Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
23 enero 2015 5 23 /01 /enero /2015 00:00

mmss101.jpgComenzaremos a abordar a partir de está décima entrega de la serie los MMSS ligados, de una u otra forma, a la lucha por la defensa de los derechos humanos de todas las personas, donde como puede adivinarse, entran multitud de movimientos y plataformas, organizadas bajo este fin, defensoras de los derechos de algún colectivo relegado, discriminado o desfavorecido por el propio sistema. Tenemos que reivindicar y continuar haciéndolo, con más fuerza si cabe, en pleno siglo XXI, debido a la importancia de los derechos que a lo largo de nuestra historia hemos conquistado, así como reivindicar permanentemente la consecución de todos los Derechos Humanos reconocidos como tales en los pertinentes documentos, como por ejemplo la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, la Carta Social Europea, o el Pacto por los Derechos Políticos, Económicos y Sociales, suscritos todos ellos por nuestro país bajo las oportunas alianzas.

 

mmss102.jpgSin embargo, la situación de partida es bastante caótica. Durante los últimos años, hemos sufrido grandes retrocesos en nuestros Derechos Humanos, resultado de la profunda involución democrática a que estamos siendo sometidos. En nuestro país se continúa practicando la tortura, no se defienden las víctimas del anterior régimen franquista, los derechos fundamentales recogidos en nuestra Constitución no quedan garantizados (educación, vivienda, trabajo, etc.) y además sufrimos un tremendo retroceso en los derechos de reunión y manifestación. Los derechos fundamentales como el derecho a la vida, la vivienda, la sanidad y la educación públicas, los derechos políticos como el de asociación, manifestación, voto en elecciones justas, reunión, o los derechos medioambientales son continuamente menospreciados. Derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales, entendidos todos ellos, no sólo como derechos individuales, sino también bajo la concepción socialista de derechos colectivos.

 

mmss103.jpgComo ya hemos denunciado en otros muchos artículos, el sistema capitalista entra en colisión con los derechos de las personas que no sirvan o no se presten a la explotación de unas por otras, y para el despliegue del ciclo de producción y reproducción de plusvalor. Entre las concesiones a las que se vieron obligados a practicar los Estados capitalistas debido a la lucha de sus pueblos (no existe derecho otorgado sino conquistado...) no estuvo el establecimiento en sus respectivas Constituciones de los mecanismos de cumplimiento y exigibilidad de los derechos económicos, sociales y culturales, en caso de ser negados o conculcados, obviando en ellas las obligaciones de las respectivas autoridades, a la hora de garantizarlos para el conjunto de la ciudadanía. Ningún derecho ha sido por tanto regalado o prestado a la ciudadanía por las plutocracias como para que éstas puedan de pronto decidir a su antojo recortar o suprimir los más básicos y esenciales derechos humanos, bajo la excusa o pretexto de una crisis que, además, han creado ellos mismos, con su desmesurada avaricia.

 

mmss104.jpgPor ello, la ciudadanía se está viendo en la perentoria obligación de organizarse civilmente, de manifestarse, de reclamar por la vía pacífica, pero contundentemente, todos y cada uno de los derechos humanos conculcados o aún no conseguidos en nuestro país (los indivuales, los colectivos y los de los pueblos) de forma intensa y extensa, puntual y sostenida, pero inclaudicable, allá donde militen o hagan activismo político, en cualquier frente de trabajo. Vamos a incluir en este grupo de MMSS, en primer lugar, a todos aquéllos que tienen que ver con la reivindicación de nuestra Memoria Histórica, tanto en su vertiente de movimientos memorialistas como de aquéllos que luchan para que salgan a la luz algunas prácticas terribles de aquéllos tiempos, y se identifiquen y castiguen a los culpables, como es el caso de SOS Bebés Robados (http://wiki.15m.cc/wiki/SOS_Beb%C3%A9s_Robados). Como decimos, el movimiento memorialista puede considerarse paradigma en nuestro país de los MMSS que defienden y luchan por los derechos humanos, ya que reivindican el derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación para las víctimas de la dictadura franquista, como derechos inalienables de las personas y colectivos políticos y sindicales represaliados durante aquélla época, incluso durante los años de la llamada Transición Política.

 

mmss105.jpgEstos movimientos, pues, reivindican la justicia como un derecho humano básico y fundamental que hemos de reclamar, en este caso, para las víctimas del franquismo. Hoy día podemos afirmar que cada rincón de la geografía de nuestro país está impregnado de retazos de este capítulo dramático de la lucha de clases en nuestro país. Una presencia en lo cotidiano que es una oportunidad de confrontación dialéctica con este modelo político y social nacido de la Transición (tildada por sus protagonistas y afines como "modélica", pero pensada para disfrazar como democracia la preponderancia y el gobierno de los poderes fácticos que venían de la época franquista), que protege a los verdugos mientras las víctimas siguen sin justicia, modelo al que contraponer nuestra alternativa social anticapitalista en defensa de los Derechos Humanos, y en defensa de la clase trabajadora. Toda una red de asociaciones memorialistas y de foros por la memoria se extienden a lo largo y ancho de nuestro país, para que la llama de la memoria de aquél horror sea por fin reconocida y reparada. Destacamos aquí la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo (http://verdadjusticiareparacion.blogspot.com.es/), y el Foro por la Memoria (http://www.foroporlamemoria.es/).

 

mmss106.jpgYa bajo otros enfoques, pero insistiendo en la lucha por la consecución de los derechos humanos básicos, destacamos la Asociación Española sobre Derechos Humanos y Desarrollo "HUMANO" (http://www.hmn.org.es/), y las plataformas que luchan por derechos universales, entre las que podemos destacar la Plataforma por una Justicia de todos (http://porunajusticiadetodos.wordpress.com/), Yo Sí Sanidad Universal (http://yosisanidaduniversal.net/portada.php), Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad Pública de Madrid (http://www.casmadrid.org/), Plataforma "Violencia Cero" contra la violencia de género (http://www.plataformaviolenciacero.es/), o las Brigadas Vecinales de Derechos Humanos (http://brigadasvecinales.org/), entre otras muchas. Bien, una vez enunciados sus fundamentos y la lista de sus principales MMSS, a partir de la próxima entrega de esta serie detallaremos con mayor profundidad el sentido y la lucha de todos estos movimientos y plataformas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
22 enero 2015 4 22 /01 /enero /2015 00:00

"Es absolutamente necesario desmitificar la realidad de la muerte, tanto en la sociedad en general como en el ámbito sanitario, y hacer pedagogía positiva de la misma"

(Declaración de Santander)   

 

 

 

 

 

 

Nos manifestamos, a tenor de todo lo expuesto hasta ahora, partidarios de un nuevo contexto para nuestro país donde se conceda amparo legal a la eutanasia, siempre que no haya una oposición expresa del paciente, bajo unas restricciones y un control rigurosos, que podría llevarse a cabo mediante una Comisión Médica que informase técnicamente de la situación clínica del enfermo/a, y una Comisión Judicial que decida, a la luz de los informes médicos, de la opinión del paciente (si es consciente de sus actos), de la opinión de sus familiares, y del contexto normativo, si se aplica o no el tipo de eutanasia solicitada. Nos estamos refiriendo al suicidio (médicamente) asistido, así como a la eutanasia activa voluntaria. Por otra parte, en la puesta en práctica de la misma, muchos autores asumen que quien debe realizarla debe ser un médico, pero aquí nos topamos con la famosa objeción de conciencia.

 

En efecto, los médicos que se oponen a esta práctica afirman que ellos están para curar y no para matar, y que para matar puede servir cualquiera. La razón es poderosa, toda vez que la profesión del médico es curar, para lo cual se requiere una gran preparación, mientras que matar, desde el punto de vista material, es fácil, y puede hacerlo cualquier persona, esté o no preparada. Pero no es menos cierto que cualquier tipo de eutanasia, si es que queremos ofrecer un contexto de seguridad jurídica, debe llevarse a cabo adecuadamente, y requiere un profesional, pero parece razonable que también haya de ser un profesional que desee (voluntariamente) ejercer esta actividad. Del mismo modo que debe haber profesionales que investiguen voluntariamente sobre la muerte, y la forma de llegar a ella con el menor sufrimiento posible.

 

Sin embargo y como siempre, "la obsesión que muestra la derecha ideológica en nuestro país por calificar públicamente de asesinatos a la eutanasia y el suicidio asistido, o su insistencia en denominar eutanásico al genocidio nazi, no parecen responder a otra cosa que a una premeditada intención de ofuscar, obstaculizar, y finalmente, impedir el debate racional y sosegado sobre la eutanasia y el derecho ciudadano a una vida y una muerte dignas" (Luis Montes y Fernando Soler, El País 30/9/2008). Estamos convencidos de que es una conquista social el hecho de recoger legalmente la posibilidad de que se le pueda "facilitar" la muerte a una persona que no desea seguir viviendo por razón de una enfermedad terminal o por una situación de sufrimiento intolerable, aún no mortal a corto plazo. Debemos desechar las variantes de eutanasia indirecta o eutanasia por omisión o pasiva, porque sólo complican el debate, y porque ambas conductas ya están despenalizadas desde el Código Penal de 1995. No obstante, otros antecedentes jurídicos continúan alimentando el debate, como la resolución del Tribunal Constitucional de 1990 que negó el derecho fundamental al suicidio, o la Ley Básica de Autonomía del Paciente de 2002, que reconoce solo algunos procedimientos legales para acabar con la vida de un tercero.

 

Por tanto, la desigualdad con que la actual legislación trata a personas en la misma situación (deseo de terminar con su vida) es manifiestamente contradictoria e insuficiente, a falta de una regulación más estricta y extensa, que aclare todas las posibles ambigüedades. Necesitamos definir de una vez por todas si ese derecho de autonomía personal significa realmente la capacidad de decidir por uno mismo hasta dónde quiere o no quiere llegar. O si se trata o no de un derecho tutelado. En definitiva, la Ley debe reconocer el derecho a poner fin a la propia vida, por sí mismo o ayudado por otros, cuando el paciente estime que lo que resta de ella no merece ser vivida. Y con respecto a la constancia de la propia decisión del paciente, es recomendable establecer y registrar dicha expresión de su voluntad en un documento de instrucciones previas, llámese Testamento Vital o de otra forma, así como de manera verbal, lo que evitaría conflictos (como la obstinación terapéutica) que no contribuyen a mantener una calidad de vida y de muerte. Finalizaremos en la próxima y última entrega de esta serie.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
21 enero 2015 3 21 /01 /enero /2015 00:00

"Democracia quiere decir que cada ciudadano tiene la misma capacidad de decisión en la gobernanza de un país"

(Martin Luther King)

 

 

 

 

 

En esta recta final de artículos de esta serie, vamos a constatar que una perspectiva fuertemente democrática no puede atenerse solamente al problema de la organización política, porque chocaría frontalmente con la aplastante realidad del capitalismo, cuya lógica profunda es cuestionar la democracia, impedir su verdadera expansión, legitimando las desigualdades. El capitalismo es radicalmente opuesto a la democracia, porque tiende permanentemente a restringir el ejercicio de la ciudadanía, en el plano directamente político, pero también, ligado con la división de la sociedad en clases, generando profundas desigualdades sociales que vuelven imposible el ejercicio real de una ciudadanía igualitaria. El capitalismo va en contra de la democracia porque, para él, ésta última se detiene a las puertas de la fábrica, del centro de producción, de la oficina, de la tienda, y en general, no concierne a la economía, cuyo funcionamiento se deja a las "leyes" del mercado, al libre albedrío de un sistema salvaje y despiadado, basado en el darwinismo económico, sujeto al imperio del más fuerte. Podemos concluir que no habrá democracia plena mientras existan desigualdades económicas y sociales, y que éstas permanecerán mientras exista el capitalismo.

 

objetivo_democracia131.jpgEn efecto, la situación ha sido ya diagnosticada por diversos autores. Vamos a poner un botón como muestra. En su artículo "La concentración del poder", su autor, Gregorio Ubierna, manifiesta lo siguiente: "La globalización no se reduce sólo a la economía, movimiento de capitales y transacciones comerciales. También alcanza al campo de la política, pues ésta concibe el poder de manera absoluta, aunque sometida al poder económico. Los políticos ya no tienen herramientas de poder, gobiernan y legislan a nivel local, nacional o internacional para beneficiar y proteger los intereses de banqueros y financieros. Su poder lo perdieron al privatizar los servicios públicos y regalar el control económico a los grandes bancos privados. Los políticos son hoy unas marionetas en manos de los amos del mundo, los grandes capitalistas, pero éstos también saben pagar favores a sus eficientes siervos, y les regalan importantes puestos en sus empresas cuando dejan la vida política. El poder de los fuertes grupos económicos supera con creces al de los gobiernos, que se ven realmente superados e indefensos ante las maniobras especulativas que ejercen sobre ellos a través de la deuda que emiten, y pueden llevar a la bancarrota y a la ruina a un país entero. El poder recaudatorio de las Instituciones del Estado queda reducido a los que menos ingresos tienen, porque los grandes empresarios y capitalistas evaden sus impuestos a través de los paraísos fiscales, los libros contables falseados o simplemente planteando un descarado chantaje, amenazando con trasladar su empresa a otro país si les cobran los impuestos que les correspondería pagar".

 

objetivo_democracia132.jpgLa única solución a este panorama es abrir otra faceta de la democracia, quizá la más elemental de todas, pero curiosamente, la más difícil de alcanzar en un sistema capitalista, como es la "Democracia Económica". Son muchos los autores que han justificado la necesidad de la democracia económica para poder disfrutar de un contexto completamente democrático. Por ejemplo, David Schweickart escribe: "Para ser soberano, un electorado ha de cumplir dos condiciones: a) sus miembros han de estar razonablemente informados acerca de los asuntos sobre los que el proceso político debe decidir (no hay democracia política sin democracia en el acceso a la información); b) no debe haber ninguna clase minoritaria estable que sea "privilegiada" (es decir, que posea un poder político al menos equivalente al de los representantes elegidos y no comparable con el de ningún otro grupo estable)". De lo cual, nosotros extraemos la conclusión de que no puede existir democracia política sin democracia económica. Para John Rawls, uno de los más interesantes filósofos norteamericanos, las Instituciones que garantizan una justa igualdad de oportunidades "se ponen en peligro cuando las desigualdades de riqueza superan cierto límite, del mismo modo que la libertad política tiende a perder su valor y el gobierno representativo tiende a serlo sólo en apariencia".

 

objetivo_democracia133.jpgPor tanto, mal se comprende cómo una sociedad cualquiera pueda llamarse "democrática" si, por principio, considera que no puede tener un control democrático sobre una dimensión esencial de su actividad, sobre una faceta imprescindible de su sociedad, como es la actividad económica. La democracia económica es el brazo ejecutor de la democracia política, permitiendo que las decisiones que se toman desde la soberanía popular, puedan hacerse realidad y ser llevadas a la práctica. Está claro, desde este punto de vista, que una democracia política debe prolongarse en una democracia económica, porque sólo si conseguimos sobrepasar esta fase, llegar a este listón, alcanzar esta meta, habremos conseguido revertir la actual situación, que superpone el poder económico al político. La fase de la Democracia Económica será por tanto la última que complete el círculo de la democracia fuerte, real, absoluta, sin limitaciones. Una vez realizado el diagnóstico e identificada la importancia de su alcance, vamos a intentar exponer sus variantes y posibilidades con claridad.

 

objetivo_democracia134.jpgLa llamada "Democracia Económica" sería el último escalón, pero no el menos importante, en la evolución de la democracia a todos sus niveles. Con la consecución de este tipo o faceta de la democracia, nos acercaríamos al socialismo real, al socialismo entendido como un paulatino alejamiento del sistema capitalista, por injusto e inmoral, y al acercamiento a un modelo de sociedad más libre, justo e igualitario. Mediante este tipo de democracia conseguiríamos básicamente invertir la actual escala de poder, mediante la cual el poder económico se ha colocado sobre el poder político, ejerciendo la auténtica influencia sobre las decisiones que se practican. Se trata por tanto de conseguir que el poder político gobierne sobre el económico, volviendo a restablecer las relaciones que nunca debieran haberse distorsionado. Uno de los mayores autores que ha estudiado los posibles modelos de democracia económica es David Schweickart, para quien las empresas deberían ser propiedad de la sociedad, que a su vez las cedería a ciertas asociaciones de trabajadores para que las autogestionaran de manera democrática a cambio de un impuesto sobre el beneficio. Los trabajadores/as dejarían de ser de esta forma una mera mercancía para convertirse en los auténticos protagonistas de la empresa, sus auténticos dirigentes, fijando la distribución de los beneficios, la organización, la disciplina, etc. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
20 enero 2015 2 20 /01 /enero /2015 00:00

En esta entrega sobre el modelo de República que queremos, vamos a ocuparnos sobre un interesante tema, del cual ya nos hemos manifestado en otros artículos, como es la eliminación del poder fáctico de la Iglesia Católica. No entraremos aquí a fondo sobre el modelo de Estado Laico que propugnamos, sobre el cual por otra parte ya hemos dado cumplida cuenta en otras series de artículos, sino más bien de las medidas, leyes y reformas que nuestra Tercera República debería contemplar para la eliminación del poder de la Iglesia en nuestra sociedad. Tomaremos de referencia, como en otros temas, el magnífico texto de Francisco Badarán "La democracia en España: engaño y utopía", que nos presenta las principales carencias democráticas y sociales de nuestro país. Pues bien, los cambios constitucionales reflejados en la nueva Constitución Republicana en torno a este tema implicarían drásticas diferencias con el panorama actual, para delimitar perfectamente los límites de una República Laica.

  

republica_queremos211.jpgTeniendo en cuenta la manifiesta peligrosidad social de la Iglesia Católica, definida casi como la religión "oficial" del Estado, demostrada por su historia, por sus hechos, por sus líderes y por su organización antidemocrática, estos cambios deben exigir una independencia total entre el Estado y la Iglesia. Esto no significa que no deba existir un respeto mutuo entre ambas Instituciones, pero este respeto no debe implicar, como ha ocurrido hasta ahora, que ambas Instituciones deban ir de la mano. Además, y por encima de todo, el Estado debe cumplir sus obligaciones con los ciudadanos, advirtiendo de los excesos antidemocráticos de la Institución eclesiástica, y sometiendo a ésta al imperio de la Ley. Deben cesar por tanto las continuas injerencias de los representantes de la alta jerarquía de la Iglesia en los temas de Estado, y en las corrientes sociales y de opinión. La labor de la Iglesia Católica en el contexto de la Tercera República que queremos, debe quedar relegada, al igual que otras religiones, al ámbito del culto privado, y a la financiación completamente independiente de sus propias actividades.

 

En consecuencia, la Constitución y el desarrollo democrático del país en el nuevo contexto republicano deben llevar consigo, principalmente, los siguientes cambios:

 

republica_queremos212.jpg1.- Suprimir el Concordato y todos los convenios con la Iglesia Católica que impliquen privilegios o vulneraciones de la completa laicidad del Estado. En este sentido, deberán eliminarse todos los privilegios, subvenciones y exenciones fiscales concedidos actualmente a la Iglesia. Ésta debe ser sufragada privadamente por sus creyentes, y en ningún caso el Estado debe recaudar, mediante el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o mediante cualquier otro método, los fondos que éstos deseen aportar. En concreto, el Estado deberá eliminar cualquier subvención a los centros de enseñanza privados.

 

2.- El Estado tiene la responsabilidad en materia de educación pública, y debe poner todos los medios para garantizar la impartición de una enseñanza pública laica al conjunto de la ciudadanía. Los padres que deseen para sus hijos cualquier tipo de enseñanza de carácter religioso, tendrán que acudir a centros privados, pero éstos no dispondrán de ningún tipo de fondos públicos para su financiación. La educación en centros privados será respetada, pero no será subvencionada ni homologada automáticamente con la enseñanza pública. La homologación de la enseñanza privada debe requerir que los correspondientes centros cumplan todos los requisitos marcados por la Ley. Los alumnos procedentes del ámbito privado de la educación deberán someterse a las pertinentes pruebas para obtener dicha homologación.

 

republica_queremos213.jpg3.- Prescindir rigurosamente en los actos y las Instituciones del Estado de representantes de la Iglesia Católica (por ejemplo, en las Fuerzas Armadas). Los representantes públicos jamás deberán acudir como tales a actos de índole religiosa. Inversamente, tampoco deberán acudir representantes de la Iglesia Católica a actos públicos oficiales. Asímismo, cualquier acto oficial deberá estar desprovisto de cualquier simbología o liturgia religiosa. En este sentido, todas las Iglesias o capillas que existan en los edificios oficiales deberán ser desprovistas de su carácter religioso, o bien ser excluídas expresamente de sus instalaciones.

 

4.- La enseñanza de la religión deberá formar parte del ámbito privado de la Institución eclesial o de sus creyentes. Jamás deberá impartirse en centros públicos de enseñanza. Del mismo modo, deberá suprimirse de las Universidades Públicas el Área de Conocimiento de "Derecho Eclesiástico del Estado".

 

5.- El Estado tiene la responsabilidad de informar y alertar a los ciudadanos de los excesos antidemocráticos de la Iglesia Católica, al igual que los de cualquier otra organización que los cometa.

 

6.- Teniendo en cuenta que muchos ciudadanos, sobre todo los de cierta edad, han sido "incorporados" a la Iglesia Católica sin contar con su voluntad, el Estado deberá garantizar el derecho que éstos tienen a rescindir sin problemas su relación con dicha Institución. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
19 enero 2015 1 19 /01 /enero /2015 00:00

"Los derechos humanos sólo pueden existir plenamente en comunidades que nieguen la propiedad privada sobre los medios de producción y reemplacen la administración de los hombres por la administración de las cosas, estableciendo la correspondencia entre la producción colectiva y la apropiación comunitaria de lo producido"

(Camilo Valqui)

 

 

 

Como ya habíamos avanzado, una vez finalizada la exposición del conjunto básico y generalista de propuestas para construir y alcanzar el socialismo del siglo XXI, vamos a insistir sobre algunos puntos que se han ido citando en artículos anteriores, y que requieren un análisis más pormenorizado, o con más extensión y profundidad. Por ejemplo, nos ocuparemos a partir de aquí de un concepto que hemos ido mencionando en multitud de ocasiones, como es el de "modelo productivo". En esencia, un modelo productivo es la forma bajo la que se organiza la actividad económica de una sociedad, es decir, la producción del conjunto de sus bienes y servicios, y su distribución y consumo entre sus miembros, para satisfacer sus necesidades. Hemos de partir de la base de que la mayor parte del fracaso de nuestra sociedad capitalista, reside en que hemos instalado y validado durante mucho tiempo un modelo productivo caduco, regresivo e injusto, que provocaba desigualdad al no hacer una justa redistribución de la riqueza, y al estar basado en supuestas fuentes de riqueza que han resultado ser contraproducentes.

 

marxismo_socialismo561.jpgVamos primero a extender el concepto. Básicamente un modelo de producción concreto siempre reside en una combinación particular de dos factores principales:

 

1.- Las fuerzas productivas: que incluyen la fuerza de trabajo humano y el conocimiento disponible a un nivel tecnológico dado de los medios de producción (herramientas, equipamientos, edificios, tecnologías, materiales, etc.)

 

2.- Las relaciones de producción: que se refieren a las relaciones sociales y técnicas, las cuales incluyen la propiedad, el poder y el control de las relaciones que gobiernan los recursos productivos de la sociedad.

 

En el Marxismo clásico, se entendía que el trabajo humano era la única fuente de riqueza en sí misma, pero en el marxismo renovado, ampliado y actualizado del siglo XXI, entendemos que existe otro gran factor de riqueza innata, como es la propia naturaleza, a la que también, desde la vertiente ecologista del nuevo marxismo, la dotamos de sujeto de derechos. Pero en cualquier caso, el modelo de producción es un factor fundamental en la organización de una sociedad, ya que para entender el modo en que la riqueza es distribuida y consumida es necesario saber cómo se produce. Marx ya enunció que el carácter y la estructura de toda sociedad se hallan determinados por el modo de producción imperante. Al cambiar este modelo de producción, cambia también a su vez todo el régimen social, cambian las ideas políticas, jurídicas, religiosas, artísticas, filosóficas, y cambian las Instituciones correspondientes. En definitiva, cambia el pensamiento dominante. Desde ese punto de vista, el cambio en el modelo de producción constituye toda una revolución social.

 

marxismo_socialismo562.jpg¿Cuál ha sido, muy resumidamente, el modelo de producción capitalista que ha imperado durante las últimas décadas, y que ha dado lugar a la situación actual? Pues básicamente sus pilares han descansado en primar el empleo privado sobre el público, en entender el emprendimiento empresarial como gran paradigma para la creación de trabajo, en evolucionar hacia condiciones de trabajo precarias, en explotar modelos de negocio caducos, tales como la construcción residencial, las energías fósiles, la especulación financiera, y en fomentar un modelo consumista compulsivo e irracional, acorde con los valores capitalistas centrados en el reconocimiento social en función de las propiedades que se posean. Todas estas características han sido además atravesadas por las tendencias troncales basadas en los valores de la sociedad patriarcal, que propone un papel para la mujer completamente relegado al del hombre en el modelo productivo, y además, como hemos dicho, desprecia a la naturaleza en su conjunto, sometiéndola a actividades de explotación y extractivismo sin límites. Como es obvio, este modelo productivo tiene que cambiar completamente, para estar en concordancia con las medidas que hemos venido proponiendo en artículos anteriores.

 

El nuevo modelo productivo por tanto ha de corregir todos los errores de los modelos anteriores, y ha de contemplar y estar en completa consonancia con los principales ejes transversales que deben dirigirlo, a saber: la propiedad pública de los medios de producción, la universalización de los servicios públicos, el pacifismo, el feminismo y el ecologismo. Proponemos un nuevo modelo productivo sustentado sobre cuatro ejes principales, que podrían ser el eje laboral, el eje del modelo de negocio, el eje energético, y el eje social. Vamos a desgranarlos un poco, a modo de introducción:

 

marxismo_socialismo563.jpg1.- En lo laboral, los principales puntales serían una reforma empresarial, para acabar con el trabajo precario, y la recuperación del empleo público, sobre todo en los sectores relacionados con el Estado del Bienestar. En cualquier caso, hacer primar la filosofía del empleo decente.

 

2.- En el modelo de negocio, propiciar el abandono de las actividades de tipo especulativo (obra pública, burbuja inmobiliaria, burbuja financiera, etc.), y cultivar preferentemente nuevos nichos de negocio basados en actividades sociales sostenibles, tales como el cuidado a personas dependientes, mayor inserción de la mujer en el trabajo, actividades de mantenimiento de los ecosistemas naturales, y actividades relacionadas con el sector industrial y con el sector de la investigación y desarrollo (I+D).

 

3.- En lo energético, propiciar el abandono de las fuentes de energía basadas en los combustiles fósiles, y apostar decididamente por las energías limpias y renovables, para respetar a la naturaleza, y contribuir a frenar los peligrosos efectos del cambio climático.

 

4.- En lo social, recuperación de las pautas y hábitos de consumo de cercanía y proximidad, así como del comercio justo, la recuperación de los valores de la (auténtica) austeridad (es decir, entendida como la renuncia al culto de los valores y posesiones materiales), así como el abandono de las escales de valores individuales y sociales del capitalismo.

 

Como objetivos últimos, nos planteamos, resultado de la aplicación paulatina de este nuevo modelo productivo, la recuperación de nuestra soberanía en todos los aspectos: la soberanía política (independencia de nuestras decisiones como sociedad), la soberanía económica (recuperación de nuestra independencia para la financiación y para la imposición de prioridades), la soberanía monetaria (abandono del euro, pues está sujeto a la dinámica de los tratados europeos, y a la imposición de una disciplina presupuestaria), la soberanía energética (alcanzar un nivel adecuado de independencia energética, cultivando los sectores de las energías limpias y renovables, donde nuestro país es además líder mundial), la soberanía alimentaria (alcanzar el control y la independencia sobre nuestros recursos alimenticios, nuestro modelo agroindustrial y nuestra política alimentaria), y la soberanía tecnológica (conseguir un grado de uso y aplicación de las tecnologías de la información independientes del control de las grandes empresas transnacionales). Todo ello, además, aderezado con la difusión de una serie de valores sociales, culturales, sobre derechos humanos, cívicos y democráticos, que serán impartidos durante las etapas educativas primarias, dentro del contexto general de una educación a todos los niveles pública y de calidad, gratuita, laica, inclusiva y democrática. Continuaremos en siguientes entregas, detallando más todas estas propuestas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
16 enero 2015 5 16 /01 /enero /2015 00:00

"La sociedad espera que la Universidad sea no sólo una Institución académica de calidad, sino también un agente dinamizador para la transformación social de un nuevo modelo social ético, justo, solidario y al servicio de la emancipación, la dignidad humana y la construcción de un mundo más justo y mejor para toda la sociedad"

(Enrique Díez)

 

 

 

 

 

Y en vez de esto, hacia lo que estamos tendiendo es hacia un producto más del conjunto mercantilizador y competitivo al que nos somete la sociedad de mercado. Y desde ese punto de vista, justifican que la Universidad se vuelva cada vez más elitista, inaccesible y privatizada. Incluso el propio lenguaje empresarial se va "colando" cada vez más en el ámbito universitario. La universidad empresarial se concibe como un negocio, que no se diferencia de ningún otro, en razón a lo cual la educación y el conocimiento se convierten en una industria, cuyo objetivo supremo radica en obtener un producto mercantil (un título) bajo los parámetros de exigencia de la sociedad capitalista. En concordancia con todo ello, el sector de la Educación Superior debe funcionar como cualquier otro proceso productivo, buscando parámetros como la eficiencia, eficacia, rentabilidad, productividad, calidad y competitividad. Todo ello nos llevará a la supuesta "excelencia" del producto final.

 

educacion_publica_todos_niveles_271.jpgSegún este enfoque mercantilista, para poder asignar recursos al ámbito educativo (inversión de capital en edificios, infraestructuras, mantenimiento, bibliotecas, aulas, laboratorios, profesores, personal de administración, etc.) es preciso disminuir sus costes (es decir, contratar menos profesores, reducir las infraestructuras, cerrar aulas y laboratorios, etc.) y de forma simultánea, aumentar la cobertura, es decir, el ratio o número de estudiantes por aula y profesor. La miopía neoliberal de sus planteamientos les hace entender el proceso educativo (que es un proceso humano) como si fuera un proceso productivo donde se generan coches o alfombras, por ejemplo. Se renuncia a los parámetros de cercanía, comprensión, atención personalizada, transmisión del conocimiento como una experiencia, evaluación continua, etc. Se intenta cuantificar también los "resultados" del proceso educativo en función del número de aprobados o de titulados, o bien en función del índice que obtengamos en un ránking de pruebas nacional o internacional.

 

educacion_publica_todos_niveles_272.jpgPrima una visión competitiva del proceso educativo, centrada en resultados cuantificables, antes que en la transmisión, aceptación y asunción de ciertos valores que se aprenden. Se desecha una educación integral, crítica, inclusiva y diversa de los estudiantes, a los cuales se les medirá únicamente por sus resultados en los procesos de evaluación y superación de pruebas. La concepción neoliberal de la educación también traslada el concepto de productividad a su ámbito, suponiendo la obtención de mejores resultados con un menor esfuerzo, o que la inversión económica en los recursos dedicados debe generar un mayor rendimiento. Se comienzan a medir otros indicadores distintos a la docencia para el profesorado, tales como los trabajos de investigación, o el número de publicaciones a las que contribuye. Se desvirtúa la función principal del profesorado, transmitiendo además una visión de la docencia como algo secundario y de menor importancia.

 

educacion_publica_todos_niveles_273.jpgSe introduce también en el mundo educativo universitario el concepto empresarial de calidad, y en él se involucran aspectos propios del mundo empresarial tales como los procesos de control de calidad, alineamiento con un estándar de calidad, ajuste a una normativa de calidad, pruebas, mejoramiento y aseguramiento de la calidad. Bajo la filosofía mercantilista, se entiende también a la educación como un proceso que genera mercancías, y dichas mercancías han de estar sujetas a procesos de control que permitan generar mejores resultados, que puedan ser cuantificados y estandarizados. Se crean Instituciones externas a las propias Universidades, encargadas de velar por dicho cumplimiento de la supuesta "excelencia educativa" que se debe alcanzar, certificando que las escuelas y Universidades son centros de calidad, que avalan la consecución de los objetivos marcados. Y a partir de ahí, a dichos centros se les comienza a presionar para que respondan a los parámetros establecidos para la medición de la calidad, tales como eficiencia, rendimiento, productividad, satisfacción de los "clientes" (alumnos y empresas que los contratan), competitividad, innovación, rentabilidad (que deja de ser una rentabilidad social y pasa a ser rentabilidad privada), éxito (alumnos y empresas contentos, basándose en la propia premisa de ser partícipes de este sistema), excelencia, resultados, etc.

 

educacion_publica_todos_niveles_274.jpgCuando todas estas piezas del puzzle comienzan a encajar, nuestra visión de la Educación Superior ha sido completamente transformada por el sistema: deja de ser un derecho fundamental y un servicio público para formar a personas libres, cultas y críticas, para pasar a ser una empresa o institución educativa, donde sus directivos y profesores deben ofrecer un producto o mercancía de calidad, en abierta competencia con todos los demás centros educativos del mundo, para superar los estándares, obtener el éxito y conseguir la satisfacción de sus clientes. Como vemos, todo un artificio neoliberal que nos ha cambiado el auténtico y verdadero sentido de la Educación Superior. Bajo dicho modelo, desaparece el conocimiento, se privilegia el manejo de información, y lo que se enseña a los estudiantes está determinado por los intereses y necesidades del propio sistema. La palabra "Excelencia" y otras por el estilo, se convierten en vocablos vacíos usados sólo para justificar los propios objetivos de la concepción neoliberal de la educación. Ya no importan el rigor de los conocimientos impartidos, de los profesores ni de los estudiantes, ni el contenido de las clases ni de las investigaciones, ni de los medios o recursos didácticos empleados, ni la capacidad crítica que seamos capaces de inculcar a los alumnos. Ahora sólo basta la Excelencia, un concepto superficial, vacío, sin referente alguno, porque únicamente sustituye al propio concepto de formación. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
15 enero 2015 4 15 /01 /enero /2015 00:00

"El pensamiento único es la armadura del sistema capitalista"

(José López)

 

 

 

 

 

Continuamos con las técnicas utilizadas en el campo de la psicosociología para inculcar el pensamiento dominante, ya iniciadas en el artículo anterior de esta serie:

 

13.- Chivo expiatorio. Lanzando anatemas de demonización sobre un individuo o grupo de tales, acusándolos de ser responsables de un problema real o supuesto, el propagandista puede conseguir evitar hablar sobre los verdaderos y auténticos responsables últimos de la situación, y así evitar profundizar en el problema mismo.

 

14.- Uso de eslóganes. Consiste en el enunciado de frases breves y cortas, fáciles de memorizar, reconocer y repetir, que permiten dejar una traza fácil en todos los espíritus y esquemas mentales, bien de forma positiva, bien de forma irónica. Los eslóganes, junto con el ciudado de la imagen, la expresión no verbal, y otros aditamentos (música, logos, etc.) forman el grueso de lo que pudiéramos llamar "comunicación rápida".

 

15.- Eufemismo o deslizamiento semántico. Esta técnica consiste en reemplazar una expresión por otra para descargarla de todo contenido emocional, y vaciarla de su sentido. Por ejemplo: "Limpieza étnica" por matanza racista, "daños colaterales" en vez de víctimas civiles, o "reformas estructurales" en vez de procesos de desmantelamiento.

 

16.- Adulación. Consiste en el uso de calificativos agradables, en ocasiones inmoderadamente, con la intención de convencer al receptor. Suelen usarse de forma muy sibilina, como por ejemplo: "Usted es muy inteligente, debería estar de acuerdo conmigo", o bien "tú que eres un buen abogado, lo sabrás perfectamente". 

 

Asímismo, los grandes principios de la propaganda del pensamiento dominante, atribuidos principalmente al dirigente nazi Joseph Goebbels, son los siguientes:

 

1.- Principio de simplificación y del enemigo único. Consiste en adoptar una única idea, un único símbolo, o en individualizar al adversario en un único enemigo. Por ejemplo, referirse en sentido general a "los populistas".

 

2.- Principio del método de contagio. Consiste en reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Esto es, los adversarios deben constituirse en suma individualizada. Es una variante o complemento del anterior.

 

3.- Principio de la transposición. Consiste en cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo al ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan. Múltiples ejemplos podemos consignar hoy día sobre la utilización de estas técnicas en el discurso y debate diario de políticos, periodistas e intelectuales. Responde básicamente al principio popular del "y tú, más".

 

4.- Principio de la exageración y desfiguración. Consiste en convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave. Llevándolo al otro extremo, también podríamos hablar del principio de la minimización, que restaría importancia a la gravedad de ciertos asuntos. En la ristra de insultos y descalificaciones que se han hecho a la formación PODEMOS y a sus líderes, encontraremos muchos ejemplos de estas técnicas.

 

5.- Principio de la vulgarización. Parte de la base de que toda propaganda ha de ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar para poder comprender el mensaje. La capacidad receptiva de las masas es limitada, y su comprensión, escasa. Además, tienen gran facilidad para olvidar. Técnicas concretas sujetas también a este principio son el control sobre el tono y el volumen en el que se emiten los mensajes. La actual Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la utiliza mucho en sus discursos, masticando mucho las palabras, como si estuvieran dirigidas a un público infantil.

 

6.- Principio de orquestación. Según este principio, la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentándolas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. Por ejemplo, sobre todo el problema actual con el proceso soberanista catalán, el PP hace girar siempre su mensaje sobre el principio de la soberanía nacional, y su negativa a romper la unidad de España. Es una falacia, pero ellos lo repiten sin cesar. De aquí viene también la famosa frase: si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad.

 

7.- Principio de renovación. Esta técnica proclama que hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones. Atendiendo a este principio, muchas noticias o hechos concretos se dan a conocer en momentos interesadamente escogidos.

 

8.- Principio de la verosimilitud. Consiste en construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda, o informaciones fragmentarias. Con ello se intenta difundir, en el imaginario colectivo, un puzzle de informaciones que pueden reconstruir un mensaje incierto, o cuando menos, dudoso. Es una técnica que suele utilizarse mucho con hechos históricos, de los cuales no nos interesa que se conozca la verdad, como por ejemplo el franquismo, o la revolución rusa.

 

9.- Principio del silenciamiento. Según él, hay que acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos, y disimular las noticias que favorezcan al adversario, también contraprogramando con la ayuda de los medios de comunicación afines, que son los más grandes aliados en la tarea de difusión del pensamiento dominante. El silenciamiento se aplica incluso a palabras o conceptos concretos. Por ejemplo, hemos comprobado cómo al señor Rajoy le cuesta mucho pronunciar los apellidos de sus corruptos, o ciertas palabras, como "aborto", o "igualdad de la mujer y el hombre".

 

10.- Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo imaginario de odios y prejuicios tradicionales. Mediante esta técnica, se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas. Por ejemplo, un claro uso de esta técnica es cuando se recurre al clásico argumento de las "tradiciones populares" para justificar ciertos comportamientos.

 

11.- Principio de la unanimidad. Consiste en llegar a convencer a mucha gente de que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad o consenso colectivo. El Partido Popular es todo un maestro en esta técnica, a la que además recurre con mucha frecuencia, cuando afirma sobre sus tesis y opiniones que son "lo normal", o de sus comportamientos que son "los de las personas normales", o de que "eso no le interesa a nadie". Se atribuyen un patrimonio sobre la "normalidad" ciertamente curioso. Como decimos, no deja de ser una falacia más, un medio más de alienación colectiva. Finalizados ya las técnicas y principios más frecuentes de manipulación social para la transmisión del pensamiento dominante, continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo
14 enero 2015 3 14 /01 /enero /2015 00:00

"El imperio norteamericano se está especializando en ganar todas las batallas para terminar perdiendo todas las guerras en que se involucra. El resultado de sus invasiones se ve ahora como una larga lista de Estados fallidos, implosionados, que lejos de ser reconducidos a la estabilidad bajo la protección del poder imperial, terminan caotizados en guerras civiles, étnicas y sectarias, acompañadas de tragedias humanitarias y genocidios de proporciones dantescas (...). Donde ha puesto su mano, el resultado siempre ha sido el mismo: cruentas guerras civiles que no logran concluir, ya que los Estados originales han sido estructuralmente inviabilizados y ninguna de las partes contendientes tiene la fuerza suficiente para imponerse"

(Álvaro Ramis)

 

 

 

 

 

estado_guerra_permanente161.jpgAntes de comenzar con los conflictos más recientes donde USA se ha visto envuelta (tales como Ucrania o el Estado Islámico), y siendo también reciente noticia la solemne declaración del Presidente Obama de reconducir sus relaciones diplomáticas y comerciales con Cuba, vamos a repasar la lista de países sancionados por Estados Unidos, pilar que constituye otro tipo de guerra, como es la guerra económica. Nos vamos a basar para ello en un artículo publicado en TeleSur, que recoge un ensayo con una larga lista de países afectados a lo largo del tiempo por dichas sanciones. Para subyugar la voluntad de los pueblos, someter su soberanía, chantajear a sus dirigentes e imponerse ante los Gobiernos que no se manifiestan afines a su política, Estados Unidos no ha dudado en imponer todo tipo de sanciones y bloqueos económicos a dichos países a lo largo de la Historia. Curiosa y cínicamente, las más recientes excusas que han puesto los norteamericanos para esta práctica han sido la violación de los Derechos Humanos o el terrorismo (cuando ellos son el primer país terrorista del mundo), incluso a países donde se ha comprobado por medio de documentos desclasificados que el mismo Gobierno norteamericano ha alentado, financiado y protegido a regímenes dictatoriales:

 

1.- Corea del Norte. Desde 1950, con la entrada de Estados Unidos a la Guerra de Corea, se introdujeron las primeras sanciones económicas contra este país, uno de los más afectados, manteniéndose hasta el año 2008. Esta decisión buscaba debilitar el apoyo de la Unión Soviética hacia los coreanos del norte. A mediados de los años 90 las sanciones se suavizaron, pero en el año 2013, y bajo el pretexto del control con respecto a su programa nuclear, se han vuelto a reforzar, en especial contra el suministro de armas y el sistema financiero.

 

estado_guerra_permanente162.jpg2.- Cuba. Aunque ya conocemos las nuevas intenciones dadas a conocer por el Presidente Obama sobre este pequeño país caribeño, que sientan un antes y un después, hay que resaltar que con este país USA ha mantenido el mayor embargo económico, comercial y humanitario durante más de medio siglo. Desde 1960 el gobierno del republicano Dwight Eisenhower ya aplicó las primeras sanciones, mantenidas por el demócrata John F. Kennedy, en respuesta a la nacionalización de las empresas del Estado y compañías estadounidenses en la isla. En un principio, las sanciones estaban sobre todo relacionadas con la disminución de las importaciones de azúcar de la isla. Estados Unidos retiró el apoyo político y militar a todos los países que apoyaban a Cuba. Y unos meses más tarde, se prohibió el envío de todo tipo de artículos, excepto alimentos y medicamentos.

 

En febrero de 1962 se recrudecieron las medidas, y el embargo llegó a ser casi total. Y desde 1966, se les prohibió a los ciudadanos estadounidenses visitar Cuba bajo pena de hasta 10 años de cárcel y multas considerables. A mediados de los 90, mediante la conocida como Ley Helms-Burton, se aprobaron también sanciones a las empresas extranjeras que tuvieran relaciones comerciales con Cuba. De esta forma, el daño económico, comercial y humanitario ocasionado al país ha sido enorme, ante el empecinamiento de una potencia empeñada en ser el mandatario mundial por excelencia, y en castigar a todos aquéllos que no hagan seguidismo de sus políticas capitalistas. Como pequeña muestra de ello, un informe reciente del Gobierno cubano indica que sólo desde enero de 2009 hasta junio de 2014, la Administración Obama había obligado a 36 entidades norteamericanas y extranjeras a pagar casi 2,6 miles de millones de dólares, sólo por relacionarse con Cuba.

 

estado_guerra_permanente163.jpg3.- Irán. Desde la Revolución Islámica de 1979 se produjeron las primeras sanciones, para apoyar el régimen de los grandes negocios petroleros que los anteriores gobernantes permitían a las compañías transnacionales. Se congelaron los activos iraníes y las reservas de oro en sus bancos en respuesta a la toma de la Embajada estadounidense en Teherán y se establecieron sanciones a las empresas extranjeras que violaran dichas restricciones. En 1984 se estableció una prohibición a la emisión de créditos por parte de las instituciones financieras internacionales. Y en 1987 el comerio entre EE.UU. e Irán se canceló completamente. A mediados de los 90 las sanciones fueron suavizadas e Irán empezó a recibir productos estadounidenses a través de terceros países, y en 1996 Washington decidió que cualquier país que invirtiera más de 20 millones de dólares en el sector energético de Irán sufriría sanciones, incluyendo la prohibición de la actividad interbancaria, y la pérdida de licencias de importación y exportación de equipos con Estados Unidos. A partir de 2012 hubo otra ola de sanciones dirigida contra los bancos iraníes, así como a las empresas asociadas con la industria nuclear de Irán.

 

estado_guerra_permanente164.jpg4.- Irak. Las sanciones comerciales contra Irak fueron impuestas en 1990 (durante la Guerra del Golfo Pérsico) al prohibir la importación de cualquier mercancía, excepto alimentos y medicinas, y la exportación de petróleo y sus derivados. Además, el Consejo de Seguridad de la ONU prácticamente privó al país del control sobre partes de su territorio en el norte y en el sur, donde se crearon zonas de distensión. En 2003, cuando USA invadió Irak con la excusa de la posesión por parte de Saddam Hussein de armas de destrucción masiva (lo cual se ha comprobado a posteriori que era totalmente falso), Washington anunció un posible levantamiento unilateral de las sanciones para esquivar las de la propia ONU. Éstas últimas no se levantaron hasta 2010. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
13 enero 2015 2 13 /01 /enero /2015 00:00

"Hay que respetar las leyes, siempre que las leyes sean respetables"

(José Luis Sampedro)

 

"El sistema sanitario es una verdadera mafia que crea enfermedades y mata por dinero y poder"

(Ghislaine Lanctot)

 

 

 

 

plataforma_hepatitisc1.jpgLa austeridad homicida que ejecuta este sádico Gobierno tiene múltiples manifestaciones. Vamos a abordar aquí una de las más recientes, crueles e inhumanas. De los 7.000 pacientes de Hepatitis C que aproximadamente necesitan el medicamento de nombre comercial "SOVALDI" para poder sobrevivir, los Presupuestos garantizan que únicamente lo recibirán unos 1.200 pacientes. El resto será abandonado a su suerte, probablemente morirán en un período más o menos breve de tiempo. De hecho, ya han muerto varias personas durante los últimos meses, víctimas de este abondono oficial por parte del Ministerio de Sanidad, lo cual ha provocado que su Plataforma de Afectados realice un encierro indefinido a las puertas del Hospital 12 de Octubre de Madrid. Al momento de escribir este artículo, la Dirección General de Farmacia ha confirmado que se administrará este fármaco a todos los pacientes críticos que lo necesiten, pero como decimos, las cifras realmente cubiertas van a ser irrisorias.

 

plataforma_hepatitisc2.jpgY no estamos hablando de un brote virulento de una cruel enfermedad epidémica incontrolable, ni siquiera de una enfermedad mortal para la cual no exista medicamento curativo. No. La enfermedad es conocida, el tratamiento existe, su éxito en la curación es certero, el único problema es el presupuesto público para sufragarlo y expedirlo para todos los pacientes que lo necesiten. Pero claro, eso lo haría un Gobierno socialmente responsable, éticamente impecable, y humanamente justo. Un Gobierno al que le importaran las personas. Evidentemente, nuestro actual Gobierno del PP está muy alejado de dichos parámetros. Porque lo cierto es que muy ruín y despreciable tiene que ser un Gobierno para que sea capaz de sacrificar vidas humanas en pro del supuesto saneamiento de sus cuentas públicas. Es el más fiel exponente y ejemplo de cuando un Gobierno se convierte y trabaja como una empresa privada, en vez de estar al servicio de su sociedad.

 

plataforma_hepatitisc3.jpgTanto que a este Gobierno le gusta comparar la gestión de las Administraciones Públicas con las de una familia, esto es como si unos padres renunciaran a salvar la vida de su hijo o hija que padece una enfermedad, porque tienen que saldar su cuenta con la comunidad de vecinos. Absolutamente miserable. Una conducta cruel y abyecta, demostrativa, una vez más, de que estamos gobernados por gente que desprecia absolutamente a la ciudadanía. Porque lo que un Gobierno responsable haría, si es que quiere priorizar el derecho a la salud, es enfrentarse con las grandes empresas farmacéuticas, para conseguir por 300 euros lo que dichas empresas quieren ofrecer por 80.000 (son cifras imaginarias). En todo caso, no es posible que una cuestión tan básica como la salud y la investigación necesaria para la creación de medicamentos se encuentre en manos de empresas privadas, que únicamente pretenden asaltar las Administraciones Públicas para enriquecerse. Hoy día, la investigación farmacéutica se encuentra absolutamente privatizada, las empresas privadas son las que investigan y monopolizan el conocimiento creado mediante patentes comerciales, y posteriormente roban al erario público y a la sociedad en general, sabiendo que necesitan de sus medicamentos.

 

plataforma_hepatitisc4.jpgLlegados por tanto a esta situación, se hace más necesaria que nunca la nacionalización de los grandes sectores estratégicos de nuestra economía productiva, para que pasen al control público las grandes empresas que monopolizan la investigación, el conocimiento y la comercialización de sus productos, cuando estos productos resultan básicos para la sociedad a la que deben servir. Por un lado, el ámbito público debiera fomentar un sector de Investigación y Desarrollo (I+D+i) que se ponga realmente al servicio de la sociedad, porque ¿cuántos investigadores e investigadoras podríamos financiar todos los años con el dinero con el que el Estado adquiere ciertos medicamentos? Ese conocimiento podríamos utilizarlo para fomentar una industria farmacéutica pública, que ayude realmente a curar enfermedades, y no a enriquecer a algunas empresas a costa de nuestra salud. Los criterios que deben guiar esta labor son los de rentabilidad social, no los del lucro particular y privado. Y todo ello tiene que ver también, como hemos dicho, con el rechazo y la indiferencia social que nuestro desalmado Gobierno practica con nuestro sector de Investigación y Desarrollo, especialmente con el mundo de los jóvenes investigadores, que se ven obligados a emigrar a terceros países donde reconocerán su valía profesional, porque en su país, tristemente, sólo se ven abocados al paro o a la precariedad. Mientras todo ello no se aborde con un mínimo de sensibilidad social, continuarán muriendo dependientes y pacientes crónicos en nuestro país.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
12 enero 2015 1 12 /01 /enero /2015 00:00

"En la incertidumbre inherente al mundo, en sus momentos de transformación histórica, la única estrategia plausible para la izquierda mundial es la búsqueda militante e inteligente de su objetivo básico: la consecución de un mundo relativamente democrático, relativamente igualitario. Tal mundo es posible"

(Immanuel Wallerstein)

 

 

 

 

socialismo_siglo21551.jpgBien, junto a la socialización de los bienes de producción, la nacionalización de los sectores estratégicos de la economía, y la construcción de un nuevo modelo productivo sostenible, debemos aspirar también al retorno y ampliación de nuestros derechos democráticos, conculcados por el actual Gobierno del PP y gobiernos anteriores (del bipartidismo), y la eliminación progresiva de todas las restricciones antidemocráticas para el ejercicio del derecho a huelga, manifestación y asociación aprobadas durante los últimos 30 años de "democracia". Como sabemos, un ataque sistemático hacia los derechos de los trabajadores/as se ha ido perpetrando durante toda esta reciente etapa, en sintonía y complicidad con las fuerzas políticas del bipartidismo y los poderes fácticos surgidos (mejor dicho, perpetuados) desde la Transición. Como consecuencia de ello, hemos sufrido la virulencia de una serie de reformas laborales, que han dado al traste con la fuerza del sindicalismo obrero, así como han propiciado una situación de total hegemonía del poder empresarial.

 

socialismo_siglo21552.jpgEsto ha ido acompañado de una auténtica traición en el comportamiento de los sindicatos mayoritarios (CC.OO. y UGT), que han pasado desde la situación de lucha activa por el movimiento obrero, a una situación de acomodamiento y burocracia sindical, desmovilizada, lo cual ha conducido a la paulatina pérdida de la conciencia social de clase dentro de la clase trabajadora. La clase dominante ha sabido jugar muy bien sus cartas, contribuyendo al descrédito de los sindicatos y del movimiento obrero, y a la demonización de una serie de actitudes (incluso de terminología) procedentes de la lucha obrera de siglos pasados. Por su parte, la instalación progresiva de los valores personales y sociales del capitalismo ha puesto la guinda del pastel, extendiendo entre la población trabajadora la pasión por el consumismo, la concentración en una "clase media", y las posiciones individualistas, insolidarias y competitivas. La fotografía al completo es tremendamente desoladora: una clase obrera sin conciencia de clase, unos sindicatos desnaturalizados y en descrédito permanente, y una filosofía personal y colectiva proclive a los valores del capitalismo y del empresariado. Todo este caldo de cultivo ha permitido la aprobación de dichas reformas y la continua explotación de la clase trabajadora, frente a un progresivo enriquecimiento de las élites dominantes.

 

socialismo_siglo21553.jpgHan de ser revertidas por tanto todas las últimas contrarreformas laborales, de pensiones, de la Seguridad Social, siendo urgente la restitución de todos los derechos económicos, sociales y laborales secuestrados a la clase trabajadora durante este período. Igualmente, las reformas sanitarias y de la educación (la última y más desastrosa, la LOMCE) deben ser igualmente derogadas, y ampliar y extender realmente estos servicios públicos básicos a sus características de universalidad, gratuidad y calidad. Debe también reformarse ampliamente la Justicia, para derogar todos los repagos y copagos impuestos últimamente, así como la vuelta al ámbito público de los servicios auxiliares que se hayan privatizado. El principal escollo y dificultad que posee la Justicia en España desde hace mucho tiempo es la falta de medios técnicos, materiales y humanos para poder llevar a cabo su función de una manera razonable, en tiempo y forma. Y esto es precisamente lo que los sucesivos Ministros de Justicia de todos los últimos Gobiernos de este período no han querido o no han sabido abordar. Más personal, más medios tecnológicos, más integración entre los mismos, y una actualización de algunas leyes de enjuiciamiento, que han quedado completamente obsoletas.

 

socialismo_siglo21554.jpgTambién el tema de la restitución de los derechos civiles de reunión, asociación y manifestación es tremendamente importante, ya que últimamente han sufrido sonoros ataques a su línea de flotación (véase la muy calentita "Ley Mordaza" o de Seguridad Ciudadana, impuesta a sangre y fuego por el actual Gobierno del PP, para acallar mediante desproporcionadas multas a la protesta callejera). Una reforma en este ámbito, junto con el ámbito de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, debe también ser llevada a cabo bajo el socialismo que proponemos. Entendemos que las fuerzas policiales no pueden estar concebidas para reprimir los derechos democráticos y su ejercicio pacífico por parte de la ciudadanía, sino precisamente, para garantizar su libre ejercicio. Por ello es necesaria la depuración de responsabilidades por todas las actuaciones de brutalidad policial que se han ejercido contra la ciudadanía en el libre y pacífico ejercicio de sus derechos democráticos. Proponemos la disolución de forma inmediata de todas las unidades policiales especiales de "Antidisturbios", tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil y cuerpos autonómicos de policía. Se debe prohibir portar armas de fuego en las manifestaciones y actos públicos, así como el posible uso de las armas "de efecto disuasorio" que actualmente utilizan (bolas de goma, etc.).

 

socialismo_siglo21555.jpgSe debe erradicar definitivamente la tortura y los malos tratos a los detenidos en dependencias policiales, prohibiendo expresamente su uso en ningún contexto y bajo ninguna circunstancia. Se deben proporcionar garantías a las personas detenidas que eviten la posibilidad de estas prácticas (cámaras de grabación, asistencia letrada obligatoria, habeas corpus, etc.). Entendemos también que se debe proceder al cierre de todas las academias de enseñanza de cualquier cuerpo policial. Por su parte, proceder a un blindaje constitucional y en normas ulteriores de los sagrados derechos de expresión, reunión y manifestación, así como de libre asociación, que son profundamente atacados por la actual Ley de Seguridad Ciudadana. Remito a los lectores, para una exposición más detallada sobre todos estos temas, a los respectivos artículos o series de este Blog donde se tratan, por ejemplo las series "¿Qué República queremos?", "Una Educación Pública a todos los niveles", o "Por un Proceso Constituyente". En dichas series de artículos hemos hecho o estamos realizando un detalle más pormenorizado de todas nuestras propuestas en torno a dichos asuntos.

 

socialismo_siglo21556.jpgPrecisamente mediante esta herramienta, el Proceso Constituyente, es como proponemos alcanzar democráticamente todas estas reformas, un proceso construido y controlado durante todo su recorrido por el pueblo. El objetivo es dotarnos de una nueva forma de organización basada en la República. El primer calificativo que tiene que tener este nuevo Estado es el de Socialista, pues serán las medidas que hemos relatado de control y planificación de la economía las que garantizarán la elevación de las condiciones de vida de la clase trabajadora. El segundo calificativo será el de Federal, pues se garantizarán los derechos democráticos y nacionales de todas las nacionalidades históricas existentes en el Estado Español, sin privilegios ni discriminaciones de ninguna clase, y respetuosa con el derecho a la autodeterminación de los pueblos. Bien, finalizada la exposición rápida y generalista sobre los temas económicos desde una perspectiva socialista, a partir de los siguientes artículos de la serie entraremos a desarrollar más en profundidad algunos aspectos que se nos han ido quedando en el tintero, o bien que necesitan de una explicación, justificación o razonamiento más profundo.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías