Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
8 octubre 2015 4 08 /10 /octubre /2015 23:00

Y aún en nuestra vida cotidiana, además de todo lo ya referido en anteriores artículos de la serie, observamos gestos y hechos que asumimos como normales, pero que no deberían serlo bajo un Estado laico. Por ejemplo, a cada presentación anual de su Memoria de Actividades, la Conferencia Episcopal no sólo convoca a los medios de comunicación de su propiedad, más o menos locales, sino a todos los medios de comunicación públicos y privados de ámbito estatal y mayoritario, aprovechando para difundir su semblanza de la situación social y política del momento, lo cual es complementado por las típicas preguntas de los periodistas presentes en el acto. Dicha Memoria, por supuesto, y a la luz de lo que hemos venido contando, no puede entenderse en ningún caso como una completa auditoría contable de la jerarquía católica y de los bienes y recursos de la Iglesia, sino simplemente como el resultado de la información que la propia Iglesia quiere publicar. Ni incluso bajo la posibilidad de que dicha Memoria haya sido encargada a empresas consultoras externas, como ocurre actualmente. 

 

Y las cuentas no cuadran con una Institución que, si obedece al Papa Francisco, debería estar pensada y entregada a los pobres. Porque, según la Memoria Anual de 2013, cuyos datos tomamos para estos comentarios, los recursos económicos obtenidos por la Iglesia se dedican a pagar los sueldos de los sacerdotes, la seguridad social del clero (16,3 Mill.€), los emolumentos de los obispos y el funcionamiento de la Conferencia Episcopal (4,7 Mill.), el IVA de la rehabilitación de templos (4,8 Mill.), el mantenimiento de centros de formación o Facultades eclesiásticas (5,7 Mill.), o las campañas de agitación y propaganda (4 Mill.). A la "función social" de la Iglesia sólo se dedica la aportación a Cáritas (6 Mill.), lo que supone sólo el 2,4% de todos los recursos obtenidos por la vía del IRPF. No obstante y afortunadamente (en contra de lo que la propia Iglesia afirma en sus Memorias), el número de declaraciones "a favor" de la "X" a la Iglesia Católica va disminuyendo paulatinamente de un año a otro. Durante la última década, en torno al 66% de los declarantes omite la famosa "X" a la aportación de la Iglesia. Y un dato curioso: 5,9 Mill€ son para aportación de capital para la cadena 13TV, dedicada a proclamar soflamas y todo tipo de campañas de desprestigio para las formaciones políticas con ideario de izquierdas. No podía ser de otra manera, con lo cual, si nos quedaba alguna duda, el círculo se cierra. 

 

Y es que, ahora como ayer, la función de la Iglesia no es sólo mantener una extensa y profunda red de sacerdotes y religiosos cuya estructura pueda garantizar la difusión de su particular moral e ideología ("la doctrina de la fe", según ellos la llaman), sino además, como principales actores vehiculares del pensamiento dominante, garantizar la presión y el control político y moral sobre el mayor porcentaje posible del conjunto de la ciudadanía. Ya no tenemos, como en el pasado, Obispos, Cardenales y Papas que se codeen de tú a tú con Reyes y Príncipes (entre otras cosas, porque van quedando cada vez menos Reyes y Príncipes), pero tenemos Obispos, Cardenales y Papas que se alinean con las directrices de la derecha más abyecta y retrógrada, y cuyo reaccionario pensamiento se encargan muy bien de difundir. Y para eso, claro está, también necesitan sus propios recursos, obtenidos del Estado. Hoy día, con el panorama actual de los medios de comunicación, la Iglesia influye en la conciencia ciudadana desde sus púlpitos, desde sus Universidades, desde sus periódicos, desde sus cadenas de radio y televisión, desde sus aulas, desde sus editoriales, desde la caverna mediática cómplice con las doctrinas católicas, desde sus confesionarios, y mediante sus campañas de proselitismo, agitación y propaganda. Y todo ello, socialmente aceptado, legitimado y apoyado desde las más altas instancias políticas e institucionales.

 

Sin ir más lejos, ante la celebración de las recientes Elecciones catalanas, y ante el "desafío" soberanista (que era, únicamente, el reclamo del derecho de autodeterminación y de una plena democracia) planteado por algunas fuerzas políticas, el Cardenal Cañizares, Arzobispo de Valencia, convocó "una vigilia por la unidad de España", con motivo de la apertura del curso en la Universidad CEU-Cardenal Herrera. El Cardenal hizo pública una Carta Pastoral en la que llamaba a "orar por este motivo". Sin más comentarios. Otro dato que la Memoria de la Conferencia Episcopal revela, y que viene siendo bastante polémico, es la cifra relativa a la cantidad de personas que en nuestro país asisten a misa de forma regular. La Memoria de 2013 habla de 10 millones de personas, pero no se indica nada acerca de los métodos de obtención o estimación de este dato, y la consultora autora del informe (PWC) no proporciona ninguna referencia, con lo cual hemos de concluir que dicha cifra se obtiene por arte de magia, o por acto de fe. Ignoramos qué procedimientos de comprobación u obtención de evidencias suficientes soporta esta información. También se detallan la cantidad de bautizos celebrados, que desciende en un 5,5%, y desde 2010 acumula una bajada del 27%. Estos datos también pueden ser extrapolados a la celebración de matrimonios eclesiásticos, y algunas otras celebraciones (comuniones, etc.) que vienen registrando datos decrecientes desde hace algunos años. 

 

Pero el caso de los bautizos es bastante particular, porque como argumenta Enrique Ruiz del Rosal, miembro de la Junta Directiva de Europa Laica y autor de la crónica a esta Memoria Anual de 2013 de la Conferencia Episcopal que estamos recogiendo para la presente entrega: "¿Pueden imaginarse a un recién nacido al que sus padres, por afinidad ideológica, afiliaran al PSOE, le hicieran el carné del PC, lo apuntaran al PP o lo hicieran socio de una organización atea? Sin duda sería un acto brutal, pero sobre todo, estúpido. Pues estos actos son de la misma naturaleza (atentados a la libertad de conciencia individual, y por tanto, anticonstitucionales) que el "bautizo en la fe católica". Y esta situación se produce ante la aquiescencia de los tres poderes básicos del Estado: el Parlamento, el Gobierno y la Judicatura". Perfectamente de acuerdo, aunque también hay que señalar que el bautizo no es el único acto de esta naturaleza que se practica por los padres a sus retoños, ya que también son frecuentes, en esta alienada y alienante sociedad en que vivimos, los actos de registrar a los bebés como socios en determinadas Cofradías de Semana Santa, o bien, darlos de alta en la afición a determinados Clubes de Fútbol. Y además, los padres que practican estos aberrantes actos suelen estar bastante orgullosos de ello. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías