Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
17 julio 2014 4 17 /07 /julio /2014 23:00

"Si para ganar votos tenemos que hacer cosas que van contra nuestra conciencia, que se queden con los votos. Y esto es importante, porque se está en política al servicio de políticas, de cosas que uno cree, el sillón por el sillón no sirve para nada"

(Julio Anguita)

 

 

 

 

Acabamos de asistir a la última elección para la Secretaría General del PSOE, al frente de la cual va a estar Pedro Sánchez, una joven promesa según unos, que viene avalado por nombres como Miguel Sebastián o José Blanco (ex Ministros de Zapatero), y que creemos representa una clara línea de continuismo en el partido. Durante la recogida de avales y la posterior campaña, no se han visto señales de un giro a la izquierda, de propuestas claras de transformación, sino más de lo mismo: bonitas palabras, declaraciones de intenciones, pero nada más. Según el recién elegido Secretario General, el PSOE no tiene que girar a la izquierda, porque tiene "su propio espacio". Quizá el único candidato capaz de resituar al PSOE y recobrar algo de su credibilidad perdida hubiera sido Juan Antonio Pérez Tapias, de la corriente Izquierda Socialista, pero no ha podido ser. Por su parte, Eduardo Madina, "socialista vasco", según su propia definición, al que no le hemos escuchado ni una sola propuesta de izquierdas, más allá de las firmes promesas de "renovación" del partido, y de derogación de todas las leyes del PP si llegara al Gobierno.

 

Declive_PSOE1.jpgTenían una oportunidad de oro para realizar (aunque fuese con nula credibilidad) una serie de propuestas de auténtica izquierda, y de alinearse con los programas políticos de la izquierda transformadora de este país (IU, Podemos, Equo, Compromís, etc.), pero han preferido quedar, de nuevo, en la ambigüedad, en la indeterminación, en la prudencia, en la moderación, y seguramente, en el engaño. Creo que se avecina el descalabro final del PSOE, la autodestrucción de un partido político que lleva mucho tiempo jugando a autodestruirse, practicando el engaño masivo, la traición a su militancia de base, la traición a los postulados de la izquierda, y la traición a sus principios fundacionales. Porque lo cierto es que los dos partidos mayoritarios, que han gestionado el sistema desde la Transición, con sus políticas neoliberales más o menos edulcoradas, intrínsecamente corruptos en su gestión, son considerados mayoritariamente como parte del problema, en vez de formar parte de la solución.

 

Declive_PSOE2.jpgAfortunadamente, su declive es imparable, pues por fin la ciudadanía se ha dado cuenta del auténtico valor y sentido de esta formación política. Se apuntan perspectivas de una hegemonía en la izquierda, que puede aparcar al PSOE en el lugar que le corresponde después de tanto engaño y tanta manipulación, por las políticas que viene practicando desde hace varias décadas. De hecho, ha quedado ya relegado a una posición testimonial en el electorado de las nacionalidades históricas de este país (salvo en el caso de Andalucía, pero todo se andará), y en muchos puntos del resto del Estado Español se ve superado por la suma de votantes de otras opciones a su izquierda, posición que podría haber ocupado el PSOE perfectamente si no llevase tanto tiempo jugando a ser un partido del régimen. Pero al final, los precios se pagan, y lo están pagando, y lo van a seguir pagando. Para contribuir a su descalabro disponen también de una serie de "dinosaurios" en el partido, que en vez de ayudar, representan un lastre, por sus continuas meteduras de pata, inconsistencias, incoherencias y contradicciones. Además, la mayoría de ellos/as son fieles practicantes de las llamadas "puertas giratorias", y hoy desempeñan altos cargos en las grandes compañías privadas del país. Remito a los lectores al artículo titulado "Los dinosaurios del PSOE", que publicamos no hace mucho tiempo en este mismo Blog.

 

Declive_PSOE3.jpgY como decimos, llevan mucho tiempo haciéndole daño al socialismo auténtico, contribuyendo a crear de él una imagen manida, fracasada y cómplice de la situación de crisis-estafa que padecemos. No es sólo un fenómeno español, pues toda la socialdemocracia europea navega en el mismo barco, en el barco de la confusión y de la manipulación. Cada vez que usan en sus declaraciones la palabra "socialismo" o "socialistas" contribuyen a echar tierra encima a una corriente política, telonera del comunismo, pero pieza fundamental para acabar con el capitalismo. En efecto, poco valor tendrían unos gobiernos de "izquierda" si no son capaces de negarse a pagar la deuda, de recuperar los servicios públicos privatizados, de nacionalizar los sectores estratégicos, de derogar todas las últimas reformas laborales (incluidas las que ellos mismos aprobaron) y las leyes limitadoras de derechos, de democratizar la economía y la política, de derogar la modificación al artículo 135 de la Constitución, de descentralizar la política territorial y local, con el reconocimiento del derecho a la autodeterminación de los pueblos incluido...

 

Declive_PSOE4.jpg¿Propondría el PSOE de Pedro Sánchez estas políticas? Evidentemente, NO. Porque estas políticas no están en su onda, no son sus credenciales. El PSOE lleva varias décadas renegando de la izquierda, prefiriendo pactar con el PP o con las fuerzas conservadoras nacionalistas. Y así le ha ido. Si hubiese sido coherente desde el principio, otro gallo le cantara. Pero ya lo dijo Zapatero antes de decretar los famosos recortes de mayo de 2010: "Vamos a hacerlo cueste lo que cueste". Y vaya si les está costando. Y más que les va a costar. En fin, el PSOE se ha convertido en un partido crecientemente derechizado, con una pérdida del impulso y la conexión social que pudo tener en sus primeros años. Hoy día, la mayor parte de sus cuadros están formados por gente que practica un discurso burocrático alejado de la realidad de las personas, de su vida cotidiana, y que únicamente sacan la bandera de la izquierda cuando quieren "diferenciarse" del PP. Por su parte, la cuestión nacionalista catalana ha sido tratada con el mismo desprecio a la ciudadanía que practica el PP, negando el derecho de los catalanes a celebrar una consulta, lo cual le ha llevado, además, a tremendos líos y al hundimiento de su socio catalán, el PSC, partido que actualmente se encuentra en plena crisis, descabezado, sin liderazgo y con pésimas expectativas de voto. No se puede hacer peor. Ya no está Rubalcaba. Una de las últimas cosas que dijo fue que "aunque el PSOE tenga hondas raíces republicanas, somos compatibles con la Monarquía". Su escaño está vacío. Se fue a dar clases de química.

Compartir este post
Repost0
16 julio 2014 3 16 /07 /julio /2014 23:00

"En los actuales momentos de expansión imperialista hasta el último rincón del planeta, ocurre una acelerada destrucción de los ecosistemas y una drástica reducción de la biodiversidad. Es un resultado directo de la generalización del capitalismo, de la apertura incondicional de los países a las multinacionales, de la conversión en mercancía de los productos de origen natural, de la competencia desaforada de los países por situarse ventajosamente en el mercado exportador, de la caída de los precios de las materias primas procedentes del mundo periférico, de la reprimarización de las economías, en fin, de la lógica inherente al capitalismo de acumular a costa de la destrucción de los seres humanos y de la naturaleza"

(Renán Vega Cantor)

 

 

 

 

Ultima_llamada1.jpgQuizá uno de los principales ejes estructurales de los programas de los nuevos partidos y de los proyectos alternativos es tomar conciencia de los límites del crecimiento. La ecología como eje rector de las políticas anticapitalistas aparece como una carta de presentación imprescindible de todas las fuerzas políticas de la izquierda transformadora, y toda formación y movimiento social que se adscriba a dicho ideario, ha de responder a unos principios y a unas medidas que fomenten la sostenibilidad humana, económica y medioambiental, parámetros que van estrechamente unidos. Y bajo esta filosofía aparece "Ultima Llamada", un manifiesto por la transformación del modelo productivo frente a la crisis ecológico-social que padecemos. En dicho Manifiesto se reclaman propuestas de cambio más audaces para hacer frente a una crisis ecológica que afecta a todos los ámbitos, y provoca tremendas injusticias sociales. Se parte de la base (sobre la cual muchas personas aún no están concienciadas) de que para conseguir el nivel actual de producción y consumo, hemos tenido que ir agotando los recursos naturales y energéticos, así como rompiendo los equilibrios ecológicos del planeta.

 

Ultima_llamada2.jpgA dicho Manifiesto, cuyos aspectos principales resaltaremos a continuación, se han adherido hasta ahora casi 250 académicos, intelectuales, científicos, activistas y políticos, reclamando y reivindicando la extinción de las antiguas recetas no respetuosas con el medio ambiente, y apostando por una gran transformación. El Manifiesto puede leerse y firmarse on line, y nombres como Alberto Garzón, Ada Colau, Arcadi Oliveres, Belén Gopegui, Cayo Lara, Esther Vivas, Florent Marcellesi, Joan Herrera, José Manuel Naredo, Juan Diego Botto, Juan López de Uralde, Marina Albiol, Olga Rodríguez, Pablo Iglesias, Teresa Forcades, y muchos otros, figuran entre las personas que han suscrito ya el Manifiesto. "Estamos atrapados en la dinámica perversa de una civilización que si no crece no funciona, y si crece destruye las bases naturales que la hacen posible", se explica en dicho documento. La advertencia del documento es clara: "De proseguir con las tendencias de crecimiento vigentes (económico, demográfico, en el uso de recursos, generación de contaminantes e incremento de desigualdades) el resultado más probable para el siglo XXI es un colapso civilizatorio".

 

Ultima_llamada3.jpgSe agotan los recursos naturales y energéticos y se rompen los equilibrios ecológicos del planeta a marchas forzadas, sin que países y Gobiernos hagan nada para evitarlo. La crisis ecológica no puede esperar ni es un tema parcial, sino transversal a todas las grandes transformaciones que podamos plantear sobre los modelos económicos y productivos. "Frente a este desafío no bastan los mantras cosméticos del desarrollo sostenible, ni la mera apuesta por tecnologías ecoeficientes, ni la puesta en marcha de una supuesta economía verde, que encubra la mercantilización generalizada de bienes naturales". En el Manifiesto se subraya la necesidad de una gran transformación que rompa con las inercias del modelo de vida capitalista, basado en el consumo, y con los intereses de grupos empresariales privilegiados. Intelecturales, políticos, activistas, pensadores y escritores, representantes de movimientos sociales, del ámbito feminista y del universitario y académico, de sindicatos, asociaciones, plataformas y partidos políticos, se han suscrito a este documento abierto que quiere llamar la atención sobre la oportunidad que no podemos desaprovechar. El Manifiesto lo deja bien claro: "Para evitar el caos y la barbarie hacia donde hoy estamos dirigiéndonos, necesitamos una ruptura política profunda con la hegemonía vigente, y una economía que tenga como fin la satisfacción de necesidades sociales dentro de los límites que impone la biosfera, y no el incremento del beneficio privado".

 

Ultima_llamada4.jpgEl Manifiesto "Ultima Llamada" también hace referencia al "despertar de dignidad y democracia que supuso el 15M, que está gestando un Proceso Constituyente que abre posibilidades para otras formas de organización social". Pero es fundamental que los proyectos alternativos tomen conciencia de las implicaciones que suponen los límites del crecimiento, y diseñen propuestas de cambio mucho más audaces. No valen antiguas recetas, porque "la crisis de régimen y la crisis económica sólo se podrán superar si al mismo tiempo se supera la crisis ecológica". Ultima Llamada subraya la urgencia de emprender la gran transformación, y afirma que "a lo sumo tenemos un lustro para asentar un debate amplio y transversal sobre los límites del crecimiento, y para construir democráticamente alternativas ecológicas y energéticas que sean a la vez rigurosas y viables". Por fin, el documento insta a "ganar grandes mayorías para un cambio de modelo económico, energético, social y cultural".

Compartir este post
Repost0
15 julio 2014 2 15 /07 /julio /2014 23:00

"Los políticos se blindan de cara al pueblo, se refugian en el acto electoral de cada cuatro años, los intereses comunes se la traen al pairo, y su único objetivo es vivir cómodamente y seguir viviendo como clase privilegiada, integrándose, en muchos casos, en esa práctica corrupta que se ha hecho endémica en este país nuestro"

(Antonio José Gil Padilla)

 

 

 

 

 

 

escuela_verano1.jpgReza un clásico de nuestro refranero que "se cree el ladrón que todos son de su condición", y algo así le pasa al Partido Popular, que se ha puesto en ridículo y ha dejado muy claro el tremendo miedo que le tiene a la democracia, y a las nuevas formaciones políticas que van surgiendo de las clases populares y trabajadoras en nuestro país. Y todo ello ha ocurrido en la "Escuela de Verano del PP", celebrada en El Escorial la pasada semana. Comencemos por el nombre, que ya de por sí es harto ilustrativo...¿Qué es la "Escuela de Verano"? Pues no es más que una especie de cónclave estival, un sínodo donde se dan cita casi todos los grandes dirigentes del partido y del Gobierno, para jalearse unos a otros, vender sus "logros", anunciar los logros futuros, y de camino, arremeter, como se ha hecho mayoritariamente, contra otras fuerzas políticas que se alejan de su ideario. Unas chuscas jornadas propias de la mafia pepera, trasnochada y reaccionaria de este país.

 

escuela_verano2.jpgY tras los resultados electorales de las europeas, con la tremenda irrupción de Podemos, como era previsible, la inmensa mayoría de los dirigentes que han acudido a esta "Escuela de Verano" se han dedicado a lanzar algunos ladridos y rebuznos contra la nueva formación de Pablo Iglesias. Sería complicado hacer una completa recopilación de los exabruptos que se han lanzado contra Podemos, que delatan, en principio, una absoluta falta de respeto hacia sus votantes, que son tan ciudadanos/as como los votantes del PP. Por destacar algunos comentarios, la Vicepresidenta Sáenz de Santamaría dijo que "había que tener cuidado con los populismos, porque dicen sólo lo que la gente quiere oír" (sin preguntarse porqué la gente quiere oír esas cosas), el Vicesecretario Carlos Floriano dijo que "surgían propuestas populistas de corte bolivariano vertidas por un telepredicador" (en clara referencia a su líder), y otros declararon estar orgullosos de pertenecer a la "casta", como el portavoz parlamentario Alfonso Alonso, o el Ministro Montoro, que llegó a declarar con total orgullo: "soy de la casta de la derecha".

 

escuela_verano3.jpgComo se puede observar, están todos muy nerviosos, porque saben, porque son muy conscientes, de que se les escapa el "chollo" de entre las manos, que van a perder el control de un montón de alcaldías de muchas localidades en las próximas Elecciones Autonómicas y Municipales de 2015, y que en las Generales van a tener que presenciar un grupo parlamentario bastante numeroso de la izquierda transformadora de este país, tanto de IU como de Podemos, y de terceras fuerzas que también se adscriben a su ideario básico. Y dicha previsión les pone muy nerviosos, les deben temblar hasta las piernas, y los más bárbaros ataques se suceden por doquier. Pero lo más curioso no es esto. Lo más curioso es que todas esas acusaciones vengan de un partido como el PP, responsable en este país del ataque más flagrante y brutal contra la democracia en este país. En efecto, los ataques a Podemos vienen del partido que tuvo como tesorero a un personaje como Luis Bárcenas durante 20 años, que se financió ilegalmente a través de los grandes empresarios de este país, que desde que posee la mayoría absoluta en el Congreso ha gobernado a golpe de Decretazo, ignorando al Parlamento, a su función representativa, a su función de debate y control parlamentario, pasando por encima de todas ellas mediante su rodillo parlamentario.

 

escuela_verano4.jpgPrecisamente, mientras se celebraba esta "Escuela de Verano", el PP llevaba al Congreso de los Diputados, disfrazado de un nuevo y autoritario Decreto-Ley, un conjunto de medidas que modificaban hasta 26 Leyes, y que han impuesto en el Parlamento haciendo uso de su borrachera y empacho de mayoría absoluta. Las críticas a Podemos vienen del partido que ha practicado recortes (y lo seguirá haciendo, si se lo permitimos) de todo tipo, no ha quedado en pie ninguna prestación ni servicio público del Estado del Bienestar, los recortes han afectado a pensiones, a educación, a sanidad, a servicios sociales, y han impuesto copagos, repagos, aumento de tasas y precios públicos para todos los servicios. Vienen dichas críticas de un partido que ha privatizado casi todo lo público, las empresas públicas, los servicios públicos, y que intenta dar un golpe de estado a la administración municipal, para que no sean viables los servicios que presta, y llevarlas a la quiebra, igual que están haciendo con las Comunidades Autónomas.

 

escuela_verano5.jpgLas críticas vienen del partido que ha practicado recortes flagrantes a la democracia, como la reducción del número de parlamentarios autonómicos, o la reciente y desesperada propuesta de "regeneración" para que gobiernen los alcaldes más votados. Un partido que ha puesto la economía al servicio de los poderosos, que ha concedido todo el poder a los empresarios a la hora de contratar y despedir a los trabajadores, que se ha cargado de un plumazo la negociación colectiva, que ha decretado una amnistía fiscal para los defraudadores, o que intenta anular el derecho de decisión de las mujeres a interrumpir su embarazo. Las críticas a Podemos vienen de este monstruoso partido que está intentando una reforma encubierta para limitar los derechos de reunión, de protesta y de manifestación, mediante una ley mordaza que multiplica las sanciones por infracción administrativa, anulando el derecho a la tutela judicial efectiva. Un partido y un Gobierno que están anulando la Educación como un servicio público, gratuito y universal, para convertirla en un derecho sólo para los pudientes, mediante una ley privatizadora, mercantilista, adoctrinadora y elitista.

 

Un partido, en fin, que ha convertido este país en una fábrica de parados y paradas, en el paraíso laboral por excelencia, donde no se crea trabajo sino "empleo", es decir, ocupaciones precarias y temporales, sin derechos, mal pagadas, que no sacan de la pobreza y la exclusión social a las personas, mientras rescata y da amparo a los más corruptos e insaciables banqueros de este país. Un partido y un Gobierno que están haciendo posible que las grandes empresas petroleras, responsables del saqueo de los recursos naturales, de la destrucción de los ecosistemas y de la provocación del cambio climático, tengan el permiso para realizar prospecciones en las aguas de nuestros archipiélagos, tanto el canario como el balear, ignorando la oposición de dichos pueblos, incluso gobernados mediante sus colegas de partido. El mismo partido que hace estas críticas a Podemos, tiene la desvergüenza de llevar a cabo una reforma energética caótica y descontrolada, donde no sabemos todavía cuánto vamos a pagar por nuestra factura eléctrica, con tal de seguir siendo serviles con las grandes compañías, con tal de continuar siendo cómplices de su poderío, impidiendo el progreso de las fuentes de energía limpias y renovables. Para colmo, en la "Escuela de Verano" del PP se ha entregado un premio de reconocimiento al partido opositor venezolano, liderado por Henrique Capriles...bueno, al menos no se puede decir que no sean coherentes...

Compartir este post
Repost0
14 julio 2014 1 14 /07 /julio /2014 23:00

"La democracia, si se queda sólo en lo formal, es vacía, no es democracia. Es el gobierno de los grandes grupos económicos secundados por los políticos de profesión y por todo el andamiaje cultural y militar que permite seguir con la misma estructura, dándose el lujo incluso de jugar a la participación de la gente en las decisiones. Pero la gente no decide. La población, la gran masa, es consumidora (hay que atenderla bien para que siga comprando), o electorado (hay que atenderlo bien para que me sigan votando)"

(Marcelo Colussi)

 

 

 

 

corrupcion_ambito_publico1.jpgIntroducimos con esta cita porque el trasfondo del asunto tiene mucho que ver, en realidad tiene todo que ver, con la democracia. La corrupción, sobre todo en el ámbito público (también en el privado), se nos vende continuamente como una deficiencia en cuanto al diseño de las leyes, y de los mecanismos de control que actúan para alertar/prevenir sobre dicho fenómeno. También se nos dice que las que fallan son las personas, haciendo referencia a la "maldad intrínseca" del ser humano. En otros artículos hemos tratado el tema de la corrupción, y hemos concluido que en el fondo se trata de un tema de valores humanos, de necesidades y de aspiraciones, y que por ello, no se acabará por completo con la corrupción hasta que no derroquemos el sistema que la mantiene, es decir, el propio capitalismo. Pero en el ámbito público el tema es aún más sangrante, porque los casos de corrupción se toman como referencia, por parte de la clase dominante, para desprestigiar a lo público, para desvirtuar su auténtica naturaleza, para desacreditar la función social del ámbito público. Esto lleva ocurriendo, sobre todo, desde que se permite, y cada vez con más virulencia, el fenómeno de las llamadas "puertas giratorias", esto es, el hecho de que gente del mundo privado se dedique, durante un tiempo, al mundo público.

 

corrupcion_ambito_publico2.jpgSi esto ocurre, y los mecanismos no están suficientemente engrasados, la tentación en cuanto a la corrupción se dispara. Es el propio capitalismo, con sus propios intereses, quien promueve estos fenómenos, puesto que su última razón de ser es la propia obtención del beneficio, y es por ello que al capitalismo el sector público le estorba, y tiende a minimizarlo, aunque sin destruirlo del todo, sobre todo porque, cuando estallan las crisis, hay que tirar del "Papá Estado" para que venga a rescatarnos. Pero el caso es que suele ocurrir que, cuando estos casos de corrupción estallan, siempre sale alguien que dice: "¿Véis como esto de lo público es un desastre?", intentando, como decíamos al principio, su descrédito. Se trata por tanto de una falacia que hay que combatir, como tantas otras trampas que nos pone la clase dominante para que vayamos picando. Y hay que recalcar que los desastres que tienen lugar en el ámbito público no se producen por el hecho de que sea público. Más bien al contrario, se producen porque no son suficientemente públicos.

 

corrupcion_ambito_publico3.jpgNos explicaremos con un poco más de claridad. En un sistema transparente, donde los ciudadanos/as y sus representantes tuvieran acceso a los datos, a la información y a las decisiones, es decir, tuvieran acceso al poder, la situación sería muy diferente. Los casos de corrupción se deben al poder concentrado en pocas manos, al oscurantismo, a la falta de transparencia, en última instancia, a la falta de democracia. Pero veamos el desarrollo de la típica situación: lo que ocurre es que existe la figura del empresario privado, al que le gusta hacer sus incursiones en lo público, pero no para contribuir a su extensión, potencialidad, eficacia o transparencia, sino para todo lo contrario, es decir, para servirse del sistema público, para enriquecerse a costa de él, para obtener poder e influencias gracias a él, que es lo mismo que decir a costa del dinero de toda la ciudadanía. Estos impresentables personajes son los mismos que suelen aducir motivos de poca eficiencia en el ámbito público, de excesiva burocracia, cuando de lo que en verdad se quejan es de los procedimientos de democracia directa e indirecta que permiten fiscalizar las cuentas, controlar los procesos, y auditar en qué se gastan y a qué se destinan los fondos públicos que sostienen a determinadas empresas o Instituciones.

 

corrupcion_ambito_publico4.jpgUn ejemplo claro y evidente de lo que decimos lo tenemos en el sector financiero: desde las tertulias y los medios de comunicación convencionales estamos hartos de escuchar el mensaje de que la crisis comenzó en las Cajas de Ahorros (recuérdense los procesos de bancarización de las mismas ocurridos durante la segunda legislatura de Zapatero), debido a que el poder político había metido demasiado las narices en sus asuntos. Pero nada más lejos de la realidad. Hoy en día está demostrado que las mayores tropelías de la banca privada, tanto a nivel nacional como internacional, han estado protagonizadas por banqueros a los que se les ha dado total libertad de maniobra, poder y ejecución. Pero, ¿porqué ocurre todo esto? Porque en las sociedades capitalistas, el verdadero poder es el económico. No es verdad por tanto que el poder político fuese el causante de las aberraciones que se cometían en las Cajas de Ahorros. Primero, porque no se cometían "sólo" en las Cajas de Ahorros, sino también en la gran banca privada (lo que ocurre es que sus casos salen menos a la luz porque pueden ser tapados gracias a otros terceros negocios exitosos que llevan a cabo).

 

corrupcion_ambito_publico5.jpgLos causantes eran los propios banqueros, junto a un Consejo de Administración (donde también había políticos y sindicalistas) que toleraba las prácticas corruptas y execrables de dichas empresas. Pero dicho ejemplo, como decimos, se ha tomado muchas veces para legitimar y dar fuerza a la idea de que el poder político ha sido el corruptor. Entonces, ¿cuál es la solución para que dejen de producirse estos desmanes? ¿Anular el poder político? ¿Dejar solos a los banqueros?  ¿Condecerles a ellos todo el poder? Los que sostienen esta tesis la apoyan además con el criterio "técnico", argumentando que nadie mejor que los propios economistas saben mejor lo que hay que hacer. Nueva falacia, porque dichos "economistas" son en realidad empleados del banco que se sirven de la economía como pretexto técnico, para seguir favoreciendo a los banqueros. La economía, como hemos indicado en infinidad de ocasiones, es una ciencia social, no es una ciencia exacta, no es una ciencia neutra, como los son las matemáticas o la física. La economía es una ciencia basada en cálculos y en predicciones, pero su funcionamiento, sus puntos de vista, están basados en los propios intereses de quienes los postulan.

 

A la luz de estas consideraciones, parece que sólo hay un camino posible, para que dichas situaciones de corrupción no se puedan producir, o sean minimizadas: aumentar la presencia del poder político, lo cual no significa aumentar el número de consejeros de los bancos que sean representantes de tal o cual partido, o de tal o cual sindicato. Cuando hablamos del "poder político" estamos hablando en realidad de la gente, cuando nos referimos al poder de la política estamos refiriéndonos a las personas. Esto se traduciría por tanto en que las decisiones de estos "Consejos" deberían ser refrendadas por otros "Consejos" más populares, con presencia de movimientos sociales, de plataformas, de asociaciones vecinales, organizaciones sociales, y todo tipo de representantes de todos los ámbitos de la sociedad. Con ello, conseguiríamos que de verdad las decisiones que se tomaran fueran realmente democráticas, transparentes y controladas. Se definirían nuevos cauces de participación y de decisión, mediante los cuales se haría casi imposible la presencia de poderes ocultos, de decisiones incontroladas, de actos corruptos, de descontrol y desinformación, de falta de transparencia. Entonces dichas empresas (las Cajas de Ahorros, en nuestro ejemplo) funcionarían de verdad de forma democrática, dispondrían de cauces democráticos de participación y de control, eliminando el desbocado poder de los banqueros, y la tentación corrupta por parte de algunos políticos de tres al cuarto que vienen a servirse de su poder para obtener más poder.

Compartir este post
Repost0
13 julio 2014 7 13 /07 /julio /2014 23:00

"Los mercados no son entes autónomos y espontáneos que funcionan según sus propias leyes naturales. En realidad, son construcciones sociales con leyes establecidas por Instituciones y reguladas por Gobiernos, que deben rendir cuentas ante los participantes en el mercado y los ciudadanos. Cuando existe crecimiento y reducción de la desigualdad es porque las leyes que rigen los mercados actúan en favor de las clases medias y de los colectivos más pobres de la sociedad. Sin embargo, cuando sólo ganan los ricos, es porque las leyes se están empezando a inclinar exclusivamente en favor de sus intereses"

(Intermon Oxfam)

 

 

 

 

capitalismo331.jpgPodemos hacer en este punto de nuestro recorrido por el capitalismo actual, un breve inciso para incluir una pequeña recopilación de interesantes reflexiones en cuanto al final del mismo, esto es, su extinción o desaparición. Algunos autores se han manifestado sobre ello, y recogemos a continuación algunas de las aportaciones más interesantes. Por ejemplo, Immanuel Wallerstein afirma, sobre el fin del capitalismo, lo siguiente: "El capitalismo moderno ha llegado al final de su camino. No es capaz de sobrevivir como sistema (...). Lo que estamos viendo es la crisis estructural del sistema. Una crisis estructural que comenzó en la década de los setenta del siglo XX y que mantendrá sus nefastos estertores por diez, veinte o cuarenta años. No es una crisis a resolver en el curso de un año o un momento. Se trata, pues, de la mayor crisis de la Historia. Estamos en la transición a un sistema nuevo y la lucha política real que se ha desatado en el mundo con el repudio de la gente, no se plantea sobre el nuevo curso del capitalismo, sino sobre el sistema que habrá de reemplazarle".

 

capitalismo332.jpgEl politólogo Samir Amin plantea lo siguiente: "Hemos entrado ya en un período de guerras, de revoluciones, de caos. El desafío no es salir de esta crisis para poner en marcha un capitalismo con rostro humano, sino iniciar la salida del capitalismo. No hace falta una bola de cristal para predecir el hundimiento del sistema (...). La búsqueda de una solución capitalista a una crisis capitalista es ilusoria".  Y por su parte, Camilo Valqui ofrece una opinión similar: "Las contradicciones inherentes al capital, la multidimensional crisis estructural en curso, las complejas enajenaciones que genera, la producción industrial de miseria, terrorismo, neofascismo, barbarie, guerras y la devastación de las fuerzas productivas y del medio ambiente, acreditan su inviabilidad y al mismo tiempo constituyen las premisas y las armas objetivas, que pone el propio sistema, las mismas que una vez asumidas por la conciencia crítica y organizada de los trabajadores y pueblos del planeta, definirán el fin del capitalismo mundial".

 

capitalismo333.jpgY José López, en su obra "El Marxismo del siglo XXI" afirma: "El capitalismo se nos va poco a poco quitando el disfraz. Se basa en la apropiación privada de los beneficios y en la socialización de las pérdidas. La sociedad mantiene a los capitalistas. Trabajando para ellos, es decir, cediéndoles la riqueza generada socialmente. Y rescatándolos cuando se cargan la economía. Ellos son responsables para cobrar pero no para pagar. Si el sistema funciona es gracias a ellos, pero si falla es culpa de todos. La burguesía, que nos dice que el capitalismo es el único sistema posible, que es eterno, contradiciéndose a sí misma, poniéndose en evidencia, lo rescata, lo sostiene continuamente. Impide que cualquier otro sistema le haga la competencia, tanto en el campo de la teoría como en el de la práctica. Se nos proclamaba cuando cayó el Muro de Berlín el fin de la historia, el triunfo definitivo del capitalismo, pero éste se empeña en contrariar a sus apóstoles. Por tanto, si la burguesía lucha tenazmente para evitar el colapso del capitalismo que tanto le beneficia económicamente, el proletariado, las clases trabajadoras, deben, por su parte, luchar para superar el capitalismo, que tanto les perjudica, a pesar de ciertas concesiones o migajas que los capitalistas les proporcionan para evitar la revolución social. A largo plazo (cada vez menos largo) el capitalismo condena al proletariado a la miseria, a la inseguridad, a la intranquilidad, a la alienación. Condena incluso a la Humanidad a su posible autodestrucción, física y mental".

 

Y sobre la estrategia para la implantación del socialismo, aunque aún no hemos llegado a esa fase dentro de la presente serie de artículos, este mismo autor señala: "Debemos hablar al pueblo en los términos que no han sido demonizados por el sistema actual. Más que de socialismo, comunismo o anarquismo, debemos hablarle en términos de libertad, igualdad, justicia, derechos humanos, y sobre todo, democracia. Esta palabra no ha sido demonizada por el sistema, al contrario, ha sido tergiversada. Lo que debemos hacer, desde la vanguardia democrática, es reivindicar su verdadero significado. Debemos denunciar ante la ciudadanía su tergiversación, su degeneración. Con el tiempo, una vez que conquistemos la verdadera democracia, ya habrá tiempo para que los marxistas o los anarquistas den a conocer sus ideas. Porque en una verdadera democracia todas las ideas deben tener las mismas oportunidades de ser igualmente conocidas, explicadas y difundidas a la opinión pública, y deben tener las mismas oportunidades de ser probadas". Como puede comprobarse fácilmente, esta estrategia es la que está poniendo en práctica, con bastante éxito, la nueva formación política de Pablo Iglesias, Podemos, que prefiere no tildar al conjunto de sus propuestas de ningún nombre, ni adscribirlas en principio a ninguna ideología (simplemente sabemos que son de izquierdas), pero que reivindican una sociedad más democrática, justo lo que no tenemos. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
10 julio 2014 4 10 /07 /julio /2014 23:00

A vueltas con el tema de la Guerra Civil Española y la posterior dictadura franquista, períodos de los cuales ya hemos hablado en otros artículos de este mismo Blog, nos centramos ahora en desarmar algunas mentiras, falacias y medias verdades que se vienen contando desde los púlpitos mediáticos de la clase dominante. Me ayudo para ello de un artículo aparecido en Publico.es en marzo de 2013, compilado por Alejandro Torrús, quien a su vez se basó en la obra titulada "Los mitos del 18 de julio". Hemos estado sometidos, y lo seguimos estando, a un aplastante revisionismo de derechas, que nos ofrece su visión inapelable sobre la Guerra Civil y el franquismo, plasmado incluso en algunas "versiones" publicadas recientemente en algunos libros de Historia. Normalmente, dicho revisionismo descalifica la II República, situándola como pretexto para justificar el alzamiento golpista de 1936. De esta forma, los herederos ideológicos del franquismo (muchos de los cuales se sientan hoy día en el Congreso de los Diputados y en el Senado, concretamente en el grupo parlamentario del PP) justificaron y vertieron una serie de falacias, que es necesario contrarrestar:

 

crimenes_franquistas.jpg1.- La Segunda República no fue un desastre. Como decimos, la imagen que se pretende irradiar sobre el período histórico de la II República Española dista mucho de ser la real, pretendiendo lanzar la idea de que dicho período fue un caos desde los puntos de vista social, político y económico. Pero nada más alejado de la realidad. La II República fue un período tremendamente democrático, en muchos aspectos innovador, que tuvo que lidiar con la derecha autoritaria, a la que no le gustaban nada los avances sociales que se estaban llevando a cabo. Se justificó el Golpe de Estado "por el peligro comunista", pero se ha extendido la hipótesis de apoyatura de que la Segunda República fue un fracaso, lo cual es absolutamente falso.

 

2.- La fecha del Golpe de Estado dependió del apoyo exterior fascista. El motivo de la famosa fecha del 18 de julio ha sido también objeto de otras polémicas. Lo cierto es que ahora sabemos que la fecha de inicio del golpe estuvo ligada a la promesa de intervención de la Italia fascista de Mussolini, con la que los monárquicos, liderados por Calvo Sotelo, suscribieron el día 1 de julio de 1936 un acuerdo para la compra de material bélico. Dichos contratos, así como la propia promesa de intervención, fueron firmados en Roma. La participación italiana no se produce, por tanto, una vez iniciada la contienda, sino que su apoyo previo al golpe fue fundamental para las esperanzas de los militares rebeldes.

 

3.- No existen las dos Españas destinadas a enfrentarse. Existe mucha literatura y opinión vertida en torno al mito de las dos Españas destinadas a enfrentarse "ad infinitum", pero también se trata de otra manipulación. No existe ningún indicio, historiográfico ni social, que apoye la idea apocalíptica que ha acompañado al imaginario popular durante décadas, de las dos Españas, una de corazón azul y otra de corazón rojo, que describen dicho enfrentamiento como una realidad endémica del país, así como de que existiese un clima prebélico en la España de los años 30 del siglo XX.

 

crimenes_franquistas2.jpg4.- Los civiles monárquicos también jugaron un importante papel. El Golpe de Estado de 1936 no sólo fue obra de militares, sino también de civiles, en particular de los monárquicos de Calvo Sotelo, que desempeñaron un papel crucial para que el golpe triunfase. Más concretamente, sin el apoyo del partido alfonsino, Renovación Española, liderado por Calvo Sotelo, los militares golpistas probablemente nunca hubieran conseguido el apoyo armamentístico de la Italia fascista, que como estamos comentando, fue un hecho decisivo para respaldar el golpe militar, y el derrocamiento de la República.

 

5.- El apoyo de la Iglesia fue explícito durante la Guerra Civil y la dictadura. Aunque los militares rebeldes no se alzaron en defensa de la religión, lo que sí está perfectamente claro y documentado es la postura de la mayoría de los obispos, que apoyaron el golpe casi de inmediato, ofreciendo un respaldo ideológico formidable, motivado, en su mayoría, por la defensa de sus privilegios casi feudales. De hecho, durante la dictadura franquista viviríamos un período denominado de "nacionalcatolicismo", con un predominio casi absoluto de los valores sociales de la Iglesia. Los obispos españoles fueron los responsables de bautizar a la guerra como una "cruzada" (término aparecido en algún que otro libro de texto). Bajo la falsa amenaza de la revolución comunista, y de la defensa de la nación española (más o menos con los mismos argumentos con los que ahora satanizan a la formación política Podemos), la Iglesia se alineó con los postulados del "Movimiento Nacional" y fue parte indispensable en los procesos de represión. Pero en vez de reconocerlo y pedir perdón por ello, la actual Conferencia Episcopal continúa organizando actos de reconocimiento a los religiosos asesinados durante la Guerra Civil, y negándose a reconocer el apoyo estatal que se les debe a las víctimas de la dictadura franquista. Tenemos la desgracia de poseer una Conferencia Episcopal de las más retrógradas y reaccionarias de los países occidentales, lo que puede comprobarse casi a diario en sus declaraciones sobre el matrimonio homosexual, el aborto, y otros derechos conquistados.

 

crimenes_franquistas3.jpg6.- No había ninguna revolución comunista en marcha. El anticomunismo sirvió a Franco durante los casi 40 años de dictadura para legitimar la insurrección contra el legítimo gobierno de la República, pero lo cierto es que los motivos que llevaron a la sublevación a los militares rebeldes fueron frenar en seco las reformas democráticas y progresistas que fueron diseñadas durante el primer bienio de la II República. Por ejemplo, la reforma agraria, los estatutos de autonomía, y la reforma militar.

 

7.- La URSS o la Komintern no planeaban ninguna intervención en España. La Unión Soviética, en contacto directo con el PCE, no tenía prevista ninguna intervención revolucionaria en nuestro país. De hecho, en ningún lugar de Europa entre 1918 y 1939 hubo ninguna expansión ni revolución comunista. Pero este dato, como decimos, ha sido otro de los falaces argumentos vertidos por los herederos ideológicos de aquél régimen para justificarlo. En fin, ya poseemos más argumentos para rebatir a los que aún continúan desvirtuando y denigrando la imagen de la II República Española, bien para justificar el golpe de estado fascista y la posterior dictadura, o bien incluso para apoyar la idea de la perseverancia de la Monarquía en nuestro país.

Compartir este post
Repost0
9 julio 2014 3 09 /07 /julio /2014 23:00

"Ninguna sociedad puede ser feliz y próspera si la mayor parte de sus ciudadanos son pobres y miserables"

(Franklin Delano Roosevelt)

 

 

 

 

 

precariedad1.jpgHace pocos días, en un informativo de alguna cadena de televisión, mientras el rótulo principal de la noticia decía "El paro baja en España", el subrótulo nos hablaba de un muchacho del que decía que "fregará platos para costearse sus estudios". Y parecía estar bastante contento. Me recordó la anécdota de los años cincuenta del siglo pasado, cuando una vendedora de flores a la puerta del Teatro Real de Madrid, pobre y arapienta, mientras veía pasar con grandes lujos, pieles y joyas a los espectadores del teatro, murmuraba en voz baja: "¡Hay que ver lo bien que vivimos en Madrid!". Un perfecto caso de alienación, que es justamente donde nos quiere llevar este Gobierno. Tomando la crisis-estafa como excusa, no sólo están reduciendo los derechos sociales y eliminando los servicios públicos, sino destruyendo el trabajo estable y decente, y sustituyéndolo por trabajo precario. De esta forma, están intentando, ayudados también de una manipulación estadística, hacernos creer que el desempleo está cayendo, y que cada vez hay más personas trabajando.

 

precariedad2.jpgTodo esto lo ayudan también mediante mil y una subvenciones al mundo empresarial, como el último parche que se les ha ocurrido para "garantizar" el empleo juvenil, subvencionando con 300 euros mensuales a los empresarios que contraten a jóvenes hasta 25 años que no estudien ni trabajen. Y así van mareando la perdiz, dándole vueltas a la misma historia, maquillando las cifras, disfrazando las estadísticas, y sobre todo, facilitando cada vez más las cosas a los empresarios, poniendo los despidos y las contrataciones cada vez más asequibles, mientras destruyen los derechos laborales, y llaman "empleo" a quien trabaja, por ejemplo, dos horas a la semana, o como el chaval de la noticia, a quien friega platos en un bar para costearse sus estudios. Estudios que también se vuelven más inaccesibles para los jóvenes, que de ello ya se encarga y muy bien el Ministro Wert, encareciendo las matrículas, y destrozando las becas y ayudas al estudio que se daban anteriormente. Y este es más o menos el panorama laboral.

 

precariedad3.jpgLas ayudas a la contratación se dan incluso a las empresas que hayan despedido a su personal hasta con 31 días de antelación, lo que supone un buen incentivo para que las empresas se desprendan de sus plantillas antiguas, con experiencia pero con contratos más estables, por otras nuevas plantillas, más jóvenes y más baratos laboralmente hablando. El empleo se vuelve cada vez más inestable, más frágil, más precario, más temporal, más limitado, más indecente, y deja por tanto de representar un medio de vida para cualquier persona, pasando a ser un medio de supervivencia, que ni siquiera garantiza salir de la situación de pobreza o exclusión social. Rebelémonos contra ello, declaremos alto y claro que no queremos gato por liebre, y para ello, comencemos por la propia nomenclatura, que ya es engañosa por sí misma. Proclamemos que no queremos ningún empleo, que lo que queremos es un puesto de trabajo. Que no queremos, que no vamos a conformarnos con una vida precaria para siempre, sino que queremos volver a disfrutar de una situación de estabilidad y de dignidad personal y familiar, y esto sólo puede garantizarlo un puesto de trabajo.

 

precariedad4.jpgFrente al empleo, indigno y sin derechos, reivindiquemos el trabajo, decente, estable y con derechos. Y reivindiquemos un puesto de trabajo dentro de un nuevo modelo productivo, donde no nos vale todo para hacer descender la tasa de desempleo. No nos sirve insistir en los paradigmas de la construcción, del negocio inmobiliario, ni nos sirven fuentes de empleo que provengan de modelos productivos insostenibles. No queremos empleos del tipo Eurovegas o BCNWorld, ni queremos empleados en el Hotel Algarrobico, ni empleos subvencionados durante un tiempo a los patronos, porque pasado dicho período temporal, volveremos al desempleo. Desde este punto de vista, los puestos de trabajo que se creen deben ser caracterizados como decentes de acuerdo a los estándares de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esto quiere decir que han de generar unos ingresos dignos, seguridad en el lugar de trabajo, protección social para las familias, perspectivas de desarrolllo personal e integración social, libertad para que las personas expresen sus opiniones, participación en las decisiones que afectan a sus vidas, e igualdad de oportunidad y trato para mujeres y hombres.

 

precariedad5.jpgY aquí es donde la inmensa mayoría del empleo que se está ofreciendo no responde ni por asomo a dichas condiciones. Se crea "empleo", no se crea trabajo. Esto es, se crea una simple ocupación temporal que no responde no ya sólo a las preferencias de la persona que lo busca, sino que tampoco soluciona las mínimas necesidades vitales de dicha persona, ni de su familia. De esta forma, la clase dominante se permite explotar cada vez más la fuerza de trabajo de la clase trabajadora, consiguiendo uno de los objetivos derivados de la utilización de la crisis como una excusa.  Este es el motivo principal del aumento desorbitado de la desigualdad en nuestro país, que permite que los empleos sean cada vez más precarios, mientras los beneficios empresariales y todas sus prebendas (comisiones, jubilaciones, pluses, etc.) aumenten considerablemente. Frente a todo ello, queremos volver a recuperar el cultivo al trabajo humano digno y decente, estable y con derechos. El trabajo que garantiza una estabilidad personal, laboral y familiar, y que permite a las personas llevar a cabo un proyecto de vida mínimamente estable. Reivindicamos el trabajo entendido como la satisfacción y realización de objetivos y metas personales, no el empleo entendido como un modelo de venta cada vez más agresivo de la fuerza de trabajo de las personas.

 

Esta será la única manera de romper el círculo vicioso donde nos encontramos, permitiendo aumentar los ratios del consumo, lo cual a su vez redundará en que las empresas vuelvan a tener motivos para contratar, porque sus ventas aumenten, y no porque el Gobierno les ofrezca ridículas subvenciones para contratar a esclavos laborales, que dentro de poco tiempo volverán a estar en desempleo, porque la empresa se ve obligada a despedirlos, simplemente porque no vende sus productos o servicios. Es algo tan sencillo y lógico de entender, que no se explica hasta qué punto el fanatismo neoliberal de este Gobierno y de los empresarios nubla sus mentes hasta no darse cuenta de ello. Todos saldríamos ganando: las empresas porque tendrían mayor actividad económica, mayor volumen de ventas, y los ciudadanos, porque sus contratos se volverían más estables, y con mejores condiciones salariales y laborales. De esta forma, podríamos volver a cultivar el trabajo y no el empleo, y los ratios de desempleo descenderían de forma estable, y no de manera limitada, como lo hacen ahora. Pero mientras los empresarios y el Gobierno continúen creyendo que el trabajo decente es un privilegio, seguiremos en este declive laboral que nos conduce únicamente a una redistribución de la riqueza balanceada hacia los más poderosos, hundiendo en la miseria, la pobreza y la exclusión social a la inmensa mayoría de la clase trabajadora.

Compartir este post
Repost0
8 julio 2014 2 08 /07 /julio /2014 23:00

"Los tontos se indignan sólo contra las consecuencias"

(Kalvellido, humorista gráfico) 

 

 

 

 

sociedad_alienante91.jpgY otro de los grandes elementos alienadores de nuestra sociedad actual son los medios de comunicación, en especial la televisión. Algunos hablan de "telebasura", como si se tratara de tildar así, única y exclusivamente, a determinados programas aislados del resto de la programación. Pero nada más lejos de la realidad, ya que aquéllo que en sus comienzos ofrecía un inocuo y variado repertorio, hoy se ha convertido en la herramienta más poderosa del sistema para distraer (en todos los sentidos) a la ciudadanía. Para comenzar, recomiendo a los lectores el artículo titulado "Sobre la telebasura", publicado en este mismo Blog, donde exponemos la definición y el alcance de este fenómeno. Lo mismo da que se trate de canales públicos que privados, la competencia y la función encomendada a este medio difumina la línea divisoria.

 

sociedad_alienante92.jpgLos regidores de radio y TV, sus presentadores/as "estrellas", los tertulianos/as a sueldo, y en general, todo el contenido televisivo constituyen el engranaje perfecto para enajenar a la población, privando del legítimo derecho que tienen las personas para avanzar hacia ese soñado mundo más justo, más racional y más humano. La TV ha contribuido de la forma más eficaz al desmantelamiento de los valores que en otros momentos unían a las personas, sometidas a las mismas presiones y a la misma explotación. Las palabras más repetidas en los tediosos programas, con intervención de políticos y comentaristas, son "verdad" y "mentira", dejando al descubierto que, en realidad, todo es mentira. La TV, en combinación con otros agentes, ha ayudado tremendamente a vaciar de contenido cultural a la sociedad, y ha sembrado la vulgaridad y la chabacanería por todos los hogares. Hoy día, la TV es el campo de acción de un desmedido afán de protagonismo y fuente de ambiciones, de envidias, de rencores, de insultos y del "todo vale" si se trata de hacerlo por dinero.

 

sociedad_alienante93.jpgEn nuestro país, por ejemplo, existen algunos canales de TV que se caracterizan por estar destilando basura de forma permanente, cadenas televisivas convertidas en fábricas de "juguetes rotos", de tal forma que si se exigiera un mínimo de rigor informativo, así como de comportamiento ético para los medios, deberían ser clausuradas de inmediato en aras de la fidedigna información, de la capacidad instructiva que tiene la TV, del respeto a nuestra especie, de la protección de la infancia, del progreso, y por supuesto, de la razón. Por otra parte, la práctica totalidad de las cadenas de televisión privadas (que proliferan como setas desde la aparición de la nueva tecnología TDT), y algunas otras autonómicas, cierran filas en torno a la extrema derecha política, ofreciendo, pues, una pseudoinformación, sectaria y destructora de la pluralidad informativa. Por tanto, podemos afirmar con absoluta rotundidad que el contenido de las actuales cadenas de TV ofrece un repertorio pensado para intoxicar a los televidentes. Telebasura por doquier, frente a programas que fomentan el petardeo, la ñoñez informativa, la prensa rosa, enmascarados en una mesa final de debate formada por grupos repetidos de pseudoanalistas de encefalograma plano, que repiten sus argumentos sin cesar. La lista es extensa, mencionemos siquiera algunos ejemplos, siguiendo a Antonio José Gil Padilla en su obra "Los límites de la irracionalidad":

 

1.- La manipulación de la información a través de los telediarios y la intoxicación a través de las secciones de deportes.

 

2.- Las tertulias, debates y entrevistas de los "pensadores oficiales" del régimen, o "generadores de opinión" manipulada, repetitiva y tergiversada.

 

sociedad_alienante94.jpg3.- Los programas dedicados a lo que se conoce como "crónica social", como extrapolación de la denominada "prensa rosa". En ellos se suele incluir lo que se conoce como "talk show" donde las personas se desnudan (emocionalmente hablando) sin ningún pudor con tal de aparecer en pantalla.

 

4.- Los programas denominados "reallity shows" o descriptores de la vida cotidiana de las gentes.

 

5.- Las masivas, ingentes, cansinas y aberrantes retransmisiones deportivas.

 

6.- Una serie de concursos y juegos estúpidos que fomentan la ambición y el deseo de dinero fácil y rápido.

 

sociedad_alienante95.jpg7.- Programas donde se exhibe la riqueza de algunos (empresas, viviendas, etc.), y en contraste, relatos de la miseria de propios y extraños. Puede que se emitan incluso uno a continuación de otro, sin ningún pudor por parte de los medios, ni escándalo público por parte de la audiencia.

 

Y aún podríamos incluir muchas más categorías: documentales insulsos sobre la vida de la gente en terceros países, programas monotemáticos con insistencia obsesiva (cocina, por ejemplo), predominio de las series y películas norteamericanas, y manipulación generalizada en todos ellos, tratando de inculcar una serie de valores, de costumbres, de prácticas y de tendencias trasnochadas, aberrantes, idiotizantes, manidas y reaccionarias. Pero aún no hemos acabado con los medios. Sólo hemos empezado. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0
7 julio 2014 1 07 /07 /julio /2014 23:00

guanyem_barcelona1.jpgSe ha presentado recientemente la nueva Plataforma "Guanyem Barcelona" (Ganemos Barcelona) que cuenta entre sus promotores con activistas del movimiento vecinal, del mundo académico, del mundo de la cultura, del arte, así como de otros movimientos sociales del ámbito catalán. Su cabeza visible es Ada Colau, activista muy conocida por su liderazgo desde la PAH. El objetivo es recoger inicialmente 30.000 firmas, y tras analizar el número de apoyos que genere en los distintos barrios de la ciudad, plantearse en septiembre si formaliza su candidatura a las próximas Elecciones Municipales. Más de 200 personas forman ya parte de esta iniciativa, que defiende que los Ayuntamientos, como representación del Estado y de la Administración Pública más cercana al ciudadano/a, pueden ser la mejor caja de resistencia para frenar la ofensiva oligárquica que sufrimos.

 

guanyem_barcelona2.jpgDurante el acto de su presentación, definieron las tres propuestas fundamentales por las que trabajará la plataforma: defender los derechos básicos (sanidad, educación, vivienda...) y la dignidad de las personas, propulsar un modelo económico y social de carácter solidario, y profundizar en la gestión democrática del Ayuntamiento. Como es natural, prácticamente todas las fuerzas políticas de izquierda catalanas, así como la inmensa mayoría de los movimientos sociales, han mostrado su interés y su apoyo a esta nueva iniciativa. Y lo mejor de todo, puede ser la irradiación que plataformas de este tipo puedan tener en otras ciudades, que puedan seguir su estela. De hecho, en Madrid se ofrece Municipalia, promovida por Movimiento por la Democracia y abierto a otros colectivos, para comenzar a organizar una candidatura de confluencia que pueda disputar el poder político al actual Ayuntamiento. En su preparación se han involucrado otros colectivos, partidos políticos como IU, Podemos, y movimientos sociales como Alternativas desde abajo, Asambleas Populares del 15M, el Observatorio Metropolitano, la Oficina Precaria, la Plataforma para la Auditoría Ciudadana de la Deuda, diversas asociaciones vecinales, etc.

 

guanyem_barcelona3.jpgÉste es por tanto el camino, es decir, la confluencia ciudadana en torno a proyectos surgidos del propio activismo social, bajo el apoyo de las fuerzas políticas que giran en torno a un mismo ideario, para poder organizar y transformar la lucha en un contrapoder que pueda enfrentarse y derribar al poder establecido. En este enlace se encuentra el texto al completo del Manifiesto de la Plataforma "Guanyem Barcelona", que como podrán comprobar los lectores, y ahora vamos a resumir, es perfectamente asumible por el conjunto de movimientos sociales y las fuerzas políticas de la izquierda transformadora. Comienza el Manifiesto señalando que "En los últimos años, multitud de movimientos e iniciativas ciudadanas han denunciado la estafa que estamos padeciendo y han evidenciado la incapacidad de la vieja política para dar respuesta a las necesidades de la gente. Estas iniciativas, sin embargo, han topado a menudo con la arrogancia de unas élites que se sienten impunes, que no corrigen sus errores y que ahora nos quieren imponer una segunda transición para que nada cambie".

 

guanyem_barcelona4.jpgDestaca que el movimiento asambleario, las asociaciones vecinales y los diversos movimientos sociales no bastan, sino que "ha llegado la hora, también, de reapropiarnos de las Instituciones para ponerlas al servicio de las mayorías y del bienestar común". Y refiriéndose a la rebelión democrática que desde el Ayuntamiento se necesita, continúan argumentando que "Queremos una ciudad que promueva la honestidad de los gobernantes y que impida la connivencia mafiosa entre política y dinero. Hay que poner fin a la acumulación de cargos, limitar sueldos y mandatos, impulsar agendas transparentes y establecer mecanismos efectivos de control de los responsables públicos. Queremos un nuevo contrato ético entre ciudadanía y representantes". Y continúan: "Tenemos que encontrar la forma de detener y revertir las desigualdades insultantes que se han producido en los últimos años. Queremos una ciudad sin deshaucios ni malnutrición, donde la gente no se vea condenada a vivir a oscuras o a padecer aumentos abusivos en el precio del transporte público. El acceso a la vivienda, a la educación, a la sanidad, a una renta mínima, deben ser derechos garantizados a todos, y no privilegios al alcance de una minoría".

 

guanyem_barcelona5.jpgY sobre su concepto de democracia municipal, expresan: "Queremos una auténtica democracia metropolitana, que obligue a los representantes a mandar obedeciendo. Una democracia con descentralización y elección directa de los concejales y concejalas de distrito, con controles sociales sobre los presupuestos y con iniciativas y consultas ciudadanas vinculantes que ayuden a tomar decisiones compartidas y legitimadas". Y sobre las políticas munipales, afirman: "Queremos instituciones que recuperen el control democrático del agua, que impulsen medidas fiscales y urbanísticas que acaben con la especulación del suelo y fomenten políticas energéticas y de transporte ecológicamente sostenibles". Y finalizan con la siguiente declaración de intenciones: "Pese a la dureza de la crisis, se ha abierto una grieta histórica que no podemos ni queremos desaprovechar. Vivimos tiempos excepcionales que exigen iniciativas valientes y creativas. Si somos capaces de imaginar otra ciudad, tendremos el poder de transformarla". Pues adelante, larga vida y grandes éxitos políticos a esta nueva Plataforma, porque ayudarán a convertir la indignación social en organización, en lucha y en victoria. Ganemos Barcelona, y también Madrid, y Málaga, y Valencia, y Sevilla, y Lugo, y así hasta que todos los grandes núcleos y centros urbanos constituyan una marea imparable de solidaridad, una marea apabullante de dignidad social y de redistribución de la riqueza.

Compartir este post
Repost0
6 julio 2014 7 06 /07 /julio /2014 23:00

"Trasladen una semana a una favela a un economista del Fondo Monetario Internacional y regresará blasfemando contra el neoliberalismo"

(Pierre Bourdieu, sociólogo francés)

 

 

 

Porque en efecto, la atalaya desde donde se ven las cosas normalmente influye mucho en el contenido del mensaje. Y o bien tenemos una profunda asociación del mensaje con nuestra realidad, con la realidad del mundo que nos rodea, o nuestros mensajes no tendrán ningún valor. Podemos volver como ejemplo a la fuerza del mensaje publicitario, que ya hemos mencionado en la presente serie de artículos, porque cada vez se nos machaca y se nos abruma con la fuerza de la publicidad, en prácticamente todas las tareas y actividades cotidianas. Un buen ejercicio podría ser anotar en un papel todos los mensajes publicitarios, expresos o subliminales, con los que nos bombardean a diario, desde que nos levantamos de la cama hasta que nos volvemos a acostar. Seguramente nos sorprendería la capacidad integradora e interpretadora de nuestra mente.

 

Quizá la publicidad sea el arma más contundente para penetrar en la sociedad de consumo, frenética y obsesiva, cualquier bien, producto o servicio que se quiere hacer llegar a la ciudadanía. De ahí que, su introducción en el recorrido por todas nuestras actividades cotidianas va en aumento. Por ejemplo, fue actualidad hace unos meses la decisión de Metro de Madrid de adoptar el nombre de Vodafone Sol para su estación más emblemática. Durante tres años, la estación tendrá esta nueva denominación, figurará con dicho nombre en toda serie de guías, carteles y mapas, e incluso la Línea 2 se llamará Línea 2 Vodafone. A cambio, la empresa pública recibió de la operadora de telecomunicaciones tres millones de euros. Por su parte, las Universidades, tanto las privadas como las públicas, publicitan sus cursos de más alto nivel, másteres y cátedras con el nombre de las empresas patrocinadoras. De esta forma, asistimos a una toma literal del espacio público por parte de las empresas publicitarias.

 

Con ello, nuestra mentalidad capitalista se vuelve cada vez más dócil, más permisiva y más sumisa, eleva el ratio, el nivel, el umbral de "normalidad" en la aceptación de la publicidad en prácticamente todas las actividades a las que asiste: intermedios de programas televisivos, carteles en fachadas de edificios, toldos de cafeterías, puertas de taxis y autobuses, portadas de revistas y periódicos, folletos adjuntos a todo tipo de cartas, pantallas de televisión de metro, autobuses, aviones, trenes, neones luminosos de grandes edificios, llamadas telefónicas de agentes comerciales, etc. Nuestra vida es un conjunto de experiencias relativas a la publicidad. Y se ha ido introduciendo sin prisa pero sin pausa, que ya nos parece algo completamente normal, nos hemos habituado a ello. Y lo aceptamos con resignación, con la misma resignación que aceptamos los grandes dogmas neoliberales: la competitividad, el crecimiento, los mercados, etc. Lo aceptamos con esa aparente "normalidad" que legitima las cosas mediante esa especie de anestesia social que sufrimos.

 

A todo ello ayuda la literatura de evasión, las drogas sociales, el fútbol, la manipulación informativa, que embrutecen constantemente al pueblo, y consiguen que pueda verse como normal algo que es una pura aberración del sistema. Las técnicas publicitarias se inyectan desde muchos púlpitos, y todas están pensadas para conseguir el dominio de la mente, su adormecimiento, su sumisión. La publicidad masiva va uniformizando el pensamiento, va creando seres sociales clones, que piensan igual, que sienten igual, cuyos objetivos y valores en la vida son iguales. Es inmensa la fuerza de la publicidad. Mediante la publicidad se fomenta la resignación, y se anula el espíritu crítico. El sistema va creando de esta forma seres que no son capaces de reflexionar, de pensar, de proponer o de ver alternativas. La sociedad de consumo se impone, impone sus modos y sus formas. Se fomenta la cultura de la hipocresía, que miente a sabiendas, que afirma "verdades" que nadie cree, que difunde proyectos que nunca llegarán a su puerto. Y de esta forma, la sociedad de consumo y la publicidad nos conducen a un estado que pudiéramos definir como de "muerte social", que consiste en la alteración de los valores, y en la aniquilación del pensamiento libre. Continuaremos en siguientes entregas.

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías