Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 septiembre 2013 2 17 /09 /septiembre /2013 23:00

España ha perdido unos cuantos puestos (del número 22 del anterior Informe al 38 actual) en el Informe sobre Felicidad Mundial cuya segunda edición acaba de publicar Naciones Unidas. Este Informe mide el grado de bienestar y de felicidad de 156 naciones del mundo, con el supuesto objetivo de servir como guía y tendencia para las políticas públicas de sus respectivos Gobiernos. Este ranking mide para su realización seis variantes: el producto interior bruto per cápita, las posibilidades de llevar una vida saludable, el respaldo social, la libertad personal para tomar decisiones vitales, la ausencia de corrupción y la generosidad. Como señala el Informe, la Felicidad es importante no sólo por sí misma, sino porque garantiza una mayor esperanza de vida, ser más productivos, tener sueldos más altos y ser mejores ciudadanos. En términos generales, y según este Informe y sus indicadores, la Felicidad media del planeta se encuentra en un modesto 5,1 sobre 10.

 

informe_felicidad4.jpgParece que el capitalismo, como sistema económico dominante en el mundo, es también incompatible con la Felicidad. ¿Y quiénes son los más felices del mundo según este Informe? Pues como era de esperar, en esta segunda edición continúan los primeros en el ránking los países nórdicos (Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia, etc.). Curiosamente, los Estados Unidos han pasado del puesto 23 al 17. En general, los PIIGS europeos estamos cada vez peor, y en ese grupo, Grecia ha sido el país que ha experimentado una mayor bajada en el ránking, seguida por España, Italia y Portugal. ¿Hay alguien que se sorprenda de este hecho? En la cola de la lista figuran, sobre todo, países africanos. Debemos decir en primer lugar que esto de la supuesta "medición" de la Felicidad es algo muy complicado, porque ante todo, la Felicidad es una actitud vital del ser humano.

 

informe_felicidad3.jpgRecomiendo a mis lectores el artículo publicado en este mismo Blog en la Sección de Psicología, que se titula "La Felicidad como un destino: el falso concepto". Allí explicamos básicamente cómo la Felicidad no puede entenderse como un recorrido, como una meta a alcanzar, porque siempre habrá "piedras" en ese camino que nos harán perder o retrasar la consecución de la misma. La Felicidad, por tanto, ha de ser entendida no como un destino, no como un objetivo, sino como un estado personal, íntimo, como una actitud ante la vida. La Felicidad, por tanto, está en el propio trayecto vital, y como tal debe ser estudiada, aplicada y entendida. Y en este sentido, los países mediterráneos tenemos a nuestro favor para la causa de la Felicidad nuestro estilo de vida, más abierto, más alegre, más desenfadado.

 

informe felicidad1No obstante, y volviendo al citado Informe, pensamos que el grado declarado de Felicidad, así como otros indicadores subjetivos, son los que deberían en primer lugar medir el grado de bienestar social de los países, de las sociedades, de los pueblos. Hasta ahora, el tan cacareado "progreso social" se ha venido midiendo y observando bajo otros criterios e indicadores, tales como el PIB (Producto Interior Bruto), que representa al conjunto de la riqueza nacional, pero no tiene en cuenta otros factores en su medición, ya que se basa únicamente en factores económicos objetivos, cuantificables, medibles y monetarizados, sin embargo no tiene en cuenta, por ejemplo, los costes de la huella ecológica, o la redistribución y el reparto de dicha riqueza nacional. Es un indicador, pues, muy sesgado, a la hora de hacerse una composición de lugar en torno al grado de Felicidad de la población.


informe_felicidad2.jpgPor tanto, y si comenzamos a tener en cuenta esos otros factores, empezaremos a comprender porqué países como el nuestro no podrían sentirse muy felices desde estos puntos de vista: ¿alberga mucha Felicidad el hecho de poseer niveles de desigualdad social tan impresionantes como en España? ¿Puede ser feliz una sociedad que soporta niveles tan aberrantes de paro, de pobreza, de exclusión, de hambre y de miseria? ¿Podemos ser felices cuando a nuestros líderes políticos no les pasamos del 3 en valoración social? ¿Puede ser feliz una población tan domesticada como la nuestra, a lo largo de los años de falsa democracia, donde no se cumplen los derechos fundamentales al trabajo, a la vivienda, a la justicia, etc.? Mejoremos estos otros "indicadores" sociales, y seguro que aumentaremos también el grado de Felicidad colectiva e individual.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías