Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
27 septiembre 2011 2 27 /09 /septiembre /2011 23:00

Tradicionalmente todos los programas electorales incluyen este apartado dentro del más específico de Salud. Desde el Área de Juventud de IU creemos que, pese a la importancia de las ETS, es hora de desvincular salud de sexualidad. La sexualidad libre y saludable ha de ser un fin definido en positivo por sí mismo. No sólo debemos incidir en una sexualidad sin riesgos, sino también en la educación en una vida sexual plena, que se aleje de los mitos del androcentrismo y el heterocentrismo. Además, no podemos dejar de señalar que una mejor educación en sexualidad, y una vida sexual más plena, consciente y corresponsable, redundará en una de las mejores actuaciones para mejorar la salud de los y las jóvenes, siendo un gran instrumento previsor de los embarazos no deseados en adolescentes, que tan altas tasas alcanzan.

 

Debemos actuar también en la necesidad de una nueva educación sexual que vaya más allá de la prevención de ETS, anticoncepción y reproducción. Se asocia la sexualidad con lo negativo (riesgos, enfermedades) y sólo en positivo con la reproducción, manteniendo la misma tendencia educativa de siempre. Es necesario que desde las Instituciones Públicas se colabore en un nuevo enfoque que naturalice la sexualidad de las personas como autoconocimiento. No se nos educa en la empatía, en la sexualidad como vivencia. Una mala vida sexual, una ausencia de una sexualidad sana, libre, elegida, entre iguales, genera problemas a medio y largo plazo en la vida de los y las jóvenes, y muchas veces los déficits en este campo están también detrás de problemas de violencia de género entre las personas jóvenes, una realidad demasiado presente en los últimos años.

 

juventud4.jpgNotamos cambios en nuestra cultura sexual: estamos pasando de un modelo tradicional de sexualidad asociada a la reproducción y la tradición, a un modelo de sexualidad productiva, más egoísta, más de ranking, que asocia la sexualidad a metas externas, más allá de la pareja y de la propia persona. Los medios de comunicación y la cultura de consumo potencian el sexo como objeto de consumo y no como relación/comunicación entre personas. El modelo de educación sexual ha de evitar acabar en cualquiera de ambos extremos, para incidir en la sexualidad vivida con libertad y de manera plenamente satisfactoria. Nuestras propuestas son las siguientes:

 

1.- Fomento de campañas municipales y autonómicas que incidan en una educación sexual integral, no heterocentrista ni patriarcal. Talleres y cursos gratuitos que enseñen a las personas jóvenes a vivirla de manera natural, como un mecanismo de comunicación y de empatía, huyendo tanto de la tradicional asociación al pecado como de la concepción de la sexualidad como reto y competencia. Defensa de la sexualidad y su disfrute como una parte del desarrollo personal y la emancipación de las personas jóvenes en los diferentes centros municipales de juventud.

 

2.- Desarrollo de campañas y servicios descentralizados de educación sexual en centros educativos con el fin de prevenir ETS y embarazos no deseados, difundiendo información sobre los centros de recursos locales disponibles.

 

3.- Promoción de Talleres de Masculinidad que ayuden a deconstruir el mito heterocentrista y androcentrista, al tiempo que muestren a los jóvenes la existencia de modelos alternativos de masculinidad. Talleres de empoderamiento y sexualidad para mujeres jóvenes. Entre ambos se debe ayudar a deconstruir los mitos patriarcales de sumisión, placer erróneo, etc... Garantizando unas relaciones equitativas entre personas. Promoción de Talleres de diálogo intrapareja, asesoramiento psicológico y sexológico individualizado sobre la propia vida sexual.

 

4.- Introducción de educación sobre la diversidad en las escuelas e institutos, mediante talleres, actividades lúdicas, charlas... que incidan en la naturalidad de la diversidad, desvinculando diverso de diferente. Las diferentes opciones sexuales de las personas jóvenes deben aparecer naturalizadas. Es necesario romper con viejas pautas de socialización que continúan tratando a los demás no como diversos, sino como diferentes. Y en ese espacio los colectivos jóvenes de asociaciones LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales) tienen un gran camino recorrido, debiendo ser primordial el contar con ellos en el diseño de programas y actividades.

 

5.- Acceso plenamente gratuito a anticonceptivos, destacando la no vinculación obligada entre sexualidad y reproducción. Incidencia en la necesidad de su utilización, haciendo hincapié en la corresponsabilidad de los riesgos. Asímismo, recordatorio de su importancia como mecanismo de protección de ETS.

 

6.- Habilitación de las habitaciones de los albergues juveniles para que resulten espacios asequibles a las personas jóvenes que no dispongan de espacios propios para su vida íntima. Utilización de esos espacios como lugares de información y asesoramiento. Garantizando así un doble papel: el espacio para un mejor desarrollo de la sexualidad, y el espacio para un mejor acceso a la información sobre la sexualidad.

 

Compartir este post
Repost0
26 septiembre 2011 1 26 /09 /septiembre /2011 23:00

Establecido el sumario general en el artículo anterior, primero de esta serie, entraremos en materia comenzando por la revolución económica, la más urgente de todas, dada la actual situación de crisis del modelo económico, productivo y laboral que padecemos. Esta revolución debe plantearse como una alternativa global al capitalismo, ese feroz e insaciable capitalismo que nos invade, y que está llevando a la ruina social a países como Grecia, donde como muy bien decía hace pocos días Gaspar Llamazares, no se está rescatando al pueblo griego, sino que se está rescatando a los Bancos a costa del pueblo griego.

  

La crisis que estamos viviendo es una crisis global del sistema capitalista, al menos tan profunda y duradera como la crisis de 1929. Ese carácter global la hace aparecer como una crisis multifacética: económica, financiera, medioambiental, de materias primas, alimentaria, energética, y finalmente política, cultural e ideológica.

 

iu.jpgEl neoliberalismo ha sido un intento de superar la crisis del capitalismo, que se acentúa a partir de los años 70 y que genera crisis parciales sucesivas. Lo que ahora ocurre es que el neoliberalismo fracasa como modelo global y el capitalismo no tiene soluciones para salir de la situación.

 

Debemos afrontar la realidad de que la crisis económica que se ceba de forma más dura con la juventud y las mujeres provocando que su no incorporación al mercado laboral suponga además el consiguiente retorno a las labores domésticas, con la consecuencia de una involución sin precedentes hacia los viejos roles patriarcales.

 

La precariedad de los jóvenes en el mundo laboral se caracteriza por las mayores tasas de paro, la alta temporalidad y la fuerte rotación contractual, así como en el alargamiento y la flexibilización de las condiciones laborales. El objetivo está claro: generar una gran masa de trabajadores y trabajadoras precarios con bajos salarios y fracaso escolar.

  

Hoy hay en pugna un modelo de salida de la crisis: el que no busca una solución para el conjunto de la sociedad, sino para unos sectores sociales muy reducidos y poderosos; y la resistencia frente a la imposición de ese modelo por parte de amplios sectores ciudadanos.

 

Esa resistencia debe tener un objetivo consecuente: la superación del modelo social, político y cultural actual dominado por el neoliberalismo, y la creación de condiciones para acabar con el capitalismo. Esa resistencia ha de partir de que lo concreto es lo que beneficia o perjudica a una mayoría, no a un particular. Lo concreto es lo nuestro; lo individual es lo de ellos. La resistencia es alternativa. La resistencia es ofensiva. La resistencia es propuesta. La resistencia es revolución.

 

En cuanto a nuestras propuestas para una reforma fiscal (y control del déficit público), éstas no se basan tanto en establecer más o menos impuestos, sino en aplicar una mayor justicia fiscal. Y esto se resume básicamente en que todas las rentas tributen de la misma manera, ya sean éstas del capital o del trabajo, y que paguen más los que más tienen y los que más ganan. Lo concretaremos en las siguientes medidas:

 

1.- Elevación al 50% del tipo marginal para el tramo más alto del impuesto. Equivaldría a algo menos de 60.000 anuales de ingresos brutos de un contribuyente sin hijos a su cargo.

 

2.- Reducir en un 25% la cuota del IRPF de todos los contribuyentes con ingresos inferiores a 21.000 anuales. Esto afectaría a 12,5 millones de contribuyentes, un 65% del total.



3.- Tributación igual para las rentas del trabajo y las del capital.



4.- Derogar la legislación fiscal sobre las SICAV y situarlas en régimen de transparencia fiscal.



5.- Restaurar el Impuesto de Patrimonio como medida urgente y sustituirlo a medio plazo por una fiscalidad sobre las Grandes Fortunas y Patrimonios.



6.- Aumento de la contribución fiscal del beneficio de los bancos, las grandes empresas y las transacciones financieras.



7.- Limitar de manera rigurosa las subvenciones de las cotizaciones al empresariado.



8.- Impedir la práctica en fraude de ley consistente en despedir a los 11 meses de contrato para que sea el Estado el que abone las vacaciones.



9.- Introducir medidas de fiscalidad verde para gravar las actividades que perjudiquen el medio ambiente e incentivar las que tengan efectos favorables.



Nos oponemos a las salidas propuestas, como el Pacto del Euro o la reforma constitucional, que pretende limitar la acción de los Estados al imponer un límite en el déficit, con el que no estamos de acuerdo. En cualquier caso y de modo transitorio, apoyaremos las propuestas de aumentar el plazo para reducir el déficit al 3% al 2016.

 

Frente a una política que se dedica a consumir los ingresos públicos, jugando al fantasma del déficit y reduciendo gasto social, proponemos actuar en dos líneas: lucha contra el fraude fiscal y actuaciones sobre el déficit, que sí sirve para atender el gasto social y el gasto productivo, y que adquiere un valor social fundamental, cumpliendo una función necesaria en el marco de políticas económicas contracíclicas. Continuaremos en el siguiente artículo de la serie con las propuestas para una Banca Pública.

 

Compartir este post
Repost0
25 septiembre 2011 7 25 /09 /septiembre /2011 23:00

La salud es una de esas preocupaciones y objetivos transversales a cualquier grupo de edad. La importancia de la relación entre juventud y salud radica en el hecho de ser una etapa privilegiada en el fomento y la educación en hábitos saludables que permitirán a las personas desarrollar una vida mucho más sana y plena. Desde el Área de Juventud de IU creemos en una visión mucho más amplia de la salud, a partir del concepto de salud integral de la OMS, como bienestar completo, y no sólo como ausencia de enfermedad.

 

Debemos promover el bienestar social como punto imprescindible para alcanzar el bienestar personal, y en ello los espacios juveniles, la educación formal y no formal, el mundo juvenil asociado, etc. son espacios claves para ello. Al mismo tiempo, como ya hemos comentado en otras partes de este Programa, nos parece ineludible la total y absoluta defensa de los modelos públicos sanitarios, de la atención sanitaria universal, necesidades evidentes para los y las jóvenes dadas las carencias salariales y de empleo que padecemos. Por tanto, las propuestas en este capítulo son las siguientes: 

 

juventud6.jpg1.- Desarrollar campañas y actividades municipales y autonómicas de prevención de la salud: fomentando hábitos saludables e informando sobre los riesgos del abuso de alcohol y de otras drogas. Pero enfocándolas más allá de la perspectiva represiva. El tratamiento de los problemas derivados del abuso de estas sustancias ha de ser enfocado en un trato de igual a igual entre las personas jóvenes y la Administración Pública.

 

2.- Acciones (campañas, difusión de preservativos, folletos, teléfonos de asistencia...) orientadas a prevenir ETS y embarazos no deseados, manteniendo siempre un tratamiento de igual a igual entre Administración y ciudadanía joven. Defendemos la práctica gratuidad o precio simbólico de los anticonceptivos y previsores de las ETS.

 

3.- Promoción de la Salud Integral (Bienestar Completo) de los/las jóvenes, conforme a la definición de la OMS, contemplando la Salud no sólo como ausencia de enfermedad, sino también como bienestar físico, psicológico, emocional.

 

4.- En relación con la necesidad de un ocio alternativo, es necesario potenciar también actividades alternativas destinadas a combatir el estrés y los costes de la vida sedentaria. El fomento del deporte es también fomento de salud, igual que el desarrollo de campañas y actividades que incidan en la consecución de ese objetivo de la salud integral. Se trata ante todo de aprovechar los espacios educativos y de socialización joven para introducir allí una modificación de las costumbres, dietas, etc… favoreciendo un desarrollo más saludable.

 

5.- Abordar problemáticas relacionadas no sólo con la salud física, sino también con la psíquica: problemas como la anorexia, la bulimia y la baja autoestima deberán considerarse como objetivos fundamentales de estas políticas.

 

6.- Universalización de la información sobre sexualidad y anticoncepción. Las Administraciones Autonómicas y Locales deben velar para que en todas las Escuelas e Institutos se ofrezca una amplia información sobre la sexualidad y la anticoncepción.

 

7.- La legislación sanitaria ha de garantizar el derecho gratuito a la interrupción voluntaria del embarazo a todas las mujeres que lo soliciten dentro del sistema sanitario público. Apoyo por parte de las Administraciones para las mujeres en su derecho a decidir, combatiendo las demagógicas y falsas acusaciones vertidas por medios e Iglesias arcaicas.

 

8.- Potenciar el papel de los sindicatos y sus secciones juveniles en la formación en salud laboral. Programas que deben formar parte de la formación académica, especialmente en la enseñanza profesional.

 

Compartir este post
Repost0
22 septiembre 2011 4 22 /09 /septiembre /2011 23:00

En cuanto a participación, proponemos hacer de ella el eje central de la educación formal y no formal. Ninguna reforma tiene sentido si no se implica en ella plenamente a la ciudadanía. Ningún cambio puede avanzar si no avanzamos en la participación de las personas jóvenes. Nuestras propuestas para este ámbito son las siguientes, al hilo de todo nuestro discurso y nuestro ideario político:

 

1.- Fomentar una nueva relación de los y las jóvenes y sus asociaciones con el mundo público. Reducción de los trámites burocráticos para el nacimiento de asociaciones y movimientos, así como para la concesión de espacios. Actualmente hace falta una auténtica formación cuasi-profesional para generar asociaciones y conseguir espacios de juventud y participación.

 

2.- Concepción de la juventud no como una oposición a la edad adulta, sino como una parte más de ella. Abandono del discurso de rechazo de la participación, en favor de un nuevo discurso de participación activa y corresponsable. Generar espacios juveniles municipales y autonómicos de decisión y autogestión que generarían mayor participación y corresponsabilidad en las personas jóvenes.

 

juventud5.jpg3.- Garantizar la implicación pública mediante recursos y subvenciones. Diseñar una política juvenil conjunta entre las Instituciones políticas y el movimiento asociativo juvenil, así como los espacios y representantes de jóvenes no asociados, pero activos. Potenciación pública del asociacionismo, facilitando espacios comunicativos de éstos con las personas jóvenes (charlas municipales, Consejos y Casas de Juventud, televisiones, radios...)

 

4.- Cesión gratuita de albergues a asociaciones y entidades juveniles sin ánimo de lucro y para fines formativos. Creación de una red de albergues municipales de juventud, que además sirvan como centros de información juvenil, espacios de distribución gratuita de anticonceptivos de calidad, y que contribuyan con la cesión de espacios al desarrollo en las personas jóvenes de una vida sexual más plena.

  

5.- Utilizar mecanismos participativos para la distribución de los presupuestos en materia de juventud, siguiendo la máxima de "un joven, un voto".

 

6.- Impulsar la participación estudiantil representativa con voz y voto en todos los organismos de decisión en materia educativa y asociativa.

 

7.- La Administración Pública debe reconocer y establecer una interrelación obligatoria con el Consejo de la Juventud de cada CC.AA. (y con los Consejos Locales de Juventud) para la coparticipación en la elaboración de políticas públicas que tengan como destinatarios preferentes a las personas jóvenes.

 

8.- Creación de una red de Casas de Juventud independientes o integradas en Centros Cívicos. Espacios abiertos a las iniciativas juveniles, propiciando el asociacionismo y la relación asamblearia entre los colectivos. Centros cogestionados por el Consejo Local, la Concejalía correspondiente y los colectivos juveniles, dedicados a la información y asesoramiento juvenil.

 

9.- Implicar a la ciudadanía en el proceso de diseño de las políticas públicas de vivienda a través de foros de participación ciudadana, donde se trabaje por un modelo de ciudad más habitable y sostenible, de acuerdo con las especiales necesidades de las distintas personas y colectivos.

 

10.- Acceso de las organizaciones juveniles a la programación de los medios de comunicación públicos que deban crearse. Espaldarazo económico de los medios de comunicación alternativos creados por jóvenes.

 

11.- Reconocer el derecho y facilitar los medios para ejercer el acceso a Internet mediante puntos de conexión y aulas habilitadas suficientes. Debemos avanzar hacia una sociedad con mejor conexión a la Red, donde Internet aparezca como una herramienta clave de comunicación.

 

12.- Legalización de radios libres de carácter comunitario que garanticen el acceso de los y las jóvenes a estos medios de comunicación, dotándolos también de subvenciones y ayudas para el desarrollo de esta actividad.

 

En resumen, desarrollar modelos de participación juvenil adaptados a la realidad local y autonómica. Dichos modelos deben ser transversales (incidir en todos los ámbitos de la intervención pública que atañen a los jóvenes); universales (garantizar la representación de todos los sectores, especialmente la participación de los colectivos más excluídos o menos informados); flexibles (el formato elegido debe adecuarse a las demandas de los propios jóvenes y tener en cuenta la trayectoria anterior, trabajar sin excesivo formalismo y basado en la "tarea", permitir la participación de jóvenes no asociados…); autónomos (deberían estar capacitados para ejercer diferentes funciones respecto a su interacción con la Institución: presión, control, colaboración); demandados (deberían responder a una iniciativa de los propios implicados).

 

Compartir este post
Repost0
21 septiembre 2011 3 21 /09 /septiembre /2011 23:00

Efectivamente, en esta serie de artículos vamos a abordar 20 propuestas de prioridades para la acción social e institucional, que consideramos desde la izquierda de urgente planteamiento o aplicación, dado el marco normativo vigente, y la actual situación socio-económica, de crisis galopante y de desapego social y político de la ciudadanía. Me sirve de base y referencia este documento publicado en la web de Izquierda Unida, que recoge todas estas propuestas, perfectamente documentadas, y que se enmarca en las iniciativas adscritas a la reciente Convocatoria Social promovida por esta coalición política, junto a otras organizaciones sociales, culturales, vecinales, políticas, sindicales, etc.

 

La crisis global del capitalismo, que se manifiesta en distintas crisis (especialmente financiera y de empleo, pero también como crisis ambiental, alimentaria y energética) tiene su origen en un sistema que premia el afán de lucro en lugar del bien común. En el mismo sentido, la construcción neoliberal europea ha entrado en crisis: los gobiernos actúan al dictado de los especuladores, la soberanía popular está en entredicho y la democracia en cuestión. La economía se pone al servicio de cada vez menos gente y de intereses cada vez más inconfesables. Las medidas que toman los Gobiernos se dirigen contra los trabajadores y trabajadoras, contra los pueblos y contra las naciones.

 

veinte_propuestas.JPGHoy, la honda preocupación social, la indignación debe convertirse en rebeldía organizada y en una Alternativa que abra espacio a la esperanza, se trata de buscar una salida de izquierda a la crisis, de politizar la crisis y de recuperar el nexo que nunca debió romperse entre economía, sociedad y política.

 

Desde esta realidad, estamos convencidos de la necesidad de plantar cara al neoliberalismo y de concretar un Programa Social Alternativo para los millones de hombres y mujeres que padecen sus consecuencias. Un Programa que demuestre que es posible avanzar en conquistas sociales y reconstruir el anhelo de una Europa social, democrática y equitativa. Por ello impulsamos una CONVOCATORIA SOCIAL como una aportación a la lucha y a la movilización por una alternativa social para salir de la crisis.

 

Desde esta CONVOCATORIA queremos construir con otros y otras una nueva agenda para el cambio social, conectando con el antiguo sueño de un mundo en libertad y justicia, sin represión, explotación, hambre o necesidad. El viejo sueño de los derechos humanos para todos.

 

Para ello esta CONVOCATORIA se plantea elaborar un Nuevo Programa Político para la izquierda en España, un programa que avance en la defensa de un nuevo modelo de democracia económica y social, en la reforma del poder judicial, en un nuevo sistema electoral justo, en la laicidad del Estado, en una superación de las injusticias de género...

 

La elaboración de este Nuevo Programa Político pretende ser un lugar de encuentro de quienes se impliquen con él, y que empiece a concretarse en las próximas elecciones generales, pero con una visión mas amplia de alternativa a la economía y a la acción política. Pretendemos que sea un Programa que trascienda al hecho electoral, en un proceso que recoja desde abajo todas las energías sociales alternativas, implicando ampliamente a las asambleas locales de Izquierda Unida y a todos los foros que logremos impulsar.

 

Para ello hemos adelantado, sin más intención que ordenar el debate, 20 propuestas prioritarias de nuestra acción social e institucional. Es importante que todo se discuta y se replantee, porque todo esta en cuestión y el resultado final será determinado por una Asamblea de la Convocatoria, fruto de un proceso representativo desde la base de quienes participen en el proceso de debate y construcción del NUEVO PROGRAMA POLÍTICO DE LA IZQUIERDA.

 

Con este objetivo planteamos la necesidad de generar espacios de encuentro y convergencia

y formulamos propuestas, para que sirvan de base al debate, para avanzar hacia esa alternativa programática que haga frente al intento de convertirnos en colonias de los mercados, a los que ponemos nombre y apellidos, porque son quienes nos han llevado a la crisis, los que se benefician de ella y quienes han capitalizado los abusos de un modelo productivo especulativo. Buscamos que esta alternativa programática abra camino a una salida de la crisis que consolide un modelo social y productivo democrático y avanzado que permita una sociedad más justa y solidaria. Pues aquí lo dejamos como introducción, y en el siguiente artículo de la serie comenzaremos con las propuestas.

 

Compartir este post
Repost0
20 septiembre 2011 2 20 /09 /septiembre /2011 23:00

Además de la ausencia de una política juvenil favorable a los y las jóvenes, el principal problema al que continúa enfrentándose la juventud es el de la educación. A un modelo de educación formal completamente fracasado por su abandono y boicot continuo, se añade un bloqueo global a cualquier intento de profundizar en la educación no formal y en la autogestión educativa y participativa por parte de las personas jóvenes.

 

La escuela no es ya el principal foco de socialización de los y las jóvenes, ni tampoco el medio para abordar la realidad compleja a la que día a día nos enfrentamos como ciudadanos y ciudadanas. Aspectos tan importantes como la educación sobre la diversidad (ya sea étnica, cultural, sexual o funcional), sobre la relación con el medio ambiente, la educación sexual y sobre la sexualidad, las relaciones de género o la participación, quedan completamente fuera no sólo de sus planes de estudio, sino también de sus capacidades y competencias. Desde Izquierda Unida creemos en una Escuela con mayúsculas, que sea punto de referencia y actúe de elemento socializador para todas las personas, en cualquier edad y a todos los niveles.

 

Hasta ahora la política juvenil y los discursos que la acompañan oscilan y han oscilado siempre entre dos extremos: el paternalismo desmesurado, que nos considera menores de edad continuos y nos recompensa con viajes a la nieve; y la criminalización continua, que niega los aspectos positivos de esta etapa vital para convertir a todo joven activo en susceptible de ser delincuente, rebelde sin causa o antisistema.

 

Así, las actuaciones en política juvenil buscan bien el control y la represión, bien la recompensa a la sumisión. Pero NUNCA la participación activa de los y las jóvenes en su diseño, sus objetivos y su alcance. Este problema no es sólo de la juventud, sino que se extiende a todos los ámbitos de nuestra democracia, cada vez más enferma y cada vez menos participativa, respondiendo al mensaje indirecto de prohibido participar.

 

La participación, la cultura democrática de la acción e intervención directa en la toma de decisiones es la base de cualquier verdadera democracia. Y el mundo juvenil es uno de los espacios privilegiados de desarrollo de esa conciencia. De ahí las claras e interesadas limitaciones a la participación y al asociacionismo construidas desde las no políticas de juventud, ya sean municipales, ya sean autonómicas. Desde el Área de Juventud de IU queremos responder a este modelo socializador que consiste en reducir los espacios públicos de las personas jóvenes a la casa, la escuela, el parque, el centro comercial, y el bar, pub o discoteca. Se nos expulsa progresivamente de todos los espacios públicos, comunes, compartidos y gratuitos, y cuando los ocupamos colectivamente nos convertimos en susceptibles de delinquir.

 

Así, creemos que el mundo juvenil asociativo y no asociativo debe ser potenciado, facilitando la formación integral de las personas más allá de los déficits que ofrece la escuela. Necesitamos nuevos espacios públicos que ahora no existen, y potenciar los ya existentes (como los Consejos de Juventud o las Casas de Juventud), reforzando la juventud como etapa no sólo formativa sino también muy activa política y socialmente. Con todo ello, nuestras propuestas en este sentido son las siguientes:

 

juventud3.jpg1.- Una enseñanza pública, de calidad, laica, no sexista, multicultural, antipatriarcal, participativa, conectada con la historia y la cultura de la comunidad, respetuosa e inclusiva de todas las diversidades y opciones diferentes de las personas jóvenes. Una enseñanza a la que todo el mundo pueda acceder, sin discriminación de ningún tipo, en condiciones de igualdad y total gratuidad, y haciendo posible la compatibilidad del estudio y del trabajo.

 

2.- Introducción en las escuelas del uso de las Nuevas Tecnologías como medio de aprendizaje, así como la formación en los derechos y deberes laborales básicos del mercado del trabajo, la cultura de la prevención de riesgos laborales y la educación para la salud como elementos claves que deben abordarse respecto a la formación profesional futura de las personas jóvenes.

 

3.- Incluir en los centros escolares determinadas competencias especialmente claves en la actualidad, como son la educación intercultural, el respeto a la diversidad (funcional, sexual, nacional, étnica…), las cuestiones de género e igualdad, y el desarrollo de una cultura participativa como elemento esencial del desarrollo sociopolítico de la persona. Potenciación de la educación no formal como mecanismo reforzador de la educación en valores. Apostar por incluir en la educación obligatoria una formación dirigida a respetar el medio ambiente y los animales. Todo ello ha de hacerse también mediante una importante revisión de los libros de texto.

 

4.- Supresión progresiva de la educación privada y de los conciertos escolares en el conjunto de cada CC.AA. Aumento de la plantilla docente para garantizar las ratios legales.

 

5.- Establecimiento de un Mapa Escolar que garantice que la red pública cubra, en condiciones de calidad y plena gratuidad (transporte, libros, comedor) todas las necesidades de educación entre 0 y 16 años. Dentro de ese mapa educativo debe incluirse el desarrollo y mejora de la red de Escuelas Públicas de Idiomas y de los Centros de Formación de Adultos (EPAS).

 

6.- Establecer una estrategia para una educación más participativa, propiciando la generación de redes y fomentando el ejercicio de la ciudadanía. Diseño de campañas informativas específicas para su desarrollo en los centros educativos (mediante el desarrollo de jornadas, charlas, talleres…), que buscan la sensibilización de la población estudiantil frente a problemas como por ejemplo el racismo, la degradación medioambiental, la pobreza… y favorecer la cultura por la paz. Realización de campañas informativas en los centros educativos sobre el conocimiento de las diversas opciones sexuales, promoviendo valores como el respeto y la no homofobia. Una enseñanza de calidad para poder formarse dentro de unos valores que caracterizan a la izquierda: solidaridad, no sexismo, antimilitarismo... La docencia, además de ofrecer una educación especializada, técnica y científica, no puede dejar de lado una formación global, crítica y ética de las personas.

 

7.- Dedicar una especial atención a todas aquéllas personas que expulsa el sistema educativo actual para conseguir su integración en el mercado laboral en condiciones de calidad.

 

8.- Garantizar la autonomía universitaria y el libre funcionamiento de las Universidades Públicas. Cumplimiento por parte del Gobierno de cada CC.AA. de sus obligaciones económicas con el sistema universitario público. Garantizar una inversión pública creciente y constante en las universidades públicas, impidiendo su sumisión a los intereses del capital privado. Revisión de las tasas académicas, reduciéndolas de manera progresiva hasta su eliminación.

 

9.- Retirada de la LOU y del Plan Bolonia, así como sus derivaciones, que tienen como objetivo un evidente avance hacia la privatización de la enseñanza universitaria, una reducción de la calidad formativa, la eliminación de la conciencia crítica y la construcción de un modelo educativo superior guiado exclusivamente por principios económicos y atendiendo a los intereses exclusivos del mercado y el pensamiento neoliberal. Frente a ello el papel del Gobierno Autonómico ha de ser impulsar una reforma real de las universidades, a nivel estatal y europeo, donde todos los miembros de la comunidad universitaria estén representados con voz y voto. Se debe democratizar la universidad en todas sus estructuras, especialmente en las referentes al alumnado.

 

10.- Apertura de las instalaciones de los centros de estudio a todo el mundo, para su uso social.

 

11.- Ampliación de las becas educativas en la educación pública, en base a criterios socieconómicos. Oferta de Becas-Salario por motivación socioeconómica en la enseñanza universitaria.

 

12.- Fomento y asesoramiento para el desarrollo del asociacionismo estudiantil en enseñanzas medias y superiores. Incremento de la capacidad de decisión de dichas asociaciones dentro de los Consejos Escolares. Garantizar y difundir, desde el Consejo Escolar, los derechos y deberes de los alumnos.

 

13.- Reconocimiento del derecho de huelga, de reunión en horario lectivo y de organización estudiantil, mediante la negociación de la Administración con los y las representantes estudiantiles. Eliminación de la figura del profesor/vigilante en los descansos de los Institutos de Enseñanza Secundaria (I.E.S.).

 

14.- Adecuación de los centros que imparten Ciclos Formativos a las necesidades específicas de estos estudios, acabando con la precariedad en que se imparten múltiples asignaturas.

 

15.- Las prácticas que se lleven a cabo, tanto en empresas como en la Administración, de estudios universitarios y de los Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior, serán controladas por los sindicatos y remuneradas con un salario y cotización equiparable a la media de la categoría profesional en la cual se está trabajando.

 

16.- Fomentar en todos los centros de educación pública y privada las jornadas complementarias extraescolares, desde un planteamiento pedagógico no sexista ni discriminatorio.

 

17.- Ampliar los programas de bachillerato nocturno en los centros, facilitando así la posibilidad de estudiar para aquéllos y aquéllas jóvenes que especialmente por motivos laborales no tengan posibilidad de hacerlo en otro horario.

 

18.- Vivimos en un mundo donde la violencia es el principal mecanismo de resolución de cualquier conflicto. Hace falta potenciar mecanismos e Instituciones que trabajen por la resolución pacífica de los conflictos, otras políticas son necesarias, y hemos de apostar por la construcción de alternativas y la solidaridad, por una línea de acción política juvenil que se caracterice por:

 

A) La solidaridad entre pueblos, exigimos la abolición de la deuda externa y el reconocimiento de la deuda ecológica.

 

B) La solidaridad entre personas, apostamos por globalizar los derechos sociales y laborales, en todas las partes del mundo, sin ninguna discriminación, de género, de origen (nacionales o inmigrados) o de cualquier otro tipo.

 

C) La solidaridad entre generaciones, hace falta una economía sostenible basada en la cultura de la prevención y la sustitución de los combustibles fósiles por energías renovables con un modelo agro-alimentario respetuoso con el equilibrio ecológico, que además de proveer de alimentos a todo el mundo, garantice su calidad para el consumo.

 

Compartir este post
Repost0
19 septiembre 2011 1 19 /09 /septiembre /2011 23:00

Quiero salir al paso y criticar, por ser totamente erróneo y otra de las falacias políticas que circulan muy frecuentemente, el símil empleado por muchos políticos (del PSOE y sobre todo del PP) que compara el funcionamiento del Estado con el de una familia, para inferir la lógica de ciertos comportamientos, y justificar así sus decisiones. AFIRMEMOS DE ENTRADA QUE ES UN SÍMIL COMPLETAMENTE INCORRECTO, pues el comportamiento del Estado para nada puede asimilarse al de una familia, aunque puedan existir algunos puntos de encuentro o de enfoques comunes.

 

Se propone típicamente como símil para justificar el comportamiento y las decisiones políticas que tienen que ver con la economía, supuestamente para que los ciudadanos entiendan que tales decisiones son lógicas, igual que lo serían en un ámbito familiar, parangonando ambos ámbitos e intentando que sigan la misma lógica de planteamientos. No nos dejemos engañar. Podríamos aplicarlo a diferentes contextos políticos, pero últimamente lo emplean mucho para justificar sus decisiones de austeridad en el gasto público, y la necesidad por tanto de llevar a cabo medidas de recorte presupuestario que afecten a diferentes partidas del gasto social (piénsese por ejemplo en las medidas adoptadas recientemente por el nuevo gobierno autonómico de Castilla-La Mancha, con María Dolores de Cospedal al frente).

 

Pues bien, tenemos la susodicha y archiconocida frase de perogrullo político, que afirma lo siguiente: "igual que una familia, el Estado no puede gastar más de lo que ingresa". Parece ser que con esta frase llegan a todo el mundo, que acaba entendiendo estas decisiones completamente justas y necesarias, y de todo punto lógicas. Pero como decíamos, es un mal ejemplo, pues resulta que ni el Estado funciona (ni puede funcionar) como una familia, ni (incluso) la familia de la que hablan es la verdadera. El Estado no funciona como una familia, simplemente porque para el Estado debe primar el interés general y público. La familia es una entidad privada por naturaleza, donde guía instintivamente el interés de protección común de sus miembros.

 

El Estado en cambio debe velar por todo el mundo que lo puebla, debe proteger los intereses de lo público frente a lo privado, es decir, debe velar por los intereses de toda la ciudadanía. Por ejemplo, y extrapolando el comportamiento a otro asunto, pero para que se entienda, en una familia donde asesinaran a uno de sus miembros, estaría "comprendido" el afán de venganza, pero no para el Estado, que ha de guiarse obligatoria y estrictamente por unas leyes que rigen su comportamiento, y velar por la justicia social y el interés general.

 

Luego por tanto, y siguiendo con el ámbito económico, efectivamente una familia recortaría gastos innecesarios o menos importantes, pero el Estado debe hacer justamente lo contrario: endeudarse e inyectar dinero público en la economía real, porque además la iniciativa privada no va a hacerlo nunca, y menos en tiempos de crisis. Entramos en un círculo vicioso (justamente donde nos encontramos ahora) en el cual la economía y el empleo no se recuperan porque todo funciona como una cadena de interdependencias, las empresas no invierten (porque creen que sus productos no se venderán), así que no contratan a empleados, que a su vez no consumen, y esto a su vez lleva a la quiebra a otras empresas, etc.

 

Pero es que el engaño llega a más, pues como antes hemos referido, la familia del clásico ejemplo no es la que ellos nos cuentan, refiriéndose a la actual situación económica, sino que es muy diferente. Voy a recoger el símil que se encuentra en el díptico publicado en la página de IU, que ejemplifica lo siguiente: "En la auténtica familia del cuento español hay un hermano con enormes deudas de juego y que derrocha el dinero (es nuestro capitalista financiero). Para pagar sus deudas y alimentar el tren de vida del hijo favorito, el padre y la madre (PP-PSOE) han decidido que otro de los hermanos abandone sus estudios, no avalar el crédito para que compre su piso otro hermano que trabaja con un salario bajo, y tampoco pedir otro crédito al banco para ayudar a la hija en paro, para que ésta pueda montar una peluquería". En fin, creo que los inteligentes lectores comprenderán y  asimilarán perfectamente la equiparación de dichos actores y de sus papeles con la situación socio-económica que estamos viviendo. Así que, por favor, que no nos pongan más el símil de la familia, porque no nos lo creemos.

 

Compartir este post
Repost0
18 septiembre 2011 7 18 /09 /septiembre /2011 23:00

Las evidentes dificultades económicas que los y las jóvenes padecen, como consecuencia de su situación precaria y discriminada dentro del mercado laboral, se trasladan al otro gran polo de la emancipación económica: el acceso a una vivienda, ya sea en régimen de alquiler, ya sea en el casi inaccesible régimen de compra. Así, gran parte de las personas jóvenes pasan muchos años de su vida de un trabajo a otro, teniendo que optar por vivir en casa de sus padres, sin posibilidad real de emancipación, escuchando además el falso mito de vivir acomodadas y condenando al país a una de las tasas de natalidad más bajas del mundo.

 

IU considera que cualquier estrategia de actuación en política urbanística ha de partir del doble eje que representa la lucha contra la especulación por una parte, y por otra parte el deber de hacer realidad el derecho constitucional a la vivienda, con el reforzamiento de los mecanismos de control y el endurecimiento de las penas, por un lado, y la potenciación de la puesta en uso de las viviendas vacías, mediante políticas de acción positiva, a través de una fiscalidad que grave el mantenimiento del desuso y que incentive su puesta en el mercado, preferentemente de alquiler, por el otro.

 

El objetivo claro de la actuación en materia de vivienda por parte de la política juvenil es sencillo: garantizar el derecho constitucional también a las personas jóvenes. Y el mejor indicativo de ese éxito vendrá dado por la reducción de la media de edad emancipatoria de la juventud.

 

juventud2.jpgPero además de las evidentes carencias en materia de vivienda juvenil, los déficits urbanisticos de nuestros municipios van mucho más allá. Nuestras ciudades y pueblos son desiertos de infraestructuras juveniles, sin espacios jóvenes de autogestión, ni espacios deportivos, ni casas de juventud, ni centros culturales...

 

Nuestras calles tienen una infraestructura cada vez más individual, menos socializadora, con el claro objetivo de sacar a la gente de la calle para enviarla donde interesa: centro comercial-bar. El urbanismo municipal parece claramente construido en esta misma línea de expulsar de los espacios públicos y comunes a la gente. Ocio público no, ocio privado sí. Pensemos cada uno de nosotros y nosotras qué espacios públicos nos han ofrecido entre los 6 y los 30 años de edad, qué espacios hemos ocupado, y sólo encontraremos como respuesta bares, cafeterías, centros comerciales y discotecas. Quizás algún parque.

 

Frente a ello construimos nuestro programa. Queremos reconquistar la calle, los espacios, lo público. Apostamos por la educación no formal tanto como por la formal. Creemos en la cultura de la participación como verdadera generadora de ciudadanía. Creemos en las personas jóvenes como seres autónomos, capaces de decidir cuáles han de ser las políticas de juventud de sus municipios, y cómo han de gestionarse sus espacios públicos. Creemos en ciudadanos y ciudadanas que sean considerados como tales, y no como delincuentes o como clientes.



Necesitamos por tanto una nueva relación de los y las jóvenes con el urbanismo y el medio. La protección y cuidado del medio ambiente, la ciudadanía y sus necesidades como habitantes del municipio, y los espacios urbanos han de ser abordados globalmente. Por todo ello, realizamos las siguientes propuestas:

 

1.- Articular un plan de emancipación que tenga como objetivo adecuar los precios de la compra de la primera vivienda y/o alquiler al SMI, recordando tanto el derecho constitucional a la vivienda como la realidad salarial que padecen los y las jóvenes en general. También es importante incrementar la cesión del suelo para VPO. Experiencias de municipios gobernados por IU muestran cómo el principal problema de la vivienda continúa siendo la especulación en torno al suelo. Incremento de la cesión de suelo público para la construcción directa de VPO. Debe garantizarse (y serviría como freno a su vez para la acción especulativa privada) una importante bolsa de VPO en todas las nuevas construcciones y rehabilitaciones de cada Comunidad Autónoma.

 

2.- Concesión de créditos blandos por parte de la Administración para el acceso a la primera vivienda de los y las jóvenes.

 

3.- Apuesta decidida por el fomento del alquiler como alternativa viable y positiva para la emancipación juvenil. Para ello deben impulsarse alquileres de renta baja en viviendas gestionadas por la Administración (nuevas o restauradas), compatibles con la renta de los y las jóvenes. Otra vía ha de ser el fomento del cooperativismo juvenil de gestión de vivienda pública en alquiler. Proponemos la creación de bolsas de viviendas sociales de alquiler equivalentes al 5% del parque residencial, con un precio que en ningún caso supere el 20% de los ingresos netos de quienes accedan a vivir.

 

4.- Apuesta por un urbanismo sostenible, que respete nuestro entorno natural y cultural, de acuerdo con los recursos existentes. El potenciamiento del alquiler joven puede cumplir la doble función social de ayudar a los y las jóvenes en su emancipación y desarrollo personal, implicar a la juventud en la historia y la cultura de su ciudad, y servir como herramienta en la rehabilitación de barrios históricos de los diversos municipios, donde la Administración ha de intervenir y crear bajo su control directo un parque público de viviendas restauradas y rehabilitadas, potenciando una alternativa al modelo actual de urbanismo.

 

5.- Creación de una red de residencias para estudiantes de bajo coste. Dotación de residencias públicas, albergues y viviendas para los y las estudiantes de todos los grados académicos.

 

6.- Construcción/Rehabilitación de edificios comunitarios (residencias para la emancipación) con servicios compartidos y régimen de autogestión.

 

7.- Creación de un banco de viviendas vacías temporalmente para la utilización o intercambio, que faciliten los desplazamientos temporales de los y las jóvenes por motivos profesionales, académicos, etc.

 

8.- Impulso de programas de convivencia intergeneracional, potenciando en nuestros municipios la experiencia de compartir piso entre jóvenes y personas mayores, como una opción más de emancipación del domicilio familiar y un mecanismo complementario, pero nunca sustitutivo, a la Ley de Dependencia.

 

9.- Despenalización de la ocupación de viviendas abandonadas y en desuso con fines colectivos o emancipatorios, ya que en muchas ocasiones la ocupación es una respuesta a la especulación o a la falta de espacios sociales en nuestros municipios.

 

10.- Apoyo a la creación de cooperativas de vivienda, con gestión democrática. Estas viviendas deberán venderse al precio de coste, y en caso de venderse posteriormente quedaría regulado su precio de venta para evitar la caída en la especulación.

 

11.- Crear una red de transporte interurbano no motorizado. La potenciación del carril-bici, de las zonas peatonales y la racionalización del transporte, favoreciendo el transporte público frente al privado, han de ser el eje de toda actuación política general en materia de transporte.

 

12.- Aprobación y desarrollo de planes de cooperación intergeneracional de cultivo ecológico y tradicional.

 

13.- Consultas en procesos de construcción de las ciudades y municipios a menores de 16 años. Se pueden desarrollar en centros educativos y tienen como fin trabajar un eje temático de la construcción simbólica y física de la ciudad, que se materialice en un conjunto de medidas que los jóvenes implicados, después de haberlas trabajado durante un año con el profesorado, entregan al alcalde, como mayor autoridad de la ciudad, quien se compromete mediante acuerdo formal al cumplimiento de una serie determinada de peticiones.

 

14.- Impulsar, en colaboración con los municipios, una bolsa de conductores y vehículos, de "coches compartidos" para desplazamientos urbanos e interurbanos por trabajo, estudios...

 

15.- Desarrollo de un sistema público de transporte de calidad (que sirva como alternativa al transporte privado), que además de avanzar progresivamente hacia la gratuidad plena, lo sea ya para personas jubiladas, estudiantes y paradas. Refuerzo de los transportes públicos nocturnos, especialmente en las zonas urbanas e interurbanas que desarrollen un alto volumen de tráfico y demanda. Además debe avanzarse en la progresiva peatonalización de los barrios históricos, y en la transformación energética de dichos medios de transporte, con energías alternativas al petróleo, durante los próximos cuatro años.

 

Compartir este post
Repost0
15 septiembre 2011 4 15 /09 /septiembre /2011 23:00

Desde un punto de vista material es evidente que ser joven continúa significando afrontar dificultades casi infranqueables para conseguir el derecho a la autonomía económica necesaria para su emancipación. Paro, temporalidad, rotación, bajos salarios y accidentes de trabajo dibujan un panorama laboral marcado por la precariedad, realidad que alcanza cotas alarmantes.

 

La juventud está en una situación de desventaja clara dentro del sistema social y el sistema laboral español. Los problemas específicos de la juventud no la aíslan de los problemas del resto. Así, vivienda, sanidad, trabajo y educación son problemas graves de la sociedad española en su conjunto, que los y las jóvenes padecen con más fuerza, de ahí la necesidad de un conjunto de propuestas específicas:

 

juventud7.jpg1.- Garantizar la aplicación de una renta básica a toda la población en general a partir de los 16 años, dependiendo siempre del nivel de renta de la unidad familiar.

 

2.- Eliminación de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) o cualesquiera otras agencias de empleo privadas o de gestión privada que obtienen mayoritariamente sus beneficios en la explotación de los y las jóvenes. Sustitución de dichas agencias por Servicios Regionales de Empleo, que han de funcionar como una verdadera agencia pública de empleo actuando de intermediaria entre las necesidades de los contratantes y los y las jóvenes, nunca como un actor más en busca de un beneficio.

 

3.- Elevar sustancialmente la dotación presupuestaria y la eficacia de las políticas de empleo adscritas a la generación de empleo de calidad, con especial atención a los y las jóvenes, y potenciando la colaboración interadministrativa entre las Comunidades Autónomas y los Municipios.

 

4.- Desaparición de la figura de los y las becarias, sean de investigación o de prácticas, considerándolos personal laboral que deben disfrutar de contrato de trabajo con los mismos derechos que cualquier trabajador o trabajadora.

 

5.- Instar al Gobierno Central a que elimine la no cotización de la modalidad contractual de los contratos de formación, siendo garantizada ésta por la Administración Pública.

 

6.- Eliminación del contrato en prácticas dada su utilización como mecanismo de contratación precaria de los y las jóvenes. O, en su defecto, limitación a un período nunca superior a 6 meses con la garantía del 80% del salario correspondiente.

 

7.- Refuerzo de la Inspección Laboral en las empresas que contratan a jóvenes a través de éstos y otros mecanismos, como las prácticas de empresa o los contratos de formación.

 

8.- Renuncia de las Administraciones a la utilización de subterfugios como becas, prácticas no remuneradas, etc., como mecanismo para contratar a jóvenes sin remunerarlos adecuadamente. Toda persona joven que realice un trabajo en igualdad de condiciones que cualquier otro trabajador o trabajadora ha de ser remunerado de manera similar, de acuerdo con los convenios colectivos existentes.

 

9.- Impulso autonómico de planes especiales de ayuda al autoempleo y al cooperativismo, así como a la oferta de trabajo a tiempo parcial compatible con actividades de formación.

 

10.- Potenciar desde la Administración la red de economía alternativa y solidaria, y las redes de comercio justo. Existe una gran bolsa potencial de empleo en muchos espacios ocupados por las personas jóvenes: cooperación, solidaridad, voluntariado técnico, asistencia… Espacios laborales que no han de ser precarios por el hecho de ser jóvenes, y que además muestran una clara tendencia de crecimiento en los últimos años, compensando los déficits de nuestro debilitado Estado de Bienestar.

 

11.- Garantizar mediante la acción pública una verdadera política de igualdad de género en el mundo laboral, prestando una especial atención a las mujeres que padecen la doble discriminación de ser también jóvenes.

 

12.- Hacer un estudio de las zonas rurales con bajo índice de población juvenil, para conocer las causas de esta despoblación, y elaborar Planes Integrales de Desarrollo del Medio Rural a través de proyectos de agricultura ecológica, para conseguir la repoblación de estas zonas. Por otra parte, fomentar también el cooperativismo rural en los y las jóvenes, potenciando los intercambios de experiencias intergeneracionales. Asímismo, potenciar la contratación de trabajadores de hasta 35 años en las empresas ubicadas en lugares rurales.

 

13.- Procurar que el crecimiento del tejido industrial sea similar en los diferentes municipios, con el fin de evitar éxodos de población juvenil, despoblación de zonas rurales y en definitiva, un progresivo empobrecimiento de las comarcas. Para ello se ha de asegurar que la inversión pública en crecimiento industrial tiene entre sus objetivos prioritarios compensar los desequilibrios socioeconómicos de aquellas zonas especialmente deprimidas.

 

14.- Gratuidad de los servicios públicos de transporte para todo joven en paro, apostando siempre por la total gratuidad futura de dichos servicios para el conjunto de la ciudadanía.

 

15.- Creación de servicios y programas de orientación vocacional dirigidos a los y las jóvenes en los centros educativos de cada municipio, garantizando un horario de atención amplio y asequible. Además, ello debe combinarse con el desarrollo de campañas de sensibilización sobre los derechos laborales y sindicales en Institutos y Escuelas de Formación Profesional. Efectivamente, nuestra experiencia en este sentido es que se necesita fomentar en los jóvenes la concienciación de clase, y la necesidad de la lucha del movimiento obrero por mantener y consolidar los derechos y las conquistas sociales.

 

Compartir este post
Repost0
14 septiembre 2011 3 14 /09 /septiembre /2011 23:00

Efectivamente, seis son las revoluciones necesarias, entendemos desde la izquierda, para volver a situar a nuestro país en la senda adecuada, y desandar tanto camino andado últimamente en la línea de las políticas neoliberales, conservadoras (del PP) y de falso izquierdismo del PSOE. Dichas revoluciones serían, y tendremos ocasión de ir desgranándolas sobre la marcha de varios artículos, la económica, la democrática, la ambiental, la de los servicios públicos, la de la igualdad y la de la cultura.

 

El documento completo y que me sirve de base para el desarrollo de esta serie de artículos se encuentra en este enlace, y ha sido desarrollado como un primer avance para centralizar el Programa Electoral con el que la coalición Izquierda Unida y toda la Convocatoria Social por ella promovida quieren presentarse a las próximas Elecciones Generales del 20N. En este primer artículo, sólo vamos a presentar el sumario general, es decir, el enfoque y enmarque concreto de todas las medidas correspondientes a las referidas seis revoluciones, que iremos desarrollando en próximos artículos de esta serie.

 

seis_revoluciones.jpgEn cuanto a la Revolución Económica, quizá la más urgente de todas ellas, dados los momentos de crisis generalizada que vivimos, se abordarán propuestas para concretar medidas para una reforma fiscal progresiva (incluyendo las medidas referidas al famoso déficit público, que tanto debate han suscitado últimamente, debido a la propuesta de reforma constitucional en la línea ya conocida), las propuestas para la creación de una verdadera Banca Pública, las propuestas de lucha contra la economía sumergida, las dirigidas a impulsar la economía real (puesta al servicio de las personas, y no de los mercados), las propuestas encaminadas hacia el cambio a un nuevo modelo productivo (más justo desde los puntos de vista productivo, humano, social y medioambiental) y las propuestas dirigidas a la protección de las personas desempleadas.

 

En cuanto a la Revolución Democrática, se abordarán fundamentalmente propuestas para cambiar la actual Ley Electoral (sobre todo en la línea de acabar con las injusticias en torno a la representatividad de las formaciones políticas), propuestas para acabar con la corrupción (que tanto daño hacen a la imagen de la política y de los políticos, contribuyendo a su continuo descrédito y desapego por parte de la ciudadanía), propuestas para una evolución completa hacia una Estado Laico (anulando todos los privilegios actuales de la Iglesia Católica), propuestas para caminar hacia una democracia plena (y por tanto, mucho más participativa que la actual), y como no podría ser de otra manera, propuestas para avanzar hacia la implantación de la III República, y hacia un modelo de Estado Federal.

 

En cuanto a la Revolución Ambiental, haremos propuestas para mejorar la planificación urbanística, para avanzar hacia una política de alquiler de viviendas sociales, para una mejor planificación y gestión del suelo público, propuestas para la mayor implantación del transporte y la movilidad sostenibles, propuestas para otro modelo energético, que mire de verdad hacia las energías limpias y renovables, propuestas para una gestión pública del agua, y propuestas que protejan el entorno, así como que fomenten la agricultura sostenible.

 

En cuanto a la Revolución por los Servicios Públicos, realizaremos propuestas para ahondar y mejorar la educación pública y laica, propuestas para una sanidad pública, gratuita y universal, propuestas por unos servicios sociales de calidad, propuestas para incidir en la evolución de los derechos fundamentales, tales como el de la vivienda, propuestas para unas pensiones públicas dignas para nuestros mayores, y propuestas que aborden una reforma y modernización de nuestra justicia.

 

En cuanto la Revolución por la Igualdad, avanzaremos en las propuestas para conseguir una auténtica y completa igualdad real entre hombres y mujeres, propuestas para garantizar los derechos de los inmigrantes, propuestas para la igualdad de derechos del mundo LGTBI (homosexual), así como una redefinición y ampliación de las propuestas que tienen que ver con la paz, la cooperación y la solidaridad. Por último y en cuanto la Revolución de la Cultura, profundizaremos en propuestas para una democratización de los medios de comunicación (incluyendo Internet), propuestas de inmersión cultural abordadas desde lo público, garantizando la diversidad, y propuestas para una adecuación de los derechos de propiedad intelectual más acordes con el mundo actual y las nuevas tecnologías.

 

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías