Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
7 marzo 2013 4 07 /03 /marzo /2013 00:00

Vamos a hablar en este artículo del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), y a colocarlo como un buen referente, como decimos en el título, de correcto y adecuado sindicalismo, es decir, actuación en la representación y defensa de los intereses de la clase trabajadora. El SAT, sindicato muy poco conocido hasta hace algún tiempo, se hizo muy famoso a raíz de varias acciones contundentes y simbólicas llevadas a cabo durante los últimos meses, pero tiene una larga historia a sus espaldas. Vamos a ayudarnos de la Wikipedia. El SAT existe como tal desde 2007, pero en realidad surge de la unión de diferentes sindicatos andaluces, como el histórico SOC (Sindicato de Obreros del Campo, constituido en 1976), junto con otro de olivareros del Aljarafe sevillano, otro de trabajadores del consistorio de Marbella, Autonomía Obrera de Cádiz, y algunos otros. En el SAT militan también algunas de las corrientes más críticas de Izquierda Unida, tales como la CUT-BAI de Juan Manuel Sánchez Gordillo.

 

sat1.jpgSu líder principal y Portavoz Nacional es Diego Cañamero, y se define como un sindicato de clase, alternativo, anticapitalista, asambleario, de acción directa, autónomo, independiente, solidario, internacionalista, pluralista, abierto, antipatriarcal, confederal, republicano, nacionalista andaluz y de izquierdas. Ahí es nada. La flor y nata de todo lo que debe constituir la base de un buen sindicalismo. El SAT tiene aproximadamente unos 20.000 afiliados, y destaca por ser uno de los sindicatos más combativos, en la organización de acciones directas que pongan de manifiesto la defensa de los intereses de los trabajadores, y que denuncien la injusticia y las desigualdades sociales. El SAT destaca por sus constantes marchas, denuncias, actuaciones, reivindicaciones, manifestaciones, etc., así como por los métodos utilizados en éstas, tales como por ejemplo las ocupaciones de propiedades. Ellos mismos se definen en su web como "un sindicato a pie de tajo". El SAT celebró su I Congreso Nacional en diciembre de 2011.

 

En 2005, el SAT ocupó pacíficamente la Consejería de Agricultura de la Junta andaluza, para pedir la cesión de 3.000 hectáreas de tierra del Marqués de Medinilla, acción por la cual sus dirigentes fueron brutalmente golpeados, condenados a dos años de prisión y multados. Y entre sus últimas acciones destacan las ocupaciones en la Finca de Somonte (Palma del Río, Sevilla), en la Finca de Las Turquillas (propiedad del Ministerio de Defensa), o la expropiación "forzosa" de alimentos en varias cadenas de supermercados muy conocidos, que dieron mucho que hablar, y por las que se ha condenado a algunos integrantes del sindicato. El mejor referente que tenemos de ocupaciones y autogestión es la localidad sevillana de Marinaleda, donde se creó un ejército de jornaleros muy unidos y que combatía duramente por la tierra, y eso que enfrente tenían a la Guardia Civil y al Duque del Infantado, gran terrateniente, tres veces Grande de España y amigo personal del Rey. El proyecto de Marinaleda continúa hoy en pie, y no existe paro.

 

diego_canamero.jpgA todo ello hay que unir, quizá las acciones que han contribuido más al conocimiento del SAT, las distintas Marchas Obreras por Andalucía, que han tenido mucho éxito. Con respecto a las ocupaciones de fincas, la estrategia del SAT es denunciar y demostrar cómo es posible que los trabajadores se queden en estas tierras, las ocupen, comiencen a trabajarlas, y de esta forma se fomente la idea de que la tierra tiene que ser autogestionada por los propios trabajadores/as, para crear el máximo número de puestos de trabajo, y favorecer el desarrollo de la economía local y comarcal. Hay que resaltar, y esto no se difunde en los medios de comunicación convencionales, que estos proyectos de ocupación de fincas han suscitado mucho interés tanto nacional como internacionalmente, recibiendo casi a diario periodistas de todo el mundo, y personas anónimas que quieren conocer y colaborar en los proyectos.

 

La filosofía que propugna el SAT en este sentido es que la tierra pase a manos de sus trabajadores, es decir, que ellos tengan el control sobre su uso, para que la tierra sirva para dar trabajo y crear riqueza, y no para recibir subvenciones de Europa, como pasa por ejemplo en el caso de las propiedades de la Duquesa de Alba. Con tanto nivel de paro, sobre todo en el sector del campo andaluz, no se comprende cómo tierras de titularidad pública o privada puedan permanecer ajenas a la realidad de un pueblo que las necesita para subsistir. En manos de pequeñas cooperativas locales, será posible no sólo ir acabando con el grave problema del desempleo, sino también con el de la productividad de una de las fuentes fundamentales de riqueza social y colectiva. Hay que resaltar que las ocupaciones son siempre pacíficas, y la intención es hacerlo todas las veces que hagan falta para demostrar que se puede. Un sindicato por tanto que no sólo tiene las ideas muy claras, sino que es profundamente valiente y combativo, y que no se amilana ante los constantes desafíos y amenazas del poder, que ya ha efectuado contra el SAT y sus dirigentes una campaña de criminalización muy significativa.

 

sanchez_gordillo.jpgPero no sólo de fincas y de marchas vive el sindicato. Desde que en 2008 se desencadenaran los efectos más devastadores de la crisis, el SAT comenzó con una campaña de movilizaciones para denunciar a los auténticos responsables de la misma. Ocuparon sucursales bancarias en Sevilla y Granada. Ocuparon la mayor inmobiliaria de Andalucía en Osuna, el Aeropuerto de Málaga, la estación del AVE en Córdoba, o las instalaciones de Canal Sur, entre otras. Como consecuencia de todo ello, podemos decir que el SAT es el sindicato más represaliado de toda Europa, sobre el que pesan actualmente más de 500.000 euros en multas, y peticiones, en total, de más de 150 años de cárcel. Más de 500 militantes del sindicato tienen frentes judiciales abiertos, y todos sus dirigentes han sido multados o han pasado por los calabozos.  

 

Recientemente, uno de sus dirigentes, Andrés Bódalo, responsable del SAT en Jaén y miembro del Consejo Local de IU en dicha ciudad, intervino en la Academia de Pensamiento Crítico de la organización Socialismo 21, donde vertió la filosofía y acciones del sindicato, y la necesidad de proyectar dicha valentía, respuesta y organización a la calle, a la hora de organizar la rebeldía contra las actuales políticas del Gobierno del PP. Ha defendido, como hace el sindicato, la necesidad de pasar a la acción directa, de autoorganizarse, y de aumentar la lucha permanente en la calle. El pasado 28 de Febrero, Día de Andalucía, el SAT participó, junto a otras 45 organizaciones sociales, como el 15-M o Stop Deshaucios, en un asalto pacífico al Parlamento de Andalucía, para protestar por los recortes en la política de la Junta, y contra el pago de la deuda.

 

Y como es natural, la demoledora crítica del SAT se extiende también a las cúpulas de los sindicatos mayoritarios, CC.OO. y UGT, que representan el "otro" sindicalismo, es decir, el sindicalismo acomodado, institucional y prudente. Representan todo lo contrario al sindicalismo del SAT, pues participan, aún cuando realicen campañas en aparentes defensas de los derechos de los trabajadores, en todas las alianzas que han desarrollado los Gobiernos del PSOE (incluso algunos del PP) para debilitar la fuerza de la clase trabajadora, aplicando reformas laborales parciales que cada vez hacen disminuir los derechos de la clase obrera. Deberían aprender del SAT, en vez de invitar, como acaba de hacer CC.OO. en su X Asamblea Confederal, al mayor dirigente de la CEOE, Juan Rosell, después de sus despectivas declaraciones al funcionariado, entre otras.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

cristina 03/07/2013 23:10


Sr Silva:leí su artículo sobre El País (o lo que queda de él),y estoy totalmente de acuerdo. Me parece una verguenza ver como el "afamado sistema occidental",que todos los rateros y muchos tontos
defienden sin saber realmente en qué consiste,pervierte todo lo que toca. El periodismo, que debería ser una forma de vigilar y controlar a los fuertes para que no se salgan de madre, se ha
convertido en su alcahuete, y lo más triste es que infinidad de periodistas se presten a divulgar mentiras y a engañar a sus propios conciudadanos, contribuyendo a destruir el país en que viven a
cambio de conservar el empleíto.¡A que miseria se ha rebajado tanta gente hoy!si tuvieran un poco de dignidad, renunciarían antes de mentir con tanto descaro. Personalmente me asquea la campaña
contra el hoy difunto presidente de Venezuela,Chávez, pues me consta la miseria que carcomía un país rico, el hambre,la falta de la mínima atención médica,el analfabetismo y la falta de
educación,con o sin calidad, de la mayoría de la población que imperaban cuando ese hombre llegó al poder, y cómo revirtió todo eso y más en un esfuerzo colosal contra, principalmente, los
grandes medios de comunicación, para quienes Chávez era un estorbo al expolio que los hizo multimillonarios por generaciones. Realmente,hace tiempo que El País se volvió una hiena,un buitre,y si
denuncia algo hoy en la propia España, sospecho que es más para sacar más en el reparto del botín que se avecina con las privatizaciones que por otra cosa.Es lamentable, todos deberíamos dejar la
pereza mental de creer lo que nos dicen y volvernos más críticos de lo que leemos; al fin y al cabo, dejarse engañar por esta gente SÍ SALE CARO.Y debería importarnos más el daño que se hace al
vecino, porque los próximos podemos ser nosotros.De hecho, España está en vías de ser tercer mundo, aunque aún así tendréis mucho más de lo que tenía Venezuela antes de Chávez, que
era:hambre,miseria,cientos de niños que morían cada año al llegar la época de lluvias,bandas de niños indigentes durmiendo en las calles,y un grupito (siempre el mismo grupito)repartiéndose casi
todo el ingreso del país y ahora resentidos porque los hijos de los pobres pueden ir a la universidad sin pagar un centavo,lo que los iguala con los hijos de los acomodados.Y lo más triste del
periodismo canalla es que el periodista que se preste a mentir o repetir mentiras sin confirmarlas para no perder el empleo,mañana acabará igual en la calle. Más les valdría renunciar antes y
conservar un mínimo de dignidad.

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías