Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 marzo 2015 6 21 /03 /marzo /2015 00:00

Que nadie se engañe: el derrocamiento de Nicolás Maduro se enmarca en un plan mucho más general con el que Washington intentará redibujar el mapa sociopolítico de América Latina y el Caribe. La agresión a Venezuela desencadenaría un “efecto dominó” que, más pronto que tarde, arrasaría con todos los gobiernos de izquierda y progresistas de la región

Atilio A. Borón

Las cartas están echadas. De un lado, el Imperio y sus aliados locales. Del otro, el pueblo de Venezuela Bolivariana y su Revolución, que es como decir, los de Cuba, Ecuador, Bolivia, Argentina, Chile, Nicaragua, y todos aquellos que se animen a no dejarse pisotear por la bota prepotente de quienes gobiernan en Estados Unidos.

Carlos Aznárez

Por la defensa de la Revolución Bolivariana

La Historia ha de contemplarse con cierta perspectiva. Sólo así se entiende lo que lleva ocurriendo en Venezuela desde que Hugo Chávez Frías accediera al poder en 1998 hasta hoy, con su sucesor el Presidente Nicolás Maduro. Montaron Golpes de Estado fallidos (2002), paros patronales (2002), sabotajes petroleros (2003), referendos revocatorios (2004), todos ellos fracasados. Pero no se dieron por vencidos. Participaron en múltiples Elecciones que volvieron a perder. Convocaron a manifestaciones, cada vez más violentas. No aceptaban las derrotas. No aceptaban el chavismo, porque el chavismo suponía la consagración de un modelo social enfrentado al capitalismo salvaje y al neoliberalismo imperante en el resto del continente y en gran parte del mundo, bajo la cruel amenaza de los Organismos Internacionales (FMI, OCDE, BM, etc.) de la órbita norteamericana. Frente a todo ello, la nación de Simón Bolívar inició una auténtica revolución económica, política y social, donde la nacionalización de los sectores estratégicos y de las grandes empresas, las inversiones en educación, sanidad y servicios sociales, en vivienda y en alfabetización, y la adopción de una nueva Constitución que instauró una democracia participativa, condujeron a su pueblo a altas cotas de bienestar social en relación a períodos pasados de su historia.

Pero siguen sin aceptar que la Revolución Bolivariana, al igual que en su momento la Revolución Castrista, representen un desafío al poderío yanqui, acostumbrado a imponer sus criterios y sus dogmas, sobre todo en su "patio trasero". Comenzaron graves procesos de desestabilización del país, a fuerza de promover una alta inflación y un gran desabastecimiento de productos básicos, donde las grandes empresas transnacionales hacían gala de su tremendo poderío para maltratar al pueblo con tal de salirse con la suya. La estrategia está muy estudiada, y ya se ha llevado a cabo históricamente en otros países, como en el Chile de Salvador Allende: se trata de crear un sentimiento de descontento en el seno de la población, para deslegitimar al gobierno popular y provocar su derrocamiento. Se inicia un proceso de desestabilización de la economía, enfocado básicamente sobre la especulación y el acaparamiento de productos básicos. Es decir, se producen y se importan mercancías, pero en lugar de venderlas a la población en los centros comerciales, se almacenan en grandes locales, haciéndolas inaccesibles, y generando un caos y un sentimiento de rechazo y de frustración popular. Por tanto, todos estos impedimentos en el acceso a dichos productos básicos no tienen como causa la incompetencia del gobierno venezolano, sino la cruel estrategia de las grandes empresas transnacionales justamente para provocar dicho efecto.

Pero sólo con la guerra económica no es suficiente, y los grandes actores interesados despliegan medios y tácticas en otros frentes, siempre con el apoyo y patrocinio de los Estados Unidos. De este modo, lanzaron injuriosas campañas mediáticas para difundir el mensaje de que Venezuela sufría los efectos de un gobierno incompetente, violento y represor, dictador y enemigo de la democracia, cualquier cosa valía para desprestigiar al Gobierno bolivariano, con tal de derrocarlo por la fuerza, ya que no conseguían hacerlo de forma legítima en las urnas. Auténticas campañas llenas de noticias falsas, interesadas, manipuladas, sesgadas y tergiversadas, para inculcar a la opinión pública un criterio desfavorable y tendencioso hacia Venezuela. En resumidas cuentas, los grandes medios de la oligarquía se convierten en portavoces de la extrema derecha venezolana, y difunden sin pudor sus mensajes. Y últimamente, convocaron a guarimbas con fuerte sesgo terrorista, y planearon exhaustivamente Golpes de Estado para atacar el Palacio de Miraflores y la sede de TeleSur, así como el Ministerio de Defensa, entre otras dependencias y edificios públicos. Y cuando las Fuerzas de Seguridad han procedido a detener a los responsables, los voceros mediáticos del imperialismo se han dedicado a propagar a los cuatro vientos que en Venezuela no se respetan los Derechos Humanos.

Por la defensa de la Revolución Bolivariana

Pero la guinda del pastel la ha puesto de nuevo el Presidente Barack Obama, cuando ha declarado solemnemente que "Venezuela representa una clara amenaza a la Seguridad Nacional de los Estados Unidos". Esto quiere decir que no les basta con alimentar con millones de dólares a la oposición golpista para que continúe organizando acciones violentas y desestabilizadoras, sino que desean elevar el tono de los ataques, y declarar formalmente una nueva escalada de hostilidades, que no sabemos dónde pueden desembocar. Y lo primero que hay que reconocer es que sí, que es verdad que Venezuela representa una clara amenaza contra los Estados Unidos, como lo puede representar cualquier país que decida abierta y frontalmente enfrentarse contra los postulados del modelo capitalista y neoliberal procedente del Consenso de Washington. La derecha venezolana, ávida de recuperar los privilegios perdidos, así como el salvaje imperialismo norteamericano, deseoso de apropiarse de los recursos naturales del país de Bolívar, especialmente del petróleo, unen sus intereses desde hace más de quince años en la tarea de derrocar al Gobierno de la Revolución Chavista.

Por su parte, desde la Unión Europea y desde nuestro país, España, no dejan de lanzarse campañas de intoxicación, desde los grandes medios masivos de comunicación, aliados con el gran capital y con el liderazgo estadounidense, que en Europa se traduce también en la alineación con la Troika comunitaria. Se afirma en los debates que Venezuela es una dictadura y un régimen liberticida, que no respeta los derechos humanos, que detiene y encarcela a los opositores, que no garantiza la libertad de expresión, y demás exabruptos calculados, para provocar en la audiencia un sentimiento de reprobación y de rechazo al gobierno venezolano. La visita y el recibimiento de las respectivas esposas de Leopoldo López y de Antonio Ledezma, por parte de las altas autoridades del Estado Español y del Parlamento Europeo, no ha hecho más que enturbiar más el ambiente. Se difunden documentales donde se muestran las colas que la ciudadanía venezolana tiene que soportar para acceder a la compra de productos básicos, incluso que muchos de ellos no se encuentran, pero no cuentan a qué se debe esa situación, que por supuesto obedece y es resultado del tremendo chantaje y de la criminal política opositora de las grandes empresas transnacionales, que son las primeras interesadas en crear esa imagen de Venezuela.

Por la defensa de la Revolución Bolivariana

En España, no ayuda tampoco la tibieza de PODEMOS a la hora de replicar a todos estos agentes de la intoxicación mediática, y a todos los borregos tertulianos que se limitan a repetir lo que el pensamiento dominante les expone. La izquierda transformadora española, donde entran un conjunto de varias fuerzas políticas, debería ser más clara, radical y tajante en la defensa del régimen venezolano, explicar claramente el origen y las causas de la situación que allí se vive, y defender a ultranza el modelo chavista, no como un modelo a exportar fielmente a terceros países, pero sí como un ejemplo actual del socialismo de nuestro siglo. A PODEMOS le acusan los medios de comunicación masivos de financiarse del régimen bolivariano, y ellos no sólo se debieran limitar a negarlo, y a demostrarlo en los tribunales de justicia, sino que deberían contraatacar aclarando a la población que son los grupos de extrema derecha venezolanos los que se financian desde los think tanks republicanos de los Estados Unidos. Y como decíamos, resultado de toda esta campaña de hostigamiento polifacético, el Parlamento Europeo aprobó (con el voto en contra del Grupo de la Izquierda Europea, como no podía ser de otra manera) una declaración que no imponía sanciones, pero instaba al gobierno de Venezuela a liberar inmediatamente a todos los "opositores" detenidos y en prisión, y a respetar todos los derechos humanos, así como a garantizar el sistema de libertades públicas.

Como vemos, con ayuda de todo este circo mediático e institucional, que le hace el juego al gigante yanqui, tenemos todas las papeletas para que pueda saltar de un momento a otro un conflicto a mayor escala. Por supuesto, muchos dirigentes latinoamericanos han salido en defensa del Presidente Maduro, abogando por celebrar, dada la gravedad de la nueva situación generada, reuniones urgentes de la Unión de Naciones del Sur (UNASUR), y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), para defender enérgicamente y alinearse con el gobierno constitucional y legítimo de Venezuela, frente a las amenazas de la administración Obama. Por tanto, animamos desde aquí al Presidente Maduro y a todo su Gobierno, así como al conjunto de la ciudadanía venezolana, para continuar por la senda de la Revolución Bolivariana que ya iniciara el Comandante Presidente Hugo Chávez, con la seguridad de que tendrá el apoyo no sólo de los Gobiernos hermanos del continente latinoamericano, sino del resto de Gobiernos y ciudadanos decentes del mundo, que desean y buscan activamente el derrocamiento del capitalismo, para alcanzar un mundo más justo, solidario y humano. ¡VIVA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA! ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías