Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 noviembre 2015 2 03 /11 /noviembre /2015 00:00

Allí donde pone «disturbio» debemos leer «violencia estructural», y allí donde leemos «violencia estructural» debemos leer «pobreza», «injusticia», «abandono», «represión», «abuso de fuerza», «desigualdad» y «discriminación». He escuchado el mejor resumen de lo sucedido [en Baltimore] en palabras de un periodista satírico: «Señores, el estado de emergencia debió declararse hace cinco décadas, cuando se dispararon los indicadores de desigualdad social»

Alicia García (Profesora de la UB)

Habíamos introducido ya en el último artículo de esta serie, en relación con el tema del racismo institucional estadounidense, el tema del negocio carcelario en USA. En efecto, desde comienzos de la década de los 80 (1983) se comienzan a construir estas cárceles privadas, y para ponerlas en marcha con total dedicación, las empresas implicadas en el nuevo "negocio" crearon un lobby que presionó al respecto, incluso compró a determinados parlamentarios de la época, con el fin de que aprobasen leyes que permitiesen detener y encarcelar a un mayor número de personas, la mayoría negras, de ahí que Estados Unidos pasase progresivamente de tener 150 presos por cada 100.000 habitantes, un ratio más acorde con el resto de países, a tener en sus cárceles 750 presos por cada 100.000 habitantes, según las cifras ofrecidas por los observatorios carcelarios. Las empresas del negocio carcelario han construido desde entonces 150 nuevas prisiones.

 

Desde Ronald Reagan (uno de los presidentes más incultos y patéticos de su historia), todos los presidentes han aprobado programas carcelarios que han contribuido, en mayor o menor medida, a aumentar el número de cárceles privadas, y progresivamente, el número de encarcelados, porque como afirmábamos en nuestro último artículo, el negocio ha de ser rentabilizado. Estamos ante una política de Estado en USA, en lo relativo a este asunto. Incluso el Presidente Obama tiene su propio programa al respecto. Y como decimos siempre, esto ocurre en el país que se cree paladín mundial de los derechos humanos, y que los utiliza como pretexto para criticar y atacar a otros países. Tomo pie a continuación en un estupendo artículo de Silvia Arana, que explica la vertiente esclavista del negocio carcelario estadounidense, basado a su vez en una entevista a los fotógrafos Chandra McCormick y Keith Calhoun, que llevan tres décadas documentando la experiencia afroamericana en Nueva Orleáns y otras áreas del Estado de Louisiana. Allí existe el Complejo Industrial-Carcelario llamado "Angola", construido entre 1980 y 2013. 

 

Silvia Arana nos informa de que la Penitenciaría Estatal de Louisiana, conocida como "Angola", es la cárcel de máxima seguridad más grande de Estados Unidos. Ubicada a unos 250 km. de Nueva Orleáns, fue fundada en 1869 en terrenos donde originalmente había extensas plantaciones de algodón y de caña de azúcar, cultivadas por esclavos. La más extensa de ellas recibió el nombre de Angola, por la procedencia de los esclavos que en ella trabajaban. Desde su origen, la cárcel se rigió por un brutal sistema de trabajos forzados de los presos (mayoritariamente negros), bajo la supervisión de capataces (mayoritariamente blancos), montados a caballo, escena típica que aparece en varias fotografías de la serie que han expuesto dichos autores. El Estado sureño de Louisiana ha sido bautizado como "capital de las prisiones del mundo", por poseer el mayor ratio de presos del planeta. Se creó también la expresión "cárcel-granja", para referirse a este sistema carcelario que explota el trabajo forzado de los presos, en su mayoría de ascendencia afroamericana. Vamos a recoger literalmente un texto que consta en dicha exposición, de una esclava que estuvo seis años y medio presa antes de escapar de una prisión de alta seguridad de Nueva Yersey, en 1979. Desde 1984 está refugiada en Cuba.

 

Pues bien, el texto en cuestión dice lo siguiente: "¿Sabe que la esclavitud es ilegal? No, está equivocada. La esclavitud fue ilegalizada pero con una excepción, la cárcel. La esclavitud es legal en las prisiones --dijo la guardiana. Investigué y ella tenía razón. La decimotercera enmienda a la Constitución dice: "Ni en Estados Unidos ni en ningún territorio bajo su jurisdicción habrá esclavitud ni trabajo forzado, excepto como castigo de un delito por el cual el responsable haya sido debidamente condenado". Bueno, esto explica muchas cosas. Explica porqué las cárceles de todo el país están repletas de gente negra y del Tercer Mundo, porqué muchas personas negras no pueden hallar trabajo y se ven forzadas a hacer cualquier cosa para sobrevivir. Una vez que uno está en la cárcel, hay mucho trabajo, y si no lo quieres hacer, te dan una paliza y te echan en un hoyo...Las prisiones son un negocio muy rentable. Son una manera de perpetuar legalmente la esclavitud. En todos los Estados se siguen construyendo prisiones. ¿Quiénes irán a estas cárceles? Sin ninguna duda, no será gente blanca. Las prisiones forman parte de la guerra genocida del gobierno contra la gente negra y del Tercer Mundo". Creo que sobran más comentarios. Y del tema del racismo y de las cárceles al tema de la tortura, que comenzaremos a desarrollar en la próxima entrega de esta serie. Llevamos 33 entregas, y aún nos queda por contar mucho sobre el estado de guerra permanente que representa USA.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías