Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
29 marzo 2011 2 29 /03 /marzo /2011 23:00

El modelo de Seguridad Ciudadana al que nos comprometemos, se define por su carácter integrador, es decir, por la búsqueda de un equilibrio entre el derecho a la seguridad colectiva, y el derecho a la libertad de todos los ciudadanos, así como por la actuación sobre las causas sociales que generan la delincuencia y la inseguridad ciudadana, y no sólo sobre las consecuencias. Pensamos que no pueden existir políticas de seguridad eficaces si no se trabaja en la reducción de la pobreza, el paro, y la exclusión social, con políticas integrales de empleo, de ocupación/ocupacionales, y de protección social.

 

La seguridad debe construirse socialmente dando respuesta a diversos factores de riesgos laborales, educativos y sanitarios. Si pretendemos construir ciudades tolerantes e integradoras, resultado de la diversidad y de una nueva identidad ciudadana basada en la universalidad de los derechos que permitan dar seguridad a todas las personas, no podemos centrarnos en el control formal de los espacios públicos de convivencia, que finalmente nos lleven a favorecer a los barrios céntricos (comerciales) frente a los periféricos. A efecto de todo ello, desde Izquierda Unida realizamos las siguientes propuestas:

 

seguridad_ciudadana.jpg1.- Participación de la Ciudadanía en los Consejos Locales de Seguridad. Los problemas del barrio deben debatirse y ponerse de manifiesto por los habitantes del mismo, a los que se les debe proporcionar la información necesaria para complementar sus propuestas, y los medios para poder llevarlas a cabo, dotándoles de instrumentos de actuación eficaces.

 

2.- Diseño de mapas de seguridad en los distritos, como herramienta de trabajo para desarrollar planes de actuación eficientes. No se trata de mapas accesibles a la población en general, porque eso puede crear intolerancia hacia quienes viven en los barrios más marginales; deben ser un instrumento de trabajo para quienes vayan a implantar las medidas sociales, educativas, policiales, etc.

 

3.- Planes Integrales de Actuación, que atiendan a todos los barrios, sin favorecer a los comerciales, céntricos o residenciales, frente a los periféricos o marginales, sobre los que, en realidad, se hace precisa una mayor atención.

 

4.- Diseño participativo de un nuevo modelo de actuación y coordinación policial.

 

5.- Potenciación de la policía de barrio y de su labor preventiva.

 

6.- Desarrollo de un plan de inserción sociolaboral para colectivos y personas con dificultades de integración (desempleados, inmigrantes, toxicómanos, etc.), con la adopción de las medidas sociales, laborales y económicas específicas que se requieran.

 

7.- Desarrollo de un programa informativo a los ciudadanos sobre medidas de prevención de victimización.

 

8.- Reducción de la sensación de inseguridad (muchas veces infundada) mediante la promoción de una cultura de la tolerancia y de la aceptación de las diferencias, mediante programas informativos y campañas de concienciación dirigidas a toda la ciudadanía.

 

9.- Limitación del control formal sobre los espacios públicos o de convivencia (uso restrictivo de sistemas de video-vigilancia, libre acceso de todos los ciudadanos a todos los espacios públicos, uso de los recursos de seguridad pública sólo en ámbitos públicos, etc.).

 

10.- Implantación de redes de apoyo psicopedagógico y formativo a sectores de población potencialmente conflictiva o con riesgo de marginación (jóvenes ociosos, menores conflictivos, etc.).

 

11.- Recuperación y adaptación de los espacios públicos infrautilizados en zonas con alta tasa de delincuencia y conflictividad social (para usos deportivos, culturales, formativos, ocupacionales, etc.).

 

Compartir este post

Repost0
28 marzo 2011 1 28 /03 /marzo /2011 23:00

Tema polémico éste, como todos los que tienen que ver con las intervenciones militares en cualquier país. Desde la auténtica izquierda política de este país, representada por la coalición Izquierda Unida, queremos manifestar nuestro más rotundo rechazo a la intervención militar internacional en Libia, que bajo la aparente y muy honorable bandera de la defensa a los Derechos Humanos, esconde, como suele pasar siempre en estos casos, otros intereses muy diferentes.

 

Efectivamente, nos dicen que estamos ante una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que autoriza y da por tanto plena cobertura legal para una intervención militar en Libia, auspiciada por Francia, EE.UU. y Gran Bretaña, pero como decíamos, se trata de una nueva barbaridad, de una nueva guerra, que no es mi mejor ni peor que las demás, sino una guerra más. Las guerras nunca pueden estar justificadas, porque al igual que las venganzas, nunca son buenas, sino que muy al contrario, provocan siempre más sufrimiento, más éxodos de población, hacen que se enconen los enfrentamientos, y dificultan la solución de los conflictos. Y de eso no puede haber ninguna duda. Sólo tienen dudas en esto aquéllos que no creen de verdad en el PACIFISMO, que son pacifistas no practicantes, pero que en cuanto ven algún rescoldo de candela, arriman nueva leña para que siga ardiendo al viento que más les convenga. Sólo desde un auténtico pacifismo, real y sin ningún tipo de fisuras ni de justificaciones, se tienen claros todos los puntos de vista, todas las situaciones.

 

libia.jpgY es completamente hipócrita hablar de la defensa de los Derechos Humanos en Libia, cuando hay un montón de conflictos en todo el mundo que reproducen el mismo patrón: un tirano que sojuzga y masacra a su pueblo, ¿entonces porqué se actúa en Libia? Pues simplemente porque Libia juega un papel muy importante en el norte de África y en el Mediterráneo, y porque los países más poderosos quieren gobernar los cambios que se vayan a producir a su acomodo. Y se nos pregunta por la ciudadanía, ¿entonces qué podemos hacer? ¿Nada? Podemos hacer mucho, utilizando al máximo los medios civiles que tiene la Comunidad Internacional: bloquear las cuentas de los tiranos, embargar las armas para que no tengan medios de reprimir a sus pueblos, y tomar todas las medidas con contundencia y valentía para aislar políticamente e esos regímenes. Ésas medidas tuvieron éxito por ejemplo en el caso de Sudáfrica, pero Sudáfrica no fue bombardeada, como no lo es actualmente Israel, ni Palestina, por sus conflictos territoriales, ni Marruecos por el conflicto del Sáhara, ni Birmania o Chechenia, por sus conflictos de soberanía. Tomando las palabras de Gaspar Llamazares: "Frente a la diplomacia de los cañones, usemos la diplomacia de los valores". 

 

Ni qué decir tiene que desde Izquierda Unida apoyamos a las fuerzas de la izquierda Libia que luchan de manera justa por sus derechos laborales, sociales y políticos, pero la democracia no se puede imponer por la fuerza, por lo que dudamos de que esta resolución de la ONU vaya en apoyo del pueblo libio, y no una vez más de intereses espurios del imperialismo, intereses políticos, económicos y geoestratégicos. Después de los desastres de Irak y Afganistán, aludiendo cínicamente a los intereses del pueblo, una intervención militar en Libia puede acabar como las otras, haciéndose eterna y vulnerando los derechos humanos de forma brutal.

 

Pero además, pensamos que esta intervención militar no sólo implica un desprecio a los Derechos Humanos más elementales, sino también un vano y burdo intento de desviar la atención de la ciudadanía española sumergida en la crisis, hacia otros derroteros. Este ataque militar, y los que desgraciadamente vendrán luego, sólo traerán más sufrimiento y penurias. Por tanto y desde la Izquierda, exigimos que no se utilicen las bases militares americanas instaladas en nuestro país, y que España no envíe ningún contingente militar a la zona en conflicto, y una vez más nos declaramos enemigos de la guerra, amantes de la paz, partidarios de la disolución de la OTAN y de cualesquiera otros bloques militares, y contrarios al imperialismo estadounidense.

 

Compartir este post

Repost0
27 marzo 2011 7 27 /03 /marzo /2011 23:00

Continuamos con el gran bloque general dedicado a los Derechos Humanos, y dentro de él, nuestro último artículo expuso el programa local de IU en relación a la Violencia de Género, dentro del capítulo más general de Perspectiva de Género. Pues bien, continuemos ahora con dicha perspectiva de género aplicada al urbanismo, para cerrar este capítulo. Vuelvo a recordar a los lectores que mi fuente principal para la exposición de todos estos artículos es el Programa Electoral Oficial de IU, que los lectores interesados pueden encontrar en Internet.

 

Pensamos desde Izquierda Unida que el diseño de la ciudad determina la calidad de vida de todos sus habitantes, pero especialmente la de las personas sobre quienes recaen más obligaciones cotidianas, y sin cuyo consenso se ha determinado su desarrollo. Entre este grupo se encuentran las mujeres. Los hombres suelen tener trayectorias lineales: "de casa al trabajo y del trabajo a casa". Eso supone un transporte lineal, de punto a punto y no en red. Las mujeres, en cambio, tienen trayectorias en zig-zag. Su dedicación al trabajo remunerado y la resolución del trabajo cotidiano de la familia les obliga a tránsitos entre mercado, tiendas, colegios, el lugar de trabajo, áreas de recreo, y la vivienda. Eso supone muchos trastornos, en la medida en que la ciudad no responde a una estructura urbanística que favorezca esta movilidad. Hoy por hoy, y a la espera de tiempos más igualitarios, las mujeres se ocupan mayoritariamente del cuidado de los hijos, de los mayores y de todos los elementos más débiles de la sociedad. Las mujeres son, en cuanto madres, las intérpretes primarias de las necesidades de niños y niñas. La total responsabilidad, cuando no el trabajo en sí, derivada de las tareas de mantenimiento, limpieza y avituallamiento de la casa, recae sobre sus hombros. Las mujeres son, además, la voz de los otros grupos infrarrepresentados, es decir, sin voz.

 

Es necesario por tanto dar voz a las propias mujeres para que sean ellas las que expliquen cuál es su relación con el espacio de la ciudad, las disfunciones que puedan detectar, los problemas que tienen o los espacios que les resultan especialmente adecuados para desarrollar su compleja vida, intentando compaginar tantos perfiles como representan a lo largo de una típica jornada. Como primeros pasos en esta dirección se pueden proponer los siguientes:

 

1.- Realización de estadísticas o información donde se refleje el uso de los espacios de la ciudad, atendiendo al sexo de los encuestados.

 

2.- Mejorar el desarrollo y ordenamiento territorial, empezando por el propio barrio.

 

3.- Reforzar la democracia local, impulsando los procesos urbanísticos de modo que incorporen más y mejores procesos de participación.

 

4.- Optimizar las infraestructuras (transportes, iluminación, limpieza, espacios verdes, etc.), y la seguridad de nuestras ciudades.

 

5.- Elaboración de los PGOU's teniendo en cuenta, además, las opiniones de los movimientos feministas de mujeres.

 

6.- Formación en materias de urbanismo y género para el personal técnico de las áreas municipales implicadas en el diseño de la ciudad.

 

7.- Divulgación de experiencias de buenas prácticas en esta temática.

 

8.- Incorporación de mujeres formadas en urbanismo en las áreas de decisión relacionadas con el urbanismo municipal.

 

9.- Reserva de VPO's para mujeres en situación de riesgo especial por violencia de género o condiciones socioeconómicas.

 

10.- Políticas de viviendas en alquier públicas aplicando (excepcionalmente) criterios de discriminación positiva de género.

 

11.- Incluir equipamientos de todo tipo, especialmente para personas dependientes (menores, discapacitados y personas mayores), en los barrios.

 

12.- Asegurar la calidad, mantenimiento, seguridad y limpieza de los espacios libres de juego (para menores) y de sociabilidad (para personas mayores).

 

13.- Reducir la inversión en transporte privado y aumentarla para el transporte público.

 

14.- Ampliar las redes de transporte público para dar servicio a los barrios con menor número de vehículos y mayores deficiencias de transporte.

 

15.- Dar apoyo al pequeño comercio.

 

16.- Proponer y respetar una moratoria en la instalación de grandes centros comerciales que requieran el uso del transporte privado.

 

17.- Proponer la obligatoriedad para las empresas de incluir espacios para el cuidado y la estancia de menores y mayores en equipamientos comerciales.

 

18.- Proponerla también para los equipamientos culturales y deportivos.

 

Continuaremos en nuestra siguiente entrega con el modelo de seguridad ciudadana que proponemos.

Compartir este post

Repost0
25 marzo 2011 5 25 /03 /marzo /2011 00:00

Continuamos con el gran bloque de los Derechos Humanos, hablando a continuación sobre los temas relacionados con la Perspectiva de Género. El cambio y la transformación social que propugnamos desde Izquierda Unida para nuestras ciudades, pasa obligatoriamente por la ocupación de la mujer en la vida pública, y por la politización de la vida privada. Las mujeres han sido (social e históricamente) discriminadas por un modelo económico y reproductivo que las ha relegado al ámbito de lo privado, impidiendo su participación plena en la toma de decisiones. De esta forma, el modelo neoliberal ha asegurado su discriminación social y personal, cediendo, en ocasiones, espacios desde la asimetría y proporcionando una ilusión de igualdad. Las políticas de mujer se han limitado a ayudas económicas para la maternidad, a la concesión de créditos blandos para las mujeres empresarias, y a la creación de instituciones que presentan al paternalismo como única herramienta de actuación. Políticas en suma que han tratado de impedir que las mujeres, como colectivo, tomen conciencia de sus propios intereses y necesidades, más allá de los intereses del modelo económico dominante.

 

Es por todo ello necesario una apuesta por una política feminista que permita a las mujeres ejercer su capacidad y su derecho de actuar e influir plenamente en la sociedad. Y dicha apuesta política únicamente se puede conseguir mediante la politización del espacio público, comenzando por el espacio local, el cotidiano. Por ello, un objetivo prioritario de IU será poner en marcha un proceso de democracia participativa que permita a las mujeres decidir en los asuntos locales. Proceso que por tanto garantizará la justicia social y la presencia de las mujeres y de los hombres de forma igualitaria para decidir colectivamente sobre economía, empleo, derechos sexuales, vivienda, maltrato, medio ambiente, educación, etc., siempre como ciudadanos de pleno derecho. Pues bien, enunciados estos principios, vamos a abordar a continuación algunos temas enmarcados en la perspectiva de género.

 

violencia_genero.jpgEn cuanto a la Violencia de Género, desde Izquierda Unida apostamos por la Administración Local, como la más cercana a la ciudadanía, para que promueva políticas activas que prevengan la violencia de género y que terminen por erradicarla, teniendo en cuenta tres ejes principales, como son la Prevención, la Atención y la Coordinación. Entendemos que es competencia de la Administración Local encontrarse donde se demandan los servicios por parte de la ciudadanía, y para ello es imprescindible poner en marcha las siguientes herramientas:

 

A) Plan Municipal Integral de Atención a las Víctimas de Violencia de Género, en coordinación con el resto de Administraciones, que cuente con una dotación presupuestaria suficiente, con la contratación de personal adecuado, y con mecanismos de evaluación continua que permitan ir avanzando en la consecución de objetivos. Dichos objetivos contemplarán:

 

1.- Mayor responsabilidad de las Administraciones Públicas en el trabajo reproductivo, creando una amplia red de servicios públicos colectivos: escuelas infantiles, lugares de reunión para jóvenes fuera del horario escolar, centros para las personas mayores, asistencia a domicilio, etc.

 

2.- Creación de Centros Asesores que presten un servicio de atención jurídica y psicológica integral, y suficientes Casas de Acogida para mujeres maltratadas, gestionadas públicamente.

 

3.- Recursos municipales ante situaciones de emergencia específicas.

 

4.- Estrecha colaboración entre la Concejalía de la Mujer y la de Asuntos Sociales.

 

5.- Los empleados públicos que presten sus servicios en estas áreas, cursarán una formación específica en agresiones y malos tratos.

 

6.- Creación de dispositivos de urgencia para las mujeres víctimas de violencia, al margen de su solicitud o no de la orden de protección, en coordinación con otras Administraciones, y personación de los Ayuntamientos como acusación particular en estos casos.

 

7.- Campañas de sensibilización y formación, dirigidas especialmente a la juventud.

 

8.- Creación en todos los procesos selectivos, tanto de funcionarios como de personal laboral fijo, de bolsas para personal eventual e interino, donde se contemplen unas plazas de reserva para víctimas de violencia de género, fomentando de esta forma la independencia y la emancipación de la mujer.

 

9.- Servicio jurídico y psicosocial para facilitar información y atender a las necesidades inmediatas de las mujeres víctimas de la violencia machista.

 

B) Observatorio contra la Violencia de Género, como instrumento que garantice la aplicación del Plan Integral de Atención a las Víctimas, con los siguientes objetivos:

 

1.- Incremento del desarrollo de programas de prevención y detección temprana de la violencia de género, desde la infancia y la adolescencia.

 

2.- Desarrollo de intervenciones específicas de prevención de la violencia de género con hijas e hijos de mujeres agredidas.

 

3.- Creación o fomento de dispositivos de urgencia para las mujeres víctimas de violencia, en coordinación con otros Ayuntamientos, comarcas o mancomunidades, y personación del Ayuntamiento como acusación particular en los casos donde corresponda.

 

4.- Fomentar un mayor conocimiento, adhesión e identificación con el contenido del Pacto Ciudadano contra la Violencia de Género.

 

5.- Centro de Mediación y resolución de conflictos familiares municipal, de carácter preventivo, y cuyo fin sea adelantarse a las medidas coercitivas que se puedan adoptar.

 

C) Sensibilización y Formación, con los siguientes puntos:

 

1.- Ampliar los canales de difusión mediáticos para que esta problemática llegue a toda la población, y así concienciar y sensibilizar sobre sus consecuencias.

 

2.- Talleres de resolución de conflictos, donde se fomente en el alumnado la conducta asertiva, habilidades sociales, y se aprendan alternativas a la conducta agresiva.

 

3.- Campañas de prevención de violencia de género en el alumnado de las Enseñanzas Primaria y Secundaria, donde se estudie el papel que juegan los roles masculino y femenino, así como la inteligencia emocional, la dependencia emocional y económica, el aislamiento social y los límites.

 

Compartir este post

Repost0
24 marzo 2011 4 24 /03 /marzo /2011 00:00

Nuestro último artículo sobre este tema ya había dejado sentadas algunas bases interesantes sobre el mismo, y vamos a retomarlo a partir de ahí. Y siguiendo de nuevo a Gómez Movellán, diríamos en primer lugar algo que ya avanzábamos desde el primer artículo, y es que las instituciones deben abandonar el catolicismo simbólico que profesan, si queremos caminar hacia un Estado laico. Y es que los símbolos son numerosísimos y muy interesantes, incluso algunos de ellos muy subliminales. Enumeraremos algunos ejemplos: ninguna autoridad pública debe asistir a procesiones o actos litúrgicos, y tampoco el Rey, como representación máxima del Estado. Siguiendo en esa línea, las fuerzas de orden público, el Ejército o cualquier otro organismo público no deberían desfilar en las procesiones religiosas, y tampoco las autoridades eclesiásticas deberían ser autorizadas a dirigir o coparticipar en la presidencia de las celebraciones civiles. Las fórmulas de juramento confesional deberían ser suprimidas en la toma de despachos civiles. Ningún símbolo religioso debería presidir aulas o dependencias públicas. El Rey no puede ofrecer España a Santiago Apóstol.

 

estado laico 3Por otra parte, nuestra legislación debería ponerse al día suprimiendo los Acuerdos y Concordatos existentes con las diferentes confesiones religiosas. Incluso si ello requiere de una reforma constitucional, debería emprenderse esa reforma (y de paso aprovechar para abordar otras que se tienen aparcadas desde hace mucho tiempo, como la reforma del Senado para convertirlo en la auténtica cámara de representación territorial). Siguiendo con la línea ya mencionada, se debe acabar con la financiación por parte del Estado del clero y de la Conferencia Episcopal. Actualmente, aparte de las vías de financiación indirectas a la Iglesia Católica, existe una financiación directa (presupuestaria) al sostenimiento de la misma, que además cada año se incrementa. Aparte de que el propio sistema de financiación que establecía el Acuerdo con la Santa Sede ha sido vulnerado (pues deberíamos ya estar en la fase de autofinanciación), se requiere una ruptura radical, cerrando el grifo de esa financiación directa. Y en este sentido, los proyectos que se están barajando para financiar a otras religiones minoritarias, en aras de garantizar un trato igualitario, deben también ser rechazados, ya que supondrían dar una mayor legitimación a la financiación del clero católico.

 

Tenemos también el problema de que determinadas áreas de la Asistencia Social están casi monopolizadas por las organizaciones eclesiásticas. Ya sabemos que una parte importantísima de la asistencia hospitalaria, asistencia a ancianos, a sectores excluídos socialmente o a actividades de cooperación al desarrollo, las realiza la Iglesia Católica por medio de una financiación subvencionada por diversas Administraciones Públicas. En un Estado verdaderamente laico, éste debería asumir directamente toda la Asistencia Social, y en cualquier caso no es tolerable el trato privilegiado que las organizaciones eclesiásticas mantienen en relación a las ONG's no religiosas.

 

También se require, como pilar básico y fundamental, un cambio total en el enfoque del sistema educativo, que aborde la debilidad del sistema público. El modelo actual es un modelo educativo dual (entre escuela pública y privada subvencionada), pero con hegemonía efectiva de la educación católica, tanto en la enseñanza privada como en la pública. Nos parece un disparate que la enseñanza obligatoria, primaria y secundaria, pueda estar segregada en función de una libertad de elección de los padres, basada en su libertad religiosa o de creencias. Si no ponemos ningún límite a la concertación con los colegios privados (en su gran mayoría católicos), no evolucionaremos nunca hacia una verdadera situación de laicidad. Pensamos que la financiación pública de la enseñanza privada debe limitarse a ser un recurso excepcional y subsidiario, y que los conciertos con la escuela privada deberían revisarse y congelarse paulatinamente, con la reversión de dichos colegios a la red pública.

 

El desafío de la escuela española, a medio plazo, además de poner fin a la hegemonía religiosa, es avanzar en calidad a todos los niveles (programas contra el fracaso escolar, nuevo desarrollo curricular, formación permanente del profesorado, adaptación a las TIC's, etc.), y por supuesto, instaurar la plena laicidad como principio fundamental del sistema y de las normas que lo regulen. Pero a corto plazo, la escuela pública también debe evitar una segregación social educativa en la enseñanza obligatoria. En fin, mientras no exista una escuela pública laica que tenga como meta la educación en igualdad, tampoco existirá un auténtico Estado laico.

 

Compartir este post

Repost0
23 marzo 2011 3 23 /03 /marzo /2011 00:00

En esta tercera entrega de los artículos dedicados a exponer el programa electoral local (en sentido genérico) de la coalición Izquierda Unida, y una vez expuesto el bloque de Cultura en el artículo anterior, vamos a comenzar a abordar aquí el tema de los Derechos Humanos. Desde IU pensamos a este respecto que la ciudad debe ser una comunidad política en la que todos sus habitantes sean solidarios con un proyecto de satisfacción de las necesidades colectivas y de desarrollo sostenible, equitativo, inclusivo y respetuoso con los Derechos Humanos sin discriminación (insistimos: SIN NINGUN TIPO DE DISCRIMINACION), desde una perspectiva de responsabilidad compartida.

 

Pensamos que la ciudadanía, los derechos y las responsabilidades se expresan en primer y principal lugar en el plano local. Entendemos por tanto que la ciudadanía sólo se puede ejercer bajo unas condiciones concretas, que doten a la población de herramientas reales para ejercer sus derechos y cumplir sus obligaciones. Consideramos que la ciudadanía está compuesta por TODOS aquéllos pobladores del municipio, INDEPENDIENTEMENTE DE SU ORIGEN, O DE SU SITUACIÓN JURÍDICA, ADMINISTRATIVA O ECONÓMICA. Insistimos en este punto para desmarcarnos claramente de otras opciones políticas que ya desde aquí marcan diferencias, por ejemplo queriendo establecer limitaciones en cuanto al censo municipal o en cuanto a los derechos de reagrupación familiar de cara a los inmigrantes. Por lo tanto, las actuaciones deben garantizar, siempre y en primer lugar, el acceso a sus derechos de los sectores excluídos o en riesgo de exclusión. Las grandes líneas de actuación dentro de este bloque son Vivienda, Perspectiva de género, Seguridad, Salud y Asistencia Sanitaria, Diversidad Afectivo Sexual, Atención a nuestros Mayores, Inmigración, Educación, Participación Ciudadana, Solidaridad y Cooperación, y Ciudadanía e Inclusión Social. Programa extensísimo el de estos puntos, que intentaremos ir resumiendo y troceando en los siguientes artículos.

 

vivienda.jpgComencemos por los temas relativos a la Vivienda. Para IU, y de acuerdo con los derechos reconocidos en la Carta Ciudadana de Derechos Sociales, las políticas municipales tendrán por objetivos garantizar:

 

1.- El acceso a una vivienda digna, en propiedad o alquiler, habiendo de destinar el ciudadano usuario de la misma para dicho concepto no más del 30% de los ingresos individuales.

 

2.- El acceso a una vivienda adaptada a las necesidades de cada núcleo familiar y de cada persona.

 

3.- La creación de una Agencia de Control del Fraude Inmobiliario, que prevea unas garantías mínimas en la oferta inmobiliaria, bien sea en obra nueva o en vivienda usada.

 

Dentro del Instituto Municipal de la Vivienda, se creará la Agencia Pública de Alquiler, con el objetivo de poner en el mercado las viviendas vacías, así como el fomento del alquiler como una opción a valorar entre los ciudadanos. Dicho Instituto también tendrá entre sus objetivos prioritarios la rehabilitación de zonas altamente degradadas, especialmente en el Centro Histórico, pero también en nuestros barrios, espacios cada vez más olvidados y con gran pérdida de calidad de vida, por el deterioro físico y social existente. Desde las políticas municipales de Vivienda, también se luchará contra la marginación y la exclusión social. Por una parte, erradicando el chabolismo y la infravivienda, y por otra, poniendo a disposición municipal un parque suficiente de viviendas que sirvan para cubrir la prestación de alojamiento alternativo, recursos que dependerán del Área de Derechos Sociales.

 

Compartir este post

Repost0
21 marzo 2011 1 21 /03 /marzo /2011 00:00

Una vez enumerados los cinco grandes bloques generales que cubren todas las propuestas y el programa electoral local de Izquierda Unida, todo lo cual presentamos en el primer artículo de esta serie, vamos en esta segunda parte a incidir en el primer gran bloque de propuestas, es decir, aquéllas que están ligadas a la Ciudad como Espacio Cultural. En este sentido, los grandes ejes rectores de la política de IU tienen que ver con cómo se entiende la cultura, a saber:

 

1.- Como motor de inclusión social, y de socialización.

2.- Como práctica participativa ciudadana.

3.- Como puesta en valor del saber y el sentir populares.

4.- Como vehículo de transmisión de valores.

5.- Como modelo de ocio creativo.

 

Con todo ello, se apuesta por el derecho a la creación cultural, por la defensa del Patrimonio Cultural de las ciudades, por la creación, adaptación, conservación y/o mantenimiento de las infraestructuras culturales necesarias, así como por la integración de las entidades creadoras y difusoras de cultura en el ámbito de las ciudades. La cultura debe ser entendida como un DERECHO CIUDADANO BÁSICO, y por tanto, desde IU se apuesta por una fuerte infraestructura pública y descentralizada para la promoción de la cultura, rompiendo desde el ámbito público el modelo de gestión cultural orientado a la empresa privada que existe actualmente, y que tiende a ser el modelo dominante. Desde Izquierda Unida se apuesta también por la creación y/o recuperación de las Casas de la Cultura, y otros espacios para la difusión cultural descentralizados, así como la recuperación de otros espacios culturales y escénicos (cines, teatros, etc.) para uso público y de gestión ciudadana.

 

cultura_iu.jpgSe apuesta también por la creación de planes encaminados a dotar de actividad cultural a las plazas y otros espacios públicos de encuentro de forma participativa, habilitando dichos espacios para la exposición e intercambio de obras artísticas de los creadores. Y en cuanto a las Nuevas Tecnologías, desde Izquierda Unida queremos apoyar los principios del Software Libre, de las Licencias Libres para uso del software, concretamente las de tipo Copy-Left y Creative-Commons en las producciones culturales de la ciudad. También se apuesta por la creación de Museos Urbanos, Mercadillos Artísticos y otros medios para la difusión de la obra de los creadores culturales.

 

En cuanto al Patrimonio Histórico, se entiende como un bien común y colectivo de toda la ciudadanía, y por tanto se apuesta por su defensa y promoción, poniendo en valor la riqueza histórica y cultural de las ciudades, y permitiendo su acceso y disfrute a todos los ciudadanos. En este sentido, desde IU exigimos el cumplimiento de la Ley de Patrimonio Histórico, de la implantación de un Plan de Recuperación del Patrimonio Histórico para las ciudades que lo requieran, así como la generación de actividades y la dedicación activa de recursos para la comprensión y puesta en valor de dicho patrimonio, de los yacimientos arqueológicos, y de los planes de defensa, protección y conservación de los Centros Históricos de las ciudades.

 

Por último, se propone también desde este gran bloque la recuperación de la Memoria Democrática de las ciudades, a fin de recordar y homenajear a los antepasados encarcelados, torturados y asesinados por la dictadura franquista, así como a las posibles víctimas de los campos de exterminio nazis, y de recuperar la Memoria Histórica de las ciudades, como base de la ciudadanía democrática y de la rehabilitación moral y jurídica de las víctimas, junto a los valores democráticos y culturales por los que lucharon bajo la bandera de la República. Las propuestas concretas en este sentido se adaptarán a cada ciudad.

 

Compartir este post

Repost0
17 marzo 2011 4 17 /03 /marzo /2011 00:00

Introdujimos el tema en el artículo anterior de esta serie, y vamos a continuarlo con algunas reflexiones en torno al mismo, pues ya comentamos que el concepto general de Estado laico abarca mucho más que lo que dejamos enunciado en nuestra primera entrega. Es un tema éste muy bien difundido y documentado en Internet, por lo cual vamos a ir sugiriendo referencias en la Red sobre sitios y artículos que nos ofrecen más información y opiniones, sobre todo para los lectores interesados en abordar este asunto con más profundidad y/o más elementos de juicio. Por ejemplo, un artículo interesantísimo es el que nos proporciona Antonio Gómez Movellán, Licenciado en Historia y Diplomado en Derecho Constitucional y Político, siendo también autor del libro "La Iglesia Católica y otras religiones en la España de hoy". Este extenso artículo de opinión se encuentra en este enlace, y examina desde diferentes puntos de vista las implicaciones teóricas y prácticas de lo que representa un Estado laico.

 

estado_laico_2.jpgResalto textualmente el primer párrafo de dicho artículo, pues me parece bastante ilustrativo de la envergadura del planteamiento de Gómez Movellán: "Un Estado laico es algo más que garantizar la libertad religiosa en un ámbito estrictamente privado -cosa que no se cumple en España. La laicidad significa la creación de un único espacio público, un terreno no de neutralidad, como algunas veces se dice, sino de combate contra toda organización o sistema que se escude en su autonomía para incumplir las leyes comunes. Esto y no otra cosa es un Estado laico. El Estado laico garantiza la libertad plena manteniendo los corporativismos a raya, sean estos religiosos o de cualquier otra especie. Un Estado que no realice una verdadera modernización de su Administración Pública, con un aparato administrativo eficaz y con autoridad indiscutida no es un Estado laico, sino que estará sometido a todo tipo de presiones corporativas, propenso a enormes dosis de corrupción, será incumplidor de las leyes y finalmente, ineficaz en sus obligaciones reguladoras, por no decir en las interventoras".

 

Como se ve, por tanto, el Estado laico llega más allá de lo que puede suponerse en un principio, aunque de entrada nos conformaríamos con que en la futura Ley de Libertad Religiosa, y toda la adaptación normativa que se regule a partir de ella, podamos alcanzar los objetivos que garanticen la laicidad del Estado en un altísimo porcentaje. Y continúa Gómez Movellán en los siguientes términos: "En España, ni la Constitución ni las leyes orgánicas ulteriores crearon, en verdad, un Estado laico. Además en el caso católico los Acuerdos con la Santa Sede de 1979 no es que sean contrarios a la Constitución, sino simplemente al sentido común. Cómo si no considerar, por ejemplo, lo establecido en el artículo I del Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales: “la educación que se imparta en los Centros docentes públicos será respetuosa con los valores de la ética cristiana”. Denuncia este autor las relaciones de privilegio de la Iglesia Católica con el Estado, tales como la financiación del clero y de la Conferencia Episcopal, la enseñanza de religión en la escuela, un régimen abusivo con la escuela privada concertada, una financiación de la Asistencia Social católica desproporcionada, un régimen fiscal más que favorable, y en definitiva, el mantenimiento de un clima en el que se percibe como si la Iglesia Católica fuera la religión oficial. Por tanto, y a pesar de que lo anuncian a bombo y platillo, en España no ha existido todavía un Gobierno que impulse de verdad el laicismo del Estado.

 

Pero la cosa llega a más, pues varios han sido ya los escandalosos casos de implicación de las finanzas de diversas congregaciones y diócesis en algunos escaparates financieros, tales como el caso Gescartera o la recientemente intervenida Cajasur cordobesa. Sencillamente intolerable. Pero el colmo de la hipocresía repelente y barata se da en ejemplos como la reciente oposición al uso del velo islámico por las alumnas de algunos Centros educativos, tal como señala Gómez Movellán: "Es curioso que personajes y periodistas destacados por su ultracatolicismo trasnochado exijan a los marroquíes un laicismo que no se aplican para ellos: “No se puede permitir que las niñas vayan con velo a las escuelas”, dicen estos intolerantes católicos argumentando que ello va contra los derechos de la mujer; estos que hoy claman en defensa de la laicidad, son los mismos que no hace mucho se oponían a la ley del divorcio o los que seguían las consignas antiabortistas de la Conferencia Episcopal y los que ahora apoyan decididamente la ampliación de los conciertos educativos con los colegios católicos".

 

Y apostilla finalmente Gómez Movellán lo siguiente: "Dicen que los extranjeros deben adaptarse a “nuestras costumbres” pero lo que hay en el fondo de estas encendidas opiniones es un cierto desprecio y superioridad respecto a los inmigrantes. El laicismo apuesta por la igualdad de derechos de los ciudadanos y combate la segregación social y económica, y en este sentido se opone a las prácticas que atentan contra los derechos fundamentales de las personas, pero si no existe un Estado laico y tampoco una escuela pública laica no existe autoridad moral para imponer prohibiciones sobre el uso de símbolos religiosos en la escuela. Además, el reto para la escuela pública en relación a la integración plena de los inmigrantes no es el del uso o no del velo, sino el de la calidad y el de mayores recursos, y desgraciadamente cada año los recursos están más comprometidos apoyando a los colegios católicos. No se es consciente de que la verdadera segregación social y cultural se está produciendo ahora mismo entre los que van a la escuela pública y el resto". Una vez planteada la situación de contexto, dejaremos para posteriores artículos una serie de propuestas que podemos impulsar, desde la izquierda, y desde todos los sectores que quieran apostar por un auténtico laicismo del Estado, para que más pronto que tarde esta situación pueda ser una realidad.

 

 

 

Compartir este post

Repost0
16 marzo 2011 3 16 /03 /marzo /2011 00:00

Vamos a interrumpir sólo por un pequeño intervalo de tiempo nuestra serie de artículos bajo el título Izquierda Unida: la auténtica alternativa, que hemos dejado en su sexta entrega, porque como todos los lectores saben, tenemos ya muy próximas las Elecciones Autonómicas y Municipales de este año, concretamente el día 22 de mayo. En Andalucía serán únicamente Elecciones Municipales, lo cual quiere decir que en dicha cita electoral renovaremos nuestros alcaldes y concejales, nuestros políticos más próximos, los que ocuparán el Ayuntamiento de cada una de nuestras ciudades y de nuestros pueblos. Pues bien, éste ha sido el motivo de dicha interrupción, abandonar un poco la política estatal (Federal, que decimos en IU), incluso autonómica, para dedicarnos a la política local. Por tanto, los siguientes artículos de esta serie presentarán a los lectores que quieran seguirlos las propuestas de política local de nuestra coalición, su programa electoral, intentando aportar nuestro granito de arena para que la opción que representa IU sea cada vez más conocida, comprendida, aceptada, valorada, y sobre todo votada en las urnas, cuando llegue el momento.

 

iu_malaga_2011.jpgVamos a esbozar en primer lugar los bloques generales del programa electoral local de Izquierda Unida, que luego se podrá personalizar para cada ciudad en concreto, pero siempre respetará la misma esencia, la misma filosofía, los mismos grandes principios generales:

 

1.- La ciudad en la Cultura. Incluye medidas para entender la ciudad como lugar de creación intelectual, con derecho a la creación, el ocio y la difusión cultural, la defensa y promoción del Patrimonio Histórico y la recuperación de su Memoria Histórica.

 

2.- La ciudad en los Derechos Humanos. Incluye medidas que potencian la ciudad como lugar de construcción de ciudadanía, desarrollando aspectos tales como la Vivienda, la Seguridad, la Salud, la Atención a los Dependientes, la Inmigración, la Educación, la Participación Ciudadana, la Solidaridad y la Inclusión Social.

 

3.- La ciudad en el Medio Ambiente. Incluye medidas que tienen que ver con el Urbanismo en todos sus aspectos, intentando construir ciudades para vivir y satisfacer las necesidades colectivas sin comprometer los recursos. Aquí tienen cabida la Movilidad, la Accesibilidad, el Transporte, los Espacios Públicos, la Energía, la Gestión de Residuos, el Agua, la Gestión del Patrimonio Natural, o la Planificación Urbana.

 

4.- La ciudad en la Economía. Este bloque incluye propuestas que tienen que ver con la Economía y el Empleo, entendiendo la ciudad como generadora de recursos y de servicios sostenibles: Fortalecimiento del Sector Público, Cambio del Modelo Productivo, Promoción de Actividades Económicas, o Nuevas Tecnologías. 

 

5.- La ciudad en los Distritos. Por fin, se incluyen en este último bloque medidas que tienen que ver con el despliegue por barrios de las ciudades, intentando fortalecer el enfoque de los barrios como espacios para vivir. 

 

Después de esta introducción general, en los siguientes artículos de esta serie intentaremos desgranar un poco más cada uno de dichos bloques, concretando medidas y profundizando en aquéllos aspectos generales de mayor interés. 

 

Compartir este post

Repost0
14 marzo 2011 1 14 /03 /marzo /2011 00:00

Me parecen indignantes los comentarios que estamos escuchando estos últimos días en relación al anuncio de huelga realizado por los trabajadores de AENA. Salvo los dirigentes de Izquierda Unida, que como siempre saben estar en su sitio, y son los únicos que han salido al paso manifestándose en contra de la próxima privatización de la empresa, y por tanto defendiendo el derecho a la huelga de sus trabajadores, el resto de la clase política, periodística, empresarial y de otros sectores que se han manifestado me ha parecido bochornoso. De entrada, y para repasar los antecedentes de esta historia, me remito al artículo que publiqué en este mismo blog, explicando la situación y anticipándome un poco a los acontecimientos.

 

Pues bien, parece que no quieren verse los hechos, la importancia de los mismos, o bien algo más grave, que no se quieren ver, bien porque se está de acuerdo con la política que se está haciendo, o bien simplemente porque otros intereses no nos dejan ver la gravedad del asunto, algo así como que los árboles no nos dejar ver el bosque. Y el hecho es que SE VA A PRIVATIZAR EL 49% DE LA COMPAÑÍA, con todo lo que ello conlleva, quizá no en el futuro inmediato, pero sí a medio y largo plazo. Y esta lectura es la que no quieren ver todos los que están criticando el anuncio de huelga, y que le dan más importancia, por lo visto, a que los "usuarios" puedan viajar libremente, en unos días de vacaciones y de descanso, y a que los turistas extranjeros puedan visitarnos durante esos días. Parece ser que en ello va la economía nacional, que el turismo generado en esos días va a sacarnos de la crisis, y se demoniza por tanto a los trabajadores de AENA, que hay que ver lo malos que son que van a provocar con su desatinada y egoísta huelga otra situación de emergencia nacional. Si tuviéramos que pesar cuánto de manipulación ideológica y de egoísmo nacional hay en esas críticas, seguro que comprenderíamos mejor a los trabajadores de AENA. Pero para los que no quieran dejarse manipular, he aquí el pliego de cargo, o la exposición de motivaciones para esta más que justificada huelga:

 

1.- Este Gobierno "socialista" de pacotilla que tenemos, haciéndole el trabajo sucio a la derecha, como ya se ha manifestado por algún dirigente de la auténtica izquierda política de este país, siguiendo con su línea de evolución, según ellos, "progresista y reformadora", para nosotros neoliberal y capitalista, va a proceder a la privatización del 49% de AENA.

 

2.- Para los que no se hagan una idea de qué es AENA, se trata de una de las empresas públicas de mayor envergadura (tiene en nómina a unos 12.000 empleados), pues controla todo lo que tiene que ver con el tráfico aéreo en nuestro país, es decir, es responsable de todo el personal de las Torres de Control de los aeropuertos españoles, así como de un montón de servicios añadidos.

 

3.- Y es que, siempre según el Gobierno, de la actual red aeroportuaria española, compuesta por 47 aeropuertos, el 90% de ellos son deficitarios, y pretenden solucionarlo con esta medida. Alega como justificación que este proceso desembocará en una mayor calidad en la gestión aeroportuaria, y un mayor ahorro de costes.

 

4.- Si según el Gobierno la mayoría de los aeropuertos de la red son deficitarios, ya veremos cuáles de ellos podrán mantenerse, y cómo todo ello afectará al personal de AENA, ya que una operación de este tipo casi siempre conduce a ajustes en las plantillas. Y lo que hay que resaltar es que el servicio que se ofrecerá tras la privatización será de menor calidad, ya que primará la obtención de beneficios sobre otros aspectos, algunos de ellos tan importantes como la seguridad.

 

5.- Resumiendo, con la privatización perderemos este bien de dominio público, y ganaremos en precariedad e inseguridad laboral. Con todo ello, y recordando que el derecho a la huelga, reconocido constitucionalmente y en el Estatuto de los Trabajadores, es el único instrumento que posee la clase trabajadora para hacer valer sus derechos y presionar en la defensa de sus intereses, el resultado está claro: APOYO TOTAL al anuncio de huelga realizado por los trabajadores de AENA, que creo que están defendiendo algo mucho más importante que el derecho de los usuarios a viajar y descansar en esos días, o que los turistas extranjeros puedan visitarnos. No nos dejemos engañar: detrás de las críticas al anuncio de huelga lo que hay son intereses a favor de dicha privatización, o bien personas que no han comprendido el auténtico alcance de las medidas del Gobierno.

 

Compartir este post

Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías