Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
25 mayo 2016 3 25 /05 /mayo /2016 23:00
Autor: Josetxo Ezcurra

Autor: Josetxo Ezcurra

El TTIP pretende institucionalizar el neoliberalismo legal y jurídicamente, reduciendo el margen de maniobra de cualquier gobierno mínimamente progresista

Raúl Navas

Las reacciones del establishment a las campañas anti-TTIP que estamos haciendo los medios alternativos, los movimientos sociales, los blogueros, las asociaciones de consumidores, y algunas fuerzas políticas, no se ha hecho esperar. Diversas manifestaciones, que vamos a ir relatando, se están desarrollando en un intento de salir al paso de las campañas que llevamos realizando para la concienciación ciudadana ante la aberración que supone este "tratado comercial". Y todo ello se ha producido, sobre todo, a raíz de la filtración que ha llevado a cabo la organización ecologista Greenpeace Holanda, ante la cual, evidentemente, se ha armado mucho revuelo. Bien, una de las primeras manifestaciones ha sido la de enviar funcionarios desde Bruselas a los Ayuntamientos españoles que se han declarado "anti-TTIP", y que suelen corresponder con los que hemos denominado "Ayuntamientos del cambio". Pablo García nos lo cuenta en este artículo del diario.es, al que remitimos a los lectores para una mayor información. Hemos de advertir, de entrada, que las administraciones locales son las que tienen mayor peligro, ante el tratado, de perder su soberanía. 

 

Inicialmente, dos empleados de la Comisión Europea se reunieron hace aproximadamente un mes con representantes del Ayuntamiento de Barcelona, dirigido por Ada Colau, por ser el más beligerante contra el TTIP. Pero también se han enviado cartas a otros consistorios críticos con el tratado, como el de Sevilla, gobernado por el PSOE. Y según propias declaraciones de la CE, no se descartan conversaciones con otras Administraciones. En la ciudad condal, de hecho, tuvo lugar una gran manifestación ciudadana, seguida por miles de personas, advirtiendo de los peligros del TLC. Pero no sólo nuestro país registra oposiciones a la firma del tratado, ya que se ha conocido que más de la mitad de la población de algunos países ricos como Holanda, Alemania o Luxemburgo, también están en contra del tratado. En España concretamente, y a raíz de las últimas Elecciones Autonómicas y Municipales de mayo de 2015, cinco Comunidades Autónomas y 150 Ayuntamientos se han autodeclarado como "Zonas libres de TTIP". También tuvo lugar en Barcelona el Primer Encuentro Paneuropeo "Autoridades locales y la nueva generación de Tratados de Libre Comercio", que reunió a políticos, intelectuales y activistas en contra del TTIP. Y todo esto ha de organizarse, y muchas campañas más, para dar visibilidad al peligroso tratado, cuya ocultación al conjunto de la ciudadanía ha sido más que notable. 

 

En efecto, en esta sociedad de la comunicación, informatizada y globalizada, para que algo no exista, basta con que no se hable de ello. La ocultación de la información, o simplemente el hecho de ignorar un problema, un hecho o una información, son bastante para que dicho acontecimiento se ignore también por parte de la ciudadanía, y sólo el tratamiento que puedan hacer los medios alternativos pueda ser un vehículo para sacar a la luz ciertos aspectos de nuestra sociedad que los medios mayoritarios y convencionales ignoran a propósito. Lo estaban consiguiendo de hecho hasta la filtración masiva de Greenpeace, y a partir de ahí, las instituciones europeas ya se han visto obligadas a realizar masivas campañas, a todos los niveles, para limpiarle la cara al tratado, suavizar sus perversos efectos, mentir sobre sus terribles alcances, e intentar conseguir, al menos, reducir el impacto negativo que las campañas alternativas anti-TTIP están consiguiendo. Y en ésas estamos. Los partidos mayoritarios, PP y PSOE, que votan juntos el 75% de las veces en el Parlamento Europeo, se han encargado muy bien de que el asunto del TTIP no estuviera en el debate público, por tanto, que no se conociera, que fuera, simplemente, silenciado, aplicando la máxima de que aquéllo que no se conoce, de lo que no se habla, simplemente no existe. 

 

Pero el tiro les ha salido por la culata. Incluso dentro de las filas locales y de la militancia de base del PSOE se están levantando muchas voces críticas y contrarias al tratado, denunciando que su partido apoya en el Parlamento Europeo al diabólico tratado comercial. Y por su parte, como decimos, el intercambio de experiencias y de estrategias comunes para plantar cara al TTIP está cada día más organizado, lo cual explica también las prisas y el interés de las instituciones europeas y norteamericanas por aprobar el tratado cuanto antes. De entrada, y a raíz de ese I Encuentro Internacional de Municipios contra el TTIP, se ha reivindicado más democracia y transparencia ante estos asuntos, es decir, que los representantes y la ciudadanía en general sean escuchados, y sus criterios tenidos en cuenta, en cuantos aspectos conciernan a su vida cotidiana. A nivel europeo, más de 40 municipios se han adherido a este encuentro y han firmado sus conclusiones, tales como Colonia, Viena, Birmingham, Bruselas, A Coruña, Zaragoza o Ibiza. Y por supuesto Barcelona, que se ha erigido en capital de la resistencia contra el TTIP. Tampoco se ha quedado atrás el Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena y su fantástico equipo, liderado por Carlos Sánchez Mato. 

 

En dicho encuentro también asistieron representantes del otro lado del Atlántico, para explicar a los asistentes el movimiento de rechazo de buena parte de la ciudadanía estadounidense ante este tratado, tal y como ocurrió con experiencias precedentes como el NAFTA (firmado entre Estados Unidos, Canadá y México), y donde se comprobó que efectivamente se cumplieron los malos augurios, y el tratado sólo trajo desventajas para la población. Así que en USA también tenemos un importante movimiento de ciudades contra el TTIP, que superan ya las 100, y entre las que se encuentran ciudades tan significativas como Miami o Seattle. En el contexto de este encuentro, también se acordó la creación de redes de colaboración comercial y de conocimiento y apoyo mutuo entre los municipios que se declaren contrarios al tratado, tanto europeos como estadounidenses. Pero por supuesto, frente a las lógicas neoliberales del tratado comercial TTIP, basadas en la competencia, estos acuerdos comerciales acordados en este ámbito estarán basados en la colaboración, en la cooperación y en políticas económicas y comerciales dirigidas a satisfacer las necesidades de la población, en lugar de a las grandes corporaciones. Larga vida por tanto a estas manifestaciones y acuerdos de los ayuntamientos contrarios al TTIP, una buena semilla para sembrar la oposición firme y global al tratado. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías