Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
17 enero 2011 1 17 /01 /enero /2011 00:00

Al fin lo conseguimos. Si viviera el maestro Antonio Mairena se hubiera alegrado mucho de este reconocimiento mundial de nuestro arte, con el que alcanza las más altas cotas que nunca hubiéramos soñado. Y sobre todo, si miramos atrás algo más de dos siglos, cuando nuestro Flamenco estaba en sus albores, los protagonistas de aquélla época seguro que tampoco lo hubieran podido imaginar. Pero es así, por fin es así...y no es para menos, pues siempre se ha reconocido por los expertos que nuestro Flamenco era una de las músicas más ricas de todo el mundo. En palabras de nuestro Presidente Andaluz, Pepe Griñán, la declaración de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) contribuiría a "poner en valor el flamenco más allá de sus fronteras, y que ocupe el lugar que le corresponde en el universo musical".

 

flamenco_0004.jpgPues bien, en París se encuentra la sede permanente de la UNESCO, lugar en el que se presentó en Agosto de 2009 (por segunda vez, pues cinco años antes ya se había intentado) el expediente del Flamenco para su inclusión en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y desde comienzos de 2010 se impulsó la campaña "Flamenco Soy", para que fomentara sobre todo la agitación y la implicación social. Asímismo, se creó la web www.flamencopatrimoniodelahumanidad.es, mediante la cual se contabilizaban los votos individuales diarios que apoyaban la campaña. Nuestra foto al margen está sacada de esta web, así como alguna otra información. A esto hay que sumar los más de dos millones de andaluces, representados por sus ayuntamientos, que remitieron sus apoyos a través de mociones aprobadas por unanimidad en los plenos; así como los más de 90.000 aficionados, representados en las peñas, que remitieron cartas de adhesión a la Agencia Andaluza de Flamenco.

 

A todo ello hay que unir los apoyos de la Casa Real, la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados y el Parlamento de Andalucía, al igual que el Instituto Cervantes, la CEA, la SGAE o las Universidades de Cádiz, Internacional de Andalucía y de La Coruña. Rostros conocidos del mundo de la cultura como Alejandro Sanz, David Bisbal o Daniel Baremboim también apoyaron el proyecto, consensuado también con la Junta de Extremadura y la de Murcia, las dos regiones extra-andaluzas más flamencas de España, y por supuesto, con el Ministerio de Cultura del Gobierno central. Y seguimos sumando: según datos de la Consejería de Cultura, 18.000 personas de 40 países se han adherido al proyecto a través de Internet, y a nivel andaluz, destacan las 300 cartas de adhesión de colectivos y artistas del mundo del Flamenco, así como el potente movimiento de apoyo a la candidatura, a través de las Redes Sociales.

 

Por fin, en Noviembre de 2010 se reunió en Nairobi (Kenia) la Comisión del Patrimonio Inmaterial, concediendo dicha distinción a nuestro Arte Flamenco. En palabras de Félix Grande, "la declaración de la UNESCO supone, además de un reconocimiento, una reparación para nuestro Arte Flamenco, que ha sido desdeñado durante muchos años por la historia". Los que amamos apasionadamente este mundo del Flamenco debemos enorgullecernos del suceso, y sobre todo desear que revierta en un mayor conocimiento y reconocimiento de nuestro Arte universal, así como una mayor dedicación y dotación de recursos por parte de la Administración Pública, para que a su vez revierta en el mundo cultural y artístico que gira en torno al Flamenco. Esperemos que así sea.

Compartir este post

Repost0
14 enero 2011 5 14 /01 /enero /2011 00:00

Tema candente el que se nos cuela estos días en la actividad política, es el de la supuesta Reforma de las Pensiones. Una más de la lista de urgentísimas reformas que hay que hacer según nuestro Presidente, que si fuera Rey tendríamos que llamarlo, como he escuchado ya muy acertadamente a algún periodista, Zapatero I El Reformador. Y es nuestra obligación informar a la gente de que ésta (al igual que otras pretendidas reformas) es una auténtica falacia, que ahora después comentaremos. Pero incluso antes que esto, aunque de verdad fuera tan urgente, y atendiendo a la más mínima sensibilidad, lo que tendríamos que decir es que esa supuesta urgencia quedara "retrasada" hasta que el país se recuperara mínimamente de la crisis económica, y hubiera otro ánimo colectivo.

 

Pero como decíamos, serios informes avalan justo los planteamientos contrarios al Gobierno, en el sentido de la viabilidad futura del Sistema Público de Pensiones (en adelante, SPP). Más allá de los cambios demográficos de la población, que son ciertos sólo en parte, lo que puede haber de secreta justificación para la pretendida reforma es un apoyo encubierto a los Planes Privados de Jubilación, aparte de un proceso tranquilizador para los mercados financieros. Desde la izquierda, no tenemos más remedio que rechazar dichos Planes de Jubilación privados, pues baste como muestra un botón: con la crisis del vertido de la BP en Estados Unidos, sus acciones han caído estrepitosamente, y dicha empresa británica, que soportaba una inmensa cantidad de planes de jubilación de personas mayores en el Reino Unido, ha tenido que rebajar, y en muchos casos suprimir, las prestaciones de dichos planes. Y es que algo tan importante como es la seguridad de nuestras pensiones en el futuro, no puede dejarse al arbitrio de las vicisitudes económicas de cualquier empresa, por grande que ésta sea.

 

Bien, centrándonos en nuestro caso, personas tan serias como el Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra, Vicenç Navarro, han explicado hasta la saciedad que dichas pretensiones se basan en supuestos erróneos, como por ejemplo asumir que la esperanza de vida mide los años que una persona vive, no tener en cuenta que las diferencias en longevidad según la clase social son enormes, concluir que el crecimiento del porcentaje del PIB gastado en pensiones es excesivo (pero sin tener en cuenta que la productividad del país también aumenta proporcionalmente), o equivocarse constantemente en las proyecciones demográficas, sobre todo por no tener en cuenta que lo que realmente importa para el SPP no es el ratio de jóvenes o adultos por cada persona mayor, sino el número de cotizantes reales a la Seguridad Social, y la cuantía de dichas cotizaciones.

 

A todo ello habría que sumarle otra palpable inconsistencia: si se quiere (como se ha propuesto en estos días) que las personas que se vayan a jubilar a los 65 años (como haciéndonos un favor) tengan que haber cotizado como mínimo 41 años, la premisa es que pueda haber gente con una vida laboral de 41 años, lo cual es ciertamente ilusorio, no ya con la población actual, sino con las previsiones de empleo para las generaciones futuras y los jóvenes actuales. Tomemos como ejemplo un caso típico que cualquiera podrá comprender: si suponemos que un joven actual, universitario, después de hacer los cursos de postgrado oportunos, las prácticas correspondientes, los Masters y todo lo demás que le capacite para acceder a un puesto de trabajo, lo consigue por fin a los 35 años, para poder cotizar 41 (además suponiendo que fueran ininterrumpidos, lo cual ya es harto difícil) tendría que finalizar su vida laboral con 76 años, y claro, eso está bien para magnates como el Presidente de Inditex, pero no para un trabajador corrientito. En fin, como decíamos al principio, toda una falacia.

Compartir este post

Repost0
13 enero 2011 4 13 /01 /enero /2011 00:00

Nos hemos enterado estos días, en secuencia, de que los ex-presidentes del Gobierno de España, Felilpe González (primero) y José María Aznar (después) han sido fichados en el elenco de Consejeros Delegados de algunas empresas privadas.

 

Bien, parece ser que ya van encontrando su sitio los famosos "Jarrones Chinos", famosa expresión de Felipe González, con la que intentaba poner un símil sobre la incomodidad que representan los ex-presidentes, en  el sentido de no saber dónde colocarlos. Y parece que dicho sitio va estando cada vez más claro: toda su experiencia, su saber y su influencia la quieren volcar en "aconsejar" a los Consejos de Administración de grandes empresas privadas del país, que además antes fueron públicas, para que sus intereses se vean así recompensados.

 

Pues bien, me parece algo tremendamente triste y penoso, pues dicha experiencia deberían volcarla, siguiendo la estela pública de su carrera, en Instituciones (incluso empresas) de carácter público, si es que la pertenencia al Consejo de Estado (donde normalmente comienzan colaborando) no les deja satisfechos, o quieren explorar otras posibilidades. La verdad es que siguen sin darse cuenta de que hay que mantener la coherencia de planteamientos durante toda la vida, y exactamente igual que Directores Generales o Presidentes de Corporaciones Privadas no debieran regir los destinos públicos de un país, simplemente porque no casan los intereses privados con los públicos, lo contrario tampoco parece plausible.

 

 

Compartir este post

Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías