Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
5 octubre 2016 3 05 /10 /octubre /2016 23:00
Fuente viñeta: http://www.españaporlarepublica.es

Fuente viñeta: http://www.españaporlarepublica.es

Por boca de Felipe González y de sus tropas está hablando la oligarquía de este país, la que se siente cómoda con un Gobierno ladrón, corrupto y neoliberal como el del PP

Alberto Garzón

Parece ser que algunos barones y dirigentes del PSOE se han saltado la lectura de algunas de las páginas de sus 137 años de historia, cuando hoy demonizan a ciertos partidos politicos, por cierto partidos con tanta legalidad y constitucionalidad como la que pueda tener el PSOE

Benito Sacaluga

Era de esperar. Tenía que suceder tarde o temprano. Ya lo habíamos advertido en muchos artículos de este Blog, en sintonía con otros muchos analistas que nos sentimos y pensamos desde la izquiera. Ninguna organización, pero sobre todo ninguna organización política, puede permanecer instalada en el fraude, en la ambigüedad y en la mentira constante durante mucho tiempo. Es cuestión de tiempo que dicha organización sufra una involución, una metamorfosis, una catarsis, o un hundimiento. No obstante, hay que reconocer que el PSOE ha sido un auténtico maestro en el disfraz político, ya que lleva más de 30 años instalado en dicha situación. Al PSOE le estaba pasando como al protagonista de esa fantástica película titulada "La vida de nadie", magníficamente interpretada por José Coronado, que recomiendo a todos los lectores y lectoras que no la hayan visto. Coronado interpreta a un aparente esposo y padre normal, con su profesión y su trabajo, con su familia y sus amigos, pero cuya vida al completo es un puro artificio. Vive en la mentira constante. Nada en su vida es auténtico. Todo es un espejismo, un engaño. Pues la equiparación con la formación política del puño y la rosa es absoluta, ya que mientras se continúan reclamando de izquierdas en los mítines antes de las elecciones, lanzando proclamas sobre la igualdad social, la justicia, el trabajo digno y los derechos humanos (entre otras), cuando gobiernan o se sientan en sus escaños en los respectivos Parlamentos, dicen y hacen otras cosas bien distintas. 

 

Pero tras los últimos descalabros electorales generales y autonómicos, unidos a la posibilidad (aún no confirmada) de Pedro Sánchez de comenzar negociaciones con Unidos Podemos, ha terminado por dinamitar completamente las estructuras de un partido del que sus dirigentes presumen de tener 137 años de historia. Pues toda su historia puede irse al carajo en un santiamén, dada la incapacidad de sus líderes de poner orden, de ser coherentes, y de salir de la situación de tremenda contradicción que les aboca. Desde las elecciones generales del 20D, todo han sido intentos por parte de la oligarquía, los grandes empresarios del IBEX-35, los barones capitaneados por Felipe González, y los medios de comunicación dominantes, todos ellos apoyados a su vez por Bruselas, determinados a que en nuestro paìs no gobierne la izquierda representada por Unidos Podemos. Les da igual si para ello tienen que rodar cabezas, si tienen que repetirse elecciones, o si el PSOE entra en este proceso de catarsis y descomposición. Ellos no cejan en su empeño. Y para ello, han puesto en circulación una serie de falacias, tales como que "hay que evitar nuevas elecciones", "España necesita urgentemente un gobierno", "los ciudadanos nos han colocado en la oposición", "este país no se puede gobernar con 85 diputados", y otras tantas, para esconder sus verdaderos objetivos, que como decimos, no son otros que impedir un gobierno de izquierdas en nuestro país. 

 

Y viendo que la situación se le iba de las manos, y ante sucesivos hundimientos electorales en Galicia y País Vasco, la ofensiva de los barones históricos y territoriales sobre Pedro Sánchez y sus fieles en el partido ha sido atroz, llevando al partido a un auténtico precipicio. Al momento de escribir este artículo no sabemos cómo quedará finalmente la estructura del partido, ni el calendario para sus sucesivos eventos, ni siquiera los posibles cambios en el grupo parlamentario, pero todo ello es lo de menos...Lo importante es conocer qué PSOE va a surgir de esta catarsis, de esta limpieza, de esta involución, porque o mucho se endereza la cosa, o el PSOE correrá la misma suerte que corrió el PASOK en Grecia, después de su gran coalición con las fuerzas conservadoras. Porque está claro que si el PSOE continúa por esta deriva, se convertirá en un partido residual, incapaz de articular la suficiente fuerza política como para ser relevante ante un cambio de escenario. De momento los llamados "críticos" a Sánchez parecen tener más control sobre la situación, lo cual refuerza la hipótesis que acabamos de exponer. Si Susana Díaz y sus amistades peligrosas se hacen con el control del partido, está claro que su opción, para desgracia de la clase trabajadora, va a ser apoyar por pasiva un Gobierno de Rajoy, apoyado puntualmente por Ciudadanos. Es la opción que llevan deseando desde hace varios meses. Y mientras, es curioso contemplar hasta qué punto todo el aparato mediático dominante se preocupa por el hundimiento del PSOE, como pieza fundamental de su imprescindible bipartidismo. Ese bipartidismo reinante desde la Transición, que nos ha traído a la terrible situación que vivimos en la actualidad. 

 

Hoy más que nunca, necesitamos una verdadera alternativa de izquierdas en nuestro país, una alternativa que lleve a cabo un rescate ciudadano, que impida las puertas giratorias, una alternativa que ofrezca una salida progresiva a la precariedad, al desempleo, a la pobreza y a la exclusión social de miles de familias. Una alternativa que haga frente a los poderosos, a las grandes empresas y a las grandes fortunas. Una alternativa que canalice las ansias de libertad y de igualdad que anhelamos, y que proporcione alternativas reales a los problemas de las clases trabajadoras. Una alternativa que devuelva la dignidad a los más desfavorecidos, que vuelva a garantizar la universalidad de todos los servicios públicos, y que deje de situar al mercado como el Dios supremo en nuestra economía. Una alternativa, en resumidas cuentas, socialista, feminista, ecologista y pacifista. Y si el PSOE o una parte del mismo sigue sin estar dispuesto a remar en esa dirección, lo mejor que puede hacer es hundirse definitivamente, disolverse y desaparecer, porque ya estamos muy hartos de soportar tanta humillación de un partido y de unos dirigentes que se autodenominan "socialistas", y que cada vez que pronuncian esa palabra entierran más en su tumba a su fundador Pablo Iglesias. Que dejen de engañar de una vez por todas. Que dejen de prostituir los auténticos objetivos del socialismo, y que se queden en el PSOE (si es que consigue salir a flote) únicamente aquéllos que estén dispuestos a la alternativa descrita. Los demás que se vayan. Tienen muchas opciones donde elegir: PP, CIUDADANOS...Que se complete la catarsis del PSOE, pero para seguir en la misma línea, que desaparezca definitivamente.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
4 octubre 2016 2 04 /10 /octubre /2016 23:00
Fotografía: Protesta en el Joan Stone Camp (Standing Rock) / CHEMA DOMÉNECH (CHEMADOMENECH.COM)

Fotografía: Protesta en el Joan Stone Camp (Standing Rock) / CHEMA DOMÉNECH (CHEMADOMENECH.COM)

Volvemos a traer a nuestro Blog otra noticia de aquéllas que forman parte del catálogo de informaciones silenciadas por los medios de comunicación dominantes, quizá porque los intereses en juego son contrarios a ellos. Se trata de otro episodio más, y son miles a nivel mundial, de la eterna lucha de los pueblos indígenas por la reivindicación de sus territorios y de sus recursos naturales, en una palabra, para que los dejen vivir en paz, y las grandes empresas transnacionales no se salgan con la suya. En esta ocasión parece que volviéramos a repetir las clásicas odiseas que se nos cuentan en las viejas películas del Oeste, pero a diferencia de aquéllas, donde los malos siempre son los indios, y los buenos los blancos, en realidad en la película real es al revés: son las tribus indígenas las que luchan por el respeto a su tierra, por su supervivencia, y son los blancos, a través de sus aberrantes empresas, los que intentan usurpar la vida, la tierra y los recursos de estos pueblos. Aunque lo hemos visto publicado según diferentes profundidades y enfoques en varios medios, vamos a traer aquí el relato aparecido recientemente en el medio Diagonal, bajo el mismo título que nuestro artículo:

 

En la Reserva Sioux de Standing Rock (Dakota del Norte, Estados Unidos) se está llevando a cabo una movilización sin precedentes para oponerse a las obras de construcción del oleoducto Dakota Access. Movilización que lleva ya seis meses; con miles de acampados, cientos de naciones tribales trabajando juntas y decenas de detenidos.


La construcción del oleoducto tiene un presupuesto de 3.700 millones de dólares y, cuando se termine, está previsto que cubra una distancia de cerca de 2.000 kilómetros, cruzando cuatro Estados (Dakota del Norte, Dakota del Sur, Iowa e Illinois), y que transporte 470.000 barriles de petróleo crudo al día. En principio, el oleoducto tenía que pasar por la ciudad de Bismark (capital de Dakota del Norte), pero, aunque la empresa que lleva a cabo el proyecto asegura que es muy seguro y no hay peligro de accidentes o pérdidas, decidieron cambiar la ruta para evitar una zona tan habitada.

El nuevo recorrido pasa por el límite de la Reserva Sioux de Standing Rock y por debajo del río Missouri, su principal fuente de agua potable, por lo que el oleoducto pone en peligro sus tierras y su forma de vida: un accidente afectaría el agua que utilizan para beber, regar los cultivos, alimentar el ganado, pescar... Y contaminaría sus tierras. Además, aseguran que con la construcción se verán afectados y se destruirán lugares sagrados y cementerios tribales.

Proteger la tierra

“Este lugar es mi tierra, donde está mi casa, mis sitios sagrados e históricos, mi cementerio familiar, mi pueblo, mis lugares de ceremonias, la fuente de toda mi agua potable. Al lado del río están enterrados mis antepasados y mi hijo. Si ellos destruyeran la tumba de tu hijo, ¿tú no lucharías?” Son las palabras de LaDonna Brave Bull Allard, de la Reserva de Standing Rock, y cuyas tierras son las más cercanas al oleoducto. Ella fue la persona que lanzó, en las redes sociales, el primer llamamiento de ayuda.

Y la ayuda y la solidaridad llegaron, desbordando todos los pronósticos; convirtiendo esta lucha en un tema de interés a nivel internacional. Una difusión a la que han ayudado personajes públicos como la actriz Shailene Woodley (protagonista de la saga Divergente), que ha estado en la primera línea de las protestas contra las obras. El actor Leonardo Dicaprio mostró en Twitter su solidaridad con los sioux en su lucha por sus tierras y su agua. Y el senador Bernie Sanders, que participó en una protesta en contra del oleoducto en frente de la Casa Blanca y manifestó que “el Dakota Access Pipeline tiene que pararse. Se tienen que respetar los derechos de los nativos americanos. Y tenemos que transformar nuestros sistemas de energía, alejándonos de los combustibles fósiles”. Posición que también defiende la histórica activista y escritora Winona Laduke, que ha acudido a la zona. “Podemos pasarnos toda la vida luchando contra un oleoducto tras otro y tras otro, pero alguien tiene que enfrentarse al problema de verdad. Ya es hora de dejar atrás los combustibles fósiles”.

Y del primer campamento, establecido el 1 de abril en el Oceti Sakowin Camp de Cannonball, a los cuatro campamentos que hay en la actualidad, donde ya se cuentan más de 8.000 personas. Y sumando.“Es increíble la unidad entre toda la gente que ha venido, de todas las naciones tribales, de grupos ecologistas, aliados no-nativos, gente de otros países...”, comenta LaDonna, emocionada por la respuesta recibida. Muchos de ellos han viajado miles de kilómetros: hay miembros de cientos de naciones tribales de Estados Unidos, gente de pueblos de Latinoamérica, y hasta hay una representación de activistas hawaianos que han cruzado el Pacífico para estar al lado de los protectores, como la cantante Hawane Rios y su madre, la líder espiritual y cultural Pua Case. 

Al lado de los carteles con las frases más reivindicadas –“Mni Wiconi” (el agua es vida, en idioma dakota/lakota/nakota) y “Somos protectores, no manifestantes”– ondea la bandera de las barras y estrellas al revés, en señal de sufrimiento y protesta, y los cientos de estandartes de las diferentes naciones tribales. “Las tribus están uniéndose y trabajando juntas, incluso algunas que han sido enemigas hasta ahora. Es histórico”. Comenta la activista Malia Hulleman, que hace semanas que está en el campamento, y que fue arrestada por protestar en la zona de las obras. “La gente está viviendo de forma comunal, y ¡funciona! Aquí, el dinero y las cosas materiales no se necesitan”. Unos campamentos donde se vive en comunidad, organizando la comida que llega de donaciones, con una escuela y actividades para los niños, donde se celebran ceremonias religiosas tradicionales, asambleas, talleres, conciertos...

Pueblos ignorados

La empresa que lleva a cabo el proyecto, la texana Energy Transfer Crude Oil Company, LLC, asegura que los oleoductos son la forma más segura de transportar el petróleo, y que el proyecto supera con creces todas las regulaciones de seguridad y de medio ambiente, por lo que consideran como infundadas todas las preocupaciones.

Pero son muchas las voces que ponen en duda la idoneidad de los oleoductos, y a los datos se remiten: desde 1995 ha habido más de 2.000 accidentes importantes en tuberías de petróleo y gas, todos ellos con efectos devastadores. Y, sin ir más lejos, este mismo mes de septiembre, en el Estado de Alabama, se derramó más de un millón de litros de gasolina. A la vista de lo cual Malia Hulleman considera que “la pregunta no es si la tubería se romperá, la pregunta es: cuándo pasará. Y lo peor es que las compañías lo saben; si no, ¿por qué cambiaron el recorrido de Bismark a Cannonball?”

Y en cuanto a las alegaciones de la posible destrucción de cementerios y sitios sagrados, la empresa afirma que hay múltiples estudios arqueológicos que demuestran que no hay sitios importantes afectados.

Otro hecho que indigna a los nativos americanos es que, otra vez, se han tomado todas las decisiones sin consultar a la nación que allí reside, ignorando los tratados con las naciones indias y las normas internacionales. Y así lo ha indicado recientemente el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, que considera que se está violando el artículo 19 de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas, que reza que “los Estados celebrarán consultas y cooperarán de buena fe con los pueblos indígenas interesados por medio de sus instituciones representativas antes de adoptar y aplicar medidas legislativas o administrativas que los afecten, a fin de obtener su consentimiento libre, previo e informado”.

Y las acciones de solidaridad y protestas siguen. Desde concentraciones en lugares del mundo tan alejados como Japón, Australia o Francia, a grupos de corredores que han recorrido cerca de 3.000 kilómetros hasta Washington DC para entregar 160.000 firmas al Gobierno, o marchas de cientos de nativos a caballo.

En la primera línea del frente, en la zona de las obras, las protestas se han llevado a cabo de forma pacífica: sentadas para no permitir el paso de camiones y máquinas excavadoras, activistas encadenados a estas máquinas... La respuesta de la policía y los guardias de seguridad que vigilan que las obras se puedan llevar a cabo no ha sido tan pacífica y, de momento, han utilizado perros, dejando varias personas heridas, y gas pimienta. Y, en las últimas semanas, se ha arrestado a varias decenas de activistas.

La acciones legales de la tribu han conseguido que, el pasado 16 de septiembre, un tribunal de apelaciones ordenase parar las obras temporalmente, mientras se valoran las reclamaciones de los sioux de la reserva respecto a que el proyecto puede dañar tierra sagrada. Y, aunque en el momento se consideró como una victoria, fuentes del lugar aseguran que las obras continúan en algunos puntos. Y, además, se es consciente de que queda mucho trabajo para ganar la batalla. “La tribu sioux de Standing Rock continuará explorando todas las opciones legales, legislativas y administrativas para parar la construcción del oleoducto Dakota Access”, asegura David Archambault II, jefe de la tribu. En Standing Rock todos lo tienen claro: “No descansaremos hasta que nuestras tierras, nuestra gente, el agua y los sitios sagrados estén permanentemente protegidos.”

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
3 octubre 2016 1 03 /10 /octubre /2016 23:00
Descarada y arrogante apología del fascismo

En el fondo lo que hace el Partido Popular es puro negacionismo. Es negar los hechos históricos objetivos, es distorsionar de forma interesada e ilegítima el registro histórico de tal manera que los acontecimientos aparezcan de la forma más favorable a las posiciones políticas sectarias. Es negar la realidad para no enfrentarse a una verdad incómoda. Habría que recordar que, por ejemplo, el negacionismo del Holocausto es delito penal en varios países. ¿Se imaginan este debate en Alemania o Italia? ¿La derecha de estos países sería capaz de decir que cambiar el nombre de una avenida Hermann Goering o Benito Mussolini por Konrad Adenauer o Antonio Gramsci es sustituir a los de un bando por los de otro? La teoría de los dos bandos pretende igualar la República con la dictadura y niega el concepto de memoria histórica

Agustín Moreno

Durante los últimos días hemos vivido de nuevo, con más intensidad si cabe, una tremenda demostración del carácter fascista del partido que nos gobierna, así como de algunos sectores de nuestra sociedad. Así que, para las personas que aún se preguntan cómo es posible que el PP continúe elección tras elección siendo la primera fuerza política, aquí tienen otro argumento explicativo más, y es la gran cantidad de fascistas que tenemos en nuestro país, no sólo, digamos, como vestigio de cierto "franquismo sociológico" (que también), sino como la existencia de personas declaradas, convencidas y proclamadas abiertamente fascistas y practicantes. Personas para las cuales Millán-Astray o Franco son auténticos ídolos. Todo ha ocurrido (aunque como decimos la cosa viene de antaño) a raíz de que el Comisionado de la Memoria Histórica (Ley que el PP desprecia absolutamente, y que durante la pasada legislatura ha ninguneado y despojado de toda financiación pública) ha propuesto cambiar en Madrid el nombre de la calle dedicada al General Millán-Astray, a la sazón fundador de la Legión, por el de "Avenida de la Inteligencia", en clara dedicación a la réplica que le dedicó Miguel de Unamuno al general fascista, cuando éste le interrumpió en su discurso ante el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, en 1936.

 

Para los que no conozcan la anécdota (recogida por el hispanista Hugh Thomas en su libro "La Guerra Civil Española"), el General profirió gritos de "¡Viva la muerte! ¡Muera la inteligencia!", a los que Unamuno respondió con el famoso "¡Venceréis, pero no convenceréis!", aún a riesgo de costarle la vida, cosa que estuvo a punto de suceder. Pues bien, ante el intento de cambiar el nombre de la referida calle, la Hermandad Nacional de los Antiguos Caballeros Legionarios se ha sentido muy herida en su honor, y han acusado al Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, de hacer una "aplicación revanchista" de la Ley de Memoria Histórica (miren quiénes vienen ahora a hablar de revanchismo, los admiradores de aquéllos que estuvieron instalando un régimen genocida durante casi cuarenta años), incluso interrumpieron el pleno del Ayuntamiento argumentando que Millán-Astray no fue un terrorista, que los terroristas son los de Podemos, por simpatizar con ETA. Han convocado manifestaciones en contra del cambio de nombre a la calle, e incluso han asegurado que si tal cambio se materializa, ellos se encargarán de volver a colocar la placa dedicada al general franquista. Y por supuesto, en apoyo de tal colectivo, el PP ha solicitado en el pleno del distrito de Latina que la vía pública mantenga el nombre del ex general. Incluso que quede completado de la forma: "Calle del Fundador de la Legión Española, Millán Astray". Este personaje (José Millán Astray y Terreros, La Coruña, 1879-Madrid, 1954) fue uno de los militares más sanguinarios de nuestra Guerra Civil y de la posterior dictadura. 

 

Aunque no directamente, participó en la rebelión militar de 1936 contra la Segunda República (que ellos llamaron "Alzamiento Nacional", con el intento de legitimar y glorificar su penosa hazaña). Antes había fundado la Legión Española en 1920, y según el historiador Paul Preston, fue "la persona que más influencia ejerció en la formación moral e ideológica de Francisco Franco, contribuyendo al ideario violento de la extrema derecha española". Según Preston, Millán Astray "institucionalizó y evangelizó los valores brutales y embrutecedores con que Franco libró y ganó la Guerra Civil española" (citado en su libro "Las tres Españas del 36", y que recoge eldiario.es). Durante la posterior dictadura, Millán Astray fue un alto cargo del franquismo, fundador de Radio Nacional de España (la radio oficial del bando sublevado, y quizá el mayor medio de comunicación del régimen hasta la aparición de TVE en 1956), y Jefe de Prensa y Propaganda, así como Procurador en las Cortes franquistas entre 1943 y 1952. En declaraciones a la Agencia EFE, recogidas entre otros medios por Yahoo! Noticias, Guillermo Rocafort, Secretario de la Hermandad de Legionarios, ha declarado: "No entendemos cómo este Ayuntamiento intenta aplicar ese rodillo del odio, que es la Memoria Histórica, para arrebatar a los héroes de nuestras calles y poner nombres totalmente improcedentes". Estas indecentes declaraciones son una prueba evidente de lo que tantas veces hemos reclamado, y que piden entre otros el colectivo ANEMOI de militares republicanos, que es una profunda renovación de nuestras Fuerzas Armadas, tanto en su organización como en su ideología, para que se conviertan en unos auténticos Ejércitos democráticos al servicio del pueblo. 

 

Durante la referida manifestación de la Hermandad de Legionarios, se escucharon por parte del público asistente vítores a José Antonio Primo de Rivera y a Francisco Franco, así como frases contrarias a las Comunidades Autónomas. Bien, y la siguiente pregunta que toca hacerse es: ¿Y quién está detrás de todo esto en el escenario político? ¿Quién mantiene viva la llama del franquismo en nuestro país, continúa sin condenar expresamente la dictadura franquista, y desprecia continuamente la Ley de Memoria Histórica? Pues si los lectores han pensado en el Partido Popular, han acertado. De hecho, Esperanza Aguirre (la más aguerrida pepera sin complejos) ha salido en defensa del general golpista, declarando, entre otras lindezas, que "participó en asuntos sociales muy importantes". Por supuesto, Aguirre defiende que el callejero de Madrid continúe honrando al fundador de la Legión, y alto cargo del franquismo. Esta defensa de Aguirre se ha sumado a la que ya realizó el PP en el pleno del pasado día 15 del distrito de La Latina (Madrid) junto a la Hermandad de Legionarios y otros simpatizantes de la extrema derecha. Ellos, que tanto alardean de ser un partido democrático, están defendiendo a uno de los personajes más crueles del franquismo, un militar abyecto y genocida que inspiró la denominación de Franco como "Caudillo". Un perverso personaje del cual se cuenta que dirigía la Oficina de Prensa del régimen como si fuera un cuartel, donde los periodistas tenían que cuadrarse y alinearse al toque de silbato. Estos son los ídolos del PP y de sus simpatizantes. Ellos son los que manipulan (y lo llevan haciendo desde la Transición, mediante la intolerable Ley de Amnistía de 1977) la historia, presentando a personajes de esta calaña como si fueran héroes, benefactores capaces de salvar vidas, cuando lo único que hicieron fue instalar el terror y la venganza en la población. 

 

El llamado Partido Popular, definido como organización criminal por los jueces, es un instrumento al servicio de las grandes empresas, del Ejército, de la Iglesia y de todos los fascistas que aún quedan en este país, que son muchos. El PP es la vía mediante la que se canaliza la perpetuidad del poder de las grandes estructuras franquistas, la garantía de que todo aquéllo no cambie, dando un barniz de apariencia democrática. Y en todo ello ha sido ayudado por el PSOE, que ha sido capaz no sólo de ofrecer una Ley de Memoria Histórica insuficiente, sino de abandonar su cumplimiento, pues aún tenemos pendientes, a más de cuarenta años de la muerte del dictador, la anulación de todos los juicios y sentencias franquistas, la búsqueda y exhumación de todos los cadáveres enterrados en las cunetas, la condena absoluta de la dictadura por parte de todas las fuerzas políticas y agentes económicos y sociales, y las garantías de verdad, justicia y reparación para todas las víctimas del franquismo. Vergüenza como país nos debería dar, el hecho de que tenga que ser un juzgado y una jueza argentina, María Servini de Cubría, la encargada de investigar los crímenes del franquismo, atendiendo a las demandas de las víctimas españolas, porque se ven desamparadas en su propio país. Cuando todos los demás países del mundo que han sufrido sangrientas dictaduras han pasado página asegurando dichas garantías a su población, nosotros tenemos todavía partidos políticos y colectivos sociales que no sólo no condenan, sino que adoran y glorifican a los jerifaltes de la dictadura. 

 

Como nos recuerda Rafael Almazán en este reciente artículo, "La Legión que creó el fascista Millán-Astray estaba llena de delincuentes (en la legión no se pedían antecedentes de ningún tipo) y de gente asocial que veían una posibilidad de trabajar, y sobre todo, de dar rienda suelta a sus deseos violentos. De hecho, lo demostraron con exageración en la guerra civil, aliándose con los golpistas, y antes en la revolución obrera de Asturias de 1934". Y concluye: "La disolución de la Legión, una unidad militar de carácter violento, hubiera sido la mejor solución". Pero en nuestro país se permite incluso la reivindicación de la figura de su fundador, un criminal de guerra y de la dictadura, sin que pase absolutamente nada. Y es que según Esteban Ibarra, Presidente del Movimiento Contra la Intolerancia: "El cógido penal alemán tipifica la apología del nazismo como un delito, algo que no sucede en el caso español". Y así, nos encontramos con hechos patéticos como la reciente encarcelación de unos titiriteros acusados del delito de "enaltecimiento del terrorismo" por poner una pancarta con la expresión "Gora-Alka-ETA" durante una función de títeres de carácter satírico, pero se permite con total impunidad que cada cierto tiempo tengamos que soportar las manifestaciones fascistas de un grupo de energúmenos exaltados que añora la despreciable figura del dictador. Si hubiera voluntad política, debería incorporarse el ensalzamiento del franquismo como delito en el código penal. Es la opinión de Carlos Slepoy, que recoge María Altimira en este reciente artículo del medio Kaos en la Red, para quien esto no es posible "debido al hecho de que todavía hay jueces de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo que simpatizan con esta ideología, y políticos herederos del franquismo", que ponen trabas a la justicia internacional. 

 

De esta forma, y mediante el amparo de la referida Ley de Amnistía de 1977, los gobiernos bipartidistas han conseguido hasta ahora evitar la reapertura de cualquier debate relativo al franquismo, aunque lo cierto es que dicha legislación vulnera todos los tratados internacionales en materia de derechos humanos suscritos por España. De hecho, en octubre de 2013, el PP rechazó incluir la apología del franquismo como delito, dentro de la Reforma del Código Penal impulsada por el entonces Ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, a la sazón yerno de otro alto cargo franquista. Evidentemente, no podía incluirse esta actitud como delito, porque es el propio PP, sus militantes, simpatizantes y dirigentes, los primeros que hacen abierta apología del franquismo, como lo demuestran cientos de proclamas, decisiones y actitudes que el medio Kaos en la Red recogió en este fantástico dossier: Mayor Oreja defendió la extraordinaria placidez del franquismo, Fraga declaró que "el franquismo ha sentado las bases para una España con más orden", María San Gil declaró que "Con Franco vivíamos en paz", Hernando ha declarado que "La República llevó a un millón de muertos", Aznar condecoró al torturador Melitón Manzanas, el PP no condena la apología de sus alcaldes al régimen franquista, ni censura la exposición de símbolos fascistas en sus mercadillos, el Gobierno del PP declara que no detendrá a los ex ministros franquistas "porque las órdenes de Interpol no son vinculantes", el PP rechaza extraditar o juzgar a los ex ministros franquistas reclamados por Argentina, el PP rechaza anular los juicios políticos del franquismo, el PP rechaza crear en el Congreso una "Comisión de la Verdad" sobre desaparecidos y víctimas de la Guerra Civil, el PP valenciano evitó definir el franquismo como dictadura, o senadores del PP que solicitan "que no se dé más la murga con la Ley de Memoria Histórica". 

 

Y como esas, mil acontecimientos más podríamos relatar de la amplia trayectoria de cargos del PP, que continuamente exaltan, dignifican, recuerdan o disculpan las tropelías del régimen franquista, o de sus altos cargos. Ellos son los que manipulan la Historia, ellos son los que desean la venganza, ellos son responsables e instigadores del abundante franquismo sociológico que desgraciadamente vivimos aún en nuestros días, son ellos los que abonan la semilla del odio, de la represión, de la dictadura. Son ellos los que añoran ese "pasado glorioso" del régimen franquista, que fue una oscura página de nuestro pasado, y que los verdaderos demócratas nos esforzamos en situar en su justo reconocimiento. La alargada sombra del régimen franquista llega hasta nuestros días, y mientras no tengamos valientes líderes y dirigentes políticos capaces de abordar esta asignatura pendiente, continuaremos sufriendo este denigrante panorama. Si viviéramos en un auténtico país democrático, manifestaciones del Cuerpo de la Legión reivindicando la figura de su fundador, un general golpista, no serían permitidas, así como también, por ejemplo, la Policía Nacional debería haber detenido "ipso facto" a Esperanza Aguirre cuando explicaba en un vídeo las razones por las que dicho general golpista debería conservar su calle, alabando el carácter "social" de sus actividades. Así que, en respuesta a ese engañoso mensaje que dice "Ni Rojos ni Azules", debemos responder: ¡Rojos!, porque los Azules nos llevan gobernando cuarenta años de dictadura, más otros cuarenta de propina "democrática". Así que ¡muera la Calle del General Millán-Astray! ¡Viva la Avenida de la Inteligencia!

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
2 octubre 2016 7 02 /10 /octubre /2016 23:00
Viñeta: Kike Estrada

Viñeta: Kike Estrada

Las potencias, concretamente Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, con el respaldo de otros países occidentales y de ricas naciones árabes, están al frente de coaliciones militares que invadieron Afganistán e Iraq y, junto con Rusia, suministran armas a la mayor parte de los bandos enfrentados en Siria

Baher Kamal

Y con dichas prácticas como referencia, evidentemente, las guerras y los conflictos armados continuarán, incluso aunque se proclamen engañosas "treguas" o alto el fuego temporales, que se violan en 24 o 48 horas, y cada bando echa la culpa al contrario. Y mientras, el grueso de la población civil, los verdaderos inocentes de todos estos conflictos, sufren las consecuencias, con una ayuda humanitaria que no llega, o llega con cuentagotas, y con la constante contemplación de su vida absolutamente arruinada: estudios interrumpidos, negocios reventados, viviendas derruidas, familias rotas...sufrimiento sin fin por no atajar los verdaderos problemas que desencadenan las guerras. Pero centrándonos en los supuestos yihadistas europeos, en esos "lobos solitarios" que cometen fríamente los atentados, las soluciones y propuestas de actuación se pueden clasificar en tres capítulos (siguiendo de nuevo a José María Tortosa en su documento de referencia): servicios sociales, educación, y policía (que incluye la infiltración y los servicios de inteligencia, sobre todo para intentar abortar los intentos que puedan realizarse).

 

1.- Desde el punto de vista de los servicios sociales: la lucha contra la desigualdad, y el desarrollo de políticas de empleo, vivienda, sanidad, etc., que ayuden a ofrecer una inclusión social a estas personas. Hemos de invertir la famosa frase de Kennedy en el sentido: "País, pregúntate qué puedes hacer por tus ciudadanos", sobre la cual nosotros ya reflexionamos hace tiempo en este mismo Blog.

 

2.- Desde el punto de vista de la educación (formal e informal), los focos donde se debería actuar, entre otros, podrían ser los siguientes:

 

  • Deslegitimar el uso de la violencia venga de donde venga, a pesar de la exaltación generalizada del uso de la misma que se hace en nuestras sociedades occidentales, muy a la medida de la sociedad norteamericana
  • Evitar las lecturas simplistas de los hechos violentos, intentando ofrecer, al menos, la opción de que todo conflicto (sea o no armado) siempre obedece a unas condiciones
  • Analizar las causas de cada contexto, de forma particularizada, ya que normalmente no existe una única causa, y atribuir causas engañosas también es una mala praxis
  • Desarrollar una cultura social de la tolerancia, del respeto y de la condena hacia todos los delitos y crímenes de odio
  • Evitar todo choque de civilizaciones, así como cualquier manifestación que pueda herir cualquier sensibilidad religiosa, moral o social de otras culturas
  • Evitar el racismo y la xenofobia, educando desde la base para una cultura de la paz y del respeto a todos los derechos humanos
  • Fomentar la empatía, cuya ausencia es muy evidente en muchos de nuestros gobernantes, tanto locales, nacionales e internacionales
  • Evitar la visceralidad social, intentando no legislar en caliente (es decir, inmediatamente después de un hecho lamentable), y sin dejarse llevar por la ira y el (comprensible pero catastrófico) deseo de venganza
  • Promover la racionalidad, la justicia social, el desarme y la paz en todas las esferas y estamentos sociales y gubernamentales

Decididamente, todos estos, entre otros muchos, son los "valores europeos" que debiéramos cultivar y exportar, y seguramente nos hubiéramos evitado muchos de los conflictos, atentados y guerras en las cuales nos hemos visto envueltos durante las últimas décadas. Y hablando de valores, no estamos de acuerdo tampoco en la estricta imposición de nuestras costumbres, leyes o normativas, ni por supuesto en esa especie de "exámenes de conocimiento nacional" (el candidato republicano Donald Trump apuesta por imponerlos en su país antes de conceder la nacionalidad a los extranjeros) donde se les pregunta a los inmigrantes por una serie de contenidos de variado carácter. No debemos examinar a nadie, debemos incluir a las personas, debemos respetar todas las costumbres de los demás (siempre que no atenten contra nuestro sistema de derechos y libertades), dando preferencia a las nuestras, a las de nuestra cultura, pero tampoco podemos hacer la vida imposible a los demás. Recientemente, hemos sufrido los terribles episodios del "burkini" en Francia, o de la chica musulmana a la que le impedían asistir a clase en su Instituto en Valencia con el velo islámico. Imponer a sangre y fuego nuestras costumbres, dieta, vestido, horarios o versión de la religión (ateos, protestantes, católicos, evangelistas, ortodoxos...) a los inmigrantes, refugiados, a los extranjeros en general estaría en clara contradicción con los valores de los que tanto presumimos en nuestro falso "mundo libre" occidental. 

 

El último referente, el espejo que debe guiar toda actuación pública, es el escrupuloso respeto al Derecho Humano a la Paz. Precisamente, el pasado mes de julio, el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas en Ginebra adoptó una Declaración sobre el Derecho a la Paz por la mayoría de sus Estados miembros, cuyo texto es el resultado de tres años de trabajo con todos los actores implicados. Desgraciadamente, noticias como ésta no aparecen en los programas informativos diarios, intervenidos por los medios de comunicación dominantes, así que tenemos que enterarnos por otros conductos. Conforme a esta Declaración, los principales elementos que componen el derecho a la paz, y que fueron consensuados entre los diferentes actores internacionales, incuida una mayoría de la sociedad civil que participó activamente en el proceso intergubernamental, son los siguientes: los principios contenidos en la Carta de las Naciones Unidas, la condena absoluta y la obligación de respetar los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo, el ejercicio del derecho a la libre determinación de todos los pueblos, incluidos los que viven bajo dominación colonial u otras formas de dominación u ocupación extranjera, el reconocimiento de que el desarrollo, la paz, la seguridad y los derechos humanos están interrelacionados y se refuerzan mutuamente, la resolución pacífica y la prevención de los conflictos, el papel positivo de la mujer, la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible, la importancia de la moderación, el diálogo, la cooperación, la educación, la tolerancia y la diversidad multicultural, la protección de las minorías y la lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
29 septiembre 2016 4 29 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: ENEKO

Viñeta: ENEKO

Quince ejecutivos de Wall Street cobraron 100 millones cada uno en plena crisis. The Wall Street Journal revela que cuatro de ellos dirigieron empresas que han acabado en bancarrota o se han hundido en Bolsa

EFE / ELPAIS.com (Nueva York. 20/11/2008)

Continuando con la esencia capitalista que permite, acrecienta, fomenta y perpetúa las desigualdades, y retomando lo que contábamos en artículos anteriores, hemos de recordar que, con aquéllas medidas, decisiones y acontecimientos que permitieron una nueva regeneración del más salvaje neoliberalismo, los grandes capitalistas del mundo despejaban el camino para apropiarse completa y totalmente de nuestros patrimonios. Ello ha permitido, durante las últimas décadas, ayudado por la imparable globalización, el saqueo de la mayor parte de territorios del planeta, a través de sucesivas oleadas colonizadoras, llevadas a cabo por las grandes empresas transnacionales, que son hoy día los grandes agentes del capitalismo, aquéllos que ostentan el mayor poder, más grande que el de gobernantes, incluso que los propios Estados. Siguiendo el interesante artículo "Capitalismo degenerativo" de Andrés Piqueras, los principales procesos que caracterizan a este "despojo universal" serían los siguientes:

 

1.- Privatización de la riqueza social y cultural acumulada a través de generaciones. Afecta, entre otros aspectos, a los servicios públicos (sanidad, educación, transporte, comunicaciones, etc.), infraestructuras (red viaria, instalaciones...) y patrimonio construido. 

 

2.- Privatización del patrimonio natural. Ello implica un proceso progresivo de mercantilización de la naturaleza en todas sus formas, y de sus recursos naturales. 

 

3.- Apropiación de tierras. Eliminación de propiedades comunales o colectivas, y consiguientes desplazamientos de poblaciones campesinas (sustitución de agricultura campesina o familiar por agroindustrias, intensificación de la desaparición de formas de producción y consumo no capitalistas...).

 

4.- Derechos de propiedad intelectual o patentes sobre recursos ajenos. En este sentido, el expolio y el saqueo no sólo implican la usurpación de recursos por parte de los grandes agentes capitalistas, sino la protección y el blindaje de los mismos para imposibilitar la reversión de la situación. 

 

5.- Privatización de empresas, organismos e instituciones públicas (como determinados organismos públicos autónomos, principales empresas estatales, o "externalización" de servicios de la propia Administración). Cuando ello no es posible, creación ad hoc de organismos privados que desempeñan las mismas funciones, como es el caso de las Universidades privadas.

 

6.- Campañas y operaciones de extractivismo salvaje, para apropiarse directamente de los recursos y materias primas fundamentales más codiciadas (metales, agua, petróleo, etc.).

 

También podríamos incluir aquí el despliegue de todas las técnicas financieras de desposesión, que han incidido fundamentalmente en ese proceso de "financiarización" de la economía, y que ha dado a la banca privada no sólo el protagonismo monopólico sobre dichas actividades y servicios, sino también las operaciones de rescate mediante fondos públicos en los casos en que la desbocada praxis de los banqueros sin escrúpulos ha dejado a sus empresas en bancarrota. Aquí podríamos situar las promociones fraudulentas de títulos, la destrucción deliberada de activos mediante la inflación y a través de fusiones y absorciones, el endeudamiento generalizado (por encima de la capacidad de pago de las familias) que genera un disciplinamiento de las sociedades, así como formas modernas de servidumbre por deudas (todo ello ayudado por una desmesurada cultura del consumismo y de la mercantilización de los derechos humanos fundamentales), los fraudes empresariales, la desposesión de activos mediante la manipulación del crédito y las cotizaciones (por ejemplo, el saqueo de los fondos de pensiones, o de los fondos públicos de reserva de la seguridad social), ofensiva especulativa de las operaciones de riesgo ("hedge funds"), y un largo etcétera. 

 

Con estas premisas, todas las dinámicas de corrupción, que se vienen acentuando desde los años 70 del siglo pasado hasta la actualidad, no serían sino la parte más superficial de todo el entramado metabólico de saqueo que se había estado construyendo, la punta del iceberg del funcionamiento de todo el sistema. No debe despistarnos, como bien señala Andrés Piqueras en el artículo de referencia, el hecho de que esas dinámicas corruptas salgan de vez en cuando a la luz, ya que son el resultado de luchas intestinas de las altas esferas, donde unos denuncian trapos sucios de otros para sacudirse competencia o renovar determinadas élites. Sólo faltaba un último toque a todo este plan: desarrollar una buena red de "paraísos fiscales" para guardar el enorme botín de este gran robo, de este saqueo monumental, no sólo para tenerlo a salvo de incómodas declaraciones de patrimonio, sino para que puedan intervenir de paso en algún que otro negocio ilícito pero de buena rentabilidad. A los paraísos fiscales les dedicaremos todo un gran bloque durante esta serie de artículos, dada su tremenda importancia para el despliegue de esta arquitectura de la desigualdad. Y así, según la publicación de la "Tax Justice Network" (Red para la Justicia Global), en 2015 había aproximadamente unos 26 billones de euros ocultos y libres de impuestos situados en los diversos paraísos fiscales a nivel mundial, lo que supone más o menos un tercio del PIB planetario. 

 

Como quiera que a los Grandes Capitales la tributación regresiva (consistente en gravar cada vez menos a los que más tienen) no les era suficiente, es decir, que querían más, se dedicaron también al fraude fiscal generalizado y a la evasión de impuestos. Si en España en 1995 las rentas del trabajo sufrían una carga impositiva del 16,4% del PIB, las rentas del capital sólo llegaban al 7,4%, es decir, menos de la mitad. Pero es que 13 años más tarde, en el año 2008, estos porcentajes apenas habían variado, lo cual hace que lo recaudado de la población trabajadora sea más de 9 veces el monto total recaudado del ámbito del capital, lo cual es una absoluta injusticia, además de una aberración económica. Todo ello, como decimos, al margen de la evasión y el fraude fiscal, donde según GESTHA (organismo sindical de los Técnicos del Ministerio de Hacienda), las grandes fortunas y empresas españolas evadieron más de 42.000 millones de euros sólo en el año 2010. Si a ello añadimos la evasión de la pequeña y mediana empresa, según esa misma fuente, obtenemos más de 59.000 millones de euros. Y sumando a todo ello el fraude a la Seguridad Social, manifestado fundamentalmente en la economía sumergida (ahora también en la escalada de bajas cotizaciones empresariales), nos da la enorme suma de unos 90.000 millones de euros, mucho mayor que todos los recortes que se han venido implementando, bajo la excusa de que "no había dinero". Dejo las oportunas conclusiones a los lectores. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
28 septiembre 2016 3 28 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: Artsenal

Viñeta: Artsenal

El TTIP no es más que un paso agigantado por esa senda que ha llevado a Europa a unos niveles de pobreza y miseria que muchos no conocíamos más que por los relatos de nuestros ancianos, y que ahora sufrimos en directo sin que esos dirigentes emborrachados de neoliberalismo ni siquiera lo vean. En su ciega embriaguez sólo pueden apretar el acelerador

Jordi Sebastià (Eurodiputado de Compromís)

Bien, veamos las últimas novedades que han acontecido en lo tocante a los tratados de libre comercio que se están negociando o pendientes de aprobación en el Parlamento Europeo. Por una parte, como nos informa Yago Álvarez desde El Salmón Contracorriente, Greenpeace Holanda ha publicado recientemente nuevas filtraciones sobre el TISA, donde se denota su clara contradicción con los acuerdos de la cumbre climática de París. Los documentos filtrados muestran que gran parte de la documentación que rodea a estas negociaciones en secreto están sujetos a la prohibición de publicarse incluso cinco años después de la firma del acuerdo, que está previsto para finales del presente año. Las filtraciones demuestran además que se está negociando la famosa "cláusula trinquete", ya explicada en anteriores entregas de esta serie, la cual supone la imposibilidad de revertir los acuerdos tomados en cuanto a la privatización de servicios básicos como la electricidad o el agua, lo que imposibilitaría la posterior renacionalización de los mismos una vez liberalizados. La posible firma de este tratado restringirá el control democrático y la capacidad regulatoria de los Gobiernos, ya que las empresas y sus respectivos lobbies tendrán voz en la redacción de las regulaciones futuras que puedan ir en contra de sus propios intereses. 

 

Y por su parte, Alejandro López de Miguel nos informa en Público que las grandes patronales europeas corren en defensa del TTIP, al verse éste en sus horas más bajas, en lo que a incertidumbre y rechazo popular se refiere. Así, las organizaciones empresariales más poderosas, temerosas de que finalmente el tratado no llegue a buen puerto, piden a Washington y Bruselas un "firme compromiso político", además de su "respaldo público continuo", para no perder, según ellos, la "oportunidad única" de sellar el acuerdo que negocian en secreto, días después de que Bélgica asestase el enésimo golpe al tratado. La maquinaria empresarial de la Unión Europea, con ayuda de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, ha puesto en marcha todos sus engranajes para intentar recuperar y salvar las negociaciones del cuestionado acuerdo comercial. Es comprensible desde su punto de vista, pues les va mucho en ello. Son las empresas las que han participado en el 87% de las reuniones de la Comisión Juncker sobre el tratado (según el Observatorio Corporativo Europeo), y son las mismas quienes se unen ahora a la Comisión Europea para intentar reanimarlo. Según las empresas, "Un TTIP robusto podría catalizar inversiones así como el comercio de bienes y servicios entre los mercados de la UE y de EE.UU", pero lo que no cuentan son las nefastas consecuencias para el empleo, la sanidad, el medio ambiente, la soberanía alimentaria, tecnológica, y sobre todo política, pues dicho tratado acabará con la democracia tal y como la conocemos hoy día. 

 

Entre los firmantes de dicho comunicado de apoyo al TTIP, se encuentran la omnipotente patronal europea, Business Europe, la delegación de la Cámara de Comercio de EE.UU. en la UE (AmChamEU), la patronal del sector automovilístico (European Automobile Manufacturer's Association, ACEA), o el poderoso lobby farmacéutico (European Federation of Pharmaceutical Industries and Associations, EFPIA), entre otros. Y como decíamos, este comunicado aparece en un momento crítico, justo un par de días después de que el Primer Ministro belga, Charles Michel, secundara la petición aún informal del Gobierno francés y solicitase la paralización de las negociaciones en una entrevista con el diario belga L'Echo. También durante la semana anterior, el Ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, daba el acuerdo por "fracasado de facto". Por tanto, hemos superado ya la etapa en la cual solamente los movimientos sociales y sindicales salían a las calles a denunciar la peligrosidad del tratado, sino que ahora también son los propios políticos en el poder los que están poniendo el acento en lo mismo. Por otra parte, también presionan los respectivos calendarios electorales de Alemania, Francia y Estados Unidos, que fuerza a la toma de postura en todos los asuntos importantes. Los sindicatos, por su parte, también redoblan sus esfuerzos contra el TTIP, sobre todo con la posible ratificación del CETA a la vista (está prevista para octubre). Varios frentes de presión están por tanto abiertos, y veremos qué próximos movimientos nos esperan. 

 

Aunque de todos modos, y como opina George Monbiot en The Guardian, en artículo que también traduce Emma Reverter y recoge eldiario.es, por si todo este tinglado no llegara a aprobarse, los Gobiernos y los lobistas de las grandes corporaciones podrían estar ya buscando nuevas formas posibles de blindar la privatización, y esquivar los procesos democráticos. No sería la primera vez que los poderes públicos, en complicidad con los privados, tuercen el brazo a la respuesta popular, piénsese por ejemplo en lo que ocurrió con los sucesivos intentos fallidos de aprobar la Constitución Europea, y cómo fue al final incorporada por la puerta de atrás en los sucesivos tratados europeos (el último el Tratado de Lisboa de 2007). Según Monbiot, si el CETA es aprobado antes de que el Reino Unido abandone de facto la UE, nos atará de pies y manos durante los próximos 20 años. La Comisión Europea no ha publicado el texto final del CETA hasta que éste no ha finalizado completamente sus negociaciones, y el contenido del acuerdo se ha filtrado. Posee 1.600 páginas. La opacidad y el secretismo en torno a él ha sido (casi) absoluto, aunque desde las instancias oficiales aseguren lo contrario. Al igual que el TTIP, posee una definición muy amplia y ambigüa de los términos "inversión" y "expropiación", con el fin de asegurarse de que las empresas puedan demandar a los Estados si creen que una nueva ley, normativa o decreto amenaza sus beneficios futuros. 

 

Como el TTIP, el CETA (al que no se la dado tanta publicidad, pero que puede resultar incluso más dañino que aquél) limita las formas que los Gobiernos poseen para proteger a la ciudadanía. Por ejemplo, prohíbe la normativa que evitaría que los bancos privados crecieran en exceso, volviendo a poner en crisis el sistema. Como ya hemos afirmado en otras muchas ocasiones durante esta serie de artículos, el CETA no tiene nada que ver con el comercio, sino que es un instrumento disfrazado de "política comercial" con el fin de someter la democracia al imperio del poder empresarial. Y si los parlamentos finalmente rechazan estos acuerdos (cosa que aún está por ver), la Comisión Europea y los lobbies empresariales redactarán otro, mediante otros mecanismos y bajo otros disfraces, como por ejemplo, el Acuerdo sobre Servicios Comerciales que la UE está negociando simultáneamente con Estados Unidos y otros 21 países. Y al respecto (se nota que el gobierno británico está intentando recuperar el país tras el brexit) Theresa May ha mostrado su entusiasmo: "El Reino Unido mantiene su compromiso con este acuerdo", ha declarado recientemente. Al igual que con los sistemas de pensiones (con los cuales quieren acabar para fomentar los sistemas privados), las grandes corporaciones están intentando colar por todos los medios estos infames y aberrantes tratados desde hace más de 20 años, pero no han podido porque las protestas populares han conseguido hasta ahora parar todos los intentos. Pero ellos no se rinden. Vuelven una y otra vez a la carga, apoyados por los vasallos e indecentes gobernantes. George Monbiot finaliza con las siguientes palabras, que hacemos nuestras: "Tenemos que ganar cada vez que lo intenten porque, de lo contrario, con una sola victoria ellos habrán conseguido lo que se proponen. Nunca bajen la guardia. Nunca les dejen ganar". Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
27 septiembre 2016 2 27 /09 /septiembre /2016 23:00
Escuela Pública y Religión: Incompatibles (VI)

La libertad de elección de centro no existe, es un término falaz para justificar un sistema que segrega al alumnado y que sirve a las clases medias y altas para alejarse de los alumnos extranjeros y de las clases bajas

Jesús Rogero-García y Mario Andrés-Candelas

Continuando con la exposición de los tres motivos fundamentales por los cuales consideramos que la Religión no puede ni debe ser una asignatura en el currículum escolar (siguiendo el artículo de referencia), ya tratamos en la entrega anterior todas las diferencias y privilegios que los docentes de religión poseen con respecto a sus compañeros y compañeras de otras asignaturas, y abordaremos en el presente artículo el resto de los criterios.Pues bien, otro criterio fundamental es que, mediante la implantación de esta asignatura, no quedan respetados los derechos constitucionales. Veamos por qué.  La existencia de la asignatura de religión obliga a los centros educativos de carácter público a vulnerar derechos fundamentales recogidos en nuestra Carta Magna. La casilla automática en el impreso de matrícula del alumnado para señalar si se desea asistir a religión o no, y cuál de ellas (en caso afirmativo), obliga de hecho a manifestar por escrito creencias, en contra de lo expresado en la Constitución. De hecho, la existencia de esta casilla no es baladí, pues las experiencias de quitarla y de sustituirla por una nota a las familias para que los interesados se dirijan al centro, condujo a tal descenso de solicitantes de esta materia, que quedó reducida a una presencia marginal. 

 

Más indeleble todavía es la huella que deja la religión como asignatura evaluable, pues consta si se ha cursado o no (para siempre), tanto en el expediente académico como en el libro de escolaridad del alumno/a. Este detalle no es neutro, y puede tener consecuencias en el futuro, e incluso ser peligroso a efectos de control social, como ocurrió con la discriminación durante el franquismo, debido a la ausencia de datos de bautismo, o los nombres "laicos" que se hubieron de ocultar o cambiar, so pena de aparecer "peligroso" ante el régimen fascista y nacional-católico. Pero sin duda, lo más grave de todo es que terceros agentes, ajenos a la propia comunidad educativa, como es en el caso que nos ocupa la Iglesia Católica, a través de su Conferencia Episcopal, deciden lo que los demás tienen que hacer. Los conflictos con la Iglesia Católica en nuestro sistema educativo no son precisamente por los alumnos/as que eligen religión, sino porque pretende imponer sus normas, actitudes y visiones a los que no la eligen. Hacemos un inciso para recordar que esta intolerancia de los sectores ultracatólicos no se expresa sólo en el ámbito educativo, sino en todos los demás. Como muestra, he aquí un botón: un colectivo católico ha denunciado en fechas recientes a El Corte Ingles, porque en una campaña de publicidad de estos grandes almacenes aparecen dos padres (hombres) ayudando a sus hijos a forrar los libros del colegio. Enseguida han puesto el grito en el cielo, y han denunciado la perversión de los valores de lo que para ellos es la "familia tradicional". Es absolutamente intolerable que en pleno siglo XXI continúen ocurriendo estas cosas. Fin del inciso. 

 

Bien, volviendo a la religión en el ámbito educativo, a la Conferencia Episcopal y a los sectores ultracatólicos asociados a ella no les valió que la religión se impartiera al principio o al final de la jornada, para que los otros chicos y chicas entrasen más tarde o salieran más temprano del colegio. Comenzaron a mover el asunto judicialmente, y no pararon hasta conseguir la famosa "Orden del Parchís", como se le llamó coloquialmente al desarrollo del RD 2348/1994, que se plasmó en dos resoluciones de 1995 sobre "actividades de estudio alternativas a las enseñanzas de religión desde primaria hasta bachillerato". En realidad, la escuela pública es otro de sus campos de immersión (quizá el fundamental para ellos, pues ahí es donde se forman sus futuros fieles, y donde el lavado de cerebro del pensamiento dominante es más intenso), una proyección de su estrategia general de invasión omnipresente en casi todos los aspectos de nuestra vida. Y así, la LOMCE eleva el rango de la religión a estado de asignatura evaluable, cuya nota computa a todos los efectos, mientras se minimizan las enseñanzas que más se acercan al desarrollo integral humano (Plástica, Tecnología, Música...), y aquéllas que permiten incidir en un pensamiento crítico, como Filosofía. En definitiva, que la religión sólo pueda ser inspeccionada por la jerarquía eclesiástica es una irregularidad semejante (en palabras de Ana Sigüenza) "a que Adidas inspeccionase las clases de Educación Física". Quiebra los derechos constitucionales, ya que no podemos tener una asignatura que sea, por sí misma, confesional. No puede ser, por tanto, curricular. La educación en la fe (sea católica, o cualquier otra) es catequesis, está en una dimensión diferente a la de los propios conocimientos humanos, que derivan de la evolución de la razón humana, y de los propios medios con los que el hombre cuenta para conocer el mundo que le rodea. 

 

Por otra parte, si se despide a ciertos profesores o profesoras de religión porque no son testimonio de vida cristiana, es decir, porque algunos aspectos de su vida privada no "casan" bien con la doctrina social de la Iglesia, es porque dicha asignatura no pretende formar a ciudadanos libres y críticos, sino simplemente a impartir una catequesis de naturaleza proselitista, y a despertar comportamientos y actitudes fundamentalistas. Si la religión fuese en verdad una asignatura como otra cualquiera, el profesorado debería ser seleccionado por la Administración educativa como lo son todos los demás, no debería gozar de ningún tipo de privilegio, debería ser explicada científicamente, desde la razón y la evolución del pensamiento y del conocimiento humanos, sin confesionalismos, con libertad de cátedra y pudiendo ser inspeccionada por el propio sistema. Pero nada de ello ocurre. ¿Por qué? Pues porque la religión es un conjunto de creencias particulares y colectivas, jamás demostradas, que determinan la adscripción de ciertos sectores a una corriente o a otra, sin ninguna prueba que determine que su conocimiento, y que por tanto, deben quedar en el terreno de la práctica privada, del culto íntimo y personal, desde la plena libertad de conciencia. Y todo ello, por tanto, no la faculta como para que sea impartida al lado y con la misma categoría que el conjunto de conocimientos que se imparten en la escuela pública, dentro del católogo de la formación reglada. Estamos de acuerdo con las opiniones que manifiestan en este artículo José Sarrión, Rocío Anguita y Enrique Díez, porque nos ofrecen la auténtica visión que hemos de ofrecer sobre la educación laica en libertad. A estos autores nos remitimos, en lo que sigue.

 

Los niños y las niñas no tienen por qué sufrir la imposición de creencias religiosas particulares, como contenidos que tienen que memorizar y asignaturas de las que se tienen que examinar. La creencia religiosa, sea la católica o cualquier otra, es una experiencia personal, íntima y privada, normalmente familiar, y por ello, una opción en libertad, nunca una imposición. Y es una decisión personal que debe tomarse en la etapa adulta, fruto de una experiencia subjetiva en relación con las experiencias de cada persona, no algo por lo que te tengan que poner una nota en el colegio. Por eso, defendemos una educación laica, que es la única que respeta la libertad de conciencia, educa sin dogmas y elimina toda forma de adoctrinamiento religioso del currículo escolar. Ello supone no sólo la eliminación de la religión tal como está planteada en la LOMCE, sino también la derogación de los acuerdos con el Vaticano y con otras confesiones religiosas, con el fin de que cualquier religión quede fuera del conjunto de asignaturas que se imparten en la escuela pública. La enseñanza de la religión debe salir del horario lectivo y de los centros educativos públicos, así como desaparecer los actos y toda la simbología religiosa de los centros escolares y de los espacios públicos educativos. También debe desaparecer, por extensión, todo procedimiento administrativo que obligue a cualquier ciudadano/a a manifestar sus creencias religiosas (o la ausencia de ellas), ya que esto es un mandato constitucional (en su artículo 16) que actualmente se está incumpliendo. Igualmente, el calendario escolar no ha de someterse al calendario litúrgico, tendiendo a una distribución más equilibrada de los tiempos y descansos escolares. Finalizaremos en la próxima entrega.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Educación
Comenta este artículo
26 septiembre 2016 1 26 /09 /septiembre /2016 23:00
Las presiones de Rodríguez Ibarra

Hasta ahora se habían manifestado casi todos los barones históricos y territoriales del PSOE, menos él...Felipe González, Alfonso Guerra, José Bono, Javier Lambán, Susana Díaz, varios ex Ministros, hasta su paisano Guillermo Fernández Vara, todos más o menos en la misma línea...todos menos él...¿Pero quién es él? Pues él es Juan Carlos Rodríguez Ibarra, una de las voces más rancias y antipáticas del partido, y uno de los personajes más chulescos del gallinero "socialista". Y como faltaba él, pues hace pocos días por fin lo  ha hecho, y lo hecho con la típica actitud altanera, desafiante y chulesca que le caracteriza. Nos lo cuenta, entre otros muchos medios, este artículo de Gonzaga Durán para okdiario.com, y lo resume en las siguientes declaraciones: "Si Sánchez forma Gobierno con Podemos y los independentistas, me voy del partido". Añadió que le parecería muy difícil que el Comité Federal aceptara esa propuesta, y que a Pedro Sánchez "no se le ocurriría nunca formar Gobierno" tanto con la formación morada como con CDC y ERC. Igualmente, se muestra contrario al proceso de elección de primarias en el partido, así como al hecho de consultar a la militancia del PSOE. Y es que para Rodríguez Ibarra, ex Presidente de la Junta de Extremadura, y uno de los dinosaurios más peligrosos del partido, "muchos de los males del PSOE vienen de las primarias, de dar voz a la gente", alegando que esto "baja el nivel", debido a que "la selección de personal se ha puesto barata: ahora se puede presentar cualquiera".

 

Como vemos, se trata de un personaje poco amigo de la democracia interna, que ejerce un absoluto desprecio a la militancia, y que entiende sólo la política como la que debe ejercer la élite elegida para ello. Pero la desfachatez del personaje llega a más, porque considera, entre otras perlas y lindezas, que Chaves y Griñán no tendrían que haber dimitido en su día (la entrevista fue realizada después de conocerse las penas solicitadas para ambos por la Fiscalía), así como que la ex Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, no debería abandonar su acta como senadora después de que haya sido imputada por el Tribunal Supremo por un supuesto delito de blanqueo de capitales, argumentando que hay que respetar la presunción de inocencia, que no estamos respetando el Estado de Derecho, y que "parece que se ha desatado la fiebre podemita y todo el mundo tiene que dimitir". Absolutamente vergonzoso. Con ex líderes de esta calaña, es totalmente comprensible que el PSOE coseche cada vez menos rédito electoral. Qué buen dirigente del PP hubiera sido este Rodríguez Ibarra. Decididamente, con declaraciones como las de este personaje, cada día tenemos más claro el permanente engaño del bipartidismo durante más de 35 años, y hasta qué punto se parecen el PP y el PSOE, como ya denunciara el Movimiento 15-M en las calles de nuestro país. Pero en fin, no sabemos cómo llevará su Secretario General, Pedro Sánchez, el hecho de que este australopiteco que se autodenomina "socialista", y que tenemos claro que no ha tenido jamás ni puta idea de lo que es el verdadero Socialismo, le presione en los términos en los que lo ha hecho. 

 

Pero es curioso que, con la trayectoria histórica del PSOE, con todas las traiciones a su electorado y a su militancia, con todas las mentiras y las barbaridades que han cometido tanto en el Gobierno como en la oposición, jamás se haya escuchado al señor Ibarra decir que se iba del partido. En efecto, no amenazó con ello cuando el PSOE defendía a la Monarquía frente a la República, cuando nos metió en la OTAN después de clamar contra esta organización, después de que el Gobierno de González organizara una banda terrorista para secuestrar y matar a etarras (GAL), o después de impulsar la "Alianza de Civilizaciones" durante el Gobierno de Zapatero, mientras multiplicaba por seis la fabricación y venta de armas. Tampoco alzó su voz el señor Ibarra para amenazar con irse de su partido cuando se indultó al ex número dos del Banco de Santander, ni cuando veíamos cómo todos los altos dirigentes del partido finalizaban en los Consejos de Administración de las mismas empresas que ellos habían contribuido a privatizar. En efecto, el señor Ibarra ha tenido muchísimas ocasiones y todas muy justificadas, para anunciar que se iría de su partido, pero nunca lo ha hecho. Más bien al contrario, siempre ha defendido la línea oficial de su Comité Federal. Tampoco lo escuchamos amenazar con dejar el PSOE que rescataba a la banca privada con fondos públicos, mientras aplaudía la eficacia de los desahucios. 

 

Tampoco vimos que se exaltara demasiado cuando su partido aprobó una Reforma Laboral en 2010 que abarataba vergonzosamente el despido para gusto y disfrute de la patronal, o que aprobó una agresiva reforma de las pensiones que retrasaba la edad de jubilación hasta los 67 años. Y tampoco profirió amenazas de abandonar el PSOE cuando, en conjunción con el PP, con agosticidad y alevosía, en el año 2011, reformó el artículo 135 de la Constitución, para declarar que el pago de la deuda tenía prioridad absoluta frente a cualquier otro gasto social, hipotecando nuestra sociedad a mayor gloria de la Troika. Creemos que ni se immutó cuando Rodríguez Zapatero se plegó a Angela Merkel, y aprobó en su segunda legislatura la más dura ola de recortes sociales que se habían puesto en marcha hasta la época, lo que dio pábulo al PP para endurecerlas después por la misma senda.  Ni tampoco escuchamos (al contrario, aún continúa defendiéndolos) a Rodríguez Ibarra poner el grito en el cielo cuando se supo la colosal y monumental estafa a los fondos públicos de Andalucía, dedicada a favorecer a determinadas personas y empresas, creando una red de ERE's fraudulentos, y estafando más de 740 millones de euros, para "tener contentos" a los sindicatos mayoritarios, y fomentar su red clientelar. Y así podríamos seguir. Tenemos miles de ejemplos más para poner, y denunciar el silencio de Rodríguez Ibarra ante tanto atropello a las clases populares que ellos dicen defender. Se le debería caer la cara de vergüenza. Pero miren ustedes por dónde, cuando se trata de establecer negociaciones con Unidos Podemos, la única fuerza política situada a su izquierda, es cuando el señor Rodríguez Ibarra amenaza con abandonar el partido. Ironías de la vida. Qué pena que el PSOE no tenga un Secretario General con la suficiente valentía y arrojo como para decirle a Rodríguez Ibarra por dónde se puede meter sus amenazas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
25 septiembre 2016 7 25 /09 /septiembre /2016 23:00
Fuente: http://lalibertaria.blogspot.com

Fuente: http://lalibertaria.blogspot.com

Necesitamos esfuerzos internacionales para reducir el gasto militar en todo el planeta y ocuparnos de las causas de la guerra: la pobreza, el odio, la desesperanza y la ignorancia

Bernie Sanders

Hemos de luchar por tanto contra las posturas y razonamientos simplistas, que muchas veces empañan el debate, y no nos dejan ver la luz. De hecho, el simplismo y los planteamientos propagandísticos y revanchistas de "buenos y malos" se parecen, en su función, al simplismo de los planteamientos xenófobos e islamófobos. Buscan movilizar a personas con características individuales y sociales aptas para ser cooptadas. Las respuestas oficiales en "Occidente" ante los ataques terroristas son estándares, siguen el mismo patrón, son fieles a un argumentario infantil y simplista: ellos "odian" nuestra democracia, nuestra modernidad y nuestras libertades, mientras su religión fomenta la yihad, la lucha violenta contra el infiel, luego por tanto, en ambos lados hay posturas simplistas y fundamentalistas. Pero como estamos analizando, el fenómeno del terrorismo internacional es mucho más complejo. Se esconden sus auténticas razones para que no sean vistas por las clases populares, y para que éstas clases populares se adscriban a ese discurso simplista y erróneo en el enfoque hacia el terrorismo. En palabras de José María Tortosa: "El "por qué nos atacan" tendría que responderse con algo más de seriedad que las soflamas de los líderes "occidentales" orgullosos de su democracia, modernidad y secularismo. Si atacan en sitios tan diferentes y por motivos muy distintos unos de otros, habrá que buscar otro tipo de argumentos al margen del simplismo de las soflamas del EI". 

 

Por tanto, y como venimos contando, condiciones de desarraigo social, desempleo, vulnerabilidad, exclusión, rechazo, marginación o pobreza de determinadas comunidades en Europa y en el mundo árabe explican mejor la aparición del yihadismo que los eternos planteamientos simplistas del pensamiento dominante. Sus condiciones de vida tienen que ser tenidas en cuenta, así como su personalidad, por una razón muy sencilla: si la religión fuera el verdadero y único motivo para el terrorismo, todos los que la comparten tendrían ese comportamiento asesino. Es un absurdo pensar bajo esos planteamientos simplistas. Todos los atentados, sean perpetrados por quiénes sean, por organizaciones terroristas, por lobos solitarios, adeptos o no a cualquier religión o ideología, obedecen en el fondo a motivaciones psicosociales, y/o económicas, y/o geopolíticas. Hay que investigarlas, hay que intentar erradicarlas, y con ello (no queremos ser nosotros también simplistas y afirmar que los atentados terroristas se erradicarán), al menos, el terrorismo internacional se verá mermado. En las características de los individuos hay que estudiar su temperamento, sus experiencias recientes y el entrenamiento que haya podido recibir. Las experiencias pueden incluir marginación, frustración, "mobbing" u otras similares. Pero también hay que responder a la pregunta de qué es lo que quieren "los que les mandan" (cuando existan quiénes les manden). Si no estudiamos todos estos factores, los discursos, como estamos repitiendo, se volverán retóricos, simples y vacíos. No ayudarán a la paz. Perpetuarán el terrorismo. 

 

Se han estudiado las trayectorias personales de muchos de los autores de los atentados, y parece ser que en los antecedentes de estos asesinos, la religión no es el factor determinante. Es cierto que algunos pasan del islamismo "sociológico" (poco practicante) a la observancia rigurosa, y de ahí al wahabbismo, y de ahí al salafismo y de ahí al yihadismo tal como se entiende en Europa, es decir, violento. Pero la religión viene después, no antes de su radicalización. Ya lo hemos dicho: desigualdad, desorientación, discriminación, inseguridad, alienación política, insatisfacción de necesidades básicas, todo ello forma el principal (no decimos el único, pero sí el principal) caldo de cultivo para la radicalización de esos futuros o potenciales terroristas. La religión viene (o no) después. Por supuesto, existen otros factores que influyen en la génesis de ciertos grupos armados a nivel internacional, como por ejemplo, los grupos organizados de la sociedad civil, que han intentado cambiar diversas situaciones relacionándose con el Estado, y no lo han conseguido, es más probable que, a veces, recurran a tácticas extremistas y que, eventualmente, alcancen apoyo o complicidad por alguna parte de la población. Piénsese, por ejemplo, en los diferentes grupos guerrilleros que se han venido formando durante la segunda mitad del siglo XX en algunos países de América Latina, como el EFLN o las FARC-EP. Un bloqueo de la participación política, una corrupción muy extendida, dominación por parte de una élite y escasas esperanzas de cambio que crean frustración social, han sido el caldo de cultivo para la histórica formación de estas guerrillas populares. Y la historia también nos demuestra que cuando los respectivos Estados han tenido la voluntad política y negociadora para acabar con dicha situación, dichos grupos guerrilleros han acabado por disolverse e integrarse de nuevo en la sociedad civil, como acaba de ocurrir con las FARC-EP en Colombia

 

En resumidas cuentas, sean "lobos solitarios" o pertenecientes a organizaciones terroristas, el terrorista no nace, se hace. Es decir, nadie nace terrorista per sé, sino que sufre un determinado proceso antropológico, cultural, sociológico y político, que inciden, unido a sus propias características y experiencias personales, para que dicha persona se convierta en un terrorista, al igual que puede convertirse en un heroinómano, en un asesino machista o en un inadaptado. Las palabras de Marx pueden aplicarse por tanto también aquí: "Son las condiciones materiales las que determinan la existencia". Y también hay que prestar atención a los otros terrorismos internacionales que no son yihadistas, tales como los grupos secesionistas, los terrorismos de Estado (Israel contra Palestina, Marruecos contra el pueblo saharaui, etc.), los terrorismos de clase (por ejemplo, el que ejecuta Estados Unidos contra su propia población afroamericana), o los terrorismos de extrema derecha, tales como los atentados en Noruega (ejecutados por el fanático supremacista blanco Anders Breivik). En el caso concreto de Estados Unidos tenemos además el terrorismo social norteamericano, pero de ese tipo sabemos exactamente sus motivos y circunstancias, siendo la principal de ellas la amplia permisividad norteamericana hacia la posibilidad de comprar, poseer y portar armas de fuego para todo el mundo. Todos ellos son tipos de terrorismo tan detestables como los atentados yihadistas, pero sin embargo, no tienen la misma repercusión social ni mediática que por ejemplo se les ha dado a los atentados de Bruselas, de París o de Niza, por poner algunos ejemplos de sus últimas manifestaciones. 

 

Pero volviendo al terrorismo yihadista, está claro que existen toda una serie de factores de propaganda que intervienen más o menos directamente. Las mezquitas wahabitas financiadas con dinero saudí, las redes sociales y los reclutadores se unen al hecho de la existencia del Estado Islámico como entidad casi mítica hacia la que vuelven sus ojos personas de procedencia muy heterogénea, pero que son susceptibles de convertirse en buenos candidatos para la opción fundamentalista y violenta. Y en el centro de todo ello, como decíamos en entregas anteriores, un Estado y un Gobierno (Arabia Saudí), con mayoría de una determinada variante de una religión, que persigue a los que practican una variante diferente de esa misma religión. Obsérvese que no se trata de lucha de civilizaciones, ni siquiera de religiones distintas entre sí, sino de una intervención política a favor de una determinada variante de una misma religión (bajo motivaciones geoeconómicopolíticas, claro está). El gobierno saudí, por tanto, de profundo islamismo wahabita, persigue a los musulmanes de otras tendencias. Es evidente (no hay más ciego que el que no quiere ver) que tales persecuciones tienen poco que ver con la religión en sí misma, y que son utilizadas como pretexto (no como causa) de otros fines estrictamente políticos. Y mientras, en Europa y en Estados Unidos aumenta la islamofobia, manteniendo esas posturas simplistas y esa necesidad de "democratizar" a Oriente, aunque sea a bombazo limpio. Da igual que los verdaderos objetivos (que los hay) sean otros, mientras exista gente que siga creyendo esa milonga. Continuaremos en siguientes entregas.

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
22 septiembre 2016 4 22 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: ENEKO

Viñeta: ENEKO

En el transcurso de mi vida he planteado cinco breves preguntas democráticas... [Preguntad a una persona poderosa] ¿Qué poder ha obtenido? ¿De dónde lo obtuvo? ¿En interés de quién lo ejerce? ¿Ante quién rinde cuentas? ¿Y cómo podemos desembarazarnos de usted?. Si no te puedes desembarazar de las personas que te gobiernan, no vives en un sistema democrático

Tony Benn

En la presente entrega, aún de corte introductorio, donde todavía no hemos entrado en profundidad al análisis de los diversos factores que intervienen en esta arquitectura de la desigualdad, donde sólo nos estamos remitiendo a proporcionar determinada información diagnóstica y orientativa, vamos a exponer la otra cara de la moneda de un artículo anterior, que nos retrataba la cara terrible, el lado oscuro de la desigualdad: paro, precariedad, pobreza, miseria, exilio, exclusión social, insatisfacción de derechos y necesidades básicas, etc. Pues bien, en este artículo vamos a retratar algo (parte) de la otra cara de la moneda: riqueza, opulencia, abundancia, poder, control, insultante despotismo sobre la otra cara de esa misma moneda. Por ejemplo, este reciente artículo de eldiario.es nos informa de que el número de multimillonarios en España ha aumentado en un 44% desde el año 2011. En efecto, parece ser que desde la llegada del PP al Gobierno, hay 156 nuevos contribuyentes que declaran tener un patrimonio valorado en más de 30 millones de euros. Las grandes fortunas suelen instalarse en Madrid, donde no pagan el impuesto de patrimonio y se ahorran 660 millones de euros anuales. Por su parte, también hemos conocido (con gran júbilo por parte de algunos periodistas del régimen) la inédita noticia de que, al menos durante unas horas, un español, concretamente Amancio Ortega (fundador del grupo textil Inditex), ha sido el hombre más rico del mundo. 

 

Así que, reflexionemos un poco sobre el tema: resulta que mientras nuestro país estaba inmerso en los peores años de la crisis económica, y mientras el Gobierno del PP se afanaba en bombardearnos con el mensaje de que "habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades", y de que lo que tocaba ahora era la más sangrante y despiadada "austeridad", para los ricos debía tocar la hora del desmadre, ya que la cifra de multimillonarios no ha dejado de crecer. Y así, entre los años 2011 y 2014, el número de contribuyentes que declararon a la Agencia Tributaria poseer un patrimonio superior a los 30 millones de euros (¿cuánto y durante cuánto tiempo tendría que "ahorrar" un trabajador o trabajadora para poseer esa fortuna?) aumentó en un escandaloso 44%, según datos oficiales publicados. Desde entonces, 156 nuevas personas se han incorporado al selecto club de los multimillonarios que tributan en España (otros muchos ni siquiera lo hacen, prefieren hacerlo en paraísos fiscales), alcanzando los 508 contribuyentes en 2014. Nos cuentan que la mejora de la bolsa y del mercado inmobiliario fundamentan en parte este crecimiento de las grandes fortunas, pero sobre todo, se debe a la toma en consideración de medidas concretas de políticas concretas, pensadas concretamente con ese fin, es decir, con el fin de aumentar la desigualdad, y hacer a los pobres más pobres, y a los ricos más ricos. No son, por tanto, una "consecuencia" de la crisis, sino el efecto de una serie de medidas que se toman, aprovechándose de la crisis.

 

Según un gráfico ofrecido por el mencionado medio, los datos han crecido vertiginosamente en lo que se refiere a estos "grandes contribuyentes": en 2011 se declararon en este grupo 352 personas, en 2012 443, en 2013 471, y en 2014 508, como ya hemos indicado. Los datos incluyen la riqueza patrimonial de todas las personas físicas obligadas a declarar, esto es, cuando su base imponible es superior a los 700.000 euros. Este incremento entre los que poseen un patrimonio superior a los 30 millones de euros señala el crecimiento de la desigualdad en España, tal y como apuntan también otros muchos estudios de diversas ONG's y movimientos sociales, que iremos refiriendo en su momento. Por ejemplo, los últimos datos publicados en la Encuesta Financiera de las Familias, en 2011, muestran cómo los estratos más pobres de la población perdieron más patrimonio que los más ricos. La riqueza neta media del 25% más pobre de la población perdió un 26% de su patrimonio entre 2005 y 2011. Pero por su parte, el 10% más rico lo aumentó en un 0,2%. El aumento del número de grandes patrimonios en España y el crecimiento entre las personas que más declaran por rendimientos del trabajo evolucionan de forma muy diferente. Entre 2011 y 2014, hay 800 nuevos contribuyentes (un 18,5% más) que declararon retribuciones dinerarias superiores a los 600.000 euros anuales en el IRPF. Más llamativo es ver cómo las declaraciones de IRPF más comunes (las que están en la franja entre 12.000 y 21.000 euros anuales) apenas han mejorado en número, ni tampoco el siguiente escalón. Estas cifras demuestran claramente el sentido de la desigualdad, derivado de la implantación de unas políticas fiscales y económicas muy concretas.

 

Y como señalábamos más arriba, los nombres concretos de los top multimillonarios es también muy significativo. Como nos cuenta el medio Publico.es, el fundador de Inditex, Amancio Ortega, volvió a superar durante unas horas al norteamericano Bill Gates (fundador y Presidente de Microsoft) como el hombre más rico del mundo, tras la última actualización de la lista elaborada por la revista Forbes. Los siguientes nombres extranjeros de la lista son Warren Buffet, Carlos Slim o Jeff Bezos, mientras que los siguientes nombres españoles son los de Rafael del Pino, o Juan Roig (dueño de la cadena de supermercados Mercadona). La fortuna de Ortega (estimada principalmente por el valor de su 60% en su grupo textil) llegó a alcanzar los 78.600 millones de dólares (casi 70.000 millones de euros). Ello fue debido a que en la última semana, las acciones de Inditex se revalorizaron un 3,2%, mientras las de Microsoft retrocedieron en un 0,7%. Según Forbes, la fortuna de Amancio Ortega llegó a aumentar en un sólo día en 1.200 millones de dólares (1.067 millones de euros), lo que equivale a un incremento del 1,5%, alcanzando la estratosférica e indecente cifra antes indicada. Las comparaciones que pueden hacerse rayan en lo estrambótico, en lo patético, en lo indigno de una sociedad que lo permite. Resulta, por ejemplo, que en un sólo día, Ortega ha llegado a ganar lo que ingresan en todo un año 158.000 trabajadores. Esto es así porque según los datos de la última Encuesta de Estructura Salarial, publicada por el Instituto Nacional de Estadística, con datos referidos a 2013, la ganancia media anual por trabajador/a fue de 22.697 euros. Es decir, que el empresario gallego ha ganado en un día lo que ingresan todos esos trabajadores juntos. 

 

Pero da igual, en vez de poner el dedo en esta llaga, nuestros serviles y vasallos periodistas de los medios de comunicación dominantes lo que harán es poner el foco sobre la gran capacidad de nuestros empresarios a nivel mundial, lo cual, según dicen ellos, es una buena noticia para nuestro país, y mejora la "Marca España". Absolutamente demencial. La desigualdad social es una realidad aberrante, caótica e indecente, pero a nuestras Instituciones, gobernantes y medios de comunicación adscritos al poder lo que les interesa es resaltar que el hombre más rico del mundo sea un empresario español. Si ese empresario español vive en una ciudad donde los niños tienen que ir a los comedores escolares (porque sus padres no se pueden permitir darles al menos una comida caliente diaria), o una gran parte de hogares sufre pobreza energética (porque no puede pagar las facturas de la electricidad, ni mantener su hogar en una temperatura aceptable), o el desempleo campa a sus anchas obligando a los más jóvenes a emigrar a otros países, y a los no tan jóvenes a vivir de la pensión de sus abuelos y abuelas, o si las empresas lanzan violentos y masivos ERE sin causa justificada, o si los desahucios están a la orden del día, porque los bancos arrebatan sus hogares a la gente cuando no pueden pagar la hipoteca por falta de ingresos, o si cientos de miles de personas dependientes no reciben sus ayudas, o si las prestaciones por desempleo se vuelven cada vez más inaccesibles, o si los estudiantes se quedan sin poder matricularse en la Universidad por falta de medios económicos, por poner sólo unos cuantos ejemplos de nuestra detestable realidad social, ello no parece dañar la "Marca España" tanto como la mejora el hecho de que tengamos al personaje más rico del mundo. Juzguen los lectores. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías