Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
28 abril 2014 1 28 /04 /abril /2014 23:00

"Los conceptos fundamentales de la civilización occidental se hallan próximos a su desintegración"

(Max Horkheimer)

 

 

 

 

sociedad_alienante21.jpgEn nuestra alienada y alienante sociedad, por ejemplo, la ideología se disfraza de fe, o de tecnicismos. La ideología es algo humano, loable, los ideales nos marcan el camino que la Humanidad debe seguir para alcanzar determinados fines. Pero cuando los ideales se prostituyen, los individuos que los protegen se encargan de disfrazarlos de otra cosa para que su proyección y difusión no sea rechazada. En palabras de José López: "No es necesario saber cómo funciona por dentro un coche para opinar sobre las prestaciones del mismo desde el punto de vista de un usuario. No es imprescindible ser un técnico en mecánica para saber si un coche funciona bien o no. Precisamente, los que desean que no veamos el bosque, que nos perdamos en los detalles para no ver lo general, siempre intentan hacernos creer que es imprescindible adquirir ciertos conocimientos técnicos, que sólo pueden opinar los "expertos", que es imprescindible leer muchos libros (y cuantos más mejor, y cuanto más complejos, también mejor). Saben que el trabajador medio no tiene tiempo de leer muchos libros. Saben que después de largas y agotadoras jornadas laborales, a la gente le apetece sobre todo evadirse más que leer libros de política o economía. Saben que no podemos ser todos especialistas en todo".

 

sociedad_alienante30.jpgY concluye: "En realidad, pretenden que nos sintamos incapaces de opinar, que no veamos lo evidente. Son los nuevos "brujos" de la sociedad moderna, pretenden poseer la verdad de las cosas. Intentan que sus verdades no puedan ser cuestionadas por el común de los mortales haciéndonos creer que sólo son accesibles para una élite "sabia". Pretenden dominar ideológicamente a las masas impidiendo que éstas piensen y opinen por sí mismas. Pretenden camuflar ciertas ideas sencillas con un disfraz de complejidad técnica sólo accesible a una élite. Es una característica de nuestra sociedad moderna, la utilización de la complejidad en las formas para camuflar la sencillez malintencionada en el fondo. Un ejemplo típico lo encontramos en las letras pequeñas de los contratos que un ciudadano adquiere con los bancos". Nosotros añadimos los recientes "Informes de Expertos" que sobre el tema de las pensiones o de la reforma fiscal ha encargado el Gobierno a ciertos grupos de "expertos". En el fondo, se trata de disfrazar la imposición de unas medidas ideológicas bajo el manto de la necesidad técnica.

 

sociedad_alienante23.jpgY lo vemos como algo natural. El problema es que estamos domesticados hasta tal punto que todo lo vemos como algo natural. En las actuales sociedades globalizadas a escala planetaria, el capitalismo de nuestros días ha establecido un sistema de producción industrial de pensamiento único y totalitario, cuyo objetivo es la fabricación en serie de personas dóciles, apocadas, modelizadas, colonizadas, sin identidad ni memoria; hombres y mujeres obedientes, individualistas, conformistas, competitivos, "exitosos" (véase nuestra reciente serie de artículos "Filosofía del Éxito bajo el Capitalismo"). Junto a una occidentalización del pensamiento (merced al control monopólico de unos medios de difusión masiva que operan como reproductores de la ideología dominante y legitimadores de la razón del Estado), las mercantilizadas instituciones de educación cumplen su tarea, llevando a cabo una violenta aculturación de millones de jóvenes en el orbe. Como afirma Camilo Valqui, el resultado palpable es la institucionalización del darwinismo social, la colonización epistémica y el servilismo sistémico, en Estados en descomposición donde la cleptocracia aparece como el mecanismo único de la corrupción entre la economía y la política (G. Sapelli).

 

sociedad_alienante24.jpgVivimos hoy día, por tanto, en una sociedad que, bajo los efectos descritos, se encuentra alienada, enajenada, y además, pensamos que toca fondo. Es el fruto o resultado de la unión de una serie de componentes fallidos de un sistema errático y demencial: organización productiva, organización social, modelo político, práctica educativa y actividad cultural. Se puede decir que vivimos en la cultura de la mediocridad y del borreguismo social. La permanente explotación de las masas, la generación y mantenimiento de clases sociales, la creación de núcleos de poder y control, la desigualdad, la guerra, la inmadurez intelectual y emocional, de una manera o de otra, generan sufrimiento, injusticia, crueldad, pobreza o hambre, y hacen de la existencia y de la vida algo insoportable para muchos habitantes de este planeta. La constancia de estos factores hace de la crisis del sistema todo un "continuum", desvirtuando, de esta manera, el carácter coyuntural del término.

 

sociedad_alienante25.jpgA este respecto, José López afirma: "En "Un mundo feliz", de Aldous Huxley, la población toma masivamente la droga proporcionada por las autoridades llamada soma, para combatir la melancolía, la tristeza, la monotonía de una existencia alienada, para crear una falsa sensación de felicidad. ¿No estamos, paso a paso, tendiendo hacia un mundo feliz? ¿El soma de nuestros días no es el fútbol? ¿Realmente estamos sólo en crisis económica? ¿No podemos afirmar que el capitalismo es en sí mismo una crisis de la Humanidad? ¿No podemos decir que la crisis es también moral, social, humana? ¿El capitalismo no condena a la Humanidad a estar en permanente crisis?". Pero habrá que diseccionar mejor todos los factores y elementos que contribuyen al grado de alienación alcanzado por la sociedad actual. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo
27 abril 2014 7 27 /04 /abril /2014 23:00

"Hay cinco millones de personas que se levantan sin trabajo. Hay dos millones que no tienen absolutamente nada y que no saben dónde enviar a sus hijos. Hay siete u ocho millones de jubilados perdiendo poder adquisitivo. Hay millones de científicos que no tienen qué investigar porque no se invierte en I+D+i y cientos de miles de jóvenes sin trabajo tratados como mercancía. La corrupción se ha incrustado en los aparatos del Estado: ayuntamientos, diputaciones, autonomías, gobierno central y la casa del rey. Este país atraviesa un diluvio universal, pero de mierda"

(Armando López Salinas)

 

 

 

Retomo las palabras del brillante intelectual de izquierdas, recientemente fallecido, para continuar con la exposición que estamos haciendo de las clases trabajadoras en nuestro país, centrándonos en esta entrega en los/as trabajadores/as jóvenes, y sus diferencias por edad. Las diferencias por grupo de edad dentro de nuestra clase trabajadora son también muy importantes, sobre todo entre la juventud trabajadora y el resto de la clase. Es fundamental, con respecto al conjunto de la clase obrera, analizar la fractura producida por la ruptura generacional. Derechos garantizados tras largos años de lucha para la clase obrera de la generación anterior no existen hoy en día para nuestra juventud. El derecho de sindicación y la participación en la demanda colectiva, pueden desaparecer bajo la actual dictadura del empleo precario y la amenza del despido. Esta fractura que está en aumento, va a suponer que los y las jóvenes vivan peores condiciones de vida que sus padres y madres, no sólo en materia laboral, sino también en derechos sociales, accesibilidad a la vivienda, acceso a la educación pública, etc.

 

capitalismo291.jpgLos jóvenes de hoy en día, en el intervalo de edad entre los 18 y los 30 años, disponen de escasas capacidades de emancipación de su familia, de muy pocas posibilidades laborales (el paro juvenil sobrepasa el 50%, en algunas Comunidades Autónomas es aún superior), de muchas posibilidades de adquirir un trabajo precario (mal pagado, a tiempo parcial, de carácter temporal, sin derechos), disponen de muy poca conciencia de clase, y de grandes mensajes publicitarios que les hacen plantearse la posibilidad de emigrar a otros países, fundamentalmente de la Unión Europea. Eso que el PP denomina con gran desvergüenza como la "movilidad laboral", es de hecho la única salida que a muchos jóvenes se les ofrece dentro de una sociedad desestructurada, que no es capaz de ofrecer a los jóvenes las mínimas garantías para que puedan realizar un proyecto de vida digno. Ausencia de futuro, necesidad de emigración, dependencia de sus familias, precariedad laboral, minijobs, son algunos de los componentes de esta vida juvenil al que este injusto sistema les ha relegado.

 

capitalismo292.jpgA la desarticulación de la organización de los trabajadores y las trabajadoras dentro de la empresa, hoy hay que añadirle un nuevo factor decisivo a la hora de alejar a la juventud de la lucha obrera: la falsa creencia de que se pertenece a la artificial "clase media" y la gran capacidad de consumo, cuestión ésta que afecta cada vez en mayor medida, ya que la juventud no dispone de capacidad de endeudamiento, como consecuencia de la precariedad, que sí han tenido las anteriores generaciones. Esta concepción errónea de pertenencia a un estrato superior, desvincula a la juventud de las reivindicaciones de clase, condición sine qua non de la supervivencia del neoliberalismo. Así, la juventud trabajadora, despojada de su condición de clase, se aboca a un consumismo desenfrenado (sobre todo de las nuevas tecnologías) y a una búsqueda de salidas cada vez más ausentes. La precaria situación generada provocada por esa actitud les deja temerosos de afrontar luchas cuyo desenlace, en caso de ser negativo, haría imposible mantener su falso estatus.

 

capitalismo293.jpgLa situación de la juventud trabajadora en el Estado Español se encuentra en unos límites que suponen la mayor situación de riesgo de la Historia para una generación sin expectativas. En el Estado, como hemos indicado, las tasas de paro juvenil se encuentran desde hace ya algo más de un año en torno al 50%, y la tasa de temporalidad en torno a un 70%. Tras ser aprobada la última Reforma Laboral del PP, el paro y la precariedad siguen aumentando, y sin vistas a plantear un plan de empleo juvenil integral y estratégico que pueda dar solución a estas dramáticas cifras. Desde la Unión Europea, se aprobó recientemente dedicar un conjunto de recursos económicos completamente ridículos (en torno a los 8.000 millones de euros) para el paro juvenil, receta a todas luces insuficiente para conseguir paliar el problema. El recorte de becas imposibilita además que los alumnos universitarios puedan continuar haciendo frente a sus estudios, lo que, unido a la dramática situación de sus respectivas familias (paro de larga duración, ausencia o recorte de prestaciones, etc.) lleva a un panorama desolador.

 

capitalismo294.jpgLas y los jóvenes menores de 30 años en edad de trabajar son, en España, casi 7,5 millones, casi el 20% de la población, de los que más de 4,6 millones "trabajan". La característica básica de su situación laboral es la precariedad, casi la mitad (48%) tiene un trabajo temporal, y casi uno de cada cuatro (23,5%) un trabajo a tiempo parcial. Pero por supuesto, existen más peculiaridades de los y las jóvenes dentro de la clase trabajadora que surgen al descender más al detalle. Todo ello refuerza la afirmación de que la precariedad laboral es ante todo juvenil, manteniéndose unas diferencias de género en detrimento de las mujeres, si bien más atenuadas que en el resto de los grupos de edad, es decir, hay un cierto acercamiento entre géneros, dentro de su pésima situación laboral. Sobre la posición de clase, la salarización es del 92%, casi 10 puntos superior a la total. Descendiendo al desglose por ramas, las feminizadas y las masculinizadas coinciden con las vistas para el conjunto de la clase. Surge, de nuevo, su mayor precarización, y también la de las mujeres y jóvenes en comparación con los varones de su edad, así como el mantenimiento de la división patriarcal del trabajo.

 

capitalismo295.jpgLa mayoría de trabajadores y trabajadoras jóvenes, en torno al 80%, se encuentran empleados/as en el sector servicios, soportando las mayores tasas de estacionalidad, temporalidad, rotación y contratos encadenados, a través de subcontratas y ETT's, jornadas parciales y bajos salarios. En general, el conjunto de la juventud trabajadora en España, independientemente de su nivel de estudios, encarna el paradigma de trabajador/a forjado/a por el post-fordismo y por la economía de servicios. Este patrón es aplicable tanto a quienes realizan trabajos intelectuales como a quienes lo hacen en el sector servicios en grandes cadenas comerciales. Si su situación sociolaboral a mediados de 2007, en el umbral de la crisis, era ya de una clara precariedad, durante estos años de crisis económica, de la cual ni se ha salido ni nadie es capaz de pronosticar la salida (se escuchan sandeces y previsiones de todo tipo), hace ya algún tiempo que ha llegado al borde de lo insostenible, la actividad supera a la media, es decir, poseen una mayor propensión al trabajo, la ocupación está 15 puntos por debajo de la media, la salarización 10 por encima, la temporalidad es el doble de la media, y en cuanto al paro, uno de cada tres jóvenes no tiene empleo.

 

Cuestiones en las cuales se ha ahondado tras la última reforma laboral y que afectan directamente a la juventud son el contrato de formación, que ya fue modificado por el PSOE, y ahora el PP le ha dado otra vuelta de tuerca al permitir que los/as jóvenes, desde los 16 a los 30 años, puedan tener varios contratos de este tipo para la misma o distinta empresa. La entrada de las ETT (Empresas de Trabajo Temporal) con capacidad de contratación en sectores públicos, y la posibilidad de compatibilizar parte del salario con la prestación por desempleo, unido a que no existe ningún tipo de control sobre los ERE por parte de las Administraciones Públicas, y a la ampliación de las causas objetivas por despido, suponen otra nueva vuelta de tuerca que va a seguir aumentando la precariedad y desprotección de los/as jóvenes en nuestro país. Para darse cuenta de su precariedad laboral, tenemos un dato demoledor: el 82% del total están inactivos/as, en paro, temporales, a tiempo parcial o en la economía sumergida. A ello hay que añadir sus dificultades de acceso a una vivienda, el retraso en la emancipación del núcleo familiar, los bajos salarios y el permanente encadenamiento de contratos temporales que sufren. Como ocurre en todos los tramos de edad y en todos los grupos laborales en función del género, siempre en detrimento de las mujeres, en función de la procedencia étnica, y siempre en detrimento de las personas inmigrantes por razones económicas. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
24 abril 2014 4 24 /04 /abril /2014 23:00

"Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos  para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron"

(Thomas Jefferson)

 

 

 

nacionalizar_banca1.jpgY la cita de Jefferson se hizo realidad. En muchos artículos hemos tratado el tema de la nacionalización de la banca, normalmente inserto en el gran tema de la necesidad de nacionalización de los grandes sectores estratégicos de la economía, para que dichos sectores y empresas pasen a formar parte del erario y del control públicos, pero no sólo ello, sino además, se ejerza sobre estos sectores una planificación democrática. Esto es, no sólo hay que pasarlos a propiedad pública, sino además, conseguir que estén gobernados y controlados por la propia clase trabajadora. Pero de entre todos ellos, quizá el sector bancario y financiero sea el más urgente, porque los desmanes de la banca privada en nuestro país han sido especialmente sangrantes. Todavía colean la estafa de las participaciones preferentes, y los continuos deshaucios a personas que no pueden continuar pagando sus hipotecas, debido a las condiciones sobrevenidas de pérdida de empleo o de todo tipo de prestaciones. Como decimos, el panorama es desolador, y especialmente sensible, máxime cuando estamos hablando de una serie de entidades que han sido rescatadas en su mayoría con dinero público, mediante fondos de la Unión Europea, del Banco Central Europeo y del propio Estado Español, a través del FROB. 

 

nacionalizar_banca2.jpgPrecisamente, el Banco Central Europeo ha facilitado ingentes cantidades de dinero a las entidades bancarias europeas para proveer de liquidez a las mismas mediante operaciones de préstamo (LTRO) ya que eran incapaces de obtener financiación por sus propios medios, desde la crisis de confianza global que estalló en 2007. En el momento más crítico para el sistema bancario europeo, julio de 2012, el BCE llegó a prestar la friolera cifra de 1,23 billones de euros a las entidades europeas (402.000 millones de euros a las entidades españolas). De hecho, en diciembre de 2013 todavía el sistema bancario europeo adeudaba más de 718.000 millones de euros al BCE (las entidades españolas debían más de 200.000 millones de euros). Y como decimos, es un sector tremendamente poderoso, en esta etapa de total financiarización de la economía, la última etapa del decrépito sistema capitalista. Los activos de los bancos superan el 350% del PIB de toda la Unión Europea. Y está comprobado que únicamente la quiebra de una de las 30 entidades de mayor tamaño causaría el colapso del conjunto del sistema financiero. Hasta septiembre de 2011 (últimos datos publicados por la Comisión Europea) los distintos gobiernos de los Estados miembros de la UE habían aprobado ayudas públicas para el sistema bancario por un importe de 4,5 billones de euros entre inyecciones de capital, garantías, remodelación de activos, y medidas varias de liquidez. A esto hay que añadir los préstamos del Banco Central Europeo, lo que situaría el montante de ayudas aprobadas en más del 45% del PIB de la Unión Europea.

 

nacionalizar_banca3.jpgLo que se impone pues es la nacionalización completa de todas las entidades, resaltando las palabras "completa" y "todas". Completa en el sentido de que no podemos nacionalizar temporalmente, como se está haciendo hasta ahora en el Gobierno de Rajoy (que además presume de ello), sino definitivamente. No tiene sentido pasar a propiedad del Estado una entidad que ha de asumir pérdidas, para que dichas pérdidas las asuma el Estado, sea saneada, y a continuación vuelva a ser privatizada. Dicha práctica representa una clara estafa y un insulto a la ciudadanía. Hemos querido resaltar también la palabra "todas", en el sentido de que no pueden ser únicamente nacionalizadas las Cajas, o las entidades pequeñas, sino el conjunto, la totalidad de Cajas y Bancos privados españoles, es decir, absolutamente todo el sector financiero español. En caso contrario, dentro de unos años nos encontraremos en la misma situación. Precisamente, una de las principales lecciones de esta crisis es que la gestión de los ahorros de la sociedad no puede quedar en manos privadas. Su montante, su poder económico es tan inmenso, que si esto sucede, como ha ocurrido en el pasado, y continúa ocurriendo ahora, desarrollan un grado de influencia y de poder sobre los Estados y sus políticas totalmente indeseable.

 

nacionalizar_banca4.jpgSi no desarrollamos e implementamos controles sobre su propia actividad, sus procedimientos y sus intereses, su propia filosofía, que es la competencia por el máximo beneficio, nos conducirá a nuevas crisis, que a su vez nos traerán nuevos desastres sociales. Para los lectores aún no convencidos de este hecho, piénsese por ejemplo en figuras como la de Miguel Blesa, como prototipo y modelo de banquero corrupto y despiadado, capaz de vivir rodeado de un lujo descomunal, mientras sus clientes son vilmente estafados mediante productos financieros tóxicos. Por todo ello, es totalmente necesaria, imprescindible, la nacionalización de las entidades bancarias, y convertirlas en un Sistema de Banca Pública, regido por parámetros éticos de funcionamiento e intereses. Eso permitiría tanto la reducción ordenada de un sistema financiero ya de por sí hipertrofiado, así como convertirlo en un pilar fundamental para una planificación democrática de nuestra economía. Lo deseable es que también pudiéramos extrapolarlo al Banco Central Europeo, conviertiéndolo también en una entidad sometida a control democrático y cuya actuación esté dirigida al interés general, pero esto ya es otra historia.

 

nacionalizar_banca5.jpgDe todos modos, parece que se abren nuevos horizontes para la aceptación social de estas ideas, debido a la concienciación que los nuevos movimientos sociales están promoviendo (PAH, Stop Deshaucios, Plataforma para la Nacionalización de la Banca, etc.). Quizá nunca antes habíamos contado con un ambiente social más favorable a estas ideas. En palabras de Alberto Arregui: "La expresión en el sector financiero de la grave crisis de sobreproducción capitalista, ha puesto al descubierto ante millones de personas el verdadero carácter de la clase dominante, una pandilla de parásitos inútiles que roban a manos llenas el fruto del esfuerzo de las familias trabajadoras. Quizá el concepto de plusvalía queda fuera del alcance de las masas del pueblo, pero todo el mundo entiende que los banqueros son sanguijuelas que viven de la sangre del pueblo trabajador". Estamos totalmente de acuerdo con el dirigente de IU, y en ejemplos concretos como el que hemos puesto algunas líneas más arriba, se puede comprobar fehacientemente.

 

Se vuelve por tanto un imperativo social y económico la nacionalización del sector financiero español. Se convierte en una urgencia social, debido precisamente al drama humano generado por las malas prácticas ejecutadas por sus dirigentes. El sector financiero tiene que dejar de estar en manos privadas, hemos de arrebatarle su poder y su dominio, ya que la solución de nuestros problemas es incompatible con la existencia de un sector bancario privado. El sector financiero ha de ser público, controlado por el conjunto de la sociedad, puesto al servicio de sus intereses, y de sus necesidades. Es la única garantía de evitar las desastrosas y devastadoras consecuencias de su tremendo poder, de su órbita de influencia, que sus innumerables lobbies ejercen, controlando el gigantismo al que tiende el sector, y el proceso de canibalización que el mismo realiza sobre la economía real. Acabar con la especulación, dotar al sector bancario público de unas prácticas fundadas sobre la ética y los criterios de necesidad social, y llevar a todos los dirigentes de las entidades financieras privadas ante la Justicia. Esto es lo que hemos de hacer.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
23 abril 2014 3 23 /04 /abril /2014 23:00

"Un fantasma recorre Europa..."

(C. Marx y F. Engels, "El Manifiesto Comunista")

 

 

 

El próximo 25 de mayo se celebran Elecciones al Parlamento Europeo. Y en el presente artículo, vamos a cuestionarnos si, a la luz de la actual arquitectura europea, bajo los palios del presente proyecto europeo, merece la pena hacer "campaña" por alguna fuerza política, o bien promover la abstención y difundir un discurso "antieuropeo", en el sentido de la salida de nuestro país del euro y de la UE. La situación hacia la que nos dirigimos en todo el continente, con las políticas de austeridad, y de hegemonía del gran capital, es evidente: una total precarización del mercado de trabajo, y un empobrecimiento masivo de la población, con el desmontaje paultino de los servicios públicos, y una masiva privatización de todas las empresas públicas. La disciplina fiscal, la deuda pública y el paro masivo están haciendo estragos en la población europea, y todo ello controlado, supranacionalmente, por estructuras de poder nada democráticas (como la Comisión Europea, o el Banco Central Europeo), que imponen unos Tratados que a su vez no dejan resquicio a una mayor apertura democrática hacia la ciudadanía europea.

 

elecciones_europeas_20141.jpgY en este contexto, nos preguntamos: ¿tiene sentido votar el próximo 25 de mayo? ¿Tiene sentido dar nuestro apoyo electoral a alguna fuerza política, aún a sabiendas de que lo único sensato que puede proponerse es nuestra salida de dicho "club europeo"? ¿Puede ayudarnos en algo Europa a reducir los niveles de desempleo, a conseguir unos niveles de vida dignos, a proporcionar una mayor cobertura social a la población, a reducir los índices de pobreza y precariedad? Parece que no. Más bien, lo que parece es que las intenciones de la oligarquía europea que nos gobierna pretenden ahondar en las mismas políticas que nos han traído hasta aquí, profundizando por tanto las consecuencias de las mismas. Y como nos indica Joan Tafalla: "Europa no es el problema. Cierto, el problema es el capitalismo. Pero el mecanismo concreto mediante el cual el capitalismo ha creado en nuestro país unos escandalosos niveles de paro estructural, de desarrollo desigual y de dependencia económica y social se llama Unión Europea".

 

Por tanto, afrontemos la cruda realidad y no nos engañemos: la dramática situación social española, es producto de nuestra entrada en la Unión Europea, del Tratado de Maastricht y de todos los subsiguientes tratados, de la Unión Monetaria, del Euro y del Pacto de Estabilidad. ¿Tiene sentido seguir apoyando toda esta estructura? ¿Merece la pena continuar dando nuestro apoyo a un proyecto europeo agotado, injusto y antisocial? Nuestra soberanía ha sido secuestrada, nuestros presupuestos intervenidos, nuestra capacidad de implementar políticas de redistribución de la riqueza ha sido cooptada. No se trata por tanto de ser antieuropeísta, sino de concluir que las bases del actual proyecto europeo no son las correctas, y que, por tanto, dicho proyecto no nos interesa, no es el nuestro. Y quien piense que dichas normas y tratados pueden cambiarse desde dentro, en mi opinión está mostrando una ingenuidad tan supina que no merece mayor comentario. Ello sólo sería posible si de verdad la UE dispusiera de mecanismos democráticos de participación, que evidentemente brillan por su ausencia.

 

elecciones_europeas_20142.jpgY mientras tanto, mucho se alardea de las políticas de "crecimiento económico" y de "creación de empleo". Más allá de nuestra negación hacia la propaganda sobre la supuesta "recuperación económica" que desde el Gobierno actual se nos difunde, lo que tenemos que denunciar es que esta forma de presentar las cosas contribuye a alimentar la esperanza de que, una vez superada la crisis (mensaje que algunos grandes empresarios se han apresurado ya a lanzar), volverán los buenos viejos tiempos en que florecerá el crecimiento económico y con él el empleo. Y todo ello, además, sin haber cambiado un ápice ninguna de las bases de nuestro caduco y depredador modelo productivo. Pero lo cierto es que esta visión es falsa. Es un burdo engaño, una mentira masiva difundida para sembrar confianza sobre una población masacrada socialmente, y que necesita de buenas dosis de optimismo social para volver a creer que podrá recuperarse del pozo donde está metida.

 

Y como decimos, la reversión de esta situación no se producirá. A las pruebas nos remitimos. Incluso si el tímido crecimiento vuelve y se crea algo de empleo, éste será (ya lo está siendo) de una ínfima calidad, de una precariedad constante, de unas indignas condiciones. Y ello porque toda la tanda de reformas laborales (en realidad contrarreformas) impuestas por el FMI, por la CE y por el BCE, bajo la connivencia y complicidad de nuestros serviles Gobiernos bipartidistas, habrán impedido la instalación de condiciones de vida dignas para la clase trabajadora europea, y por ende, española. Habrán hundido las esperanzas de futuro de la población. No permitirán que la mayoría social se recupere de esta situación. Más bien al contrario, consolidarán los estados de pobreza, precariedad y exclusión social de forma permanente. Los viejos y buenos tiempos no volverán. Los cimientos europeos construidos lo hacen imposible. Habrá por tanto que construir un nuevo proyecto europeo sobre nuevas bases, previa renuncia expresa al actual, dominado por las élites económicas europeas.

 

elecciones_europeas_20143.jpgNacho Álvarez Peralta se expresa en los siguientes términos: "A pesar de las graves consecuencias que tendría la salida del euro (fuerte devaluación de la moneda nacional, con el consiguiente incremento de la deuda externa, depreciación de los ahorros de las familias, salidas de capitales del país, probables ataques de los mercados financieros, etc.), la situación actual es aún peor, dado que se condena a las economías más débiles a un largo período de estancamiento, austeridad, recortes sociales y retrocesos salariales". En esta misma línea coinciden también otros economistas críticos, como Pedro Montes o Alberto Montero Soler, sin mencionar los cinco Premios Nobel que en los últimos años han recomendado también la salida del euro: James Mireless (1996), Joseph Stiglitz (2001), Paul Krugman (2008), Christopher Pissandas (2010) y Thomas Sargente (2011).  El euro por tanto no es reformable, y la pertenencia a la Unión Económica y Monetaria (UEM) sólo permite, en la práctica, el blindaje de todo el programa neoliberal, llevado hasta sus últimos extremos, mediante la permanente dictadura de los mercados. Ningún avance en protección social será tolerado, ninguna garantía de bienestar colectivo será permitida bajo estos mimbres.

 

La presión permanente de la Troika en el sentido de continuar por la mal llamada "senda reformista" tiene como único objetivo una salida de la crisis por el camino de la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora, a base de privatizar las ganancias de las grandes joyas del Estado (como los servicios públicos básicos) y de socializar las pérdidas generadas por las instituciones financieras, bajo un modelo que tiene como único objetivo la devaluación laboral permanente, cuyos fundamentos son la precarización, el despido libre y gratuito, la disminución de los salarios, el aumento del paro, y la rebaja del conjunto de los costes laborales. Tanto el PP como el PSOE son simples instrumentos, meros ejecutores, cada uno con sus matices, de la política económica que interesa al gran capital español y europeo (dos facciones del mismo interés de clase), así que las sucesivas reformas laborales impulsadas por ambos partidos, la reacción ante el estallido de la burbuja inmobiliaria, o la sumisión constante a los dictados de la patronal y de la banca española, y sobre todo alemana, ponen de manifiesto las coincidencias en torno a las mismas políticas, que obedecen en el fondo al desarrollo del dogma neoliberal. Políticas en las cuales se insta a profundizar desde todas las instancias europeas, cada vez con menos margen de maniobra desde las políticas locales de cada Estado miembro de la Unión.

 

elecciones_europeas_20144.jpgEsas mismas políticas que dejan sin futuro a cada uno de los ámbitos de la economía productiva del país: la industria, la ciencia, la cultura, se ven recortadas en su capacidad para actuar como motores del crecimiento económico. El empleo público se deteriora, el Estado pierde su papel como garante del bienestar colectivo, se va degenerando la cohesión social, y los colectivos más desfavorecidos aumentan su precariedad y su exclusión: jóvenes que se ven forzados a emigrar, pensionistas que ven mermado su poder adquisitivo, parados de larga duración que ven recortadas o anuladas sus prestaciones, personas dependientes que ven cómo no llegan los recursos destinados a sus cuidados, y la órbita de actuación de los servicios públicos decrece a marchas forzadas: la sanidad deja de ser universal, la educación deja de ser pública y gratuita, los servicios sociales se ven circunscritos al cumplimiento de un galimatías de requisitos que dejan excluídos a sus posibles beneficiarios. Y es que bajo este proyecto europeo, todos los parámetros del Estado Social se anulan, todas las garantías de protección social se resquebrajan, y todos los ámbitos de cobertura pública se privatizan. El resultado final es una sociedad deprimida e insolidaria, donde al lado de una minoría social pudiente, cuyas riquezas aumentan progresivamente, intenta sobrevivir una mayoría social empobrecida y deshauciada. Éste es el dantesco panorama al que nos ha conducido la Unión Europea y el euro.

 

Rescato de nuevo las palabras de Joan Tafalla, cuando afirma: "Hoy, la realidad es que tanto el euro como la propia Unión Europea son instrumentos para la dominación imperialista del gran capital, básicamente alemán, sobre el conjunto del espacio europeo. España es irremisiblemente un país periférico, dependiente, una suerte de neo-colonia. Crear empleo en España es imposible sin salir de esta dependencia y de esta dominación imperial. Es imposible sin recuperar la soberanía, es decir, la democracia". Por tanto, nuestro país no puede salir de la crisis en el marco del euro. Sin recuperar la soberanía monetaria es imposible hacer frente al drama social, humano y económico, tanto más cuanto que la política fiscal también ha quedado intervenida con el Pacto de Estabilidad. Y esto, como primera condición inexcusable para poder desarrollar una política avanzada de control público de los sectores estratégicos de la economía, entre ellos la nacionalización de la banca, la reconstrucción del tejido industrial, y la defensa de unos servicios públicos fundamentales sufragados mediante un auténtico sistema fiscal progresivo, para conseguir una redistribución de la riqueza que pueda paliar los efectos que todos estos años de crisis han generado.

 

elecciones_europeas_20145.jpgPor otra parte, el montante de la deuda pública (otro de nuestros grandes lastres, cercana ya al 100% del PIB) es realmente impagable. Su mayor parte es deuda generada por el sector privado, incluido el sector financiero, el más comprometido de todos ellos. Consideramos que esta es una deuda de carácter ilegítimo, pues no ha sido generada mediante parámetros de mínima inversión social. Por ello, el Estado debe llevar a cabo una produnda auditoría de la deuda y reestructuración de la misma (quita, moratoria, conversión en moneda nacional) que alivie la presión presupuestaria que la deuda representa. En consecuencia, no es posible seguir compartiendo el proyecto europeo, sobre sus mismas bases, sin llegar a alcanzar niveles de gigantesca hecatombe social. La involución y degradación de las condiciones de vida de la mayoría social no pueden ser atajadas sin una renuncia expresa a la complicidad con un proyecto europeo injusto y antisocial.

 

En definitiva, y desde un sector crítico de la izquierda, creemos que el voto a cualquier fuerza "europeísta", entendiendo por tal toda coalición política que no plantee abiertamente la ruptura con el actual marco europeo y con el euro, no es la mejor opción. Incluso aquéllas que plantean (como la SYRIZA griega o la Izquierda Unida española) la remodelación del actual proyecto europeo, no caen en darse cuenta de la imposibilidad manifiesta de llevar a cabo tales propósitos, debido al grado de encorsetamiento político que los actuales Tratados definen. Se podría entonces argumentar que lo que deberíamos hacer es cambiar dichos Tratados, y esto estaría muy bien, pero nos topamos entonces para ello con dos nuevos problemas: la poca fuerza del Parlamento Europeo a la hora de implementar proyectos legislativos, y el mandato antidemocrático de las actuales Instituciones europeas, dirigidas por una serie de burócratas que sólo obedecen a las instituciones financieras y al gran capital europeo. La ausencia de caminos, de vías para profundizar en un cambio radical de las estructuras de poder europeas es manifiesta. Y por tanto, nuestro apoyo, aún con toda la buena voluntad del mismo, a dichas formaciones u opciones políticas, es complemente inútil. La única opción sensata, coherente e íntegra frente a los próximos comicios europeos es, por tanto, la abstención, y la apuesta por la movilización popular que consiga poner fin a nuestra pertenencia a la actual Unión Europea y a su moneda única.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
22 abril 2014 2 22 /04 /abril /2014 23:00

Con el fracking tenemos otro problema añadido. Todavía podemos recordar la sucesión de pequeños terremotos causados por la plataforma instalada cerca de las costas valencianas, por lo que tuvo que suspenderse el proyecto. Como siempre, aquí estamos ante otro conjunto de falacias que quieren vendernos sobre el gas pizarra, que no se corresponden para nada con la realidad. Se nos dice que las reservas por explotar son muy cuantiosas, que es más limpio que el carbón (al que presumiblemente expulsará del mercado), que reduce la emisión de CO2 (contribuyendo a combatir el cambio climático), que permitirá nuestra independencia energética, que será una fuente de riqueza local y comarcal, y que contribuirá a la creación de empleo. También se nos dice que su extracción y uso son limpios, que no comportan efectos ambientales negativos, ni riesgos para las personas (por lo cual no necesita de estudios previos de impacto ambiental), y un largo etcétera de bondades.

 

otra_cultura_energetica41.jpgPero la realidad es bien distinta. Se trata de un nuevo pelotazo extractivista, que tiene a sus mayores defensores (de nuevo) en una serie de grandes compañías constructoras en búsqueda de negocio promovido por la complicidad de algunas Administraciones Públicas, subyugadas por este nuevo descubrimiento. Mientras se nos vende la técnica del fracking como la panacea para acabar con muchos problemas, hay que descubrir la verdad a la ciudadanía: el gas que se obtiene mediante la fractura hidráulica tiene una tasa de retorno energética (cociente entre la energía empleada en su obtención y la energía obtenida) sumamente bajo. La técnica del fracking resulta pues un proceso sumamente ineficiente en términos energéticos y por tanto de costes, cosa que silencian sus defensores, si lo comparamos con las tasas de retorno energética de la energía fotovoltaica o eólica, incluso del gas o petróleo convencionales. Y por otra parte, el fracking supone una técnica sumamente agresiva contra la naturaleza, por el empleo de innumerables sustancias químicas nocivas que de forma masiva se depositan incontroladamente en acuíferos, en el subsuelo, y en los diferentes cauces. Asímismo, constituye una técnica muy despilfarradora de agua, y como hemos comenzando recordando, muy proclive a inducir movimientos sísmicos, por lo cual, altamente peligrosa.

 

otra_cultura_energetica42.jpgY quizá el tema más importante de cara a los usuarios finales, y que viene coleando hace varios meses, sea el sistema de tarificación, o de facturación, que contribuye en buena medida al precio de la factura final que los consumidores hemos de abonar a las compañías eléctricas por nuestra energía. El recibo de la luz se ha convertido en un arcano indescifrable, un galimatías incomprensible para el ciudadano/a de a pie, y un insulto a la inteligencia de la población. Pero el oscurantismo del sistema de fijación de precios no es algo nuevo, y vino a complicarse muchísimo desde la época de su liberalización, allá por el año 1997, bajo el Gobierno de Aznar. Básicamente, el precio de la electricidad se calcula mediante la adición de tres sumandos. El primero, compuesto por el precio más caro de entre los oferentes que hayan sido invitados a participar por ser los más baratos en ese momento para atender la demanda. El segundo, los costes de acceso que contemplan diversos elementos, como los costes de transporte y distribución, las primas del régimen especial, la deuda tarifaria, los costes extrapeninsulares y los costes de funcionamiento de la Comisión Nacional de la Energía (hoy integrada en la Comisión Nacional de Mercados y Competencia) y del Operador del Mercado Eléctrico. Y el tercero, los costes de capacidad que se pagan por estar disponibles al carbón y al gas.

 

otra_cultura_energetica43.jpgY ni qué decir tiene que todo este incomprensible entramado favorece a los grandes consumidores industriales, y su peso gravita sobre las pequeñas empresas y los consumidores particulares. La última ocurrencia del Ministro Soria y su equipo ha sido la de crear varios sistemas de facturación dependiendo de la "inteligencia" de los contadores, basados o no en sistemas que puedan ponderar lecturas inmediatas del precio de la luz en cada momento, o bien medias mensuales o anuales, para los contadores que no posean dichas capacidades. Según todos los expertos (incluida la propia UNESA), el sistema no ha hecho más que dificultar los procesos de tarificación y facturación, y necesitarán meses, incluso años, para que pueda funcionar de modo generalizado. Ante tanto despropósito del mundo energético en este país, están surgiendo un montón de terceras empresas destinadas a difundir entre la ciudadanía nuevos modelos energéticos, nueva conciencia empresarial, nueva cultura energética, que sea capaz de demostrar las falacias que el oligopolio energético dominante está empeñado en difundir.

 

otra_cultura_energetica44.jpgNi nuestros Gobiernos ni nuestro mundo empresarial son realmente conscientes del grave problema que representa un modelo energético caduco como el que poseemos. Tampoco son conscientes de que la energía en nuestro país (incluso a nivel mundial) afronta enormes desafíos en el corto plazo. Desde el agotamiento de las materias fósiles hasta el cambio climático. Recientes informes sitúan al año próximo (2015) como el tope para poder llevar a cabo una implementación energética distinta, que sea respetuosa con los ecosistemas, pues de lo contrario, entraremos en una cuenta atrás irreversible. En buena medida, porque existen millones de personas que están saliendo de la pobreza extrema en economías emergentes y que impulsan la demanda de energía. Los precios y la contaminación no van a dejar de aumentar, mientras continuemos funcionando bajo los mismos parámetros extractivistas, oligopolistas y consumistas. Y aún no hemos hecho lo suficiente como para reducir el porcentaje de nuestra dependencia sobre los combustibles fósiles, que se sitúa en el 75%. Y todo ello, en un país como el nuestro, capaz tecnológicamente hablando de situarse en la vanguardia de la revolución energética. Tan sólo hace falta voluntad política para llevarlo a cabo, pero es justo lo que no tenemos.

 

otra_cultura_energetica45.jpgEstá demostrado que podemos, que es posible un nuevo sistema energético basado en la eficiencia y el ahorro, las renovables y la soberanía ciudadana en la producción de energía. Pero necesitamos otra cultura energética, otra visión, otro modo de enteder las fuentes de energía, otros parámetros consumistas, y así podremos dejar atrás de forma rápida el sistema actual (basado en la explotación del medioambiente, de los pueblos y de los consumidores), mediante miles de pequeñas instalaciones de energía renovable en manos de la ciudadanía y de las pequeñas comunidades. Se imponen nuevos modelos de producción y consumo locales, compartidos, autogestionados, que vayan sustituyendo a las grandes empresas transnacionales de la energía, interesadas únicamente en los modelos extractivistas, depredadores de la naturaleza, y generadores de grandes beneficios para sus cuentas de resultados. No podemos continuar por esa senda. La energía se volverá no sólo más eficiente, sino también más barata hoy, e infinitamente más barata en el futuro. Y la cuestión principal: habremos revertido el actual proceso de destrucción de reservas naturales, y la contribución al cambio climático. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
21 abril 2014 1 21 /04 /abril /2014 23:00

"El presente trabajo no es apto para personalidades sumergidas dentro de las burbujas existenciales de la estupidez. Recomendamos a dichas personas alejarse de buena fe. No nos hacemos responsables de posibles roturas que puedan haber en su esquema de pensamiento. Sólo es apto para personalidades fuertes, con poder de opinión, que no tragan todo lo que les cuentan; que saben bien dónde están paradas, y con la fuerte convicción de que el actual sistema de dominación debe ser echado abajo o por las buenas o por las malas"

(Nikolas Stolpkin, CEPRID, 2012) 

 

 

 

 

Me he atrevido a comenzar esta nueva serie de artículos con la cita de Stolpkin para resaltar de antemano su carácter, su misión y su filosofía. La razón de su publicación en la Sección de Psicología de este Blog da idea de que, aun cuando mucho de su material posee cierto carácter político, su contenido posee una imbricación general con (casi) todos los comportamientos de una sociedad enferma, como la actual. Digámoslo sin reparos. En estos momentos, nos encontramos con un sistema agónico e irracional, que da tumbos, que no sabe qué hacer para mantenerse, que se ahoga en sus propias contradicciones. Contamos con una sociedad enajenada en grado sumo, con una absoluta pérdida de conciencia personal y colectiva. Nunca en la Historia reciente la sociedad ha estado tan enferma como ahora, nunca se ha hecho más real el enunciado que reza como la "Patología de la Normalidad", formulado por Eric Fromm.

 

sociedad_alienante11.jpgNunca ha sido mayor el desasosiego y la inseguridad entre las clases menos favorecidas en los últimos 500 años. ¿Qué puede hacer una persona con un alto grado de conciencia social enfangada en este maremagno? ¿Cuánta falsedad nos queda por aguantar, protagonizada por agentes de esa pseudoizquierda? ¿A quién creen que engañan? A nadie, lo que pasa es que las personas son más prudentes de lo que debieran. ¿Cuántos reniegan y huyen de su actividad laboral para refugiarse en grupos, sindicatos o instituciones, bajo una falsa apariencia de abnegado defensor de la cosa pública? Somos parte de una población hoy por hoy dormida, de una sociedad desorientada, temerosa, anestesiada, maleable, subyugada, manipulada y controlada hasta extremos insospechados.

 

sociedad_alienante14.jpgTracemos, antes de continuar, una breve descripción con la ayuda de un artículo de Mariano Procopio, que nos presenta a modo de relato una historia muy sugerente. El epicentro de la historia se sitúa en la reflexión de generaciones futuras, intentando ofrecer una explicación a tanto desastre natural y ecológico como las pasadas generaciones crearon. Relata una sociedad (la nuestra) obsesionada por el consumo, y del control que los grandes capitales poseen. Retrata perfectamente los delirios del capitalismo consumista, la cadena alimentaria y residual, los desastres ecológicos que causaban, y contrasta la ineptitud del ser humano de nuestro tiempo, que avanza imparable en los terrenos técnico y científico, pero es incapaz de instaurar un sistema social y económico más justo y equitativo. Destaca también la estupidez y la alienación sociales de nuestra época, la falta de madurez intelectual de nuestro tiempo. Y por supuesto, destaca la gran labor de los medios de comunicación y de la publicidad para construir toda esta alienada sociedad. Se resalta también el uso indiscriminado de las nuevas tecnologías, pero no en su vertiente racional, sino en su vertiente más idiotizadora. Justo la que tenemos hoy en día en el campo de las redes sociales.

 

sociedad_alienante12.jpgEn fin, un artículo altamente recomendable, que nos describe a la perfección un retrato de nuestra sociedad actual, donde todos los aspectos antes descritos están relacionados entre sí y puestos al servicio de la misma alienación de la sociedad. Muchas preguntas nos podemos hacer, que serían fieles testidos de la situación que describimos. Tomemos por ejemplo un tema de actualidad. En  el artículo "Independentistas en la niebla", escrito por varios autores en la web de Sin Permiso, se preguntan cosas como las siguientes: "¿Cómo es posible que en la corrupta Cataluña de Millet y compañía, gobernada por Mas, Boi Ruiz, Mas-Colell, y otros neoliberales encallecidos que están llevando a cabo unas políticas privatizadoras y antisociales que poco o nada tienen que envidiar a las de Rajoy, Montoro y De Guindos, haya centenares de miles, millones tal vez, de idiotas que se movilizan por razones "nacionalistas" e "identitarias", en vez de movilizarse y protestar por lo que verdaderamente importa?". Pero podemos añadir muchas preguntas más de rabiosa actualidad. Valgan como ejemplos las siguientes: ¿Cómo es posible que cuando condenan a un impresentable como José María del Nido, ex Presidente del Sevilla C.F., se aúnen una docena de clubs en solicitar su indulto, o que se le dé más eco mediático a la muerte de un seleccionador de fútbol (Luis Aragonés) que a la de un gran escritor (Félix Grande)? ¿Cómo es posible que se concentren más de 20.000 jóvenes en un macrobotellón (para celebrar, por ejemplo, el comienzo de la primavera) cuando para una manifestación sobre temas educativos no se consigue reunir ni a la cuarta parte?

 

sociedad_alienante13.jpgPero aún podemos poner muchos más ejemplos: ¿Cómo es posible que la mayoría del pueblo gaditano de Rota esté celebrando la llegada de los casi tres mil norteamericanos (entre militares y sus respectivas familias) que van a arribar a su puerto en los buques portadores del Escudo Antimisiles de la OTAN? ¿O cómo es posible que una empresa utilice como prueba de selección para sus aspirantes a un puesto de trabajo (de comercial) el tirar un billete de 50 euros al aire y decirles que el que recoja el billete se queda con el puesto? ¿Cómo es posible que hayamos llegado a una sociedad que contempla impasible cómo mueren cientos de personas, en un goteo constante, al intentar atravesar una valla fronteriza entre dos continentes (África y Europa, a través de las vallas de Ceuta y Melilla)? Pero sobre todo, ¿cómo es posible que con la agresión a nuestros derechos sociales y laborales en constante ataque por las fuerzas políticas que nos gobiernan, permanezcamos anestesiados y no exista un estallido social?

 

Podríamos hacernos miles de preguntas más en esa línea, pero creo que está claro el mensaje: estamos bajo los efectos de una sociedad alienada y alienente, y de ella vamos a hablar en la presente serie de artículos, que aquí comienza. En esta egoísta, absurda, autista y agónica sociedad, caminamos hacia la dictadura de la indiferencia y de la mediocridad, como ya se ha mencionado por algún autor. Nuestra intención no es hacer un relato ni una descripción determinista ni fatalista, sino atenernos a las características de la sociedad en la que estamos inmersos, describir su funcionamiento, sus estímulos y reacciones, sus intereses, llamando sobre todo la atención sobre la peligrosa deriva de la misma. Si he despertado mínimamente la curiosidad de los lectores, os espero en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo
20 abril 2014 7 20 /04 /abril /2014 23:00

"Hoy, en Venezuela, es la clase obrera la que sostiene la estabilidad política de la revolución: es el país donde los ricos protestan y los pobres celebran su felicidad social"

(Nicolás Maduro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela)

 

 

 

Estamos ya acostumbrados, sintonicemos cualquier canal de televisión, o leamos cualquier periódico (salvo, por supuesto, la prensa alternativa en Internet) al acoso mediático al que someten los medios de comunicación al país venezolano. En realidad, se trata de un hostigamiento hacia sus dirigentes, hacia su gobierno, hacia su sociedad. Llama mucho la atención que, incluso las cadenas que puedan considerarse más de izquierdas, no deben serlo tanto (o por lo menos, no deben ser tan independientes) cuando se hacen eco de las tremendas injusticias, de esa verborrea incesante contra Venezuela. En realidad, salvo en la prensa alternativa, y los blogs independientes, prácticamente nadie se salva de la quema continua a que someten al régimen venezolano. Se miente de forma descarada sobre lo que ocurre, se tergiversa la información, se manipula hasta el infinito con la obsesión de presentar a un país caótico, con un violento gobierno que no hace caso a las protestas de su ciudadanía.

 

acoso_venezuela1.jpgPero la verdad es otra bien distinta...Y entonces, ¿a qué se debe tanto acoso mediático? ¿A qué se debe tanta obsesión? ¿Es quizá Venezuela el único país del globo en molestar tanto a las esferas mediáticas convencionales? ¿Dónde reside el "atractivo" venezolano? Para entender estas preguntas, y encontrar sus respuestas, hemos de situar las cosas en su justo contexto, abstrayéndonos de tanta vil mentira como se nos pretende infundir y confundir desde los medios tóxicos del capitalismo. Intentémoslo. Hagámoslo, y seguramente veamos lo que ocurre con total claridad. No hagamos caso a dichos medios, intentemos observar los datos, la realidad, las estadísticas, los hechos, y luego intentemos una interpretación de dicha realidad. El régimen venezolano ha conseguido, desde la revolución socialista llevada a cabo por el difunto Comandante Presidente Hugo Chávez, llevar a la práctica una serie de hitos: eliminar el analfabetismo, reducir la pobreza, extender los servicios públicos, etc. Todo ello con el respaldo mayoritario del pueblo, desde una perspectiva socialista y democrática. Al lado de los grandes líderes internacionales, que contribuyeron a escenarios de mayor paz y justicia social, la Venezuela de Chávez, hoy continuada por su actual Presidente, Nicolás Maduro, ha sabido estar a la altura, y soltar amarras de su dependencia con el gobierno norteamericano.

 

acoso_venezuela2.jpgY desde la visión imperialista de EE.UU., dicho escenario representa una tremenda osadía, y un peligrosísimo garbanzo negro que puede contagiar a muchos otros. Y por ello, Venezuela se ha convertido en un país muy peligroso para el capitalismo internacional. Estados Unidos está acostumbrado a vigilar a la llamada "comunidad internacional", para que, digamos, no saque muchos los pies del plato. Para que ningún país se vaya de madre, se extralimite en sus funciones, e intente ser un modelo mundial de convivencia, de paz, de redistribución de la riqueza, de equidad, de progreso y de justicia social. Ello atenta contra los pilares del capitalismo, que defiende únicamente los intereses económicos de los más poderosos. En el pasado, todo país que intentó abordar este camino fue masacrado, invadido, derrocado, con la complicidad directa o indirecta del guardián mundial que representa USA. Y Venezuela es peligrosa porque está intentando este camino. Porque Chávez lo intentó y lo consiguió, y a su muerte (ocasión propia para un derrocamiento del sistema chavista), los continuadores de su legado se empeñan en no destruir las conquistas que Chávez y el pueblo venezolano consiguieron con su lucha.

 

acoso_venezuela3.jpg¿Pero es Venezuela el único país que lo intenta? ¿Es el único que lo ha intentado en el pasado reciente? ¿Qué tiene por tanto de especial? Pues tiene de especial que se trata de un país tremendamente rico en recursos naturales, en petróleo sobre todo, y en gas natural. Y un país rico es más independiente económicamente. Cuesta más trabajo someterlo, porque dejan de existir los principales elementos para el chantaje. A un país rico no se le puede hacer un embargo para someterlo a presión, como llevan haciendo con Cuba desde hace más de medio siglo. Por tanto, el legado de la revolución bolivariana no sólo representa la consecución en local de una sociedad socialista, sino también un estupendo ejemplo mundial, un magnífico punto de referencia para fomentar la independencia de América Latina respecto de Estados Unidos. No sólo se ha enfrentado al imperio colonialista y agresor que representan los Estados Unidos, sino que además está contribuyendo de manera notable a que los países de América Latina se organicen, se conciencien, se dignifiquen, y se enfrenten también al poderío norteamericano. El legado bolivariano no sólo se circunscribe a la propia Venezuela, sino que está influyendo también en los países de su contexto latinoamericano.

 

acoso_venezuela4.jpgY porque cuenta, como decimos, con el apoyo de su pueblo, y del Ejército, con el apoyo de todo un país. Algún lector, más bien influido por la propaganda oficialista que hemos denunciado al comenzar, podrá cuestionar esto que decimos sobre el apoyo de todo su país, alegando que existen muchas protestas populares que denuncian y combaten al régimen. El problema es que, como decimos, esta información no es cierta, está tremendamente manipulada y tergiversada, exagerada, sacada de contexto, y por tanto, dando lugar a la circulación de una información tremendamente tóxica para la comunidad internacional. Pero continuemos nuestro razonamiento, al final lo veremos todo un poco más claro. Lo cierto es que en Venezuela se está intentando transformar (y de aquí el peligro para la sociedad norteamericana) el sistema capitalista de forma gradual, pero completa, y de forma democrática, y de forma pacífica, dando el máximo protagonismo al pueblo. La propaganda mediática ya nos decía en tiempos de Chávez que era un dictador, que no había ganado todos los comicios, que perseguía perpetuarse en el poder, etc., y con Maduro, persona de otro talante (aunque muy parecida a su precedesor), y aprovechando la ausencia de Chávez, están intentando el sabotaje, la revuelta popular, el desabastecimiento económico, la guerra económica, la guerra de guerrillas, y el asalto violento a las instituciones del país.

 

acoso_venezuela5.jpgTécnicas distintas de manipulación mediática y violenta, pero que al final intentan llegar al mismo fin, como es la desestabilización de un régimen, con la mayor complicidad posible de los medios de comunicación internacionales. Lo más peligroso de la Venezuela de Chávez, y ahora de la de Maduro, su fiel continuador, es que se está intentando desarrollar la democracia hasta sus máximos niveles, con la mayor participación activa del pueblo. Y esta democracia, para el sistema capitalista, es una terrible enemiga, quizá la mayor enemiga a abatir. Y lo es porque en cuanto tenemos auténticos sistemas democráticos, completos, radicales, absolutos, el capitalismo va desapareciendo de la faz de la tierra. Y ello por ser un sistema opresor, injusto, cruel e inhumano. Precisamente por esto, un sistema auténticamente democrático tenderá a su erradicación definitiva. Y esto es justo lo que temen los Estados Unidos y el capitalismo internacional. No que Venezuela en sí lo consiga, sino que ella represente un ejemplo a seguir, un modelo de referencia para muchos otros países. Este es el temor. Este es el verdadero peligro.

 

acoso_venezuela6.jpgY de esta forma, y por poner ejemplos más concretos, bajo el sistema de nacionalizaciones de las grandes empresas estratégicas de la economía, la revolución bolivariana está poniendo en entredicho la propiedad privada de estas empresas, las está dejando en evidencia, las está maltratando, se está enfrentando a ellas, las está despojando de su poder, para devolverle dicho poder al pueblo. Y estas son las razones del tremendo acoso mediático internacional al país venezolano. Un país cuyo sistema político, para el gran capital, ha de ser revertido cuanto antes. Un país que representa que el miedo cambia de bando, porque pasa a instalarse en las cuentas de resultados de los grandes capitalistas no sólo venezolanos, sino también internacionales. ¿Y cómo lo hacen? Pues difundiendo un sinfín de mentiras, falacias y manipulaciones, que intenten desprestigiar al país, a su sistema y a su gobierno, a sus dirigentes, y acosándolo en las calles, no dejándole respiro, no dejándole ni un minuto de tranquilidad. Los ejemplos de manipulación mediática son innumerables. Nos dicen que Maduro (y antes Chávez) acosa a la prensa, pero no son capaces de aportar ni un solo ejemplo solvente. En cambio, son ellos los que se empeñan en ocultar continuamente los logros sociales y laborales de la revolución, omitiendo, ocultando y falseando las verdaderas estadísticas que nos dan el auténtico mensaje, la profundidad de la revolución bolivariana.

 

acoso_venezuela7.jpgY de nuevo se pasa al ataque, en otro frente, hacia otro objetivo. El antagonista gobierno USA, junto a los cómplices y serviles gobiernos del resto de sistemas capitalistas del mundo (sobre todo de la UE, su segundo gran bastión y escaparate), y los grandes holdings de empresas transnacionales, y sus dirigentes capitalistas, en última instancia, la representación del poder económico, son los que están preocupados en atacar a Venezuela. ¿Porqué? Pues porque a todos ellos no les conviene que el capitalismo pueda desaparecer...Pero Venezuela representa sólo un país, ¿cómo pueden estar preocupados por el resto del mundo? Lo están, porque en el fondo saben que un buen ejemplo que demuestre lo demencial del sistema capitalista, y que demuestre igualmente que existen alternativas al mismo, podría actuar como mecha para que el fuego de la revolución bolivariana se fuera extendiendo por todos los países, por todos los continentes, por todo el globo. Por eso Venezuela representa un temible enemigo a abatir, un objetivo a derrocar de forma despiadada, utilizando los medios que sean. Y por ello el apoyo incondicional de la prensa capitalista.

 

acoso_venezuela8.jpgPorque Venezuela es el país que está liderando, desde los tiempos de Chávez, un "peligroso" movimiento de independencia, de desarrollo de la democracia, de superación del capitalismo. Y también son peligrosos Ecuador o Bolivia, pero esos países no son tan ricos, ni han sido los líderes del movimiento. Y como sabemos, los ataques siempre se centran en los líderes, en los pioneros, porque son los que pueden difundir el mensaje con mayor fortaleza. Seamos críticos con los mensajes que nos llegan desde la prensa y la televisión convencionales, seamos capaces de reflexionar y de comprender las razones últimas de estas tentativas, de estos ataques, cuyo único fin es poner definitivamente fuera de combate las aspiraciones de un pueblo soberano que ha tenido el empuje, junto con la bondad y la sabiduría de sus líderes, de plantar cara al capitalismo internacional, ese gran cáncer que está provocando que nuestro planeta se convierta cada vez más en un lugar donde no se puede vivir...¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
15 abril 2014 2 15 /04 /abril /2014 23:00

"La guerra, la venganza y la desigualdad son signos evidentes de irracionalidad y de primitivismo"

(E. Carbonell, Catedrático de Prehistoria y Codirector del Yacimiento de Atapuerca)

 

 

 

 

En la entrega anterior de esta serie, nos quedamos comentando un Informe sobre las bases militares estadounidenses extendidas por todo el planeta. Sin embargo, este Informe es aún limitado, pues no incluye las establecidas en Kosovo, Israel, Reino Unido, Kirguizistán, Uzbekistán, Okinawa (con diez nuevas bases), Pakistán (con cuatro bases), Afganistán e Irak, donde a partir de la Camp Anaconda que ocupa 25 Km2 y que puede acoger a más de 20.000 soldados, el Pentágono construye ya catorce bases permanentes para albergar a 114.000 soldados, como eslabones de la cadena establecida en el Golfo Pérsico, situada en las autocracias de Bahrein, Kuwait, Qatar, Omán y los Emiratos Árabes Unidos, contempladas en el plan para el control militar del Oriente Medio. Tampoco considera a las sedes de las nuevas bases militares en Europa Centro-Oriental: Rumanía, Polonia y Bulgaria; en Asia: Pakistán, India, Australia, Singapur, Malasia, Filipinas y Vietnam; en el Norte de África: Marruecos, Túnez y Argelia; en África Occidental: Senegal, Ghana, Mali y Sierra Leona.

 

estado_guerra41.jpg¿Pero cuál es el último motivo, la razón última de esta estrategia imperialista de USA? De una parte, su tremenda y ancestral ignorancia e incultura, sumadas a su arrogancia extrema les lleva desde siempre a mantener una cruzada contra el socialismo y el comunismo internacionales, intentando eliminar de raíz todo atisbo de implantación en cualquier parte del mundo. Y bajo esta excusa, han emprendido las invasiones y las guerras más cruentas e inverosímiles contra muchos países del globo, como por ejemplo en el Chile de Salvador Allende, donde está clara su implicación en la caída del gobierno democrático, en la década de los setenta del siglo pasado. Bajo este prisma, su filosofía es bien simple, y ha sido enunciada por Noam Chomsky en su obra "Las intenciones del Tío Sam" de la siguiente forma: "Si se desea un sistema global subordinado a las necesidades de los inversores estadounidenses, no se pueden dejar partes del sistema al azar". Y según el Presidente Henry Kissinger, Chile era "un peligroso virus que podía afectar a toda la región". Un virus que, por tanto, había que eliminar, al igual que están intentando hacer, ahora, con Venezuela.

 

estado_guerra42.jpgDe otra parte, el propio capitalismo necesita a la guerra como continuación, como garantía de su expansión, como conexión y salida de sus negocios. Y en este sentido, la estrecha relación e interconexión de los dirigentes norteamericanos con el mundo empresarial se hace patente. En efecto, los gobernantes estadounidenses, de prácticamente todos los gabinetes presidenciales, han tenido grandes conexiones con el gran capital. En su obra "Elementos para entender la crisis mundial actual", los autores Víctor H. Palacio Muñoz, Miguel Ángel Lara Sánchez y Héctor M. Mora Zebadúa exponen textualmente refiriéndose al mandato de George W. Bush: "La promoción de la política guerrerista se entiende cuando vemos las relaciones del gabinete de Bush con las grandes multinacionales. El propio Bush es un magnate petrolero socio de Harken Energy y de General Electric, Duke Energy, ExxonMobil, Newmont Gold Mining Corporation, Pennzoil y Tom Brown Inc. Su Vicepresidente Dick Cheney es accionista de Halliburton (petrolera), Procter & Gamble, Union Pacific y Electronic Data Systems. Colin Powell, Secretario de Estado, es socio de AOL Time Warner, Gulfstream Aerospace y General Dyanamics. Donald Rumsfield, Secretario de Defensa, tiene acciones y perteneció a los Consejos de Administración de G.D. Searle/Pharmacia (farmacéutica), General Instrument/Motorola, Gulfstream Aerospace, General Dynamics y otras. Condolezza Rice, Consejera de Seguridad Nacional, es socia de Chevron (petrolera), Charles Schwab (Agencia de Inversiones en bolsa), y Transamerica Corp. (seguros)".

 

estado_guerra43.jpgPero aún hay más: "El Secretario de Energía, Spencer Abraham, es socio de General Motors, Ford Motor Company, Lear Corp. y Daimler Chrysler. Donald L. Evans, Secretario de Comercio, es accionista de Tom Brown Inc. (petróleo y gas) y TMBR/Sharp Drilling (perforación de pozos de petróleo y gas). Norman Y. Mineta, Secretario de Transporte, es accionista de Lockheed Martin, Norhwest Airlanes, Greyhound, United Airlines, Union Pacific y Boeing. Anthony Principi, Secretario de Asuntos sobre los Veteranos, es accionista de Lockheed Martin, tiene acciones en Microsoft, Schering-Plough, Ford y Qualcomm. Tommy G. Thompson, Secretario de Salud y Servicios Sociales, es socio de Amtrak, AOL Time Warner y General Electric. Y la lista de altos funcionarios asociados al gran capital internacional y armamentista sigue". Y lo mejor de todo, son las argucias argumentales mediante las que USA intenta vender su estrategia armamentista por todo el mundo. Las razones expuestas resultan ya insufribles, vergonzantes, cínicas, ridículas y bochornosas.

 

estado_guerra44.jpgEn este sentido, rescato a continuación las palabras de Manuel Pardo, Capitán de Navío en la Reserva, que nos dice lo siguiente: "Por otra parte, el enquistado conflicto en Oriente Medio se intenta mostrar como una amenaza a la seguridad de Occidente y un imperativo de defensa de los Derechos Humanos. A quienquiera que le preocupe el asunto y no quiera verse adormecido por la machacante propaganda oficial, le resulta evidente que una intervención de los EE.UU., con el apoyo activo o pasivo del Estado Español, no traerá otra cosa que más miseria, más destrucción y más muerte. Los Derechos Humanos no han sido nunca una preocupación para los EE.UU., como lo demuestra su negativa a firmar el Tratado de Roma y someterse al Tribunal Penal Internacional. Su absoluto desprecio por ellos ha quedado en evidencia en las numerosas intervenciones en las que ha participado, con o sin armas de destrucción masiva, en Vietnam, Panamá, Afganistán o Irak. En todos los casos, su actuación no ha hecho más que empeorar las condiciones de vida de sus sufridas poblaciones, alimentando un rencor planetario que hoy se manifiesta explosivo. En estas condiciones, ¿qué papel juegan los países "aliados"? ¿Y sus Fuerzas Armadas?".

 

estado_guerra45.jpgY por su parte, Víctor Arrogante se expresa en los siguientes términos: "La guerra saca a la luz lo peor del ser humano. Pese a lo que parece, las guerras han cambiado poco en la Historia, si acaso los instrumentos para la destrucción, el sufrimiento y la muerte. Hoy estamos en las guerras de "cuarta generación" (comprenden la guerra de guerrillas, la guerra asimétrica, la guerra de baja intensidad, la guerra sucia, el terrorismo de Estado u operaciones encubiertas). Los guerreros de EE.UU. no saben lo que inventar. En este tipo de guerras no hay enfrentamiento entre Ejércitos regulares ni forzosamente entre Estados. Usan "drones", aviones teledirigidos, y las víctimas (civiles, mujeres y niños inocentes) son llamados "daños colaterales". En efecto, estamos situados actualmente en la época de las guerras "preventivas" y "humanitarias" (con la flagrante contradicción que estos términos representan), en las guerras televisadas, y en la asunción social de los conflictos como algo duradero e inevitable.

 

Y Eric Fromm estaba convencido de que vivir bajo la amenaza permanente de la destrucción total causaba efectos psicológicos que se evidenciaban en la vida cotidiana de las personas mediante manifestaciones como el miedo, la hostilidad, el endurecimiento del corazón, la indiferencia por los valores, todo lo cual provoca que las personas se conviertan en bárbaros, y que corra serio peligro la convivencia en libertad. Fromm planteaba como necesarios una serie de pasos para garantizar el desarme y el entendimiento político que condujeran a una paz duradera, esos pasos consistían en primer lugar en establecer el desarme psicológico que pusiera fin al odio y la suspicacia, como segundo peldaño entendía imprescindible la ayuda económica a los países subdesarrollados, y para concluir, planteaba el fortalecimiento y la reorganización de las Naciones Unidas para que certifiquen el desarme y organicen la ayuda económica. Pensamos que el gran filósofo, escritor y pensador dio en el clavo con sus apreciaciones, que desde la izquierda suscribimos totalmente. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
14 abril 2014 1 14 /04 /abril /2014 23:00

"El sistema capitalista, insaciable, no se conforma con la obtención de la plusvalía de los trabajadores, sino que pone en práctica nuevas fórmulas de explotación a través de las cuales arrebata los ingresos de las clases populares incitándoles de manera permanente al consumo de bienes absolutamente innecesarios para un modelo de vida más natural, racional y coherente"

(Antonio José Gil Padilla)

 

 

 

 

 

Este impulso a consumir de forma constante nos condena a ser pobres permanentemente, ya que siempre parece, tenemos la impresión, de que nos está faltando algo, no basta con que hayamos comprado alguna cosa que esté a la moda, en poco tiempo se convertirá en anticuada. Eric Fromm ya afirmaba estas cosas antes de la aparición de los primeros ordenadores personales, de los teléfonos móviles, de los televisores de plasma, de las cámaras digitales, etc. Es decir, que en la actualidad, toda esta filosofía consumista se ha exacerbado aún más, porque se ha acelerado exponencialmente el tiempo en que las cosas envejecen y deben ser desechadas por antiguas. Y lo apostillaba en los siguientes términos: "Aunque la mayoría de las personas en este sistema económico tienen mucho más de lo que necesitan, se ven a sí mismos como pobres, porque no logran seguir el ritmo y aprovechar la masa de bienes disponibles: de este modo se fortalece la pasividad, también la envidia y la avidez, y finalmente el sentimiento de debilidad íntima, de impotencia, de sumisión. El Hombre vive sólo como lo que tiene, no como lo que es".

 

sociedad_consumo31.jpgMucha gente se aburre en las vacaciones, o cuando finalizan están tan estresados que el regreso es un alivio. Otras veces pasamos el fin de semana tirados en un sillón frente a un televisor, tragándonos pasivamente toda una sarta de programas absurdos y alienantes. Mientras esto ocurre, las estadísticas nos dicen que se ha producido una reducción radical de la lectura de libros y de la concurrencia a los teatros. En la sociedad capitalista moderna, no sólo se generan bienes, sino que también se crean constantemente nuevas necesidades para inducir a las personas a incrementar el consumo, ese es el objetivo de la propaganda. Muchos de los deseos que parecen surgir espontáneamente desde nuestra propia voluntad, en verdad son generados desde fuera, no obstante se hace de una forma sutil, de manera que uno tenga la ilusión de que posee "la libertad de elegir", aún cuando resulta evidente el bombardeo mediático al que estamos sometidos.

 

sociedad_consumo32.jpgY cómo no, nuestra alocada sociedad de consumo también se internacionaliza, al igual que el propio capitalismo salvaje. Como pieza de este capitalismo globalizado, el consumo también se globaliza. En su reciente e interesante artículo "La mercancía totalitaria", Pablo Batto nos indica lo siguiente: "El mercado global de mercancías es el movimiento autónomo del fruto del trabajo humano, que en vez de ser dominado por sus propias productoras, las somete a sus leyes económicas. Un campesino pakistaní trabaja en las plantaciones de algodón que procesa una maquiladora haitiana, para hacer una camiseta que compra una adolescente italiana en un centro comercial por menos de 10 euros. Esta impresionante cooperación planetaria resulta por completo menospreciada: a la consumidora le son indiferentes las personas que están detrás de su producto. Lejos de reforzar una solidaridad intercontinental, este intercambio supone pobreza y explotación para los países productores, y la ansiedad patológica del consumo a los países consumidores, grotescos privilegiados de todo el sistema. Las personas han perdido la capacidad de influir sobre el producto de su trabajo. Al contrario: son esclavas de éste".

 

sociedad_consumo33.jpgY posteriormente añade: "En las sociedades de consumo, la devoción de las personas por las mercancías (aparentemente la única sustituta posible a la pérdida de identidad, pertenencia, autoestima, comunidad, reconocimiento, etc.) llega a niveles que superan el amor religioso o el culto a un líder. Asesinatos por un par de zapatillas de marca, televisores de plasma en infraviviendas, logos tatuados o personas que han muerto aplastadas por la multitud en las rebajas de un centro comercial, son sólo algunos ejemplos entre otros muchos". Y así llegamos a una sociedad mundial de consumo cruel y despiadada, como el mismo capitalismo que la genera, y donde se enmarca. De hecho, podemos afirmar que hoy en día, cualquier situación de explotación, represión, guerra, miseria o genocidio en el mundo, está provocada, financiada, o como mínimo tolerada, por el ansia de producir mercancías baratas y de controlar las materias primas, recursos naturales, y reservas energéticas necesarias para ello. Podemos ver ejemplos en multitud de situaciones.

 

sociedad_consumo34.jpgPor ejemplo, la fabricación de un dispositivo móvil de última generación requiere la extracción de unos veinte minerales diferentes, que provienen de canteras de países donde se toleran serias violaciones de los Derechos Humanos, y donde existe escasa o nula protección social o laboral (China es la principal productora de indio y coltán, dos minerales extraídos generalmente mediante mano de obra infantil, y el coltán es uno de los intereses geoestratégicos que alimentan el conflicto armado en la República "Democrática" del Congo), con el desastre ecológico que conlleva la minería, y que se transforman y ensamblan en un proceso que deja importantes residuos tóxicos y se lleva a cabo en condiciones de trabajo realmente lamentables. El inmenso poder e influencia de las empresas transnacionales que controlan estas etapas de extracción, producción y distribución es capaz de presionar a los diferentes gobiernos para que adapten sus economías a las necesidades corporativas privadas. Dado que, en este sentido, no existe un dispositivo que no esté manchado de sangre, todo el negocio de la telefonía móvil y la industria que gira en torno a ella, sus aplicaciones, sus innovaciones, su tecnología, sus ofertas, tarifas, márketing, películas y discos para descargar, suponen un expolio a la Naturaleza y una violación de la vida y la dignidad humanas.

 

sociedad_consumo35.jpgPero la cadena consumista continúa, no se detiene ante nada. En las sociedades de consumo, la publicidad, el modelo de los macrocentros comerciales, o de los supermercados (cuya estrategia comercial está calculada al milímetro, véase al respecto el magnífico artículo de Esther Vivas "Gran Hermano en el supermercado"), y la necesidad (real o ideológica) de gastar lo menos posible en los productos básicos, llevan a las personas a la órbita de influencia de las grandes marcas. Y por supuesto, detrás de las grandes marcas, están las grandes empresas transnacionales, responsables de toda la criminal y perversa política consumista que nos invade, con la complicidad de sus serviles gobiernos. Por ejemplo: un municipio semi-rural en el que el desempleo, los bajos salarios y las deudas, así como la publicidad y el márketing, llevan a la población a comprar en grandes cadenas de supermercados en las que todos los productos pertenecen a un pequeño grupo de imperios multinacionales, mientras agricultores y productores locales, usando criterios éticos, no encuentran cómo dar salida a sus productos, por no poder asumir los precios de éstos.

 

Y por su parte, la competencia entre las empresas es feroz y desquiciada. La finalidad última de la maquinaria económica y social a nivel global es la concentración cada vez mayor de riqueza y recursos en menos manos. La competencia es el mecanismo imparable que se asegura de que nadie altere esta dinámica: superado cierto nivel de acumulación, la empresa que no continúe creciendo no permanece con su propia entidad, sino que es devorada y absorbida por otra. "Crecimiento o muerte" es por tanto la cruel consigna, y cuando las empresas competidoras utilizan lobbies para conseguir mayor influencia política en la defensa de sus espúreos intereses, mano de obra semi-esclava, externalización de costes, despidos masivos, deslocalización de sus sedes, y un volumen de producción completamente insostenible, es imposible conseguir su volumen de capital sin continuar recurriendo a esas mismas estrategias. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
13 abril 2014 7 13 /04 /abril /2014 23:00

"Una idea, antes de hacerse realidad, tiene una extraña semejanza con la utopía"

(Jean Paul Sartre)   

 

 

 

 

Desde las bases, desde los simpatizantes, desde la gente que nos consideramos de izquierda, siempre hemos criticado el Acuerdo de Gobierno entre IU-CA y el PSOE en Andalucía, pero creemos que ya se han sobrepasado todos los límites. En estos días, estamos asistiendo a un lamentable y patético espectáculo por parte del PSOE andaluz, que a modo de padre que intenta corregir las malas prácticas de su hijo, o bien de profesor a su alumno, ha retirado las competencias en materia de Vivienda a la Consejería del mismo nombre del Gobierno andaluz, Consejería que estaba representando, con diferencia, savia nueva y fresca en las anquilosadas, fracasadas e injustas políticas que el PSOE había llevado a cabo en anteriores legislaturas, cuando poseía la mayoría absoluta. Pero relatemos en primer lugar someramente los hechos en torno a la Corrala Utopía, para tener un poco más de conocimiento de causa a la hora de poder emitir una opinión formada.

 

El Juzgado de Instrucción Número 3 de Sevilla emitió un auto el pasado 25 de febrero en el que mandataba a las Administraciones Públicas a "proveer lo necesario" para atender "a los menores y otras personas en riesgo de exclusión social" de dicho colectivo. Entonces, la Junta de Andalucía, a través de su Consejería de Fomento y Vivienda, y el Ayuntamiento de Sevilla, acordaron el pasado 5 de marzo la creación de una Comisión Técnica, con participación del Defensor del Pueblo Andaluz, para buscar una solución a dichas familias. En el marco de dicha Comisión, el Defensor del Pueblo pidió a las Administraciones el realojo para las 22 familias, por entender que se encontraban en dicha situación. Pero el Ayuntamiento sevillano se negó a poner ninguna de sus más de 500 viviendas vacías a disposición de la solución. La Consejería abrió entonces una negociación con Ibercaja para encontrar una solución al conflicto, pero el desalojo de la Corrala el pasado 6 de abril reventó dicha negociación.

 

Las familias se quedaron en la calle, por lo cual la Consejería propuso una solución de urgencia al Ayuntamiento de Sevilla, que éste rechazó. Ante tal situación, la Consejería asumió de forma unilateral, ante la ausencia de otras soluciones alternativas, el realojo de las familias desalojadas en cumplimiento del mandato judicial antes expresado. Ante este panorama, la Presidenta de la Junta, Susana Díaz, firma un Decreto retirando las competencias a la Consejería de Elena Cortés, lo que supone un revés y una desautorización en toda regla, además de un escarnio político del PSOE andaluz hacia la coalición de izquierdas. Por todo ello, entendemos, como decíamos al principio, que se han rebasado todos los límites, y que la única salida digna que cabe es la ruptura definitiva del Acuerdo de Gobierno entre IU-CA y el PSOE-A, y la dimisión de todos los cargos de IU-CA de la Junta. De hecho, se trata de un Acuerdo Programático que nunca debió desembocar en la presencia de la coalición de izquierdas en un Gobierno del PSOE-A, sino que únicamente debió servir para trazar una serie de puntos, de líneas de colaboración, para controlar, mediante el 12% escaso de voto que los andaluces concedieron a IU-CA, que desde el PSOE-A se ejecutara una auténtica política de izquierdas, dentro de las posibilidades. Muchos, en su momento, denunciamos que la entrada en el Gobierno andaluz era una maniobra errónea y peligrosa, que incidiría negativamente en la credibilidad de la organización de izquierdas, como de hecho, así ha sido.

 

Gran parte del electorado no puede comprender dicha complicidad, y no entiende cómo IU-CA se hace cómplice de las políticas económicas que abundan en los recortes sociales y laborales, así como en la identificación con el objetivo de reducción del déficit público, como máxima general, que anula cualquier otro objetivo social. Y algunas traiciones ha tenido que soportar IU-CA en el Parlamento andaluz, al ver que su fuerza coaligada votaba a veces contra lo pactado, como cuando el PSOE-A votó a favor de la aprobación en Andalucía de las prácticas de fracking. Pero precisamente, ha sido la Consejería de Vivienda la que ha comenzado a practicar, aún con muchos fallos e incongruencias, una política de función social de la vivienda, en contra de la especulación y del pelotazo del ladrillo, así como de complicidad con la banca, que era la que se venía desarrollando. Se ha hablado mucho sobre si se ha incumplido la legalidad al dar "preferencia" a las familias de la Corrala Utopía sobre otras que demandaban desde listas de espera la concesión de viviendas en alquiler social. Pero esto no es cierto, porque la Ley prevé mecanismos de excepcionalidad (entiéndase medidas de realojamiento transitorio) para familias en riesgo de exclusión social. La medida por tanto tiene un perfecto anclaje legal.

 

Por tanto, es falso que estas medidas supongan agravio alguno contra los 12.000 sevillanos que están esperando una vivienda en alquiler social. El único agravio lo constituye el hecho de que el Ayuntamiento de la localidad hispalense disponga de más de 500 viviendas vacías, y que sea incapaz de darles el uso social correspondiente. No se trata por tanto de un realojo definitivo, sino de un alojamiento transitorio en respuesta a una situación temporal, perfectamente justificada. Y en cuanto al PP, que rápidamente recomendó a la Presidenta que cesara a la Consejera de IU, y que se le ve frotarse las  manos ante este conflicto, habría que decirle que en todas las Comunidades donde gobierna, las viviendas vacías (incluso las de la SAREB, el "banco malo" creado por su Gobierno), en vez de ser utilizadas para alquier social, están siendo vendidas a terceras empresas privadas, los llamados "fondos buitre", que sólo tienen intención de continuar especulando con el derecho humano a la vivienda. La desfachatez del PP es supina, y queda totalmente desautorizado por sus indecentes prácticas en estas cuestiones. Pero como decimos, la reacción del PSOE-A y de la Presidenta de la Junta, en vez de apoyar a su Consejera, ha sido la de retirarle sus competencias, lo cual entendemos que ha colmado el vaso de la mínima lealtad exigible entre las dos formaciones. Ahora se constata que la entrada en el Gobierno andaluz de IU nunca debió producirse, pues ha perjudicado más que beneficiado a la izquierda real. Sólo queda una opción, si es que a IU-CA le queda aún algo de dignidad política: romper todos los acuerdos, negociaciones y pactos con el PSOE-A, y dimitir de todos los cargos en la Junta.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías