Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 enero 2011 3 19 /01 /enero /2011 00:00

Bien, comienzo aquí con la serie de artículos de tema psicológico, centrándome sobre un tema que me parece de gran cotidianidad, pero muy interesante, a mi modo de ver. Aclararé en primer lugar que no soy psicólogo profesional, simplemente un aficionado...las cosas que conozco de Psicología se deben a haberlas leído, a haberlas consultado a profesionales, a haberlas estudiado en lo que se refiere a mi profesión docente, o bien a los dos primeros años de estudio en la Facultad de Medicina de la UMA, hace ya mucho tiempo...dentro de todas las especialidades, me atraen sobre todo la Psicología del Comportamiento, la Psicología Social o Sociopsicología, y la Psicología del aprendizaje...este artículo bien pudiéramos encuadrarlo en la segunda rama, pues tiene que ver con la psicología de pareja.

 

Partimos de la base (psicológicamente aceptada) de que el Hombre (lo escribo en mayúsculas para aclarar que nos estamos refiriendo al hombre en sentido general, hombre, mujer, ser humano) busca la Felicidad de manera natural. Ése es su objetivo fundamental en la vida. Y de que el factor que más mueve al mundo a pesar de todo sigue siendo el Amor (también con mayúsculas). De acuerdo en que también lo mueve el dinero, pero este factor lo dejaremos aparcado de momento, porque no nos interesa. De la conjunción del objetivo Felicidad con el factor Amor, surge en el Hombre la necesidad de buscar pareja para compartir su vida. Ahora bien, según los psicólogos, el proceso de reflexión que lleva al Hombre a elegir pareja de forma consciente y controlada para compartir su vida basada en el Amor, para a través de esto conseguir la Felicidad, es muy reciente históricamente hablando. Concretando más, podríamos circunscribirlo al siglo XX, pues más atrás, el Hombre no se preocupaba de "buscar pareja", sino que la pareja era más bien impuesta por la sociedad y por sus circunstancias personales. Para decirlo de manera rápida, el Hombre no se preocupaba de "enamorarse", sino que la mujer o el marido eran simplemente entendidos como parte de las circunstancias sociales, del modo de vida en sociedad.

 

Todo surge por tanto cuando comenzamos a hacernos preguntas del tipo: ¿Qué es el amor en pareja? ¿Para qué me sirve? ¿Quiero enamorarme? Es decir, a medida que el Hombre va tomando el control sobre su vida sentimental, va decidiendo sobre la misma, le va dando importancia a la elección de su pareja, es cuando se va abriendo esta nueva fuente de reflexión, que va a su vez generando en el ser humano nuevos problemas derivados de esta nueva situación. Hoy en día, por tanto, y salvo raras excepciones, tenemos un panorama en este sentido en el que el Hombre decide activamente sobre su pareja, la elige expresa y controladamente, y es consciente de la importancia de la buena elección para la consecución de la felicidad. A todo ello hay que unir también la revolución que se está produciendo en nuestros tiempos sobre los modelos de familia, que están cambiando y adaptándose a nuevas realidades sociales, de tal forma que ya no sólo conservamos el modelo de familia tradicional o "nuclear" (padre y madre, hijos, y a veces nietos y abuelos), sino que se incorporan otros modelos basados en la ausencia o presencia de nuevos elementos (familias monoparentales, familias sin hijos o hijos adoptados, familias de unión homosexual, familias duplicadas surgidas de las separaciones o divorcios de los cónyuges, que a su vez se vuelven a emparejar creando nuevas familias, etc.).

 

Pero volvamos al tema que nos ocupa. El caso es que el Hombre toma control consciente sobre su vida sentimental, sobre la elección de su pareja, y esto desencadena nuevos problemas cuando con el tiempo ocurre que muchas veces nuestra elección no es correcta, o bien la pareja que pensábamos que era ideal deja de serlo para nosotros, por una casuística tan elevada que sería imposible analizar aquí todos esos factores, ni tampoco lo pretendemos. Pero lo que sí pretendemos es aclarar qué es lo importante, qué es lo que hace que podamos ser felices con una persona, qué factores inciden no sólo en la elección correcta, sino en que también garanticen que dicha elección será duradera en el tiempo. Pues bien, para no alargar mucho el tema, dejamos el estudio de dichos factores para un artículo posterior.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Psicología
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías