Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
29 noviembre 2012 4 29 /11 /noviembre /2012 00:00

lomce10.jpgEn los anteriores artículos de esta serie hemos introducido la LOMCE, sus antecedentes, sus motivaciones, su visión general. A partir de ahora entraremos en materia, con un análisis un poco más pormenorizado de todo su contenido y enfoque. A grosso modo, podríamos distinguir para su análisis y exposición una serie de ejes básicos donde esta contrarreforma educativa ataca, a saber:

 

1.- Es una reforma mercantilista.

 

2.- Convierte la educación en una carrera de obstáculos con múltiples reválidas.

 

3.- Reduce la carga lectiva a unos contenidos mínimos.

 

4.- Opta por la recentralización y control del currículum por parte de la Administración.

 

5.- Es clasista y segregadora a través de itinerarios selectivos y tempranos.

 

6.- Somete a los centros a las exigencias del mercado competitivo, clasificándolos en ránkings.

 

lomce11.jpg7.- Recorta la financiación en función de los resultados.

 

8.- Apuesta por la gestión empresarial de los centros públicos.

 

9.- Socava la participación democrática de la comunidad educativa en los centros.

 

10.- Fomenta el negocio educativo y legaliza los conciertos con centros que discriminan por razón de sexo.

 

Bien, vayamos por partes, deteniéndonos con más calma en cada uno de estos aspectos. El primer gran enfoque de esta LOMCE es su visión economicista y mercantilista de la educación. En efecto, la orientación que se le da a la misma ya no es de servicio público, sino que se la considera en su vertiente de negocio educativo, no sólo abriendo las puertas a la iniciativa privada, sino también cambiando sus orientaciones de gestión. De hecho, el primer párrafo del anteproyecto, donde define la concepción de la educación que marca la Ley, muestra claramente cómo antepone las necesidades de los mercados a la formación integral de niños y niñas, y a la construcción de una sociedad más justa y cohesionada, orientada a formar personas, y no simples elementos o piezas del mercado neoliberal, desregulado y competitivo.

 

lomce12.jpgLa LOMCE entiende el proceso educativo como un factor dependiente del resto de los procesos económicos, y que debe enfocarse, pues, a potenciar esos procesos. Se afirma textualmente y de este modo que la educación debe entenderse como "motor que promueve la competitividad de la economía y el nivel de prosperidad de un país [...] para competir con éxito en la arena internacional [...] y representa una apuesta por el crecimiento económico y por conseguir ventajas competitivas en el mercado global".  Palabras, ideas y conceptos como "mercado", "competitividad", "resultados", "gestión", "rendimiento económico", etc., se repiten y marcan a lo largo de todo el texto del anteproyecto el horizonte de lo que por educación entiende la LOMCE.

 

lomce13.jpgA mi personalmente, que he tenido oportunidad de trabajar en el ámbito educativo para la empresa privada, me recordaba de forma calcada los planteamientos que sobre la formación y la educación tenía (tiene) el mundo empresarial, que no ve personas, sino números, que no ve procesos, sino resultados, que no ve formación y capacitación, sino rentabilidad, que no ve cooperación y solidaridad, sino competitividad. La educación se vuelve mecánica, insensible, inhumana, sólo guiada por un horizonte mercantilista, que sólo busca objetivos y rentabilidad.

 

Pues este es el mismo enfoque que tiene la LOMCE, por lo cual el mundo empresarial, ávido de entrar al negocio educativo con una mayor tajada, lo habrá visto con muy buenos ojos. Pero este enfoque es una auténtica barbaridad, es un total despropósito, una desvirtuación del proceso educativo como tal, y una usurpación a la ciudadanía de su derecho fundamental a una educación libre, abierta, completa y plural. Obsérvese que en el fondo lo que subyace es un planteamiento ideológico, que ellos además se empeñan en llevar a todos los ámbitos (véanse las recientes tasas que se han aprobado para su aplicación al mundo de la Justicia), porque en el fondo no creen en los servicios públicos, sólo en el valor del dinero y del mercado.

 

lomce14.jpgEn efecto, la Educación no puede mirar al mercado, aunque pueda tenerlo como orientación o referencia. Pero tiene que mirar fundamentalmente a las personas. Y esta orientación debe extenderse además a todos los niveles educativos, desde el más elemental y temprano hasta el nivel universitario. Otra cosa es un auténtico disparate, que sólo demuestra que no se tiene ni idea de Educación, o lo que es aún peor, se quiere prostituir ésta para un mayor beneficio del mercado, anulando la función primordial educativa, su principal objetivo, que consiste en la formación de personas cultas, libres y críticas.

 

Por tanto, plantear una reforma educativa con la idea de formar trabajadores competitivos en el mercado local y global, no es simplemente una forma estrecha y encorsetada de entender la educación, sino que es una inversión lomce15.jpgcompleta de los principios y valores en que se fundamenta todo sistema educativo que se precie de serlo. Formarse como profesional es algo necesario, pero ha de estar subordinado a la prioridad fundamental del sistema, que es formarse como persona y como ciudadano o ciudadana crítica, para avanzar en la construcción de una sociedad más sabia, justa, cohesionada, culta y libre. Continuaremos en siguientes entregas con el desarrollo de los demás aspectos de esta Ley.

Compartir este post
Repost0
28 noviembre 2012 3 28 /11 /noviembre /2012 00:00

El pasado 20 de Noviembre se cumplió un año desde las últimas Elecciones Generales, cuyo resultado, aplicando la injusta Ley Electoral vigente, dió la mayoría absoluta al Partido Popular, que formó Gobierno al poco tiempo, del cual próximamente también se cumplirá el primer año de legislatura. Pero bien vale hacer balance desde el último 20-N, para comprobar cómo toda nuestra sociedad ha entrado en una degradación e involución como nunca antes en nuestra democracia. El balance es completamente desastroso, se mire por donde se mire. Lo que sigue es un pequeño esbozo, una pequeña memoria del mismo, para que no se nos olvide dónde nos está llevando este Gobierno.

 

En efecto, todos los indicadores básicos de la economía han empeorado, tanto si tomamos la tasa de paro en nuestro país (donde se han incrementado no sólo el número en absoluto, sino los índices de paro juvenil, de paro femenino, las familias con todos sus miembros en paro, y las personas que ya no cobran ninguna prestación), como si tomamos el resto de indicadores económicos: la prima de riesgo, los intereses que tenemos que pagar por nuestra deuda, el nivel de pobreza (sobre todo el índice de pobreza infantil, que supera ya en números redondos los dos millones de niños/as), etc. Todo ello como consecuencia de una política nefasta, agresiva contra las clases trabajadoras, pero permisiva contra los grandes capitales.

 

Se está produciendo una escalada privatizadora como nunca antes se había visto, intentando desviar a la iniciativa privada todos los posibles nichos de negocio surgidos de los servicios públicos que se prestan a la ciudadanía. Ello se manifiesta a todos los niveles de la Administración Pública, en Educación, en Sanidad, en Justicia, en Dependencia, en Servicios Sociales, etc. Además, el acoso a los de abajo no termina aquí, sino que incide en todos los aspectos de la vida social de las personas, con lo cual se precarizan todas sus facetas: el empleo es precario, la vivienda es precaria, las prestaciones por desempleo son precarias, mientras que la educación, la sanidad, la justicia etc., quedan cada vez más inalcanzables para el conjunto de la ciudadanía.

 

Como este conjunto de medidas ha echo salir a la calle para elevar la protesta social en todos los frentes, el Gobierno del PP ha tomado medidas para criminalizar cada vez más esta protesta, por un lado con intentos (hasta ahora fallidos) de recortar las libertades públicas y los derechos fundamentales, y por otro mediante la represión policial en las manifestaciones, protestas y movilizaciones ciudadanas. Desde que Rajoy es Presidente, se han convocado dos Huelgas Generales, y se han creado frentes populares, cívicos y aglutinadores de todo el descontento social, formándose la Cumbre Social (formada por los sindicatos y más de 150 organizaciones sociales), la Coordinadora 25-S, el Frente Cívico "Somos Mayoría", y multitud de plataformas para la defensa de los derechos fundamentales de la ciudadanía. Con todo ese panorama, las movilizaciones populares se cuentan por cientos diariamente.

 

Mientras, desde las Instituciones y desde el propio Gobierno se ejerce el poder de una manera fundamentalista, despótica, agresiva y temeraria, a la vez que autoritaria y represora. Los dogmas neoliberales cada vez están más instalados, basándose en su principal mandamiento, justificándolo todo en aras a conseguir el sacrosanto objetivo de la reducción del déficit público. Toda la política económica, social, fiscal, laboral, etc., se enmarca en este objetivo, entrando en una espiral suicida que nos lleva al hundimiento del consumo, al cierre de las empresas, al incremento del paro, y con él a la recesión y a la pobreza. Todo esto enmarcado en una gran involución democrática, perdiendo la soberanía popular, y restando poder a la iniciativa política, cuyo ejercicio se devalúa, e incluso se proponen medidas para deteriorar la democracia, como por ejemplo reducir el número de concejales, o de diputados autonómicos, o restar autonomía a los entes locales.

 

El panorama es completamente desolador, sombrío, patético. Las medidas de rescate a la banca se perpetúan, mientras sus directivos siguen cobrando sueldos astronómicos, comparados con el común de los mortales. A su vez, y de forma grotesca e inmoral, se suceden los deshaucios a las personas que no pueden pagar su hipoteca, y cuando la presión social se ha convertido en insostenible, ante varios suicidios causados por esta situación, se han tomado medidas ridículas que excluyen a la inmensa mayoría de los hipotecados. Todo ello además mientras la patronal bancaria, en un alarde de desmemoria o de demencia senil, junto con una buena dosis de desvergüenza y de descaro, argumenta que lo que hay que hacer, en vez de impedir los deshaucios, es construir más casas y conceder más créditos hipotecarios. El colmo de la indecencia.

 

Nuestro Estado del Bienestar, que nunca llegó a profundizarse y a completarse del todo, ya no es ni sombra de lo que fue. Se implantan medidas para alargar y retrasar la edad de jubilación, a la vez que se impide a los jóvenes que entren en el mercado laboral, si no es a través de nuevos contratos de neoesclavismo laboral. La reforma laboral ha sido la joya de la corona de este indigno Gobierno, pues anula y desmonta todo el entramado de nuestras relaciones laborales, para dar todo el poder al empresariado, desprotegiendo a los trabajadores. A los poderosos, grandes fortunas y grandes empresarios se les sigue protegiendo y permitiendo que defrauden al fisco, mediante inmorales amnistías fiscales, mientras suben impuestos injustos como el IVA, para deteriorar todavía más el consumo familiar. El poder adquisitivo se pierde sin contemplaciones, pues se anulan pagas extraordinarias, se congelan sueldos y pensiones, y se suben los impuestos. El caos está servido.

 

Por si todo esto fuera poco, se plantea de forma subliminal una recentralización del Estado, mediante una asfixia económica en primer lugar a las Comunidades Autónomas, para plantear en segundo término una posible devolución de competencias en aras a conseguir un mayor nivel de ahorro. Los ERE's se abren también a los trabajadores y empresas públicas, de tal forma que las Administraciones Públicas pueden despedir a su personal laboral simplemente cuando baje su presupuesto, cosa que está a la orden del día. Y en la empresa privada ni hablemos: impunidad total para despedir sin causa, y masivos ERE's del personal, incluso aunque se hayan tenido beneficios. Por ejemplo, Iberia despedirá a 4.500 trabajadores. Los casos se multiplican diariamente.

 

Los derechos sociales también sufren retrocesos, como las reformas que está llevando a cabo el Ministerio de Justicia de Gallardón, que ha planteado nuevas modalidades punitivas, que sólo obedecen a una legislación populista y en caliente, subida escandalosa de tasas judiciales, que impedirán la tutela judicial efectiva de forma universal, y tiene prevista una involución en la Ley del Aborto, que nos hará retroceder más de 20 años en este asunto, que ya creíamos superado. Se ejerce abiertamente un nuevo tipo de terrorismo, que pudiéramos llamar "Terrorismo Administrativo", cuando has de pagar el doble de lo que te cuesta una multa si quieres recurrirla, o bien un juez dicta una sentencia para echarte de tu casa, basando su sentencia en una Ley Hipotecaria que tiene más de un siglo. Servicios hasta ahora gratuitos, como los SOJ (Servicios de Orientación Jurídica), se desmontan y se le aplican tasas.

 

Pero no quedan aquí los desastres y retrocesos. El acoso a todo lo que huela a público es persistente, se ataca a la Corporación RTVE para poder controlarla y manipularla desde el poder político, a la vez que se ataca a las Televisiones Públicas Autonómicas, abriéndose la vía para su privatización. Hemos de ir terminando, pero se hace difícil, pues quedan cosas en el tintero de todo punto intolerables: el apoyo a proyectos como EuroVegas (o Barcelona World, por la gentuza de CIU) dejan claro qué tipo de gente le gusta a este Gobierno, y el modelo productivo y de negocio por el que quiere apostar: construcciones masivas, juego, mafias, prostitución, casinos, hoteles de lujo, evasión fiscal, prácticas mafiosas de grandes empresas, esclavismo laboral, indecencia administrativa, permisividad legal, paraíso fiscal, destrucción medioambiental. Leyes recientes, como la nueva modificación a la antigua Ley de Costas de 1988, o la nueva Ley sobre la Reforma del Mercado del Alquiler de Viviendas, dictan claramente las tendencias, apoyando a la iniciativa privada, y desregulando los mercados, para desproteger a los más débiles.

 

Se continúa en esas mismas líneas en los PGE para 2013, que ahondan en las desigualdades, y ponen de manifiesto los mismos intereses políticos. Con un supuesto rescate total a la economía española, que todavía no se ha formalizado (con sus correspondientes nuevos recortes), y con episodios espeluznantes que protagoniza la clase trabajadora para proteger sus derechos, como la huelga de hambre que están llevando a cabo 7 trabajadores de Telefónica. Mientras, se suceden sucias, manipuladoras y mentirosas declaraciones de nuestros dirigentes políticos, afirmando cosas como que "estamos saliendo de la crisis". Incumplimiento flagrante, constante y masivo del Programa Electoral, falta de legimitidad, improvisación y caos generalizado son tónicas de este Gobierno. Y yo me pregunto: ¿Hasta cuándo podremos resistir así? ¿Es posible continuar por esta senda hasta que el señor Rajoy finalice su mandato? ¿Se puede consumar con esta deriva la legislatura completa? Depende de nosotros. Me gustaría no tener que escribir nunca el segundo aniversario de las Elecciones del 20-N.

Compartir este post
Repost0
27 noviembre 2012 2 27 /11 /noviembre /2012 00:00

Estamos en la recta final de los artículos que estamos dedicando a intentar concienciar de la necesidad de una revolución popular, y en dicho tramo vamos a centrarnos en concretar un poco más la propuesta sobre Proceso Constituyente que entendemos se debe producir en nuestro país. Creo que ya hemos argumentado hasta la saciedad la necesidad de esta revolución, desde todos los puntos de vista, con sus pros y sus contras, luego lo que queda en adelante es referirnos ya a algunos puntos concretos sobre su organización, sus bases, sus planteamientos, su método.

 

revolucion41.jpgObjetivo principal para el éxito: generar una mayoría social que apoye este proyecto, mayoría constituida por los de abajo, por el pueblo entendido en su más amplio término, por toda la sociedad que sufre las consecuencias de esta crisis sistémica y multifacética generada por el propio capitalismo. Dicha fuerza constituyente, dicho contrapoder ciudadano, como lo hemos designado en artículos anteriores, debe hacer suyo el proyecto, comprenderlo, desearlo y asimilarlo, y de esta forma extenderlo por toda la ciudadanía, de todas las edades, de todas las profesiones, de tal forma que la responsabilidad del nuevo proyecto de país se asuma de forma mayoritaria y generalizada. A medida que consigamos este objetivo tendremos el éxito garantizado.

 

revolucion42.jpgUn buen modo de contribuir a ello consiste, como intentamos hacer continuamente en este Blog, en hacer mucha pedagogía, intentando destruir los falsos mitos, y los falsos consensos del capitalismo, que nos han convencido (entre otras muchas cosas), de que eso de la lucha de clases es un camelo, y de que el supuesto enemigo de clase aceptaba el pacto político por el Estado del Bienestar, y todas las conquistas sociales y laborales que los trabajadores/as habíamos conseguido mediante décadas de lucha obrera. Tenemos que tener claro que los poderes fácticos, el poder real en este país, ha acreditado suficientemente que no cree en dicho pacto social, ni está dispuesto a compartir el poder real, ni los beneficios conseguidos para la clase trabajadora. Por tanto, hay que exigir responsabilidades sociales y políticas por la usurpación de la riqueza social, y su acumulación en escasas manos, por unos pocos, empobreciendo a los de abajo.

 

revolucion43.jpgLa estrategia, tal como estamos poniendo en marcha, aunque lentamente, es desplegar un proceso de acumulación de fuerzas mediante la organización de tejido social y político. Concienciar y movilizar a la sociedad civil organizada, mediante los diversos colectivos afectados, de parados, de jubilados, de estudiantes, de mujeres, de pensionistas, de afectados por la hipoteca, de trabajadores precarios, de empleados públicos, para que entiendan que el único camino es desmontar el actual régimen por completo. Cada vez imbricando a estos colectivos con los colectivos que simpatizan o militan en organizaciones sociales y/o políticas, y que comparten los mismos objetivos, consiguiendo que las ideas para un nuevo Proceso Constituyente popular se extienda como un reguero de pólvora.

 

revolucion44.jpgEn este sentido, cualquier iniciativa y/o colectivo organizado que propugne un estado social, justo y equitativo, puede y debe contribuir al proceso, encontrando su adecuada ubicación entre las fuerzas que impulsan el nuevo proceso constituyente. Nuestro reto es conseguir tejer cada vez más ampliamente esas redes políticas y sociales en la forma más eficaz para fortalecer el proceso, y poder alcanzar sus objetivos. Y por supuesto y desde este punto de vista, entendemos que ningún actor político debe aspirar a patrimonializar el proceso, pues este proyecto pertenece a todos los que lo hagan suyo, y en especial a todas las personas que contribuyan con él, a su propagación, a su implicación, a su extensión, a su implantación. Por supuesto y de forma muy especial, a todas las personas que se han movilizado y han ocupado las plazas y calles de nuestro país, en todos sus pueblos y ciudades, llenándolas de indignación y de rebeldía ante el resultado del contraproceso constituyente neoliberal, que ha acabado incluso con la (ya obsoleta) Constitución Española de 1978, que cumplirá próximamente sus 34 años de vida.

 

Las luchas cotidianas en defensa de los derechos y la dignidad de las personas, crean continuamente contrapoder real, cuando paralizan y frenan las continuas agresiones de las oligarquías. Como ya hemos dicho otras veces, se trata de un proceso destituyente de esta coacción que nos ejerce el sistema, al que nos presiona todos los días, y que nos somete continuamente a un acoso y derribo. En defensa de todos los Derechos Humanos, de su prevalencia sobre países y sistemas, y en la defensa de lo colectivo, de lo público, de todos y todas frente a cualquier lógica de desposesión y/o usurpación de la riqueza social colectiva y de los derechos políticos, sociales y laborales de la población.

 

revolucion45.jpgPor tanto, el fortalecimiento del sujeto político constituyente, el pueblo soberano, se logrará utilizando la herramienta de la Convergencia, una convergencia lo más amplia posible, con todo ese entramado social y político, con expresiones sociales organizadas. El éxito del nuevo Proceso Constituyente es requisito imprescindible y paso previo para poder obtener la fuerza suficiente con respecto a la Unión Europea, y poder plantear también de cara a ella un nuevo Proceso Constituyente Europeo, por la Europa de los pueblos, de las gentes, de las personas. Desmontar todo el actual entramado de la UE, destituir todos sus Tratados, y poder construir otra Europa diferente a la actual Europa del Capital. Desde Maastricht nos llegan estos fangos, estos lodos, pues en aquél Tratado se introdujeron las bases que permiten los actuales escenarios, estableciendo por ejemplo la independencia del Banco Central Europeo, para que no estuviera obligado a rescatar a los Estados, o la supremacía del poder financiero sobre la economía real.

 

Está claro que sin el éxito del proceso en suficientes países de la Unión, no es viable deconstruir el actual modelo, ya consolidado, de Unión Europea, puesto que las oligarquías financieras y plutocracias europeas no van a consentir un nuevo escenario, ni van a renunciar voluntariamente a su poder ni a su posición dominante en la arquitectura política y económica europea. Precisamente por eso, y ya lo hemos discutido en artículos anteriores, la postura de salida del Euro también es contemplada, y dicho sea de paso, es cada vez más apoyada por sectores académicos de nuestro país, que incluso la ven como la única garantía real de poder abandonar el actual sistema de relaciones económicas, y de predominio de los planteamientos neoliberales, que se empeñan en mantener los dogmas que nos han conducido a esta situación. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
26 noviembre 2012 1 26 /11 /noviembre /2012 00:00

miliki1.jpgEl pasado domingo día 18 perdimos a Emilio Aragón, "Miliki". Falleció a los 83 años de edad, 83 años dedicados en cuerpo y alma a hacer reír, a hacer felices a niños y padres con sus ocurrencias, con sus canciones y con su mensaje. Yo pertenezco a esa generación que él llamaba cariñosamente sus "niños de 40 años", pues recuerdo que tenía exactamente 10 cuando aparecieron por primera vez en pantalla los "Payasos de la Tele", en 1973. Gaby, Fofó y Miliki nos hicieron felices durante muchas tardes, nos hicieron reír y disfrutar a lo grande, como nunca antes, pues era como tener el Circo en casa, aquél Circo que "alegraba siempre el corazón". Emilio Aragón Bermúdez era el patriarca de una gran saga de cómicos, de artistas en el más pleno sentido del término, que al igual que él, son escritores, actores, músicos, compositores, y sobre todo, amantes del espectáculo, y amantes del mundo infantil.

 

miliki2.jpg"Había una vez...". Así comenzaba nuestra canción favorita de la época, a la que siguieron muchas otras, como la del ratón que tenía susanita, Don Pepito que le preguntaba a Don José si había visto a su abuelita, el chinito y la chinita "de amol", la gallina turuleca que ponia hasta diez huevos, y un larguísimo etcétera que coreábamos en la parte final del programa. Antes, habíamos disfrutado con la presentación (¿Cómo están ustedeeeeeees?), con las gracias iniciales, y sobre todo con la aventura, que era el espacio donde cada tarde nos sorprendían con nuevos episodios cargados de gracia, de naturalidad, de felicidad, de risas, de sorpresas, de alegría. Como dijo Juan y Medio tras su muerte, "Miliki convirtió la palabra payaso, que hasta entonces había tenido un sentido peyorativo, en una profesión de tanta categoría humana y profesional...", porque así eran ellos. Gaby, con su intento de introducir algo de cordura y formalidad (aunque siempre con un fondo de complicidad), Fofó con su repajolera gracia inimitable, y Miliki con su especial gracia, con su desparpajo, con su infantilidad, con su ternura, con su acordeón...

 

miliki3.jpgSiempre he sostenido que nosotros, los adultos, nunca debemos olvidar, enterrar del todo nuestro mundo infantil, porque muchas veces ese mundo infantil es el que nos da fuerza, el que nos resitúa y nos reconcilia con la especie humana. Los Payasos de la Tele marcaron toda una época, toda una vida, y Miliki ha sido el último de los tres en morir, y en dejarnos huérfanos de nuestros payasos, de nuestra diversión. Afortunadamente, la familia Aragón es muy extensa, y quedan todavía muchos artistas en ella, de todo tipo, pero Gaby, Fofó y Miliki siempre tendrán un recuerdo especial entre nosotros. Porque eran entrañables, porque eran especiales, porque comprendían y asimilaban la mentalidad infantil como nadie antes, porque representaban lo mejor de una estirpe dedicada en cuerpo y alma a su digna labor de hacer felices a los más pequeños. Miliki, con su gorra y su acordeón, su música y sus canciones, siempre estará entre nosotros, siempre estará en el recuerdo de toda esa generación que volvíamos del cole deseando pasar un buen rato con los Payasos de la Tele, con nuestros payasos. No cabe más honra que dedicar toda tu vida a hacer felices a los demás, sobre todo a los niños, y poderte morir con la seguridad de que lo has conseguido. Como él había afirmado alguna vez, "los niños son el futuro de la humanidad, por tanto la humanidad se debe a los niños". Adiós, Emilio Aragón, "Miliki", los niños de esa generación siempre te llevaremos en el recuerdo.

Compartir este post
Repost0
23 noviembre 2012 5 23 /11 /noviembre /2012 00:00

Mucho se viene hablando últimamente sobre las propuestas soberanistas de Artur Mas, sobre la independencia de Cataluña, sobre el derecho a decidir de los catalanes, sobre una posible consulta popular, sobre los riesgos de un supuesto proceso secesionista, y un larguísimo etcétera, lo cual está copando la atención de la ciudadanía hacia estos aspectos ante la próxima cita electoral del domingo en Cataluña. En realidad, la independencia de Cataluña no es planteada sólo por CIU, sino también por ERC, pero ésta se diferencia de aquélla en representar una fuerza política de ideario social, republicana y de izquierdas. Situado en las antípodas, tienen los catalanes la opción del Partido Popular, que entiende la Constitución Española como un libro sagrado e intocable, como si fuera un manuscrito del siglo X, o un incunable valiosísimo, que lo único que se puede hacer con él es meterlo en una urna y adorarlo de vez en cuando.

 

El Partido Socialista de Cataluña (PSC) plantea, al igual que ICV (Iniciativa per Catalunya-Verds, la representación catalana de Izquierda Unida) una Cataluña encajada en un modelo de Estado Federal, pero evidentemente, hay una grandísima diferencia entre ambas, pues mientras IU-ICV lleva planteando el Estado Federal para España desde siempre, los del PSC-PSOE acaban de descubrir América, y se han unido al carro facilón de plantear el federalismo como una vía de escape rápida para diferenciarse de PP y de CIU, y ofrecer algo distinto que suene a izquierdismo, eso que tanto intentan vendernos cuando están en la oposición. Desde la auténtica izquierda creemos efectivamente que el Modelo Territorial y de Estado ha de ser Federal, para lo que ya propusimos en su momento una nueva Constitución Federal, que contemplara todos los cambios, adaptaciones, ampliaciones y modificaciones necesarias para adecuarla a tal fin. Para el completo conocimiento y difusión de dicho modelo, vamos a publicar próximamente una serie de artículos (pues aquí sólo queremos hacer una aproximación rápida) donde hagamos un extenso recorrido por todo el planteamiento federal que proponemos.

 

En resumidas cuentas, nosotros no apostamos por la independencia, porque entendemos que un Modelo Federal proporcionaría un perfecto encaje de todos los pueblos del Estado Español, rompiendo con las limitaciones del actual Estado de las Autonomías. Evidentemente, nuestra propuesta pasa por modificar la actual Constitución Española de 1978 (que ha demostrado ya con creces no sólo su incumplimiento, sino su poca adecuación a la realidad social española) para proponer el Estado Federal, Republicano, Participativo y Solidario. Este modelo, por decirlo rápidamente, llevaría a sus más altas cotas las posibilidades de descentralización política y administrativa, así como de democracia participativa de la ciudadanía de todos los pueblos de España. Nosotros entendemos y apostamos por la libre unión federada de los pueblos, como la fórmula que puede dar solución a todos los problemas políticos derivados de la realidad plurinacional y plurirregional del Estado Español, y de su diversidad histórica, social, cultural y lingüística.

 

Un Estado por tanto que asuma completamente lo diversificado de su composición, y que se convierta en garante último de las señas de identidad de todos los pueblos de su geografía, garantizando los equilibrios y cohesiones territoriales, ahondando en la democracia y haciendo efectivos los principios de igualdad, solidaridad y progreso. En ese sentido, una Constitución Federal regularía los derechos, las obligaciones y las competencias de todos los territorios federados. No existirán en este modelo privilegios ni ventajas de unos territorios sobre otros, pudiendo aspirar todos los pueblos al mismo nivel de autogobierno. Sería un Estado con una fuerte carga social y de derecho, comprometiéndose a ampliar y profundizar en los procesos de democracia participativa, a dar respuestas justas, solidarias y equilibradas a los problemas de la convivencia estatal, y se comprometería a luchar por una Europa unida, basada en la integración política y social, y en el respeto a la solidaridad y la cooperación entre los pueblos europeos.

 

Dicha Constitución Federal fijaría nítidamente las competencias exclusivas del Estado y de los Pueblos Federados, así como las competencias compartidas. Las competencias asumidas por los Pueblos Federados no tendrán más límites que lo dispuesto en la nueva Constitución. Nuestra visión de Gobierno compartido implica también la adopción de mecanismos de cooperación y coordinación entre los diferentes niveles de Gobierno. Se daría también un nuevo y mayor protagonismo al Senado (que dicho sea de paso, lleva siendo una Cámara inútil desde hace muchos años), que se convertiría en la auténtica Cámara de Representación Territorial y de partición de los pueblos federados en la formación y expresión de la voluntad de la Federación. Sus competencias serían por consiguiente muy amplias en aquéllas materias que afectaran a las esferas competenciales de los pueblos federados, y al conjunto de la estructura política y territorial del Estado.

 

De igual forma, apostamos por la desaparición de las Diputaciones Provinciales (por ser entes anacrónicos que ya no se corresponden con la realidad), y defendemos el fortalecimiento político de los Municipios, así como la plasmación efectiva de su autonomía y suficiencia financiera. Apostamos por la descentralización de competencias y derivación al ámbito local de todas aquéllas materias que por su naturaleza sean posibles, por ser éste el espacio de mayor cercanía a la hora de abordar las necesidades de los ciudadanos. En definitiva, creemos que el Federalismo es efectivamente la solución, pensamos que hay que apostar decididamente por él, con todas sus consecuencias, y que daría perfecta cabida a las necesidades y aspiraciones de todos los pueblos de España, incluídos por supuesto Galicia, País Vasco y Cataluña. Es el modelo territorial y de Estado que proponemos desde la izquierda, y esperamos que en las próximas Elecciones catalanas del 25-N obtenga un amplio respaldo.

Compartir este post
Repost0
22 noviembre 2012 4 22 /11 /noviembre /2012 00:00

lomce5.jpgContinuando desde donde lo habíamos dejado en el artículo anterior, diremos que esta Ley se lanza sin haber realizado un diagnóstico previo mínimamente riguroso de la situación actual de nuestro sistema educativo. Partiendo de manipulaciones, informaciones sesgadas y sacadas de contexto, datos falseados y conclusiones falsas y precipitadas, se intentó hacer ver a la opinión pública poco menos que nuestra educación pública es un caos, y que hay que cambiarla de arriba a abajo (según sus propias pretensiones, claro está). Los motivos que se exponen para proponer esta contrarreforma sólo se apoyan en prejuicios o ideas preconcebidas, sin base en investigación alguna que las respalde. Valga como ejemplo a esto que decimos, el Manifiesto que redactó una gran parte de la comunidad universitaria, denunciando la manipulación informativa y el falseamiento de datos que se había propagado sobre las Universidades Públicas españolas, y que fue publicado en un artículo de este mismo Blog, en la tercera entrega de la serie "Por una Educación Pública a todos los niveles".

 

lomce6.jpgLuego por tanto, la situación de base o diagnóstico previo no se sostiene desde ningún punto de vista, sólo desde aquél que pretende destrozar nuestro sistema educativo público. Partiendo incluso de un enfoque partidista del análisis de las causas de las actuales dificultades del sistema educativo (que las hay), atribuyendo los males al sistema educativo que tenemos, afirmando que el sistema actual no permite progresar hacia una mejora de los resultados, pero sin presentar ningún argumento basado en investigaciones que lo avalen. De hecho, en el primer redactado del Anteproyecto aparecían datos sin fecha, referencias incompletas y muchas veces equivocadas, cuadros comparativos y gráficos estadísticos que no indicaban su fuente, etc. Y en el último redactado, simplemente se tergiversan resultados de investigaciones internacionales para que se ajusten a los principios ideológicos que se pretenden justificar, afirmando justamente lo contrario de lo que esas mismas investigaciones e informes internacionales concluyen. Hago un paréntesis para recordar que este mismo procedimiento lo emplean en todos los ámbitos, véase si no la contrarreforma laboral, justificada en la, según ellos, "excesiva rigidez" de nuestro mercado de trabajo, y aprobando una reforma que pretende acabar con el paro fomentando los despidos. Es como querer alcanzar la paz fomentando la guerra.

 

lomce7.jpgVolviendo a la educación y en definitiva, como concluye Feito (2012), "lo que propone Wert es legislar contra la evidencia empírica de que disponemos". Cualquier reforma seria se debería acompañar de estudios previos que justificaran la necesidad de remover las bases del sistema, y que asentaran y motivaran las razones que justifiquen las medidas propuestas. Y enlazo todo ello, y además se deduce por simple lógica, con el hecho de que la reforma se ha lanzado sin ningún tipo de debate, y completamente de espaldas a los representantes de la comunidad educativa. Todo el debate que se anunció en su momento se ha reducido a una consulta on-line mínima, y además trucada. Parece ser que lo que el Ministro Wert entiende por "debate" consiste en facilitar una dirección de correo electrónico, a la que enviar sugerencias o críticas, sin confrontarlas ni discutirlas en foros representativos, presenciales, abiertos y plurales. Y además ha sido el propio Ministerio quien ha decidido cuáles de dichas sugerencias son consideradas y cuáles no, sin hacer públicas siquiera las que ha recibido. En fin, todo un despropósito y una tomadura de pelo a la ciudadanía, representada por la propia comunidad educativa, que en respuesta y como no podía ser de otra manera, ha dado plantón al Ministro y sus secuaces en varias de las reuniones concertadas.

 

lomce8.jpgSe rompe así toda posibilidad de debatir pública y abiertamente sobre los problemas concretos y deficiencias de nuestro sistema educativo, para poder tomar las medidas adecuadas a corto y medio plazo. El PP ha hurtado del debate público algo que concierne a toda la ciudadanía, pues representa el futuro de nuestras jóvenes generaciones, y que requiere, además, contar con todas las voces y aportaciones de expertos de la propia comunidad educativa. Ha suprimido de facto la posibilidad de iniciar siquiera un debate con las mínimas garantías. Y tampoco nos podemos olvidar, cosa que también anunciábamos en el primer artículo de esta serie, los recortes previos en esta materia, que evidentemente han supuesto unas fatales credenciales, una carta de presentación nefasta. De esta forma, los PGE 2013 ahondan aún más en los brutales recortes practicados durante el año anterior. Y frente a todo ello, el único argumento que se le ocurre a este Ministro es decir que "una mayor inversión no garantiza una mejor calidad educativa". No se puede ser más cínico.

 

lomce9.jpgDesde la llegada al Gobierno del PP, se han recortado 5.212 millones de euros en Educación, en los diferentes frentes desde donde se ha actuado. Todo ello ha profundizado el deterioro de la educación pública, tanto en el desarrollo e impartición de las enseñanzas, como en las políticas de personal (merma retributiva, precarización de las condiciones laborales del profesorado, y brutal reducción de plantillas). Si a finales de 2012 la inversión pública educativa en España desciende en casi 8.000 millones de euros, el gasto público educativo en 2015 se situará en torno al 3,9%, lo que supondrá en la práctica volver a los años 80, situándonos en la cola de los países de la OCDE y de la UE en lo que respecta a Educación. Y luego tendrán la poca vergüenza de seguir quejándose del fracaso escolar, y de nuestros malos resultados en los Informes Pisa. Lo que no dicen es que todos esos países que tienen mejores resultados que nosotros comienzan por dedicar un porcentaje del PIB para Educación mucho mayor que el nuestro, mientras que lo que aquí se busca con este Gobierno es degradar la Educación Pública, y promover nuevos nichos de negocio basados en este ámbito. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
21 noviembre 2012 3 21 /11 /noviembre /2012 00:00

Basándonos en un artículo publicado por Mercè Pinya para la web de Alba Sud, vamos a comentar algunos aspectos de la nueva Ley de Costas, aprobada el pasado verano por el Gobierno del PP. Decimos en el título "un paso hacia atrás", porque como vamos a ver, representa otro paso en la dirección contraria hacia donde tenemos que caminar. Incide en los principales aspectos que tanto venimos criticando desde la izquierda, tales como la privatización de lo público, y la destrucción (o la no conservación o preservación) de nuestro medio ambiente. Son sus defectos fundamentales, pero  evidentemente, son defectos muy gordos. Bajo el rimbombante nombre de "Anteproyecto de Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral y modificación de la Ley 22/1988, de 28 de Julio, de Costas", cuyo documento borrador se puede descargar en este enlace, se propone una perversa actualización de la Ley de Costas de 1988, ante la imposibilidad de forzar la consideración de nuestras costas como un bien de dominio público.

 

ley_costas1.jpgSe trata de un anteproyecto de Ley que lejos de retirar la costa de los principios y prácticas especulativas, y limitar la iniciativa y el control privado, incide en los males mayores que azotan desde siempre a nuestra costa, como son el turismo de masas, la construcción residencial desaforada, el ocio destructivo y la poca voluntad política a la hora de forzar la preservación de los parajes naturales. A lo largo de estos últimos años, al calor de las nuevas reformas privatizadoras, los propietarios y terratenientes, grandes y pequeños, que se han constituido en diferentes plataformas, han reclamado su derecho a disfrutar de su trozo de costa en exclusividad. La nueva Ley ignora el espíritu proteccionista de su predecesora, y permite el uso privativo de determinados espacios de nuestro litoral, considerando sencillamente que debe establecerse un régimen de concesiones para legitimar lo que hasta entonces se había hecho de forma descontrolada, procediendo a su regulación, y al cabo de los años (75 años) el uso privativo desaparezca y vuelva a ser de dominio público.

 

ley_costas2.jpgComo vemos, otra aberración más en la línea de anteponer la propiedad privada al interés general de los ciudadanos, con todo lo que ello conlleva en lo relativo a la depredación del medio ambiente, y a la destrucción de nuestros recursos naturales. El espíritu y la letra de la nueva Ley contemplan que los negocios y actividades que se hacen en los primeros metros de la costa estén controlados y sometidos a un plazo. Se legitima el uso y beneficio sobre dichas actividades de explotación, dando supremacía a la actividad empresarial antes que a la protección de nuestro entorno natural, enfocado al disfrute de todos. Lo peor de todo es que a partir de ahora, los Tribunales no van a poder estar al lado de los defensores del litoral. En efecto, el sistema judicial ha actuado de garante en muchos casos denunciados, salvo algunas excepciones, salvaguardando el concepto de bien público que recogía la antigua Ley, y que a menudo, los gobiernos locales y autonómicos, aliados con los promotores y propietarios, ignoraban deliberadamente. Las sentencias casi siempre daban la razón a los que defendían el interés general, que eran normalmente ONG's, Grupos Ecologistas o vecinos indignados por las prácticas invasoras y destructivas, ya que las propias Administraciones nunca denunciaron las tropelías que se cometían en nuestro litoral.

 

ley_costas3.jpgSon famosos los casos como el del Ayuntamiento de Carboneras (Almería), con el Hotel El Algarrobico a pie de playa, o el de Ses Covetes (Mallorca), con los 67 apartamentos polémicos, de los cuales hemos tenido noticia al cerrar este artículo en el sentido de que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha ordenado su demolición. Todos ellos pendientes de derribo, al igual que muchos otros casos repartidos por todos nuestros 7.800 kilómetros de costa. La anterior Ley definía una franja de protección de 100 metros si se trataba de suelo no urbano, y de 20 en caso contrario. Un caso semejante se planteó, aunque se consiguió parar, en las playas gaditanas de Bolonia, cerca de las ruinas de Baelo-Claudia, en Tarifa, ante otra propuesta de construcción de apartamentos. Ante todos estos precedentes, la tendencia neoliberal ha embestido con fuerza suficiente para conseguir el apoyo de la opinión pública, e identificar a la antigua Ley de Costas con invasión de la propiedad privada, hecho que ha propiciado que la actual modificación presentada sea acogida de buen grado.

 

ley_costas4.jpgAdemás de un proceso de recentralización (los Delegados del Gobierno podrán suspender los acuerdos que adopten los Ayuntamientos y Diputaciones que afecten a la integridad del dominio público), la nueva Ley presentada recoge cambios importantes, como el régimen de concesiones, que pasa a ser de 35 años. Se alarga peligrosamente el derecho de los particulares a ocupar un trozo de costa en detrimento de su uso como bien común. El dominio público pasa a un segundo término, pues prevalece el derecho de los que hayan comprado un trozo del litoral. Además, en la zona de servidumbre de protección, los propietarios podrán hacer obras siempre que no impliquen aumento de volumen, altura ni superficie. Como vemos, se anula el espíritu proteccionista de la anterior Ley, ya que a la desprotección y privatización de la costa, se suma la arbitrariedad, pues se excluyen las dunas muertas de la zona de servidumbre de protección, o se amnistían diferentes ilegalidades urbanísticas. Cito las palabras textuales de Mercè Pinya, cuando afirma: "Esta reforma jurídica proviene de la presión de los propietarios de casas, locales, negocios y ocupaciones de todo tipo en el litoral español, e incorpora también el viejo axioma de que desregular, activa la economía. En el caso que nos ocupa, el cemento en la costa, ya hemos visto donde nos ha llevado como modelo económico". No le falta razón.

 

ley_costas5.jpgMe viene a la mente cierto episodio de la genial serie "Verano Azul", donde una constructora pretendía convencer al viejo pescador para que les vendiera su terreno y su barca, para proceder a la construcción de ciertos bloques de apartamentos cerca del mar. Chanquete argumentó y convenció al Ayuntamiento de que ese no era el camino, planteando los motivos por los que la gente acudía allí a veranear: no había grandes aglomeraciones, existían parajes naturales, se respiraba aire no contaminado, se bañaban en aguas limpias, y el pueblo seguía siendo un pueblo. Todo ello iba a ser destruído por la empresa constructora de marras, lo cual acabaría con todos los atractivos del lugar. Pasando de la ficción a la realidad, y simplemente usando el sentido común, no debemos perder de vista que el turismo es una fuente de ingresos fundamental en nuestro país, constituyendo una de sus principales industrias, y que por tanto, permitir las prácticas privatizadoras, consentir barbaridades destructoras del medio natural, a la larga, sólo consolida la debilidad de dicho sector turístico, y la consiguiente pérdida de atractivo para nuestros visitantes.

Compartir este post
Repost0
20 noviembre 2012 2 20 /11 /noviembre /2012 00:00

Decididamente, estamos en el camino. Las iniciativas que mezclan las huelgas clásicas de trabajadores/as con las huelgas ciudadanas ya se han comenzado a producir (como las del pasado 14-N), y se comienzan a dar algunos casos de lo que pudiéramos llamar desobediencia civil. Esto es muy interesante, ya que parte de actos de rebeldía concretos de sectores concretos de la sociedad ante hechos concretos, y me estoy refiriendo a los casos que se están dando en los colectivos de la Policía, de los Jueces, incluso del gremio de cerrajeros, ante la escalada de deshaucios que se están practicando. El camino de la desobediencia civil es muy potente, y por esa senda debemos continuar. Algunos alcaldes de ciertas localidades, incluso grandes ciudades, han tenido también sus gestos positivos.

 

revolucion36.jpgPero volvamos al gran Proceso Constituyente que hay que organizar, forzado por esta revolución popular que estamos demandando, y que se forja como el gran instrumento aglutinador de la toda la acción política ciudadana para cambiar el sistema. Dicha revolución pacífica lo que hace es plantar cara al actual sistema, formando una especie de contrapoder ciudadano que se enfrente al verdadero poder establecido, que no es otro que el poder del gran Capital. Los actuales gobernantes sólo son títeres de dicho poder, pero ellos son los que gobiernan en la sombra. Por ello es necesario derrocar este régimen y sus carencias, mediante la ruptura con el modelo que se quiere imponer, y con las fuerzas políticas y económicas que lo propugnan.

 

revolucion37.jpgUn nuevo contrapoder basado y guiado por la propia ciudadanía, por los de abajo, que construya un modelo constitucional diferente, que pueda ejecutar las auténticas políticas que nos hagan salir de la crisis, desde la valentía de un poder de base que se enfrenta al poder establecido. El objetivo final está bien claro: garantizar una vida digna para todos, mediante un nuevo Estado Social, de Derecho y Participativo, y organizado políticamente como un Estado Federal Republicano. Sin Reyes, sin apoyo público a la Iglesia Católica (ni a ninguna otra), y respetando profundamente todas las libertades públicas, y los derechos políticos, sociales y laborales conquistados por la clase trabajadora, incluso ahondando y profundizando en ellos, hasta alcanzar un Estado del Bienestar completo y profundo, garante de dichas condiciones de vida dignas para toda la ciudadanía. ¿Nos parece ciencia-ficción? Pues todo ello puede conseguirse si nos lo proponemos, con voluntad, perseverancia y valentía. Con la unión y la fuerza de la clase trabajadora, que es la principal beneficiaria de este nuevo Proceso Constituyente.

 

revolucion38.jpgNo debemos parar hasta conseguir ese nuevo Estado Social, construido sobre un nuevo modelo económico y de desarrollo pensado para la inmensa mayoría, sostenible desde todos los puntos de vista (humano, social, productivo y medioambiental), en el que la justicia social, la equidad, el reparto de la riqueza, la eliminación de las desigualdades y la democracia participativa en todos sus niveles sean su razón de ser. Y todo ello guiado, patrocinado y protagonizado por el pueblo, desde el convencimiento de que el capitalismo es superable, de que podemos vencerlo, de que podemos derrotarlo, y construir otra sociedad más justa y más humana. Queremos vivir en una sociedad que reconozca y respete todos los Derechos Humanos, civiles y políticos, y también sociales y económicos, objetivos y subjetivos, individuales y colectivos, incluídos los derechos de los pueblos a su autodeterminación.

 

revolucion39.jpgPero para alcanzar ese nivel, es imprescindible romper con el modelo actual, romper completamente con nuestra realidad política y social, con un bipartidismo que sustenta al actual modelo, y que apoya las ideas del neoliberalismo dominante, haciéndonos creer continuamente que no existen alternativas. Es imprescindible desarmar al poder financiero, desmontarlo, tener más fuerza que él, y poder demostrarlo si hace falta, impidiendo que continúe guiando los destinos de nuestro país, impidiendo que continúe siendo el poder dominante capaz de acabar con la soberanía nacional, popular y ciudadana. Tenemos que desmontar sus argumentos, y tenemos que conseguir que funcione con reglas éticas y de justicia social. Para ello sólo cabe una salida: la construcción de un sistema de Banca Pública que garantice la inversión eficaz en nuestro modelo productivo, la inversión en la economía real, poniendo las finanzas al servicio de las personas. Tenemos que conseguir rescatar la soberanía frente a la intervención de las oligarquías, tecnocracias y plutocracias que actúan bajo la coartada de la Unión Europea.

 

revolucion40.jpgRescatemos dicha soberanía, entendida como el ejercicio real del poder por medio de la mayoría social, y la defensa de los intereses y derechos colectivos de los habitantes de todo el Estado. No se defiende un pueblo sin defender su población, sus habitantes, sus personas. Nuestros Gobiernos actuales hace mucho tiempo que se olvidaron de las personas, y tenemos que recuperar esa orientación. Necesitamos el Proceso Constituyente ante la imposibilidad de continuar por la senda actual, de degradación de lo público, de acoso y derribo a la clase trabajadora, de involución democrática y de negación de los derechos sociales y laborales. Lo necesitamos para contrarrestar el desmantelamiento del Estado Social, y hacer realidad un nuevo escenario, un nuevo panorama que devenga en una sociedad pensada para todos.

 

Lo llevamos arrastrando desde la Transición, donde se nos vendió un proceso modélico, pero donde en realidad se perpetró una correlación de fuerzas donde se daba preponderancia a los valores y sectores que habían dominado la vida política y social hasta entonces. Y llegado este momento, o en España abrimos este nuevo Proceso Constituyente, o el capitalismo en su fase actual nos conduce a la barbarie. Hemos de comenzar a construir la nueva arquitectura política que haga posible los cambios económicos y sociales que necesitamos, ya que con el orden actual no es posible. Y es imprescindible concretar, desarrollar y difundir estas propuestas, para sumar apoyos a este proceso, convirtiéndolo en la propuesta de la mayoría. Sólo así tendremos fuerza para poder llevarlo a cabo. Insto a todos mis lectores a esta tarea. Tomando el símil del ajedrez, sólo somos peones, pero el peón muchas veces es la pieza con más fuerza. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
19 noviembre 2012 1 19 /11 /noviembre /2012 00:00

Ni una mísera nota en los periódicos de tirada nacional, esos que tanto alientan el régimen neofascista que nos gobierna. Claro, tienen otras muchas portadas más interesantes, como las que afirman que la pasada Huelga General del 14-N fue un fracaso. Ni un mísero reportaje en ninguna cadena de televisión pública ni privada, sólo los diarios on-line de contrainformación han publicado la noticia. La huelga se inició el pasado 5 de noviembre. No es una movilización cualquiera, sino una huelga de hambre. Son siete trabajadores en total, de nuestra magnífica empresa, antes pública y ahora privada por obra y gracia de nuestros anteriores gobernantes, Telefónica.

 

Sí, esta Telefónica presidida por César Alierta, el amiguísimo del Rey, el Presidente del Círculo Empresarial para la Competitividad, aquéllos que alientan más que nadie las suicidas e inmorales reformas del Gobierno. Sí, hombre, esa empresa que en 2010 acumuló ganancias récord de más 10.000 millones de euros, la compañía española con mayores beneficios anuales de la historia (gracias a sus prácticas mafiosas, a su usurera política con los clientes y a su poderío internacional), y que un año después anunció que tenía que despedir al 20% de su plantilla en los siguientes tres años debido a la crisis. Los apoyos a los huelguistas cada día son mayores, pero los grandes medios de comunicación, los aliados del régimen, siguen sin publicar ni una sola nota. Estarán esperando a que alguno de ellos muera por inanición. Si ocurre, será un nuevo crimen social de este asqueroso capitalismo que nos ha tocado vivir.

 

Los trabajadores en huelga de hambre se encuentran en la sede del Comité de Empresa de Telefónica de Barcelona. ¿Que cuáles son los motivos? Pues vamos a contarlos, con ayuda del artículo publicado por Salvador López Arnal en Rebelion: resulta que un trabajador, Marcos Andrés (también otra trabajadora de Madrid) es despedido en febrero de 2011 por bajas de enfermedad justificadas. En su carta de despido figuran expresiones tan viles como "Usted ya no es rentable", y otras por el estilo, aplicando retroactiva y anticonstitucionalmente una Ley aprobada por el Gobierno del PSOE en septiembre de 2010. Un juez da la razón, en primera instancia, a la protesta del trabajador, y habla de despido nulo en su sentencia. La empresa tiene entonces que readmitirlo. La todopoderosa Telefónica recurre el fallo, y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña continúa dando la razón al trabajador, pero ahora ya habla de despido improcedente.

 

A partir de este cambio, la empresa ya puede optar por readmitirlo, o por despedirlo con indemnización. Como es obvio, opta por la segunda vía, y a partir de ese momento comenzó la huelga de hambre, como una vía distinta de protesta con objeto de llamar la atención sobre su caso. Y así están las cosas. Nos hacemos eco desde aquí para contribuir con nuestro granito de arena a que este nuevo caso de acoso a los trabajadores/as no se quede sin voz. No les dejemos sin voz, porque es la voz, la valentía y la dignidad de la clase trabajadora, que lucha sin cesar contra los intentos de ser aplastada y vapuleada por la clase empresarial. Contribuyamos a su difusión, porque es tarea de todos, mañana puede tocarnos a nosotros.

 

Y a propósito de todo esto, me hacen mucha gracia, cada vez que se convocan las huelgas, los comentarios de los defensores del "derecho al trabajo". Se les nota demasiado el plumero. No les sigamos el juego. Tenemos una respuesta muy clara para ellos: por muy violentos que sean los piquetes informativos de los sindicatos, mucha más violencia se ejerce en muchas empresas para con sus trabajadores, "incitándoles" a que no secunden la huelga, y tomando medidas de represalias con los que la siguen. Ya está bien de tanta demagogia barata, y de tanto acoso a la clase obrera. Ahí tenemos a Marcos, Laurentino, Josep, Carles, Alberto y Garea, y todo el equipo de apoyo a la huelga de hambre en Telefónica, que nos están dando una lección de dignidad, de lucha, de valentía. Ojalá todos los trabajadores la tuviéramos por igual, porque otro gallo nos cantara.

 

¡Ánimo, compañeros, estamos con vosotros! Porque representáis la dignidad de la clase oprimida, de los de abajo, de los que creen en la fuerza de la unión, de la resistencia, en la fuerza de que somos más, y somos mejores. La dignidad de los que no se resignan, de los que prefieren enfrentarse a los poderosos, porque les asiste la fuerza de la razón, y de la justicia social, que es la fuerza más poderosa. Una dignidad que debiera levantar ríos de solidaridad obrera, de compañerismo, de camaradería, de más unión, de más lucha, de más rebeldía. No nos engañemos: su lucha es la nuestra. Pero como decíamos al comienzo, esta información nunca la encontraremos en las portadas de La Vanguardia, La Razón, El País, ABC, El Mundo, etc. Ellos están a otra cosa. A reírle las gracias a nuestros despreciables gobernantes, y al mundo del capital que los apoya.

Compartir este post
Repost0
16 noviembre 2012 5 16 /11 /noviembre /2012 00:00

Llega un momento donde el capitalismo, ávido de nuevos recursos que explotar a costa de otros recursos que destruir, llega a sus niveles álgidos de lo que pudiéramos denominar como "crímenes sociales". Se trata de una especie de "muerte civil" (expresión que ya usara Miguel de Cervantes) a la que se condena a cierto sector más deprimido de la población, donde el capitalismo se ceba sobremanera, y donde muestra sus auténticas fauces, su auténtico rostro, que no es otro que el rostro de la desesperación, de la desgracia, de la ruina, de la exclusión social, de la pobreza, de la miseria humanas. Esto es lo que estamos viviendo en nuestro país de un tiempo a esta parte.

 

capitalismo1.jpgEn efecto, el panorama no puede ser más cruento: millones de personas paradas, inactivas, sin posibilidades de ningún empleo, sin la más mínima esperanza de encontrarlo a corto ni medio plazo, muchas de ellas con prestaciones indignas, de miseria, que no les dan ni para vivir una semana. A ello se suma el drama social de los deshaucios, a cientos de personas que diariamente son expulsadas de sus viviendas, excluídas de las posibilidades mínimas para realizarse socialmente. El capitalismo que llevamos cultivando tantas décadas nos conduce a estas situaciones. Viene fomentando desde siempre, desde que existe como modelo de sociedad occidental, "civilizada" (que palabra tan equivocada para expresar lo que estamos viviendo), el egoísmo, el individualismo, el culto al dinero, a las posesiones, a lo material. Fin de trayecto. Tenemos lo que hemos ido cultivando.  

 

capitalismo2.jpgEl capitalismo nos ha llevado a este modelo de sociedad insensible, viciada, cruel, abyecta, depredadora de la naturaleza y del medio ambiente, por medio de unos asquerosos entes llamados "empresas", que en su vertiente transnacional se dedican a destruir todo lo que se interpone en el camino de sus beneficios. Y esto es lo que tenemos. Una sociedad destructora de lo colectivo, de lo público, de lo que es de todos, y de lo que garantiza que todos tengamos lo mínimo, lo digno. Al mismo tiempo, una sociedad potenciadora de lo individual, de lo privado, del éxito entendido como la gran fortuna, las grandes propiedades. Los grandes empresarios se toman como modelo del éxito social, mientras se deteriora lo público, lo de todos. Se institucionaliza la política de exprimir al más débil, para instalar la filosofía del "sálvese quien pueda". El capitalismo nos lleva a esta selva humana, a esta jauría cruel e insensible del hombre contra el hombre.

 

capitalismo3.jpgEl capitalismo nos lleva a una sociedad desprotectora para con los más débiles, mientras que se convierte en garante para con los más fuertes. El Gobierno y el Estado se alían con los poderosos, a modo de una cruzada para destruir todas las garantías de protección para el débil. Se desmontan los derechos sociales y laborales, que tantas décadas de lucha sindical costaron, bajo el argumento de que el Estado es pobre. Se reduce al mínimo la arquitectura del Estado, porque al capitalismo no le interesa un Estado fuerte que pueda enfrentarse a él. Las campañas de desprestigio de lo público se suceden, criminalizando las empresas públicas, el funcionariado, la actividad política en sí misma. La reducción de derechos y la desprotección social avanzan en oleadas, en un acoso sin fin a la clase trabajadora.

 

capitalismo4.jpgMientras, se vende la imagen de que todos estamos en el mismo barco, de que todos somos iguales, de que saldremos de la crisis todos juntos, reforzados, de que hay que remar en la misma dirección, aunque sea la dirección del desastre y de la ruina de países enteros. Se culpabiliza a la clase trabajadora, a sus sindicatos, a todos los políticos, en una especie de corriente involucionista hacia un neofascismo de chaqueta y corbata, de banquero y de honorable Institución, que emplean sus fondos en rescatar empresas financieras, que son las que les apoyan. El poder económico ordena al poder político, que se convierte en su siervo, en el guardián de sus intereses.

 

capitalismo5.jpgNos lleva este capitalismo de casino a una sociedad que ignora no sólo los Derechos Humanos, sino también los recogidos en la propia Constitución, pero que en cambio es fomentadora de las desigualdades sociales, que se legitiman, se justican y se alientan, criminalizando y reprimiendo a los sectores de la población que osen enfrentarse a sus dogmas. Este es el panorama que tenemos. Una podrida sociedad donde jueces, policías y cerrajeros (de momento) van por delante de políticos y banqueros. No cabe mayor amargura social que la de comprobar cómo tu misma sociedad te deshaucia, te excluye y te relega a la miseria, a la mendicidad, o al consuelo y la protección de tus mayores. Mientras, los hijos otean un horizonte perdido, sin futuro, condenados al esclavismo laboral, o a la emigración a otros países.

 

Sí, porque una familia que constituye de cara a las estadísticas del INEM un número más, un número que engrosa el ejército de inactivos, a los que se puede explotar, y despojar de sus más elementales derechos, también va a ser deshauciada, víctima de la violencia que ejerce un banco, que legitima una Ley, que aprueba un político, que dictamina un juez, que protege el policía, y cuya puerta desmonta un cerrajero. Ocurre todos los días, en cualquier calle, en cualquier plaza, de cualquier ciudad. Está ocurriendo siempre. Mientras, abajo, en la calle, un grupo de familiares, vecinos y amigos, junto con la propia voz y fuerza del pueblo, que se agrupa y une su fuerza para enfrentarse a este crimen social, clama para impedirlo. Por fin vemos la cara al capitalismo. 

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías