Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
7 septiembre 2014 7 07 /09 /septiembre /2014 23:00

"España ofrece una caricatura ejemplar de los males del despotismo democrático y la economía adquisitiva que aquejan a la actual civilización. Los gobiernos se han venido comportando básicamente como administradores al servicio de lobbies y corporaciones privadas, no como representantes de la mayoría"

(José Manuel Naredo)

 

 

 

 

 

En el artículo anterior de esta serie ya introdujimos una rápida semblanza de la situación a la que nos lleva el capitalismo globalizado, e intentaremos describir también a las Instituciones y Organismos internacionales que lo apoyan, últimas responsables de su instauración y mantenimiento a nivel mundial. Según diversas estimaciones que se plantean a partir de documentos como el "Informe sobre la Riqueza Global", del banco Credit Suisse, o de las declaraciones de la directora general del Fondo Monetario Internacional ( FMI ) Christine Lagarde, cabe afirmar que menos del 10% de la población mundial, exactamente el 8,1% ( 373 millones de personas ) posee el 82,4% de la riqueza total e, incluso, dentro de ese 8,1% de ricos un 0,5% de súper ricos ( 29 millones de personas ) acumulan el 39,3% de la riqueza del mundo. En cambio, el resto de la población mundial que suma más del 90% del total de la población ( acercándose a los 7.000 millones de personas ), tiene tan solo el 17,7% de la riqueza global. De esa intolerable desigualdad en la distribución de la riqueza mundial se deriva una consecuencia dramática y perversa. A la hora de influir en la elaboración de las políticas económicas de los organismos internacionales - Fondo Monetario Internacional ( FMI ), Banco Mundial, Organización Mundial del Comercio (OMC ), etcétera -, y de los gobiernos, incluidos los denominados democráticos, los intereses que de verdad cuentan son los de esa élite del 8,1% y, sobre todo, los de la súper élite del 0,5% de la población mundial ( 29 millones de personas ) que ella sola acumula cerca del 40% de la riqueza total del planeta. 

 

capitalismo381.jpgEn una estación de esquí denominada Bretton Woods, en New Hampshire, al noreste de Estados Unidos, nacieron en julio de 1944, el FMI y el BM. El primero, en teoría, tenía como motivo principal apoyar con créditos a los países que sufrían dificultades de pago, mientras el segundo ayudaría a las naciones pobres con préstamos favorables para inversiones en infraestructura, educación y sanidad. En la práctica y sobre todo en las dos últimas décadas, estos organismos financieros internacionales han ayudado a agravar la pobreza de los países que aceptan sus condiciones para poder utilizar sus créditos. Actualmente, FMI significa 440 mil niños bajo el umbral de la pobreza, 25 mil niños que sufren desnutrición, 3 mil suicidios, campos de concentración para refugiados e inmigrantes, militarización de los cuerpos policiales, tortura dentro de las comisarías, desaparición de hospitales, universidades y saqueo de los recursos naturales por multinacionales. Son Instituciones cuyos crímenes económicos siempre quedan impunes, pues no existe ninguna jurisdicción internacional competente para juzgarlos. De naturaleza claramente antidemocrática, no tienen que rendir cuentas ante ningún otro organismo.

 

capitalismo382.jpgPrecisamente, se cumplen en 2014 70 años desde la creación de estas Instituciones, y hasta ahora, lo más que se ha conseguido para enfrentarse a ellas han sido alianzas estratégicas alternativas creadas por algunos bloques de países damnificados por sus medidas (ALBA, MERCOSUR, etc., en América Latina) o la creación de algunas Instituciones que van a funcionar más o menos en su misma línea, pero obedeciendo a otros bloques de poder (como las recientemente creadas por los BRICS o potencias emergentes). Pero es evidente que necesitamos una nueva arquitectura económica mundial, si no queremos seguir padeciendo las consecuencias de la hegemonía del FMI y del BM. Retomo a continuación algunos puntos del artículo de Eric Toussant "FMI y BM: llegó la hora del balance", que considero bastante ilustrativo para ofrecer una rápida radiografía de su naturaleza. Desde su creación en 1944, el BM y el FMI respaldaron activamente todas las dictaduras y todos los regímenes corruptos aliados de Estados Unidos. Son organismos que pisotean flagrantemente la soberanía de los Estados sometidos a sus medidas, violando sistemáticamente el derecho de los pueblos de disponer de su propia economía, sobre todo debido a las fuertes condiciones que imponen.

 

capitalismo383.jpgSon responsables a nivel mundial del empobrecimiento de la población, del incremento de las desigualdades, de la tremenda influencia de las empresas transnacionales, así como de las modificaciones de las legislaciones de los respectivos Estados para favorecer los intereses privados de dichas corporaciones. Son los principales actores y gestores a través de los cuales se condena a los diversos países al pago de una deuda miserable, instrumento fundamental a través del cual se continúa sometiendo a gobiernos y poblaciones. Se dedican igualmente a sabotear activamente cualquier intento de experiencia democrática y progresista en cualquier país del mundo, esté o no sometido a sus dictados. De esta forma, el BM y el FMI exigen a los pueblos, víctimas de tiranos que estas mismas instituciones financian, el reembolso de las deudas odiosas contraídas por esos regímenes autoritarios y corruptos. En materia de medio ambiente, el Banco Mundial prosigue el desarrollo de una política productivista desastrosa para los pueblos y nefasta para la naturaleza.

 

capitalismo384.jpgAmbas Instituciones financian proyectos a nivel mundial que violan flagrantemente los Derechos Humanos. Empujan a los países a endeudarse en unas condiciones indignas para su población, después presionan, incluso fuerzan, a los países a levantar los controles sobre los movimientos de capitales y sobre el cambio, acentuando la volatilidad de los mismos y facilitando de esa forma su fuga. Asímismo, alientan a los países a abandonar su industrialización por sustitución de importaciones, en provecho de un modelo basado en la promoción de las exportaciones. Observemos cuánto se parecen estas políticas a las desarrolladas por España y otros países del Sur de Europa desde la creación de la Unión Europea. Y es que desde su creación, el BM y el FMI recomendaron, incluso impusieron, políticas que hicieron recaer el pago de la crisis de la deuda sobre los pueblos, privilegiando al mismo tiempo a los más poderosos. De esta forma, han extendido por todo el globo un modelo económico (el capitalismo globalizado) que aumenta sistemáticamente las desigualdades entre los países, y en el interior de los mismos. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
4 septiembre 2014 4 04 /09 /septiembre /2014 23:00

"Lo que es nuevo en la actual amenaza a la Educación Superior y a las Humanidades en particular, es que el ritmo creciente de corporatización y militarización de la Universidad, el aplastamiento de la libertad académica, el aumento de un contingente en permanente aumento de profesores académicos a tiempo parcial y el punto de vista de que los estudiantes son básicamente consumidores y los profesores proveedores de una mercancía vendible como una credencial o un conjunto de habilitades para el trabajo"

(Henry A. Giroux)

 

 

 

 

Y esto es fruto, como venimos demostrando, del ataque mercantilista que el mundo universitario está sufriendo, que se plasma por ejemplo en los planes de ciertas entidades bancarias por hacerse con los futuros créditos a que obligará la subida de tasas (ya se baraja la posibilidad de extender la figura de las becas-préstamo), para propiciar que las grandes empresas intervengan en la contratación de profesores, en el patrocinio de Másteres y cursos de postgrado, que las investigaciones pagadas con fondos públicos sean explotadas por empresas privadas, que los políticos (que a su vez obedecen al poder económico) nombren a dedo a los representantes de todos los órganos de gobernanza de la Universidad, y un largo etcétera, convirtiendola en un instrumento político de propaganda y de colocación de sus enchufados. Y para justificar estos planteamientos, vienen las permanentes campañas de desprestigio hacia nuestras Universidades Públicas, como un intento de predisponer a la opinión pública en contra del actual modelo.

 

universidad231.jpgTampoco hemos afirmado nunca que el actual modelo universitario español sea perfecto. Es cierto que hacen falta mejoras y reformas, que la Universidad sufre sus corrupciones, sus endogamias, la marginación de personas válidas, la excesiva burocracia, la necesidad de actualización de planes de estudios, etc. Pero las posibles reformas que se puedan plantear debieran mantener todo lo bueno que se ha conquistado: los principios de autonomía universitaria, de autosuficiencia de cara a su financiación, la calidad en la docencia y la investigación, la ilusión por el progreso humanístico y científico, etc. En su artículo "Asalto a la Universidad", Agustín Moreno afirma: "Lo que explica este furibundo ataque es el nicho de negocio en que se han convertido las enseñanzas superiores. Para el capital financiero la educación mundial representa el último gran mercado. Un fabuloso negocio que se cifra en 2 billones de dólares al año, según la UNESCO, y éste es un suculento pastel al que  no están dispuestos a renunciar. Las cosas vienen de antiguo, ya desde el Plan Bolonia, porque necesitan controlar no solo los mercados y la producción, sino también la ciencia. Surge así el llamado capitalismo académico, obligando a las universidades a buscar financiación exterior en el mundo empresarial y financiero, controlando el proceso de innovación para transformar la ciencia en rentabilidad empresarial. Se tira de eufemismos para denominar “universidades de iniciativa social” a las universidades privadas, para superar desprestigios y ocultar su finalidad. Se promueven cátedras, se imponen logotipos y formas de gestión provenientes del mundo empresarial. No importa para ello que los fondos aportados limiten o amenacen la vida intelectual, la libertad de pensamiento y la reflexión crítica". 

 

universidad232.jpgY continúa: "Solo faltaría que nos vendieran la moto, a estas alturas, que el problema de España es el exceso de formación de sus universitarios. Es verdad que hay problemas, pero son otros. El principal es el modelo productivo y de mercado de trabajo que crea pocos empleos y de ínfima calidad; es decir, no es una cuestión de sobrecualificación, sino de infraempleo, y ajustar la universidad a un mercado de trabajo precario sería un error histórico. Otro problema es la elitización de la universidad y la pérdida de igualdad de oportunidades que se está dando con la gran subida de tasas y la reducción de becas; parece que se trata de una cuestión ideológica: “que a la universidad no llegue cualquiera” -aunque sea un estudiante brillante-, como dice la derecha más conspicua. Por último, están los recortes presupuestarios y de personal docente y de investigación, y la aplicación de una tasa de reposición que solo permite contratar al 10% de las jubilaciones; esto sí está suponiendo una pérdida de talento al no permitir la contratación de profesorado excelente y expulsarlo al extranjero".

 

universidad233.jpgDebemos por tanto recuperar la Universidad para la sociedad, a la cual indefectiblemente pertenece. La Universidad ha de colaborar, ha de estar integrada en la sociedad de la que forma parte. Debe estar al servicio del conjunto de los ciudadanos, y no ser vendida ni regalada a los grandes banqueros o empresarios de turno, que van a servirse de ella para buscar beneficio económico, y proteger sus intereses, difundir sus mensajes y extender su imagen. En vez de buscar el libre pensamiento y la actitud crítica, van a contribuir a consolidar los dogmas neoliberales en los que creen profundamente, intentando uniformizar al estudiantado mediante este pensamiento único. La Universidad no debe ser instrumento de la avaricia de unos pocos desaprensivos, sino estar en la vanguardia del debate intelectual en todas sus formas, y para ello debe inspirar dicha ilusión en la propia comunidad universitaria, la ilusión del conocimiento, del progreso y de la razón, de forma libre y objetiva, más allá de intereses privados de tipo económico. No podemos continuar bajo este modelo clasista y mercantilista. Sabemos experimentalmente que cuantas más Universidades tenga un país más crece su economía, más se revitaliza y moderniza, y cada euro que se invierte en ellas revierte en la propia sociedad, más y mejor que ninguna empresa, por competitiva que ésta sea.

 

Y hoy día, el precario modelo de la Universidad Pública española se extiende sin cesar. A los recortes en número de profesores, al desmantelamiento de salas y aulas, al encarecimiento de los ciclos medio y superior, a la subida de tasas y matrículas, y al descenso del número y cuantía de las becas y ayudas al estudio, se suma también la precaria situación (y cada vez mayor) del cuerpo del profesorado universitario. Actualmente, casi el 40% de los/as profesores/as de Universidad (que ya de por sí han de superar pruebas y filtros muy exigentes) cobra menos de mil euros al mes, encontrándose en peligro de despido inminente toda una generación de profesores/as e investigadores/as que más criterios de calidad han pasado en la historia de la Universidad Pública española. La mayoría de estos brillantes profesionales tienen entre 30 y 45 años, y muchos de ellos ya están (al igual que los recién titulados) instalándose en el extranjero por el desprecio, la precariedad y la falta de salidas laborales que existen en España. No podemos continuar por este camino. Hemos de recuperar la Universidad para el sector público, hemos de revertir los actuales recortes en el mundo docente e investigador, y hemos de volver a socializar quizá el mayor bien público a largo plazo del que podemos disfrutar: la Educación Superior. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
2 septiembre 2014 2 02 /09 /septiembre /2014 23:00

"Mientras nos ofrecen un proyecto de país fallido, fracasado, marcado por el paro, la precariedad y el exilio económico, la República deberá garantizar que todos los jóvenes tengamos un proyecto de vida digno e independiente"

(Rosa Valiente, Secretaria de las Juventudes Comunistas de Madrid)

 

 

 

 

republica_queremos131.jpgSí, y en esto también tiene mucho que ver la República (además de ofrecer la garantía de los derechos que ya hemos comentado en artículos anteriores de esta serie), porque hasta ahora, hemos tenido la figura de un Rey (Juan Carlos I, y parece que su hijo Felipe está por la misma labor) que no ha reinado para el pueblo, sino para las altas esferas de nuestra sociedad. Uno de los actos de despedida fue una recepción con los grandes empresarios de este país (otra lo fue con la cúpula de los Gobiernos de PP y PSOE, sus cómplices políticos), a los que dijo que "siempre estaría a su lado", lo cual no hacía más que constatar las auténticas alianzas de la Corona. No queremos ningún gobernante (ni Rey, ni Presidente de la República) que se alíe con las fuerzas del gran capital, enemigas por propia naturaleza del pueblo, del soberano. Queremos un Presidente de la República que gobierne para el interés general, y sobre todo de los más desfavorecidos. No queremos un Presidente de la República para que sustituya al Rey en sus malas prácticas, en su despotismo, en sus viajes al extranjero como representante de la "Marca España". Queremos un Presidente de la República cuyo comportamiento personal y político, y cuyo modo de vida, se corresponda con lo que sus electores han decidido. Pero en cualquier caso, ventaja evidente y prueba del carácter democrático de la propia forma de gobierno republicana, siempre podremos revocar su mandato.

 

republica_queremos132.jpgNo queremos un Presidente de la República que estableza contactos al más alto nivel con los representantes de gobiernos indignos, de monarquías tiránicas y antidemocráticas, ni de países que no respeten profundamente los Derechos Humanos. Y sabemos que esto ha ocurrido durante el reinado de Juan Carlos, y muy posiblemente seguirá ocurriendo durante el reinado de Felipe VI. En este sentido, cito las palabras de Juan Torres en su artículo "¿Para quién trabaja el Rey?", cuando afirma: "Es una auténtica vergüenza y una inmoralidad que para conseguir que unos cuantos grandes empresarios ganen dinero se convalide la falta de democracia y el pisoteo de los derechos humanos que hay en las dictaduras del Golfo. Si a los grandes empresarios les da igual que en los países donde hacen negocio no haya la más mínima libertad es su problema, pero no se puede consentir que nuestro Jefe del Estado se convierta en el principal defensor, amigo y cómplice de los dictadores más corruptos del planeta. Y es particularmente condenable que la promoción de esos negocios por parte del Rey se haga sin ningún tipo de mención a las condiciones en las que trabajan o van a trabajar miles de seres humanos en aquéllos países".

 

republica_queremos133.jpgEn efecto, el Jefe del Estado (Presidente de la República, en nuestro caso) ha de exhibir un comportamiento ejemplar en este sentido. Debe representar siempre y en todo momento los intereses generales de la ciudadanía, entendidos éstos como los intereses públicos y generales, no de los empresarios, cuyos intereses son parciales y privados, por no mencionar sus habituales prácticas delictivas, para eludir obligaciones fiscales, evadir divisas o poseer fortunas en el extranjero. Y dichos contratos millonarios, que la figura del Rey ha ayudado a consolidar y a extender, nunca han significado mejoras en las condiciones de vida del pueblo. El empleo que se ha creado ha sido insignificante, comparado con los millonarios beneficios que la clase empresarial se ha embolsado. No queremos un Presidente de la República que actúe de esta forma. Necesitamos un Presidente de la República que no se reúna con banqueros ni grandes empresarios (aunque por supuesto deba hacerlo en algunas ocasiones), sino un Presidente ligado al pueblo, digno representante suyo. Así, queremos un Presidente de la República que se reúna con asociaciones de parados, de deshauciados, de jubilados, de jóvenes, de mujeres, etc.

 

republica_queremos134.jpgY por supuesto, vamos a luchar por un Presidente de la República (característica que debemos exigirle también a todo su Gobierno) que posea una cualidad fundamental: VALENTÍA. Valentía y voluntad política de representar y defender los intereses de su pueblo, cada vez que fuerzas y poderes extranjeros o supranacionales intenten pisotear la independencia y la soberanía nacional, para imponer unas medidas o unas políticas que vayan en contra del interés general. Un Presidente de la República que sea capaz de dar un golpe en la mesa y enfrentarse a cualesquiera poderes que intenten avasallar la dignidad de las clases populares, cuando se intenten imponer medidas que desmonten los avances sociales, que supongan pérdidas de las conquistas sociales, o que socaven seriamente la democracia. Un Presidente y un Gobierno republicanos que velen por la riqueza del país en su conjunto, no sólo de los más poderosos, que sea menos patriota "de boquilla" y que defienda los intereses de las clases más vulnerables, enfrentándose abiertamente a los que pretendan someter por la fuerza la voluntad del pueblo. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
1 septiembre 2014 1 01 /09 /septiembre /2014 23:00

"El Patriotismo es el último refugio del sinvergüenza"

(Samuel Johnson)

 

"Detrás de toda gran fortuna hay un crimen"

(Honoré de Balzac)

 

"Hay muchas formas de robar. No sólo se roba cuando se quita dinero de otras manos, sino también cuando se cobra un precio abusivo, o cuando se paga un sueldo de miseria a unos por trabajos que nadie quisiera hacer, mientras a otros se les paga sueldos escandalosos por no hacer nada"

(José López)

 

 

 

 

caso_pujol1.jpgY efectivamente, de todas esas maneras, y de algunas más, ha robado el famoso clan catalán Pujol-Ferrusola, al que podemos equiparar con la mafia calabresa, la camorra napolitana, los cárteles colombianos o los gángsters de chicago. Porque pienso que para tener siete hijos, y que todos sean unos sinvergüenzas, no tienen más remedio que serlo sus padres también. Pues eso: estamos hablando quizá de uno de los mayores corruptos de la Historia, que con mayor descaro ha expoliado, ha saqueado las arcas públicas catalanas, para enriquecerse personalmente. Todas las argucias, todos los engaños, toda la caradura y todas las manipulaciones, han sido seguramente llevadas a cabo por los miembros de este clan, para llegar a la situación que han llegado. Sin ir más lejos, se conoce el procedimiento mediante el cual Josep Pujol Ferrusola, segundo hijo varón de la pareja, pudo cursar un Máster de Administración de Empresas en la Universidad de Nueva York, mediante una beca de La Caixa, mecanismo otorgado para cursar estudios de postgrado en el extranjero destinados a estudiantes con pocos recursos económicos.

 

caso_pujol2.jpgEl caso Banca Catalana, a principios de los años 80, ya puso en candelero las tretas económicas y el saqueo de una serie de entidades financieras llevadas a cabo por Jordi Pujol, pero se movieron las influencias suficientes como para que el caso se archivara. Lejos de reconocer su culpa, Pujol se envolvió en la bandera de su país, asociando la investigación del caso a un "ataque contra Cataluña". Y desde entonces, mediante la formación política que él mismo fundó, se parapetan en la idea del supuesto "robo" que practica el resto del Estado Español hacia una Cataluña "trabajadora y productiva", sin mencionar que el mayor robo es el practicado por ellos mismos, y que esa Cataluña a la que se refieren está en verdad integrada por trabajadores de otras muchas Comunidades del Estado Español. Durante sus 23 años de gobierno en la Generalitat, mediante el famoso mecanismo del 3% de comisión en todos los servicios y contratos practicados por el gobierno autonómico, ya denunciado por Pascual Maragall en el Parlament, se fueron enriqueciendo ilícitamente, fueron robando al pueblo catalán, poco a poco, pero de forma constante, mediante un incesante goteo de tráfico de influencias y de comisiones ilegales.

 

caso_pujol3.jpgTodo ello, además, llevado públicamente con un descaro, una prepotencia y una chulería indescriptibles, como cuando se atrevió a soltar en una entrevista: "¿La UDEF? ¿Qué coño es esto de la UDEF?", o con un cinismo mayúsculo, mientras aseguraba textualmente: "Yo tengo confianza en mis hijos", entre otras tantas sandeces, atrevimientos y provocaciones. Porque sus hijos, como hemos dicho, no tenían arreglo. A raíz sobre todo de las denuncias de la ex novia de Jordi Pujol Ferrusola, hemos conocido el escandaloso tren de vida que llevaba el personaje, con evasiones fiscales a varios países, con maletines llenos de billetes de 500 euros, y luciendo coches de lujo adquiridos a precios irrisorios, entre otras muchas tropelías. Por su parte, el vástago que representaba la continuación política del jefe del clan, Oriol Pujol, tuvo que renunciar a todos sus cargos, después de que se destapara su complicidad en varios casos de corrupción, como el de las ITV. Y aunque estos dos nombres son los más conocidos y los que más eco mediático han sufrido, ningún otro miembro de la familia se salva de haber llevado a cabo conductas ilícitas, tráfico de influencias, contratos de favor con las Administraciones públicas catalanas (como la propia madre, Marta Ferrusola) u operaciones especulativas de todo tipo.

 

caso_pujol4.jpgY por fin, la cosa pretende ser soslayada mediante un ridículo comunicado publicado al comienzo del verano, donde el ex molt honorable confiesa una historia sobre una herencia familiar (que ni su propia hermana conocía), llegando de esta forma al patetismo más absoluto para intentar justificar lo injustificable. Lo mejor de todo es que, mientras en el susodicho comunicado, Pujol manifiesta una actitud colaborativa con la justicia, parece ser que poco tiempo le ha durado dicha actitud, porque en menos de 15 días ha pasado a un contraataque judicial en varios frentes, denunciando las comisiones rogatorias del juez y a la propia banca andorrana, por vulneración del secreto bancario. Todo un despropósito, propio de un bodevil corrupto y asqueroso, de un culebrón vomitivo, donde no se salva nadie de la familia. Como decimos, se trata de la corrupción en estado puro, en estado natural de efervescencia, como manifestación endémica de un sistema agotado, corrupto en sí mismo, y liderado por los mismos personajes que ahora pretenden arreglarlo. Una corrupción ejecutada con un sorprendente grado de impunidad, al saberse valedores de una serie de privilegios que supuestamente les facultan para ello. Simplemente despreciable.

 

caso_pujol5.jpgEl señor Pujol y toda su ralea han demostrado ser los mayores timadores del reino, además de forma tan rastrera para quedar encima como héroes, que "hacían país" por la mañana, llenándose la boca con Cataluña y con su ética llevada a la política (incluso a través de una fundación propia), mientras que por la tarde se dedicaban a meter la mano y el pie en la caja del dinero público. Con el valor añadido además de que se trataba de un líder que había llevado a muchos catalanes a "creer" en la grandeza de su país, muchos catalanes a los que, seguramente, se les habrán caído todos los palos del sombrajo cuando se hayan enterado de la auténtica madera de su líder, de su ídolo. El clan Pujol y su partido fueron los creadores de un imaginario colectivo, de una cosmovisión dominante en Cataluña durante más de 30 años. Han sido una lacra, una carcoma que han demolido la credibilidad del sistema, y que han diseñado un funcionamiento institucional corrupto en su esencia. Los Pujol han sido la gran mentira de Cataluña, los diseñadores de un estilo y de un modo de vida absolutamente despreciables, que socava la democracia y protege a las élites económicas y políticas. Han sido los líderes responsables de llevar a su máxima expresión un tipo de nacionalismo exacerbado, un patriotismo dogmático y una cultura sobre las señas de identidad. Todo humo, que se desvanece como un castillo de naipes en la arena. Cinismo, engaño y manipulación por doquier. Una saga que ha considerado a Cataluña como su cortijo propio, y al conjunto de los catalanes como sus vasallos particulares.

     

Por si todo lo que hemos contado fuera poco, la guinda del pastel la pone una actitud xenófoba (no podemos llamarla "racista" porque estamos hablando de una misma raza, pero sí de rechazo hacia lo que para ellos son "extranjeros" de otras Comunidades del resto del Estado Español), manifestada en infinidad de ocasiones, no sólo por el clan Pujol, sino también por sus delfines políticos (Durán i Lleida, Artur Mas), mediante despreciables declaraciones, sobre todo con respecto a los andaluces. Vamos a terminar con una de esas joyas verbales, manifestada por el propio Jordi Pujol en el texto "La inmigració, problema i esperança de Catalunya", Editorial Nova Terra, Barcelona, 1976. En dicho texto, y sobre la personalidad andaluza, Pujol se manifiesta en los siguientes términos: "...el hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido (...), es generalmente, un hombre poco hecho, un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido un poco amplio de comunidad. A menudo da pruebas de una excelente madera humana, pero de entrada constituye la muestra de menor valor social y espiritual de España. Ya lo he dicho antes: es un hombre destruido y anárquico. Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña. E introduciría su mentalidad anárquica y pobrísima, es decir, su falta de mentalidad".

 

Bien, como no creo que quepan más comentarios a un texto que se descalifica por sí mismo, prueba de la mezquindad y de la mediocridad de su autor, vamos a contestarle al ex molt honorable con un soneto que me llegó hace varios días a mi dirección de correo electrónico, de autor anónimo, pero que define muy bien la personalidad del autor de dichas declaraciones. Al menos, a ver si podemos convencer a los Pujol (y a todos los catalanes que piensen como ellos), de que los andaluces tenemos mucho arte para la poesía. El título del soneto es "El señorito", y dice así:

 

"Un enano, cabrón, calvo y tripudo,

un jeta acomplejado y adiposo,

obsoleto, gagá, trincón, baboso,

tartaja, correlindes y orejudo.

 

Pedigüeño un gorrón morrocotudo,

de la doblez un falso virtuoso,

de mil asuntos turbios sospechoso,

un, si no cabezón, sí cabezudo.

 

Si así calificarme se permite,

ya véis que en mis cuartetos lo describo,

y pues racista saliera el señorito,

no creyendo pasarme ni un ardite,

a fuer, le añadiría, de objetivo,

desmayado un tupé y un bigotito"

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
31 agosto 2014 7 31 /08 /agosto /2014 23:00

"Nos están obligando a creer que los intereses de las multinacionales españolas son nuestros intereses, cuando es precisamente lo contrario"

(Olga Rodríguez)

 

 

 

 

 

Bien, una vez finalizada la exposición sobre la disección de las clases sociales en nuestro país (que bien puede ser extrapolable a otros países), sus desigualdades y sus luchas, y sobre los orígenes y evolución del capitalismo español, vamos a abordar ahora el capitalismo en su vertiente internacional, para tener aún más elementos de juicio, si cabe, a la hora de sacar conclusiones sobre la necesidad de abolirlo. Porque aunque la revolución que derribe al capitalismo ha de comenzarse a nivel nacional, la lucha contra el capital es, en realidad, una lucha internacionalista. Seguramente, no podremos acabar con el capitalismo mundial, globalizado, sin ser partícipes de una lucha internacionalista. Hoy día, podemos afirmar sin lugar a dudas que el continente que más y mejor está luchando para abolir el capitalismo es América Latina, así que ahí tenemos un buen espejo donde mirarnos. Pero vamos a echar un vistazo, como decimos, al gran monstruo del capitalismo internacional, para comprenderlo en su auténtica dimensión.

 

capitalismo371.jpgLas cifras son escalofriantes. Las tres familias más ricas del mundo poseen una fortuna superior a la de los 48 países en desarrollo más pobres. El 4% de toda la riqueza de las 225 familias más ricas del mundo, permitiría que toda la población mundial pudiera cubrir sus necesidades básicas, y dispusiera de los servicios sociales elementales a nivel de salud, educación y alimentación. En el mundo, más de 1.200 millones de personas subsisten con menos de un dólar al día; 2.000 millones no tienen electricidad; más de 3.000 millones de personas viven con menos de dos dólares diarios, y carecen de servicios de saneamiento básico; 4.000 millones viven con una renta anual inferior a los 1.500 dólares; más de 800 millones de personas carecen de acceso a los servicios de salud y 2.000 millones no poseen medicamentos; 924 millones no tienen techo; 1.600 millones se hallan sin electricidad; de acuerdo con la FAO (Organización dependiente de Naciones Unidas para la Alimentación), 854 millones de personas padecen hambre y desnutrición; 2.400 millones no tienen acceso a los servicios primordiales, 1.200 millones carecen de agua potable, y esta carencia genera 3.350 millones de casos anuales de enfermedades que conducen a la muerte. De continuar los patrones de crecimiento y consumo actuales, 2 de cada 3 personas vivirán con gravísimos problemas de agua hacia el año 2025.

 

capitalismo372.jpgPero las desigualdades ni las aberraciones capitalistas no terminan aquí. En los países más ricos, las personas consumen cuatrocientas veces más que la gente en los países más pobres; queremos decir, por ejemplo, que los habitantes de Suiza consumen más en un solo día que los habitantes de Mozambique en todo un año. Todo esto son valores promedio. Los directores de las grandes empresas industriales de los países ricos, ganan tanto en un minuto como la gente en los países pobres durante toda su vida. Y los ingresos de los propietarios son más altos aún: un propietario de minas en Sudáfrica gana unos dos mil millones de dólares al año, esto es tres veces el ingreso anual de los cinco millones de habitantes del Chad. Son tiempos del capitalismo internacionalizado, globalizado, que ha instaurado sus pautas y sus reglas, y que ha ido creando violentos escenarios de barbarie para que la Humanidad viva al borde del vacío y del abismo, sumida en una profunda crisis material y moral, de ámbito mundial. La economía de los países imperiales, particularmente la estadounidense, sufre las consecuencias de su propio sistema: además del choque del petróleo y de la crisis inmobiliaria, una crisis crediticia, desempleo agresivo, subida de los precios de las materias primas alimentarias, una crisis financiera, monetaria y ambiental, con un dólar a la deriva, EE.UU. vive su peor crisis desde 1929. El FMI estimaba en marzo de 2008 que el coste de la crisis ascendía a 945.000 millones de dólares, mientras los especuladores ganaban fortunas. Asímismo, ahora, en Estados Unidos, el 10% más rico de la población posee el 85% de la riqueza nacional, mientras que el 90% de la población restante, endeudada, nunca antes había dependido tanto de los ricos.

 

capitalismo373.jpgHoy día, podemos afirmar de manera fehaciente que poco más de 800 grandes empresas transnacionales son las que gobiernan el mundo, y tienen que ver con la Organización Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. El 48% de las empresas y bancos más grandes del mundo son de EE.UU., el 30% son de la Unión Europea y el 10% son japoneses. Cinco de los diez principales bancos a nivel mundial son de Estados Unidos, seis de las empresas farmacéuticas y biotecnológicas, cuatro de las diez mayores corporaciones de gas y petróleo, nueve de las diez compañías gigantescas de seguros, y nueve de los principales megamonopolios de comercio, nueve de las diez compañías de software, cuatro de las diez de telecomunicaciones, y siete de las más grandes compañías de seguros. Asímismo, el 80% de las principales compañías de petróleo y gas son estadounidenses y europeas. Estamos hablando, por supuesto, de los grandes monstruos del capitalismo, con accionistas y capital repartidos por todo el mundo, que no tienen patria, sino sólo intereses,  y que aunque quieran hacernos confundir dichos intereses con los nuestros, sólo obedece, como decía nuestra cita inicial, a un intento de tergiversación de la realidad, usando loables objetivos para fines perversos.

 

capitalismo374.jpgEl 90% de estas colosales corporaciones, dueñas de los sectores industrial, bancario y comercial, son estadounidenses, japonesas y europeas, y por tanto, deducimos que el poderío económico se concentra en estas tres fracciones imperialistas. A ellas les debemos lo que comemos, las prendas con las que nos vestimos, los productos que consumimos, los hogares que poseemos. En realidad, la vida occidental de los países industrializados está pensada, bajo estos parámetros, para que se proyecte en función del consumo constante a estas grandes empresas. A ellas les debemos también la depredación medioambiental, las fluctuaciones de las monedas, y las grandes crisis cíclicas que sufre el capitalismo. Tales corporaciones transnacionales, de hecho, cuentan con el poder político real, debido a que su poder económico imperialista controla a los Estados de sus países de origen y de implantación. Bajo este poder omnímodo, el mercado mundial capitalista ha sido transformado en un verdadero casino, con un reducido y selecto equipo de jugadores. El carácter improductivo del capital imperialista es relevante. Ya a mediados de la década de los 90 del siglo pasado, el 95% de las inversiones transnacionales se destinaban a la pura especulación. Y ya sabemos que en ésta, unos pierden mientras que otros ganan; la riqueza no aumenta, aunque sí se concentra con rapidez. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
28 agosto 2014 4 28 /08 /agosto /2014 23:00

"Si el poder real es el poder económico, ¿qué hacemos hablando de Democracia?"

(José Saramago)

 

 

 

 

 

En el anterior artículo de esta serie, habíamos afirmado que, mientras recorremos ese camino hacia la democracia plena, ya podíamos ir implementando, haciendo implementar a las formaciones políticas (sobre todo, pero también de cara a la ciudadanía) una serie de medidas rápidas, sencillas, poco traumáticas, que fueran allanando el camino, y que construyeran un contexto de mayor "credibilidad democrática". Vamos a mencionar algunas de ellas. Por ejemplo, romper con la disciplina de voto dentro de los partidos, es decir, dejar libertad de voto (o voto en conciencia, como suele llamarse) a los/as diputados/as y senadores/as, independientemente de cuál sea la corriente o posición oficial de sus respectivos partidos políticos.

 

objetivo_democracia31.jpgDe igual forma, permitir la posibilidad de confeccionar listas abiertas en las convocatorias a los procesos electorales también sería una buena opción, para desligar los representantes concretos de aquéllos que marcara el partido político en cuestión. Una reforma de la Ley Electoral también sería de entrada imprescindible, que pudiera aglutinar algunas de las modificaciones que estamos proponiendo aquí, pero sobre todo, una modificación del Algoritmo de D'Hont, que es la fórmula matemática que se aplica actualmente para trasladar el número de votos conseguidos por cada coalición política, a su número de escaños en la Cámara de que se trate. Este algoritmo, tal como se aplica, favorece a las fuerzas políticas mayoritarias, a costa de las minoritarias, con lo cual la conclusión es clara: no todos los votos valen igual, ya que conseguir un escaño para una fuerza política, a medida que va siendo más votada, le cuesta menos que a las demás. Y esto es completamente inadmisible en democracia.

 

También podrían contemplarse algunos cambios en el tamaño de las circunscripciones, lo que ajustaría mejor la proporcionalidad que se le asigna al voto según los diferentes territorios. Asímismo, podrían permitirse las corrientes internas en los partidos políticos (algunos no las permiten en sus Estatutos), como medio para recoger las diferentes tendencias que puedan expresarse dentro de un mismo partido. Y también sería buena idea el hecho de abrir las Elecciones Primarias (internas) de los partidos a toda la población. Las Primarias se celebran normalmente para la elección de los candidatos dentro de un mismo partido, y al abrirlas a toda la ciudadanía, el aparato de los partidos perdería algo de capacidad para imponer su criterio sobre sus potenciales electores. Otra idea interesante es limitar por ley, como máximo, a dos legislaturas, el tiempo que los cargos públicos electos pudieran estar al frente de sus respectivas responsabilidades, así como que los/as diputados/as o senadores/as puedieran estar ejerciendo sus funciones en la Cámara correspondiente.

 

objetivo_democracia32.jpgEntendemos que la limitación de mandatos incide directamente en la calidad de la vida democrática, y en no permitir cierto nivel de acumulación de poder, de cara a posibles focos de corrupción. Por último, el Reglamento de funcionamiento de dichas Cámaras debería ser modificado, para que refleje fielmente la pluralidad política del Parlamento, y no se convierta en una mera caja de resonancia de las ideas y mandatos del Gobierno de turno. Remito a los lectores a la serie de artículos que publicamos hace algún tiempo bajo el título "Por un Parlamento más democrático", donde explicábamos con calma estas modificaciones propuestas. De entrada, y con estas sencillas medidas que se pueden ir implementando inmediatamente, ya conseguiríamos un panorama algo menos viciado, y una mayor apertura, una mejor rampa de lanzamiento, para ir migrando hacia una plena Democracia.

 

Otro aspecto a controlar para conseguir una democracia más robusta sería la posibilidad de impedir el fenómeno que se ha dado en llamar "puerta giratoria". Básicamente, consiste en una perversión de la política, en una prostitución de la misma, que altera la concepción de lo público y lo trastoca en privado, y viceversa, confundiendo los límites, la naturaleza, el ámbito y las funciones de ambos contextos. En otros muchos artículos ya hemos expuesto a fondo este fenómeno, mediante ejemplos concretos, explicando sus causas y consecuencias, y la necesidad de controlarlo. Por tanto, no insistiremos más aquí sobre ello, tan sólo nos limitamos a recordarlo. Y es que si, además de controlar la financiación de los partidos, impedimos por ley que cualquier funcionario o representante electo pueda pasarse a la empresa privada durante, como mínimo, determinado tiempo (actualmente este período se sitúa en dos años) tras ejercer cualquier cargo público, entonces tocamos de muerte al clientelismo político, a esa práctica tan habitual entre los políticos de legislar o gobernar para beneficiar a sus futuras empresas (o a la clase empresarial en general) donde, en el futuro, ejercerán cargos de responsabilidad muy bien remunerados. No puede esperarse que los gobernantes tomen medidas favorables a la clase trabajadora, a las mayorías que les votan, cuando ellos luego, al finalizar sus mandatos, ejercerán de grandes ejecutivos al servicio de ciertos empresarios.

 

objetivo_democracia33.jpgY para finalizar estas primeras entregas de la serie, a modo de introducción, demandamos también una mayor profundización, una completa separación de facto (no sólo en apariencia) entre los diferentes poderes del Estado, como una condición indispensable para una auténtica Democracia. En este sentido, retomo las palabras de José López, cuando afirma: "El concepto de la separación de poderes, además de aplicarse en la práctica (lo cual no se hace en nuestras actuales "democracias"), debe también evolucionar en el campo de la teoría. En particular, además de considerarlo para la tríada para la cual fue planteado originalmente por Montesquieu, es decir, para los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, debe considerarse también para el poder de la prensa y sobre todo para el poder económico. En general, debe aplicarse para todos los poderes. Mención aparte merece la imprescindible separación Iglesia-Estado, asignatura aún pendiente en la joven "democracia" española". Bien, damos por finalizada toda la parte introductoria de esta serie de artículos, y a partir de la siguiente entrega, entraremos de lleno en el primer gran bloque que tendremos que desarrollar para alcanzar una democracia plena, como es la Democracia Participativa.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
27 agosto 2014 3 27 /08 /agosto /2014 23:00

Con mi absoluto respeto por la gente de Carboneras, quiero mediante esta carta hacerles reflexionar un poco sobre la situación del Hotel El Algarrobico, sobre todo a los vecinos de dicha localidad que han manifestado, muy legítimamente, su deseo de que dicha construcción no se derribe, y pueda seguir adelante en su construcción, y en su funcionamiento futuro. Creo, bajo mi modesta opinión, que dichos vecinos miran con luces muy cortas, que alumbran sólo la inmediatez del camino, pero no ven más allá, sobre todo en lo concerniente a los efectos colaterales que construcciones de este tipo conllevan de cara al respeto medioambiental. Vamos a explicarnos.

 

En efecto, un numeroso grupo de vecinos de la localidad almeriense de Carboneras, en cuyas playas se sitúa el dichoso Hotel de la discordia, maravilloso enclave dentro del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, se han manifestado recientemente en contra de la última decisión de la Junta de Andalucía (ejercer el derecho de retracto sobre los terrenos donde se encuentra el Hotel, para proceder posteriormente a su demolición) en el sentido de negarse a su derribo, argumentando el gran paro que sufre la región, y que la puesta en funcionamiento de esta construcción pudiera traer al pueblo muchos puestos de trabajo, que tanta falta hacen. Y bajo ese prisma, pudieran tener razón. Pero esto ocurre sólo si se piensa con la cabeza. Pero para llegar a la auténtica verdad de las cosas, hay que pensar no sólo con la cabeza, también con el corazón, y con las manos, con las piernas, con todo el cuerpo. Sólo si se analizan todos los frentes, con sus pros y sus contras, de una manera que contraponga ventajas e inconvenientes, a corto y largo plazo, puede entenderse la auténtica dimensión del problema.

 

Mediante esta carta abierta no quiero convencerles de nada, sólo quiero que reflexionen, pero que reflexionen sobre el problema en todas sus dimensiones, profundamente, antes de pronunciarse en un sentido u otro. Las ONG's y grupos ecologistas llevan alertando desde hace mucho tiempo de la inconveniencia de este tipo de construcciones, que destruyen parte del hábitat natural de las playas, tirándose (con perdón) un pedo de cemento, y construyendo grandes moles de hormigón para disfrute de unos turistas, cuyo único modelo de "turismo" consiste en la violación constante de los parámetros de la naturaleza. Un tipo de turismo agresivo y depredador de los recursos naturales. Evidentemente, se crearían puestos de trabajo para cubrir los diferentes servicios del Hotel, pero ¿a qué precio lo estaríamos haciendo? Ya sabemos que existe mucho paro, pero ¿queremos empleo a cualquier precio? ¿A los vecinos de Carboneras les da igual el precio que tengan que pagar por conseguir empleo? ¿Los vecinos de Carboneras acudirían a empleos donde tuvieran que matar personas o animales? ¿donde tuvieran que aniquilar el equilibrio del medio ambiente? Si todo vale para reducir el desempleo, ¿porqué no nos dedicamos a traficar con drogas? ¿Porqué no nos dedicamos a las mafias del tráfico de órganos, o del tráfico de armas, o del tráfico de personas? Seguramente, porque entendemos que dichas actividades son ilícitas, son delictivas, son peligrosas, son moralmente reprochables. Pues habilitar el Hotel El Algarrobico, naturalmente en una dimensión distinta a los ejemplos mencionados, también es una actividad ilícita y delictiva para con la naturaleza.

 

El problema es únicamente de concienciación, en el sentido de que estamos muy concienciados de que no se puede matar ni robar a personas, pero no lo entendemos así cuando se trata de saquear, expoliar y violar los ecosistemas naturales. No tenemos todavía la plena conciencia (nuestros gobernantes son los primeros que no la tienen) de que respetar el equilibrio natural de nuestros mares, de nuestras costas, de nuestros ríos, de nuestro aire, de nuestra flora y fauna, repercute en nuestra vida humana, y de que no hacerlo, es también un ataque directo hacia la sostenibilidad de la vida humana, en todas sus dimensiones, económica, social y medioambiental. Y quizá no tenemos esa conciencia porque la naturaleza tarda mucho tiempo en quejarse, mientras una persona enferma desarrolla la enfermedad en varios días, desarrolla los síntomas en pocas horas, y se muestra claramente enfermo/a, la naturaleza tarda años, incluso siglos, en manifestar su "enfermedad". Y  naturalmente, no la apreciamos, no vemos estos síntomas, porque nuestro afán destructor de los recursos es mucho más rápido que lo que la naturaleza tarda en quejarse sobre nuestra actividad sobre ella.

 

En uno de los episodios de la fantástica serie Verano Azul, el sabio Chanquete se enfrentaba a (casi) toda la vecindad, porque se oponía a vender su casa (su barco) para que una empresa multinacional pudiera construir unos bloques de apartamentos en dichos terrenos. Mientras la inmensa mayoría de los vecinos veían únicamente las cortas miras, egoístas y equivocadas, creyendo que dicha urbanización iba a traer más progreso al pueblo, el viejo marinero contemplaba la jugada a más largo plazo, se preguntaba porqué la gente iba al pueblo a veranear, y concluía que la razón se debía a que el pueblo seguía siendo un pueblo, con su tranquilidad, su silencio, sus parajes naturales, su pequeño número de habitantes, su ambiente sano y tranquilo, su aire no contaminado, sus playas limpias, y no quería contribuir a "derribar" todo esto, para que una empresa multinacional obtuviera beneficios económicos a costa de dicha destrucción. Los nuevos apartamentos darían seguro nuevos puestos de trabajo a los vecinos del pueblo, pero el conjunto de cosas que se iban a perder significaba mucho más que los empleos que se iban a conseguir. Pero si no queremos irnos a ningún ejemplo de ficción, tenemos otra buena referencia en la realidad, y ahora mismo. Mientras la empresa REPSOL y el Ministerio de Industria argumentan que las prospecciones petrolíferas en Canarias (y en Baleares), en caso de descubrirse petróleo o gas, van a traer varios miles de puestos de trabajo a las islas, la inmensa mayoría de los canarios (incluído su propio gobierno autonómico) se muestran en contra, porque han entendido que serán puestos de trabajo envenenados, y que a largo plazo, traerán más inconvenientes que ventajas.

 

Por tanto, comprendamos que el Hotel El Algarrobico no es ninguna oportunidad de empleo, sino una auténtica monstruosidad. Una aberración del afán despiadado del hombre por conseguir actividad económica a costa de invadir los más elementales equilibrios naturales, y una afrenta que, ya multiplicada en otros muchos frentes, está causando que cada vez estemos haciendo de este planeta un sitio inhabitable, sitio que vamos a dejarle a nuestras futuras generaciones, nuestros hijos y nuestros nietos. Por ello, la mejor opción es su demolición, y además que sea una demolición simbólica, que vayan las cámaras y los reporteros de todos los medios de comunicación, y que sirva de ejemplo de lo que hay que hacer con todas estas moles de construcción invasivas, con todos estos ejemplos de la aberración humana. Y los vecinos de Carboneras, que se sientan orgullosos de dicha demolición, aunque no vayan a disfrutar de los futuros empleos derivados de su explotación. Que continúen demandando puestos de trabajo, pero que provengan de modelos productivos que no exploten la naturaleza, aunque puedan tardar más tiempo en venir. Porque el desastre ecológico que estamos sufriendo, en realidad, es el signo más inequívoco del fracaso del modelo económico actual, un modelo económico salvaje y cruel, que explota no sólo al hombre, también a los recursos naturales.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
26 agosto 2014 2 26 /08 /agosto /2014 23:00

"Leyes, tribunales, medios de comunicación, forman parte de un todo cuya única directriz obedece a la de preservar los privilegios de una clase decadente y mezquina"

(Jorge Alcázar González, Frente Cívico "Somos Mayoría")

 

 

 

 

 

proceso_constituyente201.jpgEl reciente escándalo de la familia Pujol ha venido a sumarse a los que ya estaban en ristre, contribuyendo a reforzar la idea rectora que siempre hemos defendido desde la izquierda transformadora, y que aboga en pro de la necesidad del nuevo Proceso Constituyente, en el sentido de estar gobernados por una casta, procedente de la Transición, que no vino a servir a la política, sino a "servirse" de la misma. Y es que desde el derrocamiento de la II República, tal como señala Víctor Arrogante en su artículo, los españoles no hemos dejado de estar gobernados por militares, y seguimos estándolo, con la flamante figura de Felipe VI. Y aquí tenemos al Gobierno de Rajoy, fiel representante de la derecha religiosa, liberal, privatizadora, rancia derechona española, con sus políticas antisociales y represivas, que pretende desandar el poco camino de progreso que habíamos conseguido andar en las últimas décadas.

 

Está claro que no hay salidas dentro del actual sistema. Un sistema donde bastaría que se cumplieran a rajatabla los artículos de nuestra sagrada Constitución, esa que es tan defendida por los mismos que la incumplen permanentemente. Pero da igual, porque todo debe seguir obedeciendo a aquél "consenso" constitucional de 1978, cuando todavía no había nacido gran parte de la actual población española. Se reclama la pervivencia de aquéllas normas de convivencia, mientras se pisotean diariamente, a través de cruentas y retrógradas leyes y decretos. Ese sistema que tanto defienden se ha vuelto un sistema insensible, cruel, despiadado, inhumano. Por eso es un régimen muerto, que se manifiesta en sus últimos estertores mediante la figura del heredero, que pretende continuar la aureola que dejó su padre: corrupción, falta de transparencia, opacidad, viajes a las monarquías del Golfo, supuesta fortuna, ilícitas cacerías, amistades peligrosas, y por supuesto, resultados del 25M.

 

proceso_constituyente202.jpgY hoy, a más de tres décadas de la redacción de aquélla Constitución, después de más de 30 años de "estabilidad democrática", y ante los intentos y solicitudes para iniciar un nuevo Proceso Constituyente, se nos vuelve a reclamar dicha "estabilidad", y se nos vuelve a aconsejar que nos dejemos de experimentos políticos, que España lo que necesita es estabilidad. Vuelven los mismos mensajes, porque son emitidos por los mismos perros, aunque tengan distinto collar. Sólo hay que ver la radiografía social actual: la mayoría social se encuentra en paro, los jóvenes han de emigrar, las míseras pensiones de nuestros abuelos mantienen a muchas familias de varias generaciones, las clases más desfavorecidas se ven sometidas a atropellos constantes a sus derechos tomando como excusa una crisis que ellos nunca provocaron, contemplando cómo las Instituciones del Estado, esas que supuestamente deberían representarnos a todos, sólo obedecen y benefician a los poderosos. Y volvemos al caso Pujol, paradigmático de toda esta situación. Una familia, una dinastía, que ha gobernado Cataluña durante 23 años, y que era un referente para muchos catalanes y catalanas, se nos muestra ahora en su cruda y real dimensión, como un atajo de chorizos, de impresentables chorizos que han jugado con los intereses y la bandera de todo un pueblo para su propio beneficio.

 

proceso_constituyente203.jpgY el sistema ya no puede aguantar más. Ya no podemos aguantar más escándalos, ya no podemos seguir soportando ni un minuto más este asqueroso régimen que nos golpea, nos amordaza, nos liquida, nos extermina, nos expolia. Ya no podemos respetar a esas indignas Instituciones, ni a esa mojada Constitución, ni a ese rancio bipartidismo, ni a esos reaccionarios dirigentes que nos gobiernan. Necesitamos ya el nuevo Proceso Constituyente, y lo necesitamos como el comer. Sí, como el comer, porque mientras no renovemos los cimientos de este régimen que se cae a pedazos, no podremos disponer de recursos para comer, para vivir, para trabajar dignamente. Recuperemos la soberanía, acabemos con este régimen que nos ha secuestrado nuestra democracia, y devolvamos la palabra y la decisión al pueblo, en su conjunto, y en su pleno derecho, para volver a levantar sobre las cenizas de este régimen de podredumbre una nueva esperanza, un nuevo sistema, unas nuevas normas de convivencia, una nueva Constitución, un nuevo marco democrático. A estas alturas no queremos gobiernos de coalición, ni pactos de Estado, ni parches ni reformas. No queremos consensos sagrados que nos lleven a tener que seguir soportando las reglas de nuestra decadente sociedad. Alto a la nueva restauración borbónica. Paso a la nueva democracia. Paso al Proceso Constituyente.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
25 agosto 2014 1 25 /08 /agosto /2014 23:00

"De este modo, valores sistémicos como: ganancia, salario, riqueza, competitividad, obediencia, respeto, pacifismo, conformismo, dinero, propiedad privada, poder, democracia, paternalismo, jerarquía, gobernabilidad, inversión, capital, éxito, ser emprendedor, filantropía, conciliación de clases, perdón, castigo, civilización, modernización, patria, patriotismo, fronteras, crecimiento, ciudadanía, crédito, intereses, seguridad y orden, pasados como auténticos valores desempeñan su función en la preservación del capitalismo"

(Camilo Valqui)

 

 

 

 

 

sociedad_alienante121.jpgNos habíamos quedado, en el último artículo de la serie, comentando la aberración representada por los medios de comunicación, y más concretamente, en la figura de los tertualianos, a los que habría que recomendar que dejaran de jugar a ubicarse en una u otra corriente política, porque ya no engañan a nadie. El sistema necesita sentar en la misma mesa a personas con aparentes diferencias ideológicas o políticas para hacernos creer que vivimos en una realidad democrática, con auténtico debate sobre las diferentes alternativas que se puedan plantear, cuando de hecho, la democracia se ha convertido en una estrategia más del poder. Los tertulianos crean falsos enfrentamientos de cara a la galería, pero después, todos comen del mismo plato, son alimentados por la misma mano. Según el periodista Pere Rusiñol, más del 50% de los contertulios son seleccionados por los Jefes de Prensa de partidos políticos e instituciones. Pero cuando llega a rizarse el rizo hasta el completo absurdo, en un supino alarde de hipocresía, es cuando preparan los debates electorales (sobre todo con enfrentamiento de los representantes de los dos partidos mayoritarios), donde se pacta todo, hasta los últimos temas que han de debatirse, los que no, las estrategias de cara al debate, los temas tabú, o las apariencias del decorado...¿cómo pretenden que nos creamos nada bajo esa enlatada y pactada parafernalia?

 

sociedad_alienante122.jpgPor tanto, vivimos en una sociedad en la que para opinar sobre los diferentes temas o noticias que van apareciendo, ya están los tertulianos oficiales, cuya aparición en los diferentes medios, sobre todo en TV, ya se vuelve repetitiva, cansina y tremendamente aburrida. Por su permanente presencia da la sensación de que se les considera expertos en todo: cualquier tema puede ser abordado sin ningún tipo de límite, pudor, prejuicio o excusa. Se nos muestran como "funcionarios de la opinión", bien pagados y que cumplen su tarea, siempre con la presencia de alguno (o varios) que juegan el papel de enfant terrible o de participante díscolo para cerrar el círculo y aparentar un falso equilibrio de fuerzas en el debate. Por razones incomprensibles se incorporan a esas tertulias, formando ya parte de la plantilla fija, elementos con un talante claramente antidemocrático, herederos de un régimen fascista y destructores de todo aquéllo que suponga un avance de progreso o una mejora de las condiciones de vida de los menos favorecidos. La conclusión de porqué la situación es como es no puede ser otra que la torpeza con la que actúan tanto los que dirigen actualmente los medios públicos estatales como la despreocupación de la clase política en el gobierno por lo que está ocurriendo en las cadenas estatales. Otro tanto ocurre en las cadenas privadas, salvo alguna honrosa excepción.

 

sociedad_alienante123.jpgSobre las tertulias y los tertulianos, recogemos las palabras de José López: "Por eso, se habla eternamente de temas que ya poco a poco se creían superados, ya sea el aborto, el matrimonio entre homosexuales, la Iglesia, y sobre todo mucho sexo. Todos ellos temas de interés social, pero nimios para el verdadero poder en la sombra, el poder del capital. Hay que entretener al pueblo con sexo, con fútbol, o con lo que sea, con tal de que no piense sobre lo que le afecta día a día en el trabajo, en el banco, o en el hospital. Temas que interesan a los dos partidos mayoritarios, puesto que de lo que se trata es de hablar de cualquier cosa menos de los tabús, léanse las bases del sistema económico-político, las raíces de los verdaderos problemas que interesan al ciudadano, es decir, el paro, el terrorismo o la vivienda, puesto que de lo que se trata es de montar polémicas para aparentar que existe un gobierno y una oposición. De lo que se trata es de inundar al ciudadano con estadísticas que maquillen la realidad o que por lo menos la suavicen, para lo cual se reformula el IPC, o se inventa una nueva manera más ventajosa (para el poder) de contabilizar el índice de desempleo. De lo que se trata es de ocultar que no se hace nada a base de muchas cifras rimbombantes, de muchas opiniones "expertas" que repiten como loros lo que sus amos les han adiestrado, de muchas tertulias entre siempre los mismos lacayos que hablan mucho para no decir nada, menos aún nuevo, para repetir hasta la saciedad los postulados que nos meten por todos lados hasta en la sopa. De lo que se trata sobre todo, es de evitar a toda costa el recuestionamiento de los cimientos de la sociedad, de evitar que otras ideas hagan competencia a las del pensamiento único, sin el que el sistema no podría existir".

 

sociedad_alienante124.jpg¿Qué deberíamos tener en realidad? Deberíamos disfrutar de lo que pudiéramos denominar como "Democracia en la palabra". Deberíamos disfrutar del derecho a la "no desinformación", porque de verdad se emprendiera una política contra la acumulación y monopolización de los medios. Me baso en el documento "Por una Revolución Democrática y Social", que ya referimos y resumimos en otro artículo de este Blog, sobre todo en el punto que tiene que ver con el derecho a la "buena" información. Los antiguos griegos definían la isegoría como la igualdad en la participación de la palabra, especialmente en el momento de participar en la Asamblea. En nuestras sociedades modernas, más de dos mil años después de aquélla descripción, estamos lejos de alcanzar una situación siquiera parecida a la que sugiere tal concepto. Muchos voceros de los medios que representan al pensamiento dominante incluso se oponen abiertamente y critican la democracia asamblearia, la desprestigian, e intentan boicotearla. Porque hoy día, podemos afirmar sin lugar a dudas que la "palabra pública" está muerta, despedazada por los medios de comunicación privados que privan a determinados sectores e ideas la exposición de sus planteamientos. Así, hoy día asistimos a un espectáculo en el cual una idea común, un pensamiento único y uniformizador, se disfraza bajo dos tipos de matices y se expone como debate público.

 

Pero, ¿porqué ha de ser así? Muchos ciudadanos creemos, seguimos creyendo, que todos tenemos el mismo derecho a exponer nuestras ideas públicamente, y que todas las ideas tienen el mismo derecho a ser conocidas y divulgadas. Todos tenemos el derecho a ser oídos y escuchados por el conjunto de la población, y creemos en la democracia en el interior de los medios de comunicación. Creemos en el derecho a la información y en el derecho a la no desinformación, esto es, a la verdad. Y hoy día, maltrecha la profesión del periodismo debido a los enormes conglomerados privados que obedecen únicamente a los intereses de sus dueños, de sus propietarios, de sus accionistas, así como por las televisiones públicas, dirigidas de forma descarada e insultante en la dirección política que al gobierno de turno le conviene, hemos de despojarnos de tanta "alienación informativa", de tanta morralla ideológica, de tanta uniformidad en el pensamiento, de tanta censura mediática, y buscar soluciones para garantizar la profesionalidad y el derecho a la información. Porque sólo en ese contexto, donde todas las ideas sean conocidas, divulgadas y respetadas, puede surgir en la conciencia humana la necesidad fisiológica de la auténtica reflexión, del debate, de la crítica y de la razón. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo
24 agosto 2014 7 24 /08 /agosto /2014 23:00

"El boom de la construcción en España viene de largo. Ramón Fernández Durán señalaba una línea de continuidad entre el urbanismo especulativo de los 60 y 70 y el tsunami urbanizador de las dos últimas décadas. Las fortunas y el poder de la casta dirigente se han amasado en los negocios de la construcción. La colusión entre poder político y poder económico está en el origen del modelo de crecimiento capitalista en España"

(Manuel Cañada)

 

 

 

 

capitalismo361.jpgContinuando con la descripción de cómo se va gestando el capitalismo español, en sus modalidades inmobiliaria y financiera, tenemos que señalar que el uso del excedente producido o recibido (fondos estructurales de la UE) en favor del desarrollo de la construcción en España ha supuesto el hundimiento de la actividad productiva e industrial, que repercute en la creación de un inmenso déficit exterior que llegó a alcanzar en 2007 el 10% del PIB. Este déficit tenía que ser cubierto por medio de la captación de ahorro externo, lo que desembocaba en una especialización cada vez mayor en el sector servicios (turismo principalmente) y en la construcción, patrón económico que sólo podía subsistir por medio de la continuación de una política basada en la desvalorización de la fuerza de trabajo (reformas laborales) y el incremento del uso del suelo y de un modelo energético basado en la sobre oferta (ley del suelo).

 

Esta forma de expansión y acumulación del capital dota de una función económica específica al sector de la construcción, como sector que permite materializar la alianza de clase que sustenta al bloque hegemónico dentro del capitalismo español: la mantenida entre el sector de la construcción, fracción del capital subalterna y de base nacional, con el sector financiero, fracción del capital social dominante e internacionalizado. Y aparte de la dependencia de la financiación exterior, esta dinámica del capital se sostiene por la aberrante e insaciable apropiación de lo público, sustentada en la creación de una red clientelar, corrupta por propia naturaleza, que mediante una criminal complicidad entre políticos y empresarios, ha permitido el expolio de los presupuestos y del sector público, que se han convertido en auténticas tramas de nepotismo, amiguismo y tráfico de influencias, que han alcanzado al corazón del sistema, incluso de la propia institución monárquica, primera institución del Estado, quedando también impregnada y asociada a los mismos objetivos.

 

capitalismo362.jpgEsta alianza del bloque de poder se sustenta en un objetivo económico y social concreto: la de imponer una dinámica de precios que asegure la rentabilidad de los activos financieros, por medio de la imposición de altos precios del suelo como forma de garantizar la inversión realizada, favorable a los sectores empresariales ligados a actividades de carácter especulativo. De esta forma, bienes de primera necesidad, como la vivienda, se van convirtiendo, al igual que los productos financieros de riesgo, en puros objetivos de la más despiadada especulación, con la grave diferencia entre unos y otros, de que con la vivienda, se juega con un derecho fundamental de las personas. Esta macabra alianza pretende ahora superar las consecuencias de la crisis y del hundimiento del sector de la construcción, por medio de una política que garantice, por un lado los intereses del capital financiero internacional a través de dar prioridad al cobro de la deuda, y por otro lado, lograr la imposición de una política de ajuste salarial y de control directo del presupuesto público, que junto a la apropiación del ahorro de las capas asalariadas, conforman las cuatro grandes medidas del neoliberalismo en España durante este último período: modificación de la Constitución, privatización (bancarización) de las antiguas Cajas de Ahorros, reformas laborales y recortes presupuestarios, que se plasman en recortes de derechos sociales, laborales, e incluso civiles y políticos (éstos últimos, asociados a los recortes sobre las libertades públicas, pretenden impedir la rebelión de las masas ante todas estas medidas).

 

capitalismo363.jpgAl final, estas políticas nos han conducido al progresivo desmantelamiento de los servicios públicos, y en concreto, a la privatización de muchos de ellos, principalmente de la educación y de la sanidad públicas. La reordenación del sistema financiero español emprendido por el PP y el PSOE trae como consecuencia el trasvase masivo de rentas en favor del sector financiero. Política que ha llevado a situación de auténtica estafa y fraude bancario masivo, como son los casos del fraude hipotecario o de las participaciones preferentes, que suponen un verdadero "corralito" impuesto a millones de pequeños ahorradores. Cientos de miles de personas, mayores en su mayoría, se vieron de la noche a la mañana sin posibilidad de acceder a los ahorros que habían depositado en sus oficinas bancarias de confianza, y que habían sido víctimas de crueles engaños masivos, perpetrados para enriquecer vilmente a banqueros sin escrúpulos. Y esta política de conversión de deuda privada convertida por la banca (con la complicidad de los Gobiernos) en deuda pública, supone el desembolso de ingentes recursos públicos en favor de la banca privada, que traen a su vez como consecuencia la implantación de salvajes políticas de ajustes salariales y presupuestarios, bajo la excusa de la crisis, de la obediencia a los mercados, y de la necesidad de reducir el déficit público en un plazo determinado, impuesto por las instituciones europeas.

 

capitalismo364.jpgHemos entrado a partir de ahí en una espiral diabólica de medidas de recorte social y laboral, contrarias a los intereses de la inmensa mayoría social, y que ha dejado desprotegidos, sobre todo, a las capas más débiles, más humildes y más vulnerables de nuestra sociedad. Y en torno al bloque de poder ya descrito, se ha configurado el modelo económico e institucional desde la Transición. Este desarrollo específico del capitalismo en España dota al paro, a la precariedad laboral y a la falta de políticas sociales, de una funcionalidad económica concreta desde el punto de vista del proceso de acumulación. Mientras el subempleo es el resultado del modelo de crecimiento, el escaso grado de desarrollo alcanzado por nuestro Estado Social es el instrumento que ha permitido financiar al capital privado en nuestro país. Este desarrollo particular del proceso de acumulación capitalista en España, genera una estructura productiva sustentada en la intensificación del trabajo (su continua precarización), la falta de inversión pública (déficit industrial y tecnológico), y el insuficiente desarrollo del Estado Social (subdesarrollo social de España), que marcan el carácter periférico del capitalismo español dentro de la UE, y define los propios límites del sistema, que con la crisis, han aparecido en forma de final de ciclo. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías