Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 noviembre 2013 2 12 /11 /noviembre /2013 00:00

El tema de la cultura energética y de la política en este sector está cada vez más en el candelero, pues una de las grandes facetas de esta crisis que estamos viviendo, ya lo hemos comentado en muchos otros artículos, es también energética. Vamos a profundizar un poco más en esta breve serie de artículos en los diferentes frentes que tenemos abiertos con respecto a este tema. Necesitamos cambiar el irracional modelo actual por otra forma sostenible y democrática de cultura energética, ya que el actual modelo, basado en la explotación intensiva e irresponsable de las fuentes de energía, y que ha hecho posible el desarrollo capitalista, llega a su fin por el agotamiento de los recursos fósiles, la competencia por los mismos, su mayor coste y los nefastos efectos ambientales provocados por un sistema ecológicamente insostenible.

 

cultura_energetica11.jpgEn el caso español, las consecuencias se agravan por la fuerte dependencia exterior de nuestro sector energético, y por el mantenimiento a toda costa de un modelo irracional e ineficiente, que sólo beneficia a las grandes transnacionales, mientras se olvida de los enormes costes económicos, humanos y medioambientales que conlleva. Estamos pues obligados a un cambio radical, ya que la salida de la actual crisis pasa también por construir una nueva cultura energética, que permita otro modelo productivo, una alternativa sostenible basada en las energías renovables, y una democratización de los recursos. Vamos a centrarnos en los pilares fundamentales de la última reforma energética propuesta por el Gobierno, donde se constatan claramente las tendencias. La idea base la expresa muy bien Cote Romero, en su artículo "La reforma energética contra todos": "La reforma energética que está promoviendo el gobierno debemos enmarcarla dentro de esta lógica, porque resulta que la energía, más que en ningún otro sector, la tecnología hace posible cuestionar radicalmente esta tendencia hacia la concentración. Es el flanco débil de la estructura construida por los poderosos. Por una simple razón, es difícil que un pequeño taller textil pueda competir en costes con la producción globalizada, masiva y explotadora de las grandes cadenas de moda. Pero, en el mundo de la energía resulta que para el consumidor, un modelo distribuido de producción y consumo basado en el uso eficiente de la energía, en el ahorro y en las tecnologías renovables (en las que la materia prima es gratuita) es más barato que el modelo centralizado".

  

cultura_energetica12.jpgDe ahí el interés del poder económico en neutralizar cualquier otro modelo energético que rompa con esta tendencia, por muy positivo que resulte socialmente considerado. El acoso del gran oligopolio eléctrico al mundo de las energías renovables es feroz, y tienen de su lado a su lacayo, el poder político, que les prepara muy bien el terreno. De ahí que la reforma del sector que se está llevando a cabo por el gobierno, sea al dictado de la patronal UNESA, y que sean éstos los únicos que salen indemnes frente a los sacrificios que la nueva normativa exige al resto de los agentes: consumidores, contribuyentes y productores de energías renovables. En nuestro país tenemos un mercado energético distorsionado y opaco, que oculta mecanismos perversos de ayudas encubiertas a las grandes eléctricas y a los grandes consumidores. Pero se han encargado de hacer creer a la opinión pública que el origen de éste son las primas de fomento a las energías renovables. Desgraciadamente, hay que ser experto para entender que esto no es así, no obstante el escándalo es ya tan manifiesto que la ciudadanía empieza a ver que aquí hay gato encerrado.

 

cultura_energetica13.jpgEn cuanto a la factura de la luz, lo que se ha hecho básicamente ha sido incrementar la parte fija de la misma (la que refleja los supuestos costes del sistema), marcando una tendencia hacia la tarifa plana, decrementando el peso de la parte de la factura que regula el nivel concreto de consumo energético. Esta medida penaliza al consumidor que ahorra energía y hace un uso eficiente de la misma, pero además es tremendamente injusto, contemplando el creciente nivel de pobreza energética que tenemos en nuestro país, con cada vez mayor número de personas que no pueden costearse mantener su casa caliente en invierno. La auténtica motivación de esta estrategia es desincentivar a los ciudadanos que instalen en el ámbito doméstico plantas de generación de energías renovables. El objetivo por tanto es impedir el desarrollo del autoconsumo energético, y que esto tenga un reflejo en la factura de la luz. Por la energía que se produce y que se va a autoconsumir sin pasar por la red, se impone un peaje de respaldo, término acuñado por Iberdrola, para costear los pagos por capacidad, es decir, para sufragar a las plantas privadas de ciclo combinado de gas.

 

cultura_energetica14.jpgY una vez más, las energías renovables son las grandes víctimas del sistema. Las grandes corporaciones, agrupadas en la Patronal UNESA, han desplegado todo su poderío e influencias para expulsar a la competencia del mercado, y verter a la opinión pública todo tipo de infundios sobre el mundo de las energías limpias y sostenibles. De ahí que el parque renovable existente vuelva a sufrir recortes económicos de manera retroactiva. Dejan de ser retribuidas conforme a una prima aprobada en normas anteriores para ser retribuidas a precio de mercado más un complemento a la inversión. En última instancia va a suponer un recorte significativo e injusto de los ingresos que el BOE se comprometió a pagar a los que apoyaron con su dinero la producción limpia de electricidad. Parece, pues, que para este Gobierno y para el nido de buitres que representan al oligopolio eléctrico en nuestro país, los dos grandes desafíos que como sociedad debemos enfrentar, en cuanto a generación y consumo de energía se refiere, como son el cambio climático y la escasez de combustibles fósiles, no fuera con ellos, ni tuviese nada que ver con nuestro actual modelo energético, más depredador e injusto que nunca.

 

cultura_energetica15.jpgEn fin, sólo nos queda actuar, como en tantos otros ámbitos de esta bárbara sociedad que están construyendo, desde la iniciativa popular y ciudadana. No esperemos mucho más de este Gobierno, fiel aliado del gran capital, con grandes puertas giratorias para cargos que se mueven a su antojo desde el sector público al privado, y que se cocinan en la trastienda los nuevos pactos y tratados que les blindan su impunidad y su poder ante la ciudadanía. Desde septiembre de 2012 existe la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, cuyo objetivo fundamental es fomentar una nueva cultura de la energía más sostenible y respetuosa, apoyando a los sectores renovables, y a las cooperativas de energía verde que están surgiendo por todo el territorio, y facilitar a los ciudadanos la posibilidad de apoyar con microparticipaciones los proyectos de energía limpia que se ponen en marcha. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías