Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
1 julio 2016 5 01 /07 /julio /2016 23:00
Autores: Iñaki y Frenchy

Autores: Iñaki y Frenchy

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón

Antonio Machado

Con todo lo que se sabe, muchos volverán a ser votados, y habrá que admitir que somos un país de mierda

José Sacristán

El resultado de las últimas Elecciones Generales ha sido absolutamente decepcionante. Sorprendentemente, tras cuatro años de nefasto, cruel e indigno Gobierno del PP, y más seis meses de prórroga en funciones, el pueblo ha rechazado el cambio político, ha rechazado el progresismo, y se ha abrazado al conservadurismo más tradicionalista, a los recortes sociales, al paro y a la corrupción. Si ya fue inexplicable en las elecciones de 2011, mucho más inexplicable resulta ahora, después de una legislatura de tremendos recortes sociales, laborales, desmantelamiento de la protección social, del Estado del Bienestar, y contrarreformas antisociales de profundo calado. Así podríamos resumir unos resultados electorales donde no sólo no se ha penalizado al partido de gobierno (el PP) por parte de la mayoría social, sino que incluso su apoyo se ha visto incrementado desde las últimas elecciones de diciembre de 2015. Incluso en los territorios donde la corrupción ha azotado más salvajemente a las Instituciones gobernadas por él, las listas del PP han recibido un mayor aluvión de votos. Absolutamente increíble desde un punto de vista de madurez democrática, y sólo explicable desde la sinrazón, el miedo y la terrible influencia del pensamiento dominante. 

 

 

Desgraciadamente, vivimos en un ridículo país de pandereta, en una cochambrosa pocilga disfrazada de democracia, en un chiringuito retrógrado, corrupto y apestoso gobernado por una organización criminal consagrada a la gran banca, a la Iglesia y a los poderosos empresarios. ¿Qué se puede esperar de un candidato, el señor Rajoy, cuyos argumentos expuestos en el único debate en el que participó se limitaban a decir que "España es un gran país", o que "Gobernar es muy difícil"? Un candidato absurdo y patético, que sólo sabe decir perogrulladas y sandeces, perteneciente a un partido político que resultó ser el peor valorado (por segunda vez consecutiva) por las más de 500 ONG's que integran Polétika, pero que curiosamente, y después de hacer de las suyas durante cuatro eternos años, no sólo vuelve a ser la fuerza política más votada, sino que incluso incrementa sus resultados desde los últimos comicios de hace seis meses. Absolutamente bochornoso. Y aún más bochornoso resulta cuando todo ello ocurre en un país donde esos mismos que acaban de resultar la lista más votada, han saqueado vilmente al país durante los últimos cuatro años, han denigrado a la juventud (que se ha visto obligada al exilio laboral, al paro o a la precariedad), han profanado las históricas conquistas obreras, han provocado ERE's salvajes de las grandes empresas, han desahuciado a mansalva a inocentes familias cuyo único delito era haberse quedado sin empleo (y no poder hacer frente a los pagos de sus hipotecas), han subido ¡¡UN EURO!! a los pensionistas mientras saqueaban el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, han rescatado los toros, las misas y han manipulado la televisión pública hasta volverla nauseabunda, y han visto registrada por la Policía la sede principal de su partido. 

 

Pero no acaban aquí los desmanes, las tropelías, las salvajadas y las indecencias de este indigno Gobierno perteneciente al partido más votado el pasado domingo. Ha privatizado la justicia, ha incrementado de forma opaca los presupuestos de Defensa, ha implantado una reforma fiscal regresiva, ha practicado una amnistía fiscal, ha puesto en marcha leyes represoras de las protestas populares, ha criminalizado la pobreza y la indigencia, ha denigrado la educación pública, ha hundido la cultura, ha provocado las más obscenas desigualdades, ha excluido de la sanidad pública a cientos de miles de personas, ha ignorado la igualdad y la violencia de género, así como la memoria histórica, haciendo caso omiso sobre todas las advertencias y condenas que varios Organismos Internacionales le sentenciaban. Han provocado suicidios y muerte de personas dependientes, han fomentado vergonzantes co-pagos para los servicios públicos, han impedido el derecho al estudio de miles de jóvenes, han privatizado playas y montes, y han socavado los derechos más básicos y fundamentales de cientos de miles de personas, migrantes y refugiados que intentaban alcanzar nuestro país para conseguir una mejor vida. La violencia y extrema insensibilidad de este Gobierno ha sido absolutamente palmaria. Pero no importa, como tenemos un pueblo masoquista, seguro que si durante la próxima legislatura bajan las pensiones un 20%, y a Rajoy se le descubre una cuenta en Suiza con 20 millones de euros, en las próximas elecciones el PP consigue alcanzar los 190 diputados. 

 

Así que con todo ese panorama, y a la vista de los resultados electorales, nos volvemos a hacer la pregunta que da título a este artículo: ¿Qué más tiene que hacer el PP para que dejen de votarlo? ¿Cuántas barbaridades más ha de cometer? ¿Cuántos crímenes sociales hemos aún de contemplar? Cuando nos comportamos como pueblo con esta desidia y masoquismo electoral, siendo presos del Síndrome de Estocolmo en su versión política, eligiendo nosotros mismos a nuestros propios verdugos, los culpables dejan de ser ellos, y pasamos a ser nosotros, el pueblo. Porque ya no podremos quejarnos, ya que no podremos alegar ignorancia ni traición, ya no podremos ignorar inexperiencia ni ingenuidad. Seremos culpables de todas las fechorías que este indecente partido quiera seguir practicando contra nosotros, las clases populares. Seguiremos participando de esta indecente farsa. Ya sabemos lo que hacen. Ya sabemos cuál es su filosofía. Ya sabemos cuáles son sus objetivos. Ya sabemos lo que les importa y lo que no les importa. Ya conocemos sus valores. Ya hemos comprobado de lo que son capaces...¿Por qué seguimos votándoles? Desde el 20D, al menos cinco nuevos casos de corrupción (en seis meses) han sido descubiertos (Acuamed, Taula, Papeles Panamá, Grabaciones Fernández Díaz y nuevas entregas de Púnica), y el resultado ha sido 14 diputados más...¿Cuántos casos nos quedan por descubrir? ¿Cuántos más necesitamos para reaccionar, para decir ¡¡BASTA!!?

Compartir este post
Repost0
30 junio 2016 4 30 /06 /junio /2016 23:00
Panorama actual de los Movimientos Sociales en España (XXVII)

Una persona refugiada no lo es por decisión propia. En la mayoría de los casos son personas como tú y como yo, pero que han tenido que elegir entre un ataúd y una maleta, que se han visto obligadas a huir de su país por sufrir persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, género u orientación sexual. Muchas son víctimas de trata o de conflictos armados. Han perdido todo excepto la dignidad

Comisión Española de Ayuda al Refugiado (http://www.cear.es/persona-refugiada/)

Los MMSS que habíamos citado en el artículo anterior de la serie no sólo se dedican a la problemática de la inmigración irregular, a la atención y respeto a sus derechos, sino también a la gravísima situación que están sufriendo los peticionarios de asilo en nuestro país (en general, en toda la UE), procedentes de las guerras de Siria, Irak, Afganistán, Yemen, etc. En este sentido, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), con más de 30 años de experiencia, se define como una organización sin ánimo de lucro de acción voluntaria, humanitaria, independiente, y plural. La misión de CEAR es promover y defender los Derechos Humanos y el desarrollo integral de las personas refugiadas, apátridas y migrantes con necesidad de protección internacional y/o en riesgo de exclusión social. Casi 500 voluntarios prestan altruistamente su apoyo a CEAR, que también cuenta con el respaldo de partidos políticos, sindicatos, confesiones religiosas y ONG's, además de personalidades de reconocido prestigio en el campo de la defensa del asilo y los derechos humanos. Y precisamente, en este mismo mes de junio, CEAR ha presentado su Informe 2016 sobre las personas refugiadas en España y en Europa. Sus datos, conclusiones y proyecciones son escalofriantes. 

 

De entrada, el Estado Español rechaza el 70% de las peticiones de asilo que recibe. En efecto, según nos cuenta Enric Llopis en el artículo de referencia, la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior denegó durante 2015 la protección internacional al 68,5% de las personas que la solicitaron. Y las comparaciones con el resto de Europa nos dejan en muy mal lugar. Porque si el departamento que dirige el Ministro Fernández Díaz aceptó en 2015 el 31% de las solicitudes de protección internacional, la media europea se situó en el 52%, y países como Dinamarca reconocieron cerca del 80% de las peticiones, o Austria y Suecia, alrededor del 70%. Por otra parte, los 3.770 muertos en el Mar Mediterráneo durante 2015 retratan fríamente la ausencia de un Sistema Europeo Común de Asilo. Los sistemas de cuotas se incumplen, no existe solidaridad europea, y lo único que se pone en marcha son indecentes acuerdos como el refrendado con Turquía. Con este escenario, sólo el humilde y no reconocido trabajo de los movimientos sociales que ayudan diariamente a estas personas, representa el único aspecto positivo de la deplorable situación. Y si extrapolamos las cifras a nivel mundial, entramos en una dinámica espantosa. La cifra de personas desplazadas forzosamente en el mundo ya supera los 60 millones de personas. El 86% de las personas refugiadas viven en países empobrecidos y el 51% tienen menos de 18 años, siempre según datos del referido Informe Anual de CEAR. 

 

Mientras, la política migratoria europea adquiere perfiles de fortaleza. Lo único que preocupa es el cierre y protección de las fronteras nacionales, lo cual se ha constituido incluso en argumento de peso para que las fuerzas políticas de corte xenófobo y racista, de extrema derecha y ultranacionalistas, estén adquiriendo una acrecentada presencia institucional. De hecho, ha sido igualmente uno de los argumentos que han conducido al Reino Unido al brexit. Los mensajes neofascistas están calando en el viejo continente, y las políticas de asilo se están viendo afectadas. Proliferan vallas y muros por doquier, y se respiran ambientes populares y manifestaciones de apoyo a los nacionales de cada país, y de odio y rechazo al inmigrante y/o refugiado. La situación está ya llegando a extremos insostenibles. Los miles de muertos en el Mare Nostrum, la guerra interminable de Siria (4,9 millones de refugiados y 7,6 millones de desplazados internos), las masivas llegadas de inmigrantes a las islas mediterráneas y el rechazo de muchos líderes políticos a la concesión de asilo está generando un ambiente de tremenda hostilidad, que ha desencadenado ya algunos conflictos graves, y que promete continuar por la senda del rechazo. 

 

De nuevo, las cifras son concluyentes. Hasta mayo del presente año, sólo se habían reubicado a 1.716 personas en toda la UE, de ellas 105 en nuestro país, para vergüenza de nuestro gobierno, al cual se le han ofrecido para colaborar en la acogida diversos Ayuntamientos gobernados por las fuerzas políticas progresistas. En este contexto, CEAR solicita 5 compromisos urgentes para el nuevo Gobierno que salga de las urnas del 26J: En primer lugar, la impugnación y retirada del apoyo de España al acuerdo entre la UE y Turquía sobre migraciones. El segundo punto consiste en la acogida inmediata de los refugiados que se hallan en Grecia e Italia, en cumplimiento de los acuerdos de reubicación adoptados por el Consejo Europeo. Además, se insta a promover vías legales y seguras para acceder al procedimiento de asilo, como Embajadas y Consulados españoles. También se pide facilitar la emisión de visados humanitarios, que agilizarían y suavizarían la situación de estas personas. El cuarto requerimiento de CEAR es poner fin a las devoluciones ilegales de personas migrantes y refugiadas en las fronteras de Ceuta y Melilla, así como suprimir la exigencia de visado de tránsito aeroportuario establecido desde 2011 para personas de nacionalidad siria. Por último, se solicita también la aprobación urgente de un Reglamento que desarrolle la Ley de Asilo, tarea pendiente desde hace 7 años. 

 

Y por su parte, la situación de los migrantes y/o refugiados que intentan entrar desde Ceuta o Melilla es especialmente delicada. El indecente Gobierno del PP legitimó las "devoluciones en caliente", que se llevan practicando durante más de una década. Tanto el Defensor del Pueblo como el Comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa llevan remitiendo desde 2005 recomendaciones en este sentido, que son sistemáticamente ignoradas por las autoridades españolas. Y por último, un capítulo específico es el derecho de asilo por orientación sexual e identidad de género. Actualmente, los actos homosexuales se siguen criminalizando en 75 países con multas, condenas a prisión o incluso la pena de muerte, vigente aún en varios países árabes y africanos. Y para las personas homosexuales que solicitan asilo, algunas legislaciones exigen en exceso pruebas testificales, cartas y fotografías muy difíciles de aportar, ya que el migrante o la migrante en cuestión suele proceder de países de origen donde la homosexualidad está perseguida, por lo cual muchos relatos y declaraciones no son considerados veraces por las autoridades. Es imperiosamente necesario luchar también contra esta injusticia. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
29 junio 2016 3 29 /06 /junio /2016 23:00
Un deplorable Ministro del Interior

Lo cierto es que la gestión de Fernández Díaz al frente del Ministerio del Interior ha sido absolutamente nefasta. Creo que nunca habíamos tenido un Ministro más casposo y retrógrado que éste. Ahí quedarán sus perlas para la historia, como cuando dijo sobre los refugiados: "Si esas personas [refiriéndose a las ONG's] nos dan sus señas, se los mandamos enseguida". Absolutamente lamentable. Quizás de la gente que ha dependido jerárquicamente de él, sólo se salven los de la Dirección General de Tráfico (DGT), con María Seguí al frente. Porque el papel del resto de Instituciones, mejor dicho de sus dirigentes, ha sido bochornoso. Tenemos el Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, que hace algunas semanas atacaba fervientemente a PODEMOS con malas artes, por lo cual se solicitó incluso su dimisión inmediata por las redes sociales. El papel de Arsenio Fernández de Mesa al frente de la Guardia Civil tampoco ha estado exento de polémica, debido sobre todo a los terribles escándalos asociados a los malos tratos a inmigrantes que intentaban entrar a nuestro país a través de las vallas de Ceuta y Melilla. Pero el pasado de este oscuro personaje ya es de por sí interesante, ya que está ligado, como nos descubría este artículo de Publico, a la Falange

 

Así que con todo este personal rodeándolo, poco se puede esperar de un Ministro del Interior que, lejos de poner las Instituciones al servicio del pueblo, las ha utilizado contra él, no ya sólo mediante acciones represoras, sino mediante la creación de herramientas e instrumentos políticos "ad hoc", como la famosa Ley Mordaza, que han motivado incluso que se firmen Manifiestos por destacadas personalidades nacionales e internacionales, solicitando la recuperación de las libertades civiles en nuestro país. Tenemos a un Ministro del Interior que nos ha vulnerado derechos fundamentales, que ha intentado acallar y reprimir la lógica protesta popular motivada por los tremendos recortes sociales que su gobierno ha practicado, que ha creado un nuevo Estado Policial vigilante, controlador y represor, que ha dinamitado el derecho a la tutela judicial efectiva, y que no sólo ha puesto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en contra de la ciudadanía, sino que también los ha utilizado para conspirar en contra de sus adversarios políticos, sentando un peligroso precedente, y haciendo saltar por los aires el principio de la separación de poderes, y los fundamentos del Estado de Derecho. 

 

Bien, y a tenor de todo este currículum, podríamos preguntarnos: ¿de qué nos sorprendemos? ¿realmente se podía esperar otra cosa de este Ministro retrógrado? ¿podíamos esperar una buena gestión de él, teniendo en cuenta su personalidad y sus antecedentes? ¿podíamos esperar algo mejor de un Ministro que programa su agenda en función de los horarios de las misas a las que asiste? ¿podíamos esperar alguna actitud conciliadora de un Ministro que no solamente ataca al mundo de la izquierda abertzale, sino que además no ha querido nunca reconocer los avances de ETA por el desarme, la negociación y la paz? ¿qué podíamos esperar de un Ministro que lejos de intentar vías de acercamiento y negociación después del abandono de la lucha armada por parte de ETA, se dedicaba a menospreciar a los líderes, expertos y dirigentes internacionales que asistían a las Conferencias de análisis del conflicto? ¿es que podíamos esperar otra cosa de un Ministro que nombra a Francisco Marhuenda, el Director de La Razón, Comisario Honorario de la Policía¿Nos extraña todo esto viniendo de un Ministro que jamás ha reconocido las malas prácticas de algunos integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que han practicado la tortura en dependencias policiales, y por las cuales han sido denunciados por sus víctimas? ¿es que podemos esperar gran cosa de un Ministro que no se pronuncia y se esconde ante la querella de las Asociaciones de Víctimas del Franquismo, y que representa a un país, el nuestro, que ha sido denunciado por el Comité de Derechos Humanos de la ONU y por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ante la desidia demostrada en este tema? ¿es que nos hemos olvidado de la reunión de este Ministro en su despacho con el delincuente Rodrigo Rato, el que fuera histórico compañero de partido, ex Ministro de Economía, ex Presidente del FMI y ex Presidente de Bankia, investigado por múltiples delitos contra la Hacienda Pública?

 

Como vemos, sería interminable mencionar todas las tropelías, inconsistencias, salidas de tono, comentarios intolerables, decisiones aberrantes y complicidades indecentes que este Ministro del Interior nos ha regalado durante su mandato, que esperemos que termine en cuestión de días. Fernández Díaz es el último responsable de las maniobras de ataque político perpetradas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado contra la formación política de Pablo Iglesias, con deleznables prácticas de encubrimiento e incluso de reconocimiento público. Y en esa misma línea, de lo último que nos hemos enterado ha sido la grabación de una conversación en su despacho de octubre de 2014 entre Fernandez Díaz y el Director de la Oficina Antifraude de Cataluña, donde ambos planean una especie de conspiración para atacar a la honorabilidad de algunos dirigentes independentistas catalanes, por medio del destape de algunos posibles escándalos. En suma, burda y partidaria utilización de las instituciones para atacar a los rivales políticos. Como decimos, no podíamos esperar otra cosa de este Ministro del Interior, que aún incluso es posible que nos dé alguna que otra sorpresa. Y a todo esto y como siempre, Rajoy sin enterarse de nada, justificando y defendiendo a su Ministro y amigo de tantos años. Ese "hombre discreto donde los haya", esa "tumba", ese hombre "cuya mano derecha no sabe lo que hace su mano izquierda", que a lo mejor descubrimos, cuando se impute (si es que se imputa) a Fernández Díaz de algún delito, enviando un SMS a su móvil con el siguiente mensaje: "Jorge, sé fuerte. Hacemos lo que podemos. Mañana te llamaré".

Compartir este post
Repost0
28 junio 2016 2 28 /06 /junio /2016 23:00
Fuente: paradoslistosya.blogspot.com

Fuente: paradoslistosya.blogspot.com

El desastre de las Cajas [de Ahorros] no es el ejemplo de que no se puede poner la banca en manos de los políticos, es un ejemplo de que los políticos que tenemos no son dignos de confianza para dejarles que gestionen recursos públicos

Bibiana Medialdea

IV. FIN DEL SECRETO BANCARIO.

 

La existencia del denominado "secreto bancario" ha supuesto importantes restricciones y limitaciones a la hora de poder investigar y/o rastrear las actividades de los bancos, de sus empresas y de sus clientes, suponiendo un serio inconveniente que hay que abolir. Exigimos la consideración de delito penal de las actividades en el marco de los mercados de común acuerdo, en particular los Mercados "Over The Counter" (OTC), y todas las actividades de la banca en la sombra, exigiendo que su operativa esté bajo el alcance de su regulación. Todas las transacciones en los mercados financieros deben ser registradas, ser rastreables, reglamentadas y controladas. Hasta ahora, los principales mercados financieros son los de común acuerdo, es decir, que no están sometidos a ningún control: se trata de los mercados de cambios, en el que se mueven 5,3 billones de dólares al día, del mercado de derivados, del mercado de materias primas y de productos agrícolas, etc. 

 

Hemos de alcanzar el fin del secreto bancario. En este sentido, los bancos han de tener la obligación de comunicar todas las informaciones sobre sus responsables, sus diferentes entidades, sus clientes, las actividades que ejercen y las transacciones que realizan por cuenta propia (del banco) y por cuenta de sus clientes. Asímismo, las cuentas bancarias deben ser legibles y comprensibles. El levantamiento del secreto bancario debe convertirse en un imperativo democrático mínimo, para todos los países. Concretamente, eso significa que los bancos deben tener en todo momento y lugar a disposición de la Administración fiscal correspondiente la siguiente información: una lista nominativa de los beneficiarios de intereses, dividendos, plusvalías y otras remuneraciones financieras; las informaciones sobre apertura, modificaciones y cierres de cuentas bancarias con el fin de tener una lista nacional de todas las cuentas bancarias; todas las informaciones sobre las entradas y salidas de capitales, y en especial con la identificación del ordenante. Asímismo, han de prohibirse todas las transacciones bancarias con los paraísos fiscales, siendo absolutamente necesario prohibir a los bancos efectuar cualquier transacción con un territorio considerado como tal. Si no se respeta esta prohibición, se deben imponer serias y graves sanciones (pudiendo llegar hasta la retirada de la licencia bancaria) y el pago de elevadas multas. 

 

 

V. FINANCIAR DE OTRA MANERA EL GASTO PÚBLICO. 

 

Se debe imponer a los bancos privados la posesión de una cuota de títulos de la deuda pública. Asímismo, debemos dar otra misión a los Bancos Centrales (BCE, mientras continuemos dentro de la UE): la de otorgar préstamos a los Gobiernos a cero por ciento (0%) de interés. O sea, a la inversa de lo que hace el BCE, de acuerdo con los tratados europeos. El Banco Central sería capaz de permitir la financiación a tipo de interés 0 de un Estado y del conjunto de estructuras públicas (colectividades, hospitales, organismos para la vivienda social, etc.) con el fin de llevar a cabo políticas socialmente justas en el marco de la transición ecológica. No obstante, somos conscientes de la dificultad de esta medida, ya que se necesitaría modificar el texto de los tratados europeos en vigor, lo cual requeriría mayor fuerza en la UE de los países gobernados por fuerzas progresistas.

 

 

VI. REFORZAR LA BANCA PÚBLICA.

 

El Sistema Bancario Público debe constituirse en el primer actor del sistema financiero, en el actor protagonista por excelencia, siempre y cuando opere con criterios de interés general, transparencia y control democrático (en caso contrario no podríamos estar hablando de Banca Pública), y promueva el uso del crédito disponible en términos y condiciones financiera y ecológicamente sostenibles, así como productivamente útiles. La Banca Pública no sólo debe implicar que el sector se democratiza y pasa a control ciudadano, sino que también pasa a operar bajo otra filosofía, otra ética y otros objetivos distintos. La concesión de créditos o préstamos ha de seguir el criterio de estudio de viabilidad (no de máximo beneficio, imperante en la banca privada) a medio y largo plazo, concesión informada, y regulación general de tipos en función de la actividad. 

 

En el caso español, tras un proceso de concentración sin parangón en la historia de la Península, privatización casi completa de la banca pública, desaparición de las antiguas Cajas de Ahorros (mediante procesos de absorción, compra/venta y fusiones) y marginación de la banca ética, pensamos que la arquitectura del sistema bancario (tremendamente corrupta y antidemocrática) ha de invertirse. Un Polo Bancario Público debe vertebrar y garantizar la función social del crédito a la inversión, para lo cual ha de constituirse a partir de los activos limpios de Bankia y Mare Nostrum (principales entidades financieras nacionalizadas después de su rescate), así como por los recursos procedentes de los propios rescates bancarios, y principalmente, de los activos fruto de la socialización de recursos de aquéllos bancos (privados) que no se ajusten a la nueva regulación bancaria o que sean procedentemente sancionados. El Sistema Bancario Público tendrá un trato preferente con la Banca Ética, y admitirá banca de depósitos y de inversión privada, en los términos ya referidos en apartados anteriores. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
27 junio 2016 1 27 /06 /junio /2016 23:00
La transmisión del pensamiento dominante (39)

La clase dominante nos quiere estúpidos y el proceso de convertirse en estúpido comienza con la clase dominante

Peter Linebaugh

En la entrega anterior ya desmontamos toda la falacia que se escondía detrás de la "imperiosa" tarea de reducir el déficit público, pero además, esta tarea también se acompaña de otro terrible objetivo a cubrir, como es el pago de intereses de nuestra deuda pública, que ya representa prácticamente la misma cantidad que nuestro producto interior bruto (PIB), incluso lo ha superado recientemente, es decir, el conjunto de la riqueza que todo el país produce durante un año. La partida de pago de los intereses de la deuda se está comiendo actualmente más de un tercio de nuestros Presupuestos Generales del Estado (PGE), así que, entre un objetivo y otro, es decir, entre los recortes sociales necesarios para reducir el déficit público, y la imposibilidad de dedicar recursos presupuestarios para atender a los servicios públicos (sanidad, educación, etc.) porque los necesitamos para pagar los intereses de la deuda (esto último además reconocido constitucionalmente mediante la reforma del artículo 135 de la Constitución, en el verano de 2011, llevada a cabo en 48 horas sin consulta popular mediante un acuerdo exprés PP-PSOE), el resultado es bien conocido: se va instalando una sociedad criminal, antidemocrática, privatizada, precarizada, segregadora, injusta, antisocial, desigual y patética, que nos deja sumidos en la más absoluta barbarie social. Y todo ello bajo excusas perfectamente "legales", que no son más que decisiones y argucias políticas, trampas que el pensamiento dominante nos pone, para justificar sus oscuros y aberrantes intereses. 

 

Pero continuemos relatando los terribles efectos de esa mal llamada "austeridad": Por una parte, se facilitan y abaratan los despidos, con lo cual el desempleo aumenta considerablemente. Y mientras se grita como un mantra a los cuatro vientos y a bombo y platillo que el gran "objetivo nacional" es la creación de empleo, se oculta que el sistema capitalista y neoliberal necesita siempre una tasa de desempleo significativa, para conservar el control sobre la clase trabajadora. De esta forma, la clase trabajadora estará más disciplinada, guiada por el miedo a perder su puesto de trabajo. A su vez, y todo ello bajo el "santo grial" de la austeridad, se va reduciendo el sector público, se cierran y desmantelan empresas públicas, se refunden empresas, se adelgaza y minimiza lo público, llegando incluso a despedir a personal laboral e interino de las propias Administraciones Públicas. Al gran capital no le interesan los trabajadores con derechos, así que el sector del empleo público es uno de sus grandes objetivos a batir. Véase por ejemplo este artículo que relata la enorme cantidad de empleo público que se ha destruido durante los últimos cuatro años. Por último, van atacando el carácter público, gratuito y universal de los servicios que prestan las Administraciones, y abriéndolas cada vez más al sector privado, es decir, favoreciendo en diversos modos y grados su privatización, que ellos denominan bajo otros eufemismos, como "externalización". Y así, servicios públicos fundamentales, puntales básicos del Estado del Bienestar, como la Sanidad o la Educación, son progresivamente privatizadas, para que entre en ellos no sólo el capital privado, sino también la propia filosofía mercantilizadora del pensamiento dominante, desde el punto y hora en que dichos servicios se convierten en negocios. Y todo ello, insistimos, bajo la falsa bandera de la "austeridad". 

 

Como vemos, una (casi) perfecta maniobra, orquestada desde las más altas Instituciones y Organismos Internacionales (en complicidad con las Instituciones nacionales, como el Banco de España, la CNMV, las Cámaras de Comercio, etc.), que participan todos ellos de los dogmas del pensamiento único. De ahí que cada paso que nuestros gobernantes dan en esta dirección, es felicitado, jaleado y apoyado públicamente por los dirigentes y máximos representantes de dichas Instituciones. Seguro que la instauración de medidas como el reparto del trabajo, una banca pública, una renta universal, una reforma empresarial, la migración a otro modelo productivo, o la nacionalización de las grandes empresas que gestionan los sectores estratégicos de la economía, en vez de ser aplaudidas por dichos gendarmes del capitalismo internacional, serían vilmente atacadas. Es más: serían seriamente criticadas, saboteadas, y duramente reprimidas, por muchos argumentos a favor que pusiéramos encima de la mesa, sólo por ir en contra de las tesis del pensamiento dominante. Es lógico por tanto que cuando escuchamos la palabra "austeridad", con lo que llevamos andado, se nos ponga la piel de gallina. 

 

Pero esto no es austeridad. Esto es un cruel ejercicio de aniquilación y explotación de la clase trabajadora, una infame transgresión de la soberanía y de la democracia, una vil transferencia de rentas desde el ámbito público al privado, que nos está conduciendo a un panorama de neoesclavitud en el siglo XXI. Ya no puede hablarse en propiedad sobre clase trabajadora, sino del precariado (evolución del antiguo proletariado), o simplemente, de los nuevos esclavos de nuestro siglo. La clase dominante (usando esa peligrosa herramienta que es el lenguaje, al que le dedicamos ya un profundo estudio durante las primeras entregas de esta serie) ha tomado un concepto solemne, auténtico y riguroso, y lo ha pervertido, lo ha prostituido, en aras de convencer a la inmensa mayoría social de que todas esas medidas eran buenas. Porque como decimos, la verdadera austeridad es otra cosa. La verdadera austeridad proclama justamente todo lo que más atrás, y en artículos anteriores, hemos venido aconsejando. Es decir, vivir con lo primordial, vivir decentemente, consumir lo imprescindible y hacerlo responsablemente, producir lo justo para que la Humanidad pueda vivir dignamente, respetar los equilibrios naturales, disfrutar de los servicios públicos de forma mayoritaria, redistribuir la riqueza, repartir los beneficios que nuestra sociedad genera, aumentar la equidad y la justicia social, cohesionar a la sociedad, no nadar en la abundancia, no someter al planeta a un ritmo desenfrenado, no enloquecer ni destruir el hábitat natural, no explotar a las personas ni a los animales, eliminar las desigualdades, y un largo etcétera. Todo esto es la auténtica austeridad. 

 

Austeridad por tanto es eliminar la opulencia. Trabajar para vivir y no al contrario. No aspirar ni poseer más ambiciones que la satisfacción de nuestras necesidades básicas y elementales. Austeridad es no legitimar el poder de los poderosos. Austeridad es controlar la producción, la distribución y el consumo, regirnos por otros parámetros sociales y morales. Todo ello es austeridad. Escapar de la filosofía del despilfarro y del derroche. Austeridad es disfrutar de una economía racional y estable, tranquila, lejos de los avatares de los locos e insaciables mercados, es respetar por encima de todo los derechos humanos, de los pueblos y de la naturaleza, es decir, volver a recuperar los equilibrios humanos, sociales y naturales que hemos ido perdiendo bajo el capitalismo. Austeridad es satisfacer las necesidades de la gente, renunciar al mercadeo con ellas, y a nivel personal, llevar una vida austera significa llevar una vida simple, básica, elemental, equilibrada, ordenada, en armonía, lejos de extravagancias ni excesos, acorde con unos pensamientos y unas ideas donde predominen el cultivo a los bienes comunes, imprescindibles, necesarios, vitales, justos, donde se valore la cooperación, la igualdad, el respeto a la democracia, a la justicia y a la equidad, la solidaridad, la convivencia en comunidad. Una sociedad austera es aquélla que garantiza a todos sus miembros por igual el respeto a sus derechos, que no deja tirado a nadie, que garantiza para todos unos mínimos públicos vitales, universales y de calidad. Como vemos, justo lo contrario a los modelos de sociedad donde nos conduce el pensamiento dominante. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
26 junio 2016 7 26 /06 /junio /2016 23:00
Autor: Rainer Ehrt

Autor: Rainer Ehrt

La destrucción mecanizada, racional, impersonal y sostenida de seres humanos, organizada y administrada por Estados, legitimada y puesta en marcha por científicos y juristas, sancionada y popularizada por académicos e intelectuales, se ha convertido en un ingrediente básico de nuestra civilización, el último, arriesgado y a menudo reprimido patrimonio del milenio

Omer Bartov

Hoy día, los conflictos internacionales se han convertido en una matanza indiscriminada de civiles, que ya se toma como algo connatural con el propio conflicto, un mal menor, absolutamente justificado, como cuando arrasan todo un hospital, o secuestran o asesinan a periodistas extranjeros, para extorsionar a terceros países, o bien impedir que se conozca de verdad lo que ocurre diariamente sobre el terreno. ¿Cómo podemos asombrarnos por la destrucción que el Estado Islámico hace de innumerables monumentos y reliquias culturales de Oriente, cuando nosotros, nuestro "civilizado" Occidente, hemos dejado tantos sitios en ruinas? La hipocresía en el terreno del pacifismo llega hasta sus más cínicas expresiones. ¿Cuántos palacios, iglesias, edificios históricos, bibliotecas, yacimientos arqueológicos, archivos nacionales, museos nacionales, y objetos culturales de todo tipo hemos destruido a lo largo de siglos de guerras coloniales, mundiales y "humanitarias"? Mientras perfeccionamos las tecnologías que nos permiten los asesinatos en masa y las retransmisiones de las guerras de última generación, renovamos nuestro armamento nuclear, y eliminamos de un plumazo desde el aire objetivos estratégicos, nos quejamos de las "maldades" de nuestros enemigos. Clara, absoluta y total hipocresía. 

 

¿Es que no fueron acaso los bombardeos al Pentágono y a las Torres Gemelas de New York de 2001 la respuesta a tantos bombardeos que causaron muerte y destrucción por todo el mundo? ¿Es que no han sido los recientes atentados de París o Bruselas la respuesta a tanta maldad occidental desplegada en terceros países para mantener nuestra hegemonía, derrocar a sus dirigentes y controlar sus recursos naturales? En vez de reconocer todo esto, en vez de hacer acto de reflexión y de constricción y de declarar solemnemente que jamás vamos a volver a intervenir en terceros países mediante la guerra, el terror y la invasión, nuestros dirigentes políticos se envuelven en sus banderas, en un hipócrita ritual de reivindicación de nuestros "valores", a los que supuestamente nuestros enemigos quieren atacar y destruir. Pero no podemos dejarnos engañar. Esos "enemigos" no están a miles de kilómetros de distancia, esos "enemigos" residen entre nosotros, son hijos de nuestra cultura, se han criado en nuestros países, han asistido a nuestras escuelas, han trabajado entre nosotros, y han participado de esos "valores" del "mundo libre" al igual que todos nosotros. No son "enemigos extraños" que ataquen a una cultura porque la desconozcan o porque la teman, son hijos de nuestro mundo, producto de nuestras sociedades, resultados de nuestra cultura y de nuestros valores. 

 

No queremos darnos cuenta, por tanto, de que estamos atrapados en un ciclo de violencia mundial que no cesará hasta que todos nosotros, la comunidad internacional no acepte las verdaderas causas de las guerras y de los conflictos armados. Una espiral de violencia que no cesará hasta que los valores del pacifismo (los auténticos, no los impostados) impregnen cada mentalidad, cada reacción, cada gesto, cada opinión y cada acción. No cesará hasta que los planes de desarme mundiales sean una realidad, hasta que los Ejércitos de todo el mundo se hayan reconvertido, hasta que todos los imperialismos hayan sido derrotados (pero no por la fuerza de las armas, sino de la política), y hasta que la Organización de las Naciones Unidas no sea refundada bajo otros parámetros más democráticos. Nos encontramos, como es lógico suponer, a años luz de conseguir todos estos objetivos. Por tanto, las guerras continuarán. Los conflictos bélicos son producto de nuestra agresiva sociedad, de la exportación de nuestros valores por todo el mundo, y de los propios conflictos que vibran dentro de nuestras sociedades. Una sociedad que no viva en paz consigo misma (al igual que cada persona) no podrá exportar la paz al resto de sociedades. Por ello es tan esencial no sólo la consecución de los objetivos enunciados anteriormente, sino también la consecución de sociedades auténticamente pacíficas en su interior, donde las personas vivan felices, donde reinen la cooperación y la solidaridad, el bien común, en vez del egoísmo, el individualismo y la competitividad. Porque también las guerras son fruto de todo ello. 

 

Echemos por ejemplo un vistazo a nuestro propio continente europeo, para comprobar el fiel reflejo de lo que decimos. La Unión Europea, según su Carta de Derechos Fundamentales, "se funda en los valores indivisibles y universales de dignidad humana, de libertad, de igualdad y de solidaridad; se asienta en el principio de democracia y en el Estado de Derecho". Sin embargo, sólo tres días antes de los recientes atentados, el 19 de marzo pasado, Europa firmaba con Turquía el mayor acuerdo antirrefugiados de las últimas décadas, un acuerdo que no sólo viola los "valores europeos" y la Carta de Derechos Fundamentales, sino también la Convención Europea de Derechos Humanos, la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención de Ginebra sobre los Refugiados y la Convención sobre los Derechos del Niño. Ahí es nada. Y nos quedamos tan tranquilos después de que nuestros dirigentes sean capaces de firmar un acuerdo tan aberrante. Y esto de puertas hacia fuera, porque de puertas hacia dentro, prácticamente todas las sociedades europeas (pertenezcan o no a la UE, estén o no dentro de la Eurozona) están involucionando desde hace décadas hacia un neofascismo social, que se manifiesta básicamente en un rechazo hacia el diferente, en un odio hacia lo distinto, en una criminalización de la pobreza, en precariedad laboral, y en el desmontaje de los Estados del Bienestar, la disminución de los niveles de protección social, y la privatización de los servicios públicos. 

 

Por no hablar de la escalada militarista europea, producto de la falta de iniciativa europea en desarrollar una política exterior común, y por tanto, en su adscripción acrítica a los designios de la política agresiva y bélica del imperialismo estadounidense, que apoya sin fisuras todas las incursiones y decisiones belicistas de la OTAN, y que sólo contribuyen a desestabilizar países y regiones enteras, sembrando el odio, la destrucción, el horror y los clamores de venganza allí donde se desencadenan. Pues bien, con todo este breve y conciso repertorio a nuestras espaldas (que hemos resumido expresamente), con todas estas "credenciales" europeas, con estas tarjetas de distinción del carné de europeo de cualquier nacional de nuestro viejo continente, podríamos preguntarnos por dónde se nos han quedado en el camino esos "valores europeos" que tanto reivindicamos cuando nos atacan, y que tanto proclaman nuestros dirigentes cada vez que somos víctimas de algún atentado terrorista, cantando nuestros himnos nacionales al unísono, y envueltos en nuestras banderas...¿es que los pueblos que hemos arrasado no tienen himnos ni banderas, tan respetables como las nuestras? ¿Es que todos aquéllos que hemos asesinado nosotros no tienen familias que les lloren tan respetables como las nuestras? ¿Es que su sociedad no tiene tanto derecho al duelo como la nuestra? Estas son las auténticas preguntas a las que hay que dar respuesta, con la certeza de que, cuando las demos, nos encontraremos con la verdadera cara del terror que despliegan nuestras sociedades. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
24 junio 2016 5 24 /06 /junio /2016 23:00
Manifiesto de Economistas en apoyo a Unidos Podemos

Al momento de escribir este artículo, eran exactamente 198 las firmas de apoyo a este Manifiesto "Poner punto y final a las políticas de austeridad en España para abrir un nuevo tiempo en Europa", del cual nos vamos a hacer eco a continuación. Destacados nombres de economistas (y otros profesionales) de reconocido prestigio se encuentran entre los firmantes, tales como Antonio Antón (UAM), Jorge Fonseca (UCM), Albert Recio (UAM), Francisco Louça (Universidad de Lisboa), Antonio Baylos (Universidad de Castilla-La Mancha), Fernando Luengo (UCM), Ignacio Muro (Economistas Frente a la Crisis), Carlos Berzosa (ex Rector UCM), Javier Salinas (UAM), Lourdes Benería (Cornell University), Bibiana Medialdea (UCM), Bruno Estrada (Economistas Frente a la Crisis), Marina Subirats (UAB), James Galbraith (Texas University), Thomas Piketty (Paris School of Economics), o Vicenç Navarro (Universidad Pompeu Fabra), entre otros muchos. Otra nueva garantía, junto al ránking de Polétika de los mejores programas electorales (donde el programa de Unidos Podemos resulta el mejor con diferencia, evaluado por más de 500 ONG's). El texto del referido Manifiesto es reproducido a continuación en su integridad:

 

"La gestión de la crisis económica ha tenido consecuencias devastadoras en nuestro país y también en el conjunto de la eurozona. Las políticas de austeridad fiscal y devaluación salarial impuestas durante los últimos años no solo han prolongado innecesariamente la recesión en el continente, sino que además han generado una enorme fractura social, lo que ha incrementado las desigualdades económicas y sociales.

La austeridad fiscal y la devaluación salarial nos han conducido a una década perdida. Hoy la eurozona aún no ha recuperado el nivel de renta per cápita previo a la crisis, y en España dicho indicador sigue siendo un 5% inferior a su nivel de 2007. En nuestro país solo se ha recuperado uno de cada tres empleos perdidos durante la crisis, la precariedad laboral se ha agravado y el 29% de la población vive en riesgo de pobreza o exclusión social.

Nuevos recortes del gasto social y de la inversión pública, como promete el Gobierno del Partido Popular a Bruselas, tendrían un coste económico y social muy elevado. El crecimiento se desaceleraría, con un fuerte impacto sobre la creación de empleo, y agravaría aún más la situación de las personas más afectadas por la crisis.

Es necesario un giro en la política económica: hay que terminar con las políticas de austeridad fiscal y devaluación salarial para propiciar una salida de la crisis que no deje atrás a nadie. Es imprescindible para España y es también una oportunidad de abrir un tiempo nuevo en Europa.

Son muchas las voces que a nivel internacional piden un giro en la política fiscal de la Eurozona. El gobernador del Banco Central Europeo reclama insistentemente a los Gobiernos de los países de la eurozona una política fiscal expansiva, que acompañe a la política monetaria para eludir el riesgo de deflación. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha pedido recientemente flexibilizar los objetivos de reducción de los déficits públicos en la eurozona para desarrollar planes de inversión pública que impulsen la creación de empleo y atiendan las prioridades productivas.

Impulsar verdaderamente la creación de empleo, las inversiones que nuestra economía necesita para modernizar su tejido productivo, así como la reducción de la fractura social, requiere exigir alto y claro a Bruselas una renegociación del ritmo de reducción del déficit público de nuestro país. Pero, además, la sostenibilidad de estos objetivos en el tiempo requerirá que el próximo Gobierno de nuestro país se comprometa a impulsar una profunda reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que garantice su flexibilidad en función del ciclo económico.

Es posible y necesario revertir los recortes que se han aplicado durante estos años en la sanidad, la educación, la dependencia o la I+D+i, para reiniciar a partir de ahí una senda de convergencia de España con Europa. Solo así los beneficios del crecimiento económico alcanzarán al conjunto de la población y se reducirán las desigualdades.

Además, debe garantizarse que el empleo que se cree sea estable y de calidad. Es importante para ello derogar las últimas reformas laborales, pero no para volver atrás, sino para alumbrar un nuevo marco de relaciones laborales más democrático y equilibrado que garantice salarios decentes y que desincentive y persiga el uso fraudulento de la temporalidad en la contratación. La igualdad entre hombres y mujeres, especialmente en el mercado de trabajo, también es una condición indispensable para mejorar nuestra democracia y nuestro bienestar.

En todo caso, una nueva agenda económica para nuestro país y para la eurozona no puede obviar los enormes desafíos que tenemos presentes en el terreno medioambiental. Hacer compatibles crecimiento, creación de empleo y sostenibilidad exigirá poner los programas de inversión pública al servicio del necesario proceso de descarbonización de nuestro tejido industrial y de una transición energética basada en la eficiencia, la rehabilitación inmobiliaria y el uso de las energías renovables, con lo que se asegurará una alternativa ocupacional digna a quienes hoy trabajan en los sectores afectados.

Por otro lado, denunciamos los tratados denominados de libre comercio e inversiones, como el TTIP, el CETA y el TISA, que se negocian a espaldas de la ciudadanía y que suponen una seria amenaza a la soberanía de los pueblos y al medio ambiente al anteponer los intereses de las grandes compañías transnacionales a los derechos laborales, los controles sanitarios y ecológicos y a las legislaciones democráticas de los distintos países.

Europa cambia cuando cambian sus sociedades y sus Gobiernos. Por eso pensamos que un cambio de Gobierno en España es un primer paso, fundamental, para iniciar el cambio en la eurozona. El cambio de política económica que necesita España es el mismo que necesita Europa y viceversa.

Por todo ello, apoyamos públicamente la candidatura electoral de Unidos Podemos para las próximas elecciones generales que tendrán lugar en España el 26 de junio. Pensamos que su programa económico es capaz de conjugar con solvencia y rigor los desafíos del presente y los retos del futuro. Consideramos que dicho programa servirá para poner punto final a las políticas de austeridad en España y, con ello, servirá también para abrir un nuevo tiempo en Europa".

Compartir este post
Repost0
23 junio 2016 4 23 /06 /junio /2016 23:00
Autor: Malagón, para el medio digital Yahoo! España

Autor: Malagón, para el medio digital Yahoo! España

Consideramos que el único CIE que puede respetar los derechos humanos es aquel que está cerrado

Ione Belarra (Diputada de PODEMOS)

Bien, a tenor de todo lo que hemos venido contando durante las últimas entregas de la serie, entendemos que los lectores encontrarán absolutamente necesario y evidente la solicitud (como de hecho piden todos los MMSS que trabajan en este área) de cierre absoluto, total y definitivo de todos los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) que existen en nuestro país, por los motivos ya aducidos, y explicados profundamente. Esta petición lógicamente se hace a nivel de toda la Unión Europea, mejor dicho, a nivel de todos sus Estados miembro, pero con respecto al Gobierno español, estos movimientos sociales exigen concretamente el fin inmediato de las expulsiones y las devoluciones en caliente y la retirada de las concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla, así como el cierre inmediato de todos los CIEs, comenzando con el cierre del Centro de Estancia Temporal de Extranjeros de Melilla (CETI); la tramitación de las solicitudes de protección y asilo en un centro de recepción para trasladar rápidamente a las personas solicitantes a la península y la apertura de oficinas de protección internacional en las fronteras de Ceuta y Melilla, con garantías de que las personas que llegan por nuestra frontera sur puedan acceder a ellas.

 

Pero no quedan aquí los cambios que hay que conseguir. También reclaman la aprobación urgente de un Reglamento de la Ley de Asilo hasta que se modifique esta ley y que se agilicen las tramitaciones de solicitudes de protección de todas las personas solicitantes, así como el compromiso de no hacer una discriminación entre peticionarios de uno u otro país, ni en el momento de aceptar solicitudes ni en el de su tramitación. El cumplimiento inmediato de los compromisos de reubicación y reasentamiento que el Estado Español ha adquirido es otra de sus reivindicaciones más urgentes. Asímismo, acabar con el negocio de los vuelos de deportación masiva, también relatados en entregas anteriores. A comienzos del pasado mes de abril, y a instancias de todos estos MMSS (que en seguida detallaremos), el grupo parlamentario de PODEMOS-En Comú Podem solicitó al Gobierno que comenzara por la no reapertura del CIE de la Zona Franca de Barcelona, que lleva cerrado por reformas desde octubre de 2015, y cuya reapertura estaba prevista para el pasado mes de marzo. El texto de la proposición recuerda que en nuestro país disponemos de siete CIE, y que "no es en absoluto obligatorio que el Estado Español interne a las personas extranjeras para su expulsión, o cuente con ningún otro centro con este régimen de privación de libertad". 

 

Tampoco desde el punto de vista de eficiencia económica los CIE están justificados, ya que el Ministerio del Interior reconoció un gasto de 8,8 millones de euros anuales destinados a la gestión de estos centros de internamiento, y casi otros 12 millones en 2015 para la ejecución de los vuelos de deportación masiva, en los que también se han registrado, como ya venimos contando, innumerables denuncias de abusos policiales y sedaciones forzosas. Y así, Amnistía Internacional (AI), Stop Mare Nostrum, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Caminando Fronteras, Coordinadora de Barrios, Red Acoge, SOS Racismo, Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura, Médicos del Mundo, Psicólogos Sin Fronteras, Foro Alternativo de la Inmigración, o Ateneo Popular de Solidaridad Entre Pueblos, entre otros muchos MMSS y ONG's relacionadas, están luchando por conseguir no sólo el cierre de todos los CIE de nuestro país, sino también los objetivos básicos que permitan alcanzar y vivir en una sociedad que respete absolutamente los derechos humanos de las personas migrantes, ya sean por motivos de asilo político (refugiados), ya sean personas que emigran para conseguir sus sueños y esperanzas de trabajo, ilusión y libertad. 

 

De entrada, todos ellos participan, junto a otras muchas organizaciones y colectivos, en la Campaña por el Cierre de los CIE, un estupendo portal que recoge documentos, denuncias, fotos y vídeos, notas informativas e informes propios, centralizando toda la actividad de protesta estatal en torno a los centros de internamiento, y que en el pasado mes de abril cumplió seis años de lucha. Muy buenas referencias tenemos también del colectivo que integra Stop Mare Nostrum, un movimiento social que nació con el objetivo de evitar las terribles muertes por ahogamiento en nuestro Mar Mediterráneo, tal como explica Juli Tello en este vídeo. Se trata de una reciente plataforma ciudadana, que tiene por objetivo fomentar un cambio en las políticas europeas migratorias y de extranjería. Su trabajo se basa en dos ejes: la sensibilización, concienciación y formación de la ciudadanía por un lado, y por otro lado la incidencia política. Realizan todo un estupendo trabajo de concentraciones y movilizaciones, charlas y propuestas políticas. Este movimiento nació a finales de abril de 2015, después de la terrible muerte de unas 800 personas en un naufragio en la costa italiana, en el Canal de Sicilia, y fue a partir de tal acontecimiento que decidieron formar este colectivo, para impedir en la medida de sus posibilidades que volviera a ocurrir. Han estado presentes en Lesbos, durante las últimas llegadas de refugiados, por lo cual disponen de amplia experiencia. 

 

Pero quizá de entre todas las ONG's y movimientos sociales referidos anteriormente, sea Amnistía Internacional la más veterana de todas ellas, así como la que posee mayor influencia, prestigio y radio de acción. Según su propia definición: "AI es una organización global e independiente formada por más de 7 millones de pesonas que actúan contra la injusticia defendiendo los derechos humanos en todo el mundo". Y así, en Malawi, en Thailandia, en Irán, en Turquía, en México, en Kenia, y en miles de sitios más repartidos por todo el globo, Amnistía Internacional desarrolla su trabajo con total respeto, independencia y profesionalidad. AI fue fundada en 1961 por el abogado británico Peter Benenson, a raiz de un artículo que publicó en el diario "The Observer", en el que instaba a personas de todo el mundo a actuar para conseguir la excarcelación de 6 reclusos portugueses a los que denominó "presos de conciencia", es decir, personas encarceladas por sus convicciones políticas o religiosas, que no habían recurrido a la violencia ni incitado a su uso. Aquél artículo tuvo una repercusión internacional asombrosa, creándose a partir de ahí un nuevo tipo de activismo social que daría excelentes resultados en la lucha contra la injusticia y el abuso de poder, consistente en la acción de muchas personas anónimas a favor de otras personas víctimas de violaciones de los derechos humanos. Como hito fundamental, hay que destacar que en 1977 Amnistía Internacional fue recompensada con el Premio Nobel de la Paz, y un año más tarde, la organización fue galardonada con el Premio de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
22 junio 2016 3 22 /06 /junio /2016 23:00

Vídeo de la portada del sitio web latinoamericano Sur y Sur (http://surysur.net)

El TTIP no es un tratado de libre comercio al uso, no consiste ya en eliminar aranceles, imposible casi liberalizar aún más ambas economías. Ahora se trata de acabar con normativas y legislaciones que garantizan derechos ciudadanos pero que limitan las opciones de negocio de las grandes empresas, ya sea en materia financiera, sanitaria, educativa, cultural, agrícola, laboral o alimentaria

Esther Vivas

De la portada del magnífico sitio web "Sur y Sur" nos hemos traído un pequeño vídeo explicativo del poder de las empresas transnacionales, y del peligro que encierra su enorme y creciente poderío. Recomendamos su visionado a nuestros lectores. Pero atendiendo a la más caliente actualidad, hemos de contar, antes que nada, algunas noticias interesantes que han ocurrido desde nuestra última entrega de la serie. Para empezar, a finales del pasado mes de mayo la coalición política gobernante en el Ayuntamiento de la capital, Ahora Madrid, aprobaba una moción declarando el rechazo a los tratados TTIP y CETA. De este modo, Madrid se une a las más de 1.800 ciudades europeas que ya han mostrado públicamente su rechazo a estos tratados comerciales. Según el texto de la moción, estos tratados "han suscitado preocupación con respecto a la defensa de valores de democracia y la soberanía popular y la debida protección de los derechos laborales, medioambientales y de salud de una parte importante de la ciudadanía, que teme que en estas negociaciones el interés comercial de los inversores y las empresas transnacionales pueda llegar a prevalecer sobre el interés general".

 

En el artículo anterior ya citamos el evento que se celebró en abril pasado en Barcelona, y que dio cita a más de 40 municipios de toda Europa que se comprometieron a mostrar su rechazo a este peligroso tratado. Y así, entre otras muchas, encontramos a Munich, Bruselas, Sevilla, Viena o Milán dentro de esta lista de ciudades opositoras. La moción aprobada por el Ayuntamiento de Madrid resalta el hecho de rechazar estos tratados hasta que se garantice que la Administración norteamericana ratifica los 8 Convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de los cuales, y hasta la actualidad, sólo ha ratificado dos de ellos. También se reivindica que las Administraciones locales queden liberadas, en cuanto a su contratación pública, de las negociaciones del TTIP y del CETA, de manera que los consistorios puedan decidir libremente el formato de las licitaciones públicas, incluyendo todas aquéllas cláusulas que políticamente se estimen pertinentes. También se exige que Estados Unidos retire las propuestas para que el TTIP permita la entrada de OMG (Organismos Modificados Genéticamente) en la UE, o se retire el principio de precaución, tal y como se muestra en los borradores filtrados por Greenpeace, de los que hablaremos posteriormente. Y por supuesto, también se exige retirar tanto del TTIP como del CETA cualquier tipo de mecanismo mediante el que empresas extranjeras puedan demandar ante tribunales privados de arbitraje (los famosos ISDS) medidas tomadas por los Ayuntamientos en beneficio del interés público. 

 

Si todas estas mociones, declaraciones y actos públicos de rechazo surten su esperado efecto, estamos más cerca de imposibilitar que finalmente vean la luz estos maléficos tratados, y por tanto, más cerca de conseguir nuevas cotas de soberanía política en nuestras Administraciones, como por ejemplo, renunciar al fracking, dejar de usar el glifosato, o remunicipalizar determinados servicios públicos que habían pasado a gestión privada. Parece que aún la batalla no está ganada, pero al menos, tampoco está perdida del todo. Mientras tengamos capacidad de organizarnos como sociedad civil, y plantar cara a las antidemocráticas y antisociales decisiones de instancias supranacionales que nadie ha elegido, tendremos esperanzas de poder derrotar a estos terribles monstruos que representan toda esta nueva hornada de tratados "de libre comercio". El objetivo es poder desembarazarnos de la tremenda impunidad con que la clase dominante subvierte el orden mundial, instalando un perverso orden neoliberal omnipresente, y lo podemos comprobar en multitud de declaraciones. Por ejemplo, el gran empresario y multimillonario David Rockefeller, en declaraciones de febrero de 1999 a la famosa Revista Newsweek, afirmaba: "Algo debe reemplazar a los Gobiernos, y el poder privado me parece la entidad adecuada para hacerlo". 

 

Estas perversas declaciones, provenientes de los personajes que gobiernan el mundo en la sombra, dado el inmenso poderío de sus corporaciones, nos parecen bastante ilustrativas sobre el profundo desprecio a la democracia y a las instancias públicas que estos personajes profesan. Pues bien, toda esta gentuza es la que está detrás del TTIP, y los indecentes gobernantes que les representan, como el Presidente Obama, son sus voceros en las Administraciones de los paises implicados. Pero en fin, el hecho es que declaraciones como las de Madrid y el resto de ciudades opositoras europeas al TTIP y al CETA demuestran que aún tenemos un halo de esperanza en poder cortar el paso a la tremenda arrogancia y perversidad que estos tratados comerciales encierran. De todos modos, estos pasos son importantes, marcan un hito fundamental, pero no son los únicos, ni los últimos. A finales de 2016 se debe ratificar el CETA en el EuroParlamento, y veremos qué movimientos conseguimos arrancar a las fuerzas políticas que han de pronunciarse al respecto. Desde esta gran alianza europea de organizaciones y activistas se está planeando ya una gran movilización descentralizada en toda Europa para octubre, a fin de continuar concienciando a la población, mostrando el rechazo de la mayoría social, y difundiendo los nocivos efectos y consecuencias que estos tratados traerán consigo en caso de ser finalmente aprobados. 

 

En abril se publicaba también un informe de Ecologistas en Acción (una de las ONG's más activas y prestigiosas del país) que muestra cómo los municipios y las CC.AA. de nuestro país se encuentran en el punto de mira del TTIP. Su autonomía quedaría herida de muerte, su soberanía prácticamente se convertiría en una figura retórica, y la democracia se vería severamente afectada. Esto es lo que muestra el magnífico Informe "La amenaza global asalta lo local", que puede consultarse desde este enlace, y que pone de manifiesto cómo la liberalización del comercio en los términos del tratado representa un peligro para la democracia global desde el ámbito local, al anteponer sistemáticamente el interés comercial de las empresas transnacionales, al bien común que estos ámbitos institucionales representan. Y así, el TTIP interceptará gran parte de las competencias que actualmente estas Administraciones poseen en los ámbitos de la vivienda, la sanidad, el medio ambiente, los servicios sociales, la educación, la alimentación o el empleo. Los Ayuntamientos no podrán aplicar los criterios de proximidad en las contrataciones públicas, desarrollo sostenible local, paralización o aplicación de moratorias sobre prácticas peligrosas, o restringir el uso de técnicas que se consideren dañinas para la salud o el medio ambiente (fracking, pesticidas, transgénicos, u hormonas). El panorama es ciertamente peligroso, y la posibilidad de volverse irreversible, al menos sin un coste espectacular, se nos presenta cada vez como un horizonte más cercano. De ahí que haya tenido tanta importancia la movilización de tantas ciudades europeas, y la declaración de sus Ayuntamientos como "zonas libres de TTIP y CETA". Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
21 junio 2016 2 21 /06 /junio /2016 23:00
Demandas del Movimiento Democrático de Mujeres de cara al 26J

Impulsar la unidad de acción de las mujeres, defender la sostenibilidad de la vida, imposible bajo la lógica de la acumulación del capital

Movimiento Democrático de Mujeres

Nos hacemos eco a continuación de las demandas politicas, medidas y propuestas que el Movimiento Democrático de Mujeres solicita a los partidos políticos para la próxima cita electoral del 26 de Junio. La referencia original de este articulo puede encontrarse aquí. Desde este Blog, apoyamos al completo sus reivindicaciones, y nos sumamos a los diferentes llamamientos feministas de este colectivo. 

 

El Movimiento Democrático de Mujeres (MDM), ante esta nueva convocatoria de Elecciones Generales, exige a las diferentes organizaciones políticas que no se olviden del 52% de la sociedad, las mujeres, que no queremos seguir siendo invisibilizadas, recluidas, maltratadas, prostituidas, traficadas y asesinadas.

 

El MDM tiene el firme convencimiento de que las mujeres vamos a votar a aquellos partidos políticos que en sus programas incorporen políticas y medidas que vayan encaminadas a construir una sociedad más justa e igualitaria entre hombres y mujeres, ya que esta cuestión es de vida o muerte para las mujeres.

 

No queremos más retrocesos; queremos recuperar conquistas que se nos han arrebatado y frenar la ofensiva contra la vida y la libertad de las mujeres. Queremos un nuevo Gobierno que sitúe la vida de las mujeres en el centro de sus políticas.

 

Por todo ello, desde el Movimiento Democrático de Mujeres reclamamos :

 

I. La Erradicación de todas las formas de violencia machistas

- La lucha contra el terrorismo machista ha de ser una cuestión de Estado.

- Desarrollar e implementar el Convenio de Estambul y el cumplimiento de las recomendaciones de la CEDAW, y reformar la Ley de Igualdad 1/2004 para que estén reflejadas todas las formas de violencia contra las mujeres.

- Compromiso de toda la sociedad y sus organizaciones e instituciones en esta lucha.

- Acciones y recursos para todas las formas de violencia machista, tanto la violencia que ejerce la pareja o ex pareja como las agresiones sexuales, el acoso sexual en el ámbito laboral, la trata de mujeres, y niñas y la prostitución.

- Prevención y erradicación de las violencias machistas, así como en la asistencia y reparación de todas las mujeres en situación de violencia, independientemente de la situación administrativa en que se encuentren las mujeres.

 

II. El Trabajo digno y tolerancia cero con la feminización de la pobreza

- A igual trabajo, igual remuneración.

- Reparto del trabajo: 35h semanales sin reducción salarial.

- Planes de igualdad para todas las medianas y grandes empresas.

- Ningún salario por debajo de 1000€.

- Creación de empleo público : Sanidad, Educación y Dependencia.

- Permisos iguales e intransferibles de nacimiento y adopción.

- Un plan de empleo y leyes que garanticen la creación de trabajo digno para las mujeres.

- Dotar a la inspección de trabajo de medios humanos y técnicos para la correcta aplicación de las normas y leyes laborales.

 

III. El Aborto, libre y gratuito

- La despenalización total del aborto voluntario debe ser un derecho.

- Asegurar la plena capacidad de las mujeres, incluyendo las jóvenes, para tomar decisiones sobre sus vidas.

- La elaboración de un protocolo común para todo el Sistema Nacional de Salud, que asegura la prestación efectiva de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Red Sanitaria Pública.

 

IV. La Abolición de la Prostitución y la Trata de Mujeres y menores con fines de explotación sexual

- Penalizar la demanda de prostitución.

- Planes Integrales de actuación dirigidos a cualquier mujer que desee abandonar la prostitución

- Red de Servicios de Atención a las víctimas de explotación sexual.

- Programas de cooperación con países de origen para evitar la entrada en nuestro país de mujeres inmigrantes que son traficadas con fines de explotación sexual

- Campañas de sensibilización y educativas para generar un cambio de actitud en la ciudadanía, para que llegue a considerar la prostitución como una explotación del hombre contra la mujer y una forma extrema de violencia de género.

 

V. La NO regulación de la maternidad subrogada, o la práctica de alquilar vientres de mujeres a favor de terceros

- El deseo de paternidad/maternidad nunca puede sustituir o violar los derechos que asisten a las mujeres y los y las menores.

- El deseo de ser padres-madres y el ejercicio de la libertad no implica ningún derecho a tener hijos.

 

VI. La NO imposición de la custodia compartida por ley

- La custodia compartida es la mejor opción siempre que sea aceptada de mutuo acuerdo por ambos cónyuges.

- No es factible, ni positiva, cuando es una medida judicial impuesta sin el acuerdo de ambos.

- Para poder garantizar la extensión de la práctica de la custodia compartida es necesario, en primer lugar, garantizar la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.

- No es necesario, ni positivo ningún cambio legislativo que establezca la custodia compartida como norma obligatoria o preferente, sin mutuo acuerdo, pues la solución ha de ser compartida y no impuesta.

 

VII. Programas de Coeducación

- Educar en igualdad en todos los ámbitos de la vida de las personas desde las escuelas hasta los medios de comunicación, para avanzar en la lucha contra la discriminación y la desigualdad por razón de sexo.

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías