Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
27 julio 2016 3 27 /07 /julio /2016 23:00
Conclusiones del VII Foro Social Mundial de las Migraciones

Típicamente, solemos ver en los medios de comunicación masivos pertenecientes a los grandes poderes dominantes la celebración de todo tipo de foros mundiales (Club Bildelberg, Foro de Davos, Trilateral, Gxx, FMI, BM, OCDE, Asambleas de la ONU...), foros donde se concentra y se transmite su pensamiento, ocultando la celebración de otros foros mundiales donde se concentra la voz de los pueblos, de las personas y colectividades más desfavorecidos, y que transmiten, lógicamente, otro mensaje alternativo. Nosotros vamos a hacernos eco en el presente artículo, como ya hemos hecho en otras ocasiones, de las conclusiones del principal foro mundial alternativo, concretamente vamos a presentar las conclusiones del VII Foro Social Mundial de las Migraciones, celebrado recientemente en la ciudad brasileña de Säo Paulo, cuyo escaparate oficial lo podemos encontrar en el sitio web http://fsmm2016.org, al que remitimos a los lectores interesados en más información. 

 

En el VII Foro Social Mundial de las Migraciones, las y los participantes, 1.600 militantes y activistas provenientes de 57 países de todos los continentes, reunidos en la Universidad Zumbi dos Palmares en São Paulo, Brasil, del 7 al 10 de julio de 2016, manifestamos al término de este importante encuentro:

 

1. Bajo el lema “Migrantes construyendo alternativas frente al desorden y la crisis global del capital”, volvemos a remarcar que la causa estructural del carácter forzado que ha asumido la migración, el desplazamiento y el refugio de millones de seres humanos en esta era, es la naturaleza brutal que ha asumido el capitalismo contemporáneo.

 

2. La humanidad atraviesa momentos dramáticos. El imperialismo estadounidense, y sus aliados en el capitalismo central y periférico, han resuelto enfrentar las tendencias de cambio que amenazan su hegemonía en el mundo con una escalada de agresiones a nivel planetario; desplegando una verdadera envestida contra la humanidad y contra la madre naturaleza que nos alberga.

 

3. Esta ofensiva está orquestada por el estado imperial y el poder corporativo al que sirve, donde un puñado de empresas multinacionales concentra alrededor del 50% de la riqueza mundial, el 93% de las patentes globales, y transacciones financieras que triplican el producto mundial. Lo anterior lleva a la recolonización imperialista del capitalismo periférico, en un proceso de acumulación por despojo, con superexplotación del trabajo y depredación de la naturaleza. Lo que conduce al planeta a una crisis civilizatoria, en que se amenaza la supervivencia del género humano.

 

4. Los pueblos del Sur Global, de Asia, África, América Latina y el Caribe están siendo nuevamente cercados por la violencia y la guerra, la desestabilización económica y política, el saqueo de nuestros bienes comunes -tangibles e intangibles- por el extractivismo, el sometimiento de la soberanía de los pueblos a nuevos Tratados con pretensión geopolítica, la criminalización de la protesta social, así como innumerables muertes de migrantes en el mediterráneo y fronteras del mundo; en suma, un cerco a los procesos que pueden dar lugar a un cambio sistémico y multidimensional.

 

5. Esta ofensiva imperialista del siglo XXI representa una doble agresión en contra de los trabajadores y trabajadoras, incluyendo a las y los migrantes, desplazados y desplazadas, refugiados y refugiadas, a nivel nacional e internacional. Solo el 30% de los trabajadores y trabajadoras del mundo tienen acceso a un trabajo formal, pero cada vez más amenazado por la precariedad. Asimismo, las y los migrantes y desplazados internos, que en la actualidad ascienden a mil millones de personas y que en conjunto representan alrededor del 30% de la fuerza laboral del planeta, siguen siendo el segmento más vulnerable; los que se ven hoy enfrentados a las barreras y los muros más duros que nos haya tocado jamás enfrentar.

 

6. Las resistencias de los pueblos al capitalismo neoliberal abrieron paso en las últimas dos décadas a procesos de cambio y un nuevo ciclo de movilizaciones, particularmente en América Latina. En este marco, se lograron imponer avances en la democracia y se concretaron prácticas y debates en la construcción de un nuevo paradigma civilizatorio.

 

7. Por otra parte, la nueva contraofensiva imperialista, en alianza con las oligarquías locales y el poder que éstos conservan en los medios de comunicación, en los parlamentos y el poder judicial, en los últimos años busca poner freno a estos procesos y a los logros alcanzados en las democracias y la integración regional que se venían desarrollando, con el objetivo de desestabilizar a los gobiernos progresistas que surgieron como fruto de los procesos de cambio abiertos por la movilización popular.

 

8. En particular, al realizar este VII Foro Social Mundial de las Migraciones, en la ciudad de Sao Paulo en Brasil, queremos expresar nuestro más enérgico rechazo al golpe de estado con que la ultraderecha y fuerzas conservadoras intentan desplazar al gobierno democráticamente electo en este país, para intentar revertir los avances en las políticas públicas con enfoque de derechos humanos y en el proceso de integración regional. 

 

9. Tal vez podrán desestabilizar temporalmente a estos gobiernos, pero no lograrán detener las resistencias y rebeldías de nuestros pueblos, los que persistiremos en la construcción, como sujetos históricos de transformación, de un mundo en el que quepan muchos mundos. 

 

10. Es en este contexto, que hemos debatido a través de seis ejes temáticos, en un total siete plenarias, y más de 165 talleres y conversatorios realizados como actividades autogestionadas. En todas ellas ha destacado la voz de las mujeres y de los jóvenes como protagonistas centrales de este Foro.

 

Los seis ejes temáticos en torno a los que se organizó el intercambio y debate de experiencias fueron:

 

Eje 1: La crisis sistémica del capitalismo y sus consecuencias para la migración

 

Las y los migrantes y refugiados reunidos en el Foro denunciamos que continúan la xenofobia, la homofobia, el racismo y el sexismo, muchas veces provocados por distintas formas de violencia y opresión imperantes en las sociedades de destino, así como por la precariedad en la que ocurre regularmente la movilidad humana. Asimismo, el mito extendido que asocia a la migración con la delincuencia, alimentado por la manipulación de los medios de comunicación hegemónicos y reforzado por leyes de securitización de los gobiernos neoliberales, permite justificar la necesidad de intensificar la militarización de las fronteras.

Reiteramos la importancia de reconocer a las y los migrantes como sujetos de derechos y de políticas públicas inclusivas, entre otros, para niños, niñas y adolescentes, combatir la precarización de los derechos laborales de las y los migrantes y buscar una mejoría de sus condiciones socioeconómicas. Es fundamental también reforzar la formación política de las y los migrantes, y garantizar su derecho al voto y a ser elegidos, para su inclusión plena como ciudadano y ciudadana en los países de residencia.

 

Eje 2: Resistencias y alternativas desde los sujetos migrantes

 

Apoyamos la reivindicación del derecho del Pueblo Palestino a retornar a su territorio, sus lares y propiedades, consagrado en la resolución 194 de las Naciones Unidas; la supresión de las actuales políticas públicas locales, estatales y federales que criminalizan a las y los migrantes y refugiados; la necesidad de modificación del marco jurídico actual; y al mismo tiempo rechazamos la estigmatización y criminalización de los flujos migratorios, así como la denegación de sus derechos humanos.

Insistimos en la necesidad de promover la integración de las diferencias culturales desde la sensibilización, la modificación del marco legal actual de migrantes y refugiados, y la elaboración de una declaración pública contra las políticas de Estado de Israel y en apoyo a la reivindicación de los derechos palestinos por la vía del Boicot Económico, Desinversión y Sanciones (BDS) y otras formas de resistencias. Hacemos un llamado a la solidaridad con el Pueblo Palestino, a la unión internacional de las luchas y las reivindicaciones de las y los migrantes y refugiados, y a consagrar el derecho a la libre circulación nacional e internacional.

 

Eje 3: Migración, género y cuerpo

 

La lucha contra el silenciamiento de la situación que afecta a las mujeres migrantes y la ausencia de políticas públicas que garanticen sus derechos marcaron los debates. Si la población migrante ya tiene sus derechos reducidos, las mujeres migrantes son todavía más invisibilizadas, dada la naturalización de las opresiones sistémicas a las cuales están expuestas.

Exigimos, por tanto, el fin a la colonización de nuestros cuerpos, que se expresa por medio de múltiples opresiones, como la desvalorización del trabajo femenino, los feminicidios, la violencia doméstica, obstétrica y psicológica, tráfico de migrantes, trata con fines de explotación sexual y laboral, la imposición de la heteronormatividad, entre otras, que configuran una industria de explotación de las migraciones.

Es fundamental el reconocimiento del protagonismo y el empoderamiento de las mujeres, la formulación de políticas públicas que reconozcan la especificidad de las relaciones de género asociadas a los flujos migratorios contemporáneos, desde una perspectiva de género amplia que incluya también a la población LGBTTI, considerando los Principios de Yogyakarta. De la misma forma, establecer que el Foro se comprometa a mantener el eje de Migración, género y cuerpo en sus próximas ediciones, a fin de garantizar la visibilidad y la implementación de espacios de protagonismo -con una participación del 50%- para las mujeres migrantes, refugiadas, indígenas, afrodescendientes, y de la población LGBTTI, tanto en la organización como en el desarrollo del encuentro.

 

Eje 4: Migración, los derechos de la Madre Naturaleza, el cambio climático y las disputas Norte-Sur

 

El capitalismo extractivista, como sistema de producción y de consumo, impacta en forma directa al medio ambiente e intensifica los efectos del cambio climático, condenándonos a un futuro donde cada vez más personas tendrán que migrar para garantizar su sobrevivencia fuera de sus lugares de origen, principalmente a las poblaciones más vulnerables y pobres alrededor del mundo. Aunque invisibilizados, hoy ya existen 50 millones de desplazados ambientales producto del calentamiento global y se estima que estos podrían alcanzar las 250 millones de personas en las próximas décadas.

Proponemos, frente a esta crisis ambiental y migratoria sin precedentes, una transformación radical del sistema de producción y de los modelos extractivos, y el fin del agronegocio. Asimismo exigimos proteger los conocimientos tradicionales de las comunidades campesinas e indígenas, y detener la apropiación de los recursos existentes en los territorios ancestrales de los pueblos originarios, sin su consentimiento previo, libre e informado, como obliga el Convenio 169 de la OIT.

Exigimos que se reconozca la condición de desplazado ambiental forzado y se garantice un instrumento internacional específico para la protección de sus derechos humanos; que se establezcan políticas públicas que consideren una agenda y un planeamiento estratégico vinculado a los cambios climáticos, con la participación activa de migrantes, afrodescendientes, indígenas y campesinos en su formulación.

 

Eje 5: Derechos Humanos, Trabajo Digno, Educación, Vivienda, Participación Política y Movimientos Sociales 

 

Los debates durante el Foro abordaron este eje de una forma multidimensional, privilegiando una crítica a todas las formas de violencia, discriminación y exclusión que impiden a la población migrante el pleno disfrute de sus derechos humanos, el acceso a condiciones de trabajo dignas y a derechos humanos básicos como la salud, la educación, la vivienda, seguridad social, acceso a la justicia y la consagración de sus derechos para la participación política, expresado en su derecho al voto y a ser elegido, así como el derecho a la libre circulación con igualdad de condiciones, como un derechos fundamentales de las y los migrantes.

Exigimos que se garantice el acceso a la educación y al conocimiento universal, y el reconocimiento de la equivalencia de títulos, diplomas y certificaciones, desde la enseñanza básica a la superior. Asimismo exigimos que la educación adopte modelos no hegemónicos, descolonizados y multiculturales como herramientas de combate a la xenofobia y al trabajo no digno.

Exigimos también campañas de combate al trabajo esclavo y tráfico de personas para la implementación del derecho al trabajo digno y sin discriminación de migrantes y refugiados, fortaleciendo su promoción por las más diversas vías.

Alentamos el fortalecimiento de las redes de organización de los y las migrantes, de centros de investigación y de cultura, la creación de espacios interculturales, la oficialización de unidades multiculturales de salud de las y los migrantes, entre otras medidas tendientes a cerrar la brecha entre los migrantes y la población local.

 

Eje 6: Derecho a la Ciudad, Inclusión Social y Ciudadanía de los Migrantes

 

Exigimos el pleno e irrestricto acceso de migrates y refugiados a la educación, cultura, comunicación, documentación, expresión, salud, transporte y movilidad, vivienda, así como el acceso a la justicia y seguridad.

Asimismo, el desarrollo de políticas interculturales en sectores como la salud, la educación, el esparcimiento, la vivienda, la seguridad y la cultura, así como de respeto a la diversidad religiosa de las poblaciones migrantes.

 

11. Las propuestas emanadas de este Foro servirán para nutrir y enriquecer nuestra lucha anticapitalista, antimperialista, anticolonial y antipatriarcal, que tienen en las y los migrantes, en los trabajadores y trabajadoras, en los pueblos indígenas, en los afrodescendientes, en los pobres de la ciudad y el campo, en las mujeres y los movimientos por la diversidad sexual, así como en otros grupos discriminados, explotados y oprimidos, a los forjadores de otro mundo posible y necesario para la preservación de la Humanidad y de la Madre Tierra.

 

12. Otro mundo está naciendo de la mano de nuestras iniciativas y construcciones sociales, económicas, políticas y culturales, que son semilla de esperanza y vitalidad, basadas en la solidaridad, la celebración de la fraternidad, la complementariedad y la diversidad como riqueza de nuestros pueblos, en armonía con la naturaleza.

 

Desde São Paulo, ciudad declarada en este Foro capital mundial de los migrantes, hacemos un llamado a la construcción de una alianza entre movimientos sociales y autoridades locales para avanzar hacia una ciudadanía universal y formas alternativas para abordar las migraciones internacionales.

 

En unidad con todos los pueblos explotados y oprimidos del mundo, caminando juntos hacia la erradicación definitiva del capitalismo y la promoción de una cultura de vida plena.

 

Apoyamos plenamente la decisión del Comité Internacional de celebrar el VIII Foro Social Mundial de las Migraciones, en la ciudad de México en 2018, bajo la coordinación de MIREDES Internacional y la Red Internacional de Migración y Desarrollo.

http://fsmm2016.org

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
26 julio 2016 2 26 /07 /julio /2016 23:00
¿Qué podemos hacer con los bancos? (y VI)

Se ha levantado la manta para descubrir “las vergüenzas” de las Cajas de Ahorros, pero no se ha hecho lo mismo con los bancos privados porque lo que se ha buscado no ha sido conocer la realidad del sistema, sino provocar una demolición programada del sistema de cajas para que así los bancos privados ocupen su franja de mercado como vía de recuperación de su quebranto patrimonial

Vicenç Navarro y Juan Torres

Es necesaria por tanto la socialización del sector bancario bajo control ciudadano, porque los poderes capitalistas demostraron hasta qué punto eran capaces de cometer delitos y asumir riesgos, de los cuales se niegan a responsabilizarse, con el solo objetivo de aumentar sus ganancias, porque sus actividades comportan periódicamente un elevado coste para la sociedad, porque la sociedad que queremos construir debe estar guiada por la búsqueda del bien común, de la justicia social y de la reconstitución de una relación equilibrada entre los humanos y los otros componentes de la naturaleza. Por todo ello es necesario socializar y democratizar radicalmente la mayor parte del sector bancario. Bien, pero una vez expuestos los antecedentes, razones y motivaciones que nos llevan a exigir dicha socialización, hemos de matizar y completar este concepto. Así, la pregunta general sería: ¿qué se esconde bajo la expresión "socializar el sector bancario"? Pues básicamente los siguientes puntos:

 

1.- La expropiación sin indemnización (o con la sola indemnización simbólica de un euro) de los grandes accionistas, mientras que los pequeños accionistas serán indemnizados convenientemente. 

 

2.- La concesión al sector público del monopolio de la actividad bancaria, con sólo una excepción: la existencia de un sector bancario cooperativo, o de banca ética, de pequeño tamaño (sometido a las regulaciones fundamentales del sector público) y de carácter especializado (regional y sectorial) y un claro comportamiento ético (donde el lucro no fuera su principal motivación, aunque sí habría de ser sostenible financieramente).

 

3.- La creación de un servicio público de ahorro, de crédito y de inversiones, doblemente estructurado: por una parte, una red de sucursales cercanas a la ciudadanía, y por la otra, la creación de agencias especializadas a cargo de las actividades de gestión de fondos y de financiación de inversiones que no puedan cubrir los ministerios responsables de los diferentes ámbitos: sanidad, educación, energía, transportes públicos, pensiones, transición ecológica, etc. Estos ministerios deberán estar dotados del presupuesto necesario para la financiación de las inversiones que les corresponden. Las agencias especializadas intervendrían en los ámbitos y en las actividades en los que no alcancen las competencias y las esferas de acción de estos ministerios, con el fin de asegurar que no queden aspectos desatendidos. 

 

4.- La definición, con participación ciudadana, de una carta sobre los objetivos que se quieren alcanzar y las misiones que se quieren proseguir, que ponga de manifiesto un servicio público del ahorro, del crédito y de la inversión al servicio de unas prioridades definidas según un proceso de planificación democrática. La formulación colectiva de los objetivos finales debe trascender a la concepción del sector bancario como una herramienta pública bajo control del gobierno, y enfocarse más bien a devenir un sistema sobordinado formalmente a la apropiación democrática y colectiva en la búsqueda de metas de desarrollo sociales conformadas por trabajadores de la banca en colaboración con otras demandas sectoriales y colectivas. 

 

5.- La transparencia (de la contabilidad) de las cuentas que deberán presentarse al público de manera comprensible. 

 

Todas estas facetas comprenderían el término "socialización", utilizada, como hemos explicado en entregas anteriores, con preferencia sobre "nacionalización" o "estatización", para indicar claramente hasta qué punto es esencial el control ciudadano, compartiendo decisiones entre dirigentes, trabajadores, clientes, asociaciones, representantes electos locales y representantes de instancias bancarias públicas, nacionales y regionales. Por lo tanto, es necesario definir de manera democrática el ejercicio de un control ciudadano activo y responsable sobre el sector bancario. Asímismo, es necesario alentar el ejercicio de un control de actividades de la banca por parte de los propios trabajadores de su sector, y su participación activa en la organización del trabajo. Es necesario también que los órganos de gobierno de los bancos remitan anualmente un informe público sobre su gestión. Se debe privilegiar un servicio de proximidad y de calidad que rompa con las políticas de "externalización" llevadas a cabo actualmente. Hay que estimular al personal de los establecimientos financieros (incluso mediante cursos de formación) para que garanticen a sus clientes un trato humano, que cultiven la comunidad, y un auténtico servicio de asesoría, que facilite el desarrollo económico, social y ecológico, rompiendo con las políticas comerciales agresivas de ventas forzadas, sin la suficiente información, o sin consentimiento debidamente informado. En ese sentido, el carácter ético de la nueva banca socializada deberá ser elemento primordial de la misma.

 

Estamos completamente convencidos de que la socialización del sector bancario y su integración en el catálogo de servicios públicos permitirán:

 

1.- Que los mercados financieros ya no tengan la misma influencia sobre la ciudadanía y los gobiernos. Con ello ganará la democracia, la justicia social y el bien común.

 

2.- Que la financiación de los proyectos de la ciudadanía, de empresas y de las Administraciones Públicas sea algo real y tangible. Con ello ganará la economía real, aquélla dedicada a la satisfacción de las necesidades, y perderá la economía especulativa, dedicada al lucro insaciable e indecente.

 

3.- Que la dedicación de la actividad bancaria al bien común facilite la transición hacia una economía postcapitalista, productivista y ecosocialista. Con ello ganarán también, además de la inmensa mayoría social, la naturaleza, el medio ambiente, y los derechos humanos.

 

Porque consideramos que el ahorro, el crédito, la seguridad de la liquidez monetaria y la preservación de la integridad de los sistemas de pago son asuntos de interés general, que no se pueden ni deben dejar en manos privadas, y por esa razón fundamental, preconizamos la creación de un servicio público bancario para la socialización de las empresas del sector financiero y de seguros, abandonando el carácter privado y oligopólico que actualmente poseen. Porque los bancos son actualmente un útil esencial del sistema capitalista y de un modo de producción que perjudica al planeta, que genera un desigual reparto de los recursos, que siembra guerras y precarización de la vida, que recorta cada día un poco más los derechos laborales y sociales, y ataca las instituciones y el concepto mismo de democracia, es esencial tomar el control y hacer de ellos instrumentos al servicio de la colectividad. La socialización del sector bancario no puede considerarse solamente como un eslógan o una reivindicación que será autosuficiente, y que los dirigentes aplicarán después de haber tomado la buena dirección. Esta socialización debe concebirse, en cambio, como un gran objetivo político a alcanzar mediante un proceso dirigido por una dinámica ciudadana.

 

No solamente se necesita que los movimientos sociales organizados ya existentes (como los sindicatos) lo prioricen en su agenda, y que los diferentes sectores del tejido civil (colectividades locales, pequeñas y medianas empresas, asociaciones de consumidores, etc.) se posicionen en ese sentido, sino también, y sobre todo, que los empleados y empleadas de la banca sean sensibles a la función social de su trabajo, y a las mejoras de las que gozarían si los bancos fueran socializados. Y para ello hace falta mucha concienciación popular, mucha labor pedagógica, mucha lucha contra el pensamiento dominante y los grandes poderes económicos, que se negarán hasta el final a dicha transformación, y pondrán todo lo que esté en sus manos (que es mucho) para impedir dicho proceso. Hay que iniciar procesos participativos en los que los usuarios, desde sus oficinas bancarias, soliciten ser parte del proceso de redefinición de lo que debe ser un banco al servicio de la mayoría. Está claro que sólo una potente movilización popular podrá garantizar que la socialización del sector bancario llegue a concretarse, porque esta medida afecta al propio corazón, a la propia esencia, a la misma arquitectura del sistema capitalista. Si un gobierno de izquierda no toma esta medida, sus acciones no podrán provocar un cambio radical sustancial, que rompa con la lógica dominante del sistema, y permita un nuevo proceso de emancipación social.

 

Pero la socialización del sector bancario y de seguros debe formar parte de un programa mucho más extenso de medidas complementarias, que permitan, como hemos indicado más arriba, iniciar una transición hacia un modelo postcapitalista, postextractivista, y postneoliberal, encaminado hacia la meta final socialista. Tal programa, que debería tener una dimensión europea (aunque esto último ya es más complicado), aunque comience por uno o varios países determinados, comprendería especialmente el abandono de las políticas de austeridad en relación a los derechos sociales y servicios públicos, el fin de los rescates bancarios y las políticas favorables a la industria privada, la auditoría de la deuda pública y posterior repudio de la parte de la misma considerada ilegítima o insostenible, la instauración de una verdadera reforma fiscal progresiva (con una fuerte imposición al capital), la reducción generalizada del tiempo de trabajo con contratos compensatorios y mantenimiento del salario, una serie de medidas para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, la socialización del sector de la energía (otro sector estratégico de la economía real), el desarrollo pleno y efectivo de los servicios públicos (con potenciación de la tasa de empleo en los mismos) y de la protección social, y el establecimiento de una política determinada para la transición ecológica. Hoy día, la socialización integral del sistema bancario es realmente una urgente necesidad económica, social, política y democrática. Finalizamos aquí esta breve serie de artículos, que esperamos haya sido de utilidad a los lectores. 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
25 julio 2016 1 25 /07 /julio /2016 23:00
La escandalosa defensa de Leo Messi desde el F. C. Barcelona

¿Se imaginan una campaña con el lema “Todos somos Jordi Pujol”? Se la imaginan... Vale, vale, de acuerdo, es posible. ¿Se imaginan una campaña con el tema todos somos Félix Millet, todos somos Filesa, todos somos Naseiro, todos somos Púnica, todos somos Bárcenas, todos somos Rita? ¿No es lo mismo? ¿Dónde están las diferencias? ¿No es también la inversión de aquel “hacienda somos todos”? ¿Concienciamos así de la obligación de cumplir nuestras obligaciones fiscales?

Salvador López Arnal

Hace pocos días, un Tribunal condenaba a Leo Messi a 21 meses de cárcel por tres delitos fiscales cometidos entre 2007 y 2009, por mucho que el jugador intentó ser absuelto de dichos delitos alegando ignorancia sobre los temas fiscales, desconociendo que dicha "ignorancia deliberada" (es decir, no querer saber) es también delito en nuestro ordenamiento jurídico. El jugador ya había devuelto unos 50 millones a Hacienda, pero no entrará en prisión (de hecho, está veraneando en Ibiza, con yate de lujo incluido). Bien, si todo esto hubiera quedado aquí, seguramente sería sólo un caso más (de entre los miles que se encuentran en el listado oficial de morosos de la Agencia Tributaria, que publica el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas) de fraude fiscal, pero lo cierto es que, después de la condena, el F.C. Barcelona, su equipo, ha levantado en las redes sociales, a través de un Manifiesto de defensa de Messi, una campaña de apoyo al jugador. Algo absolutamente irresponsable, indecente e intolerable desde todos los puntos de vista, en una sociedad madura y democrática, como la que muchos dicen que poseemos. 

 

En una sociedad abyecta, alienante e insultantemente desigual como la nuestra, no sólo  parece que los ricos y poderosos están exentos de todo ataque o reproche penal, sino que cuando, como ahora, la justicia les señala, enseguida se disparan todos los resortes de sus círculos sociales y mediáticos para defender al delincuente. Absolutamente intolerable. Bajo una serie de eslóganes totalmente vergonzantes ("No vamos a tolerar que se trate a Leo Messi como a un delincuente"), y otras lindezas por el estilo, su club ha salido en tromba en su propia web oficial y en las redes sociales (buscando apoyos de la ciudadanía), para rescatar la imagen de su jugador estrella, sin importarle si se vulneran o no las Instituciones, el Estado de Derecho y el propio ordenamiento jurídico, que cuando cae sobre los ricos y poderosos, parece que no está haciendo "lo correcto". De esta forma, el club protege a su futbolista, usando una vergonzosa campaña de encubrimiento, complicidad y connnivencia públicas, a la que se adhiere el inaudito apoyo de muchos hinchas del club, y fans del propio jugador...¿De qué estamos hablando, al final? De una guerra de las Instituciones contra una serie de estamentos sociales de enorme poder, sólo por intentar que la justicia esclarezca delitos relativos a sus figuras estrella: "Leo es nuestra estrella y tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que se sienta respaldado y querido" (así figuraba en un fragmento del manifiesto de apoyo al jugador). 

 

Pero no acababan aquí las vergonzosas declaraciones de toda una Sociedad Anónima (la multinacional Barça-Catar) para apoyar a su "astro argentino": "Leo, quien te ataca a ti, ataca al Barça y a su historia". Como se ve, muy buenos argumentos en su defensa. Pero todavía tenían la desfachatez de criticar la sentencia: "Lo que nosotros defendemos es que una persona está siendo tratada de forma injusta. Puede haber interpretaciones y críticas, pero no hay infracción penal y ni siquiera la sentencia es firme". Las declaraciones son vomitivas, y más aún viniendo de un entorno institucional como es su propio Club, que debería haber adoptado una postura neutral sobre el asunto. ¿De modo que si uno comete fraude fiscal por varios millones de euros, sólo pueden existir "interpretaciones y críticas"? Qué lástima de todos los encarcelados durante la última legislatura, cuyos delitos no llegaban ni a cientos de euros, que no tuvieron "interpretaciones ni críticas", sino la déspota e inhumana sentencia de enviarlos a prisión, por cometer, ese sí, el delito de ser pobres. Es curioso hasta qué punto de degradación humana, de falsedad y de hipocresía puede llegar una sociedad. 

 

El origen de todo este despropósito al que estamos llegando, es el increíble y demencial volumen social al que está llegando el fenómeno del fútbol. Esta especie de "anestesia popular" ha llegado a tal grado de desatino, locura y desmesura, que rompe todas las consideraciones de carácter exclusivamente deportivo que podamos hacer sobre este fenómeno. Como dato curioso y tremendamente ilustrativo, tenemos un Presidente del Gobierno (aún en funciones, pero es muy probable que vuelva a ejercer con plenas facultades muy pronto) que presume de leer el Diario Marca. Hoy día, el país queda paralizado ante cualquier partido de fútbol de mediana envergadura, los sueldos de grandes futbolistas y entrenadores de élite de los grandes equipos manejan cifras astronómicas, y es que el fútbol como inocente manifestación deportiva ha degenerado en el fútbol como negocio, con un movimiento escandaloso de terceros intereses, ligados a gigantescas intervenciones y movimientos económicos. Debido a las tremendas e irracionales rivalidades entre los enloquecidos y fanáticos fans de unos y otros equipos, las aficiones no sólo "festejan" por millares en las plazas públicas sus victorias bajo un idiotizante espectáculo de masas, sino que incluso pueden llegar al destrozo de material urbano, y al enfrentamiento físico entre las diferentes "aficiones". Hoy día el fútbol es referido o tomado como argumento comparativo en todos los eventos, por todo tipo de personas, de todas las profesiones, y es normal que los periodistas pregunten a los políticos por sus predicciones sobre tal o cual encuentro, o que los políticos se codeen con los presidentes de los clubes, con toda camaradería y naturalidad. 

 

Pero no acaban aquí los dislates en cuanto a este fenómeno. Hoy día la información deportiva se ha convertido en la información futbolística, y la noticia de un gran partido se sitúa en los titulares informativos al lado de las noticias de portada, como si fueran acontecimientos de gran interés social o cultural. Un noticiero deportivo ocupa en la parrilla de programación prácticamente el mismo espacio, lugar, tiempo y horario que un informativo genérico (incluyendo todas sus secciones), y los futbolistas de élite se han convertido en auténticos "referentes sociales", sobre todo para los niños/as y jóvenes, que ven en dichos jugadores a sus auténticos ídolos. Pues bien, con todo este rosario de síntomas demostrativos del carácter enfermizo de nuestra degradante sociedad, con toda esta descripción de las principales manifestaciones de este aberrante fenómeno, llegamos a la conclusión de que, la escandalosa defensa de Leo Messi por parte de su club, y de multitud de sus socios y aficionados, no es más que otro granito de arena en la misma dirección. Con tal diagnóstico encima de la mesa, nos podríamos hacer para finalizar algunas otras preguntas interesantes: ¿saldría también el Real Madrid en defensa de Cristiano Ronaldo, si éste se viera envuelto en una situación similar a la de Messi? 

 

¿Se imaginan, siguiendo el mismo razonamiento, a la dirección de una empresa de tornillos, de fregaderos o de muebles saliendo en defensa pública de uno de sus empleados, porque éste hubiera defraudado a Hacienda dos mil o tres mil euros? ¿De verdad cree alguien que eso le importaría algo al Director General de la compañía? ¿Es plausible suponer también, entonces, que defenderían igualmente a Leo Messi (ya que es la "estrella del club") si estuviese acusado de agredir a una mujer, de atentar contra el honor de alguien, de robo con violencia, de tráfico de drogas, o de conducción temeraria, por poner sólo unos cuantos ejemplos de otros delitos? La alienación de nuestra sociedad ha llegado a tal extremo que se considera, por ejemplo, "enaltecimiento del terrorismo" la función de teatro de unos titiriteros granadinos (y por lo cual estuvieron varíos días en prisión preventiva, y todo ello por presentar una obra de títeres de tipo satírico), pero en cambio, lo del F. C. Barcelona defendiendo a Leo Messi no se considera "apología del delito" (del delito fiscal, en este caso). Los lectores sólo han de mirar a su alrededor, observar la podredumbre de la sociedad en que vivimos, observar la miseria social y cultural que nos rodea, y entenderán un poco mejor cómo es posible que estos bochornosos e indecentes acontecimientos nos continúen ocurriendo. Atentos a lo que quede por ver y oír. No se lo pierdan. 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
24 julio 2016 7 24 /07 /julio /2016 23:00
Autor: Josetxo Ezcurra

Autor: Josetxo Ezcurra

La figura del enemigo prepara, acompaña y apoya el esfuerzo de guerra. Unas retóricas y unas escenografías la construyen. Unos saberes con pretensiones científicas o religiosas la legitiman. Unos medios de comunicación la transmiten

Reinhard Johler, Freddy Raphaël y Patrick Schmoll ("La construcción del enemigo")

BLOQUE I. SOBRE EL TERRORISMO INTERNACIONAL.

 

Después del índice general presentado en el último artículo de la serie, vamos a comenzar, como adelantamos, con el primer gran bloque temático de la misma, relativo al terrorismo internacional. Mucha tela hay que cortar en este asunto. Como en todos los demás bloques, habremos de desmontar muchas falacias, y situar muchas cosas en su sitio. Y como siempre, nos basaremos para ello en distintas fuentes, que iremos citando a medida que aparezcan en nuestro discurso. Hoy día, el denominado "terrorismo internacional" es la principal semilla y el caldo de cultivo fundamental para vehiculizar todo ese reguero de odio que los diversos conflictos armados, las guerras desatadas por doquier en todas partes del globo, han traído como respuesta. Piénsese, sin ir más lejos, en el último atentado en Niza, de la semana pasada. El "modus operandi" es bien sencillo: un individuo se sube a un camión previamente preparado y accesible, y arrolla a toda una multitud que pasea tranquilamente por un paseo marítimo principal de una bulliciosa ciudad costera. Absolutamente simple, pero absolutamente demoledor. El saldo final fueron 84 víctimas mortales, y cientos de personas heridas. ¿El autor? Un joven francés de origen tunecino y carácter introvertido, poco religioso (al decir de sus amistades y conocidos), fichado por la policía por otros delitos (no por terrorismo yihadista), pero cuya acción ha sido reivindicada por el autodenominado Estado Islámico (ISIS). 

 

Operaciones sangrientas de este tipo cada vez son más frecuentes...¿Y alguien puede pensar que no existen motivaciones políticas para este tipo de abominables hechos? Si fuera así, y estuviéramos sólo ante un peligroso maníaco que un día se levanta decidido a asesinar a unas cuantas personas...¿Cómo es que el Gobierno francés declara que recrudecerá sus ataques a Siria y a Irak? ¿Es que tienen que ver las guerras de Siria e Irak con la matanza de Niza? Pues para el Gobierno francés, y para todo aquél que tenga un mínimo de capacidad de análisis crítico, parece que sí. Es cierto que el terrorismo internacional es una lacra, pero una lacra que obedece a motivaciones políticas. Luego por tanto, si de verdad nuestros Gobiernos quisieran arreglar este problema, se dejarían de tanto alarde nacionalista, de tanta hipocresía, de tanto himno y tanto homenaje, de tanto victimismo, y tomarían las verdaderas decisiones que contribuyeran a erradicar (o al menos disminuir) este problema. Como ya hemos venido contando desde artículos anteriores, esto no es un problema que se arregle con declaraciones ni lecturas simplistas (que enfrentan a buenos contra malos, el bien contra el mal, o el mundo libre occidental con sus valores, frente al mundo oriental malvado, fanático y peligroso). Quien lleve a cabo dichas lecturas e interpretaciones, o es un imbécil absoluto, o es un manipulador que no quiere ahondar en las auténticas raíces del problema. Como no queremos ser ni una cosa ni la otra, vayamos, pues, a las auténticas raíces del problema. 

 

Partamos de la base de que, como en otros múltiples aspectos, el pensamiento dominante hace, también aquí, muy bien su trabajo. Se encarga básicamente de adormecer nuestras conciencias, de impedir que nuestros ojos y nuestras mentes vean los problemas reales que nos acucian, que nos muestren los datos y las imágenes de la descarnada realidad que nos rodea: guerras en Irak, Siria, Libia, Afganistán, Yemen o Ucrania, hasta un total de 36 países en conflicto con una población de 2700 millones de personas en riesgo de conflicto bélico. Miles de refugiados a las puertas de nuestro continente, hacinados en campos de concentración como en los tiempos de la Alemania nazi, barcazas y cayucos que nos traen casi diariamente cientos de migrantes o desplazados forzosos desde los países africanos más pobres o en guerra, 9 de cada 10 niños que llegan a las costas griegas o italianas lo hacen sin acompañantes adultos, lo que los hace vulnerables para su captura por parte de las mafias que los trafican, los esclavizan o los prostituyen....Bien, pues que con esta escandalosa y caótica situación, la encuesta del CIS de mayo de 2016 indique que nuestra preocupación por las guerras es 0.0 (0% absoluto) sólo significa que el poder realiza su labor de alienación de las mentes con una eficia ciertamente asombrosa. Porque en efecto, el pensamiento dominante siempre ha buscado las perfectas coartadas para justificar sus intervenciones en guerras y conflictos. Y la última de todas ellas es bien sabida: "la guerra global contra el terrorismo",como declarara el ex Presidente norteamericano George W. Bush, después del ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, en septiembre de 2001. 

 

Y bajo este "buenista" propósito, se pretende poner a todas las personas "de bien" al lado de esta idea, porque claro...¿quién iba a estar a favor del terrorismo? Nadie, evidentemente. Luego como todos somos potenciales "defensores" de esta idea, y nos alineamos con ella sin ningún problema moral ni ideológico, esto legitima públicamente las posibles intervenciones militares que puedan hacerse en favor de esta causa. La parte siniestra de la misma es que la definición de lo que es "terrorismo" se nubla, se difumina y se convierte en un engendro al servicio de los intereses de unos y otros, dificultándose la definición y el marco de lo que es "terrorismo", del perfil de quienes se consideran "terroristas" y de quiénes les amparan. Multitud de interrogantes comienzan entonces a surgir: ¿qué es terrorismo? ¿cuáles son las organizaciones terroristas? ¿quiénes elaboran las listas de las mismas? ¿basándose en qué fundamentos? No sólo los matices definitorios se complican, sino incluso el propio campo de batalla. La "guerra contra el terrorismo" se vuelve global, va más allá de las propias fronteras de un país, Estado o nación. Y eso justifica, para los poderes dominantes, y en nombre de esa forzada "paz" y en contra del "terrorismo", la necesidad de tener que intervenir en cualquier parte del mundo de forma casi inmediata, y supone también que proliferan los Estados de excepción en los países atacados por este "terrorismo", el recorte de libertades en aras de una mayor "seguridad", el reforzamiento de las fronteras, las colaboraciones policiales con los países "aliados", el refuerzo de las bases militares, las inversiones en la industria bélica y armamentística, y demás motivaciones que contribuyen a crear Estados del terror, Estados policiales. 

 

La socialización del miedo se instala en nuestros ámbitos, a la vez que el reforzamiento de la idea de que nuestros Gobiernos están actuando en nuestra defensa ante un mal que viene a destruirnos, a quebrar nuestros modos de vida, nuestras culturas y nuestros valores, y que por todo ello, está justificado todo lo anterior. La ciudadanía va siendo cada vez más proclive a gozar de libertades públicas y derechos políticos recortados, si a cambio se ven reforzadas las medidas de seguridad. La seguridad pública se convierte en una obsesión de Gobiernos y países, "amenazados" por estos "agentes del terror" internacionales que han venido a demoler nuestros valores occidentales del "mundo libre". Se acrecientan la xenofobia y el racismo, la histeria se instala en nuestro imaginario colectivo, y acabamos normalizando y legitimando situaciones absolutamente aberrantes que limitan los fundamentales Derechos Humanos, y sobre todo, legitimando la guerra, los conflictos y las intervenciones contra esos Estados u organizaciones "terroristas". Pero todo ello, como estamos viendo, no son más que excusas para continuar dando fuelle a esa mal llamada "Guerra contra el terror", que en primer lugar no existe (es una clara invención de las grandes potencias para continuar la guerra y las intervenciones en el exterior), y en segundo lugar, sirve de pretexto para garantizar otros objetivos de los que nadie habla. Evidentemente, existe el terrorismo, y tiene muchas manifestaciones que iremos analizando, pero esa "guerra global contra el terror" es un camelo para disfrazar la ilegitimidad de la inmensa mayoría de intervenciones que realizan nuestros desalmados Gobiernos en el ámbito internacional. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
21 julio 2016 4 21 /07 /julio /2016 23:00
Panorama Actual de los Movimientos Sociales en España (30)

Como colofón sobre los MMSS dedicados a la lucha por la defensa de los derechos humanos de las personas migrantes (refugiados, desplazados forzosos, solicitantes de asilo, etc.), que hemos ido desarrollando en las últimas entregas de esta serie, vamos a exponer aquí un innovador y reciente movimiento social creado al calor de toda esta polémica de los refugiados, que se ha dado en llamar "Caravana a Grecia: Abriendo Fronteras", dado a conocer, entre otros medios, por Tercera Información, y cuyo comunicado al completo vamos a reproducir a continuación: 

 

Diferentes plataformas ciudadanas, organizaciones y movimientos sociales, nos hemos unido para impulsar la “Caravana a Grecia: Abriendo Fronteras”, una iniciativa que surge de la necesidad de responder a las políticas migratorias de la Unión Europea, que cada vez se acercan más a la barbarie, totalmente ajenas al dolor y al sufrimiento que están ocasionando.

Día a día se expulsa a las personas migrantes y solicitantes de protección internacional a causa de estas políticas; se ultraja a jóvenes subsaharianos en la valla de Melilla, se permite que mueran en el mar y en las fronteras personas que huyen de guerras y conflictos, hambre, trata de personas, violencia en sus múltiples formas, personas en situación vulnerable y se consiente la agresión y violación de mujeres y niñas. Las instituciones y gobiernos europeos han optado por proteger los derechos del mercado y vulnerar los derechos de las personas.

Por otra parte, las políticas migratorias y de asilo del Estado español son una muestra de la exclusión, el dolor y la muerte que generan el incumplimiento de los Derechos Humanos y de los convenios internacionales. Las vallas de Ceuta y Melilla, las expulsiones ilegales, la imposibilidad de solicitar asilo en nuestras embajadas, las ayudas económicas a terceros países a cambio de convenios de repatriación, o la externalización de nuestras fronteras a países como Marruecos, que no garantizan los derechos humanos, provocan una situación que en nada difiere de lo que hoy se vive en los Balcanes o en la frontera greco turca.

Nosotras, en cambio, no podemos evitar mirar a los rostros de las víctimas de nuestras fronteras, no podemos dejar de sentir su sufrimiento, ni dejar que el mar Mediterráneo, cuna de nuestra cultura, esté convirtiéndose en una gran fosa común. La indignación y la solidaridad nos impulsan a actuar, la ciudadanía no puede seguir esperando.

Es el momento de tender puentes donde se levantan vallas. Optamos por la convivencia, la solidaridad, el encuentro de las personas y los pueblos. Nos preocupa el sufrimiento de estos seres humanos. Por eso seremos nosotros y nosotras quienes atravesemos las fronteras para que dejen de atravesar nuestros derechos y nuestros corazones. Queremos exigir que se cumplan sus derechos y denunciar a los responsables de esta barbarie.

¿Qué es la Caravana a Grecia, Abriendo Fronteras?

La Caravana, que saldrá de Barcelona el 16 de julio, irá rumbo a Grecia con la intención de reivindicar las obligaciones que nuestros Estados incumplen. Es la fuerza de la gente, de las vecinas y vecinos que marcharemos a decir basta y a poner en práctica la solidaridad y el apoyo mutuo.

Es el momento de ir a trasladar nuestra desobediencia a las directivas y leyes migratorias que están enfangando los derechos humanos, a denunciar el acuerdo UE Turquía y el incumplimiento de los compromisos de nuestro Gobierno. A tratar de acabar con esto.

Fechas y ruta de nuestro viaje

Saldremos el día 15 de julio desde nuestras ciudades y pueblos hacia Barcelona, donde nos reuniremos para comenzar nuestra ruta el 16 de julio. El viaje de ida durará tres días, durante los cuales se irán realizando acciones de protesta contra las fronteras. Llegaremos a Tesalónica, y en Grecia permaneceremos cuatro días extendiendo nuestra denuncia.

Durante nuestra estancia ofreceremos nuestros autobuses al Gobierno Central y a las diferentes instituciones, para que las personas que buscan amparo y dignidad en nuestro continente puedan venir con garantías del cumplimiento sus derechos: garantías jurídicas y un dispositivo digno de acogida establecido. Sabemos que hay una lucha y un debate de fondo: acabar con estas políticas migratorias y modificar las vergonzosas condiciones del sistema español de asilo.

Previamente se pretende realizar una labor de incidencia institucional, donde reclamaremos ciudades de refugio efectivo. Para ello solicitaremos a nuestros Ayuntamientos y Comunidades Autónomas que apoyen esta iniciativa ciudadana de defensa de los Derechos Humanos, que informen sobre las plazas de acogida disponibles municipio a municipio. También les pediremos que se comprometan a acabar con esta tragedia, que sean activos y firmes en reclamar al Gobierno el cumplimiento de sus compromisos internacionales con los refugiados de Grecia e Italia y en nuestra frontera sur, así como el establecimiento de vías legales y seguras de llegada al Estado español.

¿Quién está detrás de esta iniciativa?

Movimientos sociales y plataformas ciudadanas organizadas a nivel local que impulsamos la Caravana a Grecia. En Vitoria•Gasteiz, Nafarroa, Bizkaia, Salamanca, Madrid, Cáceres, Sevilla, Valencia, Málaga, Zaragoza, Murcia y Logroño ya estamos trabajando en la Caravana.

Es necesario que sean muchos los autobuses que acudan a traspasar las fronteras de Europa y los muros de la frustración y de silencio en una clara muestra de denuncia y solidaridad. ¡Súmate!

¿Qué vamos a exigir a los Gobiernos Europeos y al Gobierno español en Grecia?

  1. Denunciaremos las políticas económicas y comerciales basadas en la explotación, que condenan a millones de personas a la pobreza y la miseria.
  2. Exigiremos la anulación del acuerdo UE-•Turquía y la derogación del reglamento de Dublín, que vulneran la legislación previa europea de Derechos Humanos.
  3. Diremos NO A LA GUERRA Y A LA INTERVENCIÓN MILITAR. Exigiremos el fin del comercio armamentístico y la reforma de las políticas exteriores y de vecindad de la UE, para contribuir al desarrollo político y económico sostenible en los países de origen.
  4. Exigiremos un plan urgente de rescate y salvamento en todo el mar Mediterráneo para atender a la dramática situación que estamos viendo y que ya ha ocasionado la muerte de miles de personas por la inacción de los gobernantes europeos.
  5. Exigiremos vías legales y seguras, para todas las personas refugiadas y migrantes, en Grecia, en nuestra frontera y en todo el continente europeo, mediante: visados humanitarios, reasentamiento y acceso diplomático al asilo en los países de origen y tránsito. Exigiremos vías seguras para mujeres y niñas, que las protejan de la violencia sexual a la que se ven sometidas en el tránsito de sus trayectos migratorios.
  6. Diremos NO A FRONTEX y sus labores de vigilancia y represión en las fronteras y más recientemente la OTAN. Nos oponemos a toda intervención militar frente a los flujos migratorios.
  7. Exigiremos compromiso de los gobiernos europeos en la resolución de conflictos de forma pacífica, así como la suspensión de la venta de armas a países en los que se violan los Derechos Humanos, y que son la causa de esta crisis humanitaria.
  8. Exigiremos la suspensión de la firma y aplicación de acuerdos de retorno y readmisión con países que no respetan los Derechos Humanos, así como de acuerdos que supongan la externalización de fronteras.
  9. Exigiremos la suspensión inmediata de la exigencia de visado de tránsito aeroportuario a las personas de origen sirio o de cualquier otro país en conflicto, así como el cumplimiento sin fisuras por parte de todos los estados miembros de la Unión Europea de su deber de protección internacional.
  10. Pediremos a nuestras sociedades europeas el poner fin a los discursos, medidas y actitudes denigrantes, racistas y xenófobas contra las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes, garantizándoles un trato digno y justo.
  11. Demandaremos solidaridad entre los estados europeos para la acogida de las personas refugiadas que se encuentran en Grecia y en Italia. Para ello es necesario que se agilice con carácter urgente la reubicación cumpliendo con los compromisos adoptados.
  12. Exigiremos el fin inmediato de las expulsiones y las devoluciones en caliente en nuestra frontera sur, la retirada de las concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla y el cierre de los CIEs, comenzando con el cierre del Centro de Estancia Temporal de Extranjeros de Melilla (CETI). También la tramitación de las solicitudes de protección y asilo en un Centro de Recepción para trasladar rápidamente a las personas solicitantes a la península. Y continuando con la apertura de Oficinas de Protección Internacional en las fronteras de Ceuta y Melilla, con garantías de que las personas que llegan por nuestra frontera sur puedan acceder a ellas.
  13. Exigiremos la aprobación urgente del reglamento de la Ley de Asilo hasta se modifique esta ley y que se agilicen las tramitaciones de solicitudes de protección de todas las personas solicitantes, así como el compromiso de no hacer una discriminación entre peticionarios de uno u otro país, ni en el momento de aceptar solicitudes ni en el de su tramitación.
  14. Exigiremos el cumplimiento inmediato de los compromisos de reubicación y reasentamiento que el Estado español ha adquirido y que está incumpliendo manifiesta y reiteradamente de forma vergonzosa.

Queremos que vengan con derechos.

¿Cómo contactar con nosotras?

Puedes ponerte en contacto con la caravana a través de este mail: caravanagrecia@gmail.com

Síguenos en:

twitter.com/caravanagrecia

https://www.facebook.com/Caravana-a-Grecia-abriendo-fronteras- 1782156292015833/?fref=ts

Repost 1
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
20 julio 2016 3 20 /07 /julio /2016 23:00
¿Qué podemos hacer con los bancos? (V)

Tiene gracia que quien apoya los paraísos fiscales nos dé lecciones de responsabilidad fiscal. Tiene gracia que quien financia la industria armamentística nos dé lecciones de moralidad social. Tiene gracia que quien paga indemnizaciones millonarias a sus altos ejecutivos nos dé lecciones de ética empresarial. Tiene gracia que quien contribuyó a la burbuja inmobiliaria ignorando sus efectos o censurando las reflexiones críticas sobre el sistema bancario nos dé lecciones de cómo generar conocimiento. Tiene gracia que quien promueve la caridad y la filantropía (en detrimento de los derechos) nos dé lecciones de ética cívica. La desmesura, caradura y fariseísmo de la banca llega a límites insospechados

Juan Agustin Franco Martínez (Profesor en la Facultad de Empresariales y Turismo de la Universidad de Extremadura)

II. POR LA SOCIALIZACIÓN DEL SECTOR BANCARIO

 

Una vez abordadas las medidas inmediatas desarrolladas en los anteriores artículos de la serie, vamos a exponer a partir de aquí los criterios en los que nos basamos para optar por una socialización del sector bancario como solución integral de todos los problemas en este ámbito. En el Estado Español, se han producido varios procesos de gran envergadura durante los años recientes. Mientras se le facilitó a la banca privada la compra masiva de las antiguas Cajas de Ahorros (hoy día apenas sobreviven dos entidades, cuando representaban antes de la crisis la mitad del sistema financiero español), o se instó a su conversión a formatos bancarios, también se produjo un fenómeno de concentración bancaria inaudito por su intensidad y velocidad. El resultado gráfico de todo ello es que actualmente, cuatro entidades poseen más del 70% de los activos bancarios de todo el país. En los últimos años, la reestructuración del sistema bancario ha estado acompañada por procesos de reducción del crédito, cierre de sucursales y despidos de trabajadores, como si éstos hubiesen tenido la culpa de todo el desaguisado organizado por los banqueros. 

 

El crédito prestado a las familias y a las empresas no financieras ha disminuido en los últimos años pasando de 1,87 billones en 2008 a 1,31 billones en febrero de 2016. Muchas oficinas se han cerrado, pasando de 46.000 sucursales en 2008 a 31.000 en la actualidad. Un gran número de empleados han sido despedidos, lo que ha reducido el empleo en el sector de 278.000 personas en 2008 a 202.000 en la actualidad. Este proceso de reducción de costes a través de despidos y cierre de sucursales, en la actualidad, aún no ha finalizado. El fenómeno de conversión y adquisición de las Cajas de Ahorros por los bancos, cuyos problemas exigían reformas que en modo alguno se solucionaban convirtiéndolas en bancos (bancarizándolas), se hizo además a un precio irrisorio, tras un enorme lavado público de sus balances, y consiguiente socialización de pérdidas, que supuso un gran desembolso de los poderes públicos de más de 53.000 millones de euros, de los cuales 41.300 millones fueron solicitados como rescate financiero al MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad, creado a tal fin) para salvar de la bancarrota al sistema bancario español a cambio de "austeridad" y "ajustes estructurales" (eufemismos para esconder los recortes sociales practicados y el ataque a todos los sistemas de protección social) incluidos en el correspondiente Memorando de Entendimiento (ME) (¡menudo entendimiento!) de 2012. A día de hoy, las diversas instituciones implicadas han reconocido abiertamente que dicho dinero no se va a recuperar nunca. 

 

Por ejemplo, en el caso de Bankia se desembolsaron 23.500 millones de euros. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB, una nueva institución creada al efecto de gestionar los desmanes de la banca) asumió como pérdidas gran parte de su participación en Bankia. A día de hoy se pretende reprivatizar Bankia y Banca Mare Nostrum, también rescatada con dinero público, una vez han sido ya saneadas. Estas entidades, por el contrario, debieran ser los primeros ladrillos de un nuevo sistema bancario público. Este polo bancario debería aumentarse progresivamente tras un proceso de intervención pública, junto con los activos retirados a la banca privada por sanciones, incumplimientos de la nueva regulación o por mala gestión. Distintas iniciativas como Desbanka, 15MpaRato, y más recientemente el Tribunal Ciudadano de Justicia, han denunciado las violaciones, abusos y la necesidad de que Bankia permanezca pública y al servicio del bien común. Debe hacerse también especial mención a la SAREB, sociedad llamada coloquialmente "banco malo", que fue creada para limpiar los balances bancarios (en base a adquirir los "activos tóxicos" de la banca, es decir, los préstamos y valores inmobialiarios que se consideraban no se iban a poder cobrar). El 45% de la propiedad de la SAREB está en manos públicas a través del FROB. Esta sociedad adquirió casi 100.000 millones de euros de activos financieros e inmobiliarios "tóxicos" de los bancos, aproximadamente a mitad de precio y los está vendiendo muy por debajo del precio al que los adquirió a grandes fondos de inversión extranjeros (los llamados coloquialmente "Fondos Buitre"). 

 

Y así, según el mismo Presidente del FROB, el dinero no recuperado de los rescates bancarios ronda ya los 40.000 millones de euros. Nosotros entendemos que la SAREB ha de ser expropiada, con compensaciones simbólicas, de cara a construir un Parque Público de Viviendas de Alquiler Social (PPVAS), que garantice el derecho humano y constitucional a una vivienda digna a toda la ciudadanía que no lo tenga cubierto. El sistema bancario público debe regirse por un sistema de control democrático múltiple, en el que participen tanto las estructuras de gobernanza corporativa, como las instituciones democráticas de distintos niveles (Banco Central, Estado, CC.AA, y Ayuntamientos). No se trata de estatizar la banca en sí (es decir, de pasarla a propiedad estatal), sino de socializar la actividad bancaria, transformándola en radicalmente democrática y social, integrándola en una estrategia más amplia de transformación social. Nuestra propuesta es que representantes democráticamente elegidos, con capacitación técnica y debidamente asesorados, de las plantillas de trabajadores, de depositantes, de la ciudadanía en general y de los poderes públicos, habrán de participar en la gobernanza de estas entidades, y hacer seguimiento de las mismas mediante sistemas de control mutuo, rotación, mecanismos de transparencia y rendición de cuentas públicas. 

 

Pensamos que la atribución de responsabilidades ha de ser clara, para impedir intereses espúreos, creados o corporativos, alejados del bien común, y los mandatos han de ser necesariamente limitados, para impedir los nichos de corrupción, y garantizar la independencia y el buen gobierno de dichas entidades. Lo que nos ha demostrado la experiencia de estos últimos años es que no podemos dejar los bancos en las manos de los poderes económicos privados. Tienen ya demasiado poder, y quieren tener aún más, socavando la democracia y pervirtiendo la naturaleza de un verdadero Estado Social y de Derecho. Si, mediante la movilización social, sostenida pero implacable, se llegaran a poder aplicar las medidas antes mencionadas, estos poderes buscarían por todos los medios recuperar una parte del terreno perdido, multiplicando las actividades que les permitieran evadir las reglamentaciones, utilizando sus potentes medios financieros para comprar el apoyo de los legisladores y de los gobernantes, con el fin de de desregular de nuevo y de aumentar al máximo sus beneficios y su tremendo poder, sin tener en cuenta los intereses de la inmensa mayoría social, y socavando y prostituyendo aún más todos los sistemas de protección que garanticen unos niveles mínimos de equidad y justicia social. Finalizaremos en la próxima y última entrega de la serie. 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
19 julio 2016 2 19 /07 /julio /2016 23:00

Otra vez, y tristemente, nos tenemos que hacer eco de un nuevo asesinato, por parte de las criminales corporaciones transnacionales, con la complicidad de sus esbirros políticos y mediáticos, de una líder indígena hondureña, a sólo cuatro meses del terrible asesinato de Berta Cáceres, que también denunciamos en este Blog. Rescatamos a continuación el texto del comunicado de la organización ambientalista "Amigos de la Tierra", nos solidarizamos con el dolor de su familia y amigos, y volvemos a exigir el fin de la impunidad de estos atroces crímenes perpetrados por estos agentes del capitalismo:

 

La activista hondureña Lesbia Yaneth Urquía tenía 49 años cuando fue encontrada asesinada el pasado miércoles en el vertedero municipal de Marcala, en el departamento de La Paz, Honduras. Amigos de la Tierra denuncia la situación de indefensión que viven numerosos activistas en el país centroamericano y expresa su dolor por la injusticia cometida.

 

Al igual que Berta Cáceres, Lesbia formaba parte del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH,) como lideresa indígena, oponiéndose a un proyecto hidroeléctrico sobre el río Chinacla, que cruza por poblaciones de indígenas lencas del oeste de Honduras. La organización ecologista reclama el fin de la violencia y exige a la comunidad internacional tomar medidas para evitar esta barbarie que desde 2010 ha acabado con la vida de más de un centenar de activistas.

 

Según han informado las autoridades, Lesbia fue secuestrada el martes, tras salir de su casa alrededor de las 17:00h en bicicleta. Al no regresar a casa, sus familiares comenzaron su búsqueda hasta encontrarla al día siguiente sin vida. El cuerpo presentaba un trauma encéfalo craneal abierto, producido por un objeto cortante.

 

El asesinato ha sucedido tan sólo cuatro meses después de la muerte de Berta Cáceres y está de nuevo directamente ligado a la lucha por los derechos humanos y ambientales que llevaba a cabo Lesbia. En este caso, el asesinato se debe a la lucha contra el proyecto hidroeléctrico Aurora I, ya que tuvo lugar tan sólo pocos días antes de la celebración de una consulta ciudadana en el municipio de Santa Elena, justamente sobre el proyecto hidroeléctrico que el gobierno había autorizado. La consulta había sido promovida por el pueblo lenca y el Centro Hondureño para la Promoción del Desarrollo Comunitario (CEHPRODEC), por lo que todo indica que el crimen forma parte de una estrategia de intimidación a la ciudadanía y principalmente a las comunidades indígenas.

 

Se trata por tanto de otro caso que refleja la impunidad de las multinacionales en Honduras que siguen operando a su antojo, mientras cometen crímenes contra los derechos humanos y ambientales para conseguir sus objetivos.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
17 julio 2016 7 17 /07 /julio /2016 23:00
Autor: Kike Estrada

Autor: Kike Estrada

En nombre de los valores universales y los derechos fundamentales se invadió Afganistán, se creó la cárcel de Guantánamo, se lucha contra Al Qaeda, se invade Irak, se juzgan a los violadores de derechos humanos de África, pero no se persigue a los países occidentales que se benefician de esas guerras

Paula Salvo del Canto

Bien, una vez introducida más o menos la filosofía y la orientación que queremos darle al tema durante los 6 primeros artículos introductorios de la serie, vamos a dedicar esta séptima entrega a una especie de índice de todo lo que vamos a ir desarrollando a lo largo de la misma. Ya habíamos avanzado algo en el primer artículo, cuando adelantamos que habríamos de tocar muchos asuntos para intentar dar una visión integral del pacifismo, y de todos los factores y consideraciones que hemos de tener en cuenta. Ahora lo adelantaremos con un poco más de precisión. Queremos estructurar la serie en un total de ocho grandes bloques temáticos, para irlos desarrollando en secuencia, que serían los siguientes:

 

BLOQUE I. SOBRE EL TERRORISMO INTERNACIONAL.

 

En este primer bloque temático abordaremos toda la problemática del terrorismo internacional, del fundamentalismo islámico, hablaremos sobre el yihadismo, sobre Occidente y la guerra contra el terrorismo, sobre la islamofobia, sobre la financiación de grupos y partidos de ultraderecha y neonazis, y sobre el conflicto palestino-israelí, entre otros varios asuntos relacionados. 

 

BLOQUE II. SOBRE LAS FUERZAS ARMADAS.

 

En este segundo bloque tocaremos lo relativo a la nueva configuración que proponemos para las Fuerzas Armadas y los Ejércitos, su nuevo papel en sociedades democráticas y garantistas de los derechos humanos, reflexionaremos sobre las amenazas de nuestro tiempo, sobre la evolución de las mismas bajo nuestras sociedades, y sobre la necesaria migración hacia un nuevo modelo de seguridad y de defensa para el siglo XXI. 

 

BLOQUE III. SOBRE LA OTAN Y EL ANTIIMPERIALISMO.

 

En este tercer bloque trataremos a fondo el tema de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), su actual configuración, contradicciones y limitaciones, la necesidad de disolverla como organización consagrada al imperialismo norteamericano, hablaremos también sobre la escalada militarista actual, sobre las bases militares norteamericanas y su instalación en nuestro suelo, y sobre la necesidad de migrar hacia políticas de seguridad y defensa autónomas, dejando el perfil servil hacia los intereses norteamericanos. 

 

BLOQUE IV. SOBRE LA SUPERACIÓN DEL FRANQUISMO.

 

Aunque parezca que este asunto no tiene que ver en principio con el pacifismo, si rascamos un poco, veremos que tiene en efecto mucho que ver, pues las estructuras de poder franquistas pivotaban sobre la presencia de unas Fuerzas Armadas que actuaban bajo un concepto de patria proveniente de una ideología fascista y totalitaria. La superación definitiva del franquismo, el desmantelamiento de sus estructuras de poder, la renovación de las Fuerzas Armadas, la recuperación de la Memoria Histórica, y la recuperación de la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas, así como las garantías de no repetición, son absolutamente imprescindibles para un ambiente interior pacifista. El culmen de todo ello será la Tercera República. 

 

BLOQUE V. SOBRE CAPITALISMO Y DEUDA MILITAR: LA GUERRA COMO NEGOCIO. 

 

El negocio de la guerra será abordado a fondo en este quinto bloque temático, partiendo de una contextualización de la guerra como otro instrumento más al servicio del capitalismo, y extendiéndolo al mercado de la compra y venta de armas, el gasto militar de las naciones, nuestras exportaciones de armas, la insorportable deuda militar que arrastramos, las oscuras prácticas contables de los gastos militares, o la banca y su inversión en el negocio de las armas. 

 

BLOQUE VI. SOBRE LA OBJECIÓN FISCAL MILITAR.

 

Es imprescindible la concienciación popular sobre el gasto militar como un gasto opaco, ocultado por las Administraciones Públicas, y en ese sentido, la necesidad de abordar el problema bajo una perspectiva de objeción fiscal militar, como una rebelión popular ciudadana ante esta aberrante situación, que también deriva en una contribución de las empresas españolas a la financiación, construcción y exportación de armamento.

 

BLOQUE VII. SOBRE DESARME NUCLEAR.

 

En este séptimo bloque llegaremos a abordar la imperiosa necesidad de detener por todos los medios la carrera armamentista de los países, Estados y Gobiernos, el estado actual de cosas en referencia a este delirante asunto, incluso abordándolo desde una perspectiva de supervivencia humana, así como del propio planeta. 

 

BLOQUE VIII. SOBRE LA REFUNDACIÓN DE LA ONU.

 

Por último, en este bloque octavo y final abordaremos la necesidad de establecer un marco democrático internacional, un sistema de gobernanza global absolutamente democrática, mediante una refundación de las Naciones Unidas, como garantía mundial de que los preceptos pacifistas, los acuerdos, los convenios y las normas y tratados internacionales de carácter pacifista se respetan totalmente por parte del conjunto de la comunidad internacional. 

 

Pues bien, indicados ya los contenidos a abordar de forma general, a partir de la siguiente entrega comenzaremos a desarrollar ampliamente los contenidos del primer gran bloque temático. 

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
14 julio 2016 4 14 /07 /julio /2016 23:00
Autor: Ismael Muñoz

Autor: Ismael Muñoz

Continuando con el conjunto de MMSS que velan por el respeto a los Derechos Humanos, hemos de destacar también a la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura, problema que, aunque continuamente escondido, ignorado y silenciado por nuestros Gobiernos bipartidistas, continúa existiendo en nuestro país. Esta Coordinadora es una plataforma integrada por decenas de organizaciones de lucha contra la tortura y la defensa de los derechos humanos, agrupadas con el objetivo principal de velar por la aplicación y el seguimiento de los mecanismos internacionales de prevención de la tortura en el Estado Español, de manera especial el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes de las Naciones Unidas. Y así, entidades como la Asociación Apoyo, Asociación EXIL, Asociación Libre de Abogados, Asociación para la Defensa de los Derechos de la Infancia, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Centro de Asesoría y Estudios Sociales, Centro de Documentación de la Tortura, Coordinadora de Barrios, Coordinadora Estatal de Solidaridad con las Personas Presas, Federación Enlace, Grupo 17 de Marzo, Justicia y Paz, entre otras muchas, están adheridas a esta Coordinadora Estatal. 

 

Igualmente, todas las organizaciones adheridas a la Coordinadora hacen suyas las conclusiones y recomendaciones surgidas como fruto del debate de las Jornadas celebradas a nivel nacional, y se comprometen a trabajar por su aplicación total como expresión máxima de la erradicación de la tortura en el Estado Español. La Coordinadora elabora también anualmente su Informe sobre la Tortura en el Estado Español (aquí podemos descargar el último relativo al año 2015), que presenta un análisis extenso y pormenorizado de las denuncias presentadas durante el año en cuestión, con distribución por territorios, por denunciantes y por denunciados, análisis estadístico de las sentencias dictadas al respecto, así como una selección de los artículos más interesantes publicados en torno a la tortura en nuestro país. Recomendamos también la lectura de nuestro artículo en torno a la publicación del Manifiesto Contra la Tortura de junio de 2013, que resume las recomendaciones que todos los foros internacionales realizaron a nuestros gobernantes en relación a todos los asuntos de tortura, malos tratos, internamiento ilegal, respeto a las personas detenidas o incomunicadas, y otros derechos que se vulneran continuamente en nuestro país. Porque frente a todo pronóstico lógico y sensato para un país democrático, en España no solamente se cometen torturas durante las manifestaciones, en los centros de internamiento y en las dependencias policiales, sino que además son protegidas y silenciadas sistemáticamente por nuestros Gobiernos

 

En efecto, como nos cuenta en el artículo de referencia Marta Borraz desde eldiario.es, todas las organizaciones de derechos humanos aseguran que las Instituciones españolas niegan sistemáticamente el problema de los malos tratos, y no asumen las recomendaciones que realizan los organismos internacionales con competencias en este ámbito. La tortura existe en España. Es un hecho lamentable pero cierto, en un país que presume de democrático y avanzado, pero donde nunca se desmontaron las estructuras de poder procedentes de la época franquista. Y tenemos muchas pruebas al respecto. El pasado abril, nuestro deplorable Ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, pidió al Poder Judicial que actuara contra un juez de la Audiencia Nacional porque admitió que "la tortura se ha producido de manera clara". Los hechos y los datos cantan por sí mismos: entre los años 2004 y 2014, la Coordinadora ha recogido y documentado 7.500 casos de personas que han denunciado ser víctimas de maltrato policial. La última reprimenda internacional la situamos a comienzos del pasado junio, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó a España por no investigar suficientemente las denuncias de torturas interpuestas por un denunciante detenido por la Guardia Civil en 2011. 

 

¿Es un caso aislado? No. Se trata de la sexta condena de este tipo a nuestro país desde el año 2010, y la octava desde que suscribió el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Y a pesar de todo, la respuesta sistemática de todos los Gobiernos de nuestra etapa "democrática" es negar rotundamente la práctica de la tortura en nuestro país. Absolutamente vergonzante y bochornoso. Sólo en 2015, 232 personas denunciaron haber sufrido torturas y malos tratos en nuestro país. Y lógicamente, ante esta falta de responsabilidad y de respuesta institucional, y ante este escandaloso silencio, son las organizaciones y movimientos de la sociedad civil los que tienen que ocuparse del asunto, y denunciar la existencia de tortura y malos tratos. Recientemente, el trabajo documental catalán "Ciutat Morta" (cuyos autores fueron premiados por las propias instituciones catalanas) puso sobre la mesa la realidad de los excesos policiales llevados a cabo contra personas detenidas, denunciando valientemente cómo varios de los detenidos en el Caso 4F interpusieron denuncias de tortura durante el interrogatorio en Comisaría contra algunos de los policías, que fueron archivadas por la jueza. Años más tarde, dos de esos mismos agentes fueron condenados por otro caso de torturas. En esta ocasión, la víctima era un ciudadano de Trinidad y Tobago al que, según el juez, los policías vejaron, golperon, humillaron, le apagaron un cigarrillo en el hombro, le restregaron una fregona por la cara y le amenazaron con una pistola. Contemplando estos casos, parece que no haya pasado mucho tiempo desde el famoso "Crimen de Cuenca" de comienzos del siglo pasado, que fue llevado al cine con gran éxito por Pilar Miró. 

 

El tupido velo lo pone la escandalosa falta de voluntad política para acabar con estos aberrantes casos en España, y en este sentido, Amnistía Internacional ha lamentado que "la falta de investigaciones adecuadas fomenta un clima de impunidad" en torno a este asunto, y lleva años mostrando su preocupación por innumerables casos de tortura infligidos por funcionarios en el cumplimiento de su deber. Los organismos de la Unión Europea, así como los de ámbito internacional, han recomendado a las autoridades españolas la adopción de una serie de medidas, tales como la abolición del régimen de incomunicación o la instalación de videocámaras para grabar en todas las dependencias policiales, medidas que han sido hasta ahora ignoradas por nuestros gobernantes. Igualmente, se echa en falta la implementación de todas las medidas instadas por el Protocolo de Estambul, un conjunto de reglas para documentar la tortura y sus consecuencias, adoptado por la ONU en el año 2000. Recientemente, el caso más mediático ha sido el de Esther Quintana, al que la policía catalana le reventó un ojo por el disparo de una pelota de goma. El juez terminó por absolver a los agentes implicados, ante la falta de pruebas definitivas que los inculparan. El Comité Contra la Tortura informa que, entre los años 2009 a 2012, se iniciaron procedimientos penales contra 4.200 funcionarios acusados de torturas, de los cuales sólo 29 acabaron condenados. La última mala noticia al respecto ha sido la luz verde a los Mossos d'Escuadra por parte del Parlament catalán para utilizar pistolas eléctricas (las famosas Pistolas Taser), a sabiendas de que son armas que pueden provocar graves riesgos contra las personas, y de las recomendaciones en contra del Comité contra la Tortura de la ONU y del Consejo de Europa. Vamos por un camino muy peligroso. Continuaremos en siguientes entregas.

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo
13 julio 2016 3 13 /07 /julio /2016 23:00
Autor: Josetxo Ezcurra

Autor: Josetxo Ezcurra

Ningún presidente ha hecho más que yo por los derechos humanos

George W. Bush, The New Yorker, 19 de enero de 2004

Nunca olviden por un segundo que Estados Unidos es el país más rico en la historia del mundo, pero casi todos los ingresos van al 1 por ciento de quienes están más arriba

Bernie Sanders (Candidato Demócrata Socialista a la Presidencia de EE.UU.)

Es curioso contemplar cómo el tan manido argumento de la "democracia" y de los "derechos humanos" es utilizado e instrumentalizado por Estados Unidos, al esgrimirlo como pretexto tanto en acciones individuales como en foros colectivos (léase la ONU) como coartada de sus múltiples fechorías. A ello contribuyen, como no podía ser de otra forma, ese cuarto poder en la sombra que son los medios de comunicación, y que nos presentan como una "democracia avanzada" al gigante norteamericano, así como si fuera un inocente país preocupado por la justicia global, cuando, sólo en el año 2015, ha enviado tropas de élite a 135 países, ha asesinado a miles de civiles inocentes mediante drones, y sigue manteniendo cientos de bases militares por prácticamente todo el mundo. Esta es la rápida fotografía de ese país "adalid de los derechos humanos", sin contar las hostilidades a terceros países que no siguen sus dictados (como los de su "patio trasero" latinoamericano), el criminal bloqueo económico hacia Cuba (que dura ya más de medio siglo), la práctica del espionaje global que realiza a dirigentes mundiales, o el permanente estado de guerra interior que despliega, con las matanzas indiscriminadas (gracias a su permisiva política en cuanto a la posesión privada de armas de fuego) o el asesinato sistemático de afromericanos  por parte de la policía. 

 

En realidad, lo que Estados Unidos practica es una actitud totalitaria con respecto a este asunto de los Derechos Humanos, porque no sólo es el principal violador de los mismos, sino que únicamente los utiliza como argumento ante los países que no se pliegan a sus designios, callando cuando se trata de países aliados. ¿Es ciertamente USA un ejemplo a imitar? ¿Puede presumir de algo en cuanto a derechos humanos se refiere? ¿Es en verdad una democracia avanzada? El cinismo de los gobernantes norteamericanos llega a extremos intolerables, cuando se permiten dar lecciones a terceros países en esta cuestión, cuanto tanto tienen aún que aprender en relación a este tema. Estados Unidos recrimina a Venezuela la existencia en su país de presos políticos, como si ellos no tuvieran una larga lista de personas encarceladas simplemente porque no piensan como su Gobierno. Los lectores interesados pueden consultarla en este artículo. Pero no acaban aquí las contradicciones y falacias estadounidenses con respecto a este tema. De entrada, Estados Unidos no ha firmado jamás los principales Convenios Internacionales de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), en relación a la presencia de sindicatos y a la legitimidad de la negociación colectiva, entre otros muchos asuntos laborales, lo cual explica que las grandes empresas transnacionales norteamericanas sean también las más explotadoras de sus trabajadores. 

 

Pero aún hay más. Tampoco ha suscrito los grandes Convenios Internaciones en relación con la tortura, y la prohibición de los tratos vejatorios, inhumanos o degradantes. ¿Es ése el modelo de país fuente y caudal para el respeto a los derechos humanos? ¿Es éste el "sancta sanctorum" de los derechos humanos en el mundo? ¿Cómo se puede tener tanta desfachatez a escala global, y sobre todo, cómo es posible que el resto de países no pongan a Estados Unidos en el lugar que de verdad le corresponde? La falacia es absoluta, total, y únicamente puede explicarse por la inmensa influencia del pensamiento dominante, que siempre ha considerado a USA como la meca de la civilización y de la democracia, cuando realmente, en lo único que son campeones es en la violación de los derechos humanos. Pero sigamos. Estados Unidos tampoco ha firmado los estándares bancarios internacionales, y además se ha convertido en la mejor opción para trasladar las cuentas bancarias de los más ricos, ya que Nevada, Wyoming y Dakota del Sur son buenos exponentes de los nuevos paraísos fiscales globales. Por su parte, la tasa de suicidios se ha disparado a su nivel más alto en tres décadas (ha subido un 24%). Las desigualdades son absolutamente sangrantes, y las guerras continúan sin cesar, instaladas y normalizadas en el imaginario colectivo estadounidense. 

 

Hispanos, negros y latinos (los más débiles y machacados por la propia sociedad norteamericana), migrantes en general, son tratados como conejillos de indias y como chivos expiatorios de casi todo (crimen, economía, terrorismo...), continúan negando el cambio climático en una gran parte de la élite política, y su sistema electoral se ha convertido en una fantochada donde no puedes llegar a ninguna candidatura si no eres avalado por unos cuantos multimillonarios o por algún "think tank" o centro de pensamiento. Producto de todo este engendro de sociedad, "líder mundial de los derechos humanos y de la democracia" (al decir de muchos ignorantes) son los propios candidatos presidenciales, la consumada guerrerista Hillary Clinton, y el despótico magnate, insolente y racista Donald Trump. El grado de escandalización de la sociedad del "sueño americano" ha caído bajo mínimos, ya que a la vez que están informando en los medios de comunicación sobre cómo ha aumentado el hambre entre los menores de edad, o cómo se ha envenenado a miles de niños pobres en varias ciudades del país con plomo en el agua potable, se publica también que dentro de hoteles, barcos, edificios u hospitales, existen secciones exclusivas y casi secretas, de super lujo, reservadas para los más ricos. Es el espejo de una sociedad putrefacta. 

 

¿Y la libertad de prensa y de información? ¿Existe de verdad en Estados Unidos? ¿O no es tampoco un derecho humano para ellos? Ahí tenemos los casos de la persecución a Julian Assange, o a Edward Snowden, dos brillantes ciudadanos, que han conseguido sacar a la luz una gran parte de la mierda que se cuece en el interior de las Instituciones norteamericanas. Assange lleva casi cinco años en la Embajada de Ecuador en Londres, y Snowden se sospecha que en Moscú. Repudiados por el propio gobierno estadounidense, sin haber cometido más "delito" que el mostrar al conjunto de la ciudadanía el juego sucio, las conspiraciones, o el espionaje de las Agencias norteamericanas. Y aunque se afirma a bombo y platillo que esta libertad de prensa es un derecho sagrado y garantizado por la Constitución, resulta que Estados Unidos ocupa el puesto número 41 en la lista elaborada anualmente por la ONG Reporteros Sin Fronteras, y ello es debido a las medidas y represalias que se toman contra los periodistas que escriben sobre los poderes y actividades secretas del Gobierno y sus Agencias. ¿A qué "Derechos Humanos" se refiere pues Estados Unidos cuando los proclama a los cuatro vientos, y acusa a terceros países de no cumplirlos? La gran falacia consiste en que ellos, haciendo gala de su supina ignorancia, y de su más triste arrogancia, engloban bajo el epígrafe "Derechos Humanos" únicamente lo que tiene que ver con la instalación de un sistema político y económico como el suyo. 

 

Es decir, para USA los Derechos Humanos consisten únicamente en implementar un salvaje capitalismo neoliberal como sistema económico, y un limitado sistema bipartidista que se turnan en alternancia (que no en alternativa) como sistema democrático. Y su mensaje está claro hacia los terceros países: "Si tienes esto, respetas los Derechos Humanos. Si no lo tienes, no los respetas". Así de claro. Después, da igual si vives en una cloaca, si eres explotado por una multinacional, si eres deportado por un cínico e injusto Gobierno, si no tienes derecho a una sanidad universal, pública y gratuita, si te mata un fanático policía porque eres negro, o si eres víctima de una matanza colectiva por parte de un perturbado al que le vendieron un rifle AR-15 en cualquier tienda de armas, como quien le vende una coca-cola o un chicle. No existe país más irracional, estúpido y arrogante que quien, desde su declarada incompetencia para respetar mínimamente los Derechos Humanos (los de verdad, los declarados en 1948), intenta además imponer su oscura, limitada y torpe visión a los demás. Y lo más grave de todo es que mientras no exista un auténtico sistema de gobernanza democrática mundial que oblique a todos los países a una visión garantista de todos los Derechos Humanos, y ponga a los norteamericanos en su sitio, continuaremos con toda esta absurda retórica. 

 

Tomemos el ya clásico ejemplo cubano, y enfrentémoslo con el también conocido caso israelí. Desde hace décadas, Washington está financiando y apoyando (incluso desde una postura fanática) la destrucción israelí de Palestina, desviando miles de millones de dólares para armamento de Israel, y justificando absolutamente todos sus crímenes contra la población palestina. ¿Es que el genocidio palestino es ahora un espejo donde mirarse para respetar los Derechos Humanos? ¿Por qué Estados Unidos no le hace también un llamamiento al respeto de tales derechos a su socio israelí? No cabe mayor hipocresía ni mayor cinismo. Por otra parte, Cuba considera, desde su grandiosa y magnífica Revolución, que los derechos económicos y sociales son tan importantes como los derechos civiles y políticos. Así, para el Gobierno cubano es imprescindible que todos los ciudadanos, cualquiera que sea su origen étnico, geográfico o social, tengan acceso universal a la educación, a la salud, a la cultura, al ocio y a la seguridad, sin ninguna discriminación. Evidentemente, la sociedad estadounidense está muy lejos de ofrecer todas estas garantías al conjunto de su ciudadanía, ya que cerca de 50 millones de personas no tienen acceso a una protección social digna de ese nombre. Las minorías de esa "gran potencia"  sufren desempleo, precariedad y desigualdad, y son las principales víctimas de la violencia que cometen las fuerzas del orden público. La redistribución de la riqueza es casi inexistente, algo absolutamente primordial para garantizar que todas las personas puedan vivir con dignidad. Bueno, pues a pesar de toda esta evidencia comparativa, aún los estadounidenses (y en especial sus dirigentes políticos) continúan creyendo que es Cuba quien viola los Derechos Humanos. ¡Dime de qué presumes y te diré de qué careces!

Repost 0
Published by Rafael Silva - en Política
Comenta este artículo

Presentación

  • : Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • Actualidad Política y Cultural - Blog de Rafael Silva
  • : Blog de Rafael Silva. Presenta artículos de opinión basados en la actualidad política, cultural y social.
  • Contacto

Búsqueda

Categorías