad, por tanto, ha de ser entendida no como un destino, no como un objetivo, sino como un estado personal, íntimo, como una actitud ante la vida. La Felicidad, por tanto, está en el propio trayecto vital, y como tal debe ser estudiada, aplicada y entendida. Y en este sentido, los países mediterráneos tenemos a nuestro favor para la causa de la Felicidad nuestro estilo de vida, más abierto, más alegre, más desenfadado.

 

informe felicidad1No obstante, y volviendo al citado Informe, pensamos que el grado declarado de Felicidad, así como otros indicadores subjetivos, son los que deberían en primer lugar medir el grado de bienestar social de los países, de las sociedades, de los pueblos. Hasta ahora, el tan cacareado "progreso social" se ha venido midiendo y observando bajo otros criterios e indicadores, tales como el PIB (Producto Interior Bruto), que representa al conjunto de la riqueza nacional, pero no tiene en cuenta otros factores en su medición, ya que se basa únicamente en factores económicos objetivos, cuantificables, medibles y monetarizados, sin embargo no tiene en cuenta, por ejemplo, los costes de la huella ecológica, o la redistribución y el reparto de dicha riqueza nacional. Es un indicador, pues, muy sesgado, a la hora de hacerse una composición de lugar en torno al grado de Felicidad de la población.


informe_felicidad2.jpgPor tanto, y si comenzamos a tener en cuenta esos otros factores, empezaremos a comprender porqué países como el nuestro no podrían sentirse muy felices desde estos puntos de vista: ¿alberga mucha Felicidad el hecho de poseer niveles de desigualdad social tan impresionantes como en España? ¿Puede ser feliz una sociedad que soporta niveles tan aberrantes de paro, de pobreza, de exclusión, de hambre y de miseria? ¿Podemos ser felices cuando a nuestros líderes políticos no les pasamos del 3 en valoración social? ¿Puede ser feliz una población tan domesticada como la nuestra, a lo largo de los años de falsa democracia, donde no se cumplen los derechos fundamentales al trabajo, a la vivienda, a la justicia, etc.? Mejoremos estos otros "indicadores" sociales, y seguro que aumentaremos también el grado de Felicidad colectiva e individual.

Compartir este post
Repost0
16 septiembre 2013 1 16 /09 /septiembre /2013 23:00

Esta cuarta entrega de los MS en España vamos a dedicarla a los movimientos que luchan en general por la defensa de los servicios públicos: contra los recortes, contra la mercantilización, contra la privatización de todos ellos. Estamos de enhorabuena en este sentido, ya que en el caso de la Comunidad de Madrid, su Tribunal Superior de Justicia (TSJM) acaba de interrumpir de nuevo el proceso de privatización de hasta 6 Hospitales públicos de la Comunidad. Veremos en qué queda todo esto. En este apartado nos encontramos con varias modalidades de movimientos sociales, cada uno de ellos enfocado a la defensa de un tipo de servicio público fundamental.

 

ms41.jpgPero todos ellos luchan, en general, por la ampliación y creación de nuevos movimientos que nos permitan articular una respuesta social al actual proceso de privatización y mercantilización impulsado por el capital en su estrategia para salir de la crisis. Desde estos MS, debemos defender la universalidad de estos servicios, así como que éstos no pierdan la calidad ni la dignidad suficientes como para asegurar el bienestar conjunto de toda la población. Esta lucha debe ser impulsada también desde las centrales sindicales, desde las Asambleas Populares, desde los movimientos vecinales, y desde cualesquiera otros espacios públicos que ayuden al desarrollo de los objetivos marcados:

 

1.- Luchar contra la política de recortes en Sanidad, Educación y Dependencia, que busca reducir la red pública a una red asistencial y subsidiaria, así como a su progresiva privatización.

 

ms42.jpg2.- Luchar contra la privatización y por el carácter público de los servicios municipales: agua, instalaciones deportivas, centros culturales, etc. En este sentido, tenemos que denunciar que el auténtico trasfondo de la Reforma de la Administración Local, vendida como una fantástica operación por Montoro, De Guindos y Rajoy, entre otros muchos, consiste en privatizar los servicios públicos municipales, privatizar su gestión y sacar a subasta sus patrimonios. Por ejemplo, en Castilla-La Mancha y Castilla-León hay más de cuatro millones de hectáreas que son propiedad de los Ayuntamientos: bosques, montes, ganaderías, maderas, miel...todo eso lo venderán al mejor postor. De hecho, María Dolores de Cospedal ya vende lugares, paisajes y montes de Castilla.

 

3.- Luchar contra la privatización y el carácter público de las grandes infraestructuras: puertos, aeropuertos, carreteras, ferrocarriles, etc.

 

ms43.jpg4.- Luchar por el derecho a la Educación Pública, contra los ataques que pretenden la mercantilización y elitización de los diferentes niveles educativos y que pretenden la competitividad entre centros públicos y de éstos con los privados, defendiendo la financiación estatal en exclusiva de la enseñanza pública, la democratización de los Claustros y Consejos Escolares, y potenciando la investigación y la formación permanente. En esta lucha toma especial importancia la coordinación con el Sindicato de Estudiantes (SE) y el movimiento estudiantil en general.

 

Sin perder de vista estos grandes objetivos generales, vamos a echar una ojeada a los actuales MS de cada uno de estos ámbitos:

 

Movimientos por el derecho efectivo a la vivienda digna. Como por ejemplo Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) o Stop Deshaucios. El derecho a la vivienda en la vigente Constitución tiene un reconocimiento meramente formal en su Art. 47, a lo que se añade que la crisis capitalista está poniendo de relieve este hecho con consecuencias dramáticas para millones de personas, especialmente para la clase trabajadora y demás sectores populares. Por un lado, debemos luchar contra los efectos de la crisis que están imposibilitando el acceso a la vivienda a millones de personas, y por otro lado defender un modelo que garantice efectivamente el acceso universal a la misma, entendido como un derecho humano, y no como un valor dirigido a la especulación.

 

ms44.jpgAsímismo, debemos seguir luchando contra el fraude hipotecario y contra los deshaucios, apoyando la labor de las Asambleas Populares del 15-M y de los MS antes citados en esta labor, con el apoyo de los sindicatos, y demás organizaciones locales. Es importante, una vez hemos conseguido las primeras conquistas, sistematizar el trabajo, dotarlo de un carácter estratégico y unitario, así como seguir implicando a terceros colectivos de profesionales en diversos ámbitos en esta misma causa (léase Jueces, Policía, etc). Tras los precedentes del revés dado por Europa a nuestra injusta legislación hipotecaria, y a la entrada en el Parlamento de la ILP que aboga por la implantación de nuevas medidas, sólo la constancia permitirá que cambie la situación. Hasta ahora, este movimiento de autodefensa contra el capital está desarrollando su labor en varios frentes:

 

ms45.jpg1.- Enfrentándose a las ejecuciones hipotecarias sufridas por víctimas de la crisis, y a deshaucios provocados por otras cuestiones, como el impago del alquiler. Esto se realiza mediante la presión a las entidades bancarias y a las Administraciones, para forzar la negociación que o bien evite el deshaucio, o al menos evite la condena a deuda perpetua en caso de ejecución hipotecaria mediante la dación en pago. En último término, el movimiento está paralizando o retrasando los deshaucios mediante acciones de desobediencia civil pacífica. Lo interesante es que esta movilización popular permite empoderar a las víctimas, darles una esperanza, señalar públicamente a los culpables, y romper la única salida establecida por el capital.

 

2.- Impulsando la ocupación de viviendas vacías para atender la emergencia habitacional de quiénes ya han sido deshauciados. Esta línea sirve para señalar que el problema no es la falta de viviendas, sino la ausencia del componente de función social sobre la propiedad privada de las mismas. Viviendas vacías sobran, pero están en manos de banqueros y especuladores.

 

ms46.jpg3.- Promoviendo la recogida de firmas para lanzar diversas ILP (Iniciativas Legislativas Populares) reivindicando medidas como la dación en pago, incluso retroactiva, y la creación de parques de viviendas en alquiler social, con el apoyo de otras organizaciones sociales. Actualmente, lo más que se ha conseguido por esta vía es la tramitación de dicha ILP en el Congreso, aunque el PP se ha encargado de que quede bastante descafeinada. Hay que continuar por esta vía.

 

Además de la implicación de la propia militancia de estos MS, aportando capacidad de organización y sentido táctico y estratégico, debemos también ir implicando a profesionales jurídicos, trabajadores sociales, psicólogos, etc., que asistan técnicamente a los movimientos y a las personas afectadas. También se ha de insistir en la práctica de la objeción de conciencia para muchos colectivos implicados, tales como policías, cerrajeros, etc. Y sobre todo, no abandonar la práctica de los llamados "escraches", en el sentido de señalar públicamente a los responsables políticos de que dichas situaciones sociales de indefensión ante el cumplimiento de los derechos humanos básicos puedan seguir ocurriendo. Debemos igualmente implicar en esta lucha a las organizaciones sindicales y sociales y al conjunto de cargos públicos e institucionales (donde los haya) de Izquierda Unida, y en el ámbito municipal, el más cercano al ciudadano, se debe exigir la puesta en marcha de una serie de medidas, como las siguientes:

 

ms47.jpg1.- Eliminación del Impuesto Municipal de Plusvalía para las personas afectadas que sufran la pérdida de su vivienda en subasta, y para aquéllas que logren la dación de la vivienda en pago de la deuda.

 

2.- Revisión de los protocolos de actuación de los Servicios Sociales Municipales para, entre otros, que ninguna familia más sea amenazada con perder la custodia de sus hijos por causa de un deshaucio. Por el contrario, exigimos que los Servicios Sociales colaboren siempre en solicitar al Juez la suspensión del deshaucio cuando éste sea por motivos económicos y se refiera a la vivienda única y habitual.

 

3.- No poner ni un solo policía municipal a disposición de las órdenes de deshaucio.

 

4.- En los casos en que no se pueda impedir el deshaucio, garantizar el inmediato realojo en una vivienda digna en régimen de alquiler social asequible, a poder ser en el mismo pueblo o barrio.

 

ms48.jpg5.- Realizar un censo con carácter urgente de todas las viviendas vacías en manos de las entidades financieras, para luego poder aplicar medidas que obliguen a su puesta inmediata en alquiler social asequible, desde una recarga del IBI hasta la expropiación temporal de su uso, como ya prevé el Real Decreto de la Consejería de Vivienda y Fomento de la Junta de Andalucía.

 

6.- Interpelar a las entidades financieras para exigirles la paralización de los deshaucios y la condonación de todas las deudas ilegítimas fruto del actual proceso de ejecución hipotecaria. Mientras no tengamos a nivel estatal una nueva Ley Hipotecaria (y leyes relacionadas), las entidades financieras que no den las respuestas sociales adecuadas deben ser sancionadas.

Compartir este post
Repost0
15 septiembre 2013 7 15 /09 /septiembre /2013 23:00

Continuando con la exposición de las tremendas desigualdades que genera la sociedad capitalista, consumista y de libre mercado, ya iniciada en el artículo anterior, queremos insistir en no ver las mismas, como muchas veces parece que se intenta visualizar, como algo natural, sino como un elemento desintegrador generado por el propio sistema. Las desigualdades sociales no son una desgracia natural, ni una catástrofe imprevisible, como un terremoto, una inundación o una mala cosecha. Tampoco son consecuencias colaterales, ni efectos indeseados, ni sacrificios necesarios, mensaje éste último muy utilizado por los actuales políticos que nos gobiernan. Repitámoslo una vez más: las desigualdades sociales son la norma de un capitalismo global y salvaje, algo consustancial con él.

 

capitalismo171.jpg¿Porqué ocurre esto? Porque el capitalismo va, poco a poco, anulando el papel equilibrador y socializador del Estado, va minando su capacidad de influencia, su peso y su poder. La obsesión capitalista es minimizar al máximo la capacidad de lo público, del Estado, maximizando el poder y la iniciativa privada. Por tanto, estas desigualdades ya existían, aunque la “crisis” las aceleró y profundizó: en 2008 la distancia entre ricos y pobres estaba en el nivel más alto de las últimas tres décadas. Con la embestida neoliberal la función de equilibrio y redistribución del Estado queda reducida a casi nada, y esto acelera el proceso de acumulación capitalista que determina que pocos tengan cada vez más, y el resto cada vez menos. “No es la crisis, es el sistema”.

 

capitalismo172.jpgPero no nos quedemos en las palabras, comprobémoslo con hechos y con datos: durante la presente crisis, España ha entregado ya a la banca más de 250.000 millones de euros, de los que sólo se recuperarán 60.000 millones. Los Ejecutivos de Zapatero y Rajoy han provocado que el Estado pierda 199.000 millones de euros y todavía no se ha acabado la sangría, ya que se espera que se otorguen más ayudas en los próximos meses. Todo ello con un amplio rechazo social, ya que por ejemplo en nuestro país, más del 70% de la ciudadanía rechaza las privatizaciones, los recortes en derechos sociales y la ayuda a la banca. Tienen que tapar las pifias y los escándalos que se han producido en el marco financiero, debido a los productos tóxicos creados por la banca para obtener los máximos beneficios del ladrillo y las hipotecas.

 

capitalismo173.jpgPor su parte, el Banco Central Europeo (BCE) ha prestado más de un billón de euros a los bancos para ayudarles ante los agujeros que han provocado mediante la especulación. Pero el BCE, según su propio Estatuto y el Art. 123 del reciente Tratado de Lisboa, prohíbe prestar dinero directamente a los Estados, y comprar su deuda pública. La complicidad por tanto con la banca privada es total. En este escenario, el Estado Español habrá de pagar este año 2013 un total de 38.590 millones de euros en intereses de la deuda, a todas estas entidades privadas, lo que significa la segunda partida presupuestaria más voluminosa, después de las pensiones. Y este pago tiene una prioridad absoluta, ya que así se encargaron de constitucionalizarlo el tándem PP-PSOE, en su famosa Reforma Constitucional de verano de 2011.

 

capitalismo174.jpgPero continuemos, a riesgo de ser repetitivos y exhaustivos, con algunas cifras de la crisis, para que se vea claramente la tendencia: España ha perdido 403.109 autónomos en los últimos 5 años, con una media de 201 al día. Es gente que va al paro, a engrosar las listas del desempleo, son familias rotas, son desgracias humanas. La tasa de desempleo supera ya el 27%. Ante este panorama, el Gobierno no diseña ningún tipo de Renta Universal, para proteger a las personas que finalizan sus prestaciones por desempleo, por lo cual, aumenta la cifra de personas y familias que ya no tienen ningún ingreso. La crisis destruyó en el año 2012 en España 2.000 empleos diarios, a pesar de una Reforma Laboral vendida como "para la creación de empleo". El salario medio en España es un 15% inferior al de la media europea (1.689 euros). En los últimos 15 años, los salarios en nuestro país han perdido el 12,3% de su poder adquisitivo. Y hablando de desigualdades, España lidera este ránking en Europa: el 5% de la población tiene unas retribuciones que están 11 veces por encima de las retribuciones del otro 95% de la sociedad.

 

capitalismo175.jpgEn palabras de Rodrigo Fernández Miranda: "El “Estado mínimo” abandona sus responsabilidades en materia social, económica o medioambiental (o resigna cualquier intento por domesticar a este capitalismo salvaje) e implementa una política de laissez faire para los grandes capitales, medidas para el fomento de la “competitividad empresarial” y procesos para la mercantilización y privatización de derechos sociales y bienes comunes. Políticas, medidas y procesos que conducen a las sociedades hacia la “ley de la selva”, a la economía hacia un “anarcocapitalismo” y a las propias Instituciones políticas hacia la ilegitimidad".  De esta forma, las políticas sociales (ahora estamos en esta fase) comienzan subordinándose al capital, y a medida que éste quiere y quiere más, ya que su razón de ser es obtener el máximo beneficio, las políticas sociales y el ámbito de lo público se van reduciendo y debilitando cada vez más, hasta llegar a su práctica anulación.

 

La sociedad, de este modo, va polarizándose cada vez más, acrecentando la diferencia entre sus extremos: de un lado, unas pocas y grandes fortunas, con una notable capacidad de incidencia política. Del otro, millones de personas desempleadas, trabajadoras precarias, estudiantes, pensionistas o asalariadas con miedo a perder el puesto de trabajo, que van siendo despojadas, desposeídas. En el medio, un sistema político que desde 2011 pierde afección y credibilidad, cada vez más connivente con la minoría privilegiada. Continuaremos en siguientes entregas. Aún nos queda mucho por hablar sobre clases sociales y desigualdad, aún nos quedan muchos datos que aportar, para poder ver la radiografía completa de esta aberrante sociedad capitalista, antes de comenzar a hablar sobre las alternativas a la misma, que las hay.

Compartir este post
Repost0
12 septiembre 2013 4 12 /09 /septiembre /2013 23:00

Al momento de escribir el presente artículo, ya está decidido el nuevo Gobierno Andaluz, de la flamante Presidenta Susana Díaz. Por lo que conocemos hasta ahora, va a mantener los actuales cargos de Izquierda Unida - Convocatoria por Andalucía (la Vicepresidencia y dos Consejerías), y va a renovar hasta cinco nuevas Consejerías del PSOE-Andalucía, deshaciéndose de los antiguos Consejeros (sobre todo del equipo económico) que pudieran estar más implicados en el caso de corrupción de los ERE fraudulentos. Tan sólo 3 Consejerías anteriores mantendrán sus titulares.

 

susana_diaz1.jpgBien, pero vayamos al discurso de algunos días antes, donde Susana Díaz estuvo arropada por toda la plana mayor del PSOE, desde el ex Presidente Zapatero, hasta el Presidente saliente, Pepe Griñán, pasando por Rubalcaba, y todos los altos cargos del PSOE andaluz y nacional. De entrada, estamos de acuerdo con el ex Parlamentario andaluz de IU Antonio Romero, que opina que "A Griñán le ha pasado como a la Iglesia Católica, que aplica la política de renovar promoviendo: al obispo con el que se tienen problemas, se lo llevan al senado romano". Y hete aquí a la estupenda delfina Susana Díaz, que nos dice en su discurso que se va a dejar la piel. Textualmente: "...Voy a dejarme la piel por los pequeños empresarios de Andalucía, para que éstos creen empleo...". Y a renglón seguido: "...Pero también voy a dejarme la piel para mantener las conquistas sociales...". Señora Díaz, me parece que se va a quedar usted sin piel.

 

susana_diaz2.jpgPero vamos a explicarnos. Revisemos en primer lugar algunos datos incontestables de la realidad andaluza, sobre todo por si Susana Díaz los desconoce: Andalucía sufre actualmente un 36% de paro. Tenemos a dos millones de personas por debajo del umbral de la pobreza, a 300.000 familias que no cobran absolutamente nada, a 86.000 desahuciados, y un 67% de paro juvenil. Es una situación dramática. La gente se muere en un rincón, avergonzada. La gente está en las colas de Cáritas, la Cruz Roja o los servicios sociales. La pobreza y la exclusión social afectan al 30% de los y las andaluzas. La pensión media en Andalucía no supera los 800 euros mensuales, y el número de pensionistas en Andalucía es de casi un millón y medio de personas (1.447.314). El salario medio en Andalucía es inferior al del Estado en un 9% (1.421 euros), y en relación con Europa, el salario medio andaluz es un 23,6% más bajo (458 euros más bajo que el salario medio europeo, que es de 1.936 euros).

 

susana_diaz3.jpgAndalucía ocupa el undécimo lugar entre las Comunidades Autónomas (por debajo sólo hay 5 Comunidades) en cuanto a cuantía del salario medio percibido por su población activa. Y en los últimos 5 años, en términos reales, el salario en Andalucía ha crecido sólo un 9%. Ésta es la situación andaluza, a grosso modo, señora Díaz. Situación a la que ha contribuido sobre todo su partido, el PSOE-A, que lleva gobernando nuestra tierra más de 30 años. Sus cómplices políticas neoliberales nos han llevado a esta situación, que ahora usted dice que pretende arreglar. Sus compañeros de partido, ésos mismos que la han aupado a la Presidencia de la Junta, son los que han llevado al desastre a nuestra tierra.

 

¿Y se va a dejar usted la piel en cambiar todo esto, manteniendo además las conquistas sociales? ¿De verdad? ¿Y cómo lo va a hacer? Porque en su discurso también hizo la señora Díaz una referencia al ex Presidente Zapatero, tomándolo como referente de buen gobierno, sobre todo de las políticas de igualdad. ¿Ya no recuerda usted, señora Díaz, cómo Zapatero fue el artífice, por parte de su partido, de la Reforma Constitucional traicionera, del verano de 2011, en complicidad con el PP, para modificar el Artículo 135 de la Constitución, y declarar la absoluta primacía del pago de la deuda sobre cualquier otra partida social? ¿Va usted a instar que se derogue esta reforma? ¿Es compatible esta reforma con "dejarse la piel" para crear empleo en nuestra tierra? Lo dicho: me parece que se va a quedar usted sin piel.  

Compartir este post
Repost0
11 septiembre 2013 3 11 /09 /septiembre /2013 23:00

Vamos a hacernos eco de un estupendo artículo publicado por Paco Arenas en el sitio web de Unidad Cívica por la República (también en otras fuentes, como la web del propio autor), porque refleja perfectamente el sentir y la concepción que tenemos muchos en torno a lo que se ha dado en llamar la "Marca España". Ya hemos escrito sobre este asunto alguna que otra vez, insistiendo en la falacia que representa, al proyectar un sentimiento patriótico hacia el exterior, tapando nuestras propias vergüenzas, en vez de atajar los problemas que sufrimos en nuestro país, y de rescatar a tanta gente que lo está pasando muy mal. Exponemos a continuación los pasajes más interesantes del citado artículo:

 

marca_espana_olimpiadas.jpg"La “Marca España”, es la marca de la impunidad de delincuentes de diverso pelaje, que roban al pueblo repartiéndoselo en sobres o en paraísos fiscales. La “Marca España” es el derroche de una monarquía anacrónica impuesta por un dictador, donde además sus miembros tienen conductas poco ejemplares y a pesar de vivir a cuerpo de rey sin pegar un palo al agua y se dedican en muchos casos a negocios bastante turbios con amistades bastante peligrosas.
La “Marca España” es la marca de unos banqueros delincuentes e inmorales, que roban a los ciudadanos, reciben el dinero de los ciudadanos el cual utilizan para especular contra España y a sus ciudadanos, incluidas sus casas. La “Marca España” es la marca de miles de jóvenes condenados al exilio a pesar de estar altamente preparados, porque aquí se ha optado por el que “fabriquen otros”, “que inventen otros”, aunque esos otros sean jóvenes españoles formados en universidades españolas.
marca_espana_olimpiadas2.jpgLa “Marca España” es la marca de los recortes en sanidad, de los despidos de médicos y maestros, de hospitales privatizados para negocios de los amiguetes, colegios públicos con salvajes recortes, incluso en barracones, para que los niños vayan a colegios concertados o si se lo pueden permitir a privados, así hacen negocio los amigos y siempre caerá algún sobre con billetes de 500 euros.
La “Marca España” es la marca de unos políticos corruptos y mentirosos, con los dos principales partidos, o tal vez sea uno solo, el PPsoE, podridos. Con un primer ministro torpe, mentiroso, sin ética ni vergüenza, incapaz de representar a España con dignidad. Una ministra de “Empleo” incompetente e igualmente embustera, así como todo el gabinete. Con una alcaldesa sin pudor que piensa que puede hacer el ridículo en nombre de todos los españoles sin caérsele la cara de vergüenza: "A relaxing cup of café con leche en la plaza Mayor".
marca_espana_olimpiadas3.jpgLa “Marca España” es la marca de más de seis millones de parados, de padres buscando comida entre la basura, de niños que comienzan a no tener la alimentación básica. La “Marca España” en España se lía en una bandera rojigualda con pollo o con flores de lis borbónicas y con la ayuda de los medios de manipulación masiva se puede vender a ciertos ciudadanos que son capaces de salir a la calle para celebrar una victoria deportiva, que esta noche han llorado por no ser España la elegida, pero que no salen a la calle porque les roben el futuro a sus hijos ni lloran porque no puedan comer. Pero en España cada vez somos más quienes no compramos esa “Marca España”, quienes no nos dejamos engañar.
 
marca_espana_olimpiadas4.jpgLa “Marca España” sale todos los días en la prensa extranjera, pero no para decir lo guapos que somos, sino como ejemplo de corrupción y derroche de las elites políticas, económicas y de todo tipo, con la monarquía a la cabeza, eso es la “Marca España”. Esperemos que pronto sea la de un pueblo que de manera pacífica y digna acaba con toda esa “Marca España”, esperemos que sin ser bombardeados por Obama".
 
Como podemos comprobar, no tiene desperdicio. Menos mal que la "Marca España" también son muchas otras cosas: es el SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores) repartiendo mochilas de material escolar para los niños de familias más necesitadas, es el sindicato de personal sanitario luchando para que no privaticen los Hospitales madrileños, es el Sindicato de Estudiantes luchando para que no les roben su derecho a estudiar en la Universidad, son las Mareas Blanca y Verde, es el Movimiento 15-M, con sus Asambleas Populares, y muchos más colectivos, plataformas, asociaciones y formaciones sociales y políticas que pelean constantemente por cambiar las cosas en este país. A ver si alguna vez lo conseguimos. Seguimos en la lucha.
Compartir este post
Repost0
10 septiembre 2013 2 10 /09 /septiembre /2013 23:00

Estamos en la entrega número 13 de esta serie, pero aún nos quedan muchos argumentos para exponer las razones y nuestra visión desde la izquierda de lo que entendemos por un Proceso Constituyente. Voy a basarme en este artículo en algunas opiniones expresadas por nuestro compañero Manolo Monereo, en uno de sus últimos artículos, publicados para la Revista El Viejo Topo. Ya parece que va calando la idea de la necesidad de un Proceso Constituyente, no sólo en las fuerzas políticas de la izquierda transformadora, sino también en el conjunto de los movimientos sociales que las apoyan. Y así, la noción, el concepto o idea de Proceso Constituyente se ha ido instalando en el imaginario colectivo de los movimientos sociales, y en una especie de núcleo común programático básico que aúne los esfuerzos colectivos para transformar nuestra sociedad.

 

proceso_constituyente131.jpgSegún Monereo, en el citado artículo de referencia, hablar de Proceso Constituyente, aquí y ahora, significa e implica los siguientes puntos:

 

1.- Constatar que desde hace tiempo vivimos en un auténtico y bastante cruento Estado de Excepción decretado por los poderes económico-financieros, cuya característica fundamental consiste en la suspensión del derecho, y en el dominio de los poderes fácticos.

 

2.- Tomar nota de que han sido dichos poderes económicos y la clase política bipartidista PP-PSOE (con las derechas vasca y catalana como aliadas preferentes) los que han roto el Pacto Constitucional e iniciado la crisis del Régimen surgido de la llamada Transición Política.

 

proceso_constituyente132.jpg3.- Que la crisis del Régimen admite diversas salidas y que la transición a un nuevo sistema en muchos sentidos ya ha comenzado. Pero no hacia un saldo positivo de cara a la clase obrera, porque lo que estamos viviendo es un cambio de Régimen de espaldas a la ciudadanía. Son los poderes no democráticos los que están dirigiendo el cambio sin el protagonismo del titular de la soberanía democrática y popular: el pueblo.

 

proceso_constituyente133.jpgY este es el problema de fondo. En nuestro estado actual de cosas, la Constitución está vigente en todo lo que no se oponga a los poderes económicos, y se usa como medio para legitimar decisiones que violan el pacto social básico. Es un gigantesco fraude de ley, ya que se utiliza la Constitución contra la misma Constitución para degradar las condiciones sociales, económicas y políticas del soberano, es decir, del conjunto de la ciudadanía. Y en esta situación, la propuesta de Proceso Constituyente surge ante la apremiante necesidad de que la ciudadanía, en un momento social y económico dramático, se convierta en protagonista de su propio destino y le dispute a los poderosos la hegemonía, logrando un contrapoder ciudadano efectivo. Actualmente, unos poderes de hecho, la Troika, le dicen a los gobiernos lo que tienen que hacer, coincidan o no con lo votado por la ciudadanía. Además, tienen el descaro de proclamarlo incluso antes de los procesos electorales. Por otra parte, lo que según ellos tienen que hacer está claro, y todo el mundo lo sabe y lo está comprobando: expropiar a la ciudadanía sus derechos sociales, económicos y laborales, en favor del gran capital.

 

proceso_constituyente134.jpgLas consecuencias de dicha situación también las conocemos todos: una enorme concentración de riqueza, renta y poder en manos de unas oligarquías que ven llegada la ocasión para dar un verdadero Golpe de Estado que ponga fin a la democracia, tal como la hemos conocido hasta ahora. En resumen, y por llamar a las cosas por su nombre, lo que tenemos es una situación donde los Gobiernos formalmente democráticos conspiran contra sus pueblos al servicio de los poderosos, en una clara situación de ilegitimidad, como ocurre aquí con el Gobierno del PP. Por eso hay que hablar de Poder Constituyente como proceso de autoorganización social de hombres y mujeres, de ciudadanos en general, que quieren autogobernarse, que exigen su derecho a decidir (pero a decidir sobre todo, no como plantean los soberanistas catalanes) y construir su futuro. De esta forma, reivindicar el Poder Constituyente no resulta en algo abstracto o meramente formal, algo al margen de los conflictos sociales básicos, como si las Instituciones jurídico-políticas no fueran poder, o que la lucha de clases se quedara en los límites de la fábrica o del Convenio Colectivo.

 

proceso_constituyente135.jpgNada de eso. Hablar de Proceso Constituyente es, hoy día, el modo concreto y preciso de hablar de una salida nacional-popular a la actual crisis de Régimen. Lo que está en juego son las relaciones de poder y la capacidad de intervención de los de abajo, de las clases más desfavorecidas, para convertirse en fuerza organizada, en proyecto colectivo, en imaginario social alternativo. En este sentido, y bajo este prisma y alcance, Proceso Constituyente va más allá de unas Elecciones, exige movilización, amplias alianzas sociales y propuestas políticas precisas, en definitiva, una Revolución Democrática. Ahora bien, esto no debería ser interpretado como que unas Elecciones no tienen nada que ver con el Proceso Constituyente. Más bien todo lo contrario. El epicentro de la propuesta electoral debería ser convertir a las personas en los protagonistas de la política y del cambio. La fuerza social que necesitamos la estamos convocando mediante lo que hemos denominado el Bloque Social Alternativo (BSA).

 

¿Y qué es el BSA? Pues la unión, para conseguir el fin ya explicado, de las fuerzas políticas que representan en este país a la izquierda transformadora, junto con las fuerzas y movimientos sociales que están en sintonía con ellas. De hecho, para los próximos meses de Octubre y Noviembre están convocadas marchas, movilizaciones y manifestaciones masivas, a nivel nacional, integradoras de toda esta fuerza social y política, en pro de este objetivo. Hasta ahora, las organizaciones que se han adherido a este proyecto son, entre otras muchas, Izquierda Unida (IU), Confederación Los Verdes, Izquierda Republicana, Fundación CEPS, Izquierda Anticapitalista (IA), Ahora tú decides!, Construyendo la izquierda, Izquierda Abierta, Junta Estatal Republicana (JER), Corriente marxista El Militante, Sindicato de Estudiantes (SE), Unidad Cívica por la República, Socialismo 21, Convocatoria Ciudadana, Frente Cívico Somos Mayoría, Partido Comunista de España (PCE), diversas Plataformas por una Renta Básica, Unión para el Reparto del Trabajo (URT), y un número considerable de Asambleas Populares del Movimiento 15-M. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías