Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 julio 2014 1 21 /07 /julio /2014 23:00

"La utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se desplaza diez pasos más allá. Por mucho que camine, nunca la alcanzaré. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso: sirve para caminar"

(Eduardo Galeano)

 

 

 

 

 

podemos_utopia1.jpgY bajo esta genial definición del maestro Galeano tenemos que ver la utopía, como lo inalcanzable, en efecto, pero no como aquéllo imposible de conseguir, ilusorio, demencial, y que por tanto, nos hace recorrer caminos distintos. La utopía está para ser recorrida. ¿Y porqué lo relacionamos con Podemos, ese vendaval, ese inesperado ciclón político que ha estremecido las conciencias, y ha despertado el miedo de los poderosos y de los que les sirven? Pues porque, como era natural, ha despertado desde entonces las críticas más enfebrecidas de la derecha política, social y mediática de este país, incluso del PSOE, cuyo recién elegido líder y Secretario General, Pedro Sánchez, ha declarado estar alejado de las "utopías y demagogias" que plantea la formación política de Pablo Iglesias. Vamos a intentar en el presente artículo solamente ilusionar, dar ánimos, dar fuerzas a los seguidores de Podemos, convenciéndonos de que la utopía no existe, de que la utopía es algo que nosotros, los humanos, creamos.

 

podemos_utopia2.jpgUna pancarta popular rezaba con el cartel "Creo en la utopía, porque esta realidad me parece imposible". En efecto, la utopía es un producto de la cultura humana, del imaginario colectivo, y está formada por un conjunto de prejuicios y creencias que nos van delimitando lo que es posible y lo que no lo es, más o menos alineado con la idea de lo que es racional (o razonable) y de lo que no lo es. La utopía no existe. O mejor dicho, existe mientras nosotros queramos que exista. En el momento en que nuestra razón y nuestra voluntad decidan que vamos a conseguir aquéllo que era considerado utópico, dicha utopía desaparecerá, y se convertirá en una realidad alcanzable. Lo explicaremos desde varios puntos de vista, recurriendo a varias citas de algunos pensadores críticos que han abordado el tema, así como el tema de la desobediencia civil, tan relacionado con lo utópico.

 

podemos_utopia3.jpgDe entrada, nos decía Arthur Schopenhauer que "Toda nueva verdad pasa por tres etapas. Primero, se tiende a ridiculizarla. Luego, se le ataca violentamente. Finalmente, se la da por evidente por sí misma". Y si lo analizamos, veremos cuánta similitud tiene este planteamiento con el ciclo de vida de las ideas y de las propuestas de Podemos, que quizá están ahora, a tenor de lo visto y oído en los últimos días, pasando por la segunda fase. Ya fueron ridiculizadas, y ahora están siendo atacadas violentamente, así como a sus líderes, intentando sacar todos los trapos sucios (y si no existen, se los inventan) para desacreditarlos, y vender una imagen de ellos manipulada y falseada. El motivo de tan furibundo ataque se debe a que Podemos, sus propuestas, representan un gran peligro para la clase dominante, porque representan, actualmente, una utopía, lo cual no significa que no puedan ser alcanzadas. Son ellos, la clase dominante, los que intentan presentárnoslas como inalcanzables, imposibles, utópicas. Pero nada más lejos de la verdad. Son propuestas posibles, razonables, justas, y la probabilidad de llevarlas a la práctica dependerá de la fuerza con la que nos las creamos.

 

podemos_utopia4.jpgTenemos que creer de verdad en ellas. Tenemos que pensar que son posibles, y que tenemos de nuestro lado la fuerza, la capacidad y la valentía para implementarlas. Sólo entonces dejarán de ser una utopía, y comenzarán a representar auténticas realidades. Para despertar el espíritu y el ánimo necesarios para ello, José López nos dice lo siguiente: "La necesidad estimula la creatividad, el esfuerzo, la acción, la iniciativa, la fortaleza, la eficiencia, la solidaridad, el cambio. La comodidad, al contrario, produce idiocia, pereza, pasividad, conformismo, debilidad, incapacidad, egoísmo, inmovilismo". Estas sabias palabras nos están conduciendo al camino, porque sabemos que estamos estimulados por la necesidad, por las necesidades y la dignidad de los de abajo, de la clase trabajadora, de las clases populares, de los que están padeciendo los recortes, los despidos, las bajadas de salarios, la pobreza, la exclusión social, la miseria. Padecemos la necesidad y tenemos la rabia incontestable de quienes sufriendo estos ataques, comprobamos cada día cómo los ricos se van haciendo más ricos, y cómo los poderosos se van haciendo más impunes.

 

Y esas palabras de José López tienen mucho que ver con lo que también nos enunciaba el gran genio de la ciencia moderna Albert Einsten, cuando afirmaba que "La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa". Y eso es lo que nos lleva ocurriendo durante muchos años, durante décadas. Y por ello nos acusan de estar planteando utopías. Llevamos mucho tiempo sentados contemplando cómo se gobierna para los ricos y poderosos, cómo se destruyen las conquistas sociales que nuestros antepasados conquistaron, cómo nos recortan hasta el aire que respiramos. Mientras sigamos en esta actitud, la utopía continuará. Hemos de cambiar de actitud, hemos de pasar al ataque, a la ofensiva, hemos de llevar la voz cantante, hemos de conseguir que el miedo cambie de bando, y pase a estar del lado de los poderosos. Entonces nuestras propuestas, las de Podemos, dejarán de ser utopías.

 

podemos_utopia6.jpgTambién fue el gran Einstein quien sentenció: "Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad". Ahí tenemos la clave, en la fuerza de la voluntad, en la fuerza del deseo, de querer hacer realidad esas utópicas propuestas que nos plantea Podemos, en tener la fuerza de mente, de razón y de espíritu para ponerlas en práctica. En desplegar la valentía social necesaria para creer en ellas, para luchar por ellas, para ayudar a que se puedan realizar. Precisamente esa es la fuerza principal que tuvieron los grandes revolucionarios de la Historia, esa es la fortaleza que tuvieron Fidel Castro, Che Guevara, Rosa Luxemburgo, Lenin, Mahatma Ghandi, Salvador Allende, Hugo Chávez, Nelson Mandela, y tantos otros líderes que cambiaron la sociedad que les tocó vivir. Creyeron que la utopía es sólo falta de voluntad, de valentía y de razón. Si se tienen las dosis suficientes de todas ellas, las utopías no existen. Precisamente fue Ghandi, el líder tranquilo, el líder de la resistencia pacífica, quien dijo que "En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle". Ahí debe radicar nuestra fuerza.

 

Porque esa es la fuerza de la rebeldía, de la desobediencia civil, del inconformismo. También fue Ghandi quien sostuvo que: "Un ciudadano a quien no le asusta la cárcel, es más fuerte que el Estado". O bien Oscar Wilde, que dejó dicho que "Cualquiera que haya estudiado la Historia sabe que la desobediencia es la primera virtud del hombre. Es por la desobediencia y la rebelión que se ha progresado". Esta es nuestra vía, nuestro camino, y ya hemos andado algunos pasitos. Continuemos con nuestra rebelión, con nuestra fuerza, desarrollando la utopía, caminando hacia ella. Y por su parte, Howard Zinn sostenía que "Nuestro problema es la obediencia civil. Nuestro problema es la cantidad de gente en todo el mundo que obedece los dictados de los líderes de sus gobiernos...Nuestro problema es que la gente es obediente en todo el mundo, frente a la pobreza y el hambre y la estupidez y la guerrra y la crueldad. Nuestro problema es que la gente es obediente, y las cárceles están repletas de pequeños ladrones, mientras que todos los grandes ladrones gobiernan el país". Creo que no se puede decir más claro. Cualquier asociación de estas ideas con nuestro contexto actual no será una simple coincidencia, sino la constatación de una firme realidad.

 

    podemos_utopia5.jpgEn nuestro caso, aquí y ahora, ¿qué es utopía? Básicamente, convencer al votante medio de que más vale lo bueno desconocido que lo malo que ya se conoce. Vencer la utopía es poder despertar del miedo, rebelarse ante él, volver a ilusionarse, porque la ilusión es la fuerza, el motor que mueve el cambio. La ilusión y la conciencia. La conciencia de que se debe y se puede. Hugo Chávez definió muchas veces la política como "el arte de hacer posible lo imposible", es decir, la capacidad de transformar la utopía en realidad. En interpretación de Marta Harnecker: "Esto no quiere decir otra cosa que el arte de construir las fuerzas sociales que nos permitan ir cambiando la actual correlación de fuerzas a nuestro favor, para ser capaces de impulsar los cambios necesarios que nos proponemos como meta". Si conseguimos esto, romperemos la utopía, la venceremos, la haremos realidad. La utopía, como nos decía el maestro Galeano, debe ser la luz que ilumina nuestro camino y que nos permite marchar y seguir luchando a pesar de los obstáculos que se nos puedan presentar.

 

Y precisamente, la mejor muestra de que podemos, de que sí se puede, es el gran revuelo que ha provocado en la derecha política y mediática de este país la irrupción de esta fuerza política. En efecto, nunca se pensaban que una formación política nacida de los propios movimientos sociales, de la auténtica izquierda transformadora, y radicalmente democrática, podría provocar tanta esperanza, y despertar tanta ilusión en la ciudadanía. Y al comprobarlo, es cuando se han sucedido los ataques, los insultos y las descalificaciones a sus líderes, y también el desprecio a sus votantes y a su programa, en un intento de deslegitimar y de ridiculizar sus propuestas...¿pero porqué se iban a molestar en todo esto si el programa de Podemos fuese en verdad una utopía, un imposible? ¿Qué necesidad habría de levantar tanto revuelo si de verdad estuvieran convencidos de la inviabilidad de sus propuestas? Ahí tenemos la clave. Si despiertan tanta fobia en la clase dominante, es que vamos por buen camino. Es que son realizables, que se pueden alcanzar. Así que ¡ADELANTE! ¡PODEMOS!

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías