Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
7 febrero 2011 1 07 /02 /febrero /2011 00:00

Se viene hablando desde hace mucho tiempo del Sector Financiero español (Bancos y Cajas, pero sobre todo éstas últimas) en varios aspectos: declaraciones sobre la supuesta fortaleza de nuestro sistema, superación de unos Stress Test, que al parecer nuestras Entidades Financieras cumplieron con éxito, procesos de fusión de Cajas de Ahorros, creando alianzas (frías o calientes) entre diversas entidades, intervención en algunos casos (como nuestra cordobesa Cajasur), por la mala gestión de su equipo directivo, y un largo etcétera casuístico en el que al parecer tenemos un objetivo común: fortalecer y dotar de mayor solvencia a nuestro Sistema Financiero.

 

cajas_ahorros.jpgDesde la izquierda, pensamos que todo ello no son más que maniobras (orquestales y en la oscuridad, como diría la famosa canción) de distracción para enmascarar el auténtico objetivo de todo el proceso: privatizar (lo que hemos llamado "bancarizar") a las Cajas de Ahorros, y hacer desaparecer del mapa a las entidades pequeñas, creando grandes monstruos financieros, sin darse cuenta de que son ellos los que pueden meternos en una nueva crisis en el futuro, como ya ocurrió hace dos años, si no conseguimos acabar con las grandes operaciones y prácticas especulativas a que dicho sector se somete.

 

Bien, nuestro Gobierno nos presenta un plan hace pocos días, explicado por la Vicepresidenta Salgado, cuyo proceso sería a grandes rasgos el siguiente:

 

1.- El sector financiero español tiene que decrecer, es decir, tienen que existir menos entidades, pero más grandes, de ahí las fusiones (calientes y frías) que se han llevado a cabo hasta la fecha, y las que están en marcha actualmente.

 

2.- Se impone una cantidad mínima (o porcentaje) de capitalización (en torno al 8-10%) para las Cajas de Ahorro, que han de conseguir recurriendo a Fondos de Inversión privados, o a Inversores internacionales.

 

3.- Para las que no consigan capitalizarse, el Gobierno pone a su disposición el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, que es dinero público) para que puedan solicitarlo, pero a cambio el Gobierno entra en el accionariado de dichas Cajas (esto es el supuesto proceso de nacionalización, que es en realidad una privatización encubierta).

 

Y todo esto nos lo quieren vender como un proceso que ayude a garantizar la solvencia de las entidades, y por tanto los ahorros de todos los ciudadanos, y que no está costando dinero al sector público. Cuando de sobra sabemos que se ha puesto mucho dinero público para acudir "al rescate" de algunas entidades, las mismas que no están concediendo el crédito a las familias y a las PYMES para que nuestra sociedad pueda ir saliendo de esta brutal crisis económica. Y además, diariamente nos seguimos enterando de las millonarias cifras de beneficios que obtiene la Banca, por lo cual llegamos a un auténtico panorama de incomprensión total.

 

Pero centrándonos de nuevo en las Cajas de Ahorros, debemos recordar que son entidades que nacieron para unos objetivos muy diferentes a los de la Banca tradicional, y que mantienen (cosa que irá mermando cada vez más en cuanto se privaticen en mayor o menor grado) un componente de Obra Social muy importante, financiando todo tipo de proyectos de carácter cultural y social, y además muy pegadas al territorio donde cada Caja radica. Panorama que, como digo, vamos a ver desaparecer con el tiempo, si todo este proceso de reformas va calando en la estructura y en el mapa de las actuales Cajas de Ahorros. La tendencia general es que cada vez se vayan creando Empresas Financieras (Bancos y Cajas) de mayor envergadura, auténticos monstruos en tamaño, poder y control, a los que si además la iniciativa pública renuncia, se convertirán en entes de gigantesco poder que puedan hacerle sombra al poder político soberano de los Estados. De hecho, es un panorama que no es de política-ficción, sino que está ocurriendo ya en algunos países y contextos.

 

¿Qué proponemos desde la izquierda? Pues la necesidad de crear una Banca Pública, pasando por un proceso previo de intervención de las Cajas por parte del Estado. Y siempre con el objetivo final de hacer fluir el crédito a las familias y a las empresas. Con todo ello además estaríamos impidiendo futuros escenarios que nos pudieran llevar a sufrir nuevas crisis financieras de tipo especulativo, como la actual. Básicamente se trataría de un proceso de saneamiento gestionado por la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), garantizando en todo caso los objetivos sociales de cada Caja y los puestos de trabajo de sus empleados. Se propone un proceso de saneamiento mediante la afloración de todo el patrimonio en vivienda residencial y su gestión a través de una empresa pública. Se propone también la creación de un Parque de Vivienda Pública en Alquiler, moderado con dicho patrimonio. Proponemos mantener una estructura federada del Sistema de Cajas de Ahorro, en el que exista un control del Estado y la participación en la gestión de las Comunidades Autónomas de las que ahora son dependientes. Por último, una nueva Ley de Cajas que garantice su propiedad y gestión pública y democrática, y la limitación de sus actividades a operaciones no especulativas vinculadas al desarrollo regional y la Obra Social.

  

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías