Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
3 abril 2011 7 03 /04 /abril /2011 23:00

En cuanto a la atención a  la salud, se deben tener en cuenta los puntos indicados a continuación, a la hora de elaborar el Plan Municipal de Salud:

 

1.- Desde la perspectiva de la Salud Pública:

 

1.1.- Control de la calidad de las aguas para el consumo, vigilando posibles contaminaciones bacterianas y/o de elementos químicos o físicos.

1.2.- Vigilancia y control de las aguas residuales, estado de los sistemas de alcantarillado, etc.

1.3.- Control de la contaminación atmosférica y acústica.

1.4.- Control de la higiene de lugares de uso público: bares, comercios, mercados, hoteles, escuelas, zonas de ocio y recreo, etc.

1.5.- Higiene y vigilancia de mataderos, vaquerizas, cabrerizas, etc.

1.6.- Salubridad y habitabilidad sostenible de las viviendas y centros públicos.

1.7.- Control y vigilancia de la distribución y suministro de productos de consumo humano.

1.8.- Gestión integral de la eliminación de residuos urbanos e industriales. Potenciación del reciclaje. Accesibilidad de la población a todo tipo de contenedores de reciclaje.

1.9.- Control sanitario de los cementerios, tanatorios y demás instalaciones sanitarias mortuorias.

1.10.- Desarrollo de programas de lucha antivectorial.

 

salud_2.jpg2.- Desde la perspectiva de la Planificación de Recursos Sanitarios:

 

2.1.- Integrar en todo Plan de Ordenación Urbanística, ya sea para la ciudad como para sus municipios, la garantía de la reserva de suelo necesario para equipamientos sanitarios.

2.2.- Garantizar su accesibilidad a todo ciudadano, sin descuidar zonas periféricas y aquéllas de mayor necesidad o emergencia socio-sanitaria. Atención a los núcleos de población diseminados.

 

3.- Desde la perspectiva de la Participación Ciudadana: Consejo Municipal de Salud y Consumo:

 

3.1.- Fomentar desde el Ayuntamiento la creación de un órgano consultivo llamado Consejo Municipal de Salud.

3.2.- Fomentar la participación ciudadana, de distintos colectivos y asociaciones que sean portavoces de los asuntos de salud que afectan a la ciudadanía.

3.3.- Dotar a dicho Consejo de foros propios de debate, planificación y ejecución de programas, según las necesidades que se detecten.

3.4.- El Consejo Municipal de Salud desarrollará funciones de elaboración de informes y  propuestas en relación con las iniciativas municipales, fomentando el uso de los recursos relacionados con la salud.

3.5.- Promoverá la conciencia social, así como la participación ciudadana, sobre la importancia y trascendencia de los asuntos, impulsando campañas y actividades divulgativas de promoción de la salud.

3.6.- Emitirá informes y elaborará propuestas de interés en relación con la salud.

3.7.- Colaborará con las distintas Comisiones o Delegaciones Municipales en los programas que se relacionen con la salud.

3.8.- Emitirá informes en términos de asesoramiento y consultas sobre quejas e iniciativas que le sean presentadas, en relación con casos de daños a la salud.

3.9.- Tendrá conocimiento y acceso a los programas sanitarios que se lleven a cabo en el ámbito local, para hacer las aportaciones oportunas que contribuyan a su mejor funcionamiento.

3.10.- Promoverá las acciones divulgativas que se consideren de interés para la información y promoción de la salud.

3.11.- Se creará un Agente Sanitario Municipal, cuya función sea llevar a cabo un diagnóstico de salud de los barrios y distritos, promover hábitos de vida saludables en el ámbito social y educativo, y desarrollar junto con los movimientos sociales y vecinales programas municipales de promoción de la salud, todo ello de manera coordinada con los agentes sociales municipales y sanitarios comunitarios.

3.12.- Creación de un Consejo de Salud de Distrito, coordinado por el Agente Sanitario Municipal, donde tengan representación todos los movimientos sociales del distrito, y cuyo diagnóstico sanitario y propuestas pasen al Consejo Municipal de Salud, potenciando y promoviendo de esta forma la participación ciudadana en el ámbito de la salud.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
31 marzo 2011 4 31 /03 /marzo /2011 23:00

La ciudad o el municipio en su conjunto, es el hábitat natural donde vive y se desarrolla el ciudadano. Por tanto, aquí es donde primero debe ser garantizado el derecho a mantener, fomentar y cuidar la salud de toda persona que viva en un determinado entorno. El Ayuntamiento, como eje central que dirige el municipio y por ende la ciudad, debe convertirse en responsable, directo o indirecto en según qué competencias, de la gestión de los recursos sanitarios y de la garantía de un entorno saludable para los ciudadanos.

 

Las características sociales, económicas, laborales, culturales, etc., de cada grupo de ciudadanos van a marcar unas determinadas necesidades sanitarias, entendiendo como salud no sólo la salud física, sino también la psíquica y la social, y atendiendo a la persona como un todo, desde una perspectiva holística. Por ello, para abordar el tema de la salud de la ciudadanía, no sólo se deber hacer pensando en la planificación y el mantenimiento de los recursos sanitarios, sino que para hacerlo de forma integral y conseguir así poder elevar el nivel de salud del ciudadano, se debe realizar desde un abordaje transversal, con una perspectiva intersectorial: contando con el área de derecho social, el área de la mujer, el área de inmigración, sin olvidar el área de medio ambiente. Sólo teniendo en cuenta todos los factores que afectan a la calidad de vida del ciudadano, tendremos garantía de dar una cobertura adecuada a su derecho a la salud.

 

salud_1.jpgPara dar un marco de actuación a esta iniciativa, se debe hacer una mayor apuesta por el Proyecto Ciudades Saludables, fomentando y completando la Red Andaluza de Ciudades y Municipios Saludables (RACS), y por ende la Red Española de Ciudades Saludables (RECS). Dicho proyecto nace en 1986 de la OMS-EURO con el fin de alcanzar los objetivos de salud para todos en el año 2000. Actualmente se encuentra en la IV Fase del Plan Estratégico del Programa Ciudades Saludables de la OMS, en cuyo documento base se dice textualmente: "El Proyecto de Ciudades Saludables de la OMS es un proyecto internacional a largo plazo que persigue colocar la salud en la agenda de aquéllos que toman decisiones en las ciudades de Europa y promover estrategias locales integrales de salud y de desarrollo sostenible basadas en los principios y objetivos de Salud para Todos en el siglo XXI. Finalmente, el Proyecto de Ciudades Saludables busca facilitar el bienestar físico, psíquico, social y medioambiental de la gente que vive y trabaja en las ciudades".

 

Actualmente, el desarrollo de políticas y planes estratégicos integrados a nivel de las ciudades, se basa en dos documentos: el documento de la OMS titulado "Salud para Todos en el siglo XXI" (1998), y el documento Agenda 21 Local, que recoge los acuerdos y recomendaciones de la Cumbre de Río de Janeiro sobre desarrollo sostenible. Pues bien, la forma de llevar a cabo dicho proyecto es elaborando un Plan Municipal de Salud, que se pudiera definir como "el contrato dinámico, impulsado por la voluntad política establecida entre la Corporación Local y sus ciudadanos, orientado hacia el objetivo de elevar el nivel de salud en el municipio, resultado de un proceso de planificación, formulado sobre los principios de participación comunitaria, coordinación interinstitucional, intramunicipal e intersectorial, con intervención sobre los estilos de vida y los factores medioambientales, y centrado en la promoción y protección de la salud y la prevención de las enfermedades, en definitiva, sobre los determinantes de la salud" (tal y como se recoge textualmente en el documento).

 

El principio general en el cual debe basarse todo Plan Municipal es la participación comunitaria, mediante la involucración de diversos órganos, como el Consejo Municipal de Salud, a través del cual se puede lograr la representación amplia de la comunidad. Dicho Consejo colaboraría en las distintas fases de diagnóstico de salud, establecimiento de prioridades, determinación de objetivos, establecimiento de programas y actividades, ejecución y evaluación. En dicha guía encontraríamos el apoyo teórico para dar un marco elaborado al Plan Municipal de Salud, que se debería adaptar a cada ciudad en concreto. En siguientes artículos particularizaremos las medidas a adoptar en cada uno de estos frentes.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
30 marzo 2011 3 30 /03 /marzo /2011 23:00

Nuestro recorrido en estos artículos sobre la IE nos dejaba en la última entrega con el estudio de las emociones. Según la RAE, emoción es una "Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática". Por tanto, se refiere a un proceso conductual del cual deriva una alteración física asociada, pudiendo por tanto colocarlas como indicadores de un estado mental o afectivo, de carácter distinto al conocimiento.

 

Conviene, también, remarcar la diferenciación que muchos autores establecen entre emoción y sentimiento. En palabras de Antoni R. Damasio "los sentimientos son la representación mental de los cambios orgánicos presentes en una emoción". Esto es, la emoción la asocia a los cambios fisiológicos que experimenta un individuo tras percibir un estímulo, mientras que los sentimientos son el rótulo subjetivo que un individuo establece a cada emoción que experimenta, dotándola de una cualidad propia. No obstante y en la práctica, emociones y sentimientos pueden ser incluídas en un mismo saco.

 

emociones.jpgAdemás, existe un consenso común a la mayoría de autores por el cual se acepta que las emociones tienen un triple sistema de respuesta, siendo este triplete el origen de su multidimensionalidad. De tal manera, se consideran como manifestaciones de la emoción:

 

1.- La activación fisiológica (sistema neurofisiológico-bioquímico). Se refiere a los cambios que se producen en el sistema nervioso central, periférico y endocrino. Estos cambios suelen afectar al tono muscular, la respiración, la circulación e incluso la velocidad de procesamiento mental, con un nivel de manifestación irregular dependiendo de la fuerza de la emoción o estímulo sentido.

 

2.- La conducta expresiva (sistema conductual-expresivo). Hace referencia a la exteriorización de las emociones a través de formas de lenguaje no verbal (kinestesia), como pueden ser los gestos, facciones de la cara, posturas o cambios de fuerza, ritmo o tonalidad en el diálogo.

 

3.- Los sentimientos subjetivos (sistema experiencial-subjetivo). Se refiere a los sentimientos que genera una emoción, divididos principalmente en placer o aflicción.

 

Cada uno de estos componentes sólo refleja una dimensión parcial de la emoción. Por lo tanto, sólo se pueden observar al completo las emociones, mediante una observación conjunta de los tres sistemas. Y como comentábamos en el artículo anterior, ha sido aceptado por la mayoría de los investigadores, tanto del ámbito cognitivo como biológico, que las emociones son formas de conductas que cumplen una función adaptativa. Es decir, que constituyen un sistema de evolución y adaptación a las condiciones ambientales. Las emociones sirven para activar y preparar los sistemas de respuestas (neurofisiológico-bioquímico, conductual-expresivo y experiencial-subjetivo) ante la gran cantidad de estímulos que pueden percibir los seres que las tienen.

 

La funcionalidad emocional puede ser desglosada en estos niveles:

 

1.- Funciones intrapersonales. Son funciones relacionadas con el organismo y el comportamiento. Pondremos algunos ejemplos: coordinar los tres sistemas de respuesta ya conocidos; proveer de un soporte físico adecuado para iniciar acciones de huida o enfrentamiento; aumentar y favorecer la velocidad de procesamiento mental, pudiendo elegir entre una mayor variedad de opciones ante una situación y hacerlo de forma satisfactoria; modificar los modos de comportamiento habituales del individuo, provocando la activación de conductas latentes o inhibidas impropias a la persona; o advertir al organismo ante posibles condiciones desfavorables o dañinas.

 

2.- Funciones interpersonales. Se refiere a las funciones relacionadas con la comunicación y la relación con otras personas. Destaca esta funcionalidad en lo referente a la transmisión externa de nuestro estado de ánimo, a través de los gestos, los cambios de tono, etc. Esta funcionalidad es doble, puesto que en segunda instancia, permite a los receptores adaptar y regular su comportamiento para reaccionar ante nosotros. Otro aspecto de esta funcionalidad es aumentar o disminuir nuestra capacidad de relacionarnos e interactuar en un grupo. Determinadas emociones pueden provocar rechazo en el grupo, mientras que otras pueden favorecer nuestra aceptación e integración en el mismo.

 

3.- Función motivacional. Las emociones motivan, permitiendo activar recursos para movilizarnos ante una determinada situación. En este contexto también se mueve una función social-motivacional. La activación de una clase de recurso u otro también está regulada en función del contexto social en que nos encontremos. Por tanto, esta funcionalidad es un compendio entre la función interpersonal y la motivacional, puesto que la motivación para actuar de una forma u otra se regulará en base a una actitud que queramos conseguir en el receptor.

 

4.- Función valorativa. Es la principal función que cumplen las emociones, puesto que suponen un índice valorativo de los hechos, para catalogarlos como placenteros o aflictivos. Esta funcionalidad depende de la sensibilidad emocional, el proceso o baremo por el cual somos capaces de valorar la relevancia de un estímulo que hemos recibido. Y desde este punto de vista, las emociones serían señales que hemos recibido ante eventos de importante relevancia.

 

Y para terminar esta parte, digamos que el debate sobre la funcionalidad/disfuncionalidad de las emociones (si éstas son adecuadas o no) ha sido propiciado por muchos autores, con la conclusión final de que el indicador fundamental para medir esta adecuación es la propia consecuencia que genere la emoción. Por ejemplo, una emoción que podríamos considerar típicamente disfuncional, como la ira, puede serlo si las consecuencias de esa ira son negativas. Sin embargo, si esa misma emoción obtiene como consecuencia una ventaja para el sujeto o su entorno, podría ser considerada positiva. Asímismo, esta valoración también depende del momento y de la prolongación en el tiempo que pudiera tener. En un momento dado, sentir ira podría ser beneficioso para, por ejemplo, la integridad o la autoestima de la persona, sin embargo la prolongación indebida, en la que falta un objeto que la prolongue, podría ser perjudicial.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo
29 marzo 2011 2 29 /03 /marzo /2011 23:00

El modelo de Seguridad Ciudadana al que nos comprometemos, se define por su carácter integrador, es decir, por la búsqueda de un equilibrio entre el derecho a la seguridad colectiva, y el derecho a la libertad de todos los ciudadanos, así como por la actuación sobre las causas sociales que generan la delincuencia y la inseguridad ciudadana, y no sólo sobre las consecuencias. Pensamos que no pueden existir políticas de seguridad eficaces si no se trabaja en la reducción de la pobreza, el paro, y la exclusión social, con políticas integrales de empleo, de ocupación/ocupacionales, y de protección social.

 

La seguridad debe construirse socialmente dando respuesta a diversos factores de riesgos laborales, educativos y sanitarios. Si pretendemos construir ciudades tolerantes e integradoras, resultado de la diversidad y de una nueva identidad ciudadana basada en la universalidad de los derechos que permitan dar seguridad a todas las personas, no podemos centrarnos en el control formal de los espacios públicos de convivencia, que finalmente nos lleven a favorecer a los barrios céntricos (comerciales) frente a los periféricos. A efecto de todo ello, desde Izquierda Unida realizamos las siguientes propuestas:

 

seguridad_ciudadana.jpg1.- Participación de la Ciudadanía en los Consejos Locales de Seguridad. Los problemas del barrio deben debatirse y ponerse de manifiesto por los habitantes del mismo, a los que se les debe proporcionar la información necesaria para complementar sus propuestas, y los medios para poder llevarlas a cabo, dotándoles de instrumentos de actuación eficaces.

 

2.- Diseño de mapas de seguridad en los distritos, como herramienta de trabajo para desarrollar planes de actuación eficientes. No se trata de mapas accesibles a la población en general, porque eso puede crear intolerancia hacia quienes viven en los barrios más marginales; deben ser un instrumento de trabajo para quienes vayan a implantar las medidas sociales, educativas, policiales, etc.

 

3.- Planes Integrales de Actuación, que atiendan a todos los barrios, sin favorecer a los comerciales, céntricos o residenciales, frente a los periféricos o marginales, sobre los que, en realidad, se hace precisa una mayor atención.

 

4.- Diseño participativo de un nuevo modelo de actuación y coordinación policial.

 

5.- Potenciación de la policía de barrio y de su labor preventiva.

 

6.- Desarrollo de un plan de inserción sociolaboral para colectivos y personas con dificultades de integración (desempleados, inmigrantes, toxicómanos, etc.), con la adopción de las medidas sociales, laborales y económicas específicas que se requieran.

 

7.- Desarrollo de un programa informativo a los ciudadanos sobre medidas de prevención de victimización.

 

8.- Reducción de la sensación de inseguridad (muchas veces infundada) mediante la promoción de una cultura de la tolerancia y de la aceptación de las diferencias, mediante programas informativos y campañas de concienciación dirigidas a toda la ciudadanía.

 

9.- Limitación del control formal sobre los espacios públicos o de convivencia (uso restrictivo de sistemas de video-vigilancia, libre acceso de todos los ciudadanos a todos los espacios públicos, uso de los recursos de seguridad pública sólo en ámbitos públicos, etc.).

 

10.- Implantación de redes de apoyo psicopedagógico y formativo a sectores de población potencialmente conflictiva o con riesgo de marginación (jóvenes ociosos, menores conflictivos, etc.).

 

11.- Recuperación y adaptación de los espacios públicos infrautilizados en zonas con alta tasa de delincuencia y conflictividad social (para usos deportivos, culturales, formativos, ocupacionales, etc.).

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
28 marzo 2011 1 28 /03 /marzo /2011 23:00

Tema polémico éste, como todos los que tienen que ver con las intervenciones militares en cualquier país. Desde la auténtica izquierda política de este país, representada por la coalición Izquierda Unida, queremos manifestar nuestro más rotundo rechazo a la intervención militar internacional en Libia, que bajo la aparente y muy honorable bandera de la defensa a los Derechos Humanos, esconde, como suele pasar siempre en estos casos, otros intereses muy diferentes.

 

Efectivamente, nos dicen que estamos ante una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que autoriza y da por tanto plena cobertura legal para una intervención militar en Libia, auspiciada por Francia, EE.UU. y Gran Bretaña, pero como decíamos, se trata de una nueva barbaridad, de una nueva guerra, que no es mi mejor ni peor que las demás, sino una guerra más. Las guerras nunca pueden estar justificadas, porque al igual que las venganzas, nunca son buenas, sino que muy al contrario, provocan siempre más sufrimiento, más éxodos de población, hacen que se enconen los enfrentamientos, y dificultan la solución de los conflictos. Y de eso no puede haber ninguna duda. Sólo tienen dudas en esto aquéllos que no creen de verdad en el PACIFISMO, que son pacifistas no practicantes, pero que en cuanto ven algún rescoldo de candela, arriman nueva leña para que siga ardiendo al viento que más les convenga. Sólo desde un auténtico pacifismo, real y sin ningún tipo de fisuras ni de justificaciones, se tienen claros todos los puntos de vista, todas las situaciones.

 

libia.jpgY es completamente hipócrita hablar de la defensa de los Derechos Humanos en Libia, cuando hay un montón de conflictos en todo el mundo que reproducen el mismo patrón: un tirano que sojuzga y masacra a su pueblo, ¿entonces porqué se actúa en Libia? Pues simplemente porque Libia juega un papel muy importante en el norte de África y en el Mediterráneo, y porque los países más poderosos quieren gobernar los cambios que se vayan a producir a su acomodo. Y se nos pregunta por la ciudadanía, ¿entonces qué podemos hacer? ¿Nada? Podemos hacer mucho, utilizando al máximo los medios civiles que tiene la Comunidad Internacional: bloquear las cuentas de los tiranos, embargar las armas para que no tengan medios de reprimir a sus pueblos, y tomar todas las medidas con contundencia y valentía para aislar políticamente e esos regímenes. Ésas medidas tuvieron éxito por ejemplo en el caso de Sudáfrica, pero Sudáfrica no fue bombardeada, como no lo es actualmente Israel, ni Palestina, por sus conflictos territoriales, ni Marruecos por el conflicto del Sáhara, ni Birmania o Chechenia, por sus conflictos de soberanía. Tomando las palabras de Gaspar Llamazares: "Frente a la diplomacia de los cañones, usemos la diplomacia de los valores". 

 

Ni qué decir tiene que desde Izquierda Unida apoyamos a las fuerzas de la izquierda Libia que luchan de manera justa por sus derechos laborales, sociales y políticos, pero la democracia no se puede imponer por la fuerza, por lo que dudamos de que esta resolución de la ONU vaya en apoyo del pueblo libio, y no una vez más de intereses espurios del imperialismo, intereses políticos, económicos y geoestratégicos. Después de los desastres de Irak y Afganistán, aludiendo cínicamente a los intereses del pueblo, una intervención militar en Libia puede acabar como las otras, haciéndose eterna y vulnerando los derechos humanos de forma brutal.

 

Pero además, pensamos que esta intervención militar no sólo implica un desprecio a los Derechos Humanos más elementales, sino también un vano y burdo intento de desviar la atención de la ciudadanía española sumergida en la crisis, hacia otros derroteros. Este ataque militar, y los que desgraciadamente vendrán luego, sólo traerán más sufrimiento y penurias. Por tanto y desde la Izquierda, exigimos que no se utilicen las bases militares americanas instaladas en nuestro país, y que España no envíe ningún contingente militar a la zona en conflicto, y una vez más nos declaramos enemigos de la guerra, amantes de la paz, partidarios de la disolución de la OTAN y de cualesquiera otros bloques militares, y contrarios al imperialismo estadounidense.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
27 marzo 2011 7 27 /03 /marzo /2011 23:00

Continuamos con el gran bloque general dedicado a los Derechos Humanos, y dentro de él, nuestro último artículo expuso el programa local de IU en relación a la Violencia de Género, dentro del capítulo más general de Perspectiva de Género. Pues bien, continuemos ahora con dicha perspectiva de género aplicada al urbanismo, para cerrar este capítulo. Vuelvo a recordar a los lectores que mi fuente principal para la exposición de todos estos artículos es el Programa Electoral Oficial de IU, que los lectores interesados pueden encontrar en Internet.

 

Pensamos desde Izquierda Unida que el diseño de la ciudad determina la calidad de vida de todos sus habitantes, pero especialmente la de las personas sobre quienes recaen más obligaciones cotidianas, y sin cuyo consenso se ha determinado su desarrollo. Entre este grupo se encuentran las mujeres. Los hombres suelen tener trayectorias lineales: "de casa al trabajo y del trabajo a casa". Eso supone un transporte lineal, de punto a punto y no en red. Las mujeres, en cambio, tienen trayectorias en zig-zag. Su dedicación al trabajo remunerado y la resolución del trabajo cotidiano de la familia les obliga a tránsitos entre mercado, tiendas, colegios, el lugar de trabajo, áreas de recreo, y la vivienda. Eso supone muchos trastornos, en la medida en que la ciudad no responde a una estructura urbanística que favorezca esta movilidad. Hoy por hoy, y a la espera de tiempos más igualitarios, las mujeres se ocupan mayoritariamente del cuidado de los hijos, de los mayores y de todos los elementos más débiles de la sociedad. Las mujeres son, en cuanto madres, las intérpretes primarias de las necesidades de niños y niñas. La total responsabilidad, cuando no el trabajo en sí, derivada de las tareas de mantenimiento, limpieza y avituallamiento de la casa, recae sobre sus hombros. Las mujeres son, además, la voz de los otros grupos infrarrepresentados, es decir, sin voz.

 

Es necesario por tanto dar voz a las propias mujeres para que sean ellas las que expliquen cuál es su relación con el espacio de la ciudad, las disfunciones que puedan detectar, los problemas que tienen o los espacios que les resultan especialmente adecuados para desarrollar su compleja vida, intentando compaginar tantos perfiles como representan a lo largo de una típica jornada. Como primeros pasos en esta dirección se pueden proponer los siguientes:

 

1.- Realización de estadísticas o información donde se refleje el uso de los espacios de la ciudad, atendiendo al sexo de los encuestados.

 

2.- Mejorar el desarrollo y ordenamiento territorial, empezando por el propio barrio.

 

3.- Reforzar la democracia local, impulsando los procesos urbanísticos de modo que incorporen más y mejores procesos de participación.

 

4.- Optimizar las infraestructuras (transportes, iluminación, limpieza, espacios verdes, etc.), y la seguridad de nuestras ciudades.

 

5.- Elaboración de los PGOU's teniendo en cuenta, además, las opiniones de los movimientos feministas de mujeres.

 

6.- Formación en materias de urbanismo y género para el personal técnico de las áreas municipales implicadas en el diseño de la ciudad.

 

7.- Divulgación de experiencias de buenas prácticas en esta temática.

 

8.- Incorporación de mujeres formadas en urbanismo en las áreas de decisión relacionadas con el urbanismo municipal.

 

9.- Reserva de VPO's para mujeres en situación de riesgo especial por violencia de género o condiciones socioeconómicas.

 

10.- Políticas de viviendas en alquier públicas aplicando (excepcionalmente) criterios de discriminación positiva de género.

 

11.- Incluir equipamientos de todo tipo, especialmente para personas dependientes (menores, discapacitados y personas mayores), en los barrios.

 

12.- Asegurar la calidad, mantenimiento, seguridad y limpieza de los espacios libres de juego (para menores) y de sociabilidad (para personas mayores).

 

13.- Reducir la inversión en transporte privado y aumentarla para el transporte público.

 

14.- Ampliar las redes de transporte público para dar servicio a los barrios con menor número de vehículos y mayores deficiencias de transporte.

 

15.- Dar apoyo al pequeño comercio.

 

16.- Proponer y respetar una moratoria en la instalación de grandes centros comerciales que requieran el uso del transporte privado.

 

17.- Proponer la obligatoriedad para las empresas de incluir espacios para el cuidado y la estancia de menores y mayores en equipamientos comerciales.

 

18.- Proponerla también para los equipamientos culturales y deportivos.

 

Continuaremos en nuestra siguiente entrega con el modelo de seguridad ciudadana que proponemos.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
25 marzo 2011 5 25 /03 /marzo /2011 00:00

Continuamos con el gran bloque de los Derechos Humanos, hablando a continuación sobre los temas relacionados con la Perspectiva de Género. El cambio y la transformación social que propugnamos desde Izquierda Unida para nuestras ciudades, pasa obligatoriamente por la ocupación de la mujer en la vida pública, y por la politización de la vida privada. Las mujeres han sido (social e históricamente) discriminadas por un modelo económico y reproductivo que las ha relegado al ámbito de lo privado, impidiendo su participación plena en la toma de decisiones. De esta forma, el modelo neoliberal ha asegurado su discriminación social y personal, cediendo, en ocasiones, espacios desde la asimetría y proporcionando una ilusión de igualdad. Las políticas de mujer se han limitado a ayudas económicas para la maternidad, a la concesión de créditos blandos para las mujeres empresarias, y a la creación de instituciones que presentan al paternalismo como única herramienta de actuación. Políticas en suma que han tratado de impedir que las mujeres, como colectivo, tomen conciencia de sus propios intereses y necesidades, más allá de los intereses del modelo económico dominante.

 

Es por todo ello necesario una apuesta por una política feminista que permita a las mujeres ejercer su capacidad y su derecho de actuar e influir plenamente en la sociedad. Y dicha apuesta política únicamente se puede conseguir mediante la politización del espacio público, comenzando por el espacio local, el cotidiano. Por ello, un objetivo prioritario de IU será poner en marcha un proceso de democracia participativa que permita a las mujeres decidir en los asuntos locales. Proceso que por tanto garantizará la justicia social y la presencia de las mujeres y de los hombres de forma igualitaria para decidir colectivamente sobre economía, empleo, derechos sexuales, vivienda, maltrato, medio ambiente, educación, etc., siempre como ciudadanos de pleno derecho. Pues bien, enunciados estos principios, vamos a abordar a continuación algunos temas enmarcados en la perspectiva de género.

 

violencia_genero.jpgEn cuanto a la Violencia de Género, desde Izquierda Unida apostamos por la Administración Local, como la más cercana a la ciudadanía, para que promueva políticas activas que prevengan la violencia de género y que terminen por erradicarla, teniendo en cuenta tres ejes principales, como son la Prevención, la Atención y la Coordinación. Entendemos que es competencia de la Administración Local encontrarse donde se demandan los servicios por parte de la ciudadanía, y para ello es imprescindible poner en marcha las siguientes herramientas:

 

A) Plan Municipal Integral de Atención a las Víctimas de Violencia de Género, en coordinación con el resto de Administraciones, que cuente con una dotación presupuestaria suficiente, con la contratación de personal adecuado, y con mecanismos de evaluación continua que permitan ir avanzando en la consecución de objetivos. Dichos objetivos contemplarán:

 

1.- Mayor responsabilidad de las Administraciones Públicas en el trabajo reproductivo, creando una amplia red de servicios públicos colectivos: escuelas infantiles, lugares de reunión para jóvenes fuera del horario escolar, centros para las personas mayores, asistencia a domicilio, etc.

 

2.- Creación de Centros Asesores que presten un servicio de atención jurídica y psicológica integral, y suficientes Casas de Acogida para mujeres maltratadas, gestionadas públicamente.

 

3.- Recursos municipales ante situaciones de emergencia específicas.

 

4.- Estrecha colaboración entre la Concejalía de la Mujer y la de Asuntos Sociales.

 

5.- Los empleados públicos que presten sus servicios en estas áreas, cursarán una formación específica en agresiones y malos tratos.

 

6.- Creación de dispositivos de urgencia para las mujeres víctimas de violencia, al margen de su solicitud o no de la orden de protección, en coordinación con otras Administraciones, y personación de los Ayuntamientos como acusación particular en estos casos.

 

7.- Campañas de sensibilización y formación, dirigidas especialmente a la juventud.

 

8.- Creación en todos los procesos selectivos, tanto de funcionarios como de personal laboral fijo, de bolsas para personal eventual e interino, donde se contemplen unas plazas de reserva para víctimas de violencia de género, fomentando de esta forma la independencia y la emancipación de la mujer.

 

9.- Servicio jurídico y psicosocial para facilitar información y atender a las necesidades inmediatas de las mujeres víctimas de la violencia machista.

 

B) Observatorio contra la Violencia de Género, como instrumento que garantice la aplicación del Plan Integral de Atención a las Víctimas, con los siguientes objetivos:

 

1.- Incremento del desarrollo de programas de prevención y detección temprana de la violencia de género, desde la infancia y la adolescencia.

 

2.- Desarrollo de intervenciones específicas de prevención de la violencia de género con hijas e hijos de mujeres agredidas.

 

3.- Creación o fomento de dispositivos de urgencia para las mujeres víctimas de violencia, en coordinación con otros Ayuntamientos, comarcas o mancomunidades, y personación del Ayuntamiento como acusación particular en los casos donde corresponda.

 

4.- Fomentar un mayor conocimiento, adhesión e identificación con el contenido del Pacto Ciudadano contra la Violencia de Género.

 

5.- Centro de Mediación y resolución de conflictos familiares municipal, de carácter preventivo, y cuyo fin sea adelantarse a las medidas coercitivas que se puedan adoptar.

 

C) Sensibilización y Formación, con los siguientes puntos:

 

1.- Ampliar los canales de difusión mediáticos para que esta problemática llegue a toda la población, y así concienciar y sensibilizar sobre sus consecuencias.

 

2.- Talleres de resolución de conflictos, donde se fomente en el alumnado la conducta asertiva, habilidades sociales, y se aprendan alternativas a la conducta agresiva.

 

3.- Campañas de prevención de violencia de género en el alumnado de las Enseñanzas Primaria y Secundaria, donde se estudie el papel que juegan los roles masculino y femenino, así como la inteligencia emocional, la dependencia emocional y económica, el aislamiento social y los límites.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
24 marzo 2011 4 24 /03 /marzo /2011 00:00

Nuestro último artículo sobre este tema ya había dejado sentadas algunas bases interesantes sobre el mismo, y vamos a retomarlo a partir de ahí. Y siguiendo de nuevo a Gómez Movellán, diríamos en primer lugar algo que ya avanzábamos desde el primer artículo, y es que las instituciones deben abandonar el catolicismo simbólico que profesan, si queremos caminar hacia un Estado laico. Y es que los símbolos son numerosísimos y muy interesantes, incluso algunos de ellos muy subliminales. Enumeraremos algunos ejemplos: ninguna autoridad pública debe asistir a procesiones o actos litúrgicos, y tampoco el Rey, como representación máxima del Estado. Siguiendo en esa línea, las fuerzas de orden público, el Ejército o cualquier otro organismo público no deberían desfilar en las procesiones religiosas, y tampoco las autoridades eclesiásticas deberían ser autorizadas a dirigir o coparticipar en la presidencia de las celebraciones civiles. Las fórmulas de juramento confesional deberían ser suprimidas en la toma de despachos civiles. Ningún símbolo religioso debería presidir aulas o dependencias públicas. El Rey no puede ofrecer España a Santiago Apóstol.

 

estado laico 3Por otra parte, nuestra legislación debería ponerse al día suprimiendo los Acuerdos y Concordatos existentes con las diferentes confesiones religiosas. Incluso si ello requiere de una reforma constitucional, debería emprenderse esa reforma (y de paso aprovechar para abordar otras que se tienen aparcadas desde hace mucho tiempo, como la reforma del Senado para convertirlo en la auténtica cámara de representación territorial). Siguiendo con la línea ya mencionada, se debe acabar con la financiación por parte del Estado del clero y de la Conferencia Episcopal. Actualmente, aparte de las vías de financiación indirectas a la Iglesia Católica, existe una financiación directa (presupuestaria) al sostenimiento de la misma, que además cada año se incrementa. Aparte de que el propio sistema de financiación que establecía el Acuerdo con la Santa Sede ha sido vulnerado (pues deberíamos ya estar en la fase de autofinanciación), se requiere una ruptura radical, cerrando el grifo de esa financiación directa. Y en este sentido, los proyectos que se están barajando para financiar a otras religiones minoritarias, en aras de garantizar un trato igualitario, deben también ser rechazados, ya que supondrían dar una mayor legitimación a la financiación del clero católico.

 

Tenemos también el problema de que determinadas áreas de la Asistencia Social están casi monopolizadas por las organizaciones eclesiásticas. Ya sabemos que una parte importantísima de la asistencia hospitalaria, asistencia a ancianos, a sectores excluídos socialmente o a actividades de cooperación al desarrollo, las realiza la Iglesia Católica por medio de una financiación subvencionada por diversas Administraciones Públicas. En un Estado verdaderamente laico, éste debería asumir directamente toda la Asistencia Social, y en cualquier caso no es tolerable el trato privilegiado que las organizaciones eclesiásticas mantienen en relación a las ONG's no religiosas.

 

También se require, como pilar básico y fundamental, un cambio total en el enfoque del sistema educativo, que aborde la debilidad del sistema público. El modelo actual es un modelo educativo dual (entre escuela pública y privada subvencionada), pero con hegemonía efectiva de la educación católica, tanto en la enseñanza privada como en la pública. Nos parece un disparate que la enseñanza obligatoria, primaria y secundaria, pueda estar segregada en función de una libertad de elección de los padres, basada en su libertad religiosa o de creencias. Si no ponemos ningún límite a la concertación con los colegios privados (en su gran mayoría católicos), no evolucionaremos nunca hacia una verdadera situación de laicidad. Pensamos que la financiación pública de la enseñanza privada debe limitarse a ser un recurso excepcional y subsidiario, y que los conciertos con la escuela privada deberían revisarse y congelarse paulatinamente, con la reversión de dichos colegios a la red pública.

 

El desafío de la escuela española, a medio plazo, además de poner fin a la hegemonía religiosa, es avanzar en calidad a todos los niveles (programas contra el fracaso escolar, nuevo desarrollo curricular, formación permanente del profesorado, adaptación a las TIC's, etc.), y por supuesto, instaurar la plena laicidad como principio fundamental del sistema y de las normas que lo regulen. Pero a corto plazo, la escuela pública también debe evitar una segregación social educativa en la enseñanza obligatoria. En fin, mientras no exista una escuela pública laica que tenga como meta la educación en igualdad, tampoco existirá un auténtico Estado laico.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
23 marzo 2011 3 23 /03 /marzo /2011 00:00

En esta tercera entrega de los artículos dedicados a exponer el programa electoral local (en sentido genérico) de la coalición Izquierda Unida, y una vez expuesto el bloque de Cultura en el artículo anterior, vamos a comenzar a abordar aquí el tema de los Derechos Humanos. Desde IU pensamos a este respecto que la ciudad debe ser una comunidad política en la que todos sus habitantes sean solidarios con un proyecto de satisfacción de las necesidades colectivas y de desarrollo sostenible, equitativo, inclusivo y respetuoso con los Derechos Humanos sin discriminación (insistimos: SIN NINGUN TIPO DE DISCRIMINACION), desde una perspectiva de responsabilidad compartida.

 

Pensamos que la ciudadanía, los derechos y las responsabilidades se expresan en primer y principal lugar en el plano local. Entendemos por tanto que la ciudadanía sólo se puede ejercer bajo unas condiciones concretas, que doten a la población de herramientas reales para ejercer sus derechos y cumplir sus obligaciones. Consideramos que la ciudadanía está compuesta por TODOS aquéllos pobladores del municipio, INDEPENDIENTEMENTE DE SU ORIGEN, O DE SU SITUACIÓN JURÍDICA, ADMINISTRATIVA O ECONÓMICA. Insistimos en este punto para desmarcarnos claramente de otras opciones políticas que ya desde aquí marcan diferencias, por ejemplo queriendo establecer limitaciones en cuanto al censo municipal o en cuanto a los derechos de reagrupación familiar de cara a los inmigrantes. Por lo tanto, las actuaciones deben garantizar, siempre y en primer lugar, el acceso a sus derechos de los sectores excluídos o en riesgo de exclusión. Las grandes líneas de actuación dentro de este bloque son Vivienda, Perspectiva de género, Seguridad, Salud y Asistencia Sanitaria, Diversidad Afectivo Sexual, Atención a nuestros Mayores, Inmigración, Educación, Participación Ciudadana, Solidaridad y Cooperación, y Ciudadanía e Inclusión Social. Programa extensísimo el de estos puntos, que intentaremos ir resumiendo y troceando en los siguientes artículos.

 

vivienda.jpgComencemos por los temas relativos a la Vivienda. Para IU, y de acuerdo con los derechos reconocidos en la Carta Ciudadana de Derechos Sociales, las políticas municipales tendrán por objetivos garantizar:

 

1.- El acceso a una vivienda digna, en propiedad o alquiler, habiendo de destinar el ciudadano usuario de la misma para dicho concepto no más del 30% de los ingresos individuales.

 

2.- El acceso a una vivienda adaptada a las necesidades de cada núcleo familiar y de cada persona.

 

3.- La creación de una Agencia de Control del Fraude Inmobiliario, que prevea unas garantías mínimas en la oferta inmobiliaria, bien sea en obra nueva o en vivienda usada.

 

Dentro del Instituto Municipal de la Vivienda, se creará la Agencia Pública de Alquiler, con el objetivo de poner en el mercado las viviendas vacías, así como el fomento del alquiler como una opción a valorar entre los ciudadanos. Dicho Instituto también tendrá entre sus objetivos prioritarios la rehabilitación de zonas altamente degradadas, especialmente en el Centro Histórico, pero también en nuestros barrios, espacios cada vez más olvidados y con gran pérdida de calidad de vida, por el deterioro físico y social existente. Desde las políticas municipales de Vivienda, también se luchará contra la marginación y la exclusión social. Por una parte, erradicando el chabolismo y la infravivienda, y por otra, poniendo a disposición municipal un parque suficiente de viviendas que sirvan para cubrir la prestación de alojamiento alternativo, recursos que dependerán del Área de Derechos Sociales.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
22 marzo 2011 2 22 /03 /marzo /2011 00:00

Continuando con nuestros artículos de corte psicológico, pero de aplicación muy directa en nuestra vida real y cotidiana, voy a abordar aquí un tema que me parece de total vigencia, máxime cuando se aplica a muchos estilos de vida que llevamos actualmente. Tiene que ver de nuevo con la Felicidad, ese anhelado objetivo del ser humano por excelencia, algo que parece ser tan difícil y tan sencillo a la vez, algo que parece que nosotros mismos complicamos hasta la saciedad. Y lo vamos a ligar también a una de las máximas del Zen, de la Filosofía Oriental, en el sentido de proclamar que la Felicidad hay que buscarla más dentro que fuera, es decir, es un Estado más que un Destino, es una Actitud más que un Objetivo. Y que parafraseando a muchos otros autores que han abordado el tema, "saber vencerse a uno mismo es mucho más difícil que saber vencer a los demás".

 

felicidad1.jpgPues bien, hecha esta introducción, vamos a estructurar este artículo con los tres grandes trozos de la novela clásica, esto es, planteamiento, nudo, y desenlace, para intentar llegar al mensaje final, para que éste no solo se comprenda, sino que cada cual pueda proyectarlo a su propia vida, pueda interiorizarlo y aplicárselo a sí mismo, puesto que son situaciones, como decíamos al comienzo, bastante frecuentes en nuestra vida cotidiana. En el planteamiento partiremos de situaciones que nos parecen  perfectamente comunes, sentimientos, opiniones, que habremos escuchado a muchas personas muchas veces en nuestra vida. En el nudo, veremos los posibles problemas asociados a dichos planteamientos, para intentar hacer ver lo erróneo de dichos enfoques y opiniones. Por fin, en el desenlace, comprenderemos cuál es la actitud, la interpretación correcta que debemos hacer, para intentar sacar nuestra enseñanza, nuestra moraleja final:

 

1.- Planteamiento. La felicidad es el destino de nuestra vida, y como tal, la vemos como un gran reto futuro, un desafío para el que nos sentimos realmente preparados, física, intelectual y emocionalmente. Así que nuestra vida comienza, se va desarrollando, y a medida que esto ocurre, vamos sufriendo una serie de inconvenientes, problemas, etc., que nos hacen postergar este desafío de la felicidad, para corregir, arreglar, soslayar, solucionar, los problemas que van apareciendo. Por ejemplo, de niños pensamos que seremos más felices de adultos, cuando podamos dedicarnos a la profesión que nos gusta, cuando podamos ser médicos, abogados, directores de cine, etc., y en el Instituto pensamos que nuestra felicidad será plena cuando podamos estudiar nuestra carrera preferida en la Universidad. Cuando lo conseguimos, pensamos que seremos muy felices cuando por fin acabemos los estudios, y podamos trabajar en lo que nos gusta. Ya somos titulados universitarios (o profesionales de cualquier cosa), pero nuestra felicidad no llega porque no tenemos trabajo, por tanto pensamos que cuán felices seríamos si tuviéramos un empleo, por realizarnos y poder llevar a cabo nuestros proyectos.

 

2.- Nudo. Nuestra vida adulta se complica, por fin conseguimos empleo, y después de varias relaciones sentimentales y/o de pareja más o menos estables, decidimos ser padres, y nos convencemos a nosotros mismos de que nuestra vida será mejor después de tener un hijo (muchas parejas equivocadamente esconden sus problemas o los intentan enmascarar con el advenimiento de un hijo), y después pensamos que no seremos felices hasta que no le demos a nuestro hijo/a un hermanito/a por lo menos. Entonces nos sentimos frustrados porque los hijos no son lo suficientemente grandes, y nos convencemos de que cuando sean mayores nuestros problemas desaparecerán. Cuando se hacen adolescentes vienen nuestros problemas porque son difíciles de tratar, y creemos que seremos más felices cuando salgan de esta etapa. Si además nos separamos o divorciamos de nuestra pareja, vamos larvando un sentimiento interior de resentimiento, de experiencia negativa, de filtro y selección sobre posibles parejas futuras que podamos tener, como pensando que disponemos de la veteranía suficiente como para ser felices sólo con unos raseros muy altos, y que como no lo vamos a encontrar, mejor renunciar a ello. Seguimos con problemas, y además los vamos centrando en aspectos materiales, y pensamos que seremos más felices cuando podamos comprarnos un mejor coche, una mejor casa, o cuando podamos permitirnos esas vacaciones soñadas. El caso es que a medida que vamos consiguiendo esas cosas, sin darnos cuenta nos proponemos nuevos objetivos, y vamos postergando el gran objetivo, esa consecución de la felicidad, que parece ser que nunca llega.

 

felicidad2.jpg3.- Desenlace. Tenemos que negar la mayor. La felicidad no es el gran objetivo alcanzable. La felicidad ya está. La tenemos desde siempre. La hemos tenido desde que nacimos. Simplemente no la vemos, porque nuestros equivocados intereses no nos dejan verla. Veamos con qué belleza se nos describe en el Zen: "Este dedo te está señalando el camino hacia la luna...Si tu atención se concentrara en el dedo, habrías perdido toda la gloria celestial". Creo que se puede comprender el mensaje perfectamente, pero adaptando dicho mensaje a una explicación menos críptica, diremos simplemente que no hay mejor momento para ser felices que ahora. Tu vida estará siempre llena de retos, por tanto es mejor aceptarlo y decidir ser felices de todas formas. De ahí que esto sea una actitud ante la vida. Interpretamos por largo tiempo que parece que la vida feliz está a punto de comenzar, pero siempre hay algún obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar, y si no fuera por eso, seríamos felices...craso error. Los propios obstáculos son la vida. Por tanto la felicidad no es un destino, no es un objetivo, es un estado, una actitud, la felicidad es el propio camino. LA FELICIDAD ES EL TRAYECTO. Es como si viajáramos permanentemente en un tren, un tren siempre en movimiento, un tren que no volverá a pasar nunca por donde está pasando ahora, por tanto no volveremos a disfrutar del mismo paisaje nunca más, nunca más volveremos a tener 20 años, ni seremos los mismos de entonces, ni volveremos a repetir las experiencias que tuvimos en aquélla relación, en aquél empleo, en aquél viaje, en aquélla casa, con aquéllos amigos...

 

Así que dejemos de esperar para ser felices a que terminemos la escuela, o a que regresemos a ella, o a que bajemos 10 kilos de peso, o a que seamos padres/madres, o a que nuestros hijos se vayan de casa, o a que nos casemos, o a que nos divorciemos, o a que llegue el viernes por la noche, o el domingo por la mañana, o a la próxima primavera...la felicidad está en esas pequeñas y grandes cosas que constituyen nuestra vida. Disfrutemos de ellas.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías