Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
24 junio 2011 5 24 /06 /junio /2011 23:00

Resulta un fenómeno que se puede calificar de tantas formas éste del 15M, popularmente llamado "de los indignados", que le cuadran un montón de calificativos: es un movimiento esperado, pero también esperanzador, un movimiento rebelde, lógico, sencillo, sensato, valiente, revolucionario, necesario, fundamental...Vamos a intentar en este artículo examinar este movimiento, por supuesto sin intentar ser portavoz de nadie, sino aplicando únicamente el sentido común y el contexto histórico, político y sociológico donde se produce. Todo ello, claro está, desde un prisma político de izquierdas, como ya conocen los lectores.

 

indignados_15M_6.jpgDel libreto original de Stephan Hèssel, "Indigne-vouz!", prologado por nuestro genial José Luis Sampedro (cuya lectura recomiendo), surge la semilla de este movimiento, patrocinado por diversas plataformas, quizá "Democracia Real Ya" como la más interesante de todas ellas. Nos recuerda el mayo del 68 francés, o la Revolución de los Claveles portuguesa de 1974, aunque cada una con sus matices diferenciales, y por supuesto distintas a éste Movimiento del 15M actual. No obstante, quizá viéramos algunos elementos comunes entre todas ellas, como pudieran ser el hartazgo de cierto grupo de la población ante diversas circunstancias históricas que se viven en los momentos donde estos movimientos nacen. Circunscribiéndolo al caso español, podríamos deducir muchos causantes que nos llevan a él, que ahora examinaremos, y que estallan en dicho movimiento de tipo abierto, multicultural, multipolítico, multiprofesional, multiclasista, multigeneracional, es decir, que aglutina por igual a personas con ciertos denominadores comunes, pero que pertenecen a colectivos distintos, y viven casuísticas muy diferentes.

 

indignados_15M_2.jpgEl Movimiento del 15M surge como una corriente de indignación ciudadana que intenta denunciar y presionar a la clase política española (lo podemos extrapolar a otros niveles y a otros países, pues nuestras protestas han sido secundadas fuera de España) para erradicar ciertas prácticas y denunciar ciertas situaciones que llevan a la gente de a pie (jóvenes estudiantes, pero también profesionales de todo tipo, incluso personas mayores que se han querido adherir y apoyar al movimiento) a situaciones de hartazgo, cuando no de auténtica desesperación. Podemos poner muchos ejemplos de dichas situaciones: el joven que está en paro, y no ve más allá de dicho horizonte al acabar sus estudios, los trabajadores que se sienten cada vez más explotados, o que ven cómo sus derechos laborales y sociales se ven recortados, los ciudadanos que se ven al borde de la exclusión social al no poder hacer frente a los pagos de sus hipotecas o de sus pequeños negocios, etc. A todo ello hay que unir además la concienciación que mucha gente va teniendo en torno a la representación que de ellos hacen nuestros políticos, que vienen a servirse de la política (en vez de a servirles a ellos), estallando cada vez más y mayores casos de corrupción, las injusticias derivadas de la aplicación de una Ley Electoral ligada a los intereses del reinante bipartidismo existente en nuestro país, que provoca que no tengamos en las Instituciones la representación que corresponde a los votos reales de los ciudadanos, etc.

 

indignados_15M_3.jpgQuieren empujar para cambiar el mundo, para transformar la sociedad en que vivimos en una más justa e igualitaria, o al menos que les ofrezca mejores condiciones de vida. Filosofías y sistemas políticos aparte, la gente lo que quiere es poder vivir dignamente en su país, poder mantener a sus familias, poder realizar sus proyectos, y lo único que ve es un sistema que les ahoga, que les presiona cada vez más en sus condiciones de vida, y que lo único que les ofrece a cambio es un trabajo (para los que lo tienen) cada vez más precario, a costa de contemplar cómo las grandes empresas (la Banca, las grandes multinacionales) obtienen cada vez mayores beneficios. Quieren implantar sistemas de participación ciudadana que les amplíen las capacidades de la fraudulenta democracia actual por una democracia completa, y no tener que asistir impasibles a la administración que de su voto hacen los partidos políticos cada cuatro años.

 

indignados_15M_4.jpgQuieren que se les trate bien, porque tienen derecho a ello; quieren que su país y su sociedad les quiera, quieren que sus representantes políticos luchen por defender sus intereses, quieren que sus gobiernos les proporcionen la garantía y los derechos fundamentales para poder vivir dignamente, quieren que sus Estados y sus países sean los garantes de su libertad y de sus derechos fundamentales. Ahí es nada. Veremos cómo acaba esto. Sigamos empujando. Soy de los que opinan que hay cosas que no se arreglan si no se desarreglan antes del todo.

 

indignados_15M_5.jpgTenemos el actual espejo en Grecia, un país desarticulado y al borde de la bancarrota, preso completamente del sistema, que a la vez que le ofrece un salvavidas (mediante un nuevo rescate de la UE), le obliga a volver a apretarse el cinturón, pues a cambio el Gobierno griego va a emprender nuevos recortes que llevarán a despedir a 150.000 funcionarios públicos, un nuevo plan de privatizaciones de entidades públicas, nuevas subidas de impuestos (incluso la instauración de un llamado "impuesto de solidaridad"), y bajadas de sueldo para los empleados que vayan quedando. Estamos con los indignados griegos, y con todos los indignados del mundo que se quieran rebelar y plantear la desobediencia civil ante el sistema, pues como decía una de las pancartas que vimos en las últimas manifestaciones, "Yo no estoy contra el sistema: El Sistema está contra mi".

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías