Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
2 octubre 2017 1 02 /10 /octubre /2017 23:00
Apostasía

Buena parte de la ciudadanía, al alcanzar la mayoría de edad, se encuentra formando parte de una organización religiosa que jamás han escogido y que no se corresponde con sus ideas. Fue “bautizada” por el mero hecho de haber nacido en un país con determinadas costumbres. Es algo que no pudieron decidir en su momento y que les ha obligado a formar parte de una institución que, por una razón o por otra, simplemente no les representa. Porque, aunque sean personas ateas convencidas, o agnósticas, el hecho de estar bautizadas les mantiene como parte del "colectivo" católico

Fragmento del artículo de las autoras citadas

El medio digital Rebelion acaba de publicar recientemente un fantástico artículo, titulado "Apostasía", escrito conjuntamente por Obdulia Díez Álvarez (de la asociación León Laica), Encina Gutiérrez Iban (de Comisiones Obreras), Marta Madruga Bajo (de Flora Tristán), Ana Para Carmuega (de Podemos), Eloina Terrón Bañuelos (de Izquierda Unida), y Jean Pierre Lohrer (de Anticapitalistas). Rescatan, como evidencia su título, el interesante y poco tratado asunto de la apostasía, aportando claridad y puntos de vista muy significativos. Considerando por tanto muy interesante este tema, poco divulgado y menos practicado por el conjunto de la ciudadanía que no sigue los postulados de la Iglesia Católica, vamos a reproducir a continuación el contenido integral de dicho artículo, cumpliendo con la función eminentemente divulgativa de nuestro Blog:

 

“La verdad os hará libres”. Por eso pedimos a la jerarquía católica de León, que en aras de la verdad y de la libertad, facilite como en Finlandia tramitar el derecho de apostasía por Internet. Es decir, que toda persona, en el ejercicio de su derecho a la libertad de culto, que recoge la Constitución Española y los derechos humanos, pueda dejar constancia con total libertad que no quiere formar parte de esta organización y no quiere que ésta utilice su pertenencia para sus fines.

 

La Iglesia Católica y otras confesiones cristianas se aprovechan de una tradición secular, como es la celebración de los nacimientos, para incrementar de forma ilegítima su implantación social. En la mayoría de nuestra geografía, especialmente en zonas rurales, sigue estando mal visto no bautizar a la criatura recién nacida. Pero el bautizo católico no es una simple celebración, es un “sacramento” que presupone el ingreso en una comunidad religiosa.

 

Buena parte de la ciudadanía, al alcanzar la mayoría de edad, se encuentra formando parte de una organización religiosa que jamás han escogido y que no se corresponde con sus ideas. Fue “bautizada” por el mero hecho de haber nacido en un país con determinadas costumbres. Es algo que no pudieron decidir en su momento y que les ha obligado a formar parte de una institución que, por una razón o por otra, simplemente no les representa. Porque, aunque sean personas ateas convencidas, o agnósticas, el hecho de estar bautizadas les mantiene como parte del "colectivo" católico.

 

La apostasía es el acto de darse de baja de la Iglesia Católica. Implica que se deje constancia, en los registros, que no formamos parte de esta organización. La apostasía sería una especie de “desbautismo”. Con la apostasía nadie renuncia a creer en lo que cada persona quiera, sea Jesús de Nazaret o que hay una divinidad, sino que deja constancia únicamente que no quiere pertenecer a la organización de la Iglesia Católica y no quiere que ésta se aproveche de su pertenencia para sus intereses.

 

Apostatar es un derecho que tiene cualquier persona católica en base a la libertad de culto que recoge la Constitución Española y, como tal, se puede ejercer con total libertad. Solo afecta a su condición de católico o no católico. No supone ningún ataque a la Iglesia. Respecto a la Iglesia, el efecto es solo estadístico, ya que pierden un adepto. Por otra parte, la Ley Orgánica 1/2002 del 22 de marzo, que regula el Derecho de Asociación, estipula que “nadie puede ser obligado a constituir una asociación o a permanecer en su seno”. Incluso el propio Código Canónico señala en sus cánones 1.086 y 1.024 que la apostasía se debe realizar mediante acto formal. De ello se desprende que apostatar no es algo inventado, sino que son la propia Iglesia Católica y nuestra Constitución las que regulan dicho acto.

 

Actualmente la Iglesia católica intenta poner trabas para apostatar, dependiendo claro está del obispado/arzobispado que te toque. No es como en Finlandia, por ejemplo, donde te facilitan tramitar la apostasía por Internet. Para hacerlo en España se tiene que rellenar una carta en la que se exprese que “me sea reconocida por la Iglesia Católica la condición de apóstata, dejando de contarme entre sus fieles y de considerarme católico a todos los efectos —incluso estadísticos—, e incluyendo la correspondiente anotación de apostasía en el Libro de Bautismos, el Archivo Histórico Diocesano y en cualesquiera otros registros eclesiásticos existentes. Asimismo, que me sea comunicada por escrito la resolución tomada con respecto a la presente petición”. Esta carta se envía, por correo certificado, a la sede de la diócesis a la que pertenezca el lugar de tu residencia, indicando en el exterior del sobre “Referencia: apostasía” y adjuntando una fotocopia del DNI.

 

Habitualmente la Iglesia te envía una declaración de abandono. Se pasa así a formar parte de la mayoría de la población en la que, según los datos del CIS, la proporción de católicos practicantes (23%) es muy inferior a la de ateos, agnósticos y católicos no practicantes (77%). Por lo demás, seguirás siendo la misma persona, ni mejor ni peor, aunque quizá más coherente con tus creencias. Pero hay que tener en cuenta que apostatar no equivale a ser una persona atea. También hay creyentes que apostatan porque, a pesar de creer en dios, no siguen los preceptos del catolicismo moderno. Es como el que anula su afiliación a un partido político que le defrauda: no por ello la persona deja de lado su ideología.

 

Hay suficientes razones para apostatar:

 

– No ser creyente: a la mayoría les bautizaron al nacer sin su consentimiento y ya como personas adultas no sienten atadura alguna a la religión o a la iglesia.

 

– Creer en dios de manera libre sin sentir ataduras hacia la institución de la Iglesia.

 

– Ideología ultraconservadora de la Iglesia: su posición extremista respecto a temas como el aborto, la homosexualidad, los métodos anticonceptivos, la abstinencia u otros preceptos implica que la ciudadanía se sienta cada vez más alejada de esta institución. También es sexista y patriarcal, y mantiene una ideología política que no comparten.

 

– Privilegios de la Iglesia: no estar de acuerdo con los privilegios jurídicos y fiscales que el Estado confiere a la Iglesia también es motivo para muchos para desligarse de dicha institución. La financiación de la Iglesia por parte del Estado que supone una sangría a los recursos públicos de 11.000 millones de euros anuales. Además, la Iglesia está exenta de pagar el IBI de sus inmuebles, se ha apropiado de más de 4.000 bienes públicos (como la Mezquita de Córdoba o el Monasterio de San Miguel de Escalada) gracias a las inmatriculaciones, cuenta con el privilegio de tener una casilla propia en la declaración de la renta y recibe millones de euros por los conciertos con centros educativos religiosos, por nombrar unos cuantos privilegios.

 

– Los escándalos públicos que sacuden a la Iglesia: los abusos sexuales a niños por parte de curas ya son de sobra conocidos y constituyen el ejemplo más sangrante, pero no es el único. En el seno de la Iglesia Católica ha habido casos de corrupción, de espionaje, de malversación de fondos, de robo de bebés con mojas como cómplices, de maltratos físicos a niños y un larguísimo etcétera. Están todos a un golpe de ratón.

 

Por eso apostatar es para esta parte de la ciudadanía que comparte algunas de estas razones la opción lógica y coherente para acabar con los lazos que les unen a la Iglesia Católica. Para que estas personas puedan regularizar su situación y evitar que ninguna confesión religiosa obtenga provecho de su pertenencia impuesta, es posible ejercer el legítimo derecho a la apostasía por coherencia con las propias convicciones. Para la Iglesia Católica toda persona bautizada es católica y está de acuerdo con sus doctrinas, y por lo tanto utiliza la cifra de personas bautizadas (muy alta porque el bautismo se transformó en una cuestión cultural) para imponer sus puntos de vista en la legislación. Si te han bautizado, no importa si criticas la institución católica. La jerarquía católica en tu nombre condena la interrupción voluntaria del embarazo, la eutanasia, la homosexualidad, boicotea los intentos del estado por generar una política de educación sexual, condena y se opone al uso y reparto de anticonceptivos, al divorcio. En nombre tuyo intenta censurar expresiones artísticas y gracias a tenerte entre sus integrantes, se asegura que el estado la sostenga y le otorgue privilegios especiales.

 

Es hora de que la iglesia católica practique aquello que predica: “la verdad os hará libres”. 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura Política
Comenta este artículo
19 septiembre 2016 1 19 /09 /septiembre /2016 23:00
Viñeta: http://www.ecoportal.net

Viñeta: http://www.ecoportal.net

Nuestra ignorancia sobre temas ambientales es tal, sobre todo aplicada a nuestros necios gobernantes, que de vez en cuando es muy necesario publicar información que aclare los auténticos peligros de ciertas prácticas, para así poder tomar las oportunas decisiones con mayor conocimiento de causa. Es el caso del fracking, y por ello nos vamos a hacer eco en el presente artículo de un reciente contenido publicado en Ecoportal.net, en relación a los múltiples y gravísimos efectos secundarios que esta peligrosa técnica provoca. Básicamente, el fracking o fracturación hidráulica es una técnica para posibilitar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. Los lectores pueden encontrar amplia información general de esta técnica en Wikipedia, así como en esta página del partido EQUO, entre otras muchas fuentes. El caso es que además de la confirmación de varios científicos de todo el mundo, de que el proceso de fractura hidráulica provoca terremotos, no acaban aquí sus inconvenientes, pues existe una lista de peligrosos efectos secundarios de toda índole, que se acrecienta día a día de manera preocupante. En el Parlamento español, tanto sólo la coalición UNIDOS PODEMOS se ha manifestado con claridad y en reiteradas ocasiones en contra del fracking, a diferencia del resto de opciones políticas (incluido el ambiguo PSOE), que han apostado a su favor o no lo han rechazado explícitamente. 

 

Es innegable que el proceso genera puestos de trabajo, gas natural, petróleo e ingentes ganancias, por lo cual es defendido por las empresas y apoyados por muchos gobiernos, pero los peligros ambientales, de salud y de seguridad siguen aumentando. Este es un resumen de los diversos “efectos colaterales” que podría tener la perforación de un agujero en la superficie de la tierra, en el que se inyectan productos químicos tóxicos a una alta presión y luego se bombea el agua residual a gran profundidad.

 

1.- Contaminación del agua

 

Durante el proceso de fractura hidráulica, una importante cantidad de gas metano y otros productos químicos tóxicos se filtran desde el pozo y contaminan las inmediaciones de las aguas subterráneas, que suelen ser la fuente hídrica para el consumo de las comunidades locales. Un solo pozo puede producir casi cuatro millones de litros de aguas residuales, que contiene elementos radiactivos como el radio y varios hidrocarburos cancerígenos, como el benceno; las concentraciones de metano son 17 veces mayores en las napas subterráneas cercanas a los sitios de fractura, que en los pozos normales. Sólo entre un 30 y un 50% del fluido de fracturación se recupera; el resto se deja en el suelo y no es biodegradable.

 

2.- Graves secuelas en la salud

El fluido residual dejado por el proceso de fractura hidráulica se deposita en fosas a cielo abierto para que se evapore, lo que libera peligrosos compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera, contaminando el aire, generando lluvia ácida y aumentando los índices de ozono a nivel del suelo. La exposición a partículas de sulfuro de hidrógeno e hidrocarburos volátiles puede provocar problemas de salud, como asma, dolores de cabeza, presión arterial alta, anemia, ataques al corazón y cáncer y puede tener un efecto perjudicial sobre los sistemas inmunológico y reproductivo, así como en el desarrollo embrionario.

 

3.- Un gas asesino

Un estudio reciente de la Universidad Johns Hopkins, encontró que los hogares ubicados en zonas suburbanas y rurales cercanos a los sitios de fractura hidráulica, en general tienen una concentración de radón un 39 % más alta, que aquellos ubicados en áreas urbanas sin fracking. El radón (la segunda causa mundial de cáncer de pulmón después del tabaquismo) es un gas radiactivo natural, inodoro, insípido, invisible y soluble, por lo que algunos restos disueltos pueden aparecer en los pozos de agua y en las napas subterráneas y otros dispersarse por el aire.

 

4.- Escasez de aguas

Casi el 90 % del agua utilizada en fracking nunca regresa a la superficie. Dado que el agua se retira definitivamente de su ciclo natural, esta es una mala noticia para los afectados por la sequía o la escasez. La reorientación de los suministros de agua para la industria de la fractura hidráulica, no sólo hace que los precios del agua se encarezcan, sino que también reduce la disponibilidad de la misma para otros usos, como el riego de cultivos.

 

5.- Partículas mortales

Además de agua y productos químicos tóxicos, el fracking requiere el uso de arena fina o frac, que ha impulsado el auge de la extracción y molienda de la misma, en muchos puntos del planeta. Estas pequeñas partículas de sílice pueden dificultar la respiración y causar irritación respiratoria, tos, obstrucción de las vías y una mala función pulmonar, pero la exposición crónica o a largo plazo puede provocar inflamación pulmonar, bronquitis, enfisemas y una enfermedad grave conocida como silicosis, una forma de fibrosis pulmonar.

 

6.- Terremotos

Se ha confirmado que el proceso de fractura hidráulica provoca terremotos. En concreto, durante los últimos siete años, ciertas regiones geológicamente estables han experimentado movimientos en las fallas que no se habían movido en millones de años, a causa del fracking. Además, es difícil o imposible predecir dónde ocurrirán los sismos ocasionados por esta práctica. Está fehacientemente comprobado que el aumento de dicha actividad coincide con la inyección de aguas residuales en pozos diseñados y aprobados para este fin. Tras años de incertidumbres, muchos gobiernos han acabado por darle la razón a los científicos, el de Francia fue uno de los primeros.

 

7.- ¿Más "efecto invernadero"?

El gas natural es principalmente metano, un gas de efecto invernadero tan potente, que atrapa 85 veces más calor que el CO2. Debido a las fugas de metano durante el proceso de fractura hidráulica, el fracking puede ser peor que la quema de carbón. Está comprobado que incluso pequeños escapes en el sistema de producción y distribución del gas natural puede tener un gran impacto a nivel climático, el suficiente como para echar por tierra todo el beneficio de la conmutación de la producción de energía térmica por carbón a gas.

 

8.- ¿Quid pro quo?

Por último y no menos importante, detrás del fracking hay muchísimo dinero en juego. Hablamos de cantidades astronómicas que son las que acaban por “convencer” a los gobiernos, que acepten que sus territorios sean hollados de esta manera, aun a sabiendas de las perniciosas consecuencias que este método puede acarrear. A cambio de unos cuantos puestos de trabajo reales, pero no siempre estables, de tener una fuente de gas natural “en casa” y de apoyos económicos subrepticios, en muchos lugares del mundo, en este instante se está practicando fracking, sin ninguna consideración por la salud de los pobladores cercanos, las terribles consecuencias climáticas y los daños irreparables al Medio Ambiente.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
31 agosto 2016 3 31 /08 /agosto /2016 23:00

Becerrada en Valmojado (Toledo) Fuente: PACMA (https://pacma.es/)

El cariño por los animales está tan estrechamente unido a la bondad del carácter, que puede afirmarse que todo aquél que es cruel con los animales no puede ser hombre bueno

Arthur Schopenhauer

A vueltas con el maltrato animal, y concretamente con aquéllas manifestaciones y "festejos" populares con que cada verano los pueblos de esta España profunda, inculta, atrasada y aberrante nos regalan, exponemos aquí, por enésima vez, la imperiosa y urgente necesidad de abolir estos crueles "espectáculos", que lo único que destilan es una utilización de estos animales para alimentar los más bajos instintos humanos (mejor no deberíamos catalogarlos ni siquiera de humanos), la más atroz crueldad, la más gratuita instrumentalización de estos seres vivos, para "divertir" a esta espantosa plebe que, por lo visto, sólo sabe hacerlo a costa del sufrimiento, la tortura y la muerte de estos inocentes animales. El caso que traemos esta vez como ejemplo son las becerradas de un pueblo manchego de la provincia de Toledo, Valmojado, donde, como puede comprobarse en el vídeo adjunto, del cual advertimos a los lectores de su extrema dureza, se despliega una intolerable crueldad hacia estos becerros. El enlace del cual extraemos la información original se sitúa en esta página del portal Yahoo!, pero ha sido también publicado en prácticamente la totalidad de las redes sociales, así como en el sitio web del Partido Animalista, PACMA.

 

En efecto, pocas veces se exhibe tanta crueldad en un espectáculo de estas características, porque se da la circunstancia añadida de que torean (por llamarlo de algún modo) a pequeños becerros, en torno a un año de edad, bebés que ni siquiera han sido destetados de sus madres, a los que apenas les han crecido los cuernos, y que incluso tienen dificultad para correr con soltura y mantenerse en pie. Los torean, con tropezones de estos bebés incluidos, dada como decimos su tierna infancia, les clavan banderillas hasta que quedan extenuados, contemplan con absoluta frialdad y con júbilo incomprensible y despiadado las bocanadas de sangre que vomitan estos pequeños becerros, y al final los atraviesan con estoques y los apuntillan, cuando están ya en el suelo prácticamente muertos. Pero antes, los han martirizado, hasta que los pobres bebés becerros, exhaustos y agotados, destrozados y desangrados por las heridas, se derrumban. El "espectáculo" es bochornoso, patético, espeluznante, grotesco, despiadado, inconcebible e injustificable desde cualquier punto de vista. Destila una crueldad sin límites, y una carencia absoluta de escrúpulos. En fin, una lamentable actividad, digna de los más perversos seres, que se divierten con el sufrimiento de pequeños bebés que no sólo no pueden defenderse, sino que ni siquieran están en la edad adulta como para resistir mínimamente tanto calvario. Es la máxima expresión de la barbarie concentrada como festejo popular, es la indeseable plebe practicando un sufrimiento atroz a seres vivos indefensos e inocentes, para júbilo del personal más abyecto e inhumano. Y ante las acusaciones por parte del Ayuntamiento de Valmojado de que PACMA había manipulado el vídeo de sus becerradas, en su sitio web se ha publicado el vídeo íntegro de la grabación, más duro aún si cabe

 

Y nosotros volvemos a preguntarnos...¿Hasta cuándo vamos a tener que continuar soportando tanta barbarie popular? ¿Seguimos tolerándolo años tras año como si no pasara nada? ¿Todo vale en defensa de estas aberrantes "tradiciones populares"? ¿Y nosotros somos los seres "inteligentes" y avanzados del reino animal? ¿Es esta la expresión de nuestra inteligencia y de nuestra superioridad? ¿Es que alguien ha visto alguna vez a cualquier otra especie animal tratar al ser humano de la forma déspota, cruel y aberrante con la que nosotros los tratamos a ellos? A tenor de estas delirantes "celebraciones", se explica cómo es posible que estemos acabando con el planeta, porque en el fondo, no nos importa un pimiento el entorno que nos rodea, sean otros seres vivos, o sean los ecosistemas naturales que permiten la vida de todos en este mundo. Este mundo cruel y espantoso que habitamos, pero no porque sea cruel y espantoso en sí mismo (más bien al contrario, es un mundo repleto de belleza, de diversidad, de equilibrios, de armonía), sino porque somos nosotros quienes lo convertimos en un estercolero, en un lugar despreciable, con nuestras propias prácticas. Desde el punto y hora en que no somos capaces de desplegar cariño, humanidad, comprensión y respeto por el resto de los animales, nos convertimos en lo que realmente somos: auténticos monstruos que pululamos por este planeta, cuyos habitantes (ni incluso el mismo planeta) no nos importan nada. Nos hemos convertido en seres abominables y vandálicos, y en estos "festejos" populares lo expresamos hasta sus últimas consecuencias. 

 

Si la evolución y el desarrollo cultural de una sociedad puede medirse en cómo trata a sus animales, está claro en qué estadío estamos. Somos un país intolerante, inculto e irrespetuoso con lo que nos rodea, que elegimos a representantes políticos que continúan permitiendo que se celebren estas barbaridades cada verano, en las plazas y calles de nuestros pueblos. Hasta que no seamos capaces de erradicar definitivamente como sociedad toda manifestación vejatoria hacia cualquier ser vivo, hasta que no entendamos la necesidad de cultivar el respeto y garantizar la debida dignidad a todas las personas y todos los animales, no seremos realmente una sociedad culta y avanzada. Hasta entonces no seremos una sociedad madura y civilizada. Hay que acabar, pues, con estos asquerosos festejos populares, hay que prohibir expresamente cualquier manifestación, espectáculo o demostración pública de maltrato, sufrimiento, tortura, uso o abuso animal, ya sea amparada en fines lúdicos, comerciales, publicitarios, o en nombre de esas bárbaras "tradiciones populares". Hasta entonces seguiremos denunciando, sin parar, todas las que aún se celebran. Seguiremos intentando boicotearlas e impedirlas. Seguiremos en la lucha hacia un mundo de respeto integral hacia los animales. Hemos de establecer el gran objetivo de acabar con esta lacra que ensombrece la imagen de nuestro país. Por ello, PACMA ha convocado una gigantesca manifestación para el próximo día 10 de septiembre, con motivo de presionar para que nuestros políticos tomen por fin la decisión de abolir estos crueles festejos con los animales. Convocamos a ella a todos los lectores. ¡¡NO A LAS BECERRADAS!! ¡¡NO A LOS FESTEJOS POPULARES CON ANIMALES!! ¡¡LA TORTURA NO ES CULTURA!!

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
5 agosto 2016 5 05 /08 /agosto /2016 23:00
José Menese: el payo que sonaba a gitano

Tan solo penando,
sin saber que un día,
una voz que me vino de lejos,
me consolaría.
Voz que me cantaba,
los años oscuros,
la fatiga de todos mis muertos,
entre cuatro muros.
El arranque ciego,
la sangre valiente,
ese toro metido en las venas,
que tiene mi gente.

Rafael Alberti a José Menese

La voz, la voz que cierra y abre palabras, el cante cortado de perfil, bruscamente. Voz acendrada ensanchándose desde dentro. La voz de José Menese

Blas de Otero

Su voz es solemne, tiene savia porque tiene tronco y raíces jondas. Suena antigua, legendaria, se levanta con fuerza y con apostura a la vez, y baja rumorosa y elegante, legítima, en los momentos precisos de cada tercio con cabal maestría

Manuel Ríos Ruiz

Triste verano el que estamos teniendo los amantes del Flamenco. Si hace un par de semanas nos superaba la muerte de Juan Peña "El Lebrijano", ahora nos ha dejado otro grande del Cante, así, con mayúsculas, como era José Menese. Pero al contrario del genio de Lebrija, Menese se dedicó durante toda su carrera a cultivar el cante más serio y profundo, el cante ortodoxo, el cante según los cánones que habían dejado los más grandes maestros. Eso no significa que José no hiciera los cantes a su forma, y que no aportara formas y matices propios, lo que queremos decir es que el genio de la Puebla de Cazalla no quiso desviarse nunca de la auténtica tradición flamenca, de las verdaderas esencias de los cantes, de la autenticidad originaria de los palos flamencos. En cambio, donde Menese sí destacó, y donde protagonizó una auténtica revolución, fue en el cultivo de las letras flamencas, refrescándolas desde el tradicional catálogo flamenco, y dotándolas de una actualidad necesaria, de una coherente crítica, de una lógica protesta y rebeldía, y de un amargo inconformismo. Ese trabajo se lo dejaba preparado su amigo y mentor Francisco Moreno Galván, el verdadero hombre creador de prácticamente todas las coplas que Menese llevaba en su repertorio, en sus grabaciones y en sus actuaciones en directo. 

 

José Meneses Scott nace en La Puebla de Cazalla (Sevilla) en 1942, tierra que ha dejado buena cosecha para el flamenco, con nombres como La Niña de la Puebla, Miguel Vargas o Diego Clavel. Gracias a las gestiones de Moreno Galván, Menese (que había trabajado antes en el campo, y aprendiendo el oficio de su padre, zapatero) pudo irse pronto a trabajar a Madrid, para actuar en el Tablao Zambra (1963-1968), quizá de las instituciones de la época consagradas al flamenco más prestigiosas. Por Zambra pasaron los más grandes artistas, tanto de la época anterior a Menese, como su época posterior. Tales Pericón de Cádiz, Juan Varea o Rafael Romero "El Gallina", entre otros muchos. Menese tuvo la suerte de comenzar su carrera justo en la época histórica que pudiéramos denominar como el "Renacimiento", que comienza a finales de la década de los años 50 del siglo pasado, y se extiende hasta la década de los 80, cuando la explosión de los festivales flamencos y la experimentación con otras músicas. Por todo ello, Menese fue de los pioneros en realizar conciertos y actuaciones diversas en centros universitarios, ofreciendo un rescate de las versiones más fieles a los cantes clásicos, que estaban siendo olvidados por las figuras anteriores a dicha época. Su influencia fundamental para esta labor, como no podía ser de otra forma, fue el maestro Antonio Mairena, considerado por José como el "Juan Sebastian Bach" del flamenco. Tal fue su admiración por él.

 

Como decimos, la influencia del maestro de Mairena del Alcor fue fundamental en Menese, que siguió su escuela de forma leal y profunda, siendo quizá, junto con el hermano del maestro (Manuel Mairena, también fallecido) los dos mejores exponentes de lo que se dió en llamar el "Mairenismo", una escuela cantaora que se caracteriza por cultivar y rescatar todos los estilos y palos flamencos con absoluta fidelidad a los moldes originales, representando desde este punto de vista, una escuela purista dentro del flamenco. Así que, entre el gran referente de Mairena, la labor de preparación de letras de Moreno Galván, y las cualidades y aptitudes del propio Menese, su carrera fulgurante fue todo un éxito, que se manifestó en innumerables grabaciones discográficas, la obtención de gran cantidad de premios y galardones, y la ocasión de dar conciertos en recintos muy especiales, tales como el Teatro Olympia de París (1974), o en Nueva York, el Día de las Naciones Unidas, entre otros. Su discografía, una de las más extensas e interesantes del flamenco reciente, ha tenido gran importancia en su trayectoria artística, pues como decimos, siempre unía el cultivo fidedigno de los palos más rancios del flamenco, junto a unas letras originales, frescas y renovadas, que sin embargo no perdían ni un ápice de la esencia flamenca fundamental. Por todo ello, Menese fue un maestro indiscutible. Poseedor de una voz recia y poderosa, flamenquísima, tenía a gala el "sonar a gitano" sin serlo, ya que él estaba convencido del aporte indiscutible de los gitanos al arte flamenco tal como hoy lo conocemos. 

 

Poetas y escritores de la talla de Rafael Alberti, Fernando Quiñones, José Manuel Caballero Bonald o Antonio Gala, glosaron la admirada figura de Menese. José había obtenido el Premio de Honor "Tomás El Nitri" en el Concurso Nacional de Córdoba (1965), la Placa de Plata del Ayuntamiento de Mairena del Alcor (1967), el Premio Ondas de la Cadena SER (1968), la Saeta de Oro de Sevilla (1969), el Taranto de Oro de Almería (1971), el Premio Nacional de Cante de la Cátedra de Flamencología de Jerez (1974), el Premio Nacional a la Maestría (2005), o el Premio Compás del Cante, entre otros. La amistad con el pintor y poeta Francisco Moreno Galván, como hemos mencionado más arriba, fue fundamental en su carrera artística. Moreno Galván era ya un gran conocedor y aficionado al cante, y ante la oportunidad del primer disco de un joven Menese, acordaron que sería importante no volver a repetir las letras que se venían cantando siempre, sino incorporar letras frescas y nuevas, cantar algo distinto a lo que estaba cantando todo el mundo. Y por fortuna, la identificación y complicidad entre ambos fue perfecta y total. De vez en cuando, Menese y Moreno Galván se iban a su pueblo, que es tierra de moriscos, a inspirarse, y de las conversaciones que ambos tenían entre sí y con otros amigos de la tierra, salían ideas que se iban convirtiendo en coplas. Y las coplas, en cante. Ambos protagonizaron, a veces con la compañía de Diego Clavel, intensas sesiones de estudio para amoldar cantes antiguos, e incorporarlos a su repertorio. Estudiaban viejas grabaciones de pizarra, e intentaban amoldarlas a las nuevas letras y a su modo interpretativo particular. Y de esa ingente labor de investigación y de creación se deben estupendas interpretaciones que están ya en el catálogo histórico del flamenco. 

 

Y Menese nos ha dejado a los 74 años, ese cantaor de la pureza rescatada y de la fidelidad comprometida, uno de los mejores referentes que nos quedaban del flamenco clásico y por derecho, una de las voces más terribles y contundentes del cante genuino. De personalidad seria, su carácter inconformista reflejó como nadie la rebeldía originaria del flamenco, y lo expresó de forma rotunda y cabal. Era de esos pocos flamencos que se rompían al cantar, quedando exhausto tras una serie de cantes por seguiriyas. Con una voz cálida, flamenca y pasional, José cultivó sobre todo la amplia gama de los estilos básicos por seguiriyas y por soleares, que representan el gran caudal flamenco antiguo. Pero también otros muchos estilos, siempre con la pureza y valentía que le caracterizaban. Fue acompañado por los más grandes guitarristas, alcanzando a Melchor de Marchena en sus primeras grabaciones, pero también por Enrique de Melchor, Antonio Carrión, Juan Carmona "Habichuela" (también recientemente fallecido), Manolo Brenes, y otros muchos. José se nos ha ido de repente, de forma inesperada, en su propio domicilio, dejando de nuevo el pabellón del mejor flamenco perplejo, triste y desconsolado. Antonio Maíllo, Coordinador de IU-CA, ha dicho de él: "Rebelde en la pureza del cante, comunista resistente, mantenedor de la verdad del flamenco". La localidad sevillana de Mairena del Alcor le dedicará a su figura el próximo Festival de Cante Grande "Antonio Mairena", que se celebrará en septiembre, a modo de homenaje a la extensa carrera del cantaor de La Puebla de Cazalla, que llora a su maestro más universal. Y lo lloramos también todos los amantes del flamenco más hondo y puro, pues se nos ha ido quizá nuestro mejor referente. ¡Hasta siempre, José!

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
3 agosto 2016 3 03 /08 /agosto /2016 23:00
Autor: ENEKO

Autor: ENEKO

Cuando perdemos la base moral, dejamos de ser religiosos. La religión no puede cambiar ni suplantar a la moral. Por ejemplo, un hombre no puede vivir en la mentira, la crueldad y la lujuria y pretender, al mismo tiempo, tener a Dios consigo

Mahatma Gandhi

La Religión, todas las religiones en sentido general, como uno de los mejores "opios del pueblo" (parafraseando a Marx), y expresión típica y tópica del pensamiento dominante de la mayoría de los pueblos del mundo, ha sido vehículo de propagación de todos los más perversos idearios y prácticas que han caracterizado las acciones y pensamientos más perversos de la Humanidad. Pero en el presente artículo nos detendremos sobre todo en su relación con la extensión del machismo, que es la expresión popular de la cultura del heteropatriarcado. Marcelo Colussi hace un estupendo repaso a todas las aberraciones sufridas por las mujeres en este artículo, cuya lectura recomendamos, y en el que nos vamos a basar para la extracción de gran parte de los datos e informaciones que se recogen. Colussi hace un recorrido histórico sobre las manifestaciones que han unido la vertiente religiosa con la vertiente de condena hacia las mujeres, en cualquier sentido, pero hemos de destacar que estas prácticas, este imaginario colectivo y esta cultura pervive en nuestros días, y que la Iglesia (la Iglesia Católica, en nuestro caso) continúa presente y difundiendo los valores del patriarcado, y de la sumisión y explotación de las mujeres. 

 

Por todos es sabido que las diversas religiones nunca han desarrollado un papel progresista (ni en éste ni en ningún otro asunto), ya que por propia esencia, la cultura religiosa es conservadora, tanto en sus dogmas, sus tesis y sus prácticas. Al partir de una visión del mundo estática, recogida en diversos Tratados (supuestamente escritos por apóstoles o por líderes espirituales de las mismas) que parten de unas ideas preconcebidas, cerradas y momificadas, no están sujetas a la evolución propia del pensamiento humano, a la actualización de la moral pública y privada, y sobre todo, al continuo avance en los modelos de relaciones sociales. Y aquí es donde entra de lleno el papel que mujeres y hombres desempeñan en la sociedad, y las visiones anquilosadas que el pensamiento religioso siempre ha consagrado. En ese sentido, está claro que más que ayudar en la propagación de un pensamiento igualitario, las religiones han sido y son adalides de las más aberrantes desigualdades. En el sagrado nombre de las religiones se sigue defendiendo la discriminación de la mujer, su recorte de derechos, su dependencia en todos los sentidos del hombre, y la perseverancia de una serie de prácticas ancestrales, tales como los arreglos matrimoniales llevados a cabo en el seno de las familias, la ablación del clítoris, o el castigo por lapidación para las mujeres adúlteras, entre otras muchas.

 

Machismo ancestral y religión van unidos, juntos hasta el morir, son absolutamente inseparables, forman las dos caras de una misma moneda, y la inmensa mayoría de prácticas y fenómenos aberrantes que sufren las mujeres en el mundo, no podrían explicarse sin un trasfondo religioso. Y es que la cosmovisión religiosa que lo inunda todo, sobre todo en algunas culturas orientales, es la causa que justifica social y políticamente las diferencias de género, la presencia de poderes masculinos, la ausencia de lideresas religiosas (mujeres), etc. Las religiones siempre han sido y continúan siendo el último faro que justifica todo este conjunto de diferencias ético-jurídico-culturales, que proporcionan todo el marco ideológico donde se bendicen estas prácticas y se socializan todas las diferencias. El vulgo asume sin más que si lo dice la religión, que si lo proclaman los supremos líderes religiosos, ha de ser así, y la Iglesia siempre ha sido consciente del inmenso poder de control mental que proyecta sobre sus feligreses. Podríamos establecer el siguiente parangón: si sustituyéramos todas las asistencias a misa domingueras de la minoría social que hoy día lo hace, y pusiéramos en su lugar la asistencia a charlas sobre educación sexual, orientación política, o participación democrática, hoy día tendríamos un panorama muy distinto al que desgraciadamente poseemos. 

 

Las Religiones, como tremendas aliadas del pensamiento dominante (tenga éste el disfraz o el aspecto que tenga), siempre han sido cómplices de todas las perversas prácticas que éste ha desplegado, y a su vez, el pensamiento dominante siempre ha disfrutado de las diferentes iglesias como fieles aliadas en la difusión de dicho pensamiento. Y de esta forma, y para el caso que nos ocupa, desde la antigüedad religiosa, el papel de las mujeres ha sido defenestrado, infravalorado e insultado. Confucio, el gran pensador chino, que estableció gran parte de los moldes de las sociedades de su época, dejó dicho que "La mujer es lo más corruptor y lo más corruptible que hay en el mundo", y el fundador del budismo, Sidharta Gautama, aproximadamente en la misma época, expresó que "La mujer es mala. Cada vez que se le presente la ocasión, toda mujer pecará". Por su parte, nuestras Sagradas Escrituras, tanto en el Viejo como en el Nuevo Testamento, también atacan directamente el papel de las mujeres. Fue Eva, la primera mujer de la creación, la responsable de instigar a Adán para que cometiera el pecado original, a través de la figura de una serpiente (femenina), y en los textos sagrados se encuentran frases como que "El nacimiento de una hija es una pérdida" o "El hombre que agrada a Dios debe escapar de la mujer, pero el pecador en ella habrá de enredarse. Mientras yo, tranquilo, buscaba sin encontrar, encontré a un hombre justo entre mil, más no encontré a una sola mujer justa entre todas". 

 

Ya el Génesis sentencia a las mujeres en los siguientes términos: "Parirás a tus hijos con dolor. Tu deseo será el de tu marido y él tendrá autoridad sobre ti", o en versículos de Timoteo se refleja que "La mujer debe aprender a estar en calma y en plena sumisión. Yo no permito a una mujer enseñar o tener autoridad sobre un hombre; debe estar en silencio". Y obsérvese cómo después de dos mil años, en pleno siglo XX, las sociedades, aún con sus evoluciones culturales, políticas y económicas, se nos aparecen esculpidas con estos mimbres. A principios de dicho siglo, las mujeres no tenían derecho al voto, debían callar cuando su marido estaba hablando, y durante la dictadura, apoyada en lo social y cultural por el nacionalcatolicismo, las mujeres necesitaban la firma de sus maridos para formalizar cualquier transacción comercial (vender unas tierras, solicitar un préstamo, etc.). Son únicamente una parte ínfima de los mil y un flecos del machismo que llegan hasta nuestros días, auspiciados por la mentalidad religiosa. Durante la dictadura franquista, apoyada por la Iglesia Católica en todas sus facetas y prácticas, la marginación y discriminación de la mujer fue total y absoluta, en todos los aspectos. Se elaboraban incluso vomitivos y escrupulosos panfletos sobre el comportamiento que las mujeres debían tener en casa, con sus maridos y sus hijos. Se hacía apología de la actitud sumisa y complaciente de las mujeres, a las que se relegaba a un papel de esposas y amas de casa, respetuosas y obedientes a sus esposos, y fieles guardianas de la paz del hogar conyugal. Y por supuesto, la Iglesia estaba detrás de la propagación de todo este retrógrado pensamiento. 

 

Aún hoy día, entre la población africana, es común que en nombre de absurdos preceptos religiosos, más de 100 millones de mujeres y niñas son actualmente víctimas de la mutilación genital femenina, practicada como una "tradición" por parteras o ancianas experimentadas, al compás de oraciones y cánticos, a partir del concepto, tradicionalmente machista, de que la mujer no debe gozar sexualmente, privilegio que sólo le está consagrado al hombre en sus culturas. Pero si algún lector o lectora piensa que estamos exagerando y que éstas prácticas están muy alejadas de nuestra mentalidad occidental (bien es cierto que aquí no mutilamos a las niñas), les recomiendo volver a visualizar los reportajes del primer programa monográfico dedicado al sexo que se emitió en TVE allá por los años 80, dirigido por la doctora Elena Ochoa, y donde muchas mujeres, preguntadas por la calle, aseguraban que ellas nunca habían gozado sexualmente en su matrimonio (a pesar de ser madres de varias criaturas), por considerarlo una vergüenza o un pecado. Y por su parte, los musulmanes en su libro sagrado (El Corán) tienen establecido "de serie" el patriarcado, expresado por ejemplo en el verso 38 del capítulo "Las mujeres", que textualmente dice: "Los hombres son superiores a las mujeres, a causa de las cualidades por medio de las cuales Alá ha elevado a éstos por encima de aquéllas, y porque los hombres emplean sus bienes en dotar a las mujeres. Las mujeres virtuosas son obedientes y sumisas: conservan cuidadosamente, durante la ausencia de sus maridos, lo que Alá ha ordenado que se conserve intacto. Reprenderéis a aquéllas cuya desobediencia temáis; las relegaréis en lechos aparte, las azotaréis; pero, tan pronto como ellas os obedezcan, no les busquéis camorra". Párrafo harto ilustrativo. 

 

Uno de los más eminentes filosófos de la teología cristiana, como San Agustín, dejó dicho hace más de mil quinientos años: "Vosotras, las mujeres, sois la puerta del Diablo: sois las transgresoras del árbol prohibido: sois las primeras transgresoras de la ley divina: vosotras sois las que persuadísteis al hombre de que el diablo no era lo bastante valiente para atacarle. Vosotras destruísteis fácilmente la imagen que de Dios tenía el hombre. Incluso, por causa de vuestra deserción, habría de morir el hijo de Dios". Una ideología, como vemos, que presenta a la mujer como un peligroso objeto para el hombre, y una causa para su perversión. Insta al hombre a cuidarse de los perjuicios que la mujer le pueda traer, y a relegar para ella un papel secundario. La mujer es concebida como incitación al pecado, a la decadencia. Su sola presencia ya es sinónimo de malignidad. Su sexualidad es una invitación a la perdición y a la locura del hombre. La figura de la Santa Inquisición, durante toda la Edad Media, condenó a "las brujas" (en femenino) por todas las supuestas aberraciones que practicaban, y gracias a todo este pensamiento, fueron quemadas en la hoguera miles de mujeres, por su supuesta brujería. La idea religiosa seguía siendo la base moral para estas prácticas, instauras por la "Reina Católica", aquélla que se propuso que en todos sus reinos se impusiera la única "fe verdadera". Y así, la idea de "pecado decadente" ligado a las mujeres, no sólo en el catolicismo, sigue estando presente en diversas cosmovisiones religiosas, todas de carácter heteropatriarcal. Con todos estos antecedentes, no es de extrañar que el fenómeno machista, de hondas raíces históricas, continúe presente en nuestras sociedades. Tantos siglos de influencia de un pensamiento abyecto hacia la mujer no pueden ser borrados con una Ley, ni con mil leyes. Necesitaremos grandes dosis de educación, desde la base, y de erradicación del pensamiento dominante (sobre todo de carácter religioso) para poder eliminar esta lacra. 

 

Aún hoy dia, en pleno siglo XXI, la Iglesia continúa detrás de toda la doctrina social machista, de todas las agresiones hacia el avance en el papel de las mujeres, y de todos los retrocesos en la consecución de una igualdad real entre mujeres y hombres. Mediante sus llamamientos a la defensa de "la familia" como institución sostén de los vínculos sociales, la Iglesia continúa defendiendo y propagando el papel sumiso de las mujeres, y criticando cualquier avance político y social que vaya a favor de la liberación de la mujer y en el avance de su igualdad con el hombre. Y bajo su visión "sagrada" de la vida humana, critican el aborto y el derecho a una muerte digna, pero en cambio guardan un sepulcral y cómplice silencio sobre las prácticas aberrantes de este capitalismo neoliberal que secuestra nuestras vidas, y que es el último responsable de la precarización y del sufrimiento de millones de vidas de mujeres y de hombres. Ahí se destila su más evidente hipocresía, y se ponen en evidencia sus perversos principios. Hemos de desembarazarnos de la losa de las religiones, del peso que proyectan sobre nuestras conciencias, hemos de tirar el vaso que llena nuestras mentes, el vaso procedente de su doctrina, para liberar nuestra mente, y que pueda entrar el nuevo líquido, el otro vaso, el vaso que contiene la liberación, el pensamiento alternativo, la igualdad, el progreso y la justicia. Las religiones siempre han ido en el camino contrario a estos valores. Ya es hora de rebelarse contra la condena de las religiones. Resulta de todo punto un imperativo ético de nuestras sociedades plantear la ruptura con todos estos valores patriarcales y misóginos que la religión ampara.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
18 julio 2016 1 18 /07 /julio /2016 23:00
¿Qué es WikiLeaks?

Pero el caso Assange, ¿se debe considerar o no como prototipo de persecución y por lo tanto afecto a obtener refugio? Su ‘delito’ es revelar secretos diplomáticos y militares -una forma de ejercer el poder-, que no convenían a ese poder. Pero su persecución forma parte de la dialéctica del poder, que se quiere omnímodo e impune, no acorde al respeto de los derechos humanos. Es perseguido por Estados Unidos por ejercitar el derecho de dar información, por desvelar cosas turbias de los diferentes poderes y poner en peligro esa forma turbia de ejercer el poder y la complicidad de muchos de los poderes que se reparten en este mundo

Santiago González Vallejo

[WikiLeaks] Es un tesoro para la humanidad; es universal y permanente y ofrece un marco de investigación global para periodistas en todo el mundo

Julian Assange

Al igual que Edward Snowden y Chelsea Manning, Julian Assange forma parte de un nuevo grupo de disidentes políticos que luchan por un modo distinto de emancipación y son actualmente rastreados, perseguidos y hostigados no por regímenes autoritarios, sino por Estados que pretenden ser “democracias ejemplares”

Ignacio Ramonet

Desde diciembre de 2006, fecha de su lanzamiento oficial, venimos hablando de WikiLeaks (por Leaks, goteo, fuga, filtración, en inglés), que es definida por la Wikipedia como una organización mediática internacional, sin ánimo de lucro, que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, político, económico y social, preservando el anonimato de sus fuentes. Todo ello está muy bien, pero...¿Qué es en realidad WikiLeaks? ¿Cuál es el auténtico alcance de dicho fenómeno mediático? ¿Hasta qué punto es un claro síntoma y un fiel reflejo de nuestras oscuras sociedades? La organización de WikiLeaks se ofrece a recibir y a publicar todo tipo de filtraciones que desvelen comportamientos desconocidos públicamente, considerados no éticos ni ortodoxos por parte de los Gobiernos u organismos implicados, con especial énfasis en los países que se considera poseen regímenes totalitarios, pero también en relación con empresas o Instituciones de todo tipo que también encuadren en dicho perfil. 

 

Hasta la fecha, las actuaciones más destacadas de WikiLeaks se han centrado en las opacas actividades de la política exterior de los Estados Unidos, especialmente en relación con las guerras de Afganistán e Irak. Pero a pesar de su nombre, WikiLeaks no es un sitio Wiki habitual, ya que realmente los lectores que no tienen los permisos adecuados no pueden cambiar su contenido. WikiLeaks utiliza por tanto una versión modificada del software MediaWiki original, y para proteger el anonimato de sus informantes, utiliza diversos protocolos tecnológicos para la protección de la información. Se han publicado vídeos, diarios de guerra, registros administrativos, documentos del Departamento de Estado, archivos protegidos, todo lo cual ha puesto de manifiesto ante la opinión pública internacional la tremenda opacidad de las actividades gubernamentales de las agencias y departamentos norteamericanos, así como las barbaridades y oscuras prácticas que se llevan a cabo desde el paraguas de la oficialidad. WikiLeaks ha sacado a la luz la verdadera esencia del carácter despótico del Gobierno estadounidense, poniéndolo en evidencia ante el conjunto de la comunidad internacional, por lo cual ha sufrido censura gubernamental, cancelación de servicios, ataques cibernéticos, reproches mediáticos, amenazas directas, y persecución de sus asesores y redactores. La expresión culminante de todo este hostigamiento fue la orden de detención contra Julian Assange, fundador y director de la organización, en diciembre de 2010, lo cual le llevó a tener que refugiarse en la Embajada de Ecuador en Londres, ya que el citado país latinoamericano fue el único que valientemente le ofreció a Assange dicho respaldo. 

 

Recientemente, WikiLeaks ha publicado datos e informaciones sobre las intervenciones en los conflictos de diversos países africanos (en realidad conflictos que enmascaran las verdaderas intenciones de países occidentales para hacerse con sus recursos naturales), documentación considerada secreta de las negociaciones para el futuro TTIP (Tratado Transpacífico de Comercio e Inversiones) entre Estados Unidos y la Unión Europea, o diversa documentación sobre cables del Gobierno de Arabia Saudí con sus embajadas en terceros países. También hemos conocido a través de WikiLeaks el uso de mensajes de correo electrónico desde un servidor privado mientras Hillary Clinton era Secretaria de Estado, las filtraciones sobre el espionaje de dispositivos móviles de diversos dirigentes mundiales por parte de la NSA, o documentos secretos sobre el tratado TISA de libre comercio. También existe un Blog en español dedicado a la traducción de diversos cables aparecidos en las filtraciones originales, con la colaboración de diversos medios españoles alternativos. En resumen, WikiLeaks es una herramienta de divulgación que desnuda por completo las prácticas aberrantes y corruptas de la política exterior, las perversidades de algunos líderes mundiales, sacando a la luz pública sus mecanismos y sus fuentes, dejando en evidencia sus debilidades y obsesiones, poniendo al descubierto sus más íntimos secretos y conversaciones, y facilitando al conjunto de la ciudadanía la comprensión de las circunstancias bajo las que se desarrolla la parte más oscura y opaca de las relaciones internacionales. 

 

Si tuviéramos que resumir en las menos palabras posibles el carácter de los redactores de WikiLeaks, podríamos decir, en propia expresión de Assange, que son "activistas por la transparencia". Porque de gobiernos transparentes, podrán surgir gobiernos justos. El "modus operandi" es, por ello, hacer pública la información oculta, de forma que la ciudadanía pueda incidir, a partir del conocimiento de dicha información, para la consecución de instituciones más comprometidas con la verdad. Pero el cinismo de nuestros Gobiernos se muestra a su nivel más descarnado, cuando en vez de atacar la posible criminalidad de nuestros gobernantes e instituciones, se intenta atacar y perseguir a la propia fuente de la filtración. Hace pocas semanas acaba de ocurrir un perfecto ejemplo de ello, con las filtraciones de las conspiraciones secretas que maquinaba nuestro deplorable Ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, con el Director de la Oficina Catalana Antifraude, Daniel de Alfonso, ya destituido. Y la reacción ha sido la misma: hacerse la víctima, y atacar a los posibles filtradores de la información. WikiLeaks ha puesto el dedo en la llaga, estableciendo un fantástico precedente para que la actitud de diversos medios de comunicación cambie con respecto a la actitud servil hacia el poder dominante que normalmente poseen. Esta es la auténtica revolución que Julian Assange y sus colaboradores han servido a nuestra sociedad. Poner patas arriba toda la ponzoña de instituciones y líderes políticos, mediáticos y empresariales exige mucha valentía en nuestro mundo de secretos y de horrores. Un mundo gobernado despóticamente por organizaciones internacionales al servicio de los grandes poderes económicos, que son los que gobiernan en la sombra, sin que nadie los vote ni se presenten a ningunas elecciones. 

 

En WikiLeaks están convencidos de que las verdaderas democracias, así como sus dirigentes políticos, no deben ocultar nada. Y esta convicción les está costando tener que pagar un precio muy elevado. El bloqueo y la persecución de WikiLeaks no se realiza únicamente a nivel político y judicial, sino que también económico, ya que empresas como Visa, MasterCard, Paypal, Western Union, Diner's Club, Discover, American Express o Bank of America, llevan practicando un bloqueo bancario y de medios de pago hacia WikiLeaks durante los últimos años. El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas concluyó en febrero pasado que Assange se encuentra detenido de forma ilegal, y conminó a las diversas Administraciones implicadas a que pusieran fin a esta anómala situación, pero los Gobiernos implicados (Reino Unido, Estados Unidos y Suecia) han hecho caso omiso de dichas recomendaciones. Y mientras tanto, los posibles marcos normativos se ensanchan y protegen a las instituciones y a los gobiernos corruptos, buen ejemplo de ello es la reciente Ley de Secretos Comerciales que ha aprobado el Parlamento Europeo, y cuyo texto se incorporará también al TTIP que se negocia actualmente entre la Comisión Europea y la Administración norteamericana. Dicho texto legal está pensado para ir contra el periodismo de secretos, impidiendo las filtraciones e instalando una mayor cobertura legal para poder atacar a los informantes y a los divulgadores.

 

Por eso, hoy día WikiLeaks ha de verse como una inmensa biblioteca, muy difícil de atacar y vulnerar, que expone un "registro compulsado" (en expresión de Assange) de los oscuros comportamientos de las grandes instituciones contemporáneas, así como las complicidades del poder y las clases dominantes para la consecución de sus objetivos. Eso es exactamente WikiLeaks: un estupendo escaparate que enseña las vergüenzas de nuestras sociedades "democráticas". Y así, WikiLeaks, como recurso documental, va más allá de cualquier Estado, organismo o institución, no está circunscrito a ninguna cultura, es auténticamente internacional, y desde ese punto de vista, es menos vulnerable a la presión de determinados contextos políticos, económicos, mediáticos o diplomáticos. WikiLeaks, como nos asegura su fundador en esta reciente entrevista, ha ganado todas las demandas a las que se ha enfrentado durante los últimos 10 años. Y ello porque, al igual que el propio Internet, se adscribe al marco normativo internacional sobre los derechos humanos, que garantizan la libertad de expresión sin fronteras, sin restricciones nacionales ni culturales. Y es precisamente esa característica, esa propia configuración, la que dota a WikiLeaks de una estructura muy difícil de presionar. No pasa lo mismo con otras organizaciones o consorcios periodísticos, como ICIJ (Papeles de Panamá) o The Intercept, que están financiados por think tanks del propio gobierno USA, o por Fundaciones de terceros multimillonarios, y sufren enormes presiones en este sentido. 

 

Por ello, WikiLeaks es cada vez más atacado, pero también más defendido. Sin aceptar ayudas públicas ni publicidad, únicamente financiado mediante donaciones de particulares, internautas anónimos, un buen número de personalidades y de instancias públicas y privadas han reconocido y valorado la utilidad de esta herramienta de difusión, de este instrumento fundamental para la democracia, la libertad y los derechos humanos. Porque el derecho a la información es un derecho humano en toda regla, un derecho humano que llevan violando prácticamente todos los países del mundo de forma sistemática, desde hace siglos. Medios como The Economist u ONG's como Amnistía Internacional han reconocido y valorado su aportación en este sentido, y por tanto, todos los amantes de un nuevo mundo posible, justo y necesario, hemos de estar al lado de Julian Assange y de WikiLeaks, y empujando para llevar a cabo todas las acciones necesarias para que en un futuro no muy lejano ya no hicieran falta más WikiLeaks, porque hubiéramos alcanzado una sociedad completa y totalmente democrática y transparente, una comunidad internacional absolutamente respetuosa con la libertad de prensa y de información, y una gobernanza a escala mundial absolutamente democrática y garantista de todos los derechos humanos. Todo ello pasa, en primer lugar, por la puesta en libertad de su fundador, Julian Assange. 

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
15 julio 2016 5 15 /07 /julio /2016 23:00
Lebrijano: Cuando el cante mojaba el agua

Las grandes cosas se hacen de lo que hemos vivido, de lo que hemos mamado, de nuestras raíces. De donde no hay no sale nada

Juan Peña Fernández "El Lebrijano"

Ese genial piropo se lo había dedicado su admirado Gabriel García Márquez, y Juan Peña había manifestado su voluntad de que se lo pusieran como epitafio. A los 75 años, y tras una intensa vida artística, ha muerto Juan "El Lebrijano", uno de los mejores exponentes de la renovación del flamenco del último medio siglo. Juan Peña Fernández, para el mundo flamenco "El Lebrijano", había nacido en Lebrija en 1941, y era incuestionable que se dedicaría al arte flamenco, dada su pertenencia a una gran estirpe gitana local de rancio abolengo, así como a sus múltiples conexiones familiares con otras estirpes cercanas, sobre todo de Utrera, pueblo cercano y muy hermanado histórica y artísticamente con Lebrija. Juan, aquél niño rubio de ojos azules y cara acaramelada, era hijo de María Fernández "La Perrata", aquélla gitana de voz grave que se acompañaba con sus nudillos, hermano del guitarrista Pedro Peña, sobrino de Perrate de Utrera, primo de Gaspar de Utrera, y estaba emparentado con la casa de Fernanda y Bernarda de Utrera, con la familia Bacán, con Miguel Funi, y con un largo etcétera de grandes artistas gitanos. 

 

"Yo crecí bajo una parra,

y fue mi madre una copla,

y mi hermano una guitarra"

(Bulerías autobiográficas estrenadas en el Teatro Real, 1981)

 

Pero por si todo ello no fuera suficientemente determinante para el destino de Juan, fue apadrinado artísticamente nada menos que por Pastora Pavón, la inolvidable "Niña de los Peines", y por Antonio Mairena, que fueron sus primeros grandes referentes artísticos, además de su propio entorno familiar. Según propia confesión, Juan había pasado cinco años al lado de Pastora, escuchándola, aprendiendo de ella, pero sin atreverse aún a cantar. De hecho, y a lo largo de su carrera, Juan Peña versionó a su manera muchas de las "cosas" que había escuchado y aprendido de la Niña de los Peines. El Lebrijano fue una figura imprescindible dentro de la mítica serie documental "Rito y Geografía del Cante Flamenco", que emitió RTVE a comienzos de los años 70 del siglo pasado. Sus inicios fueron en la compañía de La Paquera de Jerez como guitarrista, para luego dedicarse al cante en solitario, después de ganar en 1964 el Concurso de Mairena del AlcorJuan "El Lebrijano" tuvo, como no podía ser de otra forma, una primera etapa más fiel a la ortodoxia flamenca, aunque ya ahí apuntaba maneras, formas y modos interpretativos distintos. De su primera época datan grabaciones estupendas, tales como "La palabra de Dios a un gitano", o "De Sevilla a Cádiz", donde rescata algunos cantes poco interpretados en los círculos comerciales. Pero muy pronto, la vena creativa, fresca y renovadora de Juan Peña comienza a manifestarse, aunque sin perder ni un ápice de su característica flamencura. 

 

Porque podríamos decir que Juan Peña "El Lebrijano", junto a Camarón y a Enrique Morente, es uno de los mejores exponentes de la renovación y actualización del flamenco de finales del siglo XX. De él podríamos decir que no se dió nunca un renovador más purista, o si se quiere, un purista más renovador. Porque en Juan todo sonaba a flamenco, absolutamente todo lo que hacía estaba impregnado de un halo flamenco induscutible. Pero como decimos, una personalidad inquieta y exigente como la suya, no se contentaba con moldear a su forma los cantes y estilos de siempre. Como fruto de su actividad creativa, se centró fundamentalmente en la publicación (y puesta en escena) de una serie de obras de contexto histórico, interpretadas de forma coral, y donde cada una representaba, a modo de película, una aventura determinada, con su planteamiento, nudo y desenlace. Tuvo la suerte de rodearse para tales hazañas de autores, poetas y músicos imprescindibles, tales como Félix Grande, José Manuel Caballero Bonald, Paco Cepero o Manolo Sanlúcar, entre otros muchos. Fruto de tales experiencias resultaron las fantásticas obras "Persecución" (1976, donde rememora todo el sufrimiento de los gitanos en nuestro país desde su llegada), "Ven y Sígueme" (1982, junto a Manolo Sanlúcar y Rocío Jurado, donde nos ofrece su particular visión flamenca de la vida de Cristo), o "¡Tierra!" (1992, en commeración del Quinto Centenario del Descubrimiento de América, donde relata la odisea de los marineros que acompañaron a Colón). 

 

Todas ellas son obras grandiosas, auténticas sinfonías flamencas, con la colaboración de innumerables artistas, y con un fondo argumental y narrativo de especial belleza. Pero otra gran aventura musical donde Juan "El Lebrijano" brilló con luz propia, fue la relativa a la fusión musical arábigo-andaluza, convencido y dispuesto a demostrarnos hasta qué punto la raíz árabe del flamenco se manifiesta de forma perfectamente clara. En este sentido, junto a Paco Cepero, la Orquesta Andalusí de Tánger o el violinista marroquí Faiçal, nos dejó auténticas obras maestras, tales como "Encuentros" (1985), "Casablanca" (1998), o "Puertas Abiertas" (2005), entre otras. En todas esas obras puso patas arriba el flamenco clásico, "rompió los platos" (como a él le gustaba expresar), y demostró que desde la flamencura y desde la honestidad, también se podían hacer otras cosas diferentes a las obras clásicas flamencas. En todas esas obras derrochó sabiduría flamenca, maestría en el compás, y capacidad para insertar otros sonidos, otras formas y modos musicales, sin que todo ello dejara de sonar a flamenco. Su permanente inquietud y capacidad creativa duró hasta su muerte. Pero Juan Peña también fue un incansable divulgador del flamenco, siempre presto a colaborar en cuantas actividades, charlas o ciclos se requiriera su presencia. Así, impartió diversos cursos en las Universidades de Salamanca, la Internacional Menéndez Pelayo de Santander y otras varias en Francia y Reino Unido. 

 

En 1997 el Ministerio de Cultura le otorgó la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, entre otros múltiples premios y distinciones con que fue galardonado a lo largo de su extensa carrera artística. También había sido pionero en abrir las puertas del Teatro Real al cante flamenco, en 1981, un escenario normalmente reservado a la música clásicaDurante los últimos años fue intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones, la última varios días antes de su muerte, de una dolencia cardíaca, que Juan no pudo superar. La muerte le llegó cuando se encontraba preparando el próximo espectáculo, una nueva versión del clásico "De Sevilla a Cádiz", junto al cantaor José Valencia y la bailaora Pastora Galván, que hubiera estrenado en la Bienal de Flamenco de Sevilla, en septiembre. Con él se nos va uno de los grandes puntales del Flamenco que sostenían tanto la tradición como la renovación de nuestro universal arte gitano-andaluz. Su aspecto bonachón, su carácter afable, su eterna sonrisa y su inacabable inspiración creadora permanecerán como faro de guía que ilumine a los flamencos del futuro. ¡El agua, por siempre, seguirá mojándose con su cante!

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
30 mayo 2016 1 30 /05 /mayo /2016 23:00
Autor: Fer

Autor: Fer

Aunque en el presente artículo no represento a nadie más que a mi mismo, me consta que muchos aficionados y estudiosos del arte flamenco no estamos de acuerdo con la asociación que hoy día se mantiene entre el mundo taurino y el mundo flamenco. Es cierto, como vamos a exponer a continuación, que dicha conexión ha existido en el origen de ambos mundos, y que se ha venido manteniendo durante mucho tiempo, pero actualmente, somos muchos los que pensamos que el paralelismo entre ambas manifestaciones no obedece a ninguna realidad constatable, y sólo perjudica al mundo del arte flamenco. No tenemos nada en contra de que se sigan explicando en su origen muchos conceptos, términos, estéticas y actitudes comunes en ambas manifestaciones, pero al igual que la propia renovación de las letras en el cante, y en los estilos o palos flamencos, pensamos que la asociación con lo taurino es algo del pasado, que no obedece a nuestra realidad del siglo XXI. Vamos a intentar explicarlo y fundamentarlo. 

 

Partamos de la idea de que la filosofía inherente al flamenco se plasma en una expresión (como en el resto de las artes), es decir, en una estética y en unos modos plástico, visual y sonoro, que delimitan el universo de la expresión jonda. Pero nuestro concepto de estética flamenca no se limita al cante, al baile o al toque, sino que nos remite a un mundo más amplio de horizontes. Porque lo flamenco engloba también una determinada forma de vivir, de sentir, de estar, de expresarse, de pensar, todo ello impregnado de lo andaluz. Lo flamenco se podría resumir como una actitud ante la vida. Y de esta forma, se puede cantar, bailar o tocar flamenco, pero también se puede escribir flamenco, o pintar flamenco. Lo flamenco comprende toda una filosofía del ser, de la vida y de la muerte. Y es cierto que en el origen de esta estética flamenca, se integró todo lo taurino. Y este es el motivo de que la tauromaquia y el arte flamenco estén estrecha y tradicionalmente vinculados. Y la historia de sus protagonistas también. No es éste el lugar para desarrollar un ensayo exhaustivo, lo cual se saldría del espacio y de los objetivos del presente artículo (y además ya han realizado otros autores de forma magistral), pero sí expondremos brevemente algunos puntos de contacto que pueden servir de ilustrativos ejemplos para entender tal asociación histórica. Para empezar, los lugares de reunión de cantaores/as y toreros eran tradicionalmente los mismos. Muchos toreros y banderilleros han sido y son aficionados al flamenco, y muchos incluso han hecho incursiones en el cante, en el baile o en la guitarra. 

 

Por otra parte, muchos artistas flamencos han sido y son aficionados al toreo, e incluso han llegado a hacer sus pinitos en el ruedo. Esto ha llevado incluso a algunos escritores flamencos a establecer parangones entre los artistas del flamenco y del toreo, como hizo por ejemplo Anselmo González Climent en su obra "Andalucía en los toros, el cante y la danza", o a bautizar nuevos conceptos híbridos, como el de "Tauroflamencología". Y también existen infinidad de términos, conceptos y expresiones taurinas que se usan también en el flamenco, como puedan ser "temple", "tercio", "remate" o "desplante", por citar algunas. Otros autores han asociado diversos estilos de toreo con la filosofía impregnada en algunos cantes, afirmando que se puede torear "por soleares" (esto es, con estilo reposado y solemne) o "por bulerías" (más rítmico y airoso). Y en el mundo de las letras flamencas, sobre todo las clásicas, es totalmente evidente la correspondencia expresada entre ambos mundos, como por ejemplo en la letra de seguiriya que dice: "A un torito en plaza / No le temo tanto / Como a una malina lengua / Y a un testigo falso". Y por supuesto, el "Olé" es expresión común a ambas manifestaciones. En definitiva, vestuario, gestos, términos, afición y protagonistas han sido comunes en ambos mundos. 

 

Por tanto, no dudamos en establecer conexiones, tanto históricas, como sociales y estéticas, entre una y otra manifestación, entre el flamenco y la tauromaquia. Porque en efecto, se trata de dos mundos nacidos como hijos de la opresión de un pueblo, Andalucía, como dos expresiones culturales de un pueblo, el andaluz, que en su origen creó tanto el flamenco como la tauromaquia a modo de manifestaciones anestesiantes ante una cruda e injusta realidad social. Pero con el paso del tiempo, ambas manifestaciones corren caminos muy distintos. Durante la primera mitad del siglo XX, y especialmente durante la dictadura franquista (período que podemos denominar como el "nacionalflamenquismo"), dicha asociación entre ambos mundos, es decir, entre el mundo del flamenco y el del toreo, no fue más que otra manifestación de esa Andalucía de charanga y pandereta que quisieron exportar, de esa Andalucía inculta, ligada al folklore intrascendente, esa Andalucía superficial que vendía muy bien en el extranjero mediante imágenes y estampas típicas y tópicas de toreros y flamencos. Por su parte, y aún reconociendo la tauromaquia como tradición cultural de un pueblo, entendemos que las tradiciones (que en realidad forman parte de un todo más extenso como es el Folklore, donde cabe todo el conjunto de manifestaciones populares, como leyendas, creencias, tradiciones, festejos, juegos, música, adivinanzas, cuentos...en definitiva, todo el patrimonio cultural de un pueblo) no son inmutables, es decir, no podemos verlas como si fueran una foto fija. Al igual que las artes, o las ciencias, en general la cultura, van evolucionando con el tiempo. 

 

Y así, no tendría sentido cantar hoy una seguiriya como se cantaba a inicios del siglo XX, como de hecho los guitarristas flamencos no tocan hoy como tocaban los del siglo pasado. Sin embargo, no cuestionamos al arte flamenco porque entendemos que es eso, un arte. Es decir, hubo un momento en su historia que dejó de pertenecer a la órbita del folklore, de la música popular, para pasar a la órbita de las artes. En efecto, la riqueza de nuestro folklore andaluz, más la aportación de músicas foráneas y del pueblo gitano, sirvieron de base para modular unos estilos musicales nuevos y distintos, y del folklore se pasó al arte flamenco cuando los cantes dejaron de ser corales, el acompañamiento dejó de ser múltiple, y los mensajes se volvieron más intimistas. El cante flamenco es, de hecho, la expresión de una tragedia cantada en primera persona. Bien, ¿podemos incluir la tauromaquia también en esa órbita? Tradicionalmente se ha denominado como "el arte de Cúchares" (por Francisco Arjona Herrera, "Curro Cúchares", torero del siglo XIX), y aquí tenemos el problema. Porque si no lo elevamos a la categoría de arte, hemos de reconocer, al hilo de lo anterior, que pensamientos, creencias, actitudes o festejos que pudieran valorarse en el pasado bajo un cierto criterio, pasan a valorarse desde otro criterio muy distinto, según avanza el grado de conciencia, de conocimiento y de sensibilidad de la Humanidad.

 

Por ejemplo, si retrocedemos un par de siglos, el Hombre no tenía la conciencia de la importancia de la Ecología, disciplina de estudio que no existía como tal, pero que hoy día existe, y a la cual se le concede cada vez mayor importancia, formando parte fundamental y eje transversal de todas las políticas públicas que se vayan a proyectar sobre los territorios. Y ello, simplemente, porque el Hombre ha comprendido, con el paso del tiempo, que el cuidado del planeta es un aspecto fundamental a tener en cuenta sobre todas las actividades humanas, porque de lo contrario, el mundo se volverá cada vez más insostenible desde todos los puntos de vista. Pero podemos poner ejemplos de otro tipo. En tiempos de los Reyes Católicos, todas las leyes se caracterizaban por una crueldad tremenda, por ejemplo a los ladrones se les cortaban las manos en castigo de sus acciones. Pero sin embargo hoy día, nadie plantearía semejante salvajada en el Congreso de los Diputados. Todas estos ejemplos, y muchísimos más que podríamos poner (al igual que en el campo de la ciencia) deben ayudarnos a comprender que las tradiciones culturales de un pueblo, pueden y deben ajustarse, de cara a su respeto y mantenimiento, bajo puntos de vista actualizados, teniendo en cuenta todo el corpus científico, moral y social vigente de forma mayoritaria en cada momento de nuestra Historia. Lo contrario implica únicamente querer mantener fosilizados, a toda costa, tradiciones que con el tiempo dejan de tener sentido. 

 

Pues bien, muchos flamencos entendemos que eso es justo lo que está ocurriendo con la tauromaquia. Desde que el movimiento de liberación animal da sus primeros pasos en la década de los 70 del siglo pasado, los diversos movimientos animalistas y ecologistas nos ofrecen otra visión del respeto que hemos de tener para con el mundo animal, erradicando la explotación de las diversas especies por parte del hombre, así como los diversos espectáculos, festejos, tradiciones o actividades donde concurra cualquier tipo de maltrato animal. Y así, mientras el arte flamenco se inscribe sin duda en la órbita de las manifestaciones musicales, y también en el carácter, idiosincrasia y filosofía del pueblo andaluz, pensamos que la tauromaquia se inscribe en la órbita de las manifestaciones ligadas a las tradiciones, pero donde el componente de maltrato animal supera a todas las demás. Reivindicamos el arte flamenco y lo asociamos con la manifestación profunda de nuestra Andalucía, una Andalucía oprimida durante siglos por señoritos, aristócratas, capitalistas y terratenientes. Esa misma Andalucía también forjó la tauromaquia con los mismos metales, pues en su origen, las circunstancias de marginalidad crean esa necesidad de enfrentamiento con el toro bravo, ya que la vida no vale mucho y se puede jugar con ella. Y frente al imperio de los señoritos a caballo, la vieja Andalucía reivindicaba el triunfo de los toreros sacados en hombros por el pueblo, y que éste elevaba a la categoría social de héroes. 

 

Pero al igual que nuestro arte flamenco protagoniza su renacimiento a partir de los años 50 del siglo pasado, y surgen nuevos estudiosos, letristas y artistas que reivindican la vuelta y recuperación del auténtico espíritu para el flamenco, alejado de los tópicos y facilones clichés andaluces, también durante el siglo pasado nace el movimiento de liberación animal, o movimiento animalista, que nos debe hacer repensar todas las actividades, espectáculos, festejos, manifestaciones o tradiciones populares donde intervenga el maltrato animal, para repudiarlas y erradicarlas. Y en ésas estamos. Muchos amantes del flamenco pensamos por tanto que ya es hora de pasar página en cuanto a la histórica asociación entre el toreo y el flamenco, y desligar ambos mundos, que aunque nacidos de una misma realidad antropológica en sus orígenes, hoy día entendemos que deben ser desgajados, por seguir caminos culturales distintos, y por entender que mientras el arte flamenco se sitúa adscrito con plena categoría como una de las músicas más ricas del mundo, la tauromaquia es una actividad, un festejo o una manifestación que debe ser abolida, al encontrarse dentro de las manifestaciones del folklore encuadradas en aquéllas donde interviene el maltrato y el sufrimiento animal.

 

En conclusion, muchos amantes, profesionales y estudiosos del flamenco no nos sentimos toreros, no nos gusta la mal llamada "fiesta nacional", nos declaramos y reconocemos antitaurinos, abogamos por su prohibición definitiva, y no nos sentimos identificados con la permanente asociación que se hace en recintos, peñas, exposiciones y actuaciones entre el mundo del toreo y el mundo flamenco. Entendemos que es una asociación superada, perteneciente únicamente al pasado, y que hay que eliminar en cuanto a la estilística de las letras flamencas, y la estética particular de lo jondo. Aún reconociendo, porque es un hecho histórico, que el mundo del flamenco y del toreo han compartido orígenes comunes, nos pronunciamos a favor de una renovación tanto de las letras flamencas (para eliminar las referencias al mundo del toreo, pero también de otras manifestaciones, como el machismo) como de la permanente asociación "natural" que aún hoy día muchos se empeñan en mantener, y emplazamos a los estudiosos, aficionados y artistas que compartan esta visión a que lo manifiesten públicamente, y dejemos de exportar y asociar la imagen del toreo asociada a la imagen de nuestro arte flamenco. 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
20 mayo 2016 5 20 /05 /mayo /2016 23:00
Campaña Avaaz contra el Festival de Carne de Perro de Yulin

Para el Festival de Carne de Perro de Yulin, roban a muchos canes que tienen dueño y los golpean o los desangran hasta la muerte. Después, los cuelgan boca abajo con ganchos, les hacen una incisión desde el ano y les arrancan la piel para venderlos como alimento.

El sufrimiento debe de ser insoportable -- nuevos estudios indican que, en lo que se refiere a las emociones, los cerebros de los canes son muy similares a los nuestros, algo que los dueños y amantes de los perros entienden muy bien. Cuando somos capaces de ver a los perros por lo que son -- seres vivos con pensamientos y sentimientos, la tortura a la que se les somete en este ‘festival’ se convierte en algo inimaginable.

Miles de ciudadanos chinos ya han manifestado su oposición al festival, pero las autoridades no tomarán medidas hasta que vean lo mucho que afecta a la imagen de China en el mundo, la cual están tratando de mejorar con mucho trabajo. Ahí es donde entramos nosotros. ¡Vamos a demostrarle al gobierno de China que al mundo le importa esta carnicería de perros y que queremos que la detengan inmediatamente!

Cuando tengamos suficientes firmas, Avaaz publicará anuncios, trabajará con famosos influyentes, realizará la primera encuesta independiente sobre el consumo de carne de perro a nivel nacional en China y llevará este asunto a las portadas de medios de todo el mundo hasta que las autoridades chinas se decidan a actuar. Suma tu nombre a la petición con un clic y díselo a todo el mundo: 

https://secure.avaaz.org/es/stop_the_puppy_slaughter_loc/?tgtAAdb&signup=1&CLICKTRACK

Al presidente chino, el Sr. Xi Jinping; al gobernador de la provincia de Guangxi, el Sr. Chen Wu; y a los miembros del gobierno central chino:
Como ciudadanos de todo el mundo profundamente preocupados por los abusos y el consumo de perros en el Festival de Yulin, les instamos encarecidamente a que prohíban inmediatamente dicho festival. Millones de ciudadanos chinos apoyan la legislación para frenar la industria de carne de perro, y nos sumamos a ese llamamiento para ponerle fin a este cruel negocio.

https://secure.avaaz.org/es/stop_the_puppy_slaughter_loc/?tgtAAdb

Gracias a la valentía de los activistas chinos, el festival se hace más pequeño cada año y las autoridades de Yulin finalmente le han retirado su patrocinio e incluso prohibido acudir a sus empleados. Esto demuestra que hay voluntad. Si millones de personas alzamos ya nuestras voces, podremos salvar a miles de perros de esta horrible tortura.

El Festival de Yulin no es una tradición milenaria -- ¡empezó en 2010! Y mucha gente asegura que se creó con el objetivo de impulsar las ventas de la industria cárnica.

El tiempo se agota -- el festival es en unas semanas. Firma la petición con un clic en el enlace, y después reenvíaselo a amigos y familiares -- ¡vamos a hacer de esto algo enorme!

https://secure.avaaz.org/es/stop_the_puppy_slaughter_loc/?tgtAAdb

Nuestra comunidad ha hecho campaña contra uno de los festivales taurinos más crueles de España, contra el descarte y matanza de pollitos macho en Alemania y contra las terribles condiciones de las granjas de España y Francia. Es hora de salir en defensa del mejor amigo del hombre y conseguir que detengan esta carnicería de perros para siempre.

Con esperanza, 

Rewan, Danny, Luis, Patricia, Jooyea, Mike, Ricken y todo el equipo de Avaaz 

Más información:

Vídeo: “Festival de la carne de perro”: 11 semanas para lograr #StopYulin (ABC)
http://www.abc.es/natural/vivirenverde/abci-video-festival-carne-perro-11-semanas-para-lograr-stopyulin-201604051138_noticia.html

China se revoluciona contra el consumo de carne de perro: “No te lo comas. Él nunca lo haría” (ABC)
http://www.abc.es/sociedad/abci-china-revoluciona-contra-consumo-carne-perro-no-comas-nunca-haria-201604072023_noticia.html

Campaña mundial contra el ‘festival’ de carne de perro de Yulin (La Vanguardia)
http://www.lavanguardia.com/natural/20160405/40907328621/movilizacion-contra-festival-carne-perro-yulin.html

Activistas luchan por prohibir carne de perro en China (Excelsior)
http://www.excelsior.com.mx/global/2016/04/04/1084463

 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo
27 abril 2016 3 27 /04 /abril /2016 23:00

¿Pero quiénes son las GAFAM (en expresión acrónima de Ignacio Ramonet)? Responden a las iniciales de sus empresas respectivas, es decir, Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft, y representan al macroconjunto de las mayores empresas mundiales de tecnología, para las cuales el negocio no sólo está en sus ventas, sino en la venta de la información procedente de todos nosotros. Y detrás de las GAFAM no están solamente ellas, sino toda la pléyade de grandes empresas tecnológicas, en última instancia el complejo industrial-tecnológico, cuya máxima expresión son las aplicaciones que se encuadran en lo que conocemos bajo la coloquial denominación de "Redes Sociales". La vigilancia a la que estamos expuestos por mediación de todas estas herramientas, tecnologías y aplicaciones es inmensa, pues no sólo se trata de que gran parte de nuestra información personal, privada y confidencial viaje por la red, sino que estas grandes empresas transnacionales están detrás de la implantación progresiva de nuevas pautas de conducta, de nuevos comportamientos sociales, y de nuevas costumbres colectivas. Según Ramonet, estas empresas nos vigilan ya mejor que los propios Estados. 

 

Este megaentramado industrial-tecnológico compuesto por los Estados, las grandes empresas que dominan Internet y los sistemas actuales de procesamiento de la información personal, unidos a las laxas políticas globales sobre privacidad y confidencialidad, arrojan un sombrío panorama. Y bajo el mantra de estar "conectados al mundo" y otros eslóganes parecidos, las posibilidades de la vigilancia global avanzan a pasos agigantados. Y así, nos vigilan por Twitter (en este medio hemos de tener especial cuidado con lo que se dice, pues tenemos detrás a todo el aparato del Estado en vigilancia mediante nuevas herramientas legales como la llamada "Ley Mordaza"), nos vigilan por Whatsapp (últimamente se ha incorporado la actualización de esta aplicación que envía paquetes de información cifrada), nos vigilan por Google y sus herramientas asociadas (sobre todo en el sentido del posible rastreo de nuestro historial de navegación), nos vigilan a través de los perfiles de compra de artículos y productos (las cookies o pequeñas "galletitas" de información personal son cada vez más completas), nos vigilan a través de Youtube (a través del perfil de los vídeos visitados), nos vigilan por nuestros perfiles y actividades publicadas en Facebook, en LinkedIn, en Instagram, en Flickr, y en fin, nos vigilan por los metadatos de toda nuestra actividad en Internet. Quizá un aspecto novedoso donde se han introducido las Redes Sociales, y que ofrece un especial peligro, es el mundo del empleo. Y así, bajo la máxima social-tecnológica de que "si no existes en las redes sociales, simplemente no existes", el asunto está tomando ya un cariz ciertamente preocupante. 

 

En efecto, tampoco existirás en el mundo profesional sin la presencia en este tipo de redes sociales, ya que muchas de ellas, como LinkedIn, están especializadas en este ámbito (de hecho, su publicidad nos habla de "La mayor red profesional del mundo, que gestiona más de 400 millones de miembros"). Absolutamente gratuita y presente en más de 200 países, LinkedIn está pensada fundamentalmente para construir tu identidad profesional en Internet, mantenerte en contacto con compañeros de clase y de trabajo, y encontrar nuevas oportunidades profesionales. Y de esta forma y básicamente, tu Currículum es lo que aparece en Internet, habiendo quedado obsoleto el antiguo Currículum en papel. Hasta aquí muy bien. Las empresas y sus seleccionadores de personal (internos o externos) consultan estas redes permanentemente. Pero el peligro es que este tipo de redes "unen" los perfiles personales, los perfiles sociales y los perfiles profesionales, todos en uno. Se tiende por tanto hacia que nuestra identidad en este tipo de redes englobe todas nuestras manifestaciones, desde las más públicas y profesionales hasta las más íntimas y personales. La idea que persiguen es que un consultor empresarial que vea nuestro perfil no sólo pueda conocer datos profesionales de su interés, sino también a qué nos dedicamos en nuestro tiempo libre, qué aficiones tenemos, qué gustos, comportamientos, pensamientos y actitudes poseemos. 

 

Por tanto, el consultor de fuera que consulta en una red como LinkedIn tu perfil profesional para un posible empleo, no está viendo únicamente tu Currículum Vitae, sino que también está consultando tus preferencias de cine o de música, el perfil de tus amistades, tus pronunciamientos políticos (si los hubiere), tus aficiones o hobbies, qué haces en tu tiempo libre, cómo reaccionas o te manifiestas ante determinados eventos sociales, políticos o económicos, y un largo etcétera de tu actividad social. Por ello, un perfil social "completo" en cualquiera de estas redes, que puede ser consultado por personas que van a decidir tu posible incorporación a una determinada empresa, es evaluado desde los criterios de "selección" particulares de las empresas que van a decidir (o no) tu posible incorporación, de tal manera que la conclusión está muy clara: los gestores sólo accederán a incorporar a sus empresas a personas que no solamente posean un currículum profesional acorde al puesto de trabajo demandado, sino que también posean todo un "perfil social adecuado" a los requerimientos de la empresa. Es lógico pensar que sólo las personas imbuidas del espíritu, la filosofía y los valores empresariales serán considerados, digamos, "buenos candidatos". 

 

En mi caso, por ejemplo, si determinadas empresas sólo conocieran mi perfil profesional docente, y mi historial de actividades y experiencias profesionales, seguramente sería muy buen candidato, pero si además de todo ello también tuvieran acceso a información anexa, por ejemplo a que soy el titular, creador, editor y publicador de este Blog sobre "Actualidad Política y Cultural", y leyeran algunos de mis artículos para conocer mi "línea editorial", seguramente ya dejaría de ser tan buen candidato. Evidentemente, estamos ante otro paso más en el control que el gran capital efectúa sobre la clase trabajadora, para (al igual que por ejemplo se intenta hacer con el sistema educativo bajo la LOMCE) cultivar y seleccionar únicamente los perfiles de las personas "bien vistas" ante el sistema, poco críticas frente al mismo, y para el caso que nos ocupa, los trabajadores seleccionados serían aquéllos que no ofrecieran lo que pudiéramos llamar "perfiles peligrosos o conflictivos" para la empresa. Al final del todo, en el último eslabón de la cadena, tenemos a las GAFAM y sus adláteres trabajando para ese "Imperio de la Vigilancia" al que nos tienen sometidos. 

 

En nuestras manos está poner fin, mediante las leyes apropiadas a nivel globalizado (lo cual es inmensamente más complicado que hacerlo a niveles locales), a la inmensa capacidad de control que estas empresas proyectan sobre todos nosotros, y dejar de mirar para otro lado, siendo partícipes activos o pasivos de esta deriva hacia la que el gran capital nos conduce. Debemos poner fin a todo tipo de espionaje social bajo cualquier pretexto, estableciendo marcos de limitación al uso ilícito de nuestros datos, rastreos e informaciones personales que estas empresas realizan. En caso contrario, llegará un momento en que estemos demasiado controlados como para reaccionar. Y más específicamente, sólo desde un contexto de mayor soberanía tecnológica, donde las TIC sean implementadas por empresas de software libre, a ser posible de proximidad, y donde el control democrático sobre la información que manejan sea mayor, será posible revertir todo este andamiaje del espionaje tecnológico global, y caminar hacia senderos de mayor respeto hacia la intimidad de las personas, y hacia el pensamiento crítico y libre.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Cultura
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías