Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
19 enero 2012 4 19 /01 /enero /2012 00:00

Vamos a comenzar aquí, queridos lectores, una serie de artículos donde, bajo este título, vamos a intentar desgranar y hacer un análisis lo más completo posible, desde los puntos de vista social y político, de las características y toda la problemática del empleo en España (en realidad, nuestro análisis es extrapolable a otros países europeos, y del resto del mundo), con objeto de enfrentar las actuales recetas neoliberales que se aplican en este campo, con las recetas que proponemos desde la izquierda, para romper con toda esta crisis y proporcionar un entorno que nos conduzca hacia una situación de mínimo desempleo, de mayor bienestar social y de empleo digno, decente y de calidad.

 

Una vez enunciadas las intenciones, nos vamos a documentar en varios trabajos de economistas afines a nuestras líneas de pensamiento, sobre todo en un texto que ya hemos referido varias veces, y que nos parece muy completo y claro al respecto: "Hay alternativas", de los autores Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón. Ellos, junto con Arcadi Oliveres, otros economistas de la Universidad y el grupo de economistas y sociólogos críticos de ATTAC forman el grueso de científicos sociales que avalan nuestras tesis desde un punto de vista demostrativo y documental, y a su vez se basan en estudios publicados por grandes economistas internacionales, algunos de los cuales han obtenido el Nobel en esta disciplina. Nos remitiremos a ellos y a su obra continuamente, para una mayor referencia de cara a los lectores que quieran ampliar la información y los enfoques aquí aportados, o simplemente para un mayor contraste y contexto de dicha información.

 

Bien, pues creo que podemos entrar en materia, pero la verdad es que la materia, en nuestro caso, no sólo nos parece completamente apasionante, sino que es tan básica y fundamental, y por tanto a su vez liga con tantos otros aspectos, que nos va a servir de línea argumental genérica y primitiva, para ir entrando en otros temas secundarios, o mejor dicho derivados de él, que se aplican en la práctica política diaria. Podríamos comenzar definiendo lo que es el Trabajo, así con mayúsculas, y nos encontraríamos con un montón de acepciones y definiciones. Según el Diccionario de la RAE, y anulando otras acepciones que no nos interesan, nos quedamos con la fría definición de "Esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza, en contraposición a capital", pero que ya tiene mucho que ver con lo que nos ocupa.

 

Efectivamente, el trabajo podría ser definido como la ocupación humana por excelencia, aquélla actividad (normalmente remunerada) a la que dedicamos varias horas diarias, de forma constante, para la cual (se supone) poseemos una formación, preparación y cualificación, y que nos permite realizarnos como personas, y aportar nuestro conocimiento y capacitación a la sociedad. Ahí es nada. De esta definición (nuestra), podemos deducir que el Trabajo es (debiera ser) nuestra ocupación más grata e importante, aquélla ocupación a la que dedicamos más horas de nuestra vida (junto con el descanso y el ocio), y que por tanto, debe significar una aportación personal interesantísima, pues de lo contrario no nos dedicaríamos a ella.

 

En mi calidad de profesor, siempre he aconsejado a mis alumnos que luchen incansablemente para poder dedicarse a lo que realmente deseen y para lo que piensen que están capacitados, independientemente del "poder adquisitivo" que les vaya a proporcionar tal o cual profesión, es decir, de lo bien o mal pagada que esté, pues se van a ver recompensados con creces al poder dedicar su tiempo y sus esfuerzos a lo que realmente les gusta, amén de que van a aportar el mayor grado de riqueza a la sociedad donde viven. El Trabajo no debiera ser algo a lo que nos dediquemos para ganar dinero, sino para ser felices con él, para realizarnos como personas, y para aportar a nuestra sociedad. Por ejemplo, algunos sociólogos han investigado sobre las consecuencias de la jubilación para ciertas personas, en el sentido del impacto que supone para ellas el dejar de dedicar parte de su tiempo a tan grata actividad.

 

Pues bien, partiendo de estas premisas, podemos considerar al Trabajo Humano como algo importantísimo, que habría que cuidar, mimar y respetar, intentando que cada vez ofrezcamos un marco laboral más completo y perfecto, para que las relaciones laborales tengan el mayor éxito posible. Bien, así lo vemos desde nuestra perspectiva ideológica de izquierdas, pero vamos a poder comprobar, a partir del artículo siguiente, cómo desde la perspectiva neoliberal se ven las cosas desde otro prisma completamente distinto. Sólo un detalle inicial, que pudiera parecer insignificante, pero que tiene su trasfondo: acaban de cambiar el nombre al clásico Ministerio de Trabajo, para pasar a denominarlo Ministerio de Empleo, con lo cual pierde parte de la significación que antes habíamos comentado: alguien que tiene un empleo se asocia a alguien que se dedica a algo temporalmente, a algo que le ocupa el tiempo, que le "emplea" en algo...en cambio, alguien que posee un trabajo es alguien que dedica su tiempo a su actividad fundamental, aquélla para la que tiene formación, y aquélla que le llena profesionalmente.Os emplazo a todos a los siguientes artículos.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías