Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 diciembre 2015 2 01 /12 /diciembre /2015 00:00

Para transformar la realidad, el primer paso suele ser aprender a verla con una mirada nueva, y ser capaces de mostrarla a los demás bajo esa luz

Jorge Riechmann

Poníamos el foco de atención, en el último artículo de esta serie, en el aparente cuestionamiento del sistema que pueden realizar algunos medios de comunicación, algunos partidos, algunos movimientos sociales, algunas Instituciones, etc., cuando en realidad sólo son pequeños parches que no intentan renovar completamente el sistema, sino sólo cambiar pequeñas partes del mismo. La simple denuncia de estos aspectos no basta. Si no nos enfrentamos de verdad al sistema, con decisión y voluntad, desde una visión integradora, es decir, si no nos enfrentamos al sistema como un TODO, el sistema nos seguirá venciendo. Los estallidos sociales se quedarán en eso. Con la desesperación de la gente, con la denuncia y la protesta, incluso aunque se consigan victorias parciales, no venceremos al sistema. La auténtica revolución necesita una conciencia individual, y por extrapolación masiva una conciencia social, que comprenda que hay que enfrentarse al sistema en su conjunto, y que hay que hacerlo de forma completa y total, hasta acabar con él. Sólo hemos de ver las propuestas electorales de las nuevas formaciones políticas emergentes a derecha e izquierda (CIUDADANOS y PODEMOS), para darnos cuenta de que parchean por aquí y por allá, denuncian esto y lo otro, corrigen a diestro y siniestro, pero en realidad, ninguno de los dos plantea, a día de hoy, las transformaciones necesarias para que el sistema comience a funcionar de otra forma. 

 

Deste este punto de vista, el pensamiento dominante nos anestesia para que aceptemos el sistema, para que abandonemos la idea de enfrentarnos a él, para que veamos sus cosas positivas ("España es un gran país", es una de las frases favoritas de Rajoy, en su infinito cinismo), o para que contemplemos la opción de cambiarlo como alguno utópico, innecesario o demasiado complejo. De esta forma,  la inmensa mayoría de la ciudadanía acepta lo que hay, con sus luces y sus sombras, con sus ventajas e inconvenientes, con sus bondades y sus maldades, con sus imperfecciones, pero como el único sistema posible. Sin embargo, como ya hemos indicado, el pensamiento realmente alternativo no acepta esta premisa. Poco hubiera cambiado el mundo, y pocos líderes auténticos hubieran existido, sin gente que se cuestionara y se enfrentara realmente a él. El pensamiento alternativo denuncia por tanto al propio sistema en su conjunto, impugna sus perversas reglas desde la propia base de las mismas, niega la mayor, no reconoce sus básicas premisas, en definitiva, impugna al capitalismo de forma íntegra y global. 

 

Por tanto, el bombardeo del pensamiento dominante se empeña en hacernos creer que las medidas que se implementan, y las decisiones que se toman, son las únicas posibles, ya que  no hay, según él, otro modo de hacer las cosas. En complicidad con él, y en el contexto actual de nuestra Unión Europea, dicho pensamiento único es ratificado, propagado y asumido desde las más altas Instituciones, que avalan sin fisuras las medidas de corte neoliberal que se adoptan en el marco de sus Tratados y de sus Directivas. Y para asentar este pensamiento único, se evita la difusión de las discrepancias, se acallan las voces rebeldes, se esconden los informes alternativos, y se ahogan los medios que difunden otros planteamientos. Tan sólo se da voz sobre todo a las pequeñas discrepancias, pero no a las más importantes, ni a las más radicales. De esta forma, los medios capitalistas van creando la falsa ilusión de que vivimos en una sociedad plural, donde todas las ideas son expuestas por igual, pero nada más lejos de la realidad. Y de esta forma, intentando hacer ver que vivimos en sociedades donde todas las voces son escuchadas, es como el pensamiento dominante se asegura de que el pueblo siga pensando que estamos en una democracia plena.

 

Se llega incluso al desatino más descarado, que consiste en reconocer por un lado los efectos perversos de las políticas aplicadas (no hay más que ver los informes periódicos del FMI, de la OCDE y de otros organismos, que nos dan una de cal y otra de arena, pero en el mismo lado), mientras se insiste en que hay que continuar por la senda de dichas medidas. No hace falta ser muy inteligente para concluir que si las medidas fracasan...¿por qué se nos continúa recomendando su aplicación? Y de esta forma, las medidas supuestamente tomadas para combatir la crisis son en verdad la continuación, la intensificación, de las mismas políticas que las provocan. Si el dominio del poder económico no fuera absoluto, hace tiempo que los dirigentes de dichas Instituciones y Organismos estarían en la cárcel, acusados de cometer crímenes económicos contra la Humanidad. Se nos dice, por ejemplo, que tenemos "desequilibrios excesivos" a nivel macroeconómico, y que hay que corregirlos, pero en cambio no se fijan en el mayor desequilibrio que existe, que es la propia desigualdad social. Ésta no importa, porque, simplemente, no importan las personas. Todos estos ejemplos nos sirven para demostrar que el dogma neoliberal se constituye en ciencia y en religión. Se acata mayoritaria y abrumadoramente. Es el que se enseña en las Facultades de Economía de todas las Universidades, y a aquél que intente ponerlo en cuestión, se le trata de iluso, radical o irresponsable. Se margina cualquier idea crítica con él, y a todos los que las viertan. Debemos por tanto renunciar al determinismo económico, que a su vez nos instala en el determinismo político. 

 

De igual forma, las supuestas "Comisiones de Expertos" que avalan a los Gobiernos para la toma de decisiones sobre la implantación de ciertos planes o medidas no son neutrales, ni sus datos y consejos los únicos posibles. Siempre se pueden tomar otras decisiones, beneficiar a otros colectivos, y perjudicar a otros tantos. La economía no es una ciencia exacta, sino una ciencia social, sujeta a múltiples teorías interpretativas, que responden a las decisiones (polìticas) que se pretendan tomar. Es decir, primero ha de venir la política, y luego la economía, que debe estar al servicio de ella, para hacer posible las decisiones que la política dicta. Al final, se trata de un juego de opciones, porque todo responde a un esquema de intereses. Hay que desconfiar por tanto de los economistas que presentan "la verdad" de lo que se puede o no se puede hacer, porque su verdad siempre responde a los intereses que están detrás. Por tanto, otra lucha que debemos sostener frente al pensamiento dominante es rechazar el postulado de que la economía es una ciencia neutra, porque no lo es. Como el resto de ciencias sociales, y la economía no lo es menos, obedece siempre a ciertos intereses. Pero el pensamiento único pretende que creamos que la economía es pura ciencia, infalible, incuestionable, y que por lo tanto, es la política la que debe obedecer a la economía.

 

Es de esta forma como hemos llegado a la situación donde los criterios económicos se van imponiendo a los criterios políticos, y se nos dice, entre otros muchos ejemplos, que "la renta básica no es posible, no hay dinero para financiarla", lo cual es rotundamente falso. Nos han hecho creer que la economía posee un valor supremo, e incluso se va instalando un gobierno de "técnicos", una tecnocracia, donde los criterios políticos dependen de los criterios económicos, que son los que dicen lo que se puede o no se puede hacer...pero los criterios económicos, ¿a qué criterios obedecen? Pues rotundamente a criterios políticos, que son los del gran capital, obedecen a los criterios que le interesa a la clase dominante, que son los criterios de la sociedad capitalista, pero esto se esconde, no se reconoce, se oculta, se disfraza de necesidad técnica, para lo cual se utilizan incluso complejas fórmulas y ecuaciones matemáticas para intentar demostrar científicamente la necesidad de la adopción de tales o cuales medidas, que aparecen soportadas por todo un cuerpo científico, al parecer, incuestionable. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías