Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
2 febrero 2011 3 02 /02 /febrero /2011 00:00

Me parece tremendamente preocupante observar cómo se está deteriorando la imagen de la clase política últimamente; no es que haya estado muy bien vista nunca, pero en los últimos tiempos la cantidad de comentarios, de noticias, de blogs, de reacciones agresivas o simplemente con manifestaciones en contra de la clase política se han disparado, y como digo, me parece una tendencia preocupante en un país supuestamente avanzado y democrático como el nuestro.

 

Me llegaba un chiste hace unos días a mi dirección de correo electrónico, protagonizado por el humorista, dramaturgo y escritor brasileño Millor Fernandes, quien en su show personal lanzó al público la siguiente pregunta: "¿Cuál es la diferencia entre un político y un ladrón?" Ante tal desafío y después de algunos segundos, un espectador le contestó: "Estimado Millor, la diferencia entre un político y un ladrón es que al primero lo elijo yo, mientras que el segundo me elige a mi". Ante tan ocurrente respuesta, el showman le contestó al espectador: "Apreciado señor, es usted un genio. Es el único que logró encontrar una diferencia". En fin, chistes aparte, no hay más que constatar las últimas encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), para confirmar que efectivamente una de las preocupaciones principales de la ciudadanía lo representa la clase política. No sé cómo se lo habrán tomado nuestros actuales políticos, pero aplicaos el parche, queridos lectores, y pensad cómo os lo tomaríais vosotros si los ciudadanos opinaran que los profesionales de tal o cual profesión (la vuestra) son un problema para el país...cuando menos, algún sentimiento de perplejidad se os quedaría.

 

diputados.jpg¿Cuáles pueden ser los motivos de esta incomprensión, de esta hostilidad hacia la clase política? Pienso que se debe a varios factores, la corrupción quizá el más importante, y luego el desconocimiento que se tiene del trabajo de la clase política, de lo que hacen diputados, senadores (de todos los parlamentos), pero también alcaldes, concejales, presidentes de Comunidades Autónomas, Consejeros, Ministros, etc. Se tiene mala imagen del político en general. Pero evidentemente, también habría que atribuir dicha mala imagen a no comprender la política que se hace, a no estar de acuerdo con ella...ni qué decir tiene que cuando un político, cualquier gobernante en general, toma medidas impopulares, es decir, que despiertan cierto nivel de rechazo ante la ciudadanía, su popularidad desciende, y la imagen de los políticos en general se deteriora. Y todavía pienso que podríamos encontrar más factores, pero valgan con los que hemos enunciado.

 

A todo ello además contribuyen las declaraciones y comentarios de la clase intelectual, digamos periodistas y escritores sobre todo, que pueden también ayudar a crear un clima de animadversión general hacia la clase política. Un buen ejemplo de ello ha sido la publicación de un reciente artículo por el periodista, escritor y académico Arturo Pérez Reverte, donde usa expresiones bastante duras para referirse a la clase política. Los tilda, por ejemplo, de "oportunistas y advenedizos", "gente que no ha trabajado en su vida", "mediocres reyezuelos", "anafalbetos irresponsables" y otras lindezas por el estilo. Sinceramente me parecen muy injustas estas valoraciones, poco apropiadas para una persona de la talla de este gran intelectual, aunque hay que reconocer que en dicha carta también intenta disculpar su tono, reconociendo que no toda la clase política responde a ese perfil.

 

Pero el colmo de todo ello, lo que de verdad produce un cóctel explosivo, y ahí es donde creo que se contribuye más a deteriorar la imagen de la clase política, es cuando llega al poder gente tan impresentable como el Primer Ministro Italiano, Silvio Berlusconi, que tendría materia para otro artículo, donde se reúnen la falta de escrúpulos, la política entendida como hacer del país su finca personal, o la mafia de contactos y poder del que es máxima figura. PERO RESULTA QUE ESTE SEÑOR ES EMPRESARIO. Como lo era, por ejemplo, Jesús Gil y Gil durante todos los años que gobernó Marbella, y es el mayor escaparate de corrupción a nivel nacional.

 

Luego por tanto, como no estoy de acuerdo con la mala imagen de la política y de los políticos en general, vamos a ver si en el próximo artículo de esta serie puedo aportar mi grano de arena en torno a las principales críticas y objeciones que se hacen a los políticos, intentando hacer un poco de didáctica, que tengamos las cosas un poco más claras, y que intentemos ser más justos (sin dejar de ser críticos) en este tema.

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías