Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
18 abril 2012 3 18 /04 /abril /2012 23:00

Como ya hemos hablado en otros muchos artículos sobre el fondo y trasfondo de las políticas de la derecha, es decir, del Gobierno de Mariano Rajoy y del Partido Popular, en esta ocasión vamos a detenernos en las formas, que también son importantes. Modos, gestos, maneras y formas de gobernar dicen mucho a favor o en contra de quienes las practican, y hemos de decir que hablan bastante mal de estos tres meses iniciales del Gobierno del PP, de sus miembros, y del partido en general.

 

rajoy1.jpgEfectivamente, no sólo falla el fondo, es decir, las políticas que se practican, es decir el QUÉ, sino también las formas, es decir, el CÓMO, que es lo que vamos a criticar aquí. He preparado un decálogo intentando resumir en las siguientes diez prácticas políticas las formas de gobierno de esta "Era Mariana" que estamos viviendo, pero como digo, se pueden observar bastantes más de las indicadas, que quizá sean las principales. Si tuviéramos que reducirlo a una sola palabra, a un solo calificativo, quizá éste sería "autoritaria", es decir, no sólo se practica una política errónea, sino que además la vía de implantación de dichas políticas es arrogante y prepotente, aprovechándose de la mayoría absoluta que poseen en el Parlamento. Vamos al decálogo:   

 

1.- Ausencia de Diálogo. Nota característica y rasgo principal del Gobierno de Rajoy es la ausencia de diálogo con el resto de fuerzas políticas, y de agentes sociales. Las reuniones con el resto de líderes políticos brillan por su ausencia (aunque sí con banqueros y empresarios, como veremos luego), y tampoco con los representantes de los diversos agentes y colectivos sociales más importantes.

 

2.- Abuso de la figura del Decreto-Ley. En estos primeros días-meses de gobierno, se han implementado más medidas por esta vía (legal y prevista en la Constitución, pero sólo para medidas de emergencia), que cualquier otro gobierno anterior, abusando del decretazo para imponer medidas abusivas, desproporcionadas, injustas e impopulares. Ello acelera la entrada en vigor de las medidas, pero anula la capacidad de debate parlamentario de las mismas. 

 

3.- Entrevistas a medios de comunicación extranjeros. Sobre todo a periódicos extranjeros, pues a ellos hay que irse a mirar las últimas declaraciones de tal o cual Ministro, o del propio Presidente del Gobierno, parece que quizá huyendo de la crítica más cercana, impidiendo que la información llegue donde tiene que llegar, y haciendo que los interlocutores legítimos del gobierno se tengan que enterar de sus planes leyendo la prensa.

 

rajoy2.jpg4.- Ruedas de Prensa en países extranjeros. Efectivamente, cuántas veces hemos tenido que contemplar cómo el Gobierno anuncia sus medidas en Ruedas de Prensa al término de las reuniones del ECOFIN o de las reuniones en Bruselas de los Jefes de Estado y de Gobierno, incluso en países no comunitarios. Estas ruedas de prensa están pensadas para que los mandatarios comenten las medidas que se hayan adoptado en dichas reuniones, pero no para que las utilicen como altavoz local de sus propios planes.

 

5.- Reuniones con empresarios y banqueros. Quizá sea el colectivo con el que Rajoy y su equipo han tenido más reuniones, incluso las tuvo antes de nombrar a sus Ministros, como un clarísimo ejemplo de por dónde iban sus preferencias y sus intereses. Al igual que en los puntos anteriores, estas reuniones con total despliegue de medios y fotos incluídas, se utilizan para ser altavoz del Gobierno, y los empresarios actores de primera mano a quienes se les comunican los próximos planes y medidas.

 

6.- Notas de Prensa y Comunicados de La Moncloa. Algo por ejemplo tan importante como un recorte de 10.000 millones de euros en los servicios públicos de Sanidad y Educación es comunicado mediante esta vía, dándole por tanto la misma importancia que cuando se comunica dónde va a pasar el Presidente del Gobierno sus vacaciones veraniegas. Algo intolerable cuando se trata de decisiones de auténtico calado, que tienen que ser debatidas y comunicadas por sus cauces apropiados y oportunos.

 

7.- Imposición de la fuerza parlamentaria. Como ya hemos indicado al principio, el Gobierno de Rajoy abusa de su situación de mayoría absoluta en el Congreso y en el Senado, para dirigir los debates y controlar las votaciones, incluso en otros órganos de la Cámara, como su Mesa de Representantes, o los integrantes de las diversas Comisiones. Y una cosa es la legitimidad que te dan los votos en las urnas, y otra cosa bien distinta es abusar de ella para utilizarla según tus propios intereses. A propósito de todo esto, cuando la ciudadanía se manifiesta en contra de las medidas adoptadas, se dan órdenes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que sean brutalmente reprimidas.

 

rajoy3.jpg8.- Atención a comisiones de partidos extranjeros. Como la que visitó el Parlamento hace pocos días, procedente del CDU alemán (el partido de Angela Merkel), para comprobar personalmente e "in situ" las reformas que se estaban haciendo, y los planes inmediatos del gobierno, cuando ni todavía los parlamentarios nacionales lo sabían. Sencillamente intolerable, pues parece que estamos sometidos cada vez más a un férreo control sobre nuestras políticas, y que dicho control se transforma en presiones cada vez más fuertes, que van más allá de las lícitas transferencias de información en una comunidad de países, como es la Unión Europea.

 

9.- Aceptación incondicional de las normas impuestas por Bruselas. Un poco continuación de lo anterior, insistimos aquí en la aceptación sin reservas de todo lo que nos llega desde la UE y Bruselas, impuesto por el ala más conservadora y neoliberal de las políticas europeas, sobre todo por el eje franco-alemán de Nicolás Sarkozy y Angela Merkel. Un claro ejemplo lo tenemos en el compromiso de reducción del déficit público, donde la última palabra la tuvo la UE, una vez expresadas claramente las cifras por el gobierno de Rajoy. 

 

10.- Descoordinación General. Por último, las medidas y comunicaciones de este Gobierno se ven inmersas en una gran descoordinación entre los propios miembros del mismo, entre ellos y los representantes del PP, y entre ellos y las Comunidades Autónomas. Esto es un auténtico espectáculo circense. Véanse por ejemplo temas como el co-pago sanitario, donde ha habido opiniones para todos los gustos de varios Ministerios y miembros del PP, que se corrigen y se enmiendan unos a otros, o por ejemplo la revisión del modelo autonómico, donde la señora Esperanza Aguirre (a la que siempre hay que echar de comer aparte) protagoniza episodios de auténtico esperpento político no compartidos por nadie.

 

En fin, como vemos, todo un cúmulo de despropósitos son los que guían las formas de actuar de este Gobierno, las maneras de decidir, de debatir y de compartir la información, que renuncia a sus cauces reglamentarios, democráticos y oportunos, para convertirse en un espectáculo digno del más grotesco bodevil. El Parlamento, sus Comisiones y las Comparencias ante la prensa nacional deberían ser los escenarios donde se desarrolle el debate político, y se anuncien las medidas que se van a llevar a cabo, una vez estudiadas, maduradas y, si es posible, mínimamente consensuadas. Pero esto parece que ha quedado ya como reliquia de museo. Errores y más errores, no sólo en el fondo, sino también en las formas. Pasen, vean y juzguen ustedes.

Compartir este post
Repost0
17 abril 2012 2 17 /04 /abril /2012 23:00

Continuamos en esta tercera entrega intentando explicar los despropósitos, los desmanes y las injusticias que nos acarrea esta última Contrarreforma Laboral, que como hemos indicado en otros puntos, no se limita sólo a recortar derechos conquistados, como ya hicieran otras reformas anteriores, tanto del PP como del PSOE, sino que representa toda una demolición de los equilibrios establecidos, de las garantías conseguidas en las relaciones laborales, toda una destrucción del contexto normativo laboral en nuestro país. Ya comenzamos a abordar los temas relativos al despido en el último artículo, y continuaremos aquí.

 

reforma_laboral31.jpgSe modifican las condiciones que permiten el despido. Efectivamente, a partir de ahora será suficiente con declarar que se ha producido una disminución de los ingresos o de las ventas durante tres trimestres consecutivos, o bien que se prevén pérdidas en los siguientes períodos, para poder despedir por causas objetivas de carácter económico con 20 días de indemnización por año trabajado, y con el límite máximo de un año. En esta época de crisis, ¿qué empresa no padece una reducción de sus ventas? Además, todo ello se extrapola también al sector público, para acercarlo a la filosofía del sector privado (con las ganas que tiene la CEOE de que se pueda despedir personal laboral público e incluso funcionarios), donde también se prevén condiciones de despido, despidos objetivos y Expedientes de Regulación de Empleo (ERE's) para el personal laboral de las Administraciones Públicas y empresas públicas, si éstas aducen llevar 9 meses de insuficiencia presupuestaria.

 

Se suprime también la preceptiva autorización previa por parte de la Administración en los casos de ERE, con lo cual las empresas tras un período de negociación extinguirán contratos con 20 días por año con tope de un año sin limitación de umbral numérico ninguno. Pero es que además, los ERE's se facilitan hasta el punto de requerir tan sólo que "de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si se produce durante tres trimestres consecutivos".

 

reforma_laboral32.jpgY en lo tocante a los Convenios Colectivos, tema que ya habíamos introducido también en el artículo anterior, se establece la primacía del Convenio de empresa sobre los de ámbito superior, con todo lo que ello supone de debilitamiento de la capacidad negociadora en las pequeñas empresas, que son la mayoría. Esto se traduce también y en la práctica, en que el Convenio de empresa puede regular condiciones laborales inferiores a las del sector en salarios y jornadas. Incluso se facilita a las empresas "en dificultades" la posibilidad de no aplicar el Convenio de ámbito superior. Es más, el artículo 41 permite que el empresario pueda bajar unilateralmente el sueldo, la jornada, los horarios, los sistemas de rendimiento, aplicar movilidad funcional o geográfica, etc., y todo ello sin previo acuerdo, por razones de competitividad.

 

La Patronal también ha conseguido con esta contrarreforma que se limite la denominada "ultraactividad" de los Convenios a dos años, cosa que venía deseando desde hacía mucho tiempo. Es decir, que si en el período de dos años no se suscribiera un nuevo Convenio Colectivo, éste perderá su vigencia y dejarán de aplicarse todos los acuerdos alcanzados durante la negociación colectiva en salarios y otros derechos. Otro tema que también se ataca con este nuevo Decreto-Ley es lo que la Patronal llama "absentismo", que no es más que una forma burda y grosera de calificar las situaciones donde el trabajador debe ausentarse o no puede asistir a su trabajo, por razones de fuerza mayor.

 

reforma_laboral33.jpgA partir de ahora, se podrá despedir a un trabajador (con 20 días por año) por acumular individualmente períodos de Incapacidad Temporal por enfermedad común. Es decir, que un trabajador/a que acumule dos bajas en dos meses que sumen 9 días, puede ser objeto de un despido objetivo (procedente) sin necesidad alguna de que la empresa haya tenido un perjuicio por dicha ausencia, ni haya sufrido pérdidas. Sólo por el hecho de estar enfermo/a, aunque existan todas las justificaciones necesarias, se pierde el puesto de trabajo. La deshumanización del trabajo llega con esta reforma hasta límites insospechados. Abordaremos otros aspectos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
16 abril 2012 1 16 /04 /abril /2012 23:00

Cada vez salen más a la palestra las inmoralidades de este Gobierno, la doble moral que profesa, la hipocresía de la que hace gala, y los juegos de lenguaje que utiliza, para al final no decir lo que piensan, pero sí hacerlo. Pero me voy a centrar en este artículo en dos aspectos, dos detalles de hace pocos días, para entrever claramente por dónde van los tiros, y demostrar cómo a este Gobierno sólo le interesan los fuertes, los poderosos, esto es, las empresas y las grandes fortunas.

 

El primer aspecto es la amnistía fiscal, una medida (un "gravamen" en las obscenas palabras del Ministro Montoro) implantada según ellos para "recaudar en tiempos excepcionales", y que no es más que un perdón a los grandes defraudadores de este país. Una conducta deleznable e intolerable, que raya no sólo en la manifiesta inconstitucionalidad, sino también en la inmoralidad más perversa. Pues bien, a ella hay que unirle todo el alboroto que se ha montado con la supuesta decisión del Gobierno argentino de Cristina Fernández, en torno a la posible nacionalización (ellos hablan de "expropiación") de la petrolera YPF, filial de la española Repsol Ibérica.

 

Parece ser que la empresa no ha cumplido ciertos compromisos adquiridos con algunas provincias argentinas en lo relativo a las inversiones, de tal forma que en primer lugar dichas provincias retiraron las licencias de explotación a YPF, y ahora se están planteando su posible nacionalización. Bien, en cuanto se supo la noticia, se armó un revuelo espectacular, poco menos que si nos hubieran declarado la guerra. Se sucedieron alarmantes declaraciones de los Ministros de Industria y de Asuntos Exteriores, que hablaban de las "agresiones a España" y de las "graves consecuencias" que ello conllevaría.

 

El Ministro García-Margallo incluso citó al Embajador de Argentina en nuestro país, para pedirle explicaciones en torno a las decisiones de su Gobierno. E incluso el PSOE, en una insolente vena de patriotismo barato, sale en apoyo del Gobierno del PP. En fin, todo esto se lía ante una posible nacionalización de una de nuestras empresas en el exterior, como si nos fuera la vida en ello, como si nos estuvieran atacando en lo más íntimo de nuestro  orgullo, y de nuestros valores como nación. Me parece una sarta de imbecilidades, de salidas de tono y de contexto, y mucho más cuando en España tenemos una situación social tan alarmante, que creo que requiere mucha más atención que el hecho de que alguna empresa española vaya a desprenderse de su titularidad fuera de nuestras fronteras.

 

Efectivamente, con el cuadro tan desolador que tenemos en España, con una ciudadanía tan avasallada, con un contexto laboral tan precario, con una economía hundiéndose por los suelos cada día, y con unos mercados cada vez más agresivos, a nuestro Gobierno le preocupa que el gigante Repsol vaya a perder su titularidad privada en Argentina. Otra muestra más de que a nuestros gobernantes actuales les preocupan bien poco las personas, y sí los grandes capitales. Bien poco les preocupa si la ciudadanía tiene o no recursos, si la gente vive en el umbral de la pobreza, si los recortes en los servicios públicos son cada vez más descarados, pero sí les preocupa que una gigantesca petrolera vaya a perder algo de su poder. Por eso sí, por eso son capaces de movilizar Ministerios, de poner en alarma social a la nación, de llamar a Embajadores y de realizar valientes amenazas. Síntomas evidentes de nuestra decadente sociedad.

 

Tomo para finalizar las palabras de la joven escritora Marta Sanz, quien preguntada por lo que nos iban a traer estos próximos años (ojalá no se consumen) del Gobierno del PP, respondió que "más paro, precariedad, mendicidad, angustia, miedo, enfermedades físicas y mentales, infelicidades a distintos niveles, competitividad mal sana, publicidad engañosa, complicidad en guerras criminales, privatización de lo público, merma de la calidad de la enseñanza y de los servicios sanitarios, hipocresía, beatería, confesionalidad, mala literatura y mala televisión, dobles morales, y algo estremecedor: una justicia sometida a los índices de audiencia". No se puede decir más en tan pocas palabras. Como decimos en mi tierra, Olé.

Compartir este post
Repost0
15 abril 2012 7 15 /04 /abril /2012 23:00

Este pasado sábado, día 14 de Abril, se celebró de nuevo el Aniversario de la proclamación de la II República Española. IU pone en marcha para este mes de abril –Mes de la República-, una campaña que se desarrollará bajo el lema "Frente a los mercados, más derechos, más democracia: III República". En ella se incluirán diversos actos, acciones políticas, propuestas específicas de campaña 2.0 y de diseño de actuaciones dirigidas especialmente a las redes sociales, que incluirán el hastag #III República. Pero desde la izquierda vemos la III República sobre todo como un proceso que sirva para empoderar a la clase trabajadora, para garantizar los derechos sociales, y para construir una verdadera democracia participativa.

 

Esta campaña de sensibilización y movilización, no tanto de carácter nostálgico en recuerdo de la II República, sino revolucionario, para poder construir la III República en nuestro país, se completa con la elaboración de un Manifiesto por la III República y con la difusión de una selección de artículos de la Constitución de 1931, que conectan directamente con el momento político actual, y que por tanto tienen especial vigencia. Desde la izquierda constatamos, desde hace mucho tiempo, el constante crecimiento en el apoyo a la propuesta de proceso constituyente, así como el aumento del número de ciudadanos que cree posible, deseable y necesaria esta forma de Estado y de Gobierno para nuestro país. Tenemos sobre todo enfrente a los dos principales partidos monárquicos, PP y PSOE, que son los que no solo han impedido una decidida marcha en esta dirección, sino que también han posibilitado que se sostengan en España las estructuras y las correlaciones de poder procedentes del franquismo.

 

III RepublicaFrente a la situación actual de crisis, de recortes en los servicios, de acoso y derribo a la clase trabajadora en pro del lucro indecente e incesante de los llamados "mercados", los siguientes artículos de la Constitución Republicana:

 

Artículo 1. España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia.

Artículo 3. El Estado español no tiene religión oficial.

Artículo 6. España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional.

Artículo 44. Toda la riqueza del país, sea quien fuere su dueño, está subordinada a los intereses de la economía nacional y afecta al sostenimiento de las cargas públicas, con arreglo a la Constitución y a las leyes.

Artículo 45. Toda la riqueza artística e histórica del país, sea quien fuere su dueño, constituye tesoro cultural de la Nación y estará bajo la salvaguardia del Estado […]

Artículo 48. La enseñanza será laica, hará del trabajo el eje de su actividad metodológica y se inspirará en ideales de solidaridad humana.

 

Rescato  a continuación íntegramente el texto del Manifiesto elaborado desde Izquierda Unida Federal, con objeto de situar en su contexto, de reconocer los avances de la II República y de destacar la necesidad de converger en la implantación de un proceso constituyente que nos lleve a la III República Española:

 

"Este 14 de abril se conmemoran 81 años de la proclamación de la II República española, la experiencia más genuinamente democrática de nuestra historia. En el espacio de apenas cinco años y pese a la sistemática resistencia del poder económico, militar y eclesiástico, la "república de trabajadores de toda clase" inició la reforma agraria, instauró el estado laico, generalizó la jornada laboral de 8 horas, reguló el derecho de huelga, potenció los convenios colectivos, impulsó la educación, la ciencia, el arte y la cultura, reconoció el derecho de voto a la mujer, legalizó el divorcio y aplicó una política exterior de defensa de la paz y la democracia.

Por su orientación y realizaciones, la II República significó para amplios sectores sociales más derechos y más democracia. Sin embargo, ese proyecto de país apenas esbozado fue truncado por el golpe militar-fascista de 1936. Los cuarenta años de dictadura que le siguieron desmantelaron esa obra y blindaron en el poder a una coalición de militares, banqueros y miembros de la jerarquía eclesiástica.

III_Republica2.jpgTras muchos años de dura lucha por la democracia y la libertad, la Transición reforma el viejo edificio donde se cobijaba esa coalición de poder. La amplia mayoría de la sociedad consiguió de nuevo, aunque con muchas limitaciones, derechos, libertades y democracia. Más de treinta años después, la crisis económica es utilizada para acabar con conquistas duramente conseguidas haciendo a su vez que el marco político entre también en crisis.

El poder del mercado determina al poder político, desmantela los avances políticos y sociales y limita la democracia. El sistema político, con la Ley Electoral como punta de lanza, constriñe y falsea la participación y la voluntad popular. La reciente Reforma Constitucional consagra el sometimiento del bienestar social a los intereses de los especuladores y los banqueros.

Sin embargo, la contestación crece. La memoria, pese a quien pese, no se ha perdido. Sabemos que sólo a través de la lucha y la movilización podemos conseguir los derechos que nos están quitando. Sabemos que sólo juntándonos podremos darle la vuelta a esta situación. Porque somos más. Frente a un modelo de país basado en la especulación y el ladrillo, sometido al poder económico, donde los principales partidos monárquicos compiten a la hora de satisfacer las necesidades de uno u otro sector económico, es necesario poner en pie un nuevo proyecto de país.

Un nuevo proyecto de país que ponga en el centro de su política y su economía la participación activa y el bienestar social de la mayoría, la democracia participativa y los derechos sociales.
Para esto, apostamos por abrir un proceso constituyente. La apuesta por un proceso constituyente es una llamada a luchar por nuestro futuro, a recuperar la soberanía popular y dar poder a la mayoría social trabajadora como realización de la democracia.

Un proceso constituyente entendido como articulación de una amplia mayoría social movilizada en la lucha democrática por sus derechos. Apelamos al poder constituyente, al conjunto del pueblo, el único que es capaz de definir y decidir el proyecto de país que queremos. Un país con más derechos y más democracia, que hoy sólo puede significar una cosa: la III República".

Compartir este post
Repost0
12 abril 2012 4 12 /04 /abril /2012 23:00

disturbios1.jpgEn Cataluña (y también en otras regiones de España) se está comenzando a dar un fenómeno ciudadano, una especie de revolución juvenil, de todo punto lógica y natural, procedente del sector más joven que se rebela contra la situación que vive, contra el entorno que le rodea, contra el contexto social y político que le ha tocado vivir. Lleva ocurriendo ya algún tiempo, y consiste en una elevación del tono de la protesta joven, en la rebeldía procedente de un estado de ánimo completamente desesperado, que estalla en las calles y revienta de una forma más o menos violenta contra todo lo que le rodea, procediendo al ataque a mobiliario urbano, a sedes de bancos, empresas, comercios, partidos políticos, enfrentamientos con la policía, etc.

 

Lo primero que tenemos que decir desde la izquierda es que no lo apoyamos, pero lo comprendemos. No lo apoyamos porque preferimos unas manifestaciones tranquilas, pacíficas, porque pensamos que solo con la protesta estamos dando perfectamente el mensaje, para que llegue a quienes tiene que llegar. Lo que hace falta es que las manifestaciones, las movilizaciones en la calle, a las que instamos y apoyamos totalmente desde la izquierda, sean cada vez más numerosas y más frecuentes, para que los que ostentan el poder se den cuenta de que gobiernan a una ciudadanía que no está con ellos, y que aunque tengan mayoría en las Instituciones y en el Congreso, no la tienen en la calle. Esta es nuestra postura.

 

disturbios2.jpgNo obstante, os decía antes que dichas acciones violentas son comprendidas perfectamente por los que nos consideramos de izquierdas, porque vemos en ellas la desesperación de una ciudadanía, sobre todo de un sector joven que tiene que contemplar con impotencia cómo sus condiciones de vida se deterioran, cómo sus horizontes se desvanecen, cómo sus esperanzas se esfuman, cómo sus necesidades, sus deseos y sus anhelos de conseguir un proyecto de vida mínimamente digno no son posibles con las políticas que se están llevando a cabo. Se sienten en manos de un poder y de un capital que los ignora y que los utiliza, se sienten mercancías en manos de gobernantes, de empresarios y de banqueros, y se sienten piezas de un ajedrez que es manejado por otros, ese ajedrez del capitalismo más feroz que siempre da jaque mate al más débil.

 

Y ante estas protestas, ¿qué respuesta recibimos desde nuestros gobernantes? Pues el Ministro del Interior ha realizado recientemente unas declaraciones, en las que advierte que va a ser propuesta una modificación legal para que dichas conductas que provocan los disturbios sea equiparada al llamado "terrorismo callejero". Es decir, que la respuesta del poder es más represión y más castigo, en vez de corregir los problemas que dan origen a estas situaciones. Desde la izquierda consideramos esta estrategia un tremendo error, pues abre la puerta para que dichas conductas puedan ser un coladero a arbitrariedades y penas desproporcionadas.

 

disturbios3.jpgEn palabras de Ricardo Sixto, Diputado Portavoz de IU en la Comisión de Interior, "el Gobierno del PP en general, y el Ministro Fernández Díaz, en particular, caen en el fallo del efectismo y de la propuesta en caliente para tapar su falta de iniciativa política. Equiparar determinadas acciones en la calle a la "kale borroka", con la consiguiente imposición de penas hasta los dos años de cárcel en el caso de que un juez considere que se han sobrepasado los límites permitidos, supone abordar un problema con muchos matices a golpe sólo de Código Penal, lo que no es de recibo”.

 

Son conductas que tienen un origen bien diferenciado, que obedecen a una casuística totalmente distinta, e intentar equipararlas no haría más que agravar el problema. Y el origen del problema son los recortes en los Servicios Públicos, concretamente en Educación, uno de los pilares básicos de toda sociedad, unido al paro alarmante y asfixiante que padece la juventud española. Hace pocos días fueron publicados los datos europeos de desempleo del mes de Febrero a través de Eurostat, en los que el desempleo juvenil en España se sitúa ya por encima del 50% en las personas jóvenes menores de 25 años.  

 

disturbios5.jpgDichos datos son totalmente alarmantes, ya que nos encontramos con datos de desempleo juvenil en España que doblan la media de la Unión Europea de los 27 (que se sitúa en el 22,4) y además con una tendencia creciente, porque pasamos del 44,4% de paro juvenil en febrero de 2011 al 50,5% de paro juvenil en el mes de febrero de este año, situándonos en el primer país a la cola de Europa en datos disponibles, por encima de Grecia (50,4 dato registrado en diciembre de 2011).

 

Esta situación es desesperante a largo plazo, porque hay que tener en cuenta sus repercusiones futuras, condenando a toda una generación de jóvenes a una realidad sin futuro, obligándola a tener que emigrar para poder garantizarse un futuro digno u obligándola a aceptar peores condiciones laborales y de vida. Ésta y no otra es la explicación de dichas conductas violentas, porque hay cosas que no se arreglan si antes no se desarreglan del todo, y porque a los desesperados, a los débiles, no se les puede pedir civismo. Como decía una pancarta de una de las manifestaciones juveniles, "Cuando la injusticia es ley, el civismo es la rebelión".

Compartir este post
Repost0
11 abril 2012 3 11 /04 /abril /2012 23:00

acercarse_marx.jpgAcercarse a Carlos Marx. Este sitio web es una auténtica joya en Internet, ya que se trata de un sitio atractivo, divulgativo y muy didáctico, además de tremendamente útil. Alojado en el mismo servidor que el sitio del Partido Comunista de España, este sitio se centra sobre la vida y obra de este gran filósofo y revolucionario, que sentó las bases teóricas del Marxismo, la corriente oficial de toda la ideología comunista. Se trata de hacer su figura cercana y accesible, a través de diversos materiales didácticos, actividades y prácticas. Todo ello de forma muy sencilla, atractiva y amena, intentando resumir la complejidad de toda su corriente de pensamiento, y de hacer que pueda llegar a una inmensa mayoría de internautas que simpaticen con estas ideas.

 

Después de una primera página de portada, al pulsar en el botón para Entrar, tenemos a la izquierda los cuatro enlaces navegacionales principales, organizados en: Vida y Obra (que ofrece un repaso a su intensa vida, así como las fuentes principales del pensamiento del autor), Concepción Materialista de la Historia (que da un repaso a los modos de producción, la lucha de clases como motor de la historia, y aborda también la revolución comunista), El Capital (que nos habla sobre las mercancías, el valor del dinero, las plusvalías y los salarios, y el proceso de acumulación del capital), y Textos de Apoyo (con el Manifiesto Comunista, entre otros). Todo ello, como decimos, adornado con graciosas viñetas, y con diversas ideas sobre cómo abordar el estudio teórico y práctico del Marxismo en diferentes contextos. En fin, un sitio tremendamente útil, explicativo, atractivo y bien organizado para conocer más a fondo la filosofía comunista, de la mano de su precursor.

 

attac.jpgATTAC España. ATTAC es un movimiento internacional independiente que se autofinancia, y que tiene entre sus objetivos la divulgación y educación popular, la movilización social, e influir democráticamente con sus aportaciones en los movimientos sociales y organizaciones políticas y sindicales. Nace en Francia en 1998, y mediante su propio grupo de expertos, elabora análisis, publica estudios y realiza propuestas, que se pueden conocer a través de los más de 5.000 artículos publicados en la web. Organiza también todo tipo de eventos como charlas, conferencias, debates, congresos, etc. En el Manifiesto de ATTAC se lucha sobre todo por romper las bases del modelo neoliberal tan extendido en todo el mundo, y que es el último responsable de la crisis sistémica que sufrimos. Entre sus principales propuestas, se sitúan la implantación de un Impuesto a las Transacciones Financieras, la eliminación de los paraísos fiscales, o la creación de sistemas de Banca Pública.

 

ATTAC es una asociación completamente democrática y descentralizada, a la que pueden pertenecer cualesquiera personas físicas o jurídicas, o bien asociaciones que compartan sus fines y tengan interés en desarrollar y contribuir a la consecución de los objetivos de la organización. Dispone de sus propios Estatutos, y todos los asociados/as de ATTAC pueden participar en igualdad de condiciones en todas las tareas que quieran realizar. Existe una Asamblea General, una Junta Rectora, un Comité Científico, y una distribución en grupos de trabajo, tales como los Observatorios, las Campañas, etc. Como curiosidad, las siglas ATTAC vienen del acrónimo "Asociación por una Tasa a las Transacciones especulativas para Ayuda al Ciudadano".

 

Disponen en su sitio web de un canal de televisión propio, que reproduce los reportajes y noticias que tienen que ver con las actividades de la organización, así como la sección Blogosfera ATTAC, con enlaces para diferentes blogs amigos y asociados, como los de Vicenç Navarro, o Juan Torres López. Por lo demás, el diseño gráfico y la composición del sitio es muy completa, destacando los enlaces superiores (Inicio, ¿Quiénes Somos?, Documentación, Novedades ATTAC España, Contacto, Enlaces) y los inferiores (ATTAC España, Especiales, Internacional, Justicia Fiscal Global, Multimedia, Opinión, Portada, Servicios Públicos). En la portada, se ofrecen los enlaces para los últimos artículos y noticias destacadas. Muy interesante también su sección de Enlaces, con una buena selección de revistas, redes sociales y blogs de referencia. En resumen, una organización de obligada referencia del pensamiento altermundista.

 

convocatoria socialConvocatoria Social. Y vamos a finalizar esta cuarta entrega de la Red Social de Izquierdas hablando de otro sitio subsidiario de Izquierda Unida, aparecido recientemente, para aglutinar todas las consultas y aportaciones a la Convocatoria Social, es decir, lo que se ha definido como el proceso abierto y participativo para la elaboración de un nuevo programa político para la izquierda en España, y cuyas recomendaciones ya fueron incluídas tanto en la elaboración del Programa Electoral para las Elecciones Generales del 20-N, como en la adecuación que se ha hecho para las recientes Elecciones Autonómicas en Andalucía y Asturias, en sus respectivos Programas Electorales. Pues bien, como decimos, toda la documentación y las aportaciones de la Convocatoria Social se recogen en este sitio web, dependiente de Izquierda Unida Federal, y que se organiza como el gran escaparate para las 7 Revoluciones que proponemos desde la izquierda.

 

Remito a los lectores interesados a la serie de artículos que publiqué en este mismo Blog bajo ese mismo título, "Las 7 revoluciones necesarias", que recogían todo lo fundamental que se había recopilado para todas ellas, incluyendo las aportaciones que fueron publicadas en el Programa Electoral oficial de la coalición Izquierda Unida. Al entrar en este sitio, la página principal nos muestra unos enlaces superiores, 7 botones principales para elegir alguna de las 7 revoluciones indicadas, las últimas aportaciones realizadas al proceso de la Convocatoria Social, el botón para participar, y el enlace para consultar la agenda relativa a la Convocatoria. Vamos a examinar todas estas partes con un poco más de detalle.

 

Los enlaces superiores nos llevan al Inicio (la página principal de entrada que hemos comentado), Qué, Cómo y Cuándo (que nos lleva a una página explicativa sobre todos los pormenores de la Convocatoria Social), Documentos/Materiales (con una lista de enlaces hacia los principales documentos publicados en relación a los temas que aborda la Convocatoria, es decir, las Revoluciones), y Noticias (con una relación cronológica de las noticias que tienen que ver con la Convocatoria). Por su parte, si se pulsa en cualquiera de los grandes botones relativos a las 7 Revoluciones, se nos conduce a una página que explica sucintamente el objetivo de dicha Revolución, con un enlace para consultar el documento completo en formato PDF donde se detalla todo lo relativo a dicha Revolución, y una lista cronológica de las últimas aportaciones de todos los ciudadanos relativas a ella. Recordamos que las 7 Revoluciones recogidas son la Económica, la Democrática, la de los Servicios Públicos, la Ambiental, la de la Igualdad, la Cultural y la de la Paz.

 

Por último, también permite este sitio la participación ciudadana directa en cualquiera de las Revoluciones, aportando sugerencias, opiniones y medidas concretas, si se pulsa en el botón o enlace general de Participación, que nos lleva a otra página organizada en tres fichas, desde las cuales podemos crear una nueva cuenta de participación, que es obligatoria para poder participar, requiriendo un nombre de usuario y una dirección de correo electrónico, que no es pública, sino que será usada solamente para enviar una contraseña mediante la cual poder identificarse en la segunda ficha, estando la tercera ficha reservada para la petición de nueva contraseña.

 

Resumiendo, un sitio completamente participativo, donde los ciudadanos pueden no solo consultar todo el avance de propuestas de cada Revolución, sino participar activamente mediante sus propias sugerencias. Dichas sugerencias son evaluadas en cada Asamblea de Convocatoria Social (la agenda de las mismas también puede consultarse desde aquí), y si son aprobadas, se incorporan definitivamente y se enmarcan en la Revolución adecuada.

Compartir este post
Repost0
10 abril 2012 2 10 /04 /abril /2012 23:00

Hemos citado ya varias veces en anteriores artículos, al respecto de la crisis económica, su análisis y sus posibles enfoques y soluciones, a la política implementada en Islandia, siendo referente fundamental y buen ejemplo de prácticas correctas y valientes al respecto. En este artículo analizamos brevemente su recorrido, para que los lectores tengan un poquito más claro de lo que se trata. Sobre este país hemos observado un mutismo total durante mucho tiempo a través de los principales medios de comunicación, siendo lo último que ha salido a la palestra el procesamiento penal del que fuera su Primer Ministro.

 

En Islandia (una isla con 330.000 habitantes, más o menos como la población de La Rioja) estalló la crisis con más o menos la misma configuración, orígenes y dimensiones que en el resto de países, incluído el nuestro, pero su gran valentía y su buena dosis de determinación, han marcado el pasado reciente, el presente y el futuro de sus gobernantes y de su pueblo. Efectivamente, en Islandia, pueblo que ha hecho dimitir a un Gobierno al completo, después del estallido de la crisis, y del estudio de las posibles alternativas, se nacionalizaron los principales Bancos, se decidió no pagar la deuda que dichas Entidades Financieras habían creado sobre todo con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera, y se acaba de crear una Asamblea Popular para proceder a una reescritura de su Constitución, que siente negro sobre blanco lo que hay que hacer en similares situaciones, y cuáles son las prioridades.

 

islandia.jpgY además todo ello de forma pacífica, pues nunca nos hemos enterado (cosa que sí se hubiera publicado) que estallara ninguna Guerra Civil, ni ningún conflicto social escandaloso. Pero sí ha tenido lugar toda una revolución contra el poder establecido, que ha reconducido la situación hasta el panorama actual, lejos de todo peligro. La historia de los hechos la podemos resumir en los siguientes hitos:

 

1.- En septiembre del año 2008 se nacionaliza el principal Banco del país. Como consecuencia de ello, y del hostigamiento de algunos países, su moneda se desploma, la bolsa suspende toda su actividad, y el país cae oficialmente en bancarrota.

 

2.- En el año 2009 las protestas ciudadanas frente al Parlamento logran que se convoquen Elecciones anticipadas, provocando además la dimisión del Primer Ministro y de todo su gobierno en bloque. Aunque continúa la pésima situación económica del país, mediante una Ley se propone la devolución de la deuda a Gran Bretaña y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, cantidad que será abonada entre todas las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

 

3.- En el año 2010, el pueblo se vuelve a echar a la calle y solicita someter la Ley a Referéndum. En enero de este año, el Presidente se niega a ratificarla, y anuncia que se convocará dicha consulta popular. En el mes de marzo se celebra el Referéndum, y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos. Mientras todo esto ocurre, el Gobierno ha nombrado ya una Comisión de Investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades políticas de la crisis.

 

4.- Comienzan a partir de aquí las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos y consejeros de los mismos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados abandonan el país. En este contexto de crisis, se elige una Asamblea para redactar una nueva Constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis, y que sustituya a la actual, que era una copia de la Constitución danesa. Para todo ello, se recurre directamente a la soberanía popular, mediante el siguiente proceso: se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.

 

5.- La Asamblea Constitucional comienza su trabajo en febrero de 2011 para presentar un proyecto de nueva Carta Magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas Asambleas que se celebran por todo el país, en un claro proceso democrático. Debe ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas Elecciones legislativas. Es cierto que han tenido que atravesar una situación difícil, pero una vez superada, ya no hay ataques a su deuda pública, ni a su moneda, ni a su sector público. La gente vive en paz y con dignidad.

 

Hoy por hoy, la economía islandesa se ha recuperado, creciendo un 3% en 2011, y pese a los recortes, el desempleo se sitúa en el 7%, y la perspectiva de crecimiento para 2012 es del 2,7%. No obstante, y pese a la encomiable gestión de la crisis, los ciudadanos islandeses han sufrido un severo recorte a su Estado del Bienestar, que era uno de los más avanzados del mundo. Islandia ha conseguido recortar su déficit público casi a la mitad (del 13% en 2008 al 8% en 2010) y todo ello a costa de medidas nada gratas para la población: han subido considerablemente los impuestos a las personas físicas, los salarios han disminuído una media del 12% y se ha recortado en un 3% la cuantía del PIB destinada a gastos sociales. Pero más allá de las medidas económicas concretas, que en sí no son tan distintas a las que se han tomado en el resto de países europeos, Islandia supone un claro ejemplo que demuestra que las cosas se pueden hacer de otra manera, con más justicia y con más dignidad.

 

Por tanto y en resumidas cuentas, los principales hechos acaecidos han sido: dimisión del Gobierno en bloque, nacionalización de la Banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las transformaciones económicas fundamentales, depuración de responsabilidades, proceso y encarcelación de los responsables políticos y no políticos de la crisis, y reescritura de la Constitución con total participación de los ciudadanos. Ahí es nada. Más nos valiera, en vez de tanto alinearnos con el bloque europeo más duro, léase Señora Merkel y compañía, aprender del buen hacer de estos países, que nos demuestran que las utopías son perfectamente posibles, sólo hay que tener voluntad de llevarlas a cabo. El pueblo Islandés ha sabido dar una lección a toda Europa, plantándole cara al sistema y aplicando la democracia para solucionar los problemas. Como dirían los franceses: Chapeau.

Compartir este post
Repost0
9 abril 2012 1 09 /04 /abril /2012 23:00

Nos hemos hecho ya muchas preguntas, de varios tipos, sobre todo de índole económica, en los artículos anteriores de esta serie, como para que ya sepamos por dónde pueden ir los tiros, y podamos a partir de ahí comenzar a construir, al menos a vislumbrar, las posibles soluciones. Porque reflexionar sobre todas esas preguntas nos lleva de forma inevitable a una conclusión que constantemente se procura, por desgracia con éxito, que no forme parte del debate social: no es verdad que el paro, la crisis, la pobreza o el reparto tan desigual de la riqueza sean el resultado de que fallan unos mecanismos de ingeniería, como los de un reloj, que no tienen  nada que ver con los individuos y su posición social y que, por tanto, deban ser resueltos por técnicos, como suelen decir los neoliberales.

 

tecnocracia.jpgEllo nos está llevando a la aberrante situación de que algunos países estén gobernados por tecnócratas, es decir, gente que nunca se presentó a unas Elecciones, porque no son políticos, son sólo técnicos, a los que les importan bien poco las personas, sino el resultado de su gestión. Para las gestiones de tipo técnico ya tenemos a funcionarios muy bien preparados, pero los políticos deben estar por encima de ellos, tomando las decisiones políticas, y argumentando porqué se toman, sin manipular a la sociedad, como ahora ocurre, intentando propagar el pensamiento único de que las medidas que se toman son totalmente imprescindibles, cuando no es así. Nos quieren trasladar lo buenos que son y lo mucho que miran por la ciudadanía, adoptando esas "difíciles y duras" medidas, aunque no quieran, porque no se pueden tomar otras. No nos dejemos engañar, no es más que una pura manipulación social en pro de sus intereses.

 

Más bien al contrario, todas estas paradojas, todas estas contradicciones y todos estos problemas aparecen precisamente como consecuencia de que las personas tenemos una capacidad muy desigual a la hora de dar valor o de hacer efectivas nuestras preferencias. Si todos los seres humanos tuviéramos semejante capacidad para ello, estaríamos de acuerdo en que lo prioritario a la hora de decidir a qué se van a dedicar los recursos, no es que el 75% de la riqueza se la apropie el 1% más rico, o que el 0,0035% de la población española controle recursos por valor del 80,5% del PIB, como hemos visto que ocurre. Sino que por el contrario, lo adecuado sería que se repartieran entre todos, para que todos pudiéramos vivir con nuestras necesidades más o menos igual de cubiertas y de satisfechas.

 

democracia_participativa.jpgPues bien, hacer que las personas sean lo primero significa exactamente eso: obligar, por ejemplo, a evaluar antes de tomar una medida económica sobre a quién va a beneficiar y en qué medida, y dar la posibilidad a la gente para que se pronuncie sobre si, a la vista de todo lo cual, quiere que se adopte o no. Pensar en las personas implica también una buena dosis de democracia participativa, de llevar la acción democrática no sólo a la mera testimonial de votar cada cuatro años, como se hace ahora, sino de hacer al pueblo partícipe de cada gran medida que se tome, de cada nuevo gran cambio que se precise, de cada nuevo acontecimiento que ocurra. Desde la izquierda además lo proponemos desde la base, con la elaboración de lo que llamamos "presupuestos participativos" a nivel local, es decir, de los Ayuntamientos y demás entes cercanos, para ser elevados después, mediante los mecanismos oportunos, a niveles autonómicos y del Gobierno Central.

 

Y por supuesto, todo esto implica, como es lógico y natural, que ningún grupo social, por fuerte y poderoso que sea, como el de los banqueros y grandes empresarios a los que se ha llamado varias veces desde La Moncloa para que dieran sus soluciones a la crisis (a pesar de ser los que más empleo han destruído en España en los últimos años, por cierto), pueda tener la posibilidad de imponer sus propios intereses y criterios al resto de la población sin que medie un protocolo, una metodología plenamente democrática de deliberación y decisión. El actual Gobierno de Rajoy, por ejemplo, no sólo consultó con los principales Bancos privados la política que se debía hacer (incluso antes de nombrar a sus Ministros), sino que hace poco volvió a reunir a dichos empresarios a bombo y platillo, con total agasajo y ceremoniosidad de medios. Todo un lamentable espectáculo, que además incluye el que se les informe de leyes, decisiones y medidas a adoptar antes incluso que al propio Parlamento.

 

pancarta.jpgPor fin, hacer que las personas sean lo primero implica igualmente que la sociedad asuma un imperativo ético esencial e irrenunciable que obliga a rechazar cualquier asignación de los recursos que implique la desprotección de los seres humanos, su empobrecimiento y su exclusión, así como toda decisión económica que quite a los que tienen menos para dar a quienes tienen más y de sobra. Y precisamente esto lo estamos viendo con creces en las últimas medidas del Gobierno Rajoy: obsesión por el déficit y el saneamiento de las cuentas públicas, cueste lo que cueste y se lleve por delante a quien se lleve, a la vez que se implanta también una resolución de amnistía fiscal para que sólo tributen al 10% los capitales que no hayan sido declarados. Son medidas auténticamente incívicas, impropias de un Gobierno al que le importen las personas, indecentes,  injustas, obscenas e inmorales, que han de provocar forzosamente una amplia contestación social. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
8 abril 2012 7 08 /04 /abril /2012 23:00

Se cumplieron recientemente los primeros 100 días de Gobierno del Partido Popular, esos 100 días que ellos reprochaban a los sindicatos no haber esperado para montarle una Huelga General, pero lo que no decía el Gobierno de Rajoy era que ellos habían puesto patas arriba al país en menos de esos 100 días, desmontando no ya solo el sistema de relaciones laborales, sino un montón más de medidas, incluyendo la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012, que hacían caer al país en la más absoluta precariedad de condiciones.

 

Efectivamente, más paro, más recesión, más crisis, más sufrimiento para la ciudadanía, es lo que trae el PP con estos 100 días de Gobierno, que además se proyectará en el futuro no para corregir la situación, como ellos dicen, sino para acentuar todavía más el hundimiento del país. Después de este primer período clásico de evaluación, el Gobierno de Rajoy trae subidas de impuestos, precariedad laboral, abaratamiento del despido, ajuste duro de los presupuestos públicos, reforma inadecuada del sector financiero, y otras muchas reformas anunciadas, que se unirán a los recortes ya anunciados en los Presupuestos.

 

100dias.jpgY como dice nuestro Secretario General del PCE y Portavoz de IU en el Congreso, José Luis Centella, “el Gobierno de Mariano Rajoy se ha ganado en sólo 100 días el mérito de ser considerado el más antisocial de los últimos 35 años”. Y tiene razón, pues estos tres primeros meses del Gobierno más ultraliberal de lo esperado, lo convierten en el Ejecutivo más retrógrado que hemos sufrido desde 1977, después de la Reforma Política para pasar del franquismo a la democracia. 

 

Todo ello va unido además a una especie de prostitución del propio lenguaje político, que bautiza como "reformas" lo que son "recortes", y que en aras de un establecimiento de bases para el futuro, liquida todo el sistema social y laboral que tantos años costó conseguir y consolidar. Acerca la filosofía de lo público a lo privado, corrompe los equilibrios establecidos entre los diferentes agentes sociales, ignora los consensos para legislar a golpe de Decreto-Ley, aprovechándose grosera y prepotentemente de su mayoría absoluta, y da órdenes de brutal represión policial a las movilizaciones ciudadanas que se rebelen contra todo este escenario.

 

Además, Rajoy (quien dijo antes de las Elecciones que no estaba presionado por nadie), gobierna claramente al dictado de la patronal, supeditado a los mercados y dirigido por la "troika" comunitaria, que entre otras cosas le hizo reformar la previsión de déficit sin importarle que ya estuviera presentado en el Parlamento el techo del gasto. Es más, ha osado explicarle con detalle los Presupuestos a una Comisión del CDU alemán (el Partido de Angela Merkel) antes que a los propios parlamentarios españoles. Todo un lamentable y bochornoso espectáculo, que convierte la política nacional en un correveidile europeo, con la imperiosa necesidad de contentar a nuestros neoliberales socios continentales.  

 

Y tomando de nuevo las palabras de Centella, “frente a quienes le jalean y están agradecidos a la devolución poco a poco de los favores prestados, lo cierto es que la balanza del líder del PP no puede ser más insatisfactoria precisamente para los más castigados por esta larga crisis. Ha subido el IRPF, congelado el salario a los funcionarios, limitado el gasto de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, elevado el recibo de la luz y el gas, y ha llegado a convertir en problema de orden público simples manifestaciones estudiantiles, alentando conductas policiales propias de otros tiempos”.

 

Pero no queda ahí la cosa. En 100 días ha provocado una Huelga General y las mayores manifestaciones sindicales de la historia de este país, además de perder estrepitosamente la posibilidad de gobernar en Andalucía, evidente muestra de que la ciudadanía no respalda su política ni buena parte de esas propuestas que no aparecían en su programa electoral, pero que, como decía Zapatero, las toma por "responsabilidad política" y porque "son imprescindibles para provocar crecimiento económico y creación de empleo". Tan manidas palabras nos suenan ya a tomadura de pelo, cuando se ven a todas luces los garrafales errores de sus medidas, y lo que provocarán en el futuro. En resumen, después de estos primeros 100 días de Gobierno de Rajoy, podemos afirmar que nunca se hizo tanto daño a tanta gente, en tan poco tiempo.

Compartir este post
Repost0
3 abril 2012 2 03 /04 /abril /2012 23:00

Desde que el PSOE perdió las últimas Elecciones Generales en noviembre pasado, consiguiendo su grupo parlamentario de 110 escaños y por tanto siendo el grupo más numeroso y principal de la oposición, se está produciendo un fenómeno de todo punto lógico y natural, dada la trayectoria política de este partido durante sus últimos 8 años de Gobierno (aunque podríamos retrotraernos a las legislaturas de Felipe González, pues en realidad las políticas no variaban mucho).

 

rubalcaba.jpgLa crisis económica puso de manifiesto la auténtica ideología y las verdaderas capacidades del PSOE, un partido que a pesar de haber estado gobernando muchos años (y haber conseguido algunas cosas buenas, que desde la izquierda valoramos, sobre todo en cuestión de derechos sociales), no supo encauzar las políticas de izquierda ante una creciente oleada europea de gobiernos y tratados neoliberales, que consagraban las políticas de apoyo al capital financiero, y de desprecio al sector público y a las clases trabajadoras.

 

No entro en la cuestión de hasta qué punto no supo o no pudo o no quiso, que de todo habrá un poco, pero lo cierto es que el descontento hasta en el propio electorado clásico del PSOE fue evidente, razón por la cual, aunque sea como hemos dicho el grupo principal de la oposición, no dispone de la credibilidad suficiente como para plantar cara a las agresivas políticas del Gobierno del Partido Popular.

 

Esta situación se comprueba casi diariamente en el Congreso de los Diputados, y sobre todo cuando hay sesiones plenarias o de Control al Gobierno, donde el espectáculo es ciertamente lamentable. Sin querer por supuesto darle ninguna razón al PP, lo cierto es que los argumentos del PSOE son desmontados por sistema por los miembros del Partido Popular (siempre con las excepciones de rigor) cuando se refieren a temas económicos, tales como el apoyo al saneamiento de las cuentas públicas, o las sucesivas reformas que se han planteado, tales como la reforma del sector financiero o la más agresiva de todas, la reforma laboral.

 

Y todo ello se resume como decimos en una premisa básica: los anteriores gobiernos del PSOE iniciaron las líneas donde ahora está abundando el PP, comenzaron las políticas que ahora el Partido Popular complementa, endurece o insiste, dándoles mayor virulencia y mayor agresividad. Los ejemplos son innumerables: reforma de las pensiones, apoyo al sector bancario, consolidación fiscal, reducción del déficit por la vía injusta del ajuste duro, reformas laborales, abaratamiento del despido, consagración de todas estas políticas neoliberales en la Constitución, etc., fueron todas ellas medidas que el Gobierno del PSOE impulsó, y que ahora el Gobierno del PP continúa ahondando, completando y profundizando.

 

Por todo lo cual, el PSOE no tiene ninguna credibilidad para oponerse a ellas, por mucho que nos quieran hacer ver matices entre sus leyes y las del PP, porque lo cierto es que ambos están en la misma línea, todos van en la misma dirección, pues todos creen al final en lo mismo, ninguno apuesta de verdad por una revolución de las actuales políticas para invertir el escenario, y dar más protección y protagonismo a las clases trabajadoras. A cada nueva crítica que el PSOE realiza a las medidas del PP, ahonda en su descrédito y en su falta de argumentos, que vienen precisamente de quien ha tenido la oportunidad de poder hacer frente a esas políticas, y no lo ha hecho.

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías