Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
8 octubre 2020 4 08 /10 /octubre /2020 23:00
Fuente Viñeta: https://leyeduca.wordpress.com/

Fuente Viñeta: https://leyeduca.wordpress.com/

La página de la que hemos extraído la viñeta de entradilla, leyeduca.wordpress.com, es una de las mejores referencias que podemos encontrar en Internet sobre los diversos aspectos de la Reforma Educativa que proponemos, así que insto desde aquí a mis lectores y lectoras a que hagan una exhaustiva exploración de dicho sitio web, que tomaremos como referencia a continuación en sus aspectos esenciales. La Reforma Educativa que proponemos parte de una finalidad básica para la educación pública, cual es el desarrollo humano, moral e intelectual de las personas. Se trata de educar para saber, claro está, pero también para criticar, para ser libre, para reflexionar, para poder elegir y para poder mejorar la sociedad. Si la educación pública no contribuye a todos estos objetivos, necesariamente nos estamos alejando del enfoque al que debemos atender. Una educación mecanicista, enfocada únicamente a fabricar desde la escuela personas adocenadas por el sistema neoliberal imperante, no sirve a estos objetivos, y por tanto, es nuestro deber combatirla. Necesitamos para ello un Sistema Público de Educación integral, tanto de titularidad (propiedad de cada centro en cuestión) como de gestión (agentes encargados de su funcionamiento) públicas. Creemos en la escuela pública como única garantía del derecho humano fundamental y universal a la educación, en condiciones de igualdad y democracia, y desde este punto de vista, entendemos que la red concertada (centros privados apoyados con fondos públicos), la inmensa mayoría patrocinada por empresarios y tuteladas por organizaciones religiosas, debe ir desapareciendo progresivamente, siendo absorbida por la red de centros públicos. Entendemos, así mismo, que la educación pública ha de ser gratuita, igualitaria, coeducativa, laica, personalizada, integral, inclusiva y democrática, ya que una escuela que cumpla con estas características será la única que realmente garantice la igualdad de derechos y oportunidades para todos los estudiantes. 

 

Una escuela pública que responda efectivamente a este modelo que propugnamos es la única que promueve la participación democrática de todos los sectores de la comunidad educativa, respeta la libertad de conciencia y de creencias, atiende a la diversidad del alumnado y se compromete con el interés común y el servicio público, al margen de espurios intereses particulares ligados (la historia nos lo demuestra) al adoctrinamiento ideológico o al negocio económico de las escuelas privadas. Por todo ello, proponemos los siguientes ejes básicos para poder conseguir los objetivos indicados:

 

1.- Ampliación de la red pública de centros educativos, de titularidad y gestión públicas, hasta cubrir todas las necesidades de escolarización desde la Educación Infantil (0 a 3 años) hasta la Universidad. 

 

2.- Gratuidad total de la enseñanza pública, desde la Educación Infantil hasta la Universidad, dotándola ampliamente de recursos humanos y materiales que cubran todas las necesidades, incluyendo materiales didácticos, libros, servicio de comedor, transporte escolar, becas de residencia o becas-salario para el alumnado que lo necesite. 

 

3.- Extensión de la educación obligatoria hasta los 18 años, con diversos itinerarios y modalidades formativas, elegibles desde los 16 años. 

 

4.- Incremento de la inversión pública educativa hasta llegar al 7% del PIB en 6 años, creando un Fondo de Cohesión Educativa que corrija los desequilibrios y desigualdades territoriales. 

 

5.- Supresión paulatina de la financiación pública de los centros concertados. En su caso, integración voluntaria y negociada de estos centros en la red única de centros públicos, arbitrando medidas para la integración y homologación de su profesorado. 

 

6.- Plan de medidas para favorecer el éxito escolar de todo el alumnado en la educación obligatoria, concretando actuaciones de apoyo a quienes presenten dificultades de aprendizaje desde el momento en que se detectan. 

 

7.- Incremento de la dotación de recursos a zonas y centros con mayor escolarización de alumnado con dificultades y/o en desventaja social. 

 

8.- Ampliación de las plantillas de personal docente y de otros profesionales del ámbito educativo para reducir el número de alumnos/as por grupo y por profesor/a (ratios), y poder así responder de modo más efectivo a las distintas necesidades del alumnado, mejorando igualmente la calidad de la enseñanza. Estimamos que dichos ratios no debieran nunca superar los grupos de 18 alumnos/as. 

 

9.- Establecimiento de un currículo escolar laico, intercultural, inclusivo, igualitario y ecológico, que sea desarrollado por los centros escolares y la comunidad educativa en virtud de su autonomía pedagógica. En relación a los contenidos de los libros de texto y las asignaturas, ver en los artículos anteriores de esta serie nuestras críticas a los actuales contenidos, así como las propuestas concretas que realizamos. 

 

10.- De cara a implementar una educación laica, exigimos la derogación de los Acuerdos con el Vaticano y con otras confesiones religiosas para que cualquier religión, así como sus actos y simbología correspondiente, queden fuera del ámbito escolar. 

 

11.- Fomento de metodologías didácticas para aprender cooperando, en grupos interactivos, trabajando por proyectos, practicando la ayuda mutua, la solidaridad y el respeto intercultural, donde además los docentes puedan planificar y colaborar conjuntamente, aprendiendo unos de otros y compartiendo experiencias. Todo ello es esencial para inculcar los valores de la cooperación, dentro de los parámetros de una educación inclusiva. 

 

12.- Formación inicial teórico-práctica del profesorado de todos los niveles que garantice su óptima capacitación docente y disciplinar en la etapa y especialidad correspondiente. 

 

13.- Reconocimiento, respeto y apoyo a las condiciones de trabajo del profesorado. Respaldo a las comunidades profesionales de aprendizaje y a las redes profesionales, así como a la formación permanente del profesorado. El Cuerpo de Profesorado tiene que verse respetado y apoyado por el resto de la comunidad. 

 

14.- Potenciación de la autonomía pedagógica y de la participación democrática en la organización y gestión de los centros educativos. 

 

15.- Construcción de escuelas democráticas que corresponsabilicen al alumnado en la propia dinámica educativa de sus centros, e impliquen a toda la comunidad escolar en la construcción de una comunidad democrática de aprendizaje. 

 

16.- Apertura de los centros educativos a su entorno, para que sean focos de mejora social y cultural, poniendo los recursos del centro al servicio de su comunidad más cercana, y permitiendo que el tejido social próximo (asociaciones, organizaciones y grupos de la sociedad civil) puedan participar e involucrarse en la dinámica del propio centro. 

 

17.- Construcción de ciudades educadoras y entornos sociales y vitales que favorezcan el proceso educativo, y que ayuden y colaboren en la educación colectiva. 

 

18.- Elaboración de un Plan de Diagnóstico y Seguimiento riguroso de los problemas de la educación pública, así como de sus logros, de forma permanente, para poder acometer lo más rápido posible nuevas mejoras del sistema. 

 

19.- Impedir cualquier tipo de evaluación externa sobre el rendimiento del alumnado o del profesorado, que pueda servir para potenciar la competencia entre centros, o para elaborar cualquier tipo de clasificación o de ránking.

 

20.- Impedir cualquier tipo de segregación del alumnado, tanto atendiendo a los niveles de rendimiento o aprovechamiento escolar, como al resto de circunstancias que determinan la vida de los estudiantes (sexo, religión, capacidades económicas, nivel de vida de sus familias, etc.)

 

Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
6 octubre 2020 2 06 /10 /octubre /2020 23:00
Cuba: lo más cercano al Paraíso (y IX)

Nadie en este manicomio en que han convertido al mundo quienes dictan su destino, disfruta de la cordura de Cuba, de su sensatez y de su juicio, de su capacidad de lucha, de su vergüenza

Koldo Campos

Estamos en la novena y última entrega de esta breve serie de artículos, donde nos propusimos exponer un retrato sobre Cuba, sobre su dignidad y su valentía, sobre lo que representa para el mundo. Nos quedamos haciendo un pequeño croquis sobre algunos de los avances y conquistas más significativas alcanzadas hasta la época de Raúl Castro, siguiendo este artículo de Aline Pérez Neri para el medio Cubainformacion. En el artículo anterior contamos la situación en cuanto al sistema sanitario, y seguiremos a partir de ahí:

 

B) EL PAPEL DE LA MUJER EN CUBA:

 

1.- De los 605 diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, las mujeres constituyen el 53,22%, lo que le sitúa como el segundo parlamento del mundo con mayor participación femenina, superado solo por Ruanda con un 61,3%.

 

2.- Ocho de cada diez fiscales en Cuba son mujeres, al igual que el 75% de los cuadros de dirección de la Fiscalía General de la República.

 

3.- Podemos afirmar que Cuba ha conseguido alcanzar una sociedad sin feminicidios, es decir, sin asesinatos de mujeres por el mero hecho de serlo. 

 

C) LA EDUCACIÓN EN CUBA:

 

1.- Según la UNESCO, Cuba dispone de la tasa de analfabetismo más baja y de la tasa de escolarización más alta de toda América Latina. En Cuba no existen los/as analfabetos/as. 

 

2.- Más de 2/3 de los Presupuestos del Estado se destinan a educación, salud, seguridad social, cultura, deporte e investigación científica. 

 

3.- La educación es totalmente gratuita para toda la población. 

 

4.- El ingreso a la enseñanza primaria supera el 98% y la escolarización el 99% de la población entre 6 y 11 años de edad. 

 

5.- Las Escuelas Especiales cuentan con una matrícula de más de 30.000 niños/as, para que además de valerse por sí mismos/as se puedan incorporar a la vida en sociedad. 

 

D) EL NIVEL DE PROTECCIÓN SOCIAL EN CUBA:

 

1.- Cuenta con una niñez saludable, protegida y segura. Ninguno de los más de 2 millones de niños y niñas de entre 0 y 17 años vive en la calle. 

 

2.- El Estado cubano protege a los niños y niñas huérfanas. Si la situación incluye a ambos progenitores, se mantienen las pensiones hasta que el hijo o hija concluya sus estudios. 

 

3.- Cuba es el único país de América Latina que se encuentra entre las diez naciones del mundo con el mejor Índice de Desarrollo Humano (IDH) sobre los tres criterios (esperanza de vida, educación y nivel de vida) de los últimos años. 

 

4.- Cuba es uno de los países más seguros y tranquilos del mundo, donde no existe el clima de violencia social que impera en otros lugares del planeta.

 

5.- Cuba defiende su soberanía nacional en todos los ámbitos y foros internacionales, por ello es símbolo de dignidad y resistencia reconocida en todo el mundo. 

 

E) EL LEGADO DE CUBA:

 

1.- La Escuela Latinoamericana de Medicina, que ha graduado a más de 28.500 médicos alrededor de 100 países, desde el año 2005.

 

2.- Desde 1963 con la primera misión internacionalista en Argelia, cerca de 132.000 trabajadores de la salud han prestado servicios voluntariamente en más de 100 países. Actualmente, más de 38.000 colaboradores médicos ofrecen sus servicios en 66 naciones del Tercer Mundo. Por ejemplo, la Operación Milagro (que opera de la vista gratuitamente a poblaciones pobres, para que no queden ciegas a consecuencia de las cataratas) le ha devuelto la vista a más de 2,5 millones de personas de 28 países. 

 

3.- El Programa de Alfabetización "Yo sí puedo", lanzado en el año 2003, ha enseñado a leer y escribir a 9,7 millones de personas en más de 35 países de los cinco continentes, entre ellos, por ejemplo, 700.000 mexicanos/as. 

 

Podríamos continuar. La lista de logros, conquistas, ayudas, altruismos, solidaridad, cooperativismo y resistencia cubanas no tiene límites. Estamos seguros de que si la ONU actuara con tanta determinación y valentía ante el mundo como el pueblo cubano lo hace en la medida de sus posibilidades, otro gallo (mundial) nos cantara. Cuba es quizá el mejor referente de que otro mundo ha sido y es posible. En Cuba no existen fraudes electorales, ni corrupción, ni personas que no tengan sus necesidades elementales cubiertas. En Cuba están prohibidas la propaganda y las promesas de campaña, y todos los miembros públicos electos rinden cuentas al pueblo cubano cada seis meses. Sus cargos son revocables. Cuba es un modelo de sostenibilidad para el resto del mundo, que debiera exportarse, ahora que ya somos medianamente conscientes del colapso civilizatorio al que nos enfrentamos. En ese sentido, Fidel Castro dejó dicho: "Si se quiere salvar a la humanidad de esa autodestrucción, hay que distribuir mejor las riquezas y tecnologías disponibles en el planeta. Menos lujo y menos despilfarro en unos pocos países para que haya menos pobreza y menos hambre en gran parte de la Tierra. No más transferencias al Tercer Mundo de estilos de vida y hábitos de consumo que arruinan al medio ambiente. Hágase más racional la vida humana. Aplíquese un orden económico internacional justo. Utilícese toda la ciencia necesaria para un desarrollo sostenido sin contaminación. Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desaparezca el hambre y no el hombre". Sirvan las sabias palabras de uno de los mejores revolucionarios de la historia de la humanidad para que aprenda tanto político de pacotilla como tenemos hoy en el mundo. Esos que se creen altos dirigentes y hombres de Estado, y no son más que patéticos siervos del gran capital. 

 

La propia población cubana es factor fundamental para que la Revolución se mantenga y se afirme, evolucione pero no involucione. Y es que ningún proceso popular de cambio puede darse sin la población, en ningún lugar del mundo. La historia lo ha demostrado fehacientemente. Por eso, los "progresismos" que aparecen como producto concreto de una determinada elección en los marcos de la democracia fijados por el sistema capitalista no pueden ir más allá. Muchos países lo han intentado. Ninguno lo ha conseguido. Únicamente Cuba ha sabido conducir su Revolución por buen camino, y ello por dos factores fundamentales: su población adherida fielmente a los preceptos y objetivos revolucionarios, y un Ejército situado siempre al lado de su pueblo. Esas han sido y son las garantías de una Revolución exitosa, como la cubana. Larga vida al modelo cubano y a su gente. Finalizamos aquí. Esperamos haber contribuido, como siempre, a desarmar espurios argumentos que sirven solo para atacar a una isla caribeña, pequeña en tamaño, pero grande en dignidad. Agradezco a los diversos autores y autoras que me han servido como referencia para dar cuerpo a esta pequeña exposición sobre Cuba, y termino con las palabras del mexicano Fernando Buen Abad Domínguez, quien ha declarado: "En cualquier balance afectivo e intelectual (juntos o separados) que hagamos en América Latina y el Caribe, encontraremos a Cuba como referente infaltable y como deuda impagable. No son pocos los protagonistas políticos, intelectuales o artísticos que no tengan, en su vida y obra, una fuente referencial originaria de Cuba. Quienes crecimos con la Revolución, que supimos de ella con sus victorias y sus tropiezos, tenemos la ganancia especial de su ética y de su resistencia expresadas en todas sus batallas. Cuba nos enseñó la importancia del ser y el hacer revolucionario a pesar de todos los pesares. A pesar, incluso, de las diferencias y las indiferencias. Cuba estuvo y Cuba está ahí, siempre firme". ¡Viva la Revolución Cubana! ¡Hasta la victoria siempre!

Compartir este post
Repost0
1 octubre 2020 4 01 /10 /octubre /2020 23:00

Si piensan que la educación es cara, prueben con la ignorancia

Derek C. Bok (Ex Rector de la Universidad de Harvard)

Continuamos con las propuestas llevadas al Congreso de los Diputados por parte de la Marea Verde, de las que ya habíamos adelantado muchas de ellas en los últimos artículos:

 

D) PROFESORADO COMPROMETIDO Y RECONOCIDO. El Profesorado ha sido uno de los cuerpos de funcionarios públicos más atacados y recortados por la crisis de 2007, y desde entonces vienen arrastrando no solo una merma de su poder adquisitivo, sino también una reducción de las plantillas (según diversas fuentes, entre 23.000 y 32.000 docentes) por amortización de jubilaciones y despido de interinos, y un deterioro de sus condiciones laborales, manifestado en una mayor precariedad, un aumento de las jornadas lectivas, pérdida salarial, etc. El agotamiento de los docentes es manifiesto. Por otra parte, la falta de reconocimiento hacia el profesorado por parte de las Administraciones educativas es un problema estructural de la educación en nuestro país, que se viene arrastrando desde hace mucho tiempo. La desconfianza hacia el profesorado es una constante de los diferentes gobiernos de la democracia, que les conduce a no cuidar como es debido a una pieza clave en el proceso de enseñanza. No está valorada lo suficiente la intensidad del trabajo docente, la especialización que requiere, o la fuerza que exige educar a un alumnado en tiempos de desesperanza social, que no ven que la educación funcione como ascensor social. Por tanto, las propuestas en este sentido son las siguientes:

 

1.- Restituir las condiciones laborales del profesorado que, durante los últimos años, han empeorado constante y enormemente: aumento de las ratios, incremento de la jornada lectiva, retrasos en las sustituciones, precarización paulatina de las condiciones del empleo e inestabilidad docente, sobre todo para los/as interinos/as. Precisamente, hay que acabar con el abuso en la figura de la interinidad. 

 

2.- Elaboración del Estatuto del Profesorado como referente oficial de los derechos y obligaciones de este colectivo. En él deben explicitarse con claridad sus derechos y deberes, superando las múltiples indefiniciones que existen en el ejercicio de sus funciones. Hay que rehacer igualmente los mecanismos de representación y negociación. 

 

3.- Hay que favorecer la integración progresiva en un Cuerpo Único de Profesorado, estableciendo los criterios claros y comunes para una formación inicial sólida, tanto pedagógica como práctica. Así mismo, hay que mejorar los procesos selectivos. 

 

4.- Hay que mejorar y potenciar la formación permanente del profesorado, atendiendo a su desarrollo profesional y a la práctica docente innovadora e investigadora, todo lo cual debe ser reconocido, dignificado y potenciado al máximo. 

 

5.- Son necesarios más perfiles profesionales: orientación, apoyo a necesidades específicas del alumnado, educación e integración social, vertebración de la educación en el ocio...

 

6.- Hay que garantizar plenamente la autonomía del profesorado y de los centros educativos, así como la participación democrática de la comunidad educativa en éstos, integrándolos a su vez en el contexto social. Hay que regresar, en este sentido, a las Direcciones colegiadas y revocables, al contrario de lo que la LOMCE ha promovido. 

 

E) FINANCIACIÓN EDUCATIVA. El último bloque de medidas propuestas por la Marea Verde en el documento de referencia se refiere a la financiación educativa. Partamos de un dato clarificador: entre 2009 y 2014 se detrajeron más de 8.000 millones de euros destinados a educación en nuestro país: concretamente, de 53.375 millones de euros en 2009 a 46.000 en 2014. Esto nos da una idea clara de la enorme envergadura del recorte educativo experimentado. Actualmente, la inversión en educación es solo de un 8% del gasto público total, frente al 11% de media de la mayoría de los países de nuestro entorno. Si lo medimos en términos de PIB, hemos pasado del 5% de inversión educativa a solo el 4,1%, frente a un 6,2% de media europea. Y esta disminución en la financiación se producía al mismo tiempo que aumentaba el alumnado en un 6%. La práctica totalidad de los presupuestos se han visto afectados: becas y ayudas al estudio, contratación docente, mejora de aulas, atención a los programas de diversidad, ratio de alumnos, medios educativos, etc. Hemos de partir de una realidad incontestable: una educación pública universal, gratuita y de calidad necesita una financiación adecuada y sostenible. Debe blindarse constitucionalmente una financiación justa y adecuada para el sistema educativo, pero no solo por razones de igualdad de oportunidades, de equidad y de justicia social, que ya de por sí serían suficientes. También debe hacerse porque la educación es lo más rentable donde una sociedad puede invertir. Por tanto, las medidas propuestas en este ámbito son:

 

1.- Fijar y alcanzar la cifra del 7% del PIB reservada para inversión educativa, garantizada constitucionalmente como suelo de gasto público en esta materia. 

 

2.- Establecer un Fondo de Compensación Educativa que garantice la equidad. 

 

3.- Alcanzar la gratuidad universal de la enseñanza básica, entendida ésta en sentido amplio: gratuidad del material escolar, del transporte escolar, del comedor escolar...

 

Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
29 septiembre 2020 2 29 /09 /septiembre /2020 23:00
Viñeta: Vasco Gargalo

Viñeta: Vasco Gargalo

Sólo conozco un Oasis posible, que es la República de Cuba

Miguel Manzanera Salavert

Pero todavía existen más razones que avalan que Cuba puede ser considerada lo más cercano al Paraíso en nuestro planeta, aún con todas sus limitaciones y defectos: por ejemplo, el Parlamento cubano es el segundo en el mundo con una mayor representatividad femenina, concretamente 322 mujeres sobre un total de 605 miembros, lo que supone el 53,2% de presencia femenina, en un país en el que las mujeres disponen de los mismos derechos que los hombres. Por todas estas cosas es lógico pensar que Cuba sea profundamente odiada por la ultraderecha mundial. A los terroristas de Miami no les gusta nada que Cuba tenga la sociedad más pacífica, altruista y solidaria del mundo. Hazañas como la de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias "Henry Reeve" en distintos países, dicen mucho sobre la entrega y la capacidad de los profesionales cubanos, y evidencian la esencia humanista de la cooperación internacional llevada a cabo por la pequeña isla caribeña. Bien, pero nos vamos a centrar a continuación, con más profundidad y detalle, en la propia Constitución cubana, paradigma de las más evolucionadas del mundo. Su última actualización data del año 2018. Dicho proceso ha sido modelo de un sistema de democracia participativa muy probablemente único en el mundo, como apunta Ángel Guerra Cabrera en este artículo, que tomamos como referencia a continuación. Dicha nueva Constitución nace como resultado de un profundo debate popular llevado a cabo por cerca de 9 millones de cubanos/as, desde el mes de agosto a noviembre de 2018, repartidos en 113.000 asambleas de base, que dieron como resultado la inclusión de más del 50% de las propuestas provenientes de esa instancia, generadoras de aproximadamente 760 cambios en el antiguo texto legal, que implicaron la modificación/actualización de cerca del 60% de su articulado. La Constitución de Cuba es un modelo de participación popular, a seguir por cualquier país democrático que se precie de serlo. 

 

Este proceso también fue abierto a los cubanos y cubanas residentes en el extranjero, y de hecho entre las propuestas de cambio formuladas muchas provienen de los 700.000 ciudadanos/as residentes en el exterior, que como decimos, también participaron en el proceso. El proyecto final que dio pie a ese gran proceso participativo fue finalmente aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) el 22 de julio de 2018, después de un intenso debate donde experimentó importantes modificaciones. Finalmente, el documento aprobado fue sometido a referéndum constitucional el 24 de febrero de 2019. En palabras del actual Presidente, Miguel Díaz-Canel: "La nueva Constitución reafirma el rumbo socialista de la Revolución y nos permite encauzar la labor del Estado, el gobierno, las organizaciones y todo el pueblo en el perfeccionamiento continuo de la sociedad; refuerza la institucionalidad; establece la prevalencia de la Carta Magna en nuestro actuar, una mayor inclusión, justicia e igualdad social y un reforzamiento del empoderamiento del pueblo en el gobierno de la nación". Seguimos a continuación a Ariel Dacal Díaz en este artículo para la revista electrónica Sin Permiso, donde nos ilustra sobre determinados aspectos de la nueva Constitución cubana. El año 2018 oficializó también la transición generacional en la dirección del Estado y del gobierno, proceso que había dirigido Raúl Castro desde 2007. Explica Dacal Díaz: "En la última década se reorganizaron los procesos de producción, distribución y consumo; se amplió el sistema de gestión de la propiedad y se diversificaron los sujetos económicos; se definieron los sectores y ejes estratégicos para el desarrollo; se modificaron los mecanismos de la política social; y se ajustó el funcionamiento de la administración central del Estado. Quedaba pendiente el ajuste al modelo político e institucional que previera constitucionalmente los cambios en curso". El proceso de debate popular tuvo varios momentos que abarcaron desde abril de 2018 hasta febrero de 2019, que permitieron ir abarcando todos los ámbitos de la soberanía popular cubana que debían pronunciarse sobre los contenidos de la nueva Carta Magna. 

 

En un primer momento, la ANPP (único órgano con poder constituyente) eligió entre sus miembros a una Comisión Redactora, que dio cuerpo, elaboró y redactó un proyecto de Constitución. Después de presentado oficialmente, éste fue debatido y aprobado por la propia Asamblea. Luego, como hemos contado más arriba, durante tres meses, el proyecto fue sometido a amplia consulta popular en centros laborales, comunidades, asociaciones, instituciones estatales y amplio tejido de la sociedad civil. Y este proceso incluyó por primera vez la consulta a cubanos y cubanas residentes en el exterior. Finalizada dicha consulta, la Comisión Redactora analizó la propuesta, lo que derivó en un ajuste del 60% del conjunto del articulado inicial. La ANPP debatió y aprobó el documento, que finalmente se sometió a referéndum popular en febrero de 2019. Más del 78% de los votantes sufragaron positivamente el nuevo texto constitucional. Aún con todo ello, todo este proceso de reforma constitucional no fue perfecto, también adoleció de defectos, imperfecciones y algunas cuestiones que convendría mejorar, que son tratadas por el autor del artículo de referencia, donde remito a mis lectores y lectoras interesados/as. A mediados de 2018 Raúl Castro, hermano del Comandante Fidel que lideró la Revolución (y que había tomado las riendas del poder una vez retirado éste) dejaba el poder al nuevo Presidente, Miguel Díaz-Canel. En este artículo del medio Cubainformacion se nos da cuenta de la Cuba que ha dejado Raúl Castro, y vamos a tomarlo como referencia a continuación. Expondremos solo algunos datos que según diversos organismos internacionales caracterizan a Cuba, o son hitos de sus conquistas en todos los ámbitos: 

 

A) ÁMBITO DE LA SALUD:

 

1.- La mortalidad neonatal (menores de 28 días de vida) es de 2,1 por cada mil nacidos vivos.

 

2.- La mortalidad materna directa se encuentra en 21,7 por cada 100.000 nacimientos. 

 

3.- La mortalidad infantil se ubica en 4,3 por cada mil nacidos vivos. 

 

4.- Cuba es el primer país en eliminar la transmisión de madre a hijo/a del VIH.

 

5.- Los cubanos y cubanas poseen una esperanza de vida de 78 años. 

 

6.- En cuanto al sector de la tercera edad, Cuba dispone de más de 15.000 Círculos de Abuelos, 12 Casas de Abuelos y 150 Hogares de Ancianos. 

 

7.- Cuba dispone de un programa de vacunación universal y gratuito contra un total de 13 enfermedades. Se aplican 11 vacunas, 8 de ellas producidas en Cuba. 

 

8.- Cuba fabrica medicamentos únicos en el mundo, con gran prestigio internacional, tales como Heberprot-P (para el tratamiento de la úlcera de pie diabético), la Vacuna CIMAVAX-EGF (para el tratamiento del cáncer de pulmón), el Policosanol (producto natural para reducir el colesterol), VA-MENGOC-BC (una vacuna contra el meningococo), NeuroEpo (medicamento que retrasa la progresión del Alzheimer), Heberferon (para el tratamiento del cáncer de piel), etc. 

 

9.- En Cuba trabajan casi 400.000 profesionales de la salud que han brindado su ayuda desinteresada en más de 160 países.

 

10.- Cuba posee una tasa de 7,7 médicos por cada 1.000 habitantes, el porcentaje más elevado del mundo, superior incluso al de las naciones más desarrolladas, donde además, es el médico quien visita al paciente, y no al contrario. 

 

11.- Cuba es el país de toda América Latina con mayor índice en el desarrollo de la educación, y el único en cumplir los objetivos globales del proyecto "Educación para Todos" (ver artículo anterior donde hemos detallado los objetivos de dicho proyecto, todos ellos cumplidos por la isla caribeña).

 

12.- La salud es completamente gratuita para toda la población. 

 

Finalizaremos en la novena y última entrega de la serie, donde repasaremos más aspectos, logros, avances, hitos y mejoras de la Cuba actual. Hasta entonces.

Compartir este post
Repost0
27 septiembre 2020 7 27 /09 /septiembre /2020 23:00
Filosofía y Política del Buen Vivir (109)

Si cesara la cría de animales y su sacrificio como fuente de alimento, quedaría disponible una cantidad mucho mayor de alimentos para los humanos que, distribuida adecuadamente, eliminaría del planeta la muerte por hambre y desnutrición

Peter Singer

Bien, un primer principio que el Animalismo (y el Antiespecismo) señalan, renunciando a la visión antropocéntrica, es que dejemos de considerar a los animales como cosas que podemos poseer, o sobre las que podemos ejercer un determinado control. Los animales no son juguetes, no son mascotas, no son cosas, no son objetos ni bienes, sobre los que tengamos determinada potestad. Los animales, de todas las especies que habitan el planeta, son seres vivos al igual que nosotros los humanos, y debemos verlos en un mismo plano de igualdad. Son seres sintientes como nosotros, y en algunas especies el grado de complejidad del cerebro y del sistema nervioso se parece mucho al nuestro. Pero aún prima una consideración sobre los animales como seres inferiores a nosotros, cuando son simplemente distintos. Todo ello ocurre porque la cultura occidental en general y más en concreto la cultura jurídica nos han inducido a la idea, basándose en argumentaciones falaces, de que los animales no humanos son simples cosas u objetos, y así están considerados con ese estatus en las legislaciones civiles respectivas de la mayoría de los países del mundo, y así está instalado en el imaginario colectivo de la mayoría de las personas. Únicamente las personas que son más sensibles tienen la capacidad de no ver en una paloma, un gato o un caballo a cosas o seres inferiores, sino a seres vivos como nosotros. Pero como decimos, el imaginario cultural aún considera a los animales de una forma cosificada. Hemos de alcanzar, y el Buen Vivir nos insta a ello, un reconocimiento legal para todo el conjunto de animales no humanos, que les reconozca la condición de seres vivos sensibles y por tanto titulares de derechos. Para ello necesitamos un giro biocéntrico en nuestro corpus legislativo, que se sitúe en favor de la vida en todos sus aspectos. Esto ya se ha realizado en algunos países, tales como Argentina, Francia, Nueva Zelanda, Austria, Suiza, Alemania, República Checa, Cataluña y Canadá. Poco a poco se ha ido introduciendo en el lenguaje jurídico el término "persona no humana" para designar a ciertas especies de animales que poseen elevadas capacidades cognitivas y una notable inteligencia. 

 

La tendencia debe continuar en esta línea, para que el concepto de "persona" no sea solo aplicado a seres humanos. Por ejemplo, está demostrado que los chimpancés mantienen lazos afectivos, razonan, sienten, sacan conclusiones, se frustran, toman decisiones, poseen autoconciencia, poseen una percepción continuada y retrospectiva del tiempo, lloran las pérdidas, aprenden, se comunican y son capaces de transmitir lo aprendido en sistemas culturales complejos parecidos a los que usamos los humanos. Incluso son capaces de aprender la simbología de determinados lenguajes ajenos, como el utilizado por los sordomudos. Y sin embargo, muchos de ellos se encuentran injusta y arbitrariamente privados de libertad en parques zoológicos, circos, parques acuáticos o centros de experimentación científicos. Pero no obstante se está avanzando: la lucha por los derechos de los animales está revolucionando el derecho positivo en todos los aspectos en beneficio de aquéllos, y así, se está consiguiendo, entre otros muchos ejemplos, la prohibición de las corridas de toros, el cierre de zoológicos, la prohibición de usar animales en circos, la prohibición de los espectáculos con delfines u orcas, etc. En este sentido, fue un hito importante la Declaración de Cambridge sobre la conciencia animal, avalada en 2012 a través de un Manifiesto donde se establecen las conclusiones alcanzadas en un ciclo de conferencias, donde los científicos que debatieron sobre el tema llegaron y publicaron la siguiente conclusión: “La ausencia de un neocórtex no parece impedir que un organismo experimente estados afectivos. Evidencia convergente indica que los animales no humanos poseen los sustratos neuroanatómicos, neuroquímicos y neurofisiológicos de estados conscientes, así como la capacidad de exhibir comportamientos deliberados. Por consiguiente, el peso de la evidencia indica que los seres humanos no son los únicos que poseen los sustratos neurológicos necesarios para generar conciencia. Animales no humanos, incluyendo todos los mamíferos y pájaros, y muchas otras criaturas, incluyendo los pulpos, también poseen estos sustratos neurológicos”. La evidencia científica es, pues, concluyente. Ignorarla o negarla no es un buen camino. Lo mejor es enfrentarse a ella, reconocerla y reaccionar en consecuencia, de forma justa y equilibrada.

 

Sin duda, esta declaración representa la base y fundamentación científica para que las distintas legislaciones de los países del mundo, y todo tipo de convenciones, normas, tratados y constituciones, reconozcan y declaren que los animales son seres sintientes y por tanto, respeten sus derechos y dejen en paz y en libertad a todas las personas no humanas. Alcanzar este hito en los cuerpos jurídicos correspondientes será señal de un claro avance y evolución de los Estados de Derecho, sentando un antes y un después de estos reconocimientos. Y a partir de ahí, diversas leyes integrales de protección y bienestar animal, de carácter transversal, deberán implementarse para regular todas las situaciones concretas en las que los animales sufren el maltrato del ser humano, para que puedan ser reconocidos en sus derechos, y liberados de dichas situaciones injustas, criminales, vejatorias y degradantes. Leyes que garanticen que los animales no pueden servir como objeto de espectáculo, negocio, o carne de cañón para experimentos científicos. Leyes que garanticen que los animales no pueden ser maltratados o sacrificados abanderando ningún tipo de cultura o tradición. Leyes que garanticen que la libertad de los animales, como la libertad de las personas, es sagrada. Es lógico que así sea: si estamos apostando por los Derechos Humanos y por los Derechos de la Naturaleza, con la misma lógica debemos pensar en defender los Derechos de los Animales, albergados por la Pachamama al igual que la propia especie humana. Ello supondrá toda una revolución jurídica de carácter biocéntrico, a la altura de lo que el Buen Vivir proclama y reconoce. Y es que nuestra mirada hacia los animales no humanos tiene que cambiar. En este artículo sobre nuestra relación con los animales, David Cañedo explica:La relación de nuestra sociedad industrial con los demás animales con los que compartimos este planeta es claramente disfuncional. Básicamente, consiste en que las especies que nos sirven para algo las dejamos que existan, en las condiciones que a nosotros nos parezca y mientras lo consideramos conveniente, y las que no nos sirven para nada o no les encontramos alguna utilidad, o nos estorban o nos fastidian, pues simplemente las destruimos”.

 

Es justo esta mirada la que ha de cambiar, hacia una mirada de respeto absoluto hacia todas las especies de animales. Es justo la mentalidad que permite que existan los cazadores furtivos por placer la que tiene que cambiar. Es justo la mentalidad que permite que a un toro bravo se le torture y asesine por placer en una plaza de toros la que tiene que cambiar. Es justo la mentalidad que permite que cualquier animal sea salvajemente sacrificado en una determinada localidad, simplemente porque sea tradición popular de sus festejos, la que tiene que cambiar. Es justo la mentalidad que permite que cerdos, vacas o gallinas estén hacinados por miles en enormes angares, en jaulas en las que apenas pueden moverse, simplemente para que produzcan alimentos para el ser humano, la que tiene que cambiar. Es justo la mentalidad que somete a millones de animales a experimentos en laboratorios, muchos de los cuales significan enormes torturas y dejan secuelas, solo para elaborar medicamentos para humanos, la que tiene que cambiar. Es justo la mentalidad que permite que se cacen determinadas especies simplemente para fabricar con sus pieles abrigos para la especie humana la que tiene que cambiar. Es justo la mentalidad que permite que, solo para el divertimento humano, miles de animales sean sacados de sus hábitats, de la compañía de los suyos, para ser encerrados de por vida en recintos cerrados, la que tiene que cambiar. Y podríamos poner miles de ejemplos más. Esta mentalidad de uso y abuso constante de los animales, como objetos de usar y tirar a nuestra conveniencia, tiene que cambiar. Y a dicho cambio se llega mediante educación y mediante legislación. Ambos aspectos son los que crean conciencia, en este caso la conciencia animalista. Pero también se les ataca en su propio medio natural, ya que la vida silvestre está desapareciendo poco a poco en todos sitios, incluso regiones que se las arreglaron para mantenerse relativamente agrestes desde siempre están ahora atacadas. Y es un ataque redoblado, ya que nuestra necesidad insaciable de recursos y el crecimiento poblacional exponencial de los últimos dos siglos han provocado que ya no haya rincón del planeta donde no se sienta nuestro impacto.

 

Y así, jabalíes moviéndose deseseperados por las calles de los pueblos y ciudades, osos polares que ya no tienen con qué alimentarse ni dónde refugiarse, especies de aves a las que interrumpimos sus ciclos migratorios, nuevas especies que llamamos “exóticas” que son extraídas de sus entornos para viajar miles de kilómetros hasta otros entornos hostiles, y otras muchas especies son prácticamente desalojadas de sus hábitats naturales, simplemente porque nosotros, la especie humana, estamos destruyendo esos hábitats. Estamos conduciendo a miles de especies a la extinción, acabando con su hábitat, cazándolos o capturándolos indiscriminadamente, destruyendo sus modos de vida y rompiendo ciclos y equilibrios naturales que garantizan también nuestra propia supervivencia. Y al provocar la extinción de cada especie, hacemos desaparecer una pieza del puzzle, una pequeña pieza que tenía también su función, función que ahora ya no se desempeña, y forzamos a la Naturaleza a recomponerse, a reequilibrarse de nuevo sin dicha pieza, a suplir las funciones por otras especies, o simplemente a funcionar sin dar cumplimiento a dicha función. ¿Hasta cuándo podremos continuar así? Es lógico pensar que llegará un momento, si continuamos esta perversa evolución, donde las masivas extinciones causarán tanto daño a la Naturaleza, tanto desequilibrio a los ecosistemas, que ya no serán capaces de reequilibrarse, de reconstituirse, y ello se traducirá en un colapso de tal envergadura que desencadenará una serie de reacciones donde todos los ecosistemas naturales se verán afectados, y por supuesto, también la especie humana. Pero nuestro letal comportamiento, nuestra absoluta falta de respeto hacia el resto de especies de animales continúa día tras día, año tras año, siglo tras siglo. Comprender y asimilar el Animalismo es, pues, tarea fundamental para la comprensión y asimilación del Buen Vivir, ya que éste, como propuesta de integración del ser humano con su entorno natural y con el resto de seres vivos con los que comparte el planeta, debe abandonar este suicida comportamiento. El Buen Vivir no puede alcanzarse sin un clima de absoluto respeto hacia los animales no humanos. Y ello no ocurrirá hasta que todos seamos conscientes de que debemos dejar de comportarnos como lo hacemos, y de que debemos reconocer derechos al resto de personas no humanas que, al igual que nosotros, solo intentan vivir en su entorno. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
24 septiembre 2020 4 24 /09 /septiembre /2020 23:00

Continuando con las propuestas educativas llevadas al Congreso de los Diputados por parte de la Marea Verde (a través de su representante Agustín Moreno, cuya comparecencia en la Subcomisión de Educación estamos tomando como referencia), vamos a continuar a partir del segundo apartado (ver artículo anterior, donde ya comenzamos a exponerlas):

 

B) EDUCACIÓN INCLUSIVA. Hemos venido resaltando, desde las primeras entregas, que uno de los objetivos fundamentales de la escuela pública es conseguir un modelo de escuela inclusiva, es decir, con plenas garantías de integración de todo el alumnado, y a todos los niveles. Las propuestas para este apartado son las siguientes:

 

1.- Conseguir una orientación tanto del centro educativo como del currículo escolar desde la mirada inclusiva: docencias compartidas, flexibilidad de grupos, profesorado y otros profesionales ajustados a las necesidades del alumnado, y sobre todo, descartar la segregación según capacidad del alumno/a, sexo, diversidad cultural y social, ni por ningún otro criterio, condición o circunstancia.

 

2.- El carácter plurinacional del Estado (cuando sea reconocido oficialmente) reconocerá las peculiaridades de cada Comunidad Autónoma, con sus propias leyes educativas contempladas dentro del marco legal estatal (esta situación alcanzará su culminación cuando consigamos evolucionar hacia un Estado Federal). Y esto es interesante, sobre todo, para que estas leyes educativas potencien el conocimiento por parte del alumnado de la historia, el folklore, el arte y la cultura de cada pueblo integrado en el Estado Español. 

 

3.- Implementar un plan de medidas para favorecer el éxito de todo el alumnado en la educación en su etapa obligatoria, concretando las actuaciones de apoyo, incrementando la dotación de los centros educativos y zonas con mayores dificultades y/o desventajas sociales. Alcanzar la plena equidad es una asignatura pendiente que va más allá que la simple igualdad de oportunidades, porque se trata de dar más a quien más lo necesita. En el fondo de este asunto, tenemos la meta de frenar el temido fracaso escolar, que trunca de forma temprana la vida de muchos estudiantes. 

 

C) CURRÍCULO ESCOLAR SIN IDEARIOS PARTICULARES. Desde las primeras entregas de esta serie de artículos hemos venido insistiendo en que los/as alumnos/as no son propiedad de sus padres (ideológicamente hablando), así que en el ámbito privado los padres y madres están en su derecho de inculcar en la mente de sus hijos e hijas los idearios que deseen, pero la escuela pública ha de permanecer al margen de ellos. En este sentido las propuestas son las siguientes:

 

1.- Alcanzar una educación completamente laica, sin la enseñanza de dogmas, que respete plenamente la libertad de conciencia y elimine de las aulas cualquier tipo de adoctrinamiento. Para ello, es absolutamente necesario derogar los Acuerdos políticos firmados con el Vaticano en 1979. Las religiones (todas ellas) deben salir de la escuela pública, así como toda la simbología y los protocolos asociados a ellas. 

 

2.- Construir desde la escuela pública una ciudadanía formada, informada y crítica, para lo cual es imprescindible reunir e integrar en el aula el conocimiento de las ciencias y sus aplicaciones, pero también de las humanidades, las ciencias sociales, las artes, los saberes ancestrales y populares, y los que componen la vida cotidiana, de forma que todos ellos sirvan al cuidado de las personas, de la naturaleza y de la vida comunitaria. 

 

3.- Diseñar e implementar un currículo escolar pluri e intercultural. Para ello la escuela pública ha de estar abierta a investigar, integrar y respetar el conjunto de culturas de nuestro mundo, sin limitaciones ni prejuicios, liberando al alumnado de las actitudes injustas para con las demás culturas. 

 

4.- Diseñar un currículo completo e integral, no formulado como un listado de contenidos mínimos o como un compendio de competencias, sino de forma global, integrada y compleja, en términos de resolución de problemas, situaciones sociales, ambientales y éticas relevantes. Hay que conceder importancia y tiempo escolar a la filosofía, al lenguaje musical, a la expresión corporal y a la expresión artística, integrantes todas ellas del desarrollo de la personalidad humana. 

 

5.- Diseñar un currículo adaptado al contexto histórico, cultural y social, político y económico, con un amplio margen de adaptación y desarrollo por parte de la comunidad educativa. 

 

6.- Diseñar un currículo que potencie el conocimiento abierto y compartido. Solo de esta forma conseguiremos generaciones futuras que renuncien a vivir encerradas en sí mismas. 

 

7.- Diseñar un currículo no competitivo. Las actitudes competitivas deberían ser desterradas de la escuela pública. Creemos que no se deben realizar pruebas externas que tengan como objetivo la homogeneización del aprendizaje ni la elaboración de ránkings. En este sentido, somos contrarios a las evaluaciones externas y centralizadas tras cada etapa educativa, así como también a los sistemas evaluadores diseñados por los Organismos internacionales, tales como PISA.

 

8.- Diseñar un currículo ecológico, con contenidos de tipo transversal ligados a la sostenibilidad, el mantenimiento de la vida y la ética ecosocial. La escuela pública debe desterrar en su alumnado la visión antropocéntrica que caracteriza nuestra civilización capitalista y globalizada, y extender una visión centrada en la importancia y la conservación de la vida. En este sentido, remito a mis lectores y lectoras a las entregas anteriores, donde hemos hecho un extenso recorrido aconsejando cómo deben evolucionar los contenidos de los libros de texto de las distintas asignaturas. 

 

Continuaremos con los siguientes bloques de propuestas en nuestra siguiente entrega.

Compartir este post
Repost0
22 septiembre 2020 2 22 /09 /septiembre /2020 23:00
Viñeta: Josetxo Ezcurra

Viñeta: Josetxo Ezcurra

Para comprender el prestigio de la Revolución Cubana en América Latina, África y Asia, lejos de la imagen a menudo caricatural vehiculada en Occidente, es necesario recordar el papel fundamental que desempeñó una pequeña isla asediada por Estados Unidos en la lucha mundial por la emancipación humana. Muchas veces desconocido, este aporte mayor de Cuba a la dignidad de los explotados está grabado en la memoria de los pueblos del Sur que sufrieron de la servidumbre colonial y racial

Salim Lamrani

Cuba es, sin lugar a dudas, el mejor referente vivo del Socialismo que podemos tener, frente a la barbarie de la globalización neoliberal que sacude prácticamente al resto del planeta. Y decimos que es "lo más cercano...", precisamente porque no queremos ser más papistas que el Papa. Por supuesto, el sistema cubano también adolece de imperfecciones y defectos, también posee sus propias debilidades, no es perfecto. Pero como decimos, ofrece sin duda el mejor espejo donde mirarse: es el ejemplo vivo de una sociedad que, aunque dotada de limitados recursos, es capaz de brindar y garantizar los mismos derechos a todos los ciudadanos, y de proteger a los más vulnerables. Y ello porque Cuba ha optado por la solidaridad en vez de por el egoísmo, ha optado por el reparto en vez de por la acumulación, ha optado por lo colectivo en vez de por lo privado. ¿El secreto? Colocar al ser humano en el epicentro de la política y de los derechos, colocar la vida como eje rector de las Administraciones Públicas, y colocar la comunidad (humana y natural) como la destinataria de todo el conjunto de políticas públicas. Desde el inicio de la Revolución, y dentro del contexto socioeconómico de un país pobre como Cuba, se han ido alcanzando altas cotas de bienestar social, de igualdad y de protección del conjunto de la ciudadanía ante los más elementales derechos humanos. Y así, mientras en Estados Unidos ("paladín de la democracia, la libertad y los derechos humanos" según ellos mismos y sus fieles perritos guardianes occidentales), así como en muchos países de la Unión Europea, millones de personas no tienen acceso a la sanidad, a la educación, a la vivienda o a la alimentación, en Cuba se han alcanzado cotas de acceso a estos bienes prácticamente universales. Fidel Castro dejó dicho en la ONU: "Si hay 200 millones de niños en las calles, ninguno es cubano". Y a pesar de las enormes limitaciones que el criminal bloqueo económico ha impuesto a la isla (ver artículos anteriores), el pueblo cubano, apoyando su Revolución, ha logrado conseguir avances y alcanzar y consolidar conquistas sociales solo imaginables en una sociedad auténticamente avanzada.

 

Cuba representa por todo ello un bastión moral sin parangón para el resto de la humanidad, donde la extensión beneficiosa de avances sociales, la erradicación de la pobreza y del analfabetismo, la preservación medioambiental y la fortaleza de la cultura socialista impregna a todos los que somos amantes de otro mundo posible y necesario. Cuba es también, desde siempre, un vivero cultural. No solo es fiel mantenedor de sus tradiciones y manifestaciones folklóricas (asunto éste de vital importancia para todo país que pretenda no renunciar a sus raíces), sino que es un país donde el arte, en todas sus formas y manifestaciones, es cultivado y respetado. En este sentido, rescato las palabras de Koldo Campos, quien ha manifestado: "A diferencia de la democracia mexicana, en Cuba estudiar magisterio y ejercerlo no cuesta la vida; ni el periodismo, como en Honduras, provoca la muerte; ni el sindicalismo mata como en Colombia. En Cuba no se muere de colesterol ni de hambre. En Cuba las artes, la danza, la pintura, no son malas palabras, y el teatro tampoco un acertijo". Creo que no hace falta insistir. Y en el terreno educativo, hay que destacar que solo Cuba alcanzó los objetivos globales del proyecto "Educación para Todos" en el período 2000-2015 en toda América Latina, hecho que consiguieron solo un tercio de los países del mundo. En un informe de la UNESCO, se mencionan los 6 objetivos alcanzables que son, a saber: 1) Extender y mejorar la atención y educación de la primera infancia; 2) Lograr la universalización de la enseñanza primaria, especialmente en lo que respecta a niños y niñas pertenecientes a minorías étnicas o marginadas; 3) Garantizar que los jóvenes y adultos tengan iguales oportunidades de acceso al aprendizaje y la adquisición de competencias para la vida diaria; 4) Lograr en 2015 una reducción del 50% en los niveles de analfabetismo de la población adulta; 5) Suprimir la disparidad entre los sexos y lograr la igualdad entre ellos en la educación; 6) Mejorar la calidad de la educación para todos y obtener resultados de aprendizaje mensurables. Todo ello debería despertar la admiración de todos esos países occidentales "avanzados", que son los que precisamente se dedican a criticar a Cuba por su falta de democracia y de respeto a los derechos humanos. Intolerable.

 

Por tanto, y según los datos de que disponemos, avalados por las más altas Instituciones y Organismos internacionales (nada sospechosos de ser nidos de perversos marxistas), la República de Cuba ha demostrado que es posible alcanzar un alto grado de desarrollo humano manteniendo la sostenibilidad del sistema económico. Otras grandes potencias deberían aprender del pequeño país caribeño, en vez de ignorarla, denostarla o atacarla, como normalmente hacen. Y por supuesto, también en el terreno del cuidado y del respeto medioambiental, Cuba es punto y aparte. En peligrosos tiempos como los actuales, donde el capitalismo agresivo de las corporaciones y de los Estados va minando las posibilidades de vida en nuestro planeta, y donde una pandemia de un tipo de Coronavirus llegado a nosotros por zoonosis está afectando ya a más de 30 millones de personas en el todo el mundo, acercándose al millón de personas fallecidas por esta causa, Cuba también representa un referente a seguir en este ámbito. Como sabemos, y hemos explicado en otros muchos artículos de este Blog, casi todos los países más "desarrollados" del mundo consiguen sus resultados a costa de despilfarrar peligrosamente los finitos recursos naturales del planeta, provocando la destrucción de los ecosistemas y del equilibrio ambiental. Pues bien, no es el caso de Cuba, que ha conseguido colocarse entre los países con un alto Indice de Desarrollo Humano (IDH) manteniéndose dentro de los parámetros de sostenibilidad ecológica necesarios, con una huella ecológica pequeña, para no representar un lastre para el planeta. Gracias a ello, Cuba sigue siendo un espacio decoroso, un lugar apacible y en armonía, un sitio donde puede vivirse con dignidad, que no perturba ni los límites propios ni los ajenos. En el año 1992, en la Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro (considerada uno de los grandes hitos en la historia de la lucha contra el cambio climático), Fidel Castro fue el primer Jefe de Estado en advertir sobre las posibilidades de exterminio del género humano sobre el planeta. En dicha cumbre, defendió un cambio radical en el ámbito ecológico, denunciando la grave deriva civilizatoria por la que estábamos caminando. Ahí están sus discursos y sus actos, cualquiera puede descargarlos de Internet. 

 

A ello hay que unir que precisamente Cuba es quizá más libre que otros países para disponer los parámetros de su propia política, pues es seguramente el país del mundo que mayor grado de soberanía ha alcanzado. De entrada, como ya hemos comentado, la Revolución Cubana acabó con el mito de que era imposible una vía socialista en el patio trasero del Tío Sam, como muy bien afirma Marc Vandepitte en este artículo, que tomamos como referencia. Este hecho garantizó a Cuba, dentro de sus limitaciones y de las limitaciones impuestas (el ya referido bloqueo estadounidense), el control absoluto sobre sus recursos, y por tanto, un grado de soberanía no conseguido por ningún otro país. Pero la soberanía cubana no ha quedado para ella sola, sino que junto con Venezuela (al mando de su Comandante Hugo Chávez) fue pionera en establecer y desarrollar todos los mecanismos de integración en diferentes niveles (integración política, económica, etc.) para todos los países latinoamericanos que lo desearan (ALBA, CELAC, UNASUR...), en detrimento de la perversa influencia de Washington en toda esta región. Cuba también desempeña un papel fundamental en el continente latinoamericano en los ámbitos de identidad sexo-genérica, diversidad afectivo-sexual y derechos LGTBI. Y todos los avances cubanos lo expresan y consagran con su enorme vocación internacionalista. Ya contamos en el artículo anterior la historia de inconmensurable ayuda del pueblo cubano a la liberación de determinados pueblos africanos, pero no queda ahí la cosa. Actualmente, casi 50.000 personas profesionales de la salud cubanos, la mitad de ellos/as médicos y médicas, operan en más de 60 países, y desde 1998 se han formado en Cuba gratuitamente 20.000 médicos y médicas de otros 123 países del mundo. Solo Cuba envía más profesionales sanitarios al mundo que toda la OMS (Organización Mundial de la Salud). Marc Vandepitte estima que si Estados Unidos hubiese hecho el mismo esfuerzo que Cuba en este aspecto, hubiese enviado dos millones de médicos y médicas al mundo, y habría formado más de un millón de estos profesionales durante los últimos 15 años. Pero como sabemos, USA está en otros menesteres, y la empatía, cooperación y solidaridad internacionales le importan un comino. 

 

La guerra comunicacional también ha sido solucionada en Cuba. En las "democracias occidentales", como sabemos, los medios de comunicación no están democratizados, y obedecen a los mismos agentes que influyen poderosamente en la economía y en el ámbito político. En ese "mundo desarrollado" que critica a Cuba, estos medios de "intoxicación masiva" pertenecen igualmente a las multinacionales y grandes grupos que controlan el gran capital. No esa así en Cuba, donde se ha acabado con esa perversa influencia mediática, porque los medios de comunicación de masas están en manos de organizaciones sociales o de las autoridades. Pero ello no impide, por ejemplo, que la Iglesia Católica edite varias revistas y publicaciones, ni que tenga sus propias páginas web en las que publica opiniones muy diferentes de las posturas oficiales. Pero el debate político se mantiene donde se tiene que mantener: como existe la democracia económica y la democracia directa, además de celebrar elecciones parlamentarias cada 5 años, existe un sistema de consulta y debate bastante singular. De hecho, se consulta ampliamente a la población para todas las decisiones importantes, y además se busca un consenso. En Cuba de hecho no se toma ninguna medida si ésta no tiene un fuerte apoyo popular. Esto explica, entre otras cosas, por qué el Gobierno cubano cuenta con un gran apoyo de la población, a pesar de que a veces haya que soportar condiciones que son muy difíciles. El pueblo está con su Revolución, y la Revolución está con su pueblo. Únicamente la población disidente, influida por el mundo exterior capitalista, se enfrenta al Gobierno cubano desde su exilio en Miami. Pero en Cuba, como decimos, los debates sociales y políticos no están dominados y controlados por la prensa, sino que se celebran continuamente donde de verdad tienen que celebrarse: en los sindicatos, en los barrios, en las asociaciones de vecinos, en los centros de trabajo, en las organizaciones de jóvenes y de mujeres, etc. No obstante, es evidente que Cuba no es perfecta, que su Revolución ha sufrido altos y bajos, que ha dejado de lado algunos aspectos importantes, y que ha adolecido de problemas y defectos: como ejemplos, podemos citar el trato humillante dado al principio de la Revolución a las personas creyentes y homosexuales, la debacle económica de la década de 1970, el fracaso a la hora de saber diversificar la economía cubana, o el relevo tardío de la vieja guardia política por una generación más joven. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
20 septiembre 2020 7 20 /09 /septiembre /2020 23:00
Caricatura: Luis Grañena

Caricatura: Luis Grañena

Hay cosas que no se arreglan si antes no se desarreglan del todo

Popular

Restricciones en Madrid: Ricos y pobres

Antón Losada

Lo que vamos a exponer a continuación, aunque lo refiramos en contexto a la Comunidad de Madrid del Estado Español, bien puede ser extrapolado a otras Comunidades Autónomas, y por supuesto, al resto de países del planeta, pues todos están viéndose afectados en mayor o menor medida por la pandemia de Covid-19. Y además, puede ser también extrapolado a futuro, pensando en sucesivas pandemias que nos puedan afectar. Bien, la situación es la siguiente: los datos diarios de contagio, de contagios acumulados, de hospitalizaciones, de ingresos en UCI y de fallecimientos llevan muchas semanas incrementándose vertiginosamente en Madrid, con el riesgo que supone para la salud de todos. La curva de contagios sube sin cesar. El Gobierno de la Comunidad acaba de aprobar un nuevo conjunto de medidas de restricción, que afectan, como en la mayoría de los casos, a las limitaciones de movilidad, de entrada y salida de un determinado perímetro geográfico (sobre todo los barrios del sur de Madrid, tales como Usera, Puente de Vallecas, Carabanchel…), de horarios de determinados negocios (hostelería sobre todo), de reducción de aforos para reuniones familiares y determinados eventos, etc. La casuística de la excepcionalidad es bien amplia, de tal manera que no se trata de un confinamiento en toda regla, ya que se puede salir de casa por motivos laborales, médicos, para hacer compras, para gestiones administrativas, para cuidar a personas dependientes, para tareas de estudio, etc.

 

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a repetir como un mantra que “hay que evitar el confinamiento a toda costa”, ya que dicha situación sería letal para la economía de la Comunidad. Parece que la economía ha de ser rescatada, aunque para ello haya que arriesgar vidas. Pero sin vida…¿para qué queremos economía? Las presiones de los sectores empresariales son muchas y variadas, llegan desde múltiples sectores (sector cultural, sector del ocio nocturno, sector de la hostelería, sector del pequeño comercio…), e incluso han llegado a recurrir a las instancias judiciales para intentar revocar las decisiones administrativas de los respectivos Gobiernos. El confinamiento general, respaldado por una declaración de Estado de Alarma (el Presidente Pedro Sánchez avisó en su última rueda de prensa de la disponibilidad del Gobierno central para respaldar la petición de Estado de Alarma por parte de cualquier Comunidad Autónoma) sería la situación ideal para reducir drásticamente la peligrosidad de la situación, limitando los contagios y dotando a los servicios sanitarios de un mayor respiro. ¿Por qué entonces se rehúye esta petición de forma insistente y reiterada? ¿Por qué se descarta con tanto ahínco y vehemencia la solución más completa e integral para atajar la situación?

 

La razón es bien sencilla: porque se equipara, peligrosamente, la salud pública y la economía de la sociedad. Ambos aspectos se sitúan, de forma equivocada, en equidistancia. A la par que se afirma que la salud pública es importante, se asegura que la economía no puede cerrar, que la actividad económica no puede apagarse (diariamente nos enseñan cifras estimativas de la caída del PIB, del ascenso del paro, y del tiempo que tardaremos en “recuperar” los niveles anteriores), que el país tiene que continuar su ritmo. A la vez que se reconocen los colapsos en las urgencias hospitalarias, en las salas UCI, en los centros de atención primaria, en las Administraciones Públicas, en los colegios e institutos, etc., se intentan poner pequeños parches a una herida que sangra profunda y profusamente. Ésta, por tanto, no parece ser la solución. La solución se encuentra en priorizar, en llevar las medidas a una estricta prelación de importancia, destacando EN PRIMER LUGAR la protección de la salud pública, y EN SEGUNDO LUGAR la continuación de la actividad económica. Hasta que no hayamos conseguido niveles razonables para la primera, no debemos atender a la segunda. Continuar diseñando experimentos de equilibrismo entre ambas solo nos conducirá al desastre. De hecho ya lo está haciendo.

 

La pandemia nos ha puesto ante una realidad incómoda, que la sociedad capitalista desea esquivar, no quiere enfrentarse a ella: personas que se dedican por ejemplo al comercio ambulante, gestores e intermediarios culturales que dependen de las actividades de determinadas entidades, pequeños empresarios o falsos autónomos que dependen totalmente de las actividades de otras empresas…todos unidos bajo el lema “¡Queremos Trabajar!”, todos proclamando desesperadamente su protesta contra las restricciones que ahogan sus vidas, pero resulta que no se puede (o mejor dicho, no se debe) trabajar, porque, con la excepción de los que pueden hacerlo vía telemática, continuar con sus actividades representa un riesgo para ellos/as mismos/as y para los demás. Quizá la situación más sangrante de todas se produce cuando las personas que se dedican a la economía informal, que por tanto no están cubiertas por un ERTE, NECESITAN IMPERIOSAMENTE continuar con sus actividades laborales, porque su vida cotidiana, sus más perentorias necesidades, dependen de que puedan conseguir ingresos diarios, semanales o mensuales. ¿Cómo obligar al confinamiento estricto a todas estas personas, sabiendo que estás cortando así su única vía de subsistencia? La solución se nos ofrece clara y nítida: la RENTA BASICA UNIVERSAL.

 

Pero como siempre, la solución ofrecida por el Gobierno ha sido de nuevo una solución burda y claramente insuficiente: el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Esta nueva prestación condicionada (además del tremendo fiasco que representa tener que solicitarla cuando las Administraciones Públicas están absolutamente bloqueadas y paralizadas por la pandemia, y el Gobierno no aumenta las plantillas de personal) solo está pensada para claros y extremos casos de pobreza, pero no para liberar a las personas del continuo yugo de tener que trabajar para poder comer diariamente. Se sigue escudando en los ingresos de la “Unidad Familiar” (suma de las rentas de todos los miembros que la forman), por lo cual ni es universal, ni es incondicional, ni es individual, como debiera ser si de verdad se quisiera arreglar este problema. Sigue siendo limitada, condicionada y se concede a un grupo humano, aunque sea una persona individual la solicitante. Si disfrutáramos de una Renta Básica Universal (RBU), la solución para el lema “¡Queremos Trabajar!” seguiría sin poderse atender mientras la pandemia estuviera activa, pero toda esa gente que lo demanda estaría protegida antes, durante y después de la pandemia, antes, durante y después de períodos de inactividad, paro forzoso, paro voluntario, accidente, incapacidad, edad, circunstancias familiares, y demás condicionantes que pudieran afectar a sus vidas en el tiempo. La RBU liberaría totalmente a esas personas de la asfixiante necesidad de tener que salir a la calle todos los días para conseguir el sustento diario, para ellos/as y sus familias.

 

¿Por qué entonces no se implementa esta medida, sabiendo que de esta forma liberaríamos a cientos de miles de personas (quizá millones) de la obligatoriedad vital de tener que trabajar, y por tanto enfrentarse diariamente a los contagios? Muy simple: porque la financiación de esta medida, al ser universal (es decir, cobrarla TODO EL MUNDO) requeriría de una profunda reforma fiscal justa y progresiva, donde realmente contribuyeran más los que más tienen y los que más ganan. Y ello representa un grave peligro para los privilegios y el estatus de los poderosos, esos pocos que tienen ingresos abundantes (algunos de ellos milmillonarios), y que se verían abocados a Declaraciones de Renta, digamos, incómodas. Una RBU permitiría afrontar una situación de confinamiento integral, estricta pero tranquila, sabiendo que aunque muchas personas tuvieran que renunciar a su nivel de ingresos habitual, siempre estarían cubiertas por unos ingresos dignos que les permitieran continuar atendiendo a sus necesidades. Los contagios se atajarían mucho más rápida y eficazmente, y de nuevo volveríamos, cada uno a nuestras actividades, con la tranquilidad de saber que nuestra salud pública ha sido priorizada y protegida. Lo primero es lo primero, no se pueden poner parches: sí pero no, confinamiento a medias, restricciones con infinidad de excepciones, etc., quedarían erradicadas, porque nadie tendría la imperiosa necesidad de trabajar para poder vivir. Pero la fuerza del poder económico es tal (junto al poder político que se repliega al mismo) que impone, antes de implementar medidas como la RBU, continuar sometiendo a la población a experimentos sociales, jugando con la vida de las personas, obligando a restringir actividades sabiendo que muchas personas dependen de ellas, y practicando un peligroso juego de equidistancia entre la vida y la economía. Así nos va.

Compartir este post
Repost0
17 septiembre 2020 4 17 /09 /septiembre /2020 23:00

La Reforma Educativa que proponemos es la única que asegura el fin del segregacionismo educativo que se viene practicando desde las últimas décadas. ¿Cómo se consigue esto? Muy fácil: garantizando la Educación como un derecho humano fundamental, en toda su extensión. La educación 100% pública es la única que puede garantizar que este derecho fundamental sea una realidad palpable y factible, asegurando la cohesión social. Pero para ello, como venimos reclamando, hace falta una oferta suficiente de escolarización pública y gratuita, en el segmento de 0 a 18 años, que garantice que todo alumno/a disponga de su plaza. Pero para ello, a su vez, hace falta extender y universalizar la red pública de centros educativos, tanto de titularidad como de gestión públicas. Y para ello, a su vez, hay que proceder, como ya hemos insistido, a la supresión progresiva de la financiación de los centros concertados. Durante varios años, los centros concertados que así lo deseen podrán incorporarse a la red pública, y para los que no, un programa de migración para el alumnado y otro para el profesorado deberá garantizar que los docentes no se quedan sin trabajo, ni los estudiantes sin su derecho a la educación. Estoy tomando como referencia la comparecencia en el Congreso de los Diputados, en la Subcomisión de Educación (febrero de 2017), de Agustín Moreno, Profesor de Secundaria, Representante de la Marea Verde, y uno de los mejores referentes en educación que tenemos en nuestro país. El texto completo de sus propuestas puede consultarse en este documento. El grueso de sus propuestas fueron divididas en cinco ámbitos, a saber: Universalidad del derecho a la educación, Educación inclusiva, Currículo sin idearios particulares, Profesorado comprometido y reconocido, y Financiación. Los desarrollamos a continuación, con nuestras aportaciones particulares:

 

A.- UNIVERSALIDAD DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN: En este primer punto las propuestas serían las siguientes:

 

1.- Universalizar la oferta de plazas públicas en Educación Infantil de 0 a 6 años, garantizando su carácter plenamente educativo y los requisitos mínimos en cuanto a ratios, titulaciones, espacios e instalaciones necesarias, etc. En efecto, la Educación Infantil ha sido hasta ahora la gran descuidada del sistema, pero entendemos que ha de prestársele la debida atención por su importancia durante las primeras etapas de la vida de la persona, incluyéndola por supuesto en la red pública. 

 

2.- Rebajar las ratios (del resto de tramos educativos) hasta alcanzar las recomendaciones internacionales y poder así responder adecuadamente a las distintas necesidades del alumnado. Como mencionábamos en el artículo anterior, este parámetro incide sobremanera en la calidad de la enseñanza, pero repercute en las plantillas de profesorado, que han de ser debidamente reforzadas para tal fin. 

 

3.- Ampliar la dotación de personal docente. Varias decenas de miles de plazas han de salir a concurso público, no solo para que las plantillas estén perfectamente cubiertas, sino para que puedan cubrirse de manera efectiva bajas de personal y jubilaciones. 

 

4.- Dotar de los servicios y recursos suficientes a los centros educativos, para que el conjunto del alumnado reciba las atenciones y apoyos necesarios, y progresar de este modo de acuerdo a su propio ritmo de maduración. 

 

5.- Evitar la clasificación y selección temprana del alumnado (justo lo contrario de lo que ahora hace la LOMCE), y garantizar una educación integral, esto es, no poner el foco únicamente en las asignaturas más operativas (Matemáticas, Lengua y Literatura, Idiomas, Tecnologías...), sino también en aquéllas que refuerzan y desarrollan la personalidad de los estudiantes (Filosofía, Música, Artes Plásticas...), así como sus habilidades personales y/o artísticas. 

 

6.- Acceder a una titulación única al término de la etapa obligatoria, sin perjuicio de una opcionalidad gradual que no implique agrupaciones de grupo/clase homogéneas. Pero como decíamos en el punto anterior, los itinerarios tempranos han de desaparecer, pues en las etapas iniciales los estudiantes deben aprender todo aquello que los forme en todas las dimensiones de la persona, y siempre desde un punto de vista crítico. Habrá tiempo, en etapas más maduras, para que los alumnos y alumnas elijan el itinerario que mejor se adapte a sus necesidades/capacidades/aptitudes. 

 

7.- Establecer medidas de protección y promoción social. Tanto unas como otras tienen la finalidad de insertar socialmente a los estudiantes, de fomentar la participación, de crear "comunidad" con ellos y ellas, de proporcionarles respaldo y seguridad. 

 

8.- Implementar la detección temprana de las necesidades de apoyo y refuerzo, para convertir en excepcional la repetición de curso. El sistema educativo ha de estar especialmente atento al alumnado con necesidades especiales, para que su progreso educativo se vea mermado lo menos posible, y sus capacidades sean fomentadas al igual que el resto de los estudiantes. 

 

9.- Diseñar e integrar una red pública de centros educativos de Formación Profesional (FP), con un diseño de la oferta integral adecuada y suficiente de ciclos formativos en los distintos grados y titulaciones, que promueva también un conjunto de perfiles profesionales ligados especialmente al bienestar social y a la sostenibilidad ambiental. Estamos en contra de que sean las empresas y corporaciones las que dirijan aquí el cotarro, imponiendo sus visiones, sus contenidos, sus ciclos y especialidades, y lo peor de todo, practicando un peligroso mecenazgo educativo. 

 

10.- Extender la red pública de centros educativos para personas adultas, siempre dependientes de Educación (Ministerio y Consejerías), y provistas del personal necesario. 

 

Continuaremos en siguientes entregas con el resto de propuestas educativas efectuadas en dicha comparecencia.

Compartir este post
Repost0
15 septiembre 2020 2 15 /09 /septiembre /2020 23:00
Viñeta: Martirena

Viñeta: Martirena

No hay razón ni principio ni argumento posible con que defender el bloqueo a Cuba de Estados Unidos y de todas las empresas, situadas en distintos países del mundo, vinculadas económicamente a empresas estadounidenses. El bloqueo no es una mera sanción económica abstracta, sino que detrás del bloqueo, como siempre ocurre en la economía, hay vidas concretas. Esa es la mayor violación de los derechos humanos contra Cuba

Belén Gopegui

Quizá podamos afirmar sin temor a equívoco ni exageración que Cuba representa el mayor bastión moral del planeta. Hoy día sería incomprensible la existencia de la izquierda latinoamericana sin la gran influencia de Cuba, la visión que Cuba imprime a la hora de entender el presente continental y las tareas de futuro. Serían inimaginables los actuales gobiernos de Venezuela, y los pasados gobiernos de Ecuador o Bolivia, incluso Argentina, sin pensar en los aportes del fulgor revolucionario de Cuba. Cuba representa la resistencia y la inteligencia para seguir viviendo desde la dignidad. Pero como venimos contando desde el inicio de esta serie, no solo hay que mirar de Cuba hacia adentro, sino también de Cuba hacia afuera, y nos estamos refiriendo a su carácter solidario y a su contribución internacionalista en favor de la lucha y la emancipación de los pueblos. Quizá el mejor ejemplo que podamos referir en este ámbito sea el continente africano. La contribución cubana a la liberación de África y a la lucha contra el apartheid es conocida y reconocida a todos los niveles, como una verdadera gesta entre pueblos hermanos. Salim Lamrani, uno de los mayores expertos en la política cubana, nos lo detalla en este artículo, que seguimos a continuación. Desde el advenimiento de la Revolución en 1959, Cuba ha hecho de la solidaridad con los pueblos una de sus grandes banderas, aportando a los pueblos en lucha por su emancipación un pilar de su política exterior. Quizá pocos pueblos a lo largo de la historia de la humanidad hayan contribuido tanto como Cuba a esta hermosa tarea. Desde los primeros instantes, pese a la hostilidad de Estados Unidos y las innumerables interferencias y dificultades internas ligadas al propio proceso de transformación social, Fidel Castro hizo de Cuba una tierra de asilo para todos los grupos revolucionarios y movimientos de liberación nacional de América Latina, Asia y África. Cuba desempeñó, en este sentido, un papel fundamental en los distintos procesos de liberación nacional africanos, ofreciendo ayuda y recursos. 

 

Salim Lamrani explica y se pregunta en los siguientes términos: "En el espacio de treinta años, cerca de medio millón de cubanos, mujeres y hombres, participaron en las guerras anticoloniales en África, convirtiendo a la pequeña isla del Caribe en igual de las grandes potencias. ¿Cuáles fueron las razones que motivaron a La Habana, asediada por Washington, para comprometerse de tal modo a más de 10.000 kilómetros de su territorio nacional? ¿Cómo cambió la acción cubana el destino de los países de África austral y contribuyó de modo decisivo a la caída del régimen racista de Pretoria? ¿Por qué Nelson Mandela realizó su primera visita fuera de África a la Cuba de Fidel Castro?". A lo largo de estos años, varios frentes ha tenido la inmensa ayuda cubana a los pueblos africanos, a saber: Cuba apoyó primero a Argelia en su lucha anticolonial contra Francia y contribuyó a preservar su independencia conquistada en 1962. Luego, La Habana respondió favorablemente a la solicitud de ayuda del movimiento lumumbista del Congo belga y contribuyó a las epopeyas independentistas de Guinea Bissau y Cabo Verde, y defendió la soberanía de Etiopía. Finalmente, Cuba brindó su concurso decisivo para preservar la independencia de Angola tras la agresión del régimen supremacista de Pretoria, doblando así las campanas del apartheid y abriendo el camino a la independencia de las naciones de África austral. El agradecimiento, por tanto, de todos estos países a la Cuba revolucionaria es inmenso y eterno. Recomiendo la lectura completa del artículo de referencia, donde Salim Lamrani expone con detalle todos los pormenores de estos procesos de ayuda y colaboración con dichos países africanos en sus procesos de liberación nacional. Son actos de valor y de resolución del pueblo cubano y de sus dirigentes, son decisiones valientes y gestos de amistad internacionalistas, son actos que honran al pueblo cubano y los revalorizan ante los pueblos del mundo, erigiéndose como enormes referentes a seguir. Todo ello explica, además, el poco afecto que las grandes potencias profesan a Cuba, pues dicha pequeña isla caribeña siempre ha colaborado para que sus planes de dominación fuesen abortados. 

 

Fidel Castro explicó en su día las razones del involucramiento de Cuba en los procesos de liberación nacional de los países africanos, en los siguientes términos: "Algunos imperialistas se preguntan por qué ayudamos a los angoleños, qué intereses tenemos nosotros allí. Ellos están acostumbrados a pensar que cuando un país hace algo es porque está buscando petróleo, o cobre, o diamante, o algún recurso natural. ¡No! Nosotros no perseguimos ningún interés material, y es lógico que los imperialistas no lo entiendan (...) ¡Estamos cumpliendo un elemental deber internacionalista cuando ayudamos al pueblo de Angola! (...) Simplemente aplicamos una política de principios. No nos cruzamos de brazos cuando vemos a un pueblo africano, hermano nuestro, que de repente quiere ser devorado por los imperialistas y es brutalmente atacado...". Creo que estas palabras resumen fielmente la filosofía internacionalista de la Revolución Cubana, la entrega y valentía de sus líderes, y el magnífico bastión moral que el pueblo cubano representa para la humanidad. Cuba no intervino en dichos conflictos, como se dice vulgarmente, para "sacar tajada", no poseía más interés que el de la colaboración para liberar del yugo imperialista a esos pueblos hermanos, Cuba no fue allí para hacerse dueña de nada, ni para apoderarse de recurso alguno. Por eso Cuba es amada y respetada en toda África. Por eso Cuba y África comparten  un mismo corazón. Y así, mientras que Inglaterra, Francia y Estados Unidos han practicado desde siempre políticas colonialistas de opresión, Cuba se ofreció para ayudar a liberar a estos pueblos. Por ello, en un discurso pronunciado en Cuba en el año 1991, Nelson Mandela, quizá el mayor líder africano de todos los tiempos, rindió tributo al pueblo de la isla y expresó su infinita gratitud por la contribución cubana a la liberación del África austral. Lo siguiente es un extracto de aquéllas palabras del líder sudafricano:

 

"Desde sus días iniciales, la Revolución Cubana ha sido una fuente de inspiración para todos los pueblos amantes de la libertad. El pueblo cubano ocupa un lugar especial en el corazón de los pueblos de África. Los internacionalistas cubanos hicieron una contribución a la independencia, la libertad y la justicia en África que no tiene paralelo por los principios y el desinterés que la caracterizan (...) De modo particular nos conmueve la afirmación del vínculo histórico con el continente africano y sus pueblos. Su invariable compromiso con la erradicación sistemática del racismo no tiene paralelo. Somos conscientes de la gran deuda que hay con el pueblo de Cuba. ¿Qué otro país puede mostrar una historia de mayor desinterés que la que ha exhibido Cuba en sus relaciones con África (...)? ¡La aplastante derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale constituyó una victoria para toda África! ¡Esta derrota indiscutible del ejército racista en Cuito Cuanavale dio la posibilidad a Angola de disfrutar de la paz y consolidar su propia soberanía! ¡La derrota del ejército racista permitió al pueblo combatiente de Namibia conquistar finalmente su independencia! ¡La derrota decisiva de las fuerzas agresivas del apartheid destruyó el mito de la invencibilidad del opresor blanco! ¡La derrota del ejército del apartheid sirvió de inspiración al pueblo combatiente de Sudáfrica! ¡Sin la derrota infligida en Cuito Cuanavale nuestras organizaciones no habrían sido legalizadas! ¡La derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale hizo posible que hoy yo pueda estar aquí con ustedes! ¡Cuito Cuanavale marca un hito en la historia de la lucha por la liberación del África austral! ¡Cuito Cuanavale marca un viraje en la lucha para liberar el continente y nuestro país del flagelo del apartheid". En efecto, la aportación internacionalista de Cuba ha sido innegable, inmensa, fantástica. Una visión crucial y una valentía impagables han caracterizado la acción exterior de Cuba, siempre amiga y respetuosa con todos los países del globo. Cuba ha enseñado al mundo el tremendo enlace que existe entre patriotismo e internacionalismo, porque tal como dejara dicho José Martí, "Patria es Humanidad". El balance es realmente ejemplar: de Argelia a Sudáfrica, pasando por el Congo, Guinea Bissau, Cabo Verde, Etiopía, Angola y Namibia, la contribución cubana a la liberación del continente no tiene parangón en la historia de las luchas anticoloniales. 

 

En el año 1991, los últimos internacionalistas cubanos salieron de Angola. En total, desde la primera misión en Argelia en 1963 (solo cuatro años después de iniciada la Revolución), 380.000 combatientes y 70.000 colaboradores civiles, en total unos 450.000 cubanos y cubanas, brindaron su concurso a la liberación de África. En Sudáfrica, en el Parque de la Libertad de Pretoria, se encuentran escritos en piedra los nombres de los 2.107 cubanos caídos en combate por la emancipación de los pueblos de África austral. Thenjiwe Mtintso, militante antiapartheid torturada y encarcelada bajo el régimen de Pretoria en los años 70 y Embajadora de Sudáfrica en Cuba desde 2007 a 2010, rindió tributo al pueblo cubano con las siguientes palabras: "Hoy Sudáfrica tiene muchos amigos nuevos. Ayer estos amigos se referían a nuestros líderes y a nuestros combatientes como terroristas y nos acosaban desde sus países a la vez que apoyaban a la Sudáfrica del apartheid. Esos mismos amigos hoy quieren que nosotros denunciemos y aislemos a Cuba. Nuestra respuesta es muy simple, es la sangre de los mártires cubanos y no de estos amigos la que corre profundamente por la tierra africana y nutre el árbol de la libertad en nuestra Patria". Fidel Castro, con la humildad que le caracterizaba, le contestó con estas palabras: "¿Qué hacíamos nosotros sino pagar nuestra deuda con la humanidad, nuestra deuda con África, nuestra deuda con aquellos que lucharon por nuestra dignidad, con aquellos que lucharon por nuestra independencia en muchos campos de batalla? Eso es lo que hemos hecho, no merecemos ningún especial reconocimiento, no merecemos ninguna especial gratitud, simplemente cumplimos un deber". Y era cierto: mientras los Estados Unidos y la mayoría de las potencias occidentales brindaron un apoyo firme al régimen segregacionista del apartheid, mientras Washington incluyó a Nelson Mandela en la lista de los miembros de organizaciones terroristas hasta 2008, incluso cuando era Premio Nobel de la Paz en 1993 y Presidente de la República de Sudáfrica de 1994 a 1999, La Habana por su parte se comprometió plenamente en la lucha contra la opresión racial del régimen de Pretoria, porque se trataba, según lo entendía Fidel Castro, de "la causa más bella de la humanidad". Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías